El guía espiritual del gabinete de Trump, un pastor con una visión adversa de las mujeres en política


Pastor Ralph Drollinger is the evangelical spiritual leader who once counseled a group of Sacramento lawmakers that female politicians with young children have no business serving in the Legislature.

La noticia de la Red de Radiodifusión Cristiana (CBN, por sus siglas en inglés) de que los miembros del gabinete del presidente Trump asisten a sesiones conjuntas de estudios bíblicos no resultó tan sorprendente en Washington.

El verdadero impacto fue quién está a cargo de las clases. El docente, el pastor Ralph Drollinger, es bien conocido por algunos miembros de la delegación del Congreso de California; se trata de un líder evangélico espiritual que alguna vez aconsejó a un grupo de legisladores en Sacramento que las mujeres políticas y madres de niños pequeños no deberían estar en la Legislatura. De hecho, las llamó pecadoras.

Drollinger también declaró que el catolicismo romano “es una de las principales religiones falsas del mundo”, y llevó a su grupo de estudio bíblico a mudarse de una habitación en las oficinas por entonces controladas por el exgobernador Arnold Schwarzenegger, un católico.

Pero fue la observación acerca de las mujeres en política, expresada por escrito en una lección distribuida a su grupo de estudio en 2004, lo que provocó la mayor polémica.

“Una cosa es una madre que trabaje fuera de su hogar cuando los niños están en la escuela”, escribió Drollinger, un californiano que creó un grupo llamado Capitol Ministries para enseñar interpretaciones evangélicas de las Escrituras a los políticos. “Pero otra muy distinta es tener hijos en el hogar y vivir en Sacramento durante cuatro días a la semana. Mientras que la primera opción podría estar de acuerdo con el espíritu de Proverbios 31, esta última es pecaminosa”.

En ese momento, el comentario captó la atención del comité legislativo de mujeres, donde varias integrantes expresaron su humillación ante lo que consideraron como ‘enseñanzas misóginas’ de Drollinger. Los legisladores estatales protestaron vistiendo delantales en las cámaras.

La representante Judy Chu (D-Monterey Park), quien en ese momento era parte de la Legislatura estatal, señaló en un email este miércoles que se alarmó al ver que Drollinger aconseja ahora a la gente más poderosa en el gobierno de Trump. “Yo era miembro de la Asamblea estatal cuando el Sr. Drollinger manifestó que las legisladoras con niños en sus casas eran pecadoras, y recuerdo la incredulidad que tuvimos, de que alguien dijera tal cosa en la era moderna”, escribió Chu. “Esta administración tiene ya un historial profundamente preocupante de políticas y discursos que perjudican a las mujeres, por eso es preocupante que ésta sea la ideología que el presidente y el vicepresidente han escogido para influir en el pensamiento de los líderes gubernamentales”.

El grupo se jacta de “haber plantado ministerios bíblicos de evangelismo y discipulado” en 40 capitales estatales, y establecido un grupo de estudio en 2010, en la Cámara de Representantes de los EE.UU. El año pasado, Drollinger y sus colaboradores también tuvieron presencia en el Senado nacional, y 68 legisladores del Capitolio integraron su grupo.

El informe de CBN sostiene que el grupo de estudio del gobierno de Trump incluye al procurador general, Jeff Sessions; a la secretaria de Educación, Betsy DeVos, al secretario de Agricultura, Sonny Perdue; y al director de la CIA, Mike Pompeo.

Las oficinas de los miembros del gabinete que, según Drollinger afirmó a CBN son parte del grupo de estudio, no respondieron a los pedidos de comentarios de este medio, o se negaron a efectuarlos. El primer mandatario no ha asistido aún a ningún encuentro, pero recibe copias de las enseñanzas semanales de Drollinger, y el vicepresidente, Mike Pence, quien es patrocinador del grupo, planea asistir cuando su horario se lo permita, informó CBN.

Drollinger no pudo ser localizado para este artículo. Un empleado de Capitol Ministries señaló en un email que el pastor se encuentra en este momento en su recorrido anual del sendero John Muir.

El objetivo de su ministerio que ya lleva dos décadas, según su sitio web, es llevar a Cristo a los políticos “en cada parada a lo largo de sus trayectorias profesionales, comenzando con sus primeros cargos locales elegidos por votación o designados, y a medida que ascienden a los puestos superiores. Al hacerlo, el impacto del Evangelio se incrementará en todos los estratos del gobierno, cuando los servidores públicos que han estado inmersos en la palabra de Dios pasen de un puesto a otro”.

Drollinger dialogó con Los Angeles Times en 2004, cuando estalló la polémica en torno a sus escritos sobre las legisladoras. Pese a reconocer que no veía a sus propios hijos muy a menudo cuando viajaba por trabajo, Drollinger no expresó remordimientos por sus comentarios en aquel entonces, y no consideró tener un doble estándar por no haber calificado de pecadores a los legisladores varones con hijos pequeños. Su creencia, afirmó, era que los maridos son libres para tener roles de liderazgo fuera de la casa, aunque deben ser “extra cuidadosos” con pasar demasiado tiempo lejos.

En ese momento, el pastor tuvo algunas dudas acerca de sus comentarios sobre el catolicismo romano; que según dijo se basaban en una disputa centenaria sobre la relación entre la iglesia y las Escrituras. “No intentaba decir algo acerca de María Shriver o alguna cuestión por el estilo”, aseguró en 2004, en referencia a la esposa de Schwarzenegger por entonces. Pero, agregó, “puedo entender por qué causó problemas”.

El estudio bíblico de Drollinger con los funcionarios del gabinete de Trump se conoce después de que muchas mujeres han sido agraviadas por la duradera política de Pence, basada en la fe, de negarse a cenar solo con cualquier mujer que no sea su esposa, en una ciudad donde tienen lugar muchos acuerdos y negocios durante cenas y almuerzos.

A Trump, cuyo gabinete de 24 miembros incluye a cuatro mujeres, le ha costado obtener apoyo de las votantes. Durante la campaña debió disculparse después de la aparición de un video registrado hacía una década, en el cual se jactaba de manosear mujeres. Una nueva encuesta de Quinnipiac reveló que sólo el 27% de las mujeres apoya cómo Trump está llevando adelante esta presidencia.

Traducción: Valeria Agis

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: