COLOMBIA: Minería está acabando con la Sierra Nevada: indígenas


Cortesía

Cortesía

 61 1691

TEMAS TRATADOS

Este martes, el Procurador General, Fernando Carrillo y magistrados de la Corte Constitucional, liderarán una audiencia pública en Nabusímake con las autoridades y comunidades nativas donde temas como la minería, víctimas, territorio, derecho al medio ambiente sano, defensa de la tierra y el agua, serán parte de la agenda.

Los pueblos indígenas con asentamientos en la Sierra Nevada de Santa Marta exigieron al Gobierno Nacional que tome medida frente a la minería en el macizo, advirtiendo un grave daño ambiental y afectación a las fuentes hídricas.

Skip AdAd

Autoridades tradicionales y miembros de las comunidades arhuaca, kogui, wiwa y kankuama, indicaron que existen cerca de 160 minas que estarían afectando los ríos, quebradas y hasta la Ciénaga Grande de Santa Marta.

El cabildo gobernador kankuamo, Jaime Arias, señaló que “aquí nacen 36 ríos, están los glaciares que regulan la temperatura y el agua de la región Caribe; el llamado que hacemos a la sociedad y al Gobierno es que nos ayuden a la protección de este territorio sagrado que hoy está en riesgo”.

En protesta a lo que viene sucediendo, integrantes de estas etnias se tomaron las instalaciones de la mina La Peña de Horeb, en el kilómetro 4, vía Valledupar-corregimiento La Meza, la cual, según pudo constatar la Corporación Autónoma Regional del Cesar, Corpocesar, máxima autoridad ambiental en este departamento, viene desarrollando actividades de extracción de material de arrastre, sin tener licencia para ello.

Las autoridades indígenas pidieron que no se permita más minería ilegal, a la vez que exigieron que se respetara el proceso de consulta previa con las comunidades, antes de otorgar los permisos.

Julio Suárez, jefe de la oficina jurídica de Corpocesar, reconoció que la mina que se ‘tomaron’ los indígenas, opera de manera ilegal e indicó que se están adelantando las medidas necesarias para evitar la explotación de materiales que viene realizando.

“Hoy la cantera no goza de título minero por lo que se configura como minería ilegal y el proceso se encuentra en formulación de cargos”, señaló el funcionario.

Fernando Villegas, abogado de la cantera, aseguró que son respetuosos con las autoridades tradicionales de los pueblos y de la Sierra Nevada y que buscan el camino del diálogo. “Desde el año 2015 solicitamos que se haga la convocatoria para hacer la consulta con las comunidades, pero ellas no acuden al encuentro”, aseguró.

La oficina Jurídica de la Corporación Autónoma Regional del Cesar hizo acompañamiento a la comunidad indígena arhuaca para verificar la explotación de yacimiento a la mina La Peña del Horeb, que opera la empresa minera Explominerales de la Costa S.A, ratificando la medida de suspensión preventiva de actividades a la compañía. Esta decisión se justificó porque dicha empresa no presentó los documentos que acreditaran el ejercicio de actividades mineras en la zona.

Pronunciamiento de los pueblos indígenas

Los cuatro pueblos indígenas, a través del Consejo Territorial de Cabildos de la Sierra Nevada de Santa Marta, se habían pronunciado el año anterior frente a la minería a gran y pequeña escala en el macizo.

“En cumplimiento de nuestra misión como guardianes del corazón del mundo, los Pueblos Indígenas de la Sierra Nevada de Santa Marta nos reunimos en Chemesquemena -Territorio Kankuamo- del 11 al 14 de Febrero de 2016, con el propósito de analizar, reflexionar y proponer desde nuestros principios ancestrales soluciones a las problemáticas que afectan espiritual, material y físicamente a nuestra madre naturaleza, a la vida, el territorio y la integridad cultural, y que están relacionadas con la implementación de megaproyectos energéticos, minero y de infraestructura en nuestro territorio”, señalaron.

Indicaron que durante la reunión se evidenció que no existen garantías en la implementación del derecho a la consulta previa, libre e informada que les permitan articular su visión y principios de vida con la del Gobierno Nacional, lo cual afecta negativamente la pervivencia como pueblos indígenas y la construcción de un diálogo intercultural en igualdad de condiciones.

“De hecho, en la forma como se están llevando las consultas previas no se están protegiendo nuestros derechos, sino que por el contrario es evidente una profanación y destrucción cada vez mayor en los sitios y espacios sagrados que garantizan el equilibrio de la vida, el agua y todo el ordenamiento natural donde se han realizado los procesos de consulta previa y otras iniciativas desarrolladas de forma inconsulta”, expresaron.

Audiencia pública

Este martes, el Procurador General, Fernando Carrillo y magistrados de la Corte Constitucional, liderarán una audiencia pública en Nabusímake con las autoridades y comunidades nativas donde temas como la minería, víctimas, territorio, el derecho al medio ambiente sano, la defensa de la tierra y el agua, serán parte de la agenda.

https://www.elheraldo.co/cesar/mineria-esta-acabando-con-la-sierra-nevada-indigenas-387893

Anuncios

(VIDEO) NO DES TANTA EXPLICACIONES….


MEXICO: Los pasajes oscuros de Norberto Rivera


NACIÓN   /

La Silla Rota  |
 Jueves, Agosto 3, 2017

En “Norberto Rivera, el pastor del poder” un grupo de intelectuales y activistas critican vida, opulencia y su cercanía al poder.

MARLENE VALERO

“Norberto Rivera Carrera es la antítesis del Papa Francisco. Es el cardenal del ´NO´, la imagen de un hombre gruñón, es un cardenal de prohibiciones, es un pastor de élites”, describe Bernardo Barranco al Arzobispo Primado de México.

En entrevista con La Silla Rota, el autor del libro “Norberto Rivera, el pastor del poder” del grupo editorial Penguin Random House, explica que se trata de una compilación de ensayos críticos sobre la trayectoria de cardenal, su vida, su opulencia y su cercanía al poder.

Confirman renuncia de Norberto RiveraCONFIRMAN RENUNCIA DE NORBERTO RIVERAEl cardenal Norberto Rivera Carrera presentó su renuncia al Papa Francisco en tiempo y forma al cumplir 75 años de edad.

Entre los escritores que escriben y documentan los hechos en este libro se encuentran intelectuales, activistas y defensores de derechos humanos, como Rodrigo Vera, Alberto Athié, Mónica Uribe, Marilú Rojas Salazar, Jenaro Villamil Guadalupe Loaeza, Eugenia Jiménez Cáliz, Fátima Moneta y Bernardo Barranco; con el prólogo de Denise Dresser.

¿Por qué escribir un libro sobre Norberto Rivera?

Coincide con la renuncia obligada por derecho canónico del Cardenal. Decidimos que era momento de hacer una evaluación crítica del Cardenal, porque sin duda es el hombre más importante de la Iglesia en los últimos 20 años. Es un hombre que dictó en dos décadas la vida de la iglesia. Es un personaje muy peculiar del que no puedes tener una postura neutra: lo amas o lo criticas. Convocamos a un número diverso de plumas para realizar retrato crítico del cardenal sin falsas neutralidades donde evaluamos su trayectoria.

¿Qué aspecto es el que quedará más marcado en su trayectoria?

La pederastia es una de las herencias que va a dejar Norberto Rivera, es un legado dramático porque desde que es obispo en Tehuacán protege a Nicolás Aguilar (cura pederasta), a pesar de que tiene evidencias que abusó de niños y lo manda a Los Ángeles. Lo más vergonzoso es la defensa ultranza de Marcial Maciel, es una defensa pública, evidente y sistémica frente a un pederasta que no solamente abusa de niños, sino que es patológico: abusa de sus hijos, tiene una triple vida, tiene una vida de millonario. ¿Cómo un cardenal, un hombre de iglesia, un hombre de bien, es capaz de proteger a un tipo tan torcido? La sombra de la pederastia va a perseguir a Norberto Rivera como su legado más dramático, más vergonzoso.

¿Se debe buscar juicio por encubrimiento?

Por supuesto que sí. De ahí lo que está de fondo es el tema de la impunidad. La impunidad de la clase política que a un cardenal, a un pastor del poder le alcanza. Hablaríamos de un fuero religioso que tendría que ser dinamitado por impuro. Norberto Rivera tiene que dar cuentas de la protección que ha hecho a curas como Nicolás Aguilar, Marcial Maciel y muchos otros casos que desconocemos. El problema es que Norberto Rivera no tiene nombre el decir que denunció ante el vaticano, porque no sólo es pecado sino un delito. Estos curas deben pagar y ser juzgados por un delito secular.

Otra víctima de pederastia clerical acusa al cardenal Rivera de encubrimientoOTRA VÍCTIMA DE PEDERASTIA CLERICAL ACUSA AL CARDENAL RIVERA DE ENCUBRIMIENTOEl pasado 27 de agosto fue detenido Carlos López Valdés, quien siendo sacerdote de Rivera Carrera estuvo abusando sexualmente.

¿Cómo llegó a tener tanto poder?

Los legionarios fueron amasando la imagen pública del cardenal hasta convertirlo en la voz de la iglesia, cuando no es así. Es el actor religioso de mayor rango, pero no es la voz de la Iglesia. Así fue como se cubre de este hálito mediático que los legionarios (Legionarios de Cristo) montan, un aparato que en los 90´s fue muy costoso, llenos de estudiantes, computadoras, análisis del discurso. Es un ascenso cuidado, mediático. Es un poder que lo va ejerciendo poco a poco y en lo más tradicional de la política mexicana, como el ir a bautizar al hijo de alguien, casar a los hijos de un político en una ceremonia privada; los encuentros personales, los favores, los acuerdos en lo oscurito. Como utiliza los sacramentos como una forma de posicionamiento político con las élites.

¿Considera que el Cardenal se alejó de los feligreses?

El cardenal Norberto Rivera no estableció vínculos afectivos con la feligresía, siempre distante. En sus homilías está distante de la gente, la Catedral está semivacía. Cuando sale a saludar, saluda sólo a los de enfrente, siempre está con guardias que lo protegen para que no vaya a pasarle nada, como si fuera estrella de rock o presidente de la república. Yo creo que esa lejanía frente a la feligresía, evidentemente trasciende en la figura de un cardenal distante, alejado de los sueños y las frustraciones de la gente. No es un pastor que consuele, no es un pastor de ovejas, sino de la élite, un pastor para los ricos.

Con este libro, ¿cuál es el mensaje para la iglesia católica?

El libro lo que busca es una versión crítica del Cardenal, justo en el momento de cambios importantes en la vida del país y de la iglesia. A mí me gustaría que el Papa Francisco le echara una mirada y viera a un actor que ha pasado de una actitud tradicionalista a un actor caduco que no ha dialogado, no da palabras de consuelo. Es la imagen de un hombre gruñón que desde el púlpito regaña a la feligresía: no al aborto, no a las mujeres, no a los matrimonios igualitarios, no a las adopciones. Es el cardenal NO. Es la antítesis del Papa Francisco. Creo que es un momento de un parte aguas, que la iglesia tenga un poco de autocrítica.

Pero también para los feligreses, debemos cuestionar más a nuestros pastores. A los no católicos también va este libro, a las mujeres.

La mayoría de las colaboradoras en este libro son mujeres porque yo creo que son las más agraviadas por Norberto Rivera y deben tener un mayor espacio de ejercicio crítico.

¿Por qué leer “Norberto Rivera, el pastor del poder”?

Así como se pide que la ciudadanía interactúe más con la agenda política del país, yo creo que la feligresía, los católicos debemos ser más exigentes a nuestros pastores. Porque pastor es alguien que conduce a las ovejas en el camino del bien, y cuando tienes pastores que faltan a estos principios, algo no está bien. Norberto Rivera representa el fracaso de la Iglesia, pero también la desviación secular, una desviación materialista de los religiosos, el afán del poder religioso, mediático y político. Es una deviación en los principios de Jesús. Yo creo que este libro es una herramienta para conocer y ser más críticos con nuestros pastores.

Bernardo Barranco es economista por la UNAM y maestro en sociología del catolicismo contemporáneo por la Escuela de Altos Estudios Sociales de París. Ha escrito libros como “Más allá de la carisma, análisis de la segunda visita del Papa Juan Pablo II a México y “Las batallas del estado laico”.

 

http://www.e-veracruz.mx/nota/2017-08-03/nacion/los-pasajes-oscuros-de-norberto-rivera

  

COLOMBIA: Gobierno nacional, arremete contra participantes del encuentro internacional de liberadoras y liberadores de la Madre Tierra en Corinto


3 Agosto, 2017

12
   

Hacia las 8.30 de la mañana del día de hoy 3 de agosto, el ESMAD llego hasta el punto uno de Liberación de la Madre Tierra en Corinto, lanzando gas lacrimógeno, disparando balas de goma e incendiando los cambuches de los participantes al encuentro internacional. También incendiaron y destruyeron toda la logística que se había organizado para el evento, la caseta, los baños, la cocina y abusivamente se consumieron los alimentos que se habían preparado para los participantes del encuentro.

Como resultado de esta agresión resulto una persona herida, la cual afortunadamente están fuera de peligro.

Audio liberadora.

Reproductor de audio

Ir a descargar

Recordamos a la comunidad nacional e internacional que el encuentro internacional de liberadores y liberadoras de la Madre tierra, lo han venido convocando y organizando de manera autónoma las comunidades indígenas del Norte del Cauca que lideran el ejercicio de liberación de la Madre tierra desde hace tres años, en coordinación con las autoridades tradicionales.

A este encuentro se convoca a toda la gente de cualquier rincón del mundo que ande, como pueblo, como persona, como colectivo, como proceso o como movimiento, con el empeño de liberar el corazón y la Tierra desde una lucha y una práctica concreta que confronte y deje de lado al capitalismo. A la Madre Tierra le queda poco tiempo para hacer germinar la vida, entonces el asunto es bien sencillo. “si no liberamos la Madre Tierra nos estamos condenando a desaparecer”. 

Denunciamos y rechazamos las reiteradas agresiones del Gobierno Nacional contra las comunidades Liberadoras de la Madre Tierra del Norte del Cauca y del país.  En lo que va de la liberación, el Gobierno Nacional ya ha asesinado a tres comuneros indígenas y los ataques han dejado más de 250 personas heridas.

En un consejo de gobierno realizado recientemente en el Valle del Cauca, donde participaron los gobernadores del Departamento del Valle y del Cauca, altos mandos militares y los propietarios de los ingenios azucareros de la región, acordaron la implementación de más fuerza pública, Esmad  y policía para cuidar las propiedades de los empresarios,  como también un juez especializado, quien se encargara  de las judicializaciones de quienes ejerzan la legitima exigencia de sus derechos. El Gobierno Nacional a través de las políticas gubernamentales y las fuerzas armadas, continúa favoreciendo los intereses privados, por encima de los derechos colectivos.

No es coherente que mientras el presidente santos a través de la fuerza pública, arremete y asesina a las comunidades indígenas, reciba premios internacionales por ser el presidente de la paz.  Expreso una liberadora de la Madre tierra de Corinto, quien a su vez reitero la fraternal invitación al Encuentro Internacional de Liberadores y Liberadoras de la Madre Tierra.  A pesar de la agresión de la fuerza pública, el encuntro va porque va”.  Afirmo la liberadora. 

Por: Tejido de Comunicación Wejxia Kasenxi Cabildo Indígena de Corinto

http://www.cric-colombia.org/portal/gobierno-nacional-arremete-contra-participantes-del-encuentro-internacional-de-liberadoras-y-liberadores-de-la-madre-tierra-en-corinto/

REVISTA NUEVA. EL ESTUDIO QUE LE DA RAZÓN A LAUDATO SI


España necesitaría multiplicar su extensión por 2,5 para producir lo que los españoles consumen cada año 😱

Espiritualidad maya y franciscana


por Blogger

kippah-photo-susan-katz-millerESPIRITUALIDAD MAYA Y FRANCISCANA
Reflexión sobre Dios en la cosmovisión y espiritualidad de los pueblos originarios y las semejanzas en la espiritualidad franciscana
ROBERTO JOSÉ CASTILLO TELLES, estudiante de teología, robercaste25@gmail.com
GUATEMALAECLESALIA, 21/07/17.- En la fe cristiana ha habido la intencionalidad de acogida e inculturación. San Justino en el siglo II, hace mención de la presencia de “semillas del verbo en el mundo”, mostrando indicios que desde siempre ha sido necesaria la inculturación de la fe, no a la fuerza, ni menospreciando tradiciones y religiosidades, ya existentes. A pesar de este principio que nos propone este padre de la Iglesia, la cristiandad se ha visto envuelta en la historia de dolor e intromisión en la cultura maya, movida en su mayor parte por intereses económicos y políticos.

La Iglesia sin embargo, ha estado inmersa en la historia de conquista y persecución de los pueblos Mayas en Guatemala, desde abril de 1541.

Desde la época de la colonización los pueblos originarios que habitaban las tierras del quetzal, han sido sometidas a innumerables atropellos. Esta cultura es manifiesto de grandes avances, a nivel de astronomía, ecología, gastronomía y religiosidad, en comparación con culturas existentes a lo largo de la historia.

Dentro de la cosmovisión maya existen semejanzas con la cosmovisión y espiritualidad cristiana. Esta desde sus orígenes ha sido nutrida por diversos carismas, que se conoce como la acción carismática y dinámica de la Ruah divina que impulsa y anima el andar de una Iglesia que le ha sido confiada por Jesús, para su cuidado y acompañamiento.

Entre una de estas líneas carismáticas se encuentra la de Francisco de Asís, hombre con una profunda y visionaria concepción de lo que implica la llamada y seguimiento radical de Jesús de Nazaret.

Esta corriente franciscana ha sido paradigmática en el caminar del pueblo de Dios a través de la historia medieval y los siglos sucesivos.

Sin embargo y no minimizando lo que se exponía anteriormente, presentaremos algunos de los ideales y principios de la espiritualidad Franciscana y su relación con la espiritualidad maya.

Similitudes:

  • Debido al contexto en que vivían los pueblos originarios en donde las relaciones humanas e interpersonales gestadas desde el cotidiano, adquieren un profundo sentido religioso unido a sus distintas divinidades, todo su entorno y el ser de cada persona se ligan profundamente a lo divino. En la jerarquización de la estructura socio-religiosa se pretendía establecer una sana convivencia entre la comunidad.
    El franciscanismo ha retomado el sentido de una vivencia fraternal en sus comunidades, la principal respuesta a esta exigencia la propone Francisco de Asís, que desde la minoridad e igualdad entre los hermanos, se experimenta lo sagrado que habita cada persona. El servicio de la autoridad no hace diferenciación en la comunidad, ni mucho menos una jerarquización o estatus.
  • Una de las imágenes sobresalientes de la deidad en la cosmovisión maya es la de: “Dios como corazón del cielo y tierra”, ya hacíamos referencia, a que el cotidiano y todo lo que se viera implicado en el, adquieren un carácter divino que conlleva a una vivencia ritual y religiosa. La naturaleza como parte importante del cosmos, está impregnada de la divina presencia, que a la vez es ausente, pero viva, con la centralidad fija en el Dios insondable que se manifiesta y revela en la sacralidad, que posee la armoniosa y purificadora naturaleza.
    Al ruiseñor de Asís, tachado de loco por su profunda admiración, cuidado y respeto a la que él llamaba: “la hermana naturaleza”, recuerda de forma visionaria el sentido sacramental que debe de representar para cada cristiana/o. Ha sido el entorno natural el hábitat del ser humano, en donde han acontecido los distintos procesos reveladores de Dios, que ha creado todo por puro amor, en libertad y gratuidad. La libertad mal utilizada por el ser humano, tiende  a expoliar a la hermana naturaleza,  a la que distintas religiones y espiritualidades, han considerado como sagrada.
  • La integralidad y totalidad de la persona, es precedente dentro de la cosmovisión maya. El ser humano es concebido como un ser unitario conformado por espíritu y cuerpo, que se expresa de forma –novedosa- en la divinidad que es padre y madre, definiendo al ser humano, no como macho y hembra, sino como la conformación de la persona. Esta unicidad del ser humano es también punto de partida del calendario principal de los mayas (Tzolkin), en donde las cuentas de los meses son de 20 días, simbolizando los 20 dedos de una persona, como la conformación de todo el ser.

Recopilando y entrelazando con el testimonio espiritual del seráfico padre, que invita  a los hermanos a poder recuperar el carácter tierno y cariñoso, -este aspecto fundamental para todo ser humano- que por la cultura hemos estereotipado únicamente a la mujer. Es desde la profunda experiencia de amor entre Francisco y Dios, que hereda e invita a los suyos, a poder recobrar la misma, basada en la ternura, en donde prevalezca el bienestar de las personas, a rescatar la pluridimensional con que debe el ser humano, regir y orientar su vida, al servicio de los marginados y empobrecidos.  Es decir el ser entero de la persona, debe estar orientado a la dignificación de cada ser humano, que es también medio de la revelación de Dios con innata sacralidad, de tipo ontológico

(Eclesalia Informativo autoriza y recomienda la difusión de sus artículos, indicando su procedencia).

 

Las madres mexicanas que excavan la tierra para buscar a sus hijos


Continue reading the main storyFoto

Martha González Menéndez y Rosario Sáyago Montoya, del colectivo Solecito de Veracruz, clavan una varilla para buscar cuerpos en la fosa clandestina de Colinas de Santa Fe, unos 15 kilómetros del Puerto de Veracruz. CreditDaniel Berehulak para The New York Times

Rosario Sáyago saca la varilla de fierro embarrada y la huele de cerca: “Ven, mira, acércate”, le dice a María de Jesús Basón. “Este huele a tierra mojada, para que te vayas acostumbrando. Cuando huele a muerto luego luego te das cuenta”, le explica.

Salvo por las conversaciones, en el lugar solo se oye el sórdido clic-clac del martillo que golpea la varilla en forma de cruz para hundirla dos o tres metros bajo tierra.

Con esta técnica, desde agosto de 2016 hasta hoy, las mujeres que forman el Colectivo Solecito han encontrado y ayudado a exhumar 263 cuerpos en la que hoy se conoce como la fosa más grande de México: un predio de praderas verdes y montículos de tierra que forman una cuneta del tamaño de dos canchas de fútbol, a unos 15 kilómetros de Xalapa, capital del estado de Veracruz.

Cada mañana, de lunes a viernes, entre cinco y diez mujeres se reúnen en un pequeño supermercado en las afueras de la ciudad y compran agua, hielos y refrescos para resistir el sol que las asedia mientras excavan la tierra para buscar los cuerpos de sus hijos y maridos desaparecidos.

Rosario Sáyago tiene 39 años y lleva más de tres buscando a su esposo, Juan Carlos Montero Parra, un policía municipal que desapareció junto con otros siete oficiales mientras realizaban un patrullaje, presuntamente a manos de la policía estatal.

Pero esta mañana de marzo es la primera de María de Jesús Basón, quien se unió al Colectivo Solecito para buscar a su hijo. “Yo no quiero encontrarlo aquí pero, Dios mío, ¿dónde está mi hijo?”, dice entre sollozos.

“Yo no quiero encontrarlo aquí pero, Dios mío, ¿dónde está mi hijo?”.

ROSARIO SÁYAGO, MADRE DE FRANCISCO, DESAPARECIDO EN BOCA DEL RÍO, VERACRUZ, EN 2015

Su hijo Francisco tenía 23 años cuando desapareció, en julio de 2015. Era estudiante y trabajaba en una zapatería en Boca del Río, Veracruz. Había salido de su casa para ponerle crédito al celular, pero antes le dijo a su madre que quería contarle algo. “Nunca lo volví a ver”, explica María de Jesús.

Para muchas de estas mujeres, golpear y enterrar la varilla una y otra vez se ha convertido en una forma de sobrellevar la angustia y la falta de respuestas. “Escarbar, chapar, me quita un poco la desesperación porque me desquito con ella, le pego con todas las ganas de mi corazón”, dice Celia García, quien busca a su hijo Alfredo Román Arroyo, desaparecido hace seis años.

La técnica de búsqueda de personas con varillas se ha vuelto común entre los familiares de desaparecidos, tanto en Veracruz como en todo el país, por ser relativamente rápida, fácil y económica. Es un síntoma de la situación que viven.

Solo en el estado de Veracruz las cifras oficiales reconocen 2600 desaparecidos y en todo México el registro alcanza casi los 30.000 casos. Estas cifras han sido largamente cuestionadas por organizaciones civiles nacionales e internacionales, que denuncian que los números reales son mucho más elevados, ya que el país no cuenta con una base de datos a nivel nacional que contemple los casos por desaparición sin denuncia, ni un banco de datos de ADN que permita que las búsquedas y análisis en municipios y zonas rurales resulten más efectivas.

La mezcla de negligencia y falta de voluntad política, junto con una arraigada corrupción institucional y la escasez de recursos y capacidades técnicas en policías y fiscalías locales, ha empujado a miles de familias a tomar por cuenta propia la búsqueda de sus desaparecidos.

En febrero de 2017, el Colectivo Solecito acaparó las noticias cuando dio a conocer el hallazgo de los 253 cuerpos encontrados a lo largo de ocho meses en la fosa localizada en las afueras de la ciudad de Veracruz, el puerto más grande de México.

Continue reading the main storyFoto

Martha González huele la varilla de fierro que previamente han hundido dos o tres metros en la tierra para comprobar si tiene olor a restos o solo a tierra. La técnica de búsqueda de cuerpos con varillas se ha vuelto común entre los familiares de desaparecidos, tanto en Veracruz como en todo el país, por ser relativamente rápida, fácil y económica. CreditDaniel Berehulak para The New York Times

Día de las Madres

El 10 de mayo del 2016, para el Día de las Madres, un grupo de mujeres que vestían camisetas con las fotos de sus hijos desaparecidos se disponía a marchar por las calles de Veracruz para exigir respuestas sobre su paradero.

Eran las cinco de la tarde y estaban reunidas en el centro de la ciudad cuando dos hombres bajaron corriendo de una camioneta y les entregaron un montón de hojas con un mapa: “Ahí encontrarán los cuerpos de todos los desaparecidos en Veracruz, apoyados por el MP y el gobierno de Duarte”, decía la hoja, escrita a mano con tinta negra. La firmaba “El Causante Quinto del C. J. N. G. (Cartel de Jalisco Nueva Generación)”. La ubicación era precisa.

“Quizá se sintieron mal o les remordió la conciencia, porque los asesinos también tienen madre”, dice Lucía de los Ángeles Díaz, fundadora del Colectivo Solecito de Veracruz, que reúne hoy a casi cien madres de desaparecidos en ese estado.

El primer día de búsqueda en el lugar señalado, un grupo de unas 15 mujeres encontró 50 huesos y un cuerpo sin extremidades y con los ojos vendados. Lo que creían que sería un trabajo de un par de semanas se convirtió en ocho meses de hallazgos de hasta diez fosas por día. Un año después, incluso el Día de las Madres de 2017, aún seguían encontrando cuerpos.

“Quizá se sintieron mal o les remordió la conciencia, porque los asesinos también tienen madre”.

LUCÍA DÍAZ, FUNDADORA DEL COLECTIVO SOLECITO, SOBRE EL MAPA QUE LES FUE ENTREGADO POR DOS PRESUNTOS CRIMINALES

Tres años y medio antes de tener el mapa en sus manos, a fines de junio de 2013, Lucía Díaz conoció la desesperación cuando su hijo Luis Guillermo Lagunes, de 29 años, fue secuestrado en su propia casa. Lo buscó en hospitales, morgues y cárceles. Llamó por teléfono a sus conocidos, amigos y contactos. Acudió a todas las autoridades de Veracruz, municipales y estatales. Nadie sabía explicarle cómo es que su hijo había desaparecido de su casa.

Después de meses de búsqueda, una de las innumerables veces que fue al Ministerio Público para saber el estado de la investigación, conoció a otras madres que, como ella, esperaban que la burocracia mexicana les diera alguna pista, un mínimo consuelo, cualquier información sobre el paradero de sus hijos.

“En ese momento supe que no estaba sola en ese dolor que te quema. Pero que yo tenía la posibilidad, que muchas de esas mujeres no tenían, de buscar a tiempo completo a mi hijo, sin tener que preocuparme por el sustento de mi familia: yo tenía los medios y los contactos. Yo podía ir a un psicólogo, ellas no”, cuenta ahora, una tarde de marzo, en una parroquia donde decenas de familiares se realizan pruebas de sangre.

Entonces decidió articular una red de apoyo con las únicas personas que podían entender su dolor y acompañar su lucha, y un año después fundó el Colectivo Solecito de Veracruz, que empezó como un grupo de chat de Whatsapp y hoy reúne a casi cien mujeres. Lucía contrasta notablemente con las mujeres que ha logrado organizar: tiene un iPhone, una casa en Ciudad de México y habla inglés fluidamente. Su formación y sus medios contribuyeron a su capacidad de liderazgo.

En septiembre de 2014, a meses de fundar el colectivo, otra tragedia sacudió a México: un grupo de 43 estudiantes normalistas en el estado sureño de Guerrero desaparecieron tras ser atacados por la policía local, y presuntamente entregados a miembros de un cartel de droga. Lucía vio en la televisión cómo las madres y los padres de los estudiantes de Guerrero salían a los montes a buscar a sus hijos y excavaban la tierra con palas y con sus propias manos.

“Me di cuenta de que teníamos que hacer lo mismo”, dice.

Continue reading the main storyFoto

Una mujer lleva la foto de su hijo desaparecido durante una marcha de familiares de desaparecidos para exigir justicia en el Día de las Madres, en Ciudad de México, el 10 de mayo de 2017. CreditEdgard Garrido/Reuters.

Un doble sufrimiento

Tener un hijo desaparecido significa para las madres un doble sufrimiento: el dolor de la ausencia en sí misma y la agonía de la incertidumbre. “Es una ausencia-presencia que habita todos los lugares, una ausencia que, como no se puede inscribir o representar en nada —los muertos en una tumba, los vivos andan en las calles—, está presente todo el tiempo”, explica la psicóloga Ximena Antillón, integrante de Fundar, un centro de análisis e investigación que acompaña a familiares de personas desaparecidas.

“Todo lo que haces o dejas de hacer, todo tu día es en función de tu hijo. Te conviertes en sus oídos, en su voz, sus ojos”, explica Lucía.

Lucía Díaz tuvo problemas del corazón y de presión. Celia García toma antidepresivos a diario para espantar “las ganas de morirse”. Martha González tuvo una hemorragia en el tubo digestivo por no poder comer ni dormir. María de Jesús Basón llora todos los días a la hora de la comida. Muchas de las mujeres que integran el colectivo han caído en una situación económica más precaria aún que la que tenían antes de comenzar a buscar a sus seres queridos.

Además de tomar cursos con distintos expertos para aprender a recuperar restos, recolectar evidencia y poder llevar adelante una investigación, el año pasado decidieron que necesitaban generar recursos para financiar las búsquedas. Entonces organizaron rifas y ventas de ollas, de ropa usada, de cacahuates asados, para reunir los 10.000 pesos mexicanos (casi 500 dólares) que necesitan semanalmente para poder recorrer predios, escarbar, sacar cuerpos, exigir su identificación.

Después de que iniciaran estas actividades, la comunidad se conmovió ante su iniciativa y, al poco tiempo, empezaron a recibir donaciones voluntarias, desde iPhones hasta bicicletas, para que pudieran rifar.

Las mujeres agrupadas hoy en Solecito, uno de los once colectivos que existen en el estado de Veracruz, se han convertido en un emblema de la lucha de los familiares de desaparecidos. El consuelo de la búsqueda es, para muchas de ellas, el único que queda.

En países como Argentina y Chile, las desapariciones y las exterminaciones sistemáticas tuvieron elementos de ideología política. En México, no.

Según las autoridades responsables de la procuración de justicia, la práctica sistemática de desaparición de personas en México responde a dos factores relacionados con la guerra contra el narcotráfico.

Por una parte, es una herramienta de ejercicio del terror de las bandas criminales en su afán por conquistar nuevos territorios: la desaparición se vuelve una amenaza constante. Por otra, en el enfrentamiento entre las fuerzas de seguridad y los principales carteles de droga, las bandas criminales adoptaron la lógica de “sin cuerpo no hay delito”. Una lógica que, por supuesto, también funciona para las autoridades y agentes policiales y militares cooptados por el mismo crimen organizado.
Las madres de desaparecidos no solo han hallado restos por su propia cuenta, sino que han obligado a los funcionarios a tomar el problema de los desaparecidos como una prioridad en estados como Veracruz.

Continue reading the main storyFoto

Hasta ahora, las mujeres de Solecito han encontrado 253 cuerpos y más de 20.000 restos en apenas el 30 por ciento del terreno total de Colinas de Santa Fe que han llegado a explorar. CreditDaniel Berehulak para The New York Times

‘No sé qué hacer’

Una calurosa mañana de sábado de hace algunas semanas, en la iglesia de La Merced, en un barrio pobre de la ciudad de Veracruz, cientos de personas atestaban un pequeño salón a la espera de su turno para que agentes de la policía científica les tomaran una muestra de ADN.

Eran más de 200 personas que acudían a la convocatoria. De las más de 800 muestras que Solecito ha recolectado hasta la fecha, casi 600 son casos que no tienen denuncias ante autoridades; es decir: no hay registro oficial ni investigación en curso sobre ellos.

Según la Fiscalía General del estado son 2600 los desaparecidos registrados en Veracruz, pero colectivos, activistas y organizaciones concuerdan con que la cifra es mínima e irrisoria tomando en cuenta que la mayoría de los casos no son denunciados ante las autoridades porque no confían en que vayan a hacer algo al respecto, o incluso porque sospechan que pueden ser cómplices en los hechos.

En el patio de la iglesia, ajenos a la pesadumbre que flota en el aire, grupos de niños gritan y se corretean. Adentro, una señora se acerca a Lucía Díaz y le dice con desesperación: “Mi hijo desapareció hace un año, no sé qué hacer”.

“Tienes que presentar denuncia, es la única forma,” aconseja Lucía, abrumada y dispersa, mientras contesta llamadas, preguntas, entrevistas y pedidos de orientación al mismo tiempo. En su bolsa lleva un pin con la foto de su hijo, y la muestra a cualquier periodista o autoridad que se interese en su caso.

Parte del precio de su liderazgo es que ahora gran parte de su tiempo lo dedica a coordinar el colectivo, juntar fondos, organizar actividades y articular un movimiento de familiares en el estado que incluye, entre otras cosas, elaborar una especie de base de datos con el número de desaparecidos, aunque “es casi imposible tener una cifra sólida y contundente”, dice.

La mujer que hace unos años era una ama de casa acomodada, ajena a la violencia que azota a miles de familias en México, se ha convertido en una luchadora social de convicciones firmes y una vocera —muchas veces incómoda— del dolor de cientos de familias.

“¿Cómo es posible que en México encontremos 253 cuerpos y la gente no reaccione? Si hay un ataque terrorista o un terremoto en cualquier lugar del mundo y se mueren 30, 40, 50, el mundo entero se moviliza, o por lo menos se petrifica. ¿Por qué aquí no?”, pregunta.

“Si no fuera por ellas, México y el mundo no sabrían de estos crímenes tan terribles que han pasado en Veracruz”.

JORGE WINKLER, FISCAL GENERAL DE VERACRUZ

Además de los cuerpos, las mujeres de Solecito han encontrado más de 20.000 restos en apenas el 30 por ciento del terreno total de Colinas de Santa Fe que han llegado a explorar.

Según las cifras de la Fiscalía del estado, al menos otros 225 cuerpos fueron exhumados de fosas clandestinas alrededor de Veracruz entre 2010 y 2016, durante el gobierno de Javier Duarte.

Mario Valencia, director de Servicios Periciales de Veracruz, ha señalado que la mayoría de los cuerpos encontrados en Colinas de Santa Fe habrían sido embolsados y depositados en el terreno hace máximo seis años y mínimo un año.

Y el hallazgo que horrorizó al país fue el logro de mujeres como Lucía, quienes hacen el trabajo y la búsqueda que las autoridades locales y estatales no hacían. Del total de cuerpos que han encontrado hasta hoy en la fosa clandestina más grande del país, solo dos han sido identificados.

A pesar de que los funcionarios no siempre estén de acuerdo con la presencia de las mujeres, ni con la búsqueda que hacen en las fosas —en cada brigada hay autoridades presentes que deben encargarse de exhumar los cuerpos e identificarlos después de los hallazgos— el impacto que han generado a nivel nacional ha obligado a los gobiernos a tener que hacerse cargo de este problema.

“Son seres humanos excepcionales que mucho tiempo fueron ignoradas, violentadas, engañadas. Pero eso las unió, lejos de desalentarlas, y hoy son un referente social,” dijo el fiscal general del estado, Jorge Winkler. “Si no fuera por ellas, México y el mundo no sabrían de estos crímenes tan terribles que han pasado en Veracruz y en el resto del país”.

Fue el mismo Winkler quien declaró en febrero a medios locales que Veracruz es “un cementerio” y que aún esperaban encontrar muchas más fosas en el estado.

Durante el gobierno de Javier Duarte, quien estaba prófugo desde hacía seis meses y fue capturado recientemente, se desviaron millones de pesos de recursos públicos, entre ellos los destinados a servicios periciales, análisis e identificación de cuerpos.

Winkler y otras autoridades estatales, incluido el director de Servicios Periciales del estado, reconocen que aún hoy se tienen recursos “ínfimos” para reconocer ADN y para tener un perfil genético, así como para hacer las comparaciones con bases de datos.

El número incierto de desaparecidos en el país es una de las grandes deudas que aún faltan saldar en México, pero hacerlo implicaría que las autoridades reconozcan una complicidad con el crimen a distintos niveles, tal como familiares y organizaciones vienen denunciando hace años. Los responsables de estos crímenes siempre han contado con la la impunidad, pero no han contado con la memoria y la persistencia de las madres.

Cada noche, las mujeres del Solecito pasan lista de cada uno de los familiares desaparecidos a través de su grupo de Whatsapp. Y casi como un ritual, antes de dormir, cada una de ellas escribe: “Él vive, y todos viven”.

https://www.nytimes.com/es/2017/05/10/las-madres-mexicanas-que-excavan-la-tierra-para-buscar-a-sus-hijos/?em_pos=large&emc=edit_bn_20170511&nl=boletin&nlid=73973974&ref=headline&te=1

Anteriores Entradas antiguas

A %d blogueros les gusta esto: