COLOMBIA. ANOTACIONES SOBRE LA CONMEMORACION Y CELEBRACIÓN DEL CENTENARIO NATALICION DE MONS GERARDO VALENCIA CANO. Por Hécto Alfonso Torres Rojas.


ANOTACIONES SOBRE LA CONMEMORACIÓN Y CELEBRACIÓN

OBISPO GERARDO VALENCIA CANO

100 AÑOS DE SU NATALICIO

SANTODOMINGO-ANTIOQUIA: 1917-26 de Octubre- 2017

OBISPO DE BUENAVENTURA: PROFETA Y DEFENSOR DE LOS AFROCOLOMBIANOS, LOS INDÍGENAS Y LOS POBRES

BUENAVENTURA, SEMANA DEL 21 AL 26 DE AGOSTO:

Estudio y reflexión sobre la Vida  y Obras de Monseñor Gerardo Valencia Cano.

En Bogotá, Medellín y Cali también hubo celebraciones, que cerraron en Buenaventura, donde fue obispo durante 17 años (1953-1971).

En Buenaventura, la semana fue muy rica  en testimonios y exposiciones de personas que lo conocieron y trabajaron con él, y en actividades para niños, niñas, jóvenes, personas adultas y mayores.

En varias instituciones educativas que fueron fundadas bajo su liderazgo, alumnas y alumnos organizaron actividades (carteleras, socio dramas, entrevistas, canciones mensaje, murales…), para conocer su biografía, informarse sobre su accionar pastoral y social, y para formarse en su pensamiento, ideas y compromisos.

En varios centros culturales hubo conferencias.

El martes hubo una caminata –marcha.

El jueves 24 de agosto, de 7  a 9.30 p.m., en La escuela Taller, que fuera antaño la estación del ferrocarril, completamente remodelada, se llevó a cabo un conversatorio. Personas que lo conocieron y trataron compartieron su testimonio. El acto se inició con música y canciones del Pacífico.

https://www.facebook.com/lavozdelmisionero/videos/vb.452352501782751/570032153348118/?type=2&theater

Este enlace recoge el conversatorio del jueves 24 de agosto, en la Escuela Taller. Participaron unas cien personas.

En el sitio “La voz del misionero-facebook”, pueden encontrar otros videos

La jornada central fue el viernes 25. A lo largo del día hubo ponencias, exposiciones  y testimonios, en el Club Sabaletas. La Señora Rosario condujo la jornada con mucho cariño y profesionalismo.

La mesa de presidencia estuvo conformada por tres obispos:

** Rubén Darío Jaramillo, quien asumió la diócesis hace apenas un mes.

Fue   consagrado obispo en Pereira.

** Héctor Eparza Quintero, obispo recién emérito. Renunció porque llegó a la edad  que impone el Código de Derecho Canónico para el retiro, 75 años. Monseñor Eparza jugó un papel muy importante durante el largo Paro Cívico. Pero se había jugado la vida denunciando las masacres y “casas de pique”. Lo amenazaron de muerte y tuvo que alejarse de Buenaventura varios meses. Le solicitaron que no volviera pero quiso acompañar a sus ovejas.

** Antonio Bayter Abud, también obispo emérito de Buenaventura.

El nuevo obispo y el obispo saliente tuvieron intervenciones interesantes.

El Rector del Seminario Mayor de los Padres Javerianos de Yarumal, Omer Giraldo, y uno de sus estudiantes de teología, Esteban Cañola, presentaron la semblanza humana, eclesial y teológica.

El Vicario de la Diócesis, sacerdote Mario Humberto Góngora Cuenú,  abrió el evento. Tomaron la palabra también Jenny, sobrina del Obispo Gerardo, el historiador Roberto Lozano Batalla, el profesor Armando Olave Cárdenas, el sacerdote Rafael Londoño, la Señora Delegada del Alcalde Distrital…

A lo largo del día participaron unas 200 personas (religiosas y religiosos, laicas y laicos, personas que conocieron al Obispo…).  Contando también delegaciones de alumnos y alumnas de las instituciones fundadas por el “Hermano Mayor”, como quiso que se le llamase, después del Concilio Vaticano II, donde participó con mucho interés y entusiasmo, durante las cuatro sesiones de 1962 a 1965. Los debates del Concilio le cambiaron su mentalidad, su teología y su manera de comprender su ministerio  episcopal. Y lo confirmaron en algunas de sus intuiciones y prácticas desde que comenzó su ministerio episcopal: la vinculación de  mujeres  y de laicos en la vida concreta de las parroquias y de la diócesis.

Un coro de niños y de niñas acompañó el evento.

El sábado 26, de 10  a.m. a 12 y media, tuvo lugar una eucaristía en La catedral, concelebrada por los tres obispos y unos 30 sacerdotes. Una celebración muy festiva, acompañada por un grupo de 28 personas. 20 “cantaoras” (algunas sonando guasás) y ocho señores al son de la marimba, tamboras y  cunonos. Al inicio y durante el ofertorio un grupo de seis jóvenes danzaron. La música del Pacífico resonó en una Catedral llena de fieles.

Al final de la misa, los obispos colocaron una ofrenda floral en la tumba de Monseñor Gerardo, en la misma Catedral.

La Alcaldía Distrital, el Banco de la República, la Cámara de Comercio y otras entidades e instituciones se vincularon a la celebración y programación.

Héctor A. Torres Rojas

Bogotá, martes 29 de agosto de 2017.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: