COLOMBIA: Los LGBTI le “cantaron la tabla” a los pastores


“A las iglesias que no son inclusivas deseo decirles que sus prohibiciones y pecados valen solo para quienes libremente se han adherido a sus filas.”

Por: Fernando Torres Nova Julio 05, 2017
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Los LGBTI le “cantaron la tabla” a los pastores

Con una buena dosis de reivindicación social y activismo cerca de 70 mil personas marcharon hasta la Plaza de Bolívar el pasado domingo bajo el lema “Seres libres, Estados laicos” en la tradicional marcha del Orgullo LGBT de Bogotá.

Como dato curioso, hay cada año más ciudadanos heterosexuales, sean amigos, familiares o activistas de derechos humanos que se suman a los ciudadanos LGBTI para pedir respeto e inclusión.

Pero más curioso para mí fue ver presentes delegaciones de cristianos en la marcha multicolor. Y es que después de los ataques de Vivianne Morales, la Conferencia Episcopal, el Concilio Evangélico de Colombia (CEDECOL) y decenas de pastores más, uno pensaría que la religiosidad no está presente en nuestros amigos diversos. ¡Cuán equivocado estaba! Hubo una delegación de la Iglesia Metodista, otra de la Iglesia Anglicana y también observé otra del grupo “Afirmación” de los mormones. En su marcha decían: “Adventista, evangélico, católico o mormón, dios te ama un montón”.

La consigna choca con las habituales prédicas a las que nos tiene acostumbrados el concejal Marco Fidel Ramírez, la diputada de Santander Ángela Hernández o el pastor cartagenero Miguel Arrázola. Pero un vistazo por Internet nos muestra que en otras latitudes las iglesias son más inclusivas. En junio de este año la Iglesia Episcopal de Escocia aprobó el matrimonio entre parejas del mismo sexo en su denominación, lo mismo aprobó la Iglesia Luterana de Dinamarca en marzo, y la Iglesia Anglicana de Canadá hace un año.

Denominaciones más tradicionales como los mormones y los adventistas del séptimo día contienen grupos de jóvenes LGBTI (“Afirmación” y “Kinship” respectivamente), conformados de generaciones milenials en adelante, que propugnan por la aceptación en sus iglesias. Unas pocas decenas de ellos acompañaron la marcha del orgullo en Bogotá.

Junto a la delegación de la Iglesia Metodista un creyente y también gay llevaba un cartel que decía “La fe es la fe, el estado es estado. No confundas las cosas”. Cerca de los religiosos también marcharon un grupo de ateos que a su paso coreaban “Iglesias y Estados, mejor separados”. Como puede verse ambos grupos, separados en cuanto a la creencia en Dios, estaban unidos al reclamar un Estado laico.

Con el paso del tiempo la Plaza de Bolívar se colmó totalmente y una presentación con tambores y bombos retumbó hasta la Corte Constitucional, lugar donde la población LGBTI ha ganado sus principales batallas por la igualdad. Posteriormente vino el discurso central, que fue dado por Ferney Rodríguez, un miembro de Bogotá Atea. Sus palabras fueron claras y firmes, y retumbaron tanto como los tambores que le precedieron.

Después de comentar que siguen habiendo asesinatos contra la población LGBTI, especialmente contra las mujeres trans, que el triste y famoso caso de Sergio Urrego no ha llegado a condena, se analizó la amenaza que representan los derechos de las personas LGBTI por la religión en la esfera política.

“No hay en este momento, ni ha habido en la historia, un solo caso de nación que haya mezclado la política con religión, que sea o haya sido, compatible con los derechos humanos. Los estados confesionales han derivado en la imposición, la opresión y la perdida de libertades.” Afirmó Rodríguez.

“Por eso a las iglesias que no son inclusivas deseo decirles que sus prohibiciones y pecados valen solo para quienes libremente se han adherido a sus filas. No permitiremos que sus preceptos afecten nuestros derechos”, continuó.

Luego se lanzaron dardos más fuertes contra los pastores que hacen política con la homofobia: “A los pastores venidos a la escena política quiero decirles que no es justo ni honesto que en el juego político, se use a la población LGBTI como el chivo expiatorio de su falsa cruzada moral. Es injusto y vil que para conseguir votos los pastores nos señalan de ser los destructores de la familia y la sociedad, cuando los verdaderos males que afectan a todas las familias son el desempleo, el subempleo, la baja calidad y cobertura de la salud y la educación; cuando el verdadero mal moral es la rampante corrupción de los políticos de siempre con los que ahora los pastores se han unido para negar nuestros derechos y negarle al país la oportunidad de vivir en paz y reconciliación. Esto es vergonzoso. Es intolerable.”

Verdades como puños en un país donde no importa si haces alianza con políticos corruptos, pero si dices que defiendes “los valores”, es decir que te opones a los derechos de los conciudadanos LGBTI, ya se te garantiza la votación de feligresías completas. Muy bien por las voces que pidieron separación entre el Estado y las Iglesias.

https://www.las2orillas.co/los-lgbti-le-cantaron-la-tabla-los-pastores/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: