La Consulta Femenina del Pontificio Consejo de Cultura defiende “un papel más fuerte” para las mujeres en la Iglesia


Miembros de la Consulta Femenina del Pontificio Consejo de la Cultura

Agencias

Pronto puede haber un comité asesor de mujeres en la Iglesia valenciana

Consuelo Corradi: “Es importante que las mujeres tengan un espacio donde se las escuche”

Cameron Doody, 24 de junio de 2017 a las 12:42

No es imitando los modelos masculinos que las mujeres se forjen un sitio para sí mismas. Eso sería un error

Mujeres en la Iglesia/>

Mujeres en la Iglesia

Mujeres en la Iglesia/>

Mujeres en la Iglesia

(Cameron Doody).- “La Iglesia debe imaginar qué papeles quieren tener las mujeres escuchándolas. Las mujeres queremos tener un papel más fuerte y más digno”. De esta forma defiende Consuelo Corradi, coordinadora de la “Consulta Femenina” establecida en 2015 dentro del Pontificio Consejo de la Cultura, que para que ellas se sientan realmente parte del pueblo de Dios, “la Iglesia global tiene que entablar un diálogo continuado con las mujeres”.

En una conversación con Crux, Corradi -la también vicerrectora de investigación y relaciones internacionales en la Universidad LUMSA de Roma- sostiene que “es importante que dentro de la Iglesia las mujeres tengan un espacio donde se las escuche”. De ahí, explica, la creación de este comité asesor lleno de voces femeninas de la que la académica está a cargo, que se ocupa de ofrecer recomendaciones y sugerencias, siempre desde el punto de vista de ellas, en cuanto a los asuntos que estén encima de la mesa en el departamento del cardenal Gianfranco Ravasi.

Pero que haya solo una junta consultiva de este tipo en el Vaticano que solo proponga recomendaciones y sugerencias no le parece suficiente a Corradi. Tampoco que la comisión del Consejo de la Cultura solo la compongan mujeres que ya residen en Roma, si bien es cierto que éstas proceden de diferentes países y diferentes profesiones. “La esperanza es extender (la iniciativa) a muchos otros sitios”, afirma Corradi, de modo que la Iglesia cuente con “muchos más consejos femeninos alrededor del mundo”.

Según afirma la coordinadora de la Consulta Femenina, una de las iglesias locales que puede pronto contar con un comité asesor de mujeres es española, y en concreto, la archidiócesis que lidera el cardenal Antonio Cañizares. En la última plenaria del organismo del Consejo de Cultura, dice Corradi, cuatro mujeres de la iglesia de Valencia anunciaron su intención de crear una junta asesora a nivel local.

“Propiciamos una pequeña descarga eléctrica y mostramos que es posible”, profundiza Corradi acerca de la iniciativa de las valencianas. “No es cuestión de dinero u organización. Es un grupo relativamente informal; con solo un poco de voluntad se puede hacer. Si pudiéramos tener un millar (de consejos) en el mundo para el fin de 2017, ¡sería estupendo!”. “Si es posible, ¿por qué no hacerlo?”, se pregunta, de modo retórico.

Cuestiones de organización ya aparte, Corradi aclara que el propósito de consejos asesores femeninos en la Iglesia como el suyo es el de trabajar para que las mujeres “tengan una situación de dignidad igual a la de los hombres”. Pero no, enfatiza, simplemente copiando las plantillas de participación en la Iglesia que ya han trazado los hombres, sino a su vez imaginando espacios diferentes y auténticamente femeninos.

“No es imitando los modelos masculinos que las mujeres se forjen un sitio para sí mismas. Eso sería un error”, defiende Corradi. Como lo sería, por ejemplo, afirmar que la única forma en la que las mujeres puedan participar más en la Iglesia es ordenándose presbíteras.

“Si reducimos (la participación de las mujeres) a la cuestión de mujeres sacerdotes, es una respuesta muy masculina, pero no es la correcta”, argumenta la académica, añadiendo que un paso concreto que se puede hacer desde ya es incorporar a mujeres en el propio Consejo de Cultura además de en su consejo consultor.

Una perspectiva muy importante, entonces -la de Corradi- que podría por fin romper el círculo vicioso del machismo en la Iglesia.

“Queremos ser presentes. Bien”, afirma la académica. “Pero, ¿qué es lo que queremos hacer que es diferente a lo que hacen los hombres? ¿Cuál es el lenguaje, diferente al de los hombres, que queremos elaborar? ¿Cuáles son los diferentes objetivos, los diferentes estilos de trabajo? ¿Queremos estar simplemente por estar?”. Incógnitas todas que las mujeres irán considerando, recuerda la italiana, a lo largo de este 2017, año en que tienen planeadas conferencias sobre temas tales como las mujeres y la conciliación familia-trabajo o la violencia de género.

Mientras tanto, recuerda Corradi, los fieles varones tenemos mucho trabajo por delante. “El mundo está compuesto por hombres y mujeres”, dice, y “el trabajo de la Iglesia es el de reconocer esto en sí misma”.

 

http://www.periodistadigital.com/religion/vaticano/2017/06/24/religion-iglesia-vaticano-la-consulta-femenina-del-pontificio-consejo-de-cultura-defiende-un-papel-mas-fuerte-para-las-mujeres-en-la-iglesia.shtml

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: