COLOMBIA: La ira implacable del católico conservador José Galat contra el Papa Francisco


Lo llama el anticristo y con su látigo sacó de la Universidad la Gran Colombia al director espiritual y al gerente de Telamiga por respetar a Francisco

Por:  Julio 18, 2017
La ira implacable del católico conservador José Galat contra el Papa Francisco

El año pasado, el  sacerdote Juan Guillermo García no resistió más. Explotó contra su jefe, el rector José Galat. No logró guardar la prudencia que le había permitido permanecer durante 17 años como asesor espiritual de la Universidad Gran Colombia que había sido fundada por su abuelo Julio Cesar García en 1953, y  de la que Galat ha sido rector durante 35 años y desde donde ha impulsado todas sus campañas contra el aborto, el plebiscito y ahora contra  el Papa Francisco. Allí instaló sus cuarteles para aspirar a la Presidencia de la Republica en el 2010 por el Partido conservador  y desde donde maneja el influyente canal de tv Teleamiga desde donde lanza afirmaciones calumniosas y látigos verbales hasta el mismísimo Papa.

El espacio predilecto de Galat, quien aún conserva su voz firme, para soltar sus improperios es el Café de la mañana. Como lo hizo cuando se atrevió a afirmar tener indicios de que el Papa Francisco era  el Obispo Blanco, el predecesor del Anticristo del que hablaba la Biblia porque contradecía los dogmas de la iglesia interviniendo en temas mundanos alusivos a la crisis del medioambiente o a las deformaciones de la economía que conduce a la acumulación de unos pocos y el empobrecimiento de millones.  Su cercanía, según él, a pecadores como homosexuales a quienes se refiere como “ abominaciones de Dios”, o a los divorciados que quedaban salvados para el reino de los cielos por la enciclica Amoris Laetitia escrita por el papa Francisco, que Galat simplemente no tolera. Como tampoco el apoyo desde el Vaticano al  Proceso de paz. En la víspera del Plebisicito del 2 de octubre mientras llamaba vehementemente a votar por el NO, Galat publicó una misiva en la que decía que tomar partido por el Sí, era apoyar “entre otras aberraciones” la instauración de una ideología de género “perverso” para Colombia.

Pero fueron las últimas expresiones de Galat contra la prédica Papal, cuando dijo  “Hay un anuncio de vieja data, de 2.000 años, en el capítulo 13 del apocalipsis, que dice que se presentará un falso profeta que le va a hacer el juego al Anticristo. Yo no estoy diciendo que él sea ese falso profeta, pero sí hay signos de alarma porque ningún Papa anterior ha negado verdades de la fe y este comienza a negarlas”, las que precipitaron la crisis moral  del Consejero espiritual. .

El padre García simplemente no pudo más e hizo pública su incomodidad en el auditorio de la Universidad en la sede de Armenia. “La pelea con el Papa no le sirve a la Universidad” dijo, para cerrar su intervención. Antes había dicho que se alegraba de que en esa Universidad estuviera gente joven al frente y no una persona de 90 años como ocurría en Bogotá.

El eco de sus palabras llegó pronto a la capital donde al otro día, en la sede principal, lo esperaban las directivas en un ejercicio común en la Universidad: la rendición de cuentas. De nada sirvieron sus 17 años de consejero espiritual y de que su abuelo hubiera sido el fundado. De manera instantánea  Juan Guillermo García había dejado de formar parte de la nómina de la institución educativa.

Como también Diego Arango gerente de Teleamiga, quien había acompañado especialmente en  las lides políticas a Galat y quien en algún momento aspiró a la alcaldía de Bogotá  apoyado por el canal. Sus diferencias frente al Papa Francisco también le costaron el puesto.

Galat soportó como ha ocurrido otras veces en el pasado, la rabia estudiantil por la expulsión del padre. Protestaron en la calle de la misma manera que lo habían hecho en febrero del 2012 cuando un grupo de estudiantes se tomó la carrera séptima con Avenida Jiménez para denunciar la pérdida $ 144.000 millones del presupuesto de la universidad que aparentemente habían ido a parar a una cuenta personal del beato rector en las Islas Caimán. Pedían nuevamente su renuncia por usar los recursos universitarios para sus campañas personales, incluso la de su elección como rector. Por estas irregularidades el Juzgado Once Municipal sancionó a Galat ya cinco funcionarios de la Universidad con tres días de arresto y cinco salarios mínimos pero la orden nunca se ejecutó.

Esta vez los estudiantes pedían que cesaran las persecuciones contra los profesores  que divergieran de Galat y que Teleamiga, el canal de la Universidad no podía convertirse en el arma propagandística contra el Papa, la comunidad LGBTI y del proceso de paz.

Sus protestas una vez no sirvieron para nada. Cuando Galat toma una decisión no lo mueve nadie y menos cuando se trata de críticas a sus convicciones que rayan con el fanatismo. En la medida en que se acerca la fecha de la visita papal del próximo septiembre, su radicalidad en Telamiga se ha acentuado con uno solo mensaje:  el católico tiene dos opciones, obedecer a Dios o al Papa. Obedecer al segundo, para Galat, es acercarse a las puertas del infierno.

https://www.las2orillas.co/la-ira-implacable-del-catolico-conservador-jose-galat-papa-francisco/?utm_source=newsletter&utm_medium=email&utm_campaign=historias_para_leer_hoy_en_l

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: