ARGENTINA: Cura villero presidió una misa frente a los tribunales por un caso de “gatillo fácil”


Miercoles 2 Ago 2017 | 11:54 am

Buenos Aires (AICA): El presbítero Lorenzo De Vedia, párroco Virgen de los Milagros de Caacupé, situada en la villa 21-24 del barrio porteño de Barracas, presidió una misa en las puertas del Palacio de Tribunales, en reclamo de justicia por un joven asesinado en un caso de presunto ¨gatillo fácil¨. El sacerdote de la Pastoral de las Villas celebró la Eucaristía delante de numerosas personas, en su mayoría vecinos del asentamiento donde vivía Cristian Toledo, muerto por un balazo disparado por un bombero de la Policía de la Ciudad.

El presbítero Lorenzo De Vedia, párroco Virgen de los Milagros de Caacupé, situada en la villa 21-24 del barrio porteño de Barracas, presidió una misa en las puertas del Palacio de Tribunales, en reclamo de justicia por un joven asesinado en un caso de presunto “gatillo fácil”.

El sacerdote de la Pastoral de las Villas, conocido como el padre “Toto”, celebró la Eucaristía delante de numerosas personas, en su mayoría vecinos del asentamiento donde vivía Cristian Toledo, muerto por un balazo disparado por un bombero de la Policía de la Ciudad.

La misa fue concelebrada por el presbítero Carlos “Charly” Olivero en las escalinatas del acceso al Palacio de Justicia, donde se reclamó que la investigación continúe hacia la responsabilidad de la Policía de la Ciudad por el homicidio.

Toledo murió el sábado 15 de julio víctima de un disparo proveniente del arma de Adrián Otero, quien declaró que repelió una agresión y supuesto intento de robo en el que participaban tres personas, entre ellos la víctima.

Los vecinos de la villa 21-24 desmienten esa versión y atribuyen a Otero una intención homicida inmotivada en la conducta de Toledo, quien caminaba circunstancialmente por una calle periférica al asentamiento. El policía permanece detenido desde entonces.

Apenas conocido el hecho, el presbítero De Vedia sostuvo que “hubo un incidente de tránsito cuando los chicos venían de bailar, el policía los siguió, empezó a tirarles y chocaron”.

El sacerdote coincidió en catalogar el caso de “gatillo fácil” ya que los jóvenes “no estaban armados” y “lo del robo es una interpretación del bombero que los persiguió”.

Cristian era “muy querido por todos en el barrio porque era muy trabajador”, aseguró.+

http://www.aica.org/29594-cura-villero-presidio-una-misa-frente-los-tribunales-por-un.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: