¿La Biblia por encima de la Constitución?


  • +

     | 2017/06/29 08:27

    Eso es contrario a ciertos principios bíblicos según algunos pastores ‘cristianos’, para quienes la mujer no es igual al hombre y defienden el principio bíblico, tal como lo entienden, por encima de la Constitución y de la ley

Vivimos tiempos confusos. En el municipio de Yopal la alcaldesa dicta el decreto 036 de junio 9 “Por el cual se hace entrega simbólica del municipio de Yopal al Señor Jesucristo”. Menos mal que no fue a John Calzones. Se le hace al Señor “entrega simbólica de las llaves”… y le dan la bienvenida “al hogar que nos dio como casa, para que habite en ella por siempre y hasta el fin de los siglos amén”.

En los considerandos adopta la teoría teocrática del poder: “Que todo gobernante instituido por la voluntad de DIOS… (Mateo 6:33)”.

La Constitución no está de acuerdo pero quizás a la alcaldesa no le importe. Esta consagra la teoría democrática sobre el origen del poder, y hereje como es, dice que es del pueblo del que emana el poder público.

Pero dice más cosas heréticas en sus artículos 1 y 19: Establece la separación de las Iglesias y del Estado, Iglesias libres en un Estado libre, el pluralismo democrático, el Estado laico, protege por igual a todas las creencias religiosas y aun a quienes no las tienen y garantiza la libertad de cultos de suerte que cada cual pueda adorar a su Dios pacíficamente sin que pueda ser objeto de represalia alguna lo mismo si se trata de Jesucristo y la Santísima Trinidad, que de Alá, y Mahoma su profeta, de los dioses chibchas, o koguis, o wayúus, o judíos, o del Sol, o de la Luna, o de Júpiter, Atenea , o Venus, etcétera.

Y la Corte Constitucional, pagana como es, acolita todas estas cosas. Dice:

“En definitiva, el Estado no puede 1) establecer una religión o Iglesia oficial; 2) identificarse formal y explícitamente con una Iglesia o religión; 3) realizar actos oficiales de adhesión, así sean simbólicos, a una creencia, religión o Iglesia; 4) tomar decisiones o medidas que tengan una finalidad religiosa, mucho menos si ella constituye la expresión de una preferencia por alguna iglesia o confesión; 5) adoptar políticas o desarrollar acciones cuyo impacto primordial real sea promover, beneficiar o perjudicar a una religión o iglesia en particular frente a otras igualmente libres ante la ley. Para adoptar normas que autoricen la financiación pública de bienes o manifestaciones asociadas al hecho religioso; 6) la medida debe tener una justificación secular importante, verificable, consistente y suficiente y 7) debe ser susceptible de conferirse a otros credos, en igualdad de condiciones”. (Sentencia C-567/16).

De acuerdo con lo anterior la alcaldesa ha violado la Constitución que ella juró cumplir y hacer cumplir porque se identifica con una religión a la cual hace actos oficiales de adhesión y su decreto tiene una explícita finalidad religiosa, Ella prefiere la Iglesia de Cristo a cualquiera otra. Es su derecho como persona pero no como servidora pública pues está obligada a tratar a todas las Iglesias por igual.

Pero no es solo la alcaldesa de Yopal la que pretende que su fidelidad es con la Biblia antes que con la Constitución. También lo hacen la mayoría de los pastores cristianos o evangélicos. Estos espíritus que se han quedado en la Edad Media quieren rivalizar en esto con el Islam, para quienes su biblia, el Corán, es su ley suprema. En la cultura de Occidente la ley suprema es la Constitución.

Veamos. La paz firmada con las Farc parte del principio constitucional que le otorga los mismos derechos a hombres y mujeres y elimina todo tipo de discriminación negativa contra ellas. Por cuenta de la Constitución las mujeres son tan libres, en materia de pensamiento, de conciencia, de cultos, de movimiento y de acción, como los hombres. Y tienen sus mismos derechos en todos los ámbitos humanos, económicos o sociales.

En los acuerdos que concretan la paz con las Farc se adquiere el compromiso de promover “la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres mediante la adopción de medidas específicas para garantizar que mujeres y hombres participen y se beneficien en pie de igualdad de la implementación de este acuerdo”. Esta circunstancia se ha visto reflejada en el decreto sobre Reforma Rural Integral que ha dictado el Gobierno. También en el proyecto que sobre el mismo tema ha presentado a consideración del Congreso.

La igualdad de derechos entre hombres y mujeres es atacada por los pastores cristianos simpatizantes del Centro Democrático. No de manera frontal porque ello no sería políticamente rentable. Se hace invocando una supuesta ideología de género que estaría en dichos acuerdos. Cualquiera puede leerlos y releerlos y no encontrará en ninguna parte la más mínima alusión al postulado según el cual “no se nace hombre o mujer, sino que se llega a serlo”, que supuestamente es la esencia de la dicha ideología.

Como ya hemos visto, lo que sí aparece es la igualdad de trato para hombres y mujeres. Eso es contrario a ciertos principios bíblicos según algunos pastores ‘cristianos’, para quienes la mujer no es igual al hombre y defienden el principio bíblico, tal como lo entienden, por encima de la Constitución y de la ley. Me refiero a principios bíblicos como los siguientes:

“Pero quiero que sepáis que Cristo es la cabeza de todo varón, y el varón es la cabeza de la mujer”… (1 Cor 11:3) (Negrillas, mías)

“Así como la Iglesia se somete a Cristo, también las esposas deben someterse a sus esposos en todo”. (Efesio5:24) (Negrillas, mías)

En la misma línea de pensamiento hay que ubicar al exprocurador, doctor Alejandro Ordóñez. Me valgo para sustentarlo de la sentencia T-627/12 de la Corte Constitucional que declara que él falta a la verdad, y además, que es un violador de los derechos de las mujeres. Dice la corte:

“El procurador general transgredió uno de los límites que esta corte ha impuesto al ejercicio de su poder-deber de comunicación con la ciudadanía, que es la veracidad de la información”. Se refiere a un comunicado de la Procuraduría según el cual ‘la píldora del día después’ es abortiva.

“Si bien esta falta de veracidad no vulneró el derecho de las peticionarias a ser informadas de manera veraz sobre sus derechos reproductivos por las razones ya anotadas, sí violó el derecho fundamental de la ciudadanía –en la que están incluidas las peticionarias- a recibir información o a ser informadas de manera veraz sobre un asunto de interés público, derecho que se encuentra protegido por el artículo 20 de la Constitución, según la jurisprudencia constitucional arriba resumida”.

“Sigue siendo cierto que el comunicado de prensa emitió información falsa acerca del contenido de la orden”.

“La Sala estima que la posición oficial de la PGN sobre los efectos de la solicitud de nulidad frente al cumplimiento de la sentencia T-388 de 2009, manifestada a través de los pronunciamientos de la procuradora delegada Hoyos Castañeda, desconoció el derecho fundamental de las mujeres –incluidas las peticionarias– a la información en materia reproductiva”…

Desde luego, todas estas mentiras e irrespeto a los derechos de las mujeres tienen origen en las citas bíblicas que he mencionado y en su interpretación lefebvrista de la Biblia.

No hay duda, debemos prepararnos para la defensa de la Constitución a la cual le llueven embates desde diferentes procedencias.

*Constituyente 91
Junio 29 de 2017

http://www.semana.com/opinion/articulo/argumentos-biblicos-de-los-cristianos-en-contra-de-la-igualdad-de-genero/530341

 Obispo de Nueva York testifica Víctimas de sacerdotes depredadores son también ‘Culpables’


  • Fuente: YouTube
 por

“Estoy pensando, Dios mío, yo era un niño de 10 años de edad, ¿cómo podría tener cualquier culpabilidad cuando un hombre de 40 años de edad, me está violando?” – Charles Bailey, sobreviviente del abuso

Francisco está llegando a Filadelfia la próxima semana, y un grupo de supervivientes que fueron abusados por sacerdotes católicos hacen plan para presentar con una petición para remover Siracusa Obispo Robert Cunninghamde su posición, después de que salió a la luz que el obispo testificó en un caso de abuso que, a los ojos de la Iglesia, los niños que fueron abusados son también la culpa.

Obispo Cunningham hizo la declaración bajo juramento, durante una exposición de 2011 durante una demanda federal presentada por un hombre que acusó a un sacerdote en la diócesis del obispo Cunningham de él haber abusado sexualmente cuando era niño.

El abogado que representa a la víctima le pidió al Obispo Cunningham si, a los ojos de la iglesia, un niño abusado por un sacerdote ha cometido un pecado. Obispo Cunningham respondió:

“El niño es culpable.”

Charles Bailey y Kevin Braney, sobrevivientes de abuso sexual del cura, están planeando una petición en línea que presentarán a Francisco, pidiendo que el obispo Cunningham eliminado. Sr. Bailey  dijo Syracuse.com  que no estaba sorprendido por el testimonio del obispo Cunningham:

“(Bishop) Moynihan dijo que el derecho a la cara – ‘La edad de la razón es de 7, así que si estás al menos 7 eres culpable de sus acciones.’ Ese tipo de solado mí “.

Obispo Cunningham ha sido desesperadamente tratando de caminar de regreso a su testimonio desde que se hizo público a principios de este mes – todo momento inoportuno con el Papa en el camino. A principios de esta semana, un portavoz de la diócesis defendió Obispo Cunningham, diciendo que el obispo cree que ningún niño es responsable de haber sufrido abusos sexuales y que es “injusto utilizar el depósito para caracterizar su posición de otra manera.”

Por desgracia, más allá de la observación “culpable”, otras declaraciones Obispo Cunningham hizo en la deposición no ayudan a pintar él como favorable a las víctimas de sacerdotes depredadores. Por ejemplo, el obispo Cunningham dijo que es imposible para él saber cuánto culpa cargaba la víctima.

“Bueno, es decir, sin conocer las circunstancias por completo, hice el niño animar, ir junto con (es) de alguna manera?” preguntó Cunningham.

El abogado pidió Cunningham si podía imaginar ninguna circunstancia en la que un niño de 14 ó 15 años de edad, podría ser responsable, con los ojos de la iglesia cuando un sacerdote le pide a tener relaciones sexuales.

“Obviamente, lo que el cura hizo estuvo mal”, dijo Cunningham. “Me estás preguntando si el joven tenía ninguna culpabilidad, y no se puede juzgar eso.”

bishop_cunningham.pngHabía en la Iglesia Católica que han condenado la filosofía del obispo Cunningham que cualquier niño de más edad de siete años – la “edad de la razón” – tiene alguna responsabilidad por cualquier encuentro sexual.

“Eso es tan absurdo”, dijo Richard Sipe, un sacerdote católico que ha escrito extensamente sobre la “sexualidad” en la Iglesia Católica. “Es como decir que un niño que ha golpeado es responsable de los golpes. Es prehistóricos.”

“La Iglesia católica sostiene que la edad de la razón es de 7 años de edad, pero que pertenece a decidir qué entre el bien y el mal. Cuando un sacerdote le dice a un niño que tener relaciones sexuales con él es correcta, el niño no debe ser considerada responsable.”

Patrick Wall, que ha declarado como testigo experto en los procesos penales de sacerdotes católicos acusados ​​de abuso sexual, llamado el testimonio del obispo Cunningham “absurda”.

“No hay manera, ya sea en la ley o en la teología moral o en el derecho canónico, que el obispo Cunningham está entrenado en”, dijo Wall “que un niño puede dar su consentimiento para que el crimen”.

Junto con sus propias palabras de la deposición de 2011, los sobrevivientes planean quejarse a Francisco sobre  la negativa del obispo Cunningham  dar a conocer públicamente los nombres de los sacerdotes contra los que la diócesis ha encontrado acusaciones creíbles de abuso de menores. Los sobrevivientes dicen que lo harán también presentan evidencias de que los sacerdotes de otras diócesis con acusaciones de abuso a menores en contra de ellos han sido enviados a una casa de retiro para los sacerdotes en Syracuse.

El Director de la Red de Sobrevivientes de los Abusados ​​por Sacerdotes, David Clohessy, emitió un comunicado denunciando el punto de vista del obispo Cunningham:

“Culpar a una víctima de la violencia sexual en la infancia para su trauma es una de las cosas más inhumanas que puedo imaginar una persona diciendo, especialmente un hombre bien educado como un obispo”, dijo Clohessy. “Es importante recordar que unas declaraciones de deposición son lo contrario de los comentarios fuera de mano. Cunningham eligió cuidadosamente sus palabras. Eso hace que su insensibilidad aún más alarmante.”

 

Fotos de Bishop Cunningham son de YouTube

Obispo Cunningham Deposición Extracto 2011 por Ruben Johnson

https://www.scribd.com/embeds/280563719/content?start_page=1&view_mode=scroll&access_key=key-Sw4RmcCwtqKTe3nqvw5b&show_recommendations=true

El cardenal Pell, jefe de finanzas del Vaticano, acusado por las acusaciones históricas de abuso sexual


El cardenal australiano George Pell llega para entregar una declaración en la oficina de prensa del Vaticano el 29 de junio Hablando después que las autoridades australianas presentaron cargos de abuso sexual contra él, el cardenal negó todos los cargos y dijo a la prensa que espera tener la oportunidad de defenderse ante un tribunal. (CNS / Paul Haring)
 |  
CIUDAD DEL VATICANO

La policía australiana anunció el jueves que están llevando a cabo los cargos contra el cardenal George Pell por acusaciones de abuso sexual histórica contra menores de edad, con lo que el sexual crisis del abuso de décadas clero directamente al Vaticano por primera vez y poniendo presión sobre Francisco para expulsar a uno de sus más cercanos asesores.

“La policía ha cargado el cardenal George Pell de delitos de agresión sexual históricos”, Comisionado Adjunto Shane Patton del estado australiano de Victoria anunció. “El cardenal Pell ha sido acusado de citación y que está obligado a presentarse en la Corte de Magistrados de Melbourne el 18 de julio de este año para una audiencia de presentación.”

“El cardenal Pell se enfrenta a múltiples cargos en relación con [sic] delitos sexuales históricos y hay múltiples autores relacionados con esos cargos”, continuó Patton.

En una declaración a periodistas en la oficina de prensa del Vaticano la madrugada del jueves, Pell dijo Francisco le había concedido una licencia de su papel como prefecto de la Secretaría de Economía para volver a Australia y responder a los cargos en su contra.

“Estoy deseando que llegue finalmente a tener mi día en la corte”, dijo Pell. “Soy inocente de estos cargos. Ellos son falsas. La idea del abuso sexual es detestable para mí.”

El cardenal dijo que estaba “muy agradecido” a Francisco para la concesión de que se vaya y que no ve los cargos como “una oportunidad para limpiar mi nombre y volver aquí de nuevo a Roma para trabajar.” Pell no aceptó preguntas después de leer su declaración.

La decisión de la policía trae clero crisis de abusos sexuales durante décadas directamente al Vaticano por primera vez. Mientras que los sobrevivientes de abuso y defensores de largo han dicho comando central de la iglesia no ha respondido eficazmente a la crisis, esta es la primera vez que un funcionario del Vaticano ha sido acusado por las autoridades.


Relacionado: Marie Collins: permiso del cardenal Pell del servicio del Vaticano llega ‘demasiado tarde’ (29 de junio 2017)


Los cargos también marcan una tapa impresionante al ilustre carrera de Pell. El cardenal, de 76 años, ha sido durante mucho tiempo el más alto prelado católico australiano clasificación, lo que lleva tanto las archidiócesis de Melbourne y Sydney antes de ser llamado a Roma por Francisco en 2014 para servir como número de tres oficial del Vaticano.

Pell También es miembro de Consejo de nueve miembros del Papa de cardenales, que asesora al pontífice en la reforma de la burocracia del Vaticano.

P. Dominicana Thomas Doyle, un experto en la respuesta de la Iglesia a los abusos sexuales del clero, dijo que era apropiado que Pell tomar un permiso de ausencia mientras la policía persiguen los cargos en su contra. *

Doyle también dijo a NCR en una entrevista que la disposición de la policía de Victoria a presentar cargos contra el cardenal muestra que las fuerzas del orden de todo el mundo ya no están dando deferencia a la iglesia cuando se trata de abusar de las alegaciones.

“Gran parte de la deferencia y la protección que la Santa Sede ha contado y se da por sentado durante tanto tiempo está erosionando seriamente”, dijo el cura. “Las defensas que la Santa Sede podría contar ahora están en una situación precaria.”

Doyle dijo que también pensaba que el Papa debería “empezar a pensar seriamente” sobre el envío de Pell a una investigación canónica sobre las alegaciones.

El portavoz del Vaticano Greg Burke emitió un comunicado diciendo 29 de de junio de la ciudad-estado “se ha enterado con pesar la noticia de los cargos presentados en Australia contra el cardenal George Pell para las acciones de décadas de antigüedad que se han atribuido a él.”

“El Santo Padre, después de haber sido informado por el cardenal Pell, ha concedido al cardenal una licencia para que pueda defenderse”, dijo Burke. “Durante la ausencia del prefecto, la Secretaría de Economía seguirá para llevar a cabo sus tareas institucionales.”

Mientras que el portavoz dijo que el Vaticano “expresa su respeto” por el sistema de justicia de Australia, también dijo que “es importante recordar que el cardenal Pell ha condenado abiertamente y en varias ocasiones como inmoral e intolerable los actos de abuso cometido contra menores de edad.”

La policía de Victoria no detallaron las acusaciones que les llevaron a presentar cargos contra Pell.

“Ninguna de las acusaciones que se han hecho contra el cardenal Pell, obviamente, han sido probados en cualquier corte, sin embargo,” la declaración policial dijo el 29 de junio “cardenal Pell, al igual que cualquier otro acusado, tiene derecho a un debido proceso y así, por lo tanto, es importante que se permite que el proceso siga su curso natural “.

Un libro reciente de Australia, el cardenal: La subida y la caída de George Pell , se detalla una acusación de abuso formulada contra Pell por dos niños de coro durante su tiempo como arzobispo de Melbourne desde 1996-2001.

Autor Louise Milligan, que reporta para el programa de la Australian Broadcasting Corporation Nightly News “7,30”, se informó en el libro que uno de los niños del coro se presentaron a la policía después de la muerte del otro niño de coro en 2014.

Francisco habló sobre las acusaciones contra Pell en julio de 2016, cuando la noticia fue reportada por primera vez que las autoridades australianas estaban investigando el cardenal. El Papa prometió que iba a hablar sobre el asunto una vez que el sistema de justicia había llegado a sus conclusiones.

“Hay que esperar a que el sistema de justicia y no hacer un juicio prematuro, [o] un juicio en los medios de comunicación, porque esto no ayuda,” Francis dijo a los periodistas después de un viaje papal a Polonia. “Manténgase atento a lo que decida el sistema de justicia …. Una vez que el sistema de justicia habla, voy a hablar.”

Pell enfrentó previamente una denuncia de abuso sexual histórico en 2002, poco después de su nombramiento como arzobispo de Sydney. Los cargos no fueron llevados por la policía sobre la alegación, pero un juez jubilado fue nombrado por la Iglesia australiana para investigar el asunto de acuerdo con los procesos internos de la iglesia.

Citando la falta de pruebas de corroboración de la alegación y la negación de Pell jurado, el juez consideró que no estaba “satisfecho de que la queja ha sido establecida.”

Pell dio previamente testimonio en el año 2016 de marzo de sobre su manejo histórico de acusaciones de abuso sexual como un oficial de la iglesia australiana a Comisión real del país en la respuesta institucional al abuso sexual infantil.

El cardenal testificó para esa ocasión lo largo de cuatro días a través de una videoconferencia desde Roma, diciendo que no pudo viajar a Australia debido a problemas de salud.

[Joshua J. McElwee es corresponsal de NCR Vaticano. Su dirección de correo electrónico está jmcelwee@ncronline.org. Síguelo en Twitter: @joshjmac ].

* Esta frase se ha aclarado desde una versión anterior.

https://www.ncronline.org/news/vatican/cardinal-pell-charged-police-historic-allegations-sexual-abuse

Marie Collins: el permiso del cardenal Pell al servicio del Vaticano llega ‘demasiado tarde’


Marie Collins, victima del abuso sexual sobreviviente de Irlanda, posa para una foto durante una conferencia sobre la protección de los niños en Roma en este mes de julio 9, 2014, foto de archivo. (SNC foto / Carol Glatz)
 |  NCR Hoy
ROMA

Una ex miembra de la comisión Francisco de abusos sexuales del clero ha respondido a la noticia de que la policía australiana están llevando a cabo los cargos contra el jefe financiero del Vaticano el cardenal George Pell por acusaciones de abuso sexual contra menores histórica.

Marie Collins, una irlandés sobreviviente de abusos sexuales del clero, dijo que no va a prejuzgar la culpabilidad o inocencia de Pell con respecto a los cargos en su contra. Pero dijo que Francisco no debería haber nombrado al cardenal prefecto de la nueva Secretaría de Economía en 2014.

“Lo que tengo ninguna duda para condenar es que se ha demostrado que el cardenal Pell es culpable del mal manejo atroz de los casos de abuso cuando todavía en su lugar en Australia y causando dolor incalculable a las víctimas en esos casos”, dijo Collins, escribiendo en un comentario en su página web personal.

“Nunca debería haber permitido a esconderse en el Vaticano para no tener que enfrentarse a los de su país de origen que necesitaba respuestas”, dijo Collins.

“El hecho de que el cardenal Pell fue nombrado para un puesto muy alto en el Vaticano en lugar de tener que hacer frente a cualquier sanción por su mal manejo de casos de abuso fue una bofetada en la cara a todos los que había defraudado tan mal, no sólo a las víctimas sino Católica personas que han pasado años oyendo aseguramiento de la Iglesia Católica que se están tomando en serio el tema “, continuó.

Pell es el primer funcionario del Vaticano para ser cargado por un gobierno en un caso de abusos sexuales del clero. En una declaración a periodistas en la oficina de prensa del Vaticano 29 de junio el cardenal negó enérgicamente las acusaciones y dijo que iba a volver a Australia para defenderse.

“Soy inocente de estos cargos”, dijo Pell, quien dijo que ha tomado una licencia para ausentarse de su papel en el Vaticano mientras responde a los cargos. “Ellos son falsos. La idea del abuso sexual es detestable para mí.”

Mientras que los cargos presentados por la policía de Victoria en Australia se refieren a las alegaciones relativas a las acciones históricas por sí mismo Pell, los sobrevivientes de abuso y defensores han dicho en el pasado que el cardenal manejó mal sacerdotes acusados ​​de abusos en períodos separados en calidad de jefe de la arquidiócesis de Melbourne y Sydney .

Pell dio testimonio en de marzo de 2016 para la Comisión Real de Australia sobre la respuesta institucional al abuso sexual infantil sobre sus acciones durante esos períodos.

Collins fue nombrado por Francisco como uno de los miembros originales de la Pontificia Comisión para la Protección de los Menores. Ella renunció 1 de marzo citando la frustración por la inacción de funcionarios del Vaticano en la implementación de las recomendaciones de la comisión.

En su declaración el jueves, la irlandesa dijo excedencia de Pell llegó “demasiado tarde”. Dijo que debería haber renunciado a su papel del Vaticano cuando surgieron informes del año pasado que estaba siendo investigado por la policía australiana.

“Una vez que una acusación de abuso sexual fue hecha contra él que debería haber sido un paso hacia abajo hasta que se había investigado esa acusación”, dijo Collins. “Esta es la norma que se aplica a los sacerdotes y religiosos ordinarios en mi país y en otros lugares bajo las directrices de la Iglesia – ¿por qué debería clasificar ninguna diferencia.”

[Joshua J. McElwee es  NCR  corresponsal en el Vaticano. Su dirección de correo electrónico está jmcelwee@ncronline.org . Síguelo en Twitter:  @joshjmac ].

https://www.ncronline.org/blogs/ncr-today/marie-collins-cardinal-pells-leave-vatican-service-comes-far-too-late

La paz que se busca ¿será la paz de los sepulcros?


 

 

Nuevamente nuestra Comunidad de Paz de San José de Apartadó acude ante  el país y el mundo para dejar constancia de los últimos hechos en contra de nuestro proceso de vida y de los derechos de la población de nuestro entorno.

Claramente sabemos que el Estado se hace el sordo frente a todo este fenómeno paramilitar que crece cada vez más en la región, pues las acciones para parar y corregir esta problemática no se han visto, por el contrario, es evidente que el paramilitarismo no actúa solo para desarrollar sus proyecto de muerte,  pues las alcaldías y las brigadas del ejército han despejado la región para que los paramilitares tengan acceso libre para controlar todo sin ser atacados.

  • El sábado 17 de junio de 2017, a las 07: 00 horas un grupo de paramilitares fuertemente armados llegaron a la vereda Mulato Medio, del corregimiento de San José de Apartadó, allí tomaron prisionero a un poblador de la vereda, al cual amenazaron de muerte “si se ponía de sapo” a llevarle información a la Comunidad de Paz ;   y le advirtieron  que si algo pasaba en contra de ellos lo pagaría muy caro.

 

  • El lunes 19 de junio de 2017 la misma tropa de paramilitares que colocó un retén  junto a nuestra Aldea de Paz el pasado 17 y 18 de junio se instalaron en la finca de uno de los miembros de nuestra Comunidad de Paz en el punto conocido como El Barro de la misma vereda Mulatos Medio, tomaron prisionero al miembro de nuestra comunidad privándole de su libertad sin poder salir para ningún lado durante dos días. Luego de amenazarlo, le manifestaron que buscaban “unos gorrones” (personas identificadas por usar sombreros grandes) de la Comunidad de Paz, porque los estaban buscando para desaparecerlos y “dejarlos tapados con hojas donde no los encontraran” (muertos) pues sería una manera de acabar con “esa hp comunidad de una vez por todas”, desde allí también empezaron a patrullar por las viviendas de los demás campesinos donde manifestaron que buscaban a GILDARDO TUBERQUIA Y A GERMAN GRACIANO y a otro poblador de la vereda Mulatos Cabecera, preguntando que si los habían visto pasar. Era evidente el plan que traían de asesinar a miembros de nuestra comunidad o a algún otro poblador que les estorbara  en su caminar de muerte; de igual manera advirtieron   que  “vinimos   para quedarnos y no queremos sapos que informen sobre nuestra presencia en la zona”.

 

  • El Miércoles 21 de junio de 2017 a las 15:00 horas, un guro de paramilitares fuertemente armados llegaron al sitio conocido como La Cancha, de la vereda Mulatos Cabecera, del corregimiento de San José de Apartadó, allí rodearon el lugar  y pararon un partido de fútbol que jugaban campesinos de dicha vereda, en ese momento preguntaron que si ahí jugando se encontraban miembros de la Comunidad de Paz, a lo que los pobladores respondieron que no; les advirtieron a los allí presentes que “no queremos a ninguno vinculado con esa Comunidad de Paz, y en caso de que se vinculen,  serán exterminados junto con ellos porque ese es el plan que traemos”.

 

  • El jueves 22 junio de 2017 en horas de la tarde un grupo de paramilitares montados a caballo y portando ropa civil y pistolas llegaron a nuestro asentamiento de la vereda La Esperanza, del corregimiento de San José de Apartadó e interceptaron al miembro de nuestra comunidad que vive allí con su familia, uno de ellos se presentó como el comandante de las Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AGC), después lo trataron de “sapo” (informante) y que además “está bueno para dejarlo con la boca llena de moscas y gusanos por ahí en algún barranco”. De igual manera preguntaron por el dueño de la finca que antes les había expulsado unos muchachos que venían cansados en horas de la tarde desde muy lejos, diciéndole: “quien es él pues para mandar y echarnos de los lugares como si nada; eso hay que arreglarlo de alguna forma”. Nuestro compañero con mucho temor les respondió que esa finca era de la Comunidad de Paz, por lo tanto no tiene un solo dueño pues nuestros principios y reglamentos dicen que somos neutrales ante cualquier grupo armado, por lo tanto no convivimos con personas que portan armas para hacerle daño a la población civil.

 

  • El miércoles 28 de junio de 2017 en horas de la mañana fue visto un grupo paramilitar por la vereda El Porvenir, de aproximadamente 30 hombres. Luego, en horas de la tarde, otro grupo de similar cantidad de armados fue visto en la vereda Las Nieves. En esa misma tarde otro grupo paramilitar llegó a la vereda  La Esperanza. Entre tanto otra tropa paramilitar permanece desde hace varios días en la vereda Mulatos, del corregimiento de San José; en el sitio conocido como Cantarrana, interceptaron a pobladores y profirieron amenazas contra  miembros de nuestra comunidad y de otros pobladores de la zona.

 

Dejamos muy claro que la complicidad del Estado con estas estructuras paramilitares es cada vez más evidente, pues ya son muchas las constancias que nuestra Comunidad ha dejado y no ha habido ni una sola medida  para parar este plan Estado-ParaEstado en la región.

 

Hoy nuestra región está cada vez más estigmatizada y llevada a un limite donde la gente se ha tenido que someter o terminar saliendo  de su tierra para proteger su vida, nosotros nos preguntamos ¿donde está el Estado de Derecho?; ¿donde está la paz que es tan publicitada hoy en el país?, cuando lo que vivimos en nuestro territorio es un fenómeno de esclavitud a los paramilitares, y que claramente es  apoyada por las brigadas del ejército y los gobiernos locales.

 

Nuestro consuelo que nos da fuerza para seguir adelante con nuestro proceso de comunidad es saber que contamos  con todo el apoyo político y moral  de quienes nos acompañan desde diferentes lugares del mundo y que han creído en nuestras súplicas de auxilio que cada vez imploramos de manera más apremiante.

 

Comunidad de Paz de San José de Apartadó

Junio 29 de 2017

Remitido al e-mail

El turno de la “Iglesia Popular”


29/06/2017
Opinión

En un acto histórico y memorable, el Papa Francisco nombró ayer como Cardenal de la Iglesia Católica a Monseñor Gregorio Rosa Chávez, obispo auxiliar de San Salvador durante los últimos 35 años. Rosa Chávez es el más representativo de los seguidores del legado de Óscar Arnulfo Romero.

 

El solemne acontecimiento tiene -al menos- tres interpretaciones necesarias de mencionar.

 

En primer lugar, el inesperado nombramiento de Monseñor Rosa Chávez como Cardenal es un acto de justicia para el “Arzobispo que nunca fue”. Los papas Juan Pablo II y Benedicto XVI le negaron ese reconocimiento y lo convirtieron en “eterno obispo auxiliar”; ni siquiera le asignaron una Diócesis, a pesar de su vocación y entrega a la Iglesia.

 

Así que al pastor relegado, ninguneado y marginado, el Papa Francisco ahora lo llama a la primera fila y lo pone en lo más alto.

 

En segundo lugar, la designación de Rosa Chávez es un homenaje póstumo a Monseñor Romero. Francisco beatificó al Arzobispo Mártir y pronto lo va a canonizar; pero esto era insuficiente: era necesario también dignificar a su mejor discípulo nombrándolo primer Cardenal del paisito donde San Romero de América derramó su sangre.

 

Y esto lo sabe perfectamente Rosa Chávez. Por eso, al asumir su nombramiento declaró con gran modestia y humildad que lo hace “en nombre de Romero”. “Esto (el nombramiento cardenalicio) era para Monseñor Romero, él se lo merecía”, expresó hace algunas semanas cuando recibió el anuncio.

 

El homenaje es también para los otros mártires: Rutilio Grande, Octavio Ortiz, Alirio Macias, Ernesto Barrera, Alfonso Navarro y demás sacerdotes que dieron su vida en la opción preferencial por los pobres,

 

Y, en tercer lugar, la asunción de Rosa Chávez indica que es el turno de la “Iglesia popular”. El Papa manda una claro mensaje: la Iglesia necesaria es la de los pobres, oprimidos y marginados; la Iglesia que acompaña las luchas sociales por cambiar el sistema socio-económico imperante que es anticristiano, niega derechos, excluye a la mayoría y destruye la naturaleza.

 

Y ésta es -seguramente- la interpretación más relevante. La designación cardenalicia de Rosa Chávez está en la línea de una secuencia de acciones de Francisco que reivindican una Iglesia de los pobres, que defiende la vida y protege a la Madre Tierra.

 

Esta “Iglesia popular” anima las luchas de los pueblos y se acerca a los movimientos sociales. Por eso Francisco, incluso, ha institucionalizado un espacio de encuentro mundial con los movimientos sociales.

 

Ojalá, pues, que todos los sectores -incluidos muchos sacerdotes y obispos- se conviertan a esta “Iglesia popular” que promueve el Papa Francisco. Esta “Iglesia popular” debe respaldar luchas centrales como la defensa del medioambiente, la reforma fiscal progresiva, la anticorrupción y el desmontaje del modelo neoliberal.

 

Asociación de Radios y Programas Participativos de El Salvador (ARPAS)

 

La Cena de la Vida Eucaristía en la vida de las Comunidades  Eclesiales de Base de América Latina[1]: MARCELO BARROS (2)



 

 

«El pan que partimos, no es la comunión del cuerpo de Cristo? Uno es el pan y por eso formamos todos un sólo cuerpo, porque participamos todos del mismo pan» (1 Cor 10, 16- 17).

La revaloración de la íntima relación que existe entre la eucaristía y la Iglesia es uno de los grandes dones de la herencia del Concilio Vaticano II[3]. El adagio célebre de Henry de Lubac -«La Iglesia hace la Eucaristía y la Eucaristía hace la Iglesia»[4] es retomado por el contenido y en el mismo título de la encíclica de Juan Pablo II «Ecclesia de Eucaristía». El cardenal Carlos María Martini afirmaba: «La Eucaristía es la forma de la vida de la Iglesia»[5]. Tal declaración subraya el carácter sacramental de la Iglesia y significa su aspecto de comunión con el Señor y su dimensión de fermento de relación fraterno-sororal. La eucaristía recuerda siempre a la Iglesia su naturaleza de comunidad concreta, asamblea reunida, como expresa su mismo nombre: Ekklesia, asamblea convocada por Dios acá y ahora, como sacramento de comunión universal de todo pueblo de Dios. Aunque en los últimos siglos la Iglesia Católica conozca la «misa privada», con el Vaticano II la conciencia eclesial pasó a comprender que toda eucaristía es de hecho comunitario. La construcción de la comunidad supone de cada participante una buena dosis de don de sí mismo y ofrenda a los otros, por tanto de una dimensión eucarística que los cristianos aprenden y reciben del maestro Jesucristo.

En la plegaria eucarística segunda, la más común y conocida de las actuales anáforas de la liturgia latina, el presidente de la celebración ora así: «Tú nos consideraste dignos de estar en tu presencia y servirte». Es una alusión a la asamblea constituida como pueblo sacerdotal»[6]. Si pensamos en las primeras Iglesias, podemos decir que casi todas eran «comunidades de base», en el sentido de grupos mayoritariamente pobres y de relación más horizontal. Tenemos poca información sobre cómo la eucaristía marcaba estas Iglesias de los primeros siglos, pero, por los documentos antiguos, sabemos que la eucaristía estaba íntimamente unida al martirio. Los cristianos, celebraban la eucaristía en el túmulo de los mártires, desde el siglo II. En algunos casos, como el de los llamados «mártires de Abilene, en el norte de África, hubo cristianos que dieron su vida por no renunciar la celebración de la cena del Señor. Desde aquella época, muchas cosas han cambiado en las Iglesias, pero, en América Latina, las comunidades eclesiales de base (CEBs) han nacido en los años 60, inmediatamente después del Concilio Vaticano II, como expresión del programa propuesto por el Papa Juan XXIII: «Vuelvan a las fuentes de la fe y, al mismo tiempo, insértense en la realidad actual del mundo. Es importante observar cómo tal camino conllevaa profunda relación entre CEBs y Eucaristía. Es la historia y los desafíos de esta relación la que les invito ahora a recordar y a profundizar, brevemente.

 

1. Las CEBs nacieron de la Eucaristía

En estas líneas no puedo pretender rehacer la historia de las CEBs en Brasil o en el continente latinoamericano. Además, esta historia no ha sido escrita en sus detalles todavía, y las CEBs parece que se surgieron, al mismo tiempo en diversos lugares. En Brasil, se sabe que una de las fuentes ha sido las que se llamaban las «Semanas Litúrgicas», que, inmediatamente después del Concilio, intentaban ayudar a las parroquias a renovarse en su manera de celebrar la misa dominical. En 1964, por primera vez en nuestro continente, las comunidades católicas escuchaban las lecturas de la misa y la misma oración eucarística en lengua viva y de forma comprensible. Por primera vez, las palabras de la Biblia y de la liturgia ganaban fuerza y un sentido nuevo. Era imposible que esto no tuviera una consecuencia en la vida de las Iglesias. Casi inmediatamente se fueron formando comunidades y grupos de vida y de la escucha de la Palabra. En la primera mitad de los años 60, se buscaba en Brasil una renovación de la parroquia con más protagonismo de los laicos y las laicas en funciones ministeriales. En Maranhão, en la parroquia de Tutóia, se formaban los llamados «delegados de la Palabra», para que animaran el culto en las capillas donde no podía llegar el sacerdote cada domingo para celebrar la misa. Los laicos y laicas tenían también ministerios en la misma celebración eucarística. La arquidiócesis de Natal (RN) inicia la experiencia de la primera parroquia dirigida por religiosas (Nísia Floresta – RN). En Barra do Piraí (RJ), a través de la radio, se formaban comunidades que preparaban la eucaristía, valorando más la liturgia de la Palabra…

En estos años de las décadas de 60 y 70, muchos países de América del Sur estaban dominados por dictaduras militares muy represivas. En este contexto, una de las cosas más peligrosas era reunirse y hacer comunidades libres. Persiguieron y mataron a muchos cristianos y catequistas por el único crimen de animar la comunidad en el culto de domingo. Tal situación llevó las comunidades a unir la eucaristía a una crítica social y política. Era como si los mismos gobiernos dictatoriales mostraban a los cristianos que la eucaristía, por su misma naturaleza, es subversiva y transformadora…

En toda Latinoamérica, la categoría «comunidades eclesiales de base» tiene un significado muy amplia. Hay grupos de campesinos/as brasileños que se reúnen como comunidades de vida que, por su fe y por unir la Palabra de Dios a su vida, tienen la tierra en común, resisten a la injusticia de la estructura agraria brasileña y se parecen a las Iglesias del cristianismo primitivo actualizadas al contexto actual de nuestro mundo. Hay comunidades indígenas en México, en Ecuador y en otros países, coordinadas por padres o madres de familia que son verdaderos diáconos laicos, y que viven la profecía de la fe en resistencia al neoliberalismo dominante. Hay también -tal vez sean la mayoría- grupos bíblicos que se reúnen una vez a la semana para orar, meditar juntos la Palabra de Dios… y eso lo sienten como fuerza para sus vidas, aunque no tengan propiamente una acción social o política explícita. Hay incluso grupos de devoción popular, organizados en torno al vía crucis en Cuaresma, o a la novena de Navidad o de algún santo… A primera vista, tal grupo no merecería el «estatuto» de comunidad de base, pero, en muchos casos, es lo único que la gente, oprimida por el desempleo u obligada a sobrevivir en la economía informal, logra hacer, y es siempre fuerza de vida y de unidad. En una Iglesia, en la que, concretamente, pueden los laicos tener poca participación ministerial, tales grupos se constituyen -como se decía en los primeros encuentros intereclesiales en Brasil- en expresiones legítimas de una Iglesia que nace del pueblo desde la fuerza del Espíritu Santo.

 

2 – Características de la eucaristía en las CEBs

Alguien que esté habituado con la práctica católica más común, al ver la forma como muchas comunidades eclesiales de base están organizadas y se reúnen, podría pensar que, en Latinoamérica, las CEBs no tienen tanto aprecio a la eucaristía. Mientras la Iglesia tradicional, en las parroquias, hace de la misa casi su única forma de culto, las CEBs, incluso por el hecho de no haber siempre la presencia del presbítero, han crecido en torno a la celebración de la Palabra y con formas más libres y diversificadas de culto. Sin embargo, eso no quiere decir que, para ellas, la eucaristía deje de ser la cumbre de la celebración de la Iglesia. La tradición de la Iglesia enseña que la «anáfora es siempre respuesta a una Palabra divina, proclamada y acogida anteriormente, y esta oración toma coloraciones y relieves diferentes a partir de esta acogida»[7].

En la experiencia de las comunidades eclesiales de base, la centralidad de la Palabra hace que, no solamente la eucaristía sea el punto culminante de los encuentros, sino que todo lo que se hace y se vive adquiera una «dimensión eucarística». Todo queda orientado hacia la eucaristía, no sólo como «culto», sino como «forma de ser de la Iglesia», es decir, comunión y donación de vida. Evidentemente, una cosa es una misa celebrada en una pequeña comunidad, en una sala de una casita o bajo un árbol, congregando una docena de hombres y mujeres con sus niños, y otra es una eucaristía celebrada en un encuentro diocesano, regional o nacional de CEBs. Ambas tienen profundamente un carácter pascual, pero, de la intimidad y casi informalidad, la forma de celebrar pasa a una dimensión más festiva y de concentración del Pueblo de Dios. En este sentido, debemos decir que en las CEBs no hay un rito litúrgico propio suyo. Asumen el rito latino, pero con un estilo propio. Este estilo valora a toda las personas presentes, subraya las relaciones horizontales, la participación activa de todos, hombres y mujeres, y supera un cierto olor de jansenismo aún presente en el aire y muchas veces expresados en la forma como en la liturgia latina, en cada misa, se pide perdón en el comienzo de la celebración, antes de la comunión (Agnus Dei) y en el momento mismo de la comunión. Aparte de esto, el mismo Misal Romano pone en la boca del presbítero celebrante, una oración por la paz que pide a Jesús que «no tengas en cuenta mis pecados, sino la fe de tu Iglesia…», y en seguida, antes de comulgar, otra vez se le pide a Jesús en oración individual: «que tu cuerpo y sangre me libren de mis pecados». En las celebraciones de CEBs, el rito penitencial es valorado, pero de una forma más pascual y desde una mirada más positiva sobre la creación y la humanidad. Como ya he dicho, es un estilo más que un rito diverso, y este estilo se puede encontrar en una misa celebrada en una chabola brasileña o incluso en una misa en la catedral, celebrada con el pueblo de las comunidades por Don Hélder Câmara en Recife o por Monseñor Romero en El Salvador. Aunque la diversidad sea tan grande, podemos percibir algunos puntos teológicos y litúrgicos comunes en los que este estilo eucarístico se explicita:

 

2.1 – Una fiesta comunitaria

Cualquier persona que participe de una celebración de las CEBs, casi siempre se impactará por la atmósfera de comunicación y de alegría allí reinante. Muchas veces, las misas de la parroquia se celebran a la ligera y no siempre manifiestan un ambiente comunitario. En cursos de Liturgia, es común decir que el primero elemento necesario a una celebración es la asamblea litúrgica. En las celebraciones eucarísticas de CEBs, en efecto, esta dimensión se hace sentir muy fuertemente. La forma de celebrar de las CEBs da una gran importancia a los ritos de acogida: las personas se presentan, se acogen, se abrazan, aplauden y danzan la vida.

En una de sus predicaciones dominicales, dice Monseñor Romero: «Quiero alegrarme con ustedes porque, en momentos como éste, ustedes dan una verdadera identidad al Pueblo de Dios. El domingo pasado, estaba con nosotros, con cierta curiosidad, un viejo político de Venezuela. Pensaba él que nuestras misas serían principalmente actos políticos y que la gente vendría por curiosidad política… Le habían desaconsejado a venir a esta misa. Y este político, que es un verdadero cristiano, me lo dijo: «He visto a una verdadera asamblea cristiana, en la que la gente canta, ora y se alegra. Sobretodo en el momento de la comunión, me causó muy impacto aquella inmensa procesión que se acercaba de la eucaristía…»[8].

Quién conoce las dificultades, el sufrimiento y la lucha de la gente pobre en nuestro contexto social y acompaña la vida de las comunidades de base siempre se siente sorprendido con la fuerza que encuentran todavía para manifestar alegría y clima de fiesta, permanentemente. La celebración del viernes santo tiene algo aún de fiesta comunitaria y alegría pascual.

 

2.2 – Los signos y símbolos de una vida compartida

En la búsqueda de cómo unir más la fe y la vida concreta, las CEBs dan mucha importancia a los signos y símbolos litúrgicos. En sus celebraciones eucarísticas aprenden a dar vitalidad y actualidad a gestos, a signos y símbolos de la tradición, como la cruz, la Biblia y los signos sacramentales, como también valoran símbolos de la realidad de nuestras culturas, como la tierra, el agua, el fuego, flores y alimentos. Como en las Iglesias primitivas, en una comunidad de base la eucaristía toma la forma más de una cena que de solamente un culto. Es claro que, en esto, las CEBs dependen mucho del presbítero que celebra. Si éste se abre a formas nuevas y estilos nuevos del mismo rito, las comunidades hacen de cada eucaristía una verdadera ocasión de compartir los alimentos como comparten la vida. Les gusta que en cada misa el pan sea verdaderamente pan, que haya bastante para ser compartido entre todos, y que haya vino a ser bebido por todos.

En este mes de julio de 2005, tuvo lugar en Brasil el 11º Encuentro Nacional de las Comunidades de Base (en Ipatinga, MG). Una de las conquistas del equipo que preparó las celebraciones fue que los obispos presentes hayan aceptado celebrar con pan (ázimo) y con vino en cantidad y calidad suficiente para que todos comieran y bebieran. Los signos sacramentales no deberían ser sólo símbolos que recuerden el pan y el vino, sino que deberían ser verdaderamente pan y vino a ser ofrecidos en nombre de Jesús tal como él se ofreció a sí mismo. En estas misas, la liturgia de la Palabra toma una importancia muy grande con valoración de muchos cánticos, con procesiones y con danzas en la entrada de la celebración, en la acogida de la Biblia para las lecturas o del Evangeliario para la proclamación del Evangelio. Sin embargo, eso no reduce la centralidad de la cena propiamente dicha, con la acción de gracias y la comunión abierta y afectuosa, como Jesús lo quiso y manifestó en el Evangelio en sus muchas cenas con los pequeños y los considerados pecadores, sin excluir a nadie. Por otra parte, muchas comunidades retoman la costumbre de las Iglesias orientales de, después de la comunión eucarística, ofrecer a toda la gente presente un pan bendecido como signo del compartir la vida que la eucaristía ya es en sí misma, pero se amplía en la comida común. Las CEBs hacen eso con pan, galletitas, popcorn o cualquier alimento compartido en clima de fiesta y cariño comunitario. Es una profecía del mundo nuevo que deseamos: mundo de igualdad y socialización.

 

2.3 – La relación de la cena con la vida concreta

La eucaristía no puede ser mera repetición del gesto de Jesús que, además, fue singular e irrepetible. La carta a los hebreos dice claramente: «fuimos santificados por la oblación del Cuerpo de Jesucristo, efectuada de una vez sola por todas» (Hb 10,10). Es comprensible que aquel político de Venezuela al cual Romero se refería, pensara que la misa de Monseñor tuviera un contenido más político que otra cosa porque las comunidades no dividen la fe y el compromiso político transformador. Como la eucaristía es el momento fuerte de compartir la Palabra y el pan, es también el tiempo de compartir la vida, denunciar las injusticias sufridas y tomar posición firme por la justicia del Reino. Como ya he subrayado, la dimensión más liberadora de la celebración no es algo de profético que el padre pueda decir en la homilía, sino la participación verdaderamente más igualitaria en la celebración. Sin embargo, es importante el hecho de que el Evangelio sea leído en todas sus dimensiones, también social y política y la Iglesia acepte la profecía de la parcialidad y se ponga del lado de los más pequeños. La eucaristía debe ser semilla de un mundo y una Iglesia más igualitarios. Las CEBs no dejan que la Iglesia se olvide de eso.

Tal vez nos una a la eucaristía el hecho de que las CEBs siempre buscan un mundo y una Iglesia en los que todos puedan ser considerados hermanos y hermanas con derechos iguales y total posibilidad de participación ciudadana. Sin embargo, basta percibir que la referencia básica desde la cual las CEBs piden eso es siempre la misma naturaleza de Dios y la misión de Cristo, su palabra y su forma de ser como aparece especialmente en la Pascua de Jesús que cada celebración eucarística recuerda. Quién no se recuerda del refrán: «La Santísima Trinidad es la mejor comunidad». La relación íntima de Dios -igualdad en la diversidad- es tomada como modelo de la comunidad eclesial. Las CEBs aman a sus pastores y no tienen dificultad con obispos o con la jerarquía católica, pero insisten en la plena participación de los/as laicos/as en los ministerios eclesiales. En Brasil, este llamado aparece en diversas cartas finales de encuentros eclesiales[9].

 

2.4 – La cena que reúne cielos y tierra

«Santo, santo, santo, Señor Dios del universo… Los cielos y la tierra cantan tu gloria…». En cada misa, se canta que la alabanza de la comunidad está unida a todo universo y a todos seres vivos. Sin embargo, esta dimensión cósmica de la eucaristía, en general, poco se explicitó y no parece influir mucho en el modo como los cristianos se relacionan con la tierra y la naturaleza. En un tiempo en el que la sociedad dominante es tan agresiva con la creación de Dios, es bueno percibir que las celebraciones eucarísticas de las CEBs insisten en la revaloración de esta dimensión ecológica de la eucaristía. Desde las primeras experiencias de CEBs, muchas comunidades se ponen en la misma sensibilidad de los antiguos índios que no comprendían como se podría celebrar y rehacer el «memorial de la alianza» sin que haya íntima unidad con la tierra y con los elementos de la creación divina. Tengo un profundo recuerdo de una celebración que, en los años 70, vivimos junto con Don José Maria Pires, entonces arzobispo de Paraíba, en una comunidad de campesinos amenazados por un terrateniente. Había un cierto riesgo de que los pistoleros a las órdenes del enemigo irrumpieran en medio de la misa, y por eso pensamos celebrarla en una salita cerca del sitio, pero toda la comunidad prefería que la misa fuera en la tierra por la cual sofrían y una señora nos dijo: «Así, oferecemos a Dios el pan y vino, pero también la tierra, los árboles y los pajaritos que nos acompañarán en esta celebración».

Aunque la eucaristía en las CEBs no se hace, en la naturaleza hay casi siempre gestos y ritos de veneración a la madre tierra, al agua y a todos los seres vivos. En diversos sitios de Latinoamérica, a las actuales CEBs les gusta cantar una versión popular del Cántico de las Criaturas de San Francisco y otros himnos semejantes, ofreciendo a Dios la alabanza del universo. Y de hecho, lo de celebrar la eucaristía como verdadera y profunda comunión con la creación en el cuerpo de Cristo compromete los hermanos y hermanas de las comunidades en la defensa concreta de los ríos amenazados, de los terrenos que sufren riesgo de deforestación, como de semillas criollas yagricultura ecológica.

 

2. 5 – La cena del Señor, juicio sobre la Iglesia y el mundo

La realidad de las CEBs confirma plenamente lo que, en España, afirma J. M. Castillo: «Donde no hay justicia, non hay eucaristía» (J. M. Castillo)[10]. En épocas de dictaduras y de opresiones, era peligroso celebrar la eucaristía en comunidades eclesiales de base. Escribo en una diócesis (Goiás) donde en 1987, después de celebrar una misa en una comunidad de base, el padre Francesco Cavazzutti sufrió un atentado que lo dejó para siempre ciego. No es coincidencia que a Monseñor Oscar Romero lo asesinara durante la celebración eucarística. Ni en Latinoamérica, ni en el resto del mundo, la verdad a que la eucaristía apunta corresponde a la realidad de la Iglesia. Incluso en las comunidades de base, hay una desproporción entre la vida divina que se expresa en la celebración y la que se expresa en nuestra realidad. La eucaristía está siempre más allá de nuestro presente y muestra nuestra falta de algo completo. En este sentido también, cada vez que celebramos la cena de Jesús anunciamos la justicia y la realidad del Reino que vendrá todavía.

El Cardinal Martini tiene razón al recordar que la eucaristía es la forma de vivir de la Iglesia. Para que eso se revele plenamente como verdad, es importante despojar la celebración eucarística de los signos de poder y de fuerza mundana que algunas celebraciones oficiales aún manifiestan. ¿Cómo hablar de comunión y de la donación del Cristo en un espectáculo que parece más una manifestación de poder eclesiástico? Para que la eucaristía sea verdaderamente la forma de ser de la Iglesia puede ser necesario actualizar y practicar lo que los obispos latinoamericanos pedían en la 2ª Conferencia General del CELAM: «Que se presente, cada vez más nítido, en Latinoamérica, el rostro de una Iglesia auténticamente pobre, misionera y pascual, despojada de todo poder temporal y tenazmente comprometida en la liberación de todo ser humano y de toda la humanidad» (Medellín. 5, 15 a).

 

3. El rito más allá del rito

(Conclusiones como un llamado a las Iglesias)

Comparto muy sencillamente con ustedes algo de lo que descubro en cada celebración de eucaristía, vivida por una comunidad eclesial de base, o en encuentros intereclesiales o aún en ambiente de CEBs:

1. El sacramento de la cena del Señor no se reduce al rito, mucho menos todavía a la veneración de signos sacramentales como el pan consagrado. El primero y más fundamental signo sacramental de la cena es la comunidad reunida. Por eso, la comunidad asume la espontaneidad con la que la gente llega y se saluda efusivamente. Durante toda la celebración, nada rompe con la libertad de comunicación entre la gente que celebra. Por su experiencia eclesial, vivida muchas veces en el martirio, las comunidades de base celebran la eucaristía con la convicción de que toda Iglesia o es local o no es una verdadera Iglesia. Local no quiere decir solamente «diócesis», sino cada grupo de hermanos y hermanas convocados por Dios para vivir el testimonio de Jesús Cristo en cada realidad concreta del mundo. Esta convicción da a cada celebración eucarística una grande libertad en la forma de celebrar. Hacen eso sin jamás apartarse de la comunión con las otras Iglesias que forman la Iglesia universal. Ésta no es sólo la suma de las Iglesias particulares, pero se manifiesta en el sacramento de cada comunidad reunida en nombre de Cristo.

2. La Iglesia Católica ha desarrollado una teología del sacrificio de la eucaristía que es difícil de ser comprendida por la humanidad actual, principalmente por quien intenta testimoniar a Dios como fuente de amor y gratuidad que jamás iría a querer o a aceptar el sacrificio de su propio hijo, Él que siempre perdona a los humanos gratuitamente y por su ternura maternal. Las comunidades de cultura más secularizada o moderna tienen más dificultad con cualquier religión basada en el dolor y en la pena. Sin embargo, las comunidades cristianas pobres del continente latinoamericano viven en su piel el sufrimiento de una pobreza injusta y todas sus consecuencias. En tal realidad, como siempre se enseña la Teología de la Liberación, las CEBs asumen la comunión en la pobreza para luchar contra la injusticia estructural, fuente del empobrecimiento planificado de la mayoría de la humanidad. En esta lucha pacífica y no violenta, la eucaristía ofrece el memorial de la cruz de Jesucristo, no como un sacrificio ritual o religioso, sino como una donación de sí mismo, donación total por el otro, y una propuesta de vida nueva desde el otro. Vivir la eucaristía es más que celebrar, es vivir una nueva forma de relaciones, una forma nueva de ser para el otro, sea el otro concreto que es la gente, sea todo ser vivo y principalmente el gran Otro, fuente de amor y proyecto de vida libre y plena para todos.

3. No quiero decir que la forma de celebrar la eucaristía de las CEBs sea mejor de todas las demás, ni que sea perfecta. Lo que pienso es que intenta unir rito y realidad para hacerse profecía lo más verdadera posible de lo que Dios quiere que vivamos. Repito que, en la cultura católica común, aun en la realidad de las CEBs, la celebración eucarística depende, en grande parte, del presbítero que coordina la celebración. Cuando éste acepta entrar en la espiritualidad de las CEBs, la eucaristía toma una dimensión ecuménica que acoge a todos y da testimonio de una mayor igualdad entre ministros ordenados y Pueblo de Dios.

Recientemente, después de una misa de domingo en nuestro monasterio con las comunidades del barrio donde vivimos, una señora de comunidad de Brasilia dijo: «Suelo sentir en las misas una distancia grande entre los curas y los laicos. En ésta, celebramos, todos, padres y laicos, en torno al altar y he percibido mejor la igualdad y la unidad de todos». Esta palabra de una señora de base me hizo recordar un comentario de San Juan Crisóstomo, pastor de Constantinopla en el siglo IV: «Hay una situación en la que no hay distinción entre quien es presbítero y quien es laico: es cuando se trata de participar en los santos misterios. Todos somos juzgados dignos de los mismos privilegios. (…) Uno mismo cuerpo es ofrecido a todos. Todos beben de un solo cáliz. Cualquier persona que llegue en nuestras Iglesias puede ver el pueblo tomar parte -y parte importante- en la intercesión. Todos pronuncian la misma oración, una plegaria llena de compasión. En el beso de la paz, todos juntos nos abrazamos. ¿Por qué espantarse cuando el pueblo junta su voz con la del sacerdote? Les digo eso para que cada fiel sea atento y sepa que todos nosotros formamos un solo cuerpo. Solamente nos diferenciamos como un miembro del cuerpo se distingue de otro. Progresamos juntos, porque esto nos lleva a más grandes ocasiones de salvación y aumento de la caridad. Ningún humo de orgullo, ningún complejo de inferioridad respecto a los otros. Quién tiene el primer lugar, sólo asume más cansancio y más responsabilidad, y no honores. Es necesario que, en la Iglesia, seamos como en una única casa. Que sean todos como un cuerpo sólo»[11].

 

 

 

 


[1] – Artículo escrito para la revista «Misiones Extranjeras», de Madrid, julio de 2005.

[2] – Marcelo Barros, monje benedictino es biblista, asesor de las CEBs y de la Pastoral de la Tierra en Brasil. Es autor de 27 libros. Correo-e: irmaomarcelo@cultura.com.br

[3] – Cf. CONCILIO VATICANO II: Lumen Gentium 11, Unitatis Redintegratio 15, Presbiterorum Ordinis 5, Dei Verbum 21…

[4] – HENRY DE LUBAC, Méditation sur l’Église, Paris, Aubier, coll. «Théologie» 27, 1952, 4e chapître, (en la 3ª edición, 1953, p. 113).

[5] – Cf. CARLO MARIA MARTINI, Relación publicada en Cività Cattolica, n. 3167, 1982, pp. 430-442.

[6] – E. MAZA, Le odierne preghiere eucaristiche, 1, Struture e Teologia, Fonti, Bologna, EDB, 1992, p. 210-216.

[7] – JUAN ANTONIO RUIZ DE GOPEGUI, SJ, A Eucaristía: uma reflexão a partir da tradicao litúrgica, in «Perspectiva Teológica» maio/agosto 2000, p. 159.

[8] – Cf. ABRAMO LEVI, Presenza eucarística; norma della presenza della Chiesa, in «Servitium» 25, gennaio-febbraio 1983, p. 46.

[9] – Cf. Ver Carta Final de los 6º y 8º Encuentros Intereclesiales de CEBs – Cf. FAUSTINO TEIXEIRA, Os Encontros Intereclesiais de CEBs no Brasil, São Paulo, Paulinas 1996, p. 186 y 202 a 203.

[10] Citado no editorial da revista «Perspectiva Teológica» 87(maio/agosto 2000)149.

[11] – JOÃO CRISÓSTOMO, Homilia sobre 1 Cor. , P.G. 61 col. 527, citado en TEXTES SPIRITUELS, n. 34, Abbaye de Tournay, France, 1976, p. 118.

{referencia}


 


Anteriores Entradas antiguas

A %d blogueros les gusta esto: