VENEZUELA: No sea mentiroso sacerdote Diego Padrón


Por: Teófilo Santaella | Lunes, 10/07/2017 07:48 AM | 

La jerarquía de la iglesia católica venezolana está alzada contra las prédicas del Papa Francisco. Los sacerdotes de la Conferencia Episcopal Venezolana no le para al Papa. Sigue apegado a aquella iglesia que apoyo a Hitler, Francisco Franco, Mussolini, así como a Augusto Pinochet, y en fechas más recientes a Pedro Carmona Estanga. Sobre este último caso existen muchos videos y fotos que así lo avala. En efecto, da lástima ver como el sacerdote Diego Padrón, presidente de la CEV (insisto con lo de sacerdote, porque el Papa Francisco mandó para el carajo ese remoquete de monseñor), a través de las cámaras de televisión afirmó hace tres días que “esa idea del plebiscito nació del seno de la gente, de la sociedad civil, no de los partidos políticos, por lo tanto en ciertas localidades, de acuerdo con la decisión del obispo, se prestarán instalaciones de las iglesias para contribuir a la realización del plebiscito del 16 de julio”.

Dos cosas sacerdote: en primer lugar, miente cuando dice que es una iniciativa de la sociedad civil. Miente, mil veces miente. Esa es una iniciativa de los partidos Voluntad Popular y de Primero Justicia. Por lo que no sólo está mintiendo, sino que pretende engañar a los católicos de este país. O sea a los pocos creyentes que existen, gracias a las desacertadas posiciones de esta jerarquía eclesiástica devaluada. Y en segundo lugar: está exponiendo esos centros a que la guarimba se apodere de ellos, y se conviertan en un excedentario de guerra, tal y como ha sucedido en los últimos 100 días en las calles de Caracas y otros lugares del país. Ha sido un sacerdote quien ha bendecido a los violentos terroristas encapuchados en las adyacencias de la Base Aérea La Carlota, hecho registrado en videos. O sea, sacerdote, usted está involucrando a la iglesia en la guarimba y en los actos terroristas, con sus respectivas consecuencias.

Usted, un hombre entrado en años, presidente de la CEV, alza su voz para ponerse al lado de los violentos, de los terroristas y asesinos, muchos de ellos. Se aleja de las prédicas del Papa y se acerca a las del diablo. Avalan la quema de seres humanos, así como los asesinatos en barricadas. ¡Dios, Santo! ¿Qué les ha pasado a estos sacerdotes? ¿Cómo han sido penetrados por satanás? Que Dios los haga volver al mundo de la cristiandad, del catolicismo, de la solidaridad y de la paz.

https://www.aporrea.org/actualidad/a248962.html

Trabajo para todos, dinero para nadie, y el Evangelio como guía: ¿Han oído hablar de Nomadelfia?


Publicado: 10 jul 2017 14:47 GMT

1.3K107

Unas 300 personas viven en esta comunidad fundada en 1940 que aún mantiene su estilo de vida basado en estrictos valores cristianos.

Trabajo para todos, dinero para nadie, y el Evangelio como guía: ¿Han oído hablar de Nomadelfia?

Habitantes de Nomadelfia
nomadelfia.it

Nomadelfia es un interesante pueblo italiano, ubicado cerca de la localidad de Grosseto, unos 150 kilómetros al sur de Florencia. Su interés reside precisamente en su forma de vida: es una comunidad católica regida por normas basadas en valores cristianos y un estatus legal hecho a su medida. Tal como ellos explican en su página web, se trata de “un pequeño pueblo con una Constitución propia que se basa en el Evangelio para el Estado es una asociación civil; para la Iglesia es una parroquia y una asociación privada entre fieles”.

Vista panorámica de Nomadelfia. / nomadelfia.it

“Nomadelfia es un pueblo comunitario, más que una comunidad. Tiene su historia, su cultura, su ley, su lenguaje, su costumbre de vida y su tradición. Es una población con todos sus componentes: hombres, mujeres, sacerdotes, familias e hijos”, explican. Actualmente hay unas 300 personas viviendo en Nomadelfia, agrupadas en unas cincuenta familias. Esa pequeña población se organiza de forma similar a los kibutz, con su propio sistema de trabajo -predominantemente agrícola- y poniendo en común todo lo que se produce.

Un reportaje publicado al respecto, publicado recientemente por una persona que estuvo de visita en el pueblo, explica que “todos los bienes que hay en la comunidad son comunes y no funcionan con dinero. O al menos eso dicen, porque en el centro de visitantes te ofrecen hacer donativos y te venden sus libros que hay que pagar en euros de curso legal. Eso sí, los pocos que trabajan fuera del pueblo sí pueden ganar dinero pero sus beneficios luego recaen en la comunidad que es quien lo administra”.

‘Maternidad virginal’ y crianza solidaria

En Nomadelfia viven en la actualidad unas cincuenta familias. Las hay de dos tipos, las familias surgidas de los matrimonios y las familias de “mamás por vocación”. Las llamadas ‘mamás por vocación’ son, como se explica en los textos de la comunidad, “mujeres que renuncian al matrimonio para vivir una maternidad virginal y acoger y educar a menores abandonados como hijos verdaderos, para siempre”.

nomadelfia.it

Uno de los principios fundamentales que rigen la comunidad es el de la paternidad y maternidad solidarias. Tal como ellos mismos lo explican, “todos los hombres y mujeres están obligados a ejercer la paternidad y la maternidad sobre todos los hijos, aún sobre aquellos que no pertenecen a su familia propia. Por lo tanto, deben tratarlos de igual forma e intervenir en la educación de todos según una línea pedagógica común, inspirada en el Evangelio”.

La República Italiana concedió a Nomadelfia, en la década de los 70, el permiso para instaurar en el pueblo un sistema educativo propio, obligatorio hasta los 18 años y de marcada inspiración católica. En Nomadelfia no hay exámenes ni calificaciones, pero tienen la obligación de presentarse a los exámenes de la escuela obligatoria estatal. Los jovenes que deseen cursas estudios universitarios, tendrán que concurrir al llamado essame di maturitá (que da acceso a los estudios superiores) como el resto de los alumnos del país.

Un día de clase en Nomadelfia / nomadelfia.it

Una vez alcanzada la mayoría de edad, los hijos tienen la libertad de permanecer o de salir de la comunidad. En este caso, los adultos de la comunidad se comprometen a ayudarles a encontrar una forma para organizar su vida.

‘Ni siervo ni patrón’: su visión del trabajo

“Las empresas se administran fraternalmente y no se admite ninguna forma de explotación del hombre sobre el hombre”, explican desde la comunidad. Según sus propias leyes, nadie cobra dinero, no existe la propiedad privada y tampoco una especialización laboral: todos están disponibles para cualquier trabajo. Además, los trabajos repetitivos o pesados se hacen juntos. Las jornadas laborales en Nomadelfia son de lunes a sábado, de 5 horas por las mañanas, tanto en las haciendas y talleres como en las escuelas y en las oficinas.

Una jornada de trabajo en Nomadelfia / nomadelfia.it

La mayoría de tareas se hacen por turnos rotativos, teniendo en cuenta las capacidades y la edad de cada persona.

Historia de la comunidad

La pequeña ciudad-comuna  fue fundada por el sacerdote Zeno Saltini, que nació en Fossoli en el año 1900 y murió 81 años más tarde en la cercana localidad de Grsseto. Aún es una figura de culto e inspiración en la vida de Nomadelfia. Durante la II Guerra Mundial, don Zeno, como aún le llaman los nomadelfios cariñosamente, trabajó para ayudar a niños abandonados, con la ayuda de algunas mujeres devotas (que ya entonces se llamaban ‘madres vocacionales’) y otros sacerdotes. Después de la guerra, ocupan el campo de prisioneros de Fossoli -que fue el primer asentamiento de Nomadelfia-, y redactan la primera Constitución de la comunidad.

Zeno Saltini (1900-1981), fundador de Nomadelfia / nomadelfia.it

Cuando el proyecto se da a conocer, acuden a la zona más niños abandonados o huérfanos de la guerra y se asientan allí una serie de familias que quieren llevar el estilo de vida de las primeras comunidades cristianas. En paralelo, empieza a gestarse allí un movimiento político llamado ‘Movimiento de la Fraternidad Humana’ basado en la idea de la democracia directa, que no es bien recibido ni por la clase política ni por las autoridades eclesiásticas de la época. Empiezan entonces las presiones para que Nomadelfia quede disuelta en el año 1952. El Santo Oficio obliga a Don Zeno a dejar Fossoli y es entonces cuando se ven obligados a desplazarse y ocupar los terrenos donde se encuentran ahora mismo.

Visita del Papa Juan Pablo II a la comunidad de Nomadelfia en 1989 / nomadelfia.it

El Papa Juan Pablo II hizo una visita oficial a Nomadelfia en mayo de 1989. Allí bautizó a un bebé y elogió el espíritu de fraternidad sobre el que se había levantado este “pueblo comunitario”. En concreto, dijo que le recordaba “al ambiente descrito en los Hechos de los Apóstoles” y valoró positivamente la existencia de un lugar como Nomadelfia en un mundo “a veces hostil y alejado de la fe”.

Hoy en día siguen funcionando a su estilo, y reciben visitas de viajeros y curiosos que desean asomarse a este exitoso experimento social católico que preserva dentro de sus fronteras la esencia del cristianismo entendido como un reino en el que la ley suprema es la fraternidad entre las personas.

https://actualidad.rt.com/actualidad/243988-pueblo-italiano-kibutz-catolico-nomadelfia-dinero

El obispo estadounidense pide a la diócesis que comience a recibir la comunión “en la lengua y arrodillarse”


Foto principal
Obispo Robert Morlino
Pete BaklinskiPete BaklinskiSigue a Pete

 

NOTICIA 

MADISON, Wisconsin, 13 de Abril, 2017 ( LSN ) – Obispo Robert Morlino de la Diócesis de Madison, Wisconsin ha pedido a toda su diócesis para comenzar a recibir la Santa Comunión en la lengua, mientras que la inclinación, el próximo otoño con el fin de aumentar la “honestidad” Por la Presencia Real de Cristo en la Eucaristía.

El obispo hizo su petición al concluir su homilía en la Misa Crismal del 11 de abril, donde los aceites son consagrados para su uso en la administración de los sacramentos en las parroquias de toda la diócesis.

“Voy a pedir que nos movamos juntos hacia una mayor reverencia al recibir la Santa Comunión, voy a pedir que la gente sea alentada a recibir la Comunión en la lengua y arrodillarse”, dijo al final de su homilía.

“No hay duda de que la comunión en la lengua es más reverente, y no se presta a un comportamiento casual.” Voy a preguntar, a partir del otoño, que a nuestros estudiantes se les enseña a recibir la Comunión en la Lengua “, añadió.

Hasta la década de 1960, los católicos de todo el mundo recibieron Comunión de rodillas y en la lengua. La práctica de la Comunión en la mano surgió de una desobediencia que se remonta a Holanda. Debido al abuso generalizado de recibir en la mano, el Papa Pablo VI  concedió un indulto a la práctica en una carta de 1969 de la Sagrada Congregación para el Culto Divino.

Brent King, director de comunicaciones de la diócesis de Madison, dijo a LifeSiteNews que recibir la comunión de la manera tradicional, arrodillado y en la lengua, aumenta la reverencia debido a una “postura externa” de bajar el cuerpo que puede traducirse en una “disposición interior” Ante Dios.

En su carta a los Filipenses, San Pablo escribió que “en el nombre de Jesús, toda rodilla debe inclinarse”.

King dijo que si “estamos arrodillados, estamos mostrando una reverencia a lo que realmente creemos, que el cuerpo, la sangre, el alma y la divinidad de Cristo está presente en el anfitrión”.

También declaró que a nadie se le negaría la comunión si decidieran seguir recibiendo en la mano.

Durante su homilía, Morlino aludió a una alocución del Cardenal Robert Sara el 31 de marzo , donde el Prefecto de la Congregación para el Culto Divino habló de una “grave crisis de fe” que sucede en la Iglesia debido a una liturgia empobrecida.

El cardenal Sara dijo que la crisis “no sólo a nivel de los fieles cristianos, sino también y especialmente entre muchos sacerdotes y obispos, nos ha hecho incapaces de entender la liturgia eucarística como un sacrificio, como idéntico al acto realizado una vez y para Todo por Jesucristo, haciendo presente el Sacrificio de la Cruz de una manera no sangrienta, en toda la Iglesia, a través de diferentes épocas, lugares, pueblos y naciones “.

“Hay a menudo una tendencia sacrílega a reducir la Santa Misa a una simple comida de convivencia, la celebración de una fiesta profana, la celebración de la comunidad de sí misma o, peor aún, una terrible desviación de la angustia de una vida que ya no tiene sentido o Del temor de encontrarnos con Dios cara a cara, porque Su mirada nos desvela y nos obliga a mirar de manera verdadera y sin fisuras la fealdad de nuestra vida interior. Pero la Santa Misa no es una diversión. Es el sacrificio vivo de Cristo que murió en la cruz para liberarnos del pecado y de la muerte, con el propósito de revelar el amor y la gloria de Dios Padre “, añadió el Cardenal.

Mons. Morlino dijo que si bien la Iglesia Católica se ha destacado en los asuntos sociales en todos los niveles, no ha logrado transmitir una fe viva a las nuevas generaciones. Dijo que esto se revela por el hecho de que menos del 25% de los católicos ahora asisten a la misa.

A raíz de la intervención de Sara, Morlino lamentó cómo la ocupación se ha introducido en la liturgia, donde todos sienten la necesidad de estar ocupados “haciendo algo” en la Misa. Dijo que el llamado del Vaticano II a la “actuosa participación” de los fieles en la liturgia ha Más que ver con “participación real” que con “participación activa”.

El obispo dijo que es más importante para los participantes de la Misa profundizar en lo que se está haciendo en la Misa, a saber, que Dios está presente: Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad. Esto debería agitar el alma de los Massgoers y llenarlo de temor y asombro, pero a menudo los fieles están demasiado ocupados para tomar nota, añadió.

Fr. Juan Zuhlsdorf, un sacerdote en la diócesis de Madison, escribió sobre su padre. Z’s Blog que lo que el obispo Morlino está haciendo es “exactamente correcto”.

“Es hora de empezar a crecer cada vez más en la adoración litúrgica sagrada y transformadora, como individuos y como comunidades en la Iglesia, pequeñas y grandes, familias, parroquias, diócesis, naciones”, dijo.

“Por lo tanto, qué Bp. Morlino hizo exactamente lo correcto. Él ha proporcionado un ejemplo personal. Él ha mostrado liderazgo. Él ha permitido prudentemente un período congruente de tiempo para la instrucción, así como el diálogo con los sacerdotes y fieles. Esta es una gran bendición para la Santa Iglesia, ya que cumple fielmente su pesado mandato. Que su ejemplo sea tomado por muchos pastores de almas “, agregó.

El año pasado, cuando el cardenal Sara pidió a los clérigos que adoptaran la posición “ad orientem” – frente a Oriente – para la Misa a tiempo para el advenimiento, Morlino fue uno de los primeros obispos de la Iglesia en responder a la llamada.

Antes de ese mismo año, Morlino pidió que los tabernáculos volvieran al frente y al centro de cada iglesia de su diócesis.

El obispo Morlino llegó por primera vez a la Diócesis de Madison en 2003. En ese momento, a menudo se refería como un bastión del liberalismo, tanto política como espiritualmente. Sólo había seis hombres que estudiaban para ser sacerdotes. Bajo el liderazgo de Morlino, el número se multiplicó por seis para 2015.

https://www.lifesitenews.com/news/u.s.-bishop-asks-diocese-to-begin-receiving-communion-on-tongue-while-kneel

“¿No sería estimulante pasar de la misa ritual a la eucaristía celebrativa?”


Sacerdocio y eucaristía

“Jesús no instituyó ningún ritual”

Eucaristía, la erótica de la ritorrea

Pepe Mallo, 09 de julio de 2017 a las 10:30

La gente se está alejando de manera imparable de la práctica dominical, a mi entender, porque no encuentra en nuestras celebraciones el clima, la palabra clara, el rito expresivo, la acogida estimulante que necesita para alimentar su fe

Eucaristia centro/>

Eucaristia centro

(Pepe Mallo).- “Se reunían asiduamente para escuchar la enseñanza de los Apóstoles y participar en la vida común, en la fracción del pan y en las oraciones” (Hechos 2:42).

“Animales rituales”

“Oir misa”, “ir a misa”, “decir misa”, “dar misa”… Estos populares (o vulgares) giros y expresiones vienen a demostrar el (sin)sentido que mucha gente tiene de… y atribuye a… la Eucaristía. Es voz común que los humanos somos “animales rituales”, necesitamos gestos y signos para comunicarnos. Toda actividad humana se desarrolla con signos; gestos que expresan un mensaje, un sentimiento, emoción, vivencia…, expresiones que no pueden formularse si no a través de estos signos o gestos.

Celebrar la vida, ritualismo y narcisismo

Las celebraciones de los Sacramentos son expresiones comunitarias y públicas de experiencias y aspiraciones comunes de nuestra fe. La celebración “pública” (aspecto comunitario) de estos acontecimientos es la liturgia. No se trata de una serie de ceremonias, ritos, palabras y gestos, sino de la expresión de las vivencias de la comunidad a través de esas actitudes.

Cuando se gesticula demasiado o se exageran los ritos, se enturbian las vivencias. La liturgia no pasaría de ser una exhibición de rutinarios gestos o burdos aspavientos incoherentes. Al traer a cuento en el título la “erótica de la ritorrea”, ironizo atendiendo a la excitación que provocan los ritos en ciertas personas al ejercer las funciones religiosas, y a realizarlos cada vez de manera más evidente y notoria, a la búsqueda de un clímax, de una fascinación no sé si pasional o mística.

El limitarse a repetirlos automáticamente aunque no se comprenda bien el porqué de cada movimiento, de cada gesto, de cada palabra, de cada oración, se llama ritualismo, y cuando el “oficiante” (de oficio) se regodea sensibleramente en ceremoniosos ritos, se llama afectación o “narcisismo”.

El abandono de la misa dominical tiene mucho que ver con el ritualismo

Hay un hecho innegable. La gente se está alejando de manera imparable de la práctica dominical, a mi entender, porque no encuentra en nuestras celebraciones el clima, la palabra clara, el rito expresivo, la acogida estimulante que necesita para alimentar su fe.

Uno de los males que afectan a la Iglesia es que está aprisionada en los ritos, en gestos que el pueblo no entiende o le resultan “familiarmente extraños”. La imagen del sacerdote ritualista continúa profundamente arraigada en la cultura de la Iglesia, en la rutina de los ritos de misas y sacramentos. Todo se ha reducido a actos vacíos de significado, a liturgias recargadas que alejan de la “Cena del Señor”.

La celebración litúrgica no puede ser totalmente espontánea, y menos anárquica; pero tampoco debe imponerse una reglamentación tan estricta y determinada que el rito resulte agobiante y recargado.

Las ceremonias, debido a la rigidez en el cumplimiento de las normas, a veces constituyen un fin en sí mismas. En la celebración de la Eucaristía, se aprecia en el ritual y en el ceremonial un excesivo barroquismo liturgista, que no litúrgico. Su contenido, oraciones, lecturas, plegarias eucarísticas, están elaboradas sobre y desde los dogmas; sus expresiones, por teológicas, no están encarnadas en la vida de los fieles, las plegarias resultan incomprensibles. El “nuevo” Misal Romano, entrado en vigor este año, da la impresión que todo el empeño de la CEE se ha centrado en “la traducción más literal” de los formularios (“por todos” o “por muchos”) y en la supervivencia del ritualismo tridentino.

¿Qué es más importante: los ritos o la comunidad?

¡Qué sencilla fue la “cena de despedida” de Jesús y las restantes “cenas del Señor” celebradas por las primeras comunidades! Jesús no instituyó ningún ritual.

Ni la última cena fue un ceremonial. Al contrario. Los gestos de Jesús en su cena de despedida como en otras tantas ocasiones son bien sencillos: “Tomó el pan, pronunció la bendición, lo partió y lo repartió”. Así de sobrio y escueto. Estos son los gestos propios de la eucaristía y de la vida cristiana: partir el pan (Jesús), repartirlo y compartirlo. “Todos los días acudían unidos al templo, compartían el pan en las casas, comían juntos con alegría y sencillez de corazón” (Hech. 2,46).

Hoy día, a las “funciones” litúrgicas les sobran gestos y ceremonias como para que los asistentes tengamos conciencia de participar en la auténtica eucaristía. Resalto la palabra “funciones” porque considero que hay gestos que están más cerca del espectáculo teatral que de la celebración litúrgica. ¿Puede alguien imaginar a Jesús en la última cena inclinarse y acodarse sobre la mesa ante el pan y el vino y pronunciar lentamente, como enigmáticas, arcanas o sibilinas, las palabras “Tomad y comed… tomad y bebed…”? ¿Puede alguien pensar que en ese momento los discípulos se arrodillan fervorosamente para adorar las “especies sacramentales”? No menos curioso resulta el hecho de hacer tintinear en ese instante las bulliciosas campanillas. ¿Qué sentido tiene esta alharaca?

Más gestos inútiles, por superfluos, de los “funcionarios del rito”

De un tiempo a esta parte, en la mayoría de las parroquias de mi entorno, y en la mía por supuesto, se ha introducido un chocante protocolo al iniciar la misa: Hacer sonar una campana de “aviso”. Perdón por mi insolencia, pero el gesto me retrae a aquel ancestral factor de estación con su proverbial “¡Viajeros al tren!”.

Otra. En el ceremonial existe la “procesión de entrada” portando el leccionario, la cruz, los ciriales y el incensario, que suele realizarse con boato en algunas fiestas. Pues bien, en mi parroquia, tras el “campanillazo” de salida, el sacerdote, precedido de “inexpertos” monaguillos, “ejecuta” el ritual sin solemnidad alguna, recorriendo la iglesia como el que hace el “paseíllo”. Queda ridículo. Y más. Me he preguntado con frecuencia, por qué cada vez que pasan por delante del sagrario, realizan un apresurado ademán que remeda una genuflexión, como obligado vasallaje, y otras veces se contentan con una simple inclinación de cabeza.

¿Y por qué al evocar el nombre de María, se hace una respetuosa reverencia y no al nombre de Jesús? Tampoco me entretengo en preguntar por el sentido del resurgimiento de los primorosos monaguillos… ¿Hemos de seguir “estancados” en un modo de celebración eucarística tan poco sugestivo para los hombres y mujeres de hoy?

¿Qué nos queda de la Eucaristía como banquete del Reino?

¿No sería estimulante pasar de la misa ritual a la eucaristía celebrativa? No vamos a “oir misa”, ni el cura “dice la misa”. Vamos a “celebrar” la Cena del Señor. (No hay celebración sin “algo” que celebrar). Celebración significa alegría, no “severidad”, participación, no “pasividad”. La mesa es símbolo de celebración, de fiesta, de conmemoración, de encuentro. Se ha invertido el orden de los valores: se da preferencia a ritos, ceremonias y solemnidades, y tardíamente, o nunca, se llega al encuentro con Jesús y con la comunidad.

P. D. de Rufo González
El clericalismo imposibilita cualquier reforma, incluso litúrgica

Comparto la crítica de Pepe Mallo, lúcida y sugerente, sobre la celebración de la Eucaristía de muchos clérigos. Real y esperanzada denuncia. Pero abocada a un callejón sin salida ante la actitud real de los dirigentes eclesiales: “resistencia a la reforma litúrgica conciliar de la que se han dado ya repetidas muestras”.

Por ellos no vendrá solución. Serán las comunidades celebrantes las que vean cambios necesarios para expresar mejor y vivir lo que celebran. Deberán suscitar personas creativas para animar, cantar, inventar gestos nuevos, usar palabras inteligibles y significativas actualmente, crear momentos de silencio y comunicación adecuados… Esto sólo podrá hacerse liberándose de la norma clerical, del clericalismo tan denostado por el Papa Francisco.

Con dirigentes vitalicios, inmóviles, dominadores de parroquias sin voz ni voto decisivo, cargados de rutinas facilonas.., y comunidades infantilizadas, con celebraciones sociales y folklóricas, sin compromiso con la vida cristiana…, las reformas serán como la del Misal Romano. Recuerda el refrán: “parirán los montes, nacerá un ridículo ratón”:

“Ha causado estupor, por no decir escándalo, el cambio de las palabras de la consagración eucarística, ordenado por la Congregación del Culto y asumido por nuestros obispos, imponiendo el “entregado por vosotros y por muchos” en vez del “por todos” pacíficamente arraigado. Si desde el principio se hubieran traducido así las palabras de Jesús en la institución de la Eucaristía, ya sería discutible, pero el cambio tardío no puede dejar de producir la impresión de que el “muchos” deroga el “todos”, y de que Jesucristo no murió por todos los hombres. ¿Habrán nacido algunos predestinados a la condenación eterna?… En el fondo de esta aparente fidelidad al texto original hay que ver una resistencia a la reforma litúrgica conciliar, de la que se han dado ya repetidas muestras”. (Hilari Raguer Suñer, monje benedictino de Monserrat, en su Blog de RD, 23.06.2017).

Para leer todos los artículos de los autores, pincha aquí:

http://www.periodistadigital.com/religion/opinion/2017/07/09/religion-iglesia-opinion-pepe-mallo-rufo-gonzalez-eucaristia-la-erotica-de-la-ritorrea-jesus-no-instituyo-ningun-ritual-misa-ritualismo.shtml

Oración de Reconciliación y Paz por la Rev. Dra. Barbara Billey, Sacerdote ARCWP Corazón de Compasión Comunidad Internacional de la Fe, Windsor, ON, Canadá


 06 de julio de 2017

 
    Artista Marion Honors, csj

Te invito a cerrar los ojos y sentir en tu aliento, el suave ascenso y caída de inhalar y exhalar. Con cada ola sobre ola de aliento, entra en el refugio del silencio acogedor … Sientase abrazado por la luminosa quietud del Misterio, de la Santa Presencia … Lo que necesita está aquí …

Pregúntese: ¿Hay alguien con quien necesito reconciliarme? ¿Una persona con quien estoy enojado o que me ha lastimado profundamente? Alguien que incita mi juicio, evasión, o exclusión?

Si está cómodo, permita que la imagen de esta persona salga a la superficie en su imaginación. Observe los pensamientos y recuerdos que surgen, cómo estos descansan como sentimientos o sensaciones en su cuerpo …

Contemple los ojos de esta persona. A veces tiene miedo, dolor, enojo, gozo y amor, una persona con esperanzas y sueños, tristezas y alegrías. Él / ella, como tú y toda la creación, está lleno en el corazón de la Santa Presencia.

Traiga su conciencia al espacio de su corazón. Respiren profundamente en este espacio el amor eterno y sanador de nuestro Santo … Respire la paz y la curación en el corazón del otro …

Repita este círculo de respiración hasta que sienta un ablandamiento en su corazón, una liberación de la separación y la alienación de esta persona. (Si esto no es posible, renuncie a cualquier juicio de sí mismo. Puede volver a esta oración en otro momento.)

Permita que la imagen de su persona se desvanezca.

Tómate unos momentos más de silencio para descansar en la libertad de sanación y paz … Lo que necesitas está aquí …

Puedes terminar esta oración bailando la danza de liberación, escribiendo un poema y / o escuchando el You Tube “Be Still” de Shaina Nollhttps://www.youtube.com/watch?v=6VUSESEwMtY.

A menudo no estamos dispuestos a renunciar a nuestra perspectiva de “justicia” o nos negamos a aceptar “lo que es” verdadero en la realidad de nuestra situación de vida, llevando a todo tipo de sufrimiento dentro de nosotros mismos y entre personas. También hay personas que nos han causado inmenso dolor a través del abuso. Podemos perdonarlos, también, sin comprometernos en otra relación, liberándonos así, deseándoles sanidad y todas las cosas buenas.

Un recurso útil se encuentra en un capítulo de “La Gracia en el Envejecimiento” de Kathleen Dowling Singh titulado El Perdón como Liberación de las Aversiones: La Libertad de la Ira y el Juicio.

Otros recursos están en You Tube: “El Perdón en el Servicio de la Justicia” por Sor Margaret Farley

Https://www.youtube.com/watch?v=9_rpPuV3PdA

Publicado por Bridget Mary Meehan en 8:35 AM

A %d blogueros les gusta esto: