TODA RIQUEZA ES INJUSTA POR NATURALEZA: Faustino Vilabrille


Querid@s amig@s colaboradores y cooperantes en la lucha por un mundo mejor

El sistema capitalista es incompatible con la supervivencia de la vida en  este planeta

 

Festival aéreo de Gijón:

Mateo 13, 44-52

Dijo Jesús a la gente: “El Reino de los Cielos se parece a un tesoro escondido en el campo: el que lo encuentra, lo vuelve a escon­der, y, lleno de alegría, va a vender todo lo que tiene y lo compra.

El Reino de los Cielos se parece también a un comerciante en perlas finas, que al encontrar una de gran valor se va a vender todo lo que tiene y la compra.

El Reino de los Cielos se parece también a la red que echan en el mar y recoge toda clase de peces: cuando está llena, la arrastran a la orilla, se sientan, y reúnen los buenos en cestos y los malos los tiran. Lo mismo sucederá al final del tiempo: saldrán los ángeles, separarán a los malos de los buenos y los echarán al horno encendido. Allí será el llanto y el rechinar de dientes. “¿Entendéis bien esto?” Ellos le contes­taron: “Sí”. Él les dijo: “Ya veis, un escriba que entiende del Reino de los Cielos es como un padre de familia que va sacando del arca lo nuevo de o antiguo”.

 

1.-El Reino de los Cielos es un gran tesoro, porque el mayor tesoro que puede haber en este mudo es que se haga realidad el mensaje de Jesucristo, como:

 

-la justicia, porque sin ella es imposible una vida digna: “dichosos los que tienen hambre y sed de justicia”, dice Jesús. La justicia es el primer grado de amor.

 

-la fraternidad, para tratarnos como hermanos: “a nadie llaméis señor sobre la tierra, porque todos vosotros sois hermanos”, dice Jesús. Todos los títulos civiles y eclesiásticos son contrarios al Evangelio.

 

-la igualdad, porque la única diferencia es la del servicio: “el mayor entre vosotros ha de ser el servidor de todos”, dice Jesús. Que haya pobres y ricos es totalmente contrario a la dignidad humana, y mucho más cristiana. La desigualdad de funciones que la Iglesia Católica aun mantiene entre el hombre y la mujer, es completamente contraria a lo hecho y dicho por Jesús.

 

-la vida: “yo he venido para que todos tengáis vida y vida en abundancia”, dice Jesús. Quitar la vida a todo ser vivo sin necesidad, como los toros, las cacerías, etc.,  es hacerse digno de la propia muerte. Gastar en juergas, diversiones, exhibiciones, como el festival aéreo de Gijón del día 23 de julio pasado, detrás del cual subyacen belicismo, violencia, obediencia acrítica y desprecio por la vida humana de las víctimas de las armas militares en las guerras, que constituyen la base de los ejércitos, junto con todos los cuantiosísimos  gastos militares y humanos que arrastran,  es totalmente contrario a la vida, y por tanto a Jesucristo. Seguro que el gasto de este “festival” , sube a mucho más de un centenar de miles de €, a cargo del Ayuntamiento y otros organismos. Pero no nos dan la cifra…

 

-el amor: “este es mi mandamiento, que os améis unos a otros como yo os he amado”. Una formulación tan sencilla y evidente la promulgó por primera vez en la hisoria Jesús de Nazaret

 

-la paz: “la paz os dejo, mi paz os doy, no como la paz del mundo”, dice Jesús, porque intentamos mantenerla a base armas y de tenernos miedo unos a otros.

 

En esos grandes valores consiste el Reino de Dios en este mundo: es el Mensaje de Jesús de Nazaret. Si todos los tuviésemos como el ideal y la meta de nuestra vida, el mundo sería mucho más feliz, maravilloso, gratificante, esperanzador, perfecto, armonioso, ilusionante, una gran perla, un tesoro. Hay quienes tienen los ojos bien abiertos y lo ven así, y son capaces de dedicar toda su vida a esta gran misión.

 

Pero sucede que para otros no hay más dios que el dinero, y por el dinero luchan por el poder, trafican con droga, esclavizan a los demás, roban, matan, hacen trampas, cuentan mentiras y sobornan. Los ricos y los gobernantes que gobiernas para ellos,  son los culpables de que haya millones de pobres en el mundo, por lo que toda riqueza es injusta por naturaleza. El Sistema capitalista que la genera es incompatible con la supervivencia de la vida en  este planeta, porque destroza al Hombre y al Planeta que lo sustenta, una perla que puso Dios en nuestras manos para todos.

 

2.-Tenemos obligación de tener lo necesario para vivir dignamente, pero siempre con los demás, nunca a costa de los demás. Los que tienen más de lo necesario para vivir dignamente es porque están obligando a otros a vivir indignamente. Todo lo que nos sobra para vivir dignamente es un deber para la necesidad del prójimo.

 

3.-Leyes capitalistas, limosnas y gastos militares: En el neoliberalismo capitalista hay muchas leyes que permiten enriquecerse a costa de los demás. Esas leyes son injustas e inmorales, éticamente perversas, y por lo mismo las riquezas obtenidas con las mismas son injustas, inmorales, perversas, antihumanas y por lo tanto anticristianas aunque se prodiguen en limosnas, donativos y demás zarandajas que, aunque pinten bien ante la sociedad son pura basura ante Dios. No hay ninguna riqueza que sea inocente. A Iriarte se le atribuye esta aguda observación:

 

“El señor don Juan de Robles,

De caridad sin igual

Hizo este santo hospital,

Y también hizo a los pobres”.

 

Festival aéreo: Dicho de otra manera: los que ayer al salir de misa se iban directos a ver el festival aéreo de Gijón caían en una pura contradicción. Con menos de la décima parte de los gastos militares se quitaría el hambre del mundo. Sin reconocer a Jesucristo en los pobres de la tierra es imposible reconocerlo en el altar.

Gobernantes hipócritas y ciudadanos necios: Los gobernantes sois unos hipócritas, y los ciudadanos somos unos necios, porque os consentimos aumentar cada vez más los gastos militares en vez de reducirlos para mejorar la educación, la sanidad, la cultura, la investigación, los servicios sociales, o la solidaridad con el resto de pueblos del mundo, todo ello infinitamente más prioritario que los gastos militares.

 

Por ejemplo, veamos las siguientes equivalencias:

 

 

Hay mucho dinero para armas y muy poco para la paz.

 

4.-En la red había dos clases de peces: en este mundo hay dos clases de personas, las que saben hacer bien el bien, y hacen mucho bien, pero también hay quienes saben hacer bien el mal y por eso hacen mucho mal. Dice la Biblia: “Ante ti puse el fuego y el agua, a lo que quieras tendrás la mano” (Eclesiástico 15,16).

Usar bien la libertad para el bien nos hará felices a nosotros, a los demás y a toda la creación.

 

Un cordial abrazo a tod@s.-Faustino

 

NOTA.-Le pedimos al Ayuntamiento de Gijón dos cosas:

 

-que haga públicos y detallados todos los gastos que genera el festival aéreo.

 

-que en consecuencia renuncie a celebrarlo más veces.

Remitido al e-mail

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: