Un arzobispo polaco amenaza con suspender ‘a divinis’ a los sacerdotes anti-inmigrantes


Wojciech Polak, arzobispo de Gniezno y primado de PoloniaAgencias

(Cameron Doody).- Contundente advertencia del arzobispo de Gniezno (Polonia) a menos de dos semanas de que tuviera lugar el controvertido evento “Rosario en las fronteras”, en el que más de un millón de polacos rezaron la oración mariana a lo largo de los límites del país, para pedir a la Virgen “que salve a Europa de la islamización”. “Si escucho una protesta contra los refugiados en la que mis sacerdotes participen, tendré una respuesta rápida: cada sacerdote que se junte a estos eventos será suspendido“, ha replicado el arzobispo Wojciech Polak, el también primado de Polonia.

“No hay otro camino que tomar, ya que soy responsable de mi diócesis”, ha explicado Polak al seminario Tygodnik Powszechny, a propósito de la decisión que ha adoptado. “En situaciones donde hay sacerdotes que apoyen explícitamente un lado de un conflicto político, tengo que actuar de inmediato”.

Y esta obligación de cortar de raíz cualquier actitud xenófoba de sus curas, ha explicado el arzobispo, se hace más imperativa dado que “Cristo sufre en los refugiados”, con lo cual la Iglesia tiene un mandato evangélico de “abrirnos a estos refugiados”.

El arzobispo de Gniezno ha precisado que aunque no está a favor de “una apertura cualquiera de las fronteras, sin ningún tipo de control”, sí defiende “la ayuda sabia y sistemática que podemos y debemos dar, y que no representará ninguna amenaza para nosotros”.

Y esto frente al mensaje explícito del evento ‘Rosario en las fronteras’ -apoyado por 22 de las 42 diócesis polacas, junto con el gobierno del país- de que el islam representa un peligro palpable e inminente para la cultura, la salud, el bienestar y hasta la propia vida de los ciudadanos polacos.

Citado por la agencia Ap, un experto polaco en xenofobia y extremismo, Rafal Pankowski, consideró que la manifestación ‘Rosario a las fronteras’ fue una expresión problemática de islamofobia, en un momento en que en Polonia se respiran sentimientos anti-musulmanes cada vez de mayor calado.

“El mismo concepto de hacerlo [rezar el rosario] en las fronteras refuerza el modelo étnico-religioso y xenofóbico de la identidad nacional”, dijo Pankowski, director de la asociación “Nunca más” en Varsovia, coincidiendo así con la perspectiva de otros expertos de que aquella parte de la Iglesia tomó parte en el evento había dado su apoyo implícito al rechazo del Gobierno nacional de acoger a inmigrantes musulmanes.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: