COLOMBIA. Delimitado Sumapaz, ¿ahora qué? Por: Juan Pablo Ruiz Soto


 

4 Julio 2017

 

Acaba de completarse la delimitación del páramo de Sumapaz, uno de los más importantes de Colombia, no sólo por su extensión sino también por su ubicación y la relevancia que tiene en el abastecimiento de agua para Bogotá y sus áreas circundantes.

La delimitación del Sumapaz coincide con la implementación del Acuerdo de Paz y en esta, como en muchas otras regiones del país, la salida de las Farc ha permitido nuevas formas de ocupación. Quienes han estado siempre, en paz y en guerra, son los campesinos paramunos, que, protegidos por la ruana, buscan hacer simbiosis con el ecosistema desde hace muchos años. Con la paz, y a pesar de los discursos gubernamentales conservacionistas, en las narices de autoridades e instituciones, los tractores de los empresarios de la papa están prendidos y destruyendo la vegetación de páramo para dar paso, en extensiones cada vez mayores, al monocultivo de la papa.

Como dice el profesor Ernesto Guhl, la principal amenaza en el suministro de agua para Bogotá es el cambio climático, y ese fenómeno afecta también la vegetación de páramo y su aporte como regulador hídrico. Las nuevas circunstancias nos obligan a poner mayor atención y renegociar las condiciones de ocupación y manejo de los páramos. El diálogo con los campesinos que desde tiempo atrás habitan estos parajes es indispensable.

No es suficiente decir que queremos conservar los páramos; debemos ser eficientes y efectivos y definir cómo y con quién. El mundo natural nos aporta o nos afecta según como lo tratemos, y hoy la prioridad social es impedir que avancen los tractores. Debemos acordar cómo vamos a conservar y recuperar los páramos, asegurando la permanencia y la seguridad alimentaria del campesino paramuno y a la vez respondiendo al reto social que significa la conservación de la fuente de agua para millones de colombianos.

En los páramos, la función ecológica de la propiedad es el componente principal de su función social. La conservación es la actividad prioritaria en las zonas de páramo y el desplazamiento de las familias campesinas no puede ser parte de la estrategia.

Una parte del páramo está para ser conservada, la otra para ser restaurada, y en ese propósito los campesinos deben participar y beneficiarse, y los cultivos y el ganado deben restringirse sólo al autoconsumo. Por sabrosa que a los colombianos nos parezca la papa de páramo, no podemos impulsar el desplazamiento de los cultivos de papa en estos ecosistemas. Partes del área que ahora está en ganadería extensiva deben recuperarse y, con asesoría del Instituto Humboldt, trabajar para que los campesinos devenguen parte de su ingreso por cultivar frailejones. Recuperar la vegetación nativa es la actividad productiva de mayor rentabilidad económica y social.

Los usuarios urbanos del agua debemos transferir recursos financieros a manera de compensaciones por prestación de servicios ecosistémicos al campesino paramuno. Una razón más para reglamentar el decreto de pago por servicios ambientales que acaba de aprobarse.

En las cuentas de cobro del agua de los bogotanos debe separarse y hacerse explícita la parte que se transferirá a los campesinos y que está asociada a la conservación de la fuente de agua.

 

5 DE JULIO DE 2017

El impacto ambiental de la salida de las Farc

Por JUANITA VÉLEZ | NATALIA ARENAS

 

Desde que las Farc se concentraron en las zonas veredales para dejar todas sus armas, desaparecieron también de los territorios en los que hacían presencia las reglas que ellos imponían y que hacían más costosa la explotación de recursos naturales. Esas reglas terminaron por proteger el medio ambiente, algo que el miembro del Secretariado Iván Márquez ha dicho que será uno de los ejes del discurso político del movimiento de las Farc.

 

Como ya no hay quien imponga esas reglas ambientales, en varias regiones del país la deforestación ha crecido. La Silla rastreó casos en Caquetá, Meta, Guaviare y Chocó, que muestran el impacto ambiental de la salida de las Farc y cómo el Estado está poniendo todas sus fichas en una nueva estrategia para contrarrestarlo. …

 

 

http://lasillavacia.com/historia/el-impacto-ambiental-de-la-salida-de-las-farc-61592

 

 

Las mafias de la deforestación en el Guaviare

 

Este departamento amazónico concentra cerca del 20 por ciento de las áreas deforestadas en Colombia. La madera se pudre en el suelo y las bandas criminales y de narcotráfico se apropian de las tierras para hacer minería ilegal y ampliar la frontera agrícola.

 

http://sostenibilidad.semana.com/medio-ambiente/articulo/guaviare-deforestacion-la-llevan-a-cabo-mafias-que-talan-los-arboles/38131

 

 

La plataforma que permite conocer qué está pasando en la Amazonía

La Plataforma de Información y Diálogo para la Amazonía Colombiana (PID) reúne a todos los actores y las iniciativas que buscan conservar al llamado ‘pulmón del mundo’.

 

http://sostenibilidad.semana.com/medio-ambiente/articulo/pid-una-novedosa-plataforma-permite-conocer-que-esta-pasando-en-la-amazonia/38115

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: