La paz que se busca ¿será la paz de los sepulcros?


 

 

Nuevamente nuestra Comunidad de Paz de San José de Apartadó acude ante  el país y el mundo para dejar constancia de los últimos hechos en contra de nuestro proceso de vida y de los derechos de la población de nuestro entorno.

Claramente sabemos que el Estado se hace el sordo frente a todo este fenómeno paramilitar que crece cada vez más en la región, pues las acciones para parar y corregir esta problemática no se han visto, por el contrario, es evidente que el paramilitarismo no actúa solo para desarrollar sus proyecto de muerte,  pues las alcaldías y las brigadas del ejército han despejado la región para que los paramilitares tengan acceso libre para controlar todo sin ser atacados.

  • El sábado 17 de junio de 2017, a las 07: 00 horas un grupo de paramilitares fuertemente armados llegaron a la vereda Mulato Medio, del corregimiento de San José de Apartadó, allí tomaron prisionero a un poblador de la vereda, al cual amenazaron de muerte “si se ponía de sapo” a llevarle información a la Comunidad de Paz ;   y le advirtieron  que si algo pasaba en contra de ellos lo pagaría muy caro.

 

  • El lunes 19 de junio de 2017 la misma tropa de paramilitares que colocó un retén  junto a nuestra Aldea de Paz el pasado 17 y 18 de junio se instalaron en la finca de uno de los miembros de nuestra Comunidad de Paz en el punto conocido como El Barro de la misma vereda Mulatos Medio, tomaron prisionero al miembro de nuestra comunidad privándole de su libertad sin poder salir para ningún lado durante dos días. Luego de amenazarlo, le manifestaron que buscaban “unos gorrones” (personas identificadas por usar sombreros grandes) de la Comunidad de Paz, porque los estaban buscando para desaparecerlos y “dejarlos tapados con hojas donde no los encontraran” (muertos) pues sería una manera de acabar con “esa hp comunidad de una vez por todas”, desde allí también empezaron a patrullar por las viviendas de los demás campesinos donde manifestaron que buscaban a GILDARDO TUBERQUIA Y A GERMAN GRACIANO y a otro poblador de la vereda Mulatos Cabecera, preguntando que si los habían visto pasar. Era evidente el plan que traían de asesinar a miembros de nuestra comunidad o a algún otro poblador que les estorbara  en su caminar de muerte; de igual manera advirtieron   que  “vinimos   para quedarnos y no queremos sapos que informen sobre nuestra presencia en la zona”.

 

  • El Miércoles 21 de junio de 2017 a las 15:00 horas, un guro de paramilitares fuertemente armados llegaron al sitio conocido como La Cancha, de la vereda Mulatos Cabecera, del corregimiento de San José de Apartadó, allí rodearon el lugar  y pararon un partido de fútbol que jugaban campesinos de dicha vereda, en ese momento preguntaron que si ahí jugando se encontraban miembros de la Comunidad de Paz, a lo que los pobladores respondieron que no; les advirtieron a los allí presentes que “no queremos a ninguno vinculado con esa Comunidad de Paz, y en caso de que se vinculen,  serán exterminados junto con ellos porque ese es el plan que traemos”.

 

  • El jueves 22 junio de 2017 en horas de la tarde un grupo de paramilitares montados a caballo y portando ropa civil y pistolas llegaron a nuestro asentamiento de la vereda La Esperanza, del corregimiento de San José de Apartadó e interceptaron al miembro de nuestra comunidad que vive allí con su familia, uno de ellos se presentó como el comandante de las Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AGC), después lo trataron de “sapo” (informante) y que además “está bueno para dejarlo con la boca llena de moscas y gusanos por ahí en algún barranco”. De igual manera preguntaron por el dueño de la finca que antes les había expulsado unos muchachos que venían cansados en horas de la tarde desde muy lejos, diciéndole: “quien es él pues para mandar y echarnos de los lugares como si nada; eso hay que arreglarlo de alguna forma”. Nuestro compañero con mucho temor les respondió que esa finca era de la Comunidad de Paz, por lo tanto no tiene un solo dueño pues nuestros principios y reglamentos dicen que somos neutrales ante cualquier grupo armado, por lo tanto no convivimos con personas que portan armas para hacerle daño a la población civil.

 

  • El miércoles 28 de junio de 2017 en horas de la mañana fue visto un grupo paramilitar por la vereda El Porvenir, de aproximadamente 30 hombres. Luego, en horas de la tarde, otro grupo de similar cantidad de armados fue visto en la vereda Las Nieves. En esa misma tarde otro grupo paramilitar llegó a la vereda  La Esperanza. Entre tanto otra tropa paramilitar permanece desde hace varios días en la vereda Mulatos, del corregimiento de San José; en el sitio conocido como Cantarrana, interceptaron a pobladores y profirieron amenazas contra  miembros de nuestra comunidad y de otros pobladores de la zona.

 

Dejamos muy claro que la complicidad del Estado con estas estructuras paramilitares es cada vez más evidente, pues ya son muchas las constancias que nuestra Comunidad ha dejado y no ha habido ni una sola medida  para parar este plan Estado-ParaEstado en la región.

 

Hoy nuestra región está cada vez más estigmatizada y llevada a un limite donde la gente se ha tenido que someter o terminar saliendo  de su tierra para proteger su vida, nosotros nos preguntamos ¿donde está el Estado de Derecho?; ¿donde está la paz que es tan publicitada hoy en el país?, cuando lo que vivimos en nuestro territorio es un fenómeno de esclavitud a los paramilitares, y que claramente es  apoyada por las brigadas del ejército y los gobiernos locales.

 

Nuestro consuelo que nos da fuerza para seguir adelante con nuestro proceso de comunidad es saber que contamos  con todo el apoyo político y moral  de quienes nos acompañan desde diferentes lugares del mundo y que han creído en nuestras súplicas de auxilio que cada vez imploramos de manera más apremiante.

 

Comunidad de Paz de San José de Apartadó

Junio 29 de 2017

Remitido al e-mail

Anuncios

2 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. Leila Rosa Betancur Díez
    Jun 29, 2017 @ 23:39:40

    En medio de ese clima lleno de violencia contenida, violencia que según ustedes, parece que va a desbordarse en cualquier momento, existe solamente un apoyo que los fortalece y les ayuda a no desmoronarse… los amigos con que cuentan en todo el mundo y en Colombia. ¡Qué disparidad de armas! Solidaridad,sinónimo de vida ó de compromiso humano, contra las balas que matan. Hasta en eso ustedes son grandes. La Comunidad de Paz de San José de Apartadó no solamente nos da lecciones de valor, organización, compromiso, sino que nos enseña y regala la única manera de hacerle frente al caos que nos . Estamos en deuda con ustedes. Reciban nuestro fraternal saludo lleno de respeto, cariño y admiración
    Equipo Misionero USEMI Quibdó.

    Responder

  2. Leonor Calle
    Jul 05, 2017 @ 11:14:55

    Lo que puedo ofrecer es la ORACIÓN, el Señor l@s protegerá, el mal no puede vencer.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: