MONSEÑOR GERARDO VALENCIA CANO, Y SU NO-VIOLENCIA ACTIVA. Olga Lucia Álvarez Benjumea ARCWP*


AÑO DEL CENTENARIO NATALICIO

DE

MONSEÑOR GERARDO VALENCIA CANO.

AGOSTO 26 DE 1917 AGOSTO 26 DE 2017

 

La imagen de Gerardo Valencia Cano, la han querido estigmatizar, tildándole de “obispo guerrillero”, “obispo rojo”, “obispo comunista”…

“Yo me siento tímido con estas pobres gentes, porque no sé qué decirles. Pero cuando estoy frente a los grandes, no siento ningún temor de decirles la verdad”.  (Monseñor Gerardo Valencia Cano)

Los grandes, siempre le tuvieron miedo, y se armaban gasta los dientes. Temblaban cuando Gerardo hablaba. Por puro miedo, se lo quisieron quitar de encima.

Nunca, se supo, por qué, el avión de Satena (Servicio Aéreo a Territorios Nacionales) DC3  HK661 se accidento, el 21 de Enero 1972,  en el cerro San Nicolás, después de haber explotado en el aire, según el testimonio de los campesinos de la región. Lógico, que después de la explosión, se tenia que estrellar.  Las “noticias” que se escucharon y que apareció en la prensa, siempre dijeron: “se estrelló contra los Farallones, Cerro San Nicolás”. Pero, ¿por qué explotó en el aire?  No existía  en ese entonces la “caja negra”? ¿Por qué, se quería decretar “campo santo”, y suspender el acceso, hasta el sitio del accidente, alegando dificultades en el terreno? Después de despegado el lugar, sube el P. Ricardo Saldarriaga (q.e.p.d) con unos baquianos y trayendo los restos de Monseñor,  lo entrega al pueblo colombiano y a la familia diciendo: “Aquí  se los traigo”.

Colombia, en estos últimos días, ha sido noticia de PAZ, que los Acuerdos con las FARC-EPL, que el desarme, que los actuales diálogos con el ELN, que un cese bilateral del fuego: Ejercito-ELN, con ocasión de la visita del Papa Francisco, etc, etc.

En medio de todo,este revuelo, ha llegado a nuestras manos como regalo de PAZ, la opinión de Monseñor, de lo que vivía y sentía acerca de la violencia, la que le comparte  a su sobrina, a través de la siguiente comunicación, sobre la decisión tomada por el P. Camilo Torres y su muerte en Patio Cemento-San Vicente de Chucurí, el 15 de Febrero de 1966:

“Nro 331

Buenaventura, 15 de Abril 1966

Señorita

Jenny Valencia M.

Medellín.

 

Jenny:

Amparo me envió tu carta comentario sobre la muerte del infortunado Padre Camilo. Desde luego te digo que no me gusta el enfoque que le has dado. Tu ya me conoces y sabes que soy gran admirador de la audacia, la constancia, la firmeza, la abnegación, el amor al prójimo donde estén, y que estas virtudes  encarnadas hace de esa persona para mí un ser amable. Pero esto no es razón para que por la abundancia de el, en una de estas virtudes yo  vaya a justificar todos sus actos.

Por ejemplo, hoy me tienes metido en un gran lío, a favor de los pobres de este Puerto. Querrías tu que en lugar de tener como arma principal la oración y la misa, yo me armara con un fusil para ponerme al frente de estos pobrecitos?.

Más aún. El Evangelio de que debe ser portador todo cristiano y mas un Sacerdote se ha impuesto hasta hoy contra los mas poderosos enemigos, incluyendo los comunistas por la firmeza y la oración, por el perdón y el amor efectivo, por la abnegación total aun a favor de los mas reacios enemigos;  y jamás han tenido éxito quienes como nuestro infortunado Sacerdote  el Padre Camilo, han querido servirse de las armas para triunfar la mas bella idea.

Tu lo absuelves a él, porque asesina a quien los traicionan y condenas a quienes lo matan en cumplimiento de un juramento de defender el orden de la Patria.

No creo que tu me ganes en amor por este infortunado hermano mio en el sacerdocio, ni creo que tu hayas orado más que yo por él. Ojalá me ganes. Pero fíjate que tu modo de pensar no esta muy de acuerdo con el Evangelio de Cristo y mucho menos con su táctica de redención del mundo.

Piensa bien en que la pedagogía de la redención la hace un Dios tan íntimamente unido a nosotros que por todo es mirado como un solo hombre; y tan divinamente unido a la Divinidad que los mismos que lo crucificaron  bajan del Calvario diciendo: “Verdaderamente este es el Hijo de Dios”.

Lo verás y te convencerás: la redención del mundo solo se hará viviendo el Evangelio, realizándolo por aquel, amaos los unos a los otros tratando de hacer con todo el mundo la unidad tan perfecta como la que hay entre Jesús y su Padre Dios.

Te bendice tu afmo en Cristo.

Gerardo Valencia Cano mxy

Vic. Apost. de B/tura.”

 

Este es el legado de no-violencia activa, que Gerardo Valencia Cano, nos ha sabido dejar de su puño y letra, a su sobrina, a su familia, a las Misioneras de USEMI, a los porteños de Buenaventura, al Pueblo Iglesia de Dios, a Colombia y al mundo entero.

SE PUEDE APRECIAR LA CARTA ORIGINAL EN EL SIGUIENTE ENLACE:

Carta Vicariato apostolico

 

*Presbitera Católica

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: