Una injusticia eclesial


Jerónimo Podestá, obispo con los pobres y con los sacerdotes casados

Memorias de Fernando Portillo

Rufo González, 30 de julio de 2017 a las 08:29
Jerónimo Podestá y CleliaLuro, la pareja invencible

Jerónimo Podestá y CleliaLuro, la pareja invencible

Jerónimo Podestá “nos constituyó oficialmente como Equipo de la Misión Obrera”

Jerónimo Podestá y su esposa/>

Jerónimo Podestá y su esposa

(Rufo González).- Jerónimo sintió la vocación sacerdotal en la Acción Católica, introducida en Argentina por el año l931 según el modelo de la A. C. Italiana. Él fue uno de los socios fundadores del Centro de Jóvenes de A. C. en su pueblo a mediados de los años treinta. Maduró su vocación sacerdotal ya entrado en la universidad, estudiando tercero de Medicina. Deja los estudios médicos para ir al seminario de La Plata en 1940. Allí fue ordenado sacerdote en 1946.

La Pastoral Obrera cambió su corazón clerical en corazón evangélico

Nos lo cuenta un sacerdote obrero, Fernando Portillo, que compartió su ministerio con el obispo de Avellaneda. En la revistas del Moceop (Movimiento Celibato Opcional), “TIEMPO DE HABLAR
TIEMPO DE ACTUAR”, nº 83, correspondiente al 4º trimestre 2000, firmaba este “recuerdo de Jerónimo y su relación con los curas obreros”.

Cura obrero, “misión oficial de la Iglesia” en una nueva diócesis

“El obispado fue creado en 1961 y su primer Obispo Mons. Emilio Di Pasquo, que fue el fundador y primer Asesor General de la J.O.C. antes de ser consagrado Obispo, y de quien yo era amigo por haber trabajado juntos en la J.O.C. ya que fui Asesor General de la Diócesis de San Juan. Mi Arzobispo de San Juan conocía mi deseo de ser cura obrero desde que estaba en 1º de Teología, aprobaba plenamente mi deseo y aceptaba (aunque éramos pocos clérigos en San Juan) que buscara un lugar más adecuado para establecer la misión obrera en ambiente fabril.
Apenas nombraron a Di Pasquo en Avellaneda lo llamé para hacerle la propuesta, puesto que él ya conocía también mi propósito. En Noviembre me autorizó por escrito, porque mi pretensión era que fuera misión oficial de la Iglesia, como cualquier otro ministerio pastoral.
Di Pasquo falleció el 9 de Abril de 1962, cuando yo aún no había comenzado. Me presenté al Vicario Capitular de la diócesis, Hugo Orsi que me recordó, porque años atrás había participado en una charla sobre los curas obreros a la que fui invitado en el Seminario de La Plata. Aceptó que comenzara hasta que fuera nombrado el nuevo Obispo y resolviera en definitiva, brindándome un extraordinario apoyo en todo sentido, incluso para encontrar alojamiento y mi primer trabajo allí…”.

 

 

Jerónimo Podestá “nos constituyó oficialmente como Equipo de la Misión Obrera”

“Allí apareció providencialmente Jerónimo Podestá, nombrado y consagrado Obispo de Avellaneda en Diciembre de 1962, haciéndose cargo de la diócesis en Abril o Mayo de 1963. También nos habíamos conocido a través de la J.O.C. hacía varios años. Aprobó lo que estábamos haciendo y de acuerdo a nuestra propuesta nos constituyó oficialmente como Equipo de la Misión Obrera, donde poco después se unieron otros dos o tres compañeros. Aunque vivíamos separados y trabajábamos en distintos lugares, nos reuníamos todas las semanas para celebrar juntos, hacer revisión de vida y comer mientras intercambiábamos experiencias”.

Acompañamiento pastoral

“Salvo excepciones, Jerónimo nos acompañaba y compartía nuestra reunión semanal con una gran simplicidad fraternal y con mucho respeto por nuestras opciones y decisiones, sin dejar de dar su opinión. Eran reuniones muy agradables y reconfortantes, aunque algunas veces surgieran conflictos o enfoques divergentes con el Obispo, como ocurrió en el caso de una huelga en la fábrica de unos patrones “muy católicos”, donde Paco era el Delegado gremial y Jerónimo no estaba de acuerdo, pero el Equipo decidió que la decisión final correspondía a Paco que era quien trabajaba allí y conocía a fondo el problema y la situación de los compañeros de trabajo. El equipo recibió el apoyo de otro montón de curas que trabajaban en Villas de Emergencia y que fueron a la puerta de la Fábrica en apoyo de la gente. Fuera de esa situación transitoria, la relación fue siempre muy cordial y sincera con Jerónimo; cualquiera de nosotros llegaba al Obispado cuando disponía de un tiempo o tenía algún tema que quería charlar o consultar con Jerónimo, mientras tomábamos unos buenos mates y compartíamos un rato de intimidad y amistad. Tal vez esto último del mate y la intimidad de nuestra amistad era lo más importante de nuestra relación con él, aunque no recibiéramos ninguna otra cosa, ni lo pretendiéramos, para no agobiar su tarea que era bastante ardua, tanto en el interior de la Diócesis, como en la relación con sus “hermanos en el episcopado” y no pocas veces con las autoridades a quienes no les gustaba que se “entrometiera” en los conflictos para apoyar a la gente, o anduviera visitando barrios o fábricas o comiendo con los obreros en el puerto o en la puerta de las fábricas. Eso lo hizo muy popular y querido entre la gente y también sirvió de apoyo a muchos que llegaron a Avellaneda buscando comprensión. Este fue el primer Equipo constituido oficialmente como Misión Obrera en la Argentina…
Lamentablemente el Equipo se deshizo a fines de 1967, después que Jerónimo, asediado por presiones y maniobras de toda índole se vio obligado a dejar la Diócesis. Faltos de apoyo los curas obreros se disgregaron, Paco quedó solo y luego se radicó en un barrio pobre donde ya venía trabajando pastoralmente. Allí, en Villa Corina, organizó una Parroquia, construyendo el templo (después de jubilarse como obrero de una barraca de lanas y cueros), y donde continúa hasta el presente haciendo su labor pastoral”.

¿Cómo se explica esta sintonía de Jerónimo con la clase obrera y la pastoral popular?

“Por su familia era de extracción burguesa acomodada. Era lo que se suele llamar un intelectual. Estudiante de Medicina, entró grande al Seminario, fue enviado a doctorarse en la Gregoriana de Roma y, una vez ordenado, quedó en el Seminario como Profesor y luego como superior, alternando con funciones y cargos en la Curia del Arzobispado de La Plata, donde terminó como Vicario General, antes de ser nombrado Obispo de Avellaneda. Desde esta perspectiva la pregunta no tiene respuesta. Pero ocurrió que en el Seminario tuvo un Profesor de Teología muy prestigioso y querido, que antes de ser Obispo, fue fundador y Asesor de la J.O.C. del Arzobispado de La Plata y “teólogo” de la Pastoral Jocista en la Argentina, Enrique Rau. Bajo su inspiración un buen grupo de sus alumnos se enganchó en la Pastoral Obrera y, entre ellos, Jerónimo, quien, como Asesor jocista fue entrando paulatinamente en el fuego del compromiso con la clase obrera”.

El Evangelio le hizo defensor de los Derechos Humanos

“Esto se complementó en él con su amor por la gente, su interés por todos aquéllos que necesitaran ayuda o consejo, su sensibilidad para reaccionar contra la injusticia en cualquiera de sus formas y contra todo lo que atentara contra la dignidad de la persona. Eso lo llevó a constituirse en defensor de los derechos humanos durante la dictadura, acompañando todos los movimientos en ese sentido, lo cual en definitiva le valió el exilio, junto con Clelia, hasta el fin de la sangrienta y criminal dictadura, que asoló nuestro país desde el 24 de Marzo de 1976 hasta el 10 de Diciembre de 1983”.

Defensa de los Sacerdotes Casados, fruto del Espíritu Santo

“Como Dios dispone sabiamente las cosas, este exilio sirvió a Jerónimo y Clelia para entrar en contacto con el Movimiento Internacional de Presbíteros casados, en un definitivo compromiso.
En conclusión, lo que distinguió fundamentalmente a Jerónimo a lo largo de su vida y en todo lo que hizo, fue su profunda afectividad enraizada en una sólida espiritualidad, que dio consistencia y fecundidad a su estructura humana. Sentía, comprendía, amaba y sabía transmitirlo a su alrededor, en una cálida amistad, inteligente y respetuosa”
(http://www.moceop.net/0 Revista/N 83/index 83.html).

Para leer todos los artículos del autor, pincha aquí:

 

http://www.periodistadigital.com/religion/opinion/2017/07/30/jeronimo-podesta-obispo-con-los-pobres-y-con-los-sacerdotes-casados.shtml

Anuncios

CONGRESO INTERNACIONAL: FEDERACIÓN LATINOAMERICANA DE SACERDOTES CASADOS.


2018
CONGRESO INTERNACIONAL

La imagen puede contener: una o varias personas
La imagen puede contener: 1 persona, texto
Kairos Cristiano agregó 2 fotos nuevas — con Rolando Estrada y 45 personas más.

XXII ANIVERSARIO 2017
20 de julio de 1995 LIMA – PERU
Mons. JERÓNIMO PODESTÀ (Argentina) ; P. JULIO PEREZ PINILLOS (Espeña) ; P. ERMAN COLONIA FIGUEROA (Perú) y 8 países

¿Es un salario digno para la iglesia católica?


Las mujeres mantienen a la Iglesia Católica en marcha. Esa es mi tesis. Visite cualquier parroquia en cualquier día, y usted encontrará sobre todo mujeres que realizan el trabajo diario que se debe hacer entre los domingos. Las mujeres dirigen las oficinas parroquiales y los programas de educación religiosa y otros ministerios necesarios. Se sientan en el consejo parroquial y equilibran los libros. Las mujeres a menudo limpian los bancos y los baños y los rectorías. Las mujeres son cantores y lectores y ministros eucarísticos. Los sacerdotes y diáconos en el altar y en los sacramentos son varones, en la tradición católica, por supuesto, pero hay parroquias administradas por asociaciones pastorales laicas. A nivel de la calle, las mujeres son las manos y los pies de Jesús.

Históricamente, las mujeres han enseñado en las escuelas católicas y han cuidado a las personas en los hospitales católicos, pero eran religiosas, hermanas que pertenecían a una orden. Vivían en comunidad, y sus necesidades materiales eran escasas. Pero hoy hay menos monjas y más laicas que son empleadas por la iglesia. Mientras que la iglesia depende de voluntarios en muchos casos, ciertos trabajos requieren un compromiso constante y un entrenamiento extenso, que debe ser compensado. Es una cuestión de justicia económica.

Mis ejemplos son anecdóticos en lugar de estadísticos, pero como lego que una vez trabajó para la iglesia, puedo atestiguar que el problema de ganar un salario digno al hacer el trabajo de Dios es real.

Aunque la iglesia depende de voluntarios en muchos casos, ciertos trabajos requieren un entrenamiento extenso, que debe ser compensado.

Trabajé a tiempo parcial como director de educación religiosa para una parroquia de tamaño mediano, lo que pude hacer porque el seguro de salud de mi esposo cubría a toda nuestra familia, circunstancia que la iglesia con frecuencia cuenta. Si hubiera sido soltera, no habría aceptado ese trabajo. No podría haberlo permitido. Mi trabajo en la iglesia, que el pastor me ofreció después de haber ofrecido muchas horas durante muchos años, proporcionó un segundo ingreso para nuestra familia.

¿Y si hubiera sido una sola mujer o una sola madre? Para esa perspectiva me he dirigido a otras mujeres que han trabajado o siguen trabajando para la iglesia. Los salarios que ganan, especialmente en las áreas urbanas, apenas cubren sus gastos de subsistencia. Una amiga que trabaja a tiempo completo para la iglesia informa que después de que paga el alquiler y compra la comida y llena el coche con gas, no queda nada. Otra luz de la luna de la mujer en una tienda de conveniencia toda la noche para hacer que los extremos se encuentran: esto después de un día largo del ministerio. Una mujer que es una ministra de jóvenes no puede ni siquiera conseguir un segundo trabajo porque su horario de trabajo es tan variable. Ella es responsable de retiros y excursiones y preparación sacramental junto con las muchas horas extras que dedica a sus amados adolescentes. Le encanta su trabajo, pero ella está cansada de tener que mudarse cada vez que su renta se eleva. Su presupuesto es apretado.

Tal vez en respuesta a la cuestión de los trabajadores a tiempo completo que no pueden pasar, algunas parroquias están dividiendo ahora los deberes de las posiciones pagadas, como el ministerio musical o la educación religiosa, entre dos empleados a tiempo parcial, evitando así la obligación de proporcionar a sus trabajadores Con beneficios como el cuidado de la salud y la jubilación. No es que estos beneficios, incluso cuando se proporcionan, son expansivos. Una amiga que enseñó en una escuela católica durante 10 años informa que su ingreso de retiro de ese trabajo asciende a $ 232 al mes. ¿Es de extrañar que se uniera a la fuerza de trabajo secular?

Podemos trabajar por amor, pero no podemos comerlo, ya sea joven o viejo.

Mientras hablaba con la gente sobre este tema tan tenso, me di cuenta de que mi tesis era sexista. Este dilema no es una cuestión exclusiva de las mujeres. Conozco a un hombre maravilloso que tuvo que dejar un trabajo que amaba como capellán en el ministerio de detención porque no podía apoyar a su familia creciente en lo que ganaba. Aquí está alguien que cree apasionadamente en la justicia restaurativa y quiere trabajar con una población que muchos rechazarían, y él no puede. Tuvo que encontrar trabajo más lucrativo. Él todavía se ofrece voluntariamente en las cárceles cuando él puede talla algún tiempo fuera de sus deberes del trabajo y su tiempo de la familia, pero es otro ejemplo de la iglesia que pierde vocaciones de la calidad porque no explica las prácticas de la vida.

Trabajar para la iglesia es alegre y satisfactorio y exasperante y realmente duro. También es un llamado. Nadie que conozca va a trabajar en la iglesia por el dinero, pero eso no exime a la iglesia institucional de la responsabilidad de pagar a sus trabajadores laicos un salario justo. Si el presupuesto de la parroquia refleja su declaración de la misión, las líneas de pedido deben reflejar el compromiso de pagar a sus empleados de manera justa, compensarlos de una manera que los libere para comprometerse al trabajo de su corazón mientras que todavía puede honrar sus obligaciones financieras.

Si la iglesia quiere que su pueblo preste atención al llamado de Dios, la iglesia haría bien en dar a sus obreros lo suficiente para su pan de cada día.

EN MEMORIA DE ROSARIO MONTES CARRIO. PARROQUIA DE SAN MELCHOR DE GIJON


 

Mucha gente pequeña, en lugares pequeños,
haciendo cosas pequeñas, puede cambiar el mundo

Eduardo Galeano

Ayer, 31 de julio, hemos celebrado el paso a la plenitud de la vida de Rosario Montes Carrio. Casi nunca la gente pequeña, anónima, que trabaja en silencio y pasa por la vida haciendo mucho bien, apenas aparece en los medios sociales de comunicación. Estas son las personas que en realidad hacen funcionar el mundo. Una de ellas fue Rosario, Rosi, para los amigos. Por eso en la celebración he hemos dedicado, con mucho afecto, las siguientes palabras. Veamos por qué:

“Querida Rosi: amiga, hermana muy fraterna, y compañera durante más de treinta años en la Parroquia, en Cáritas y en Cooperación Internacional.
Queremos darte infinitas gracias por tu testimonio de vida y especialmente por tu compromiso con los preferidos de Jesucristo, que son los pobres. Dime qué haces por los pobres y te diré quién es tu Dios. Tu Dios ha sido un Dios maravilloso para ellos por medio de ti durante muchos años.
San Gregorio de Nisa, comentando el pasaje del Evangelio donde Jesús se identifica con los hambrientos, sedientos, desnudos, enfermos, emigrantes, y encarcelados, escribió estas palabras: “los pobres son los porteros del Reino de los Cielos”, porque gracias a lo que hacemos por ellos Jesús nos dirá que entremos a su Reino. Pues bien, hoy Jesús te dice: Rosi “entra a formar parte del Reino de los Cielos, porque tuve hambre y me diste de comer, estaba desnudo y me vestiste, era extranjero y me acogiste. Lo que hiciste a ellos, a Mi me lo hiciste”.
Rosi, queremos felicitarte con todo el corazón, porque sin duda, muchos cientos de los pobres que tu atendiste durante 30 años, salieron, llenos de alegría, a abrirte de par en par las puertas de la casa del Cielo, y con ellos Jesucristo, que seguro que te dijo: entra a formar parte del Reino de los Cielos porque tuve hambre y me diste de comer, estuve desnudo y me diste ropa, era extranjero y me acogiste… Cuando lo hiciste con ellos a mi me lo hiciste”.
Querida Rosi: voy a leerte el testimonio de una de esas muchas personas a las que tu acogiste, venida de allende los mares: Cuando le comuniqué por un mensaje que te habías ido a la casa del Padre-Madre Dios, me escribió: “Estoy muy triste porque para mi fue como una madre cuando llegué a España. Me abrió las puertas con mucho cariño y me enseñó a trabajar con paciencia, dedicación y humildad. Nunca tuvo una mala palabra para mi, siempre me apoyó y me hizo ser fuerte en mis adversidades. Un gran ejemplo para mi persona. Que Dios que se lo pague de todo corazón. Rosi rezará desde cielo por todos nosotros. El lunes estaré sin falta en la celebración”.
Querida Rosi: nos duele profundamente tu ausencia, pero al mismo tiempo nos sentimos muy felices porque has sido un gran modelo de vida y fidelidad al Evangelio de Jesucristo, siempre llena de serenidad, de servicio, de discreción, de afecto y compresión para todos, sin hacer el menor ruido, porque el bien no hace ruido.
En nombre de los sacerdotes que pasaron por san Melchor queremos darte también las gracias por tu constante disponibilidad para estar al servicio de todos.
Personalmente también quiero agradecerte tu preocupación y tu colaboración y solidaridad con los más pobres de los pobres, que son los del Tercer Mundo: siempre muy interesada por saber cómo se iban desarrollando los proyectos de Guatemala y de Ruanda, y además tomando diferentes iniciativas, alguna aun bien reciente, junto con tus compañeras de Caritas, para conseguir medios para financiar los proyectos. Gracias también a todos los que las habéis secundado, porque así hay familias que ya tiene agua, otras una casa un poco más digna, niños que tienen escuela, calzado para no andar descalzos, un poco de ropa para no pasar frío…
Por todo ello, muchas gracias, Rosi. Sigue ayudándonos desde el Cielo como nos ayudaste en la tierra, para que siguiendo tu ejemplo sigamos luchando como tu lo hiciste por un mundo más justo, fraternal, solidario y un poco más lleno de vida y esperanza, especialmente para los más empobrecidos y maltratados de este mundo , y así un día seamos dignos, como tu, de tener muchos porteros que nos abran las puertas de la Casa eterna del Cielo.
Rosi, no necesitas nuestra oración, necesitamos nosotros la tuya, que queremos agradecerte, siguiendo tu ejemplo, con los hechos y las palabras de nuestra vida.

Un cordial abrazo a tod@s.-Faustino

http://blogs.periodistadigital.com/faustino-vilabrille.php/2017/08/01/en-memoria-de-rosario-montes-carrio-de-s

 

COLOMBIA. BUENAVENTURA: ¿QUÉ HA PASADO A DOS MESES DEL PARO CÍVICO EN BUENAVENTURA?


Foto: EFE
01 Ago. 2017

El Comité Ejecutivo del Paro Cívico de Buenaventura entregó algunos avances que han logrado con el Gobierno Nacional luego de más de 2 meses de haber levantado el paro, los que han permitido avanzar en el proceso de búsqueda de mejores condiciones de vida para los Bonaverenses.

Hasta la fecha todos los comités creados se encuentran trabajando de manera intensa, pero uno de los primeros logros es haber alcanzado la creación del proyecto de ley para declarar el patrimonio autónomo para Buenaventura que fue radicado el 26 de julio en el Senado de la República. Le puede interesar: Así participaron las mujeres en el Paro Cívico de Buenaventura

“Aspiramos y esperamos que todos los senadores lo respalden y se logre el objetivo que es a través de ese patrimonio autónomo de Buenaventura desarrollar el plan de desarrollo durante 10 años que contiene todo el trabajo que se viene haciendo en las diferentes mesas de acuerdo a los 8 ejes temáticos que nos planteamos durante los 22 días de paro cívico” aseguró María Miyela Riascos integrante del Comité del Paro Cívico de Buenaventura.

NO HA SIDO FÁCIL LLEGAR A ACUERDOS CON EL GOBIERNO

Antes de lograr alcanzar la creación del proyecto de ley fueron varios los debates que se dieron entre el Gobierno Nacional y el Comité del Paro Cívico con base en las propuestas presentadas por las partes, que dieron como resultado el texto final conocido.

“Los dos tuvimos que ceder en varias cosas para tener una tercera propuesta que mínimamente diera participación a las partes sin perder el objetivo por el cual el pueblo de Buenaventura salió a las calles a manifestarse”.

¿PARA QUÉ UN PATRIMONIO AUTÓNOMO PARA BUENAVENTURA?

Este fondo permitirá que los cambios solicitados por las comunidades se den, puesto que en éste se destinan $1.6 billones de pesos que serán invertidos en los próximos 3 años, así como un plan de desarrollo para ese distrito que se ejecutará en los próximos 10 años.

“Queremos poder trabajar para generar ingresos, generación de empleo. Esperamos poder avanzar en ese proceso. No pedimos nada descabellado, queremos que se reivindique el Estado colombiano”.

EL TEMA DE SALUD NO HA AVANZADO, SINO HA RETROCEDIDO

Asegura Riascos que luego del Paro Cívico en Buenaventura se ha vuelto más complejo el tema de la salud, puesto que han cerrado varios centros de atención como Comfamar, Profamilia y la Clinica Santa Sofía está colapsada. En contexto: Así va el cumplimiento de los acuerdos del Gobierno con Buenaventura

“Desde la mesa de salud se ha pedido al Gobierno Nacional y local que declare Buenaventura en emergencia de salud y lo que han hecho es plantear algunas iniciativas de las que no estamos convencidos todavía de ellas, pero evaluaremos”.

BONAVERENSES SIGUEN SOÑANDO CON ABRIR LA LLAVE DE LAS CASAS Y TENER AGUA

Dice la lideresa que la mesa que está trabajando el tema de agua, saneamiento y alcantarillado se ha dedicado de lleno a trabajar para poder encontrar soluciones a las problemáticas que se viven en estos puntos en Buenaventura.

“Como dice una adulta mayor finalmente yo veré eso materializado cuando yo abra la llave de mi casa y me caiga el agua. Entonces en lo concreto es allí donde se ven los resultados, pero también sabemos que tiene que surtirse todo un proceso y unos tiempos pertinentes para ver resultados, pero ya hemos tenido avances importantes”.

FALTA QUE EL GOBIERNO RESPONDA POR EL USO DESMEDIDO DE LA FUERZA

A la fecha, el Comité del Paro Cívico manifiesta que se encuentra a la espera de un informe en el que se dé cuenta de los graves hechos de violaciones de derechos humanos que se dieron en Buenaventura en el marco del paro dado que todo lo que la comunidad dijo sucedió y no ha habido responsables sancionados. Le puede interesar: Denuncian que Paramilitarismo y daños ambientales van de la mano en Buenaventura

“A hoy tenemos casos en los que mujeres y hombres que fueron impactados por bala y que tienen la bala en sus cuerpos y tienen su vida en riesgo y todavía se están negando esos hechos. No estamos dispuestos a que todas las violaciones de DD.HH. queden impunes. Estamos solicitando un evento en el que el Gobierno reconozca lo que se denunció y en ese sentido no se nos estigmatice. A la fecha ya estamos siendo amenazados y seguidos por miembros de la Sijin y de personas no identificadas”.

http://www.contagioradio.com/que-ha-pasado-a-dos-meses-del-paro-civico-en-buenaventura-articulo-44553/

Conoce a la única mujer jesuita de la historia


Aunque miles de féminas comparten los ideales de San Ignacio de Loyola alrededor del mundo, sólo hay una jesuita oficial en su congregación

La Compañía de Jesús es, tradicionalmente, una organización religiosa masculina. Pero como reza el dicho, “el que persevera alcanza”, y hubo una mujer que se empeñó tanto en ser parte de los jesuitas, que logró serlo, convirtiéndose en la primera -y única- mujer que ha militado en la Compañía (aunque de forma secreta).

Su nombre era Juana de Austria y era nada más y nada menos que la hija de Carlos V y la emperatriz Isabel de Portugal.

Nació el 24 de junio de 1535 en Madrid y cuando tenía tan solo 4 años quedó huérfana de madre. Como su padre se encontraba batallando en África, Juana se refugió en el cariño de su hermana María, pero sobre todo, en el de su hermano
mayor y futuro rey, Felipe II.

Este se casó con María Manuela de Portugal y, por costumbres de la época, a Juana le tocó casarse entonces con el hermano de ella, Juan Manuel, cuando tenía tan sólo 17 años, convirtiéndose en princesa lusitana.

Pero a pesar de que fue un matrimonio arreglado, Juana y él parecían llevarse muy bien, incluso muchos aseguran que llegaron a amarse.

La felicidad no duró mucho. Ella quedó embarazada y, semanas antes de dar a luz, su esposo falleció a causa de una terrible enfermedad (unos historiadores dicen tuberculosis y otros diabetes).

La corte se lo ocultó para no ponerla en riesgo a ella ni al bebé (que era el heredero del trono de Portugal), pero al enterarse unos 18 días después del parto, se sumió en una profunda tristeza que, incluso, la hizo renunciar a sus joyas y vestidos más opulentos, vistiéndose de negro el resto de sus días.

La situación preocupó mucho a la corte portuguesa. ¿Por qué? Felipe II, tras haber enviudado también, había decidido volverse a casar con María Tudor, lo que implicaba que debía mudarse a Inglaterra, y Carlos V había pensado en Juana como la nueva regente de Castilla, comprometiendo así la integridad territorial por lazos dinásticos.

Ella asumió la responsabilidad, abandonó Portugal y tuvo que dejar a su hijo Sebastián al cuidado de la reina Catalina; de hecho, nunca más lo llegó a ver y asumió el rol de madre con el cuidado de sus sobrinos.

Juana de Austria dedicó su vida al gobierno de España y a alimentar su espíritu religioso. Aunque era considerada una joven bella e inteligente, no se interesó por ningún hombre de la corte.

Cuando María Tudor falleció, Felipe II debía abandonar Inglaterra sin derecho al trono según las leyes inglesas; entonces, asumió el reinado de España y le quitó esa responsabilidad a su ya agobiada hermana, quien constantemente era presionada
tanto por la corte como su propio padre.

Tras su gobierno, Juana pensó tomar votos como franciscana, que era lo que se esperaba en aquella época de una viuda sin intenciones de volver a contraer matrimonio, pero su interés estaba en la Compañía de Jesús de Iñigo de Loyola, por lo que entabló una buena relación con uno de sus miembros: Francisco de Borja.

Sin embargo, esta orden nunca había aceptado mujeres, pero fue tanta su insistencia (y probablemente su rango tuvo también algo de influencia) que consiguió formular sus votos en secreto asumiendo un pseudónimo masculino: Mateo Sánchez.

Su fe se intensificó y, dado que públicamente no podía ser parte oficial de los jesuitas, fundó el Convento de las Descalzas Reales en 1557, un recinto de Clarisas donde se retiró dos años después y desde donde también apoyó a su hermano y siguió colaborando con la crianza de sus sobrinos y sobrinas.

El 7 de septiembre de 1573 Juana de Austria falleció a causa de un tumor y fue enterrada en el convento que fundó.

Conoce a la única mujer jesuita de la historia

COLOMBIA: Tomándome un café con Galat y otros díscolos


Galat, contra el Papa

“Espectáculo religioso”

Los cardenales, Müller, Spadaro y Marcello, Galat y los obispos colombianos…

Diego MezA, 31 de julio de 2017 a las 09:36

Se divierte con “estas fiestas y con estos simulacros” pero no funciona, no se producen verdaderos creyentes, tampoco el “tránsito de lo religioso” a lo político es capaz de generar nuevas confianzas

El Papa y Galat/>

El Papa y Galat

Los cardenales díscolos/>

Los cardenales díscolos

(Diego Meza).- Hoy, la realidad se estructura sin la influencia determinante de la religión, en este marco aparece el Cristianismo, cuyos personajes, discursos y símbolos ya no intervienen como elementos de verdad, al contrario, como un fragmento folklorizado pareciese sólo asumir un papel teatral: Los cardenales díscolos, los pronunciamientos contradictorios del Cardenal Müller, el artículo de Antonio Spadaro y Marcelo en la Civiltá Cattolica y las reacciones en Estados Unidos, y más cerca de mi patria, los programas de José Galat y el pronunciamiento de la Conferencia episcopal colombiana. ¿Qué significado tiene este vaivén de discursos? ¿Cómo se pueden interpretar?

El filósofo francés, Marcel Gauchet afirma que la función de ordenamiento humano y social de las religiones que se erigieron como una forma comprensiva e institutiva del poder, así como en principio regulador de las comunidades y sus instituciones, está a punto de concluir. Este movimiento implica dos vertientes: La incapacidad (salida) de lo religioso para estructurar la política y la sociedad, y una permanencia de lo religioso, en el orden de la convicción última de los individuos, a través de un espectro muy amplio de variantes, según las experiencias históricas y nacionales.

Algunos pretenden llamar a esta última tendencia “regreso de lo religioso”, pero como bien lo apunta Lipovetsky y Serroy no es una expresión adecuada, porque el fenómeno se presenta esencialmente como postradicional, desemabarazado de la autoridad heterónoma de una tradición impuesta y basada en el compromiso subjetivo de los individuos, con todo lo que se deriva de ahí en materia de participación parcial, de bricolaje de las creencias, de conversiones, de neomisticismo, de sentimentalización de la fe, de creencia sin integración. Para Slavoj Zizek, esto no significa, que todo esté gradualmente convirtiéndose en un fango social sin forma; la propia desterritorialización crea la necesidad de nuevos modos de delimitación: no más las viejas jerárquicas paredes fijas, sino una multiplicidad de «envolturas», de «burbujas», como «contenedores de realidad líquida». Surgen pues nuevos tipos de afinidades en torno a grupos de oración, nuevas espiritualidades, iglesias, líderes carismáticos, congresos, retiros, ideas políticas, entre otros.

El historiador francés Michel de Certeau gran analista de este tema, pensaba que el resultado de este proceso es la folklorización del cristianismo, es decir, su reducción a un elemento de cultura, un proceso de “dislocación” en tanto “estructura de sentido”, (Danièle Hervieu-Léger), así como la desregulación de su lenguaje y sus prácticas. Así, el cristianismo se convierte en un capital cultural idolatrado a disposición de cualquier uso.

A este punto, se constata la caricaturización de sus personajes y el vaciamiento de su lenguaje, de sus signos, de sus verdades. ¿Quiénes son los protagonistas de esta comedia? ¿Quiénes intervienen sobre las tablillas? En primer lugar, según Certeau, aparecen los eclesiásticos que “tienen la figura de la extrañeza, pero una extrañeza ambigua, que designa alternativamente un secreto importante y un pasado caduco. Fascinan como algo oculto, al mismo tiempo que poseen la naturaleza de un objeto perimido, como una reliquia de sociedades desaparecidas”. Esta extrañeza a la que se hace referencia, expresa la contrariedad del signo, al haber perdido el ambiente que lo ha gestado deviene la extrañeza, la curiosidad y la pantomima. “Los Sacerdotes y obispos representan el papel de indios del interior”, es decir, figuras que personalizan ya no una autoridad constituyente y reguladora sino las fuerzas mágicas de un mundo que fue y ya no está. Así, describe Bernanos en su libro Diario de un Cura Rural, el cambio producido en el ambiente: “Mi parroquia se halla consumida por el aburrimiento; ésa es la palabra exacta. ¡Como tantas otras parroquias! El tedio lo devora todo ante nuestra vista y nos sentimos incapaces de hacer nada. Acaso algún día nos alcance el contagio y descubramos en nosotros mismos ese cáncer. Es posible vivir mucho tiempo teniéndolo latente en el interior”.

El mundo desencantado, el cristianismo folklorizado, y sus representantes desembrujados. Este efecto no se origina solamente en la “creciente neurastenia de las nuevas generaciones de sacerdotes, sino en el simple hecho de que ya son agua definitivamente pasada los tiempos en los que «el señor cura», como guardián oficial del orden establecido o, en cierta manera, como delegado último de la clase dirigente, constituía el centro espiritual de la vida de su parroquia” (Eugen Drewermann). Siguen surgiendo todo tipo de intervenciones: comedias y dramas, peleas y querellas palaciegas, que solo pueden hacer parte del teatro y del espectáculo eclesiástico, pero ya no incumben a la organización del mundo, sólo sirven a la curiosidad, a la empresa del espectáculo que recluta estos melodramas para sus fines o simplemente son reemplazados por productos cómodos, personalizados, ventajosos y lucrativos. ¿No es este el drama de algunos eclesiásticos y creyentes críticos de Francisco, ansiosos por el reencantamiento del mundo y desesosos del posicionamiento del centro y de poder de su credo? ¿No es esta la comedia de las nuevas agrupaciones que se proclaman poseedoras de los secretos divinos y portadoras de salvación?

De cara a la pérdida del control de las instituciones tradicionales, pero, teniendo en cuenta que nadie puede adjudicarse la prerrogativa de vivir en el lugar del otro, el cristianismo retrocede en su intención de ser principio regulador de la vida de sus fieles, la organización de sus familias y valuarte ético de la sociedad y los gobiernos. Los decretos de sus autoridades no encarnan ni acompañan las conductas de los fieles. Lo que sucede a nivel de los discursos ocurre también en el plano de las prácticas. No sólo las opiniones de los cristianos difieren entre sí, sino que se alejan de la posición oficial de sus Iglesias y cuando estas tienen la oportunidad de abrirse a estos pareceres muchas cierran sus puertas. Para urgir una reversa o al menos una parálisis, prosigue Certeau, se suele acudir a los dispositivos de control, como el endurecimiento defensivo de la Institución, la proliferación de normas y documentos, el esoterismo del discurso, la excitación de la conciencia a través del espectáculo de masas, el consuelo victorioso del martirio, la apariencia de confianza, la apelación a las estadísticas, la ficción de renovación que en ciertos casos sólo es animada por el capo e impugnada por los demás. Tales elementos simulan vitalidad y estabilidad, pero lo que generan al final es menos autoridad, menos credibilidad. La múltiplicación y reforzamiento de estos procedimientos son engañosos y no contrarrestan la desvinculación de los creyentes. ¿No es este el caso de algunos documentos eclesiásticos que censuran o que tardíamente arrivan para exhortar a sus fieles?

Los medios de comunicación mencionan siempre a la Iglesia, hay que ojear los diarios, observar la televisión, revisar las carteleras de cine. ¿Por qué adviene la utilización de una institución en caída? Los mismos análisis del jesuita francés afirman que los medios acostumbran a consagrar lo hechos, a atribuirles una aureola sagrada, a la manera de la mitología de ayer combinan lo habitual con lo sublime, lo vanal con lo profundo, las ideas con los sueños, convirtiéndo así la vida cotidiana en un teatro. Al estar la religión a disposición de ellos, se vuelve propiedad del público, que la utiliza, como a los cuentos provenientes de un pasado todavía cercano, para hablarse de interrogaciones, no ajenas, pero tampoco identificables con lo que dice literalmente. El entretenimiento sirve siempre para relajar miradas y dirigirlas hacia otra orientación, para ocultar crisis o enunciar con otros nombres lo que no debe ser hablado directamente, para calmar flujos y dispensar culpas, por eso los cristianos deben preguntarse a qué sirven, sin saber, cuando se convierten en objetos de consumo, de espectáculo y de interés, cuando la experiencia real de creyentes sin nombre público, en las calles y en los pueblos, es obliterada por la llegada al estrellato de la impugnación o de los pontífices.

A despecho del ocultamiento de lo religioso, no se puede entonar prematuramente el requiem al cristianismo, tampoco, ilusoriamente creer en un ligero posicionamiento de centro gracias a las “reservas” ilimitadas del creer; “no basta manipular, transportar y refinar la creencia”, los relatos y los objetos que los representan, así como las “nuevas liturgias” tampoco “producen creyentes”. El público no es tan crédulo. Se divierte con “estas fiestas y con estos simulacros” pero no funciona, no se producen verdaderos creyentes, tampoco el “tránsito de lo religioso” a lo político es capaz de generar nuevas confianzas.

http://www.periodistadigital.com/religion/opinion/2017/07/31/tomandome-un-cafe-con-galat-y-otros-discolos.shtml

Anteriores Entradas antiguas

A %d blogueros les gusta esto: