AMERICA LATINA: RETORNO DE LAS CEBs


25 NOVIEMBRE, 2017 revista umbrales

Las Comunidades Eclesiales de Base de Brasil, Argentina, Paraguay y Uruguay se reunieron del 17 al 21 de noviembre en Goya, provincia de Corrientes (Argentina). Se celebraron los 70 años del nacimiento de las CEBs, las que alcanzaron su mayor expansión en los años 70 y 80 después del Concilio. Se reunieron en Goya unos mil participantes entre obispos, sacerdotes, consagrados y laicos. El título del encuentro: “El rostro de Jesús liberador, transformador de la vida”.

Hubo debates sobre política social y economía, las CEBs y la Iglesia, las redes sociales y la evangelización. Se admitió que las CEBs parecerían haber perdido terreno. Julia Basualdo, secretaria del equipo nacional de las CEBs en Argentina declaró: “Es verdad que estamos atravesando un período difícil y la razón principal es la manera individualista en la que los cristianos vivimos nuestra fe. Muchas personas se refugian en una religiosidad más intimista que en el pasado”. Según el Instituto de Estadísticas de la Región de Río (ISER) en Brasil donde había 90 mil CEBs, con cerca de tres millones y medio de participantes, actualmente hay 60 mil con 1.800 millones de católicos en sus filas. A pesar del fuerte impulso evangelizador que han tenido en la sociedad, con el tiempo muchos integrantes se fueron desmoralizando por la complejidad de los desafíos, las contradicciones de la misma Iglesia, la corrupción política generalizada. Según el teólogo brasileño y promotor de las CEBs José Marins: “Hoy por parte de muchos se las mira con indiferencia dentro de la misma Iglesia, como algo que pertenece al pasado. Para muchos obispos son un grupo o movimiento más de la Iglesia y se les da escasa consideración en la planificación pastoral; ya no son las células de la estructura eclesial, foco de evangelización y factor fundamental de promoción humana. Sin embargo ningún otro Papa como Francisco ha apoyado tan abiertamente a las CEBs, inclusive más allá de lo que nosotros mismos pudiéramos esperar”. Efectivamente, después de un repliegue que se dio también en otras aéreas de la Iglesia, con el Papa actual es evidente un relanzamiento de las ideas conciliares. Aún así el p. Marins considera necesario renovar la experiencia de las CEBs con una mayor capacidad de adaptación a los nuevos tiempos y exigencias, sin ninguna nostalgia del pasado. Los nuevos desafíos tienen que ver con problemáticas como la ecología, la corrupción, la desconfianza en la política, la droga, las cuestiones de género, las redes sociales…

 

El crecimiento de los evangélicos no es una amenaza para las CEBs ya que los encuentra unidos en las periferias para promover la dignidad humana y valorar la vida. El Encuentro Intereclesial n.14 se celebrará en Londrina (Brasil) del 23 al 27 de enero sobre el tema: “Ser Iglesia en el mundo urbano”. La Iglesia no ha conseguido acompañar el crecimiento urbano. Las CEBs, que actúan en los límites de la sociedad y de la Iglesia, tienen un papel destacado para superar el distanciamiento entre la institución eclesial y el pueblo, con su presencia profética entre los más alejados.

 

https://umbrales.edu.uy/2017/11/25/america-latina-retorno-de-las-cebs/#more-4457

Las tres caras del poder farmacéutico en Colombia


 Un médico que receta un medicamento no porque sea el mejor o el más barato pero efectivo, sino porque un laboratorio le paga por hacerlo. Una droguería que guarda copia de las recetas de los médicos. Una asociación de pacientes que ayuda a sus miembros a conseguir una droga específica, y que financia el laboratorio que la vende. Un embajador que presiona a otros funcionarios para que tomen decisiones favorables a las farmacéuticas.

Todos esos son ejemplos de estrategias de la industria farmacéutica para asegurar sus ventas influyendo en decisiones públicas y que van más allá del lobby en el Congreso, una estrategia obvia pero que ha venido perdiendo fuerza.

Eso se nota en que perdieron las batallas clave en el trámite del Plan de Desarrollo de 2015 o en que el proyecto de ley del representante bolivarense de Cambio Radical Hernando José Padauí para que el sistema de salud no pueda proveer medicamentos genéricos (lo que  ayudaría a las grandes empresas que tienen medicamentos de marca) se ha hundido dos veces, la más reciente en mayo de este año cuando sus cinco ponentes, de diferentes partidos, coincidieron en que era inconstitucional, ilegal e inconveniente.

Más allá de la pérdida de capacidad de influir en el Congreso y de la puerta giratoria entre funcionarios que luego se van a trabajar al sector que regulaban, la industria farmacéutica tiene una gran poder del que poco se habla en Colombia pero que está en el corazón del debate mundial.

Es una discusión que oscila entre el legítimo derecho de las farmacéuticas de incrementar las utilidades para sus dueños, y el objetivo de los estados de gastar sus recursos limitados con eficiencia para mejorar la salud pública.

Detrás de esa puja hay varios problemas complejos: las farmacéuticas necesitan maximizar las utilidades de los medicamentos que funcionan para invertir en investigación; hay una demanda cada vez mayor de medicamentos (por varios motivos como la mayor esperanza de vida, una idea cada vez más fuerte de que estar sano es estar perfecto o incluso el fomento de la sensación de tener enfermedades, especialmente mentales); la idea de que el Estado no debe decirle a los médicos qué tratamientos y medicamentos deben recetar.

En medio de esa complejidad, varias empresas farmacéuticas usan su poder para impulsar sus ventas por vías diferentes a la publicidad, que legalmente solo pueden hacer para los medicamentos que se pueden vender en mostrador.

Estas son las caras del poder farmacéutico en Colombia:

 

Los pacientes cooptados

Uno de los caminos más complejos y debatidos utilizados por las farmacéuticas es el de empoderar a los pacientes para que exijan sus derechos, lo que a la vez lleva q que el Estado esté obligado a comprarle más medicamentos a la industria.

Según un antiguo ejecutivo de un laboratorio grande, esto opera esencialmente por dos caminos: el de los programas de apoyo a pacientes de enfermedades crónicas (las que no tienen cura pero sí tratamiento, con lo que existe una dependencia casi permanente a las personas y un cliente a largo plazo para la industria) que usan sus productos y el de las organizaciones de pacientes más generales.

Entre esos dos grupos, en 2015 las 23 multinacionales afiliadas a Afidro donaron 1,893 millones de pesos a 50 entidades distintas, según reportó ese gremio en desarrollo de su código de ética que obliga a revelar esas donaciones.

Los programas de apoyo a pacientes crónicos funcionan como una suerte de club de apoyo.

Como esos pacientes utilizan de forma periódica sus productos, algunos laboratorios los tratan como algo semejante a los clientes frecuentes de una aerolínea o un supermercado: pueden darles descuentos después de comprar cierta cantidad de dosis; financiar sedes a las que pueden ir los pacientes para que los ayuden en el manejo de su enfermedad y sus efectos; hacer seminarios o talleres para enseñarles a enfrentar la enfermedad.

“Al principio de mi tratamiento el laboratorio me hacía charlas y me mandaba una fisioterapeuta a mi casa todas las semanas, como complemento al tratamiento de inyecciones mensuales”, explica una paciente de una enfermedad crónica – que, como las demás, pidió que reserváramos su nombre y los datos de la enfermedad y el laboratorio para no tener problemas con el laboratorio que es fundamental para el tratamiento que le ayuda a que la enfermedad no avance o avance más lento.

“Un día la señorita que venía me dijo que les habían cancelado el contrato y no supe más”, continúa. “Eso sí, todos los meses me llaman a preguntar si la EPS entregó el medicamento y cuándo me lo aplicó la IPS designada para eso, porque llega con mi nombre. Todo lo tienen controlado”

Ese seguimiento personalizado es fundamental para que un tratamiento continuado funcione, pero también para mantener al paciente cerca del laboratorio (y verificar si el médico tratante cambió de medicamento).

También, les ayudan a conseguir sus medicamentos asesorandolos con las tutelas, y por esa vía pueden convertirse en un canal de “impulso a la demanda” (como llaman en la industria) a medicamentos nuevos.

Un paciente de una enfermedad autoinmune (en la que el cuerpo se afecta a sí mismo) le contó a La Silla que en los más de 15 años que lleva con ella, diferentes médicos le han presentado la existencia de terapias nuevas, algunas de las cuales prometen resultados casi mágicos. ”Cada pocos años aparece una nueva molécula, o eso me dice algún especialista. Y eso implica presionar a la EPS para poderlo usar”.

Otra cuenta que cuando su médico le prescribió el medicamento base, hace unos 5 años, le dijo que era muy probable que tuviera que acudir a la tutela. “Nos dijo que, en todo caso, tenía el contacto de una ONG que me podía ayudar. Efectivamente lo negaron, tuve que ir y son buenísimos. Se llama Colombia Saludable, son muy pilos y gracias a ellos hoy tengo el tratamiento, que nunca más me volvieron a negar.”

Justamente Colombia Saludable es un ejemplo de cómo la cercanía entre grupos de pacientes y los laboratorios puede ayudar a la industria a hacer presión ante el gobierno en un momento dado.

“La idea es tenerlos cooptados cuando se necesita apoyo desde la sociedad civil”, explica un antiguo directivo de la industria.

En 2015 Colombia Saludable fue la segunda mayor receptora de donaciones de empresas afiliadas a Afidro, con casi 201 millones de pesos.

Esa ONG se opuso al borrador de decreto que permitió que en Colombia haya medicamentos biosimilares (a los genéricos pero en un grupo de medicinas de punta, llamadas biotecnológicos).

Lo hizo alegando que “representa a más de 80.000 personas que viven con alguna enfermedad de alto costo” a los que el proyecto proponía usar “como conejillos de indias” de medicamentos no probados. Todo porque el borrador incluía un camino sencillo para permitir el ingreso de medicamentos biosimilares al mercado, conocido como ruta abreviada, cuando fueran los “genéricos” de un biológico ya aprobado.

En eso, el gerente de la asociación, Denis Honorio Silva, dijo que retomaba los de Pacientes Colombia, otra ONG. Curiosamente Silva también lidera esa otra entidad de defensa de los derechos de pacientes y, como contó la Silla en su momento, también usó argumentos similares a los de Afidro.

Otra de las principales beneficiadas por las donaciones de los laboratios multinacionales, la tercera que recibió más plata, más de 136 millones, fue es la Fundación Rasa (Red de Apoyo Social de Antioquia) que desarrolló el sitio web SiaMisDerechos en donde los usuarios pueden hacer su tutela en 7 pasos para tener acceso a la salud.

Eso ayuda a que los pacientes defienden ese derecho, que incluye tener acceso a medicamentos que los médicos dicen que necesitan. Y, por esa vía, pero también facilita las ventas de los laboratorios, especialmente para medicamentos que no cubre el sistema pero que los jueces en ocasiones sí les conceden.

http://lasillavacia.com/las-tres-caras-del-poder-farmaceutico-en-colombia-63717?utm_source=newsletter&utm_medium=email&utm_campaign=Las%2520tres%2520caras%2520del%2520pod

PAX CHRISTI EE.UU.


· Esta mañana, 12 cristianos fueron arrestados leyendo #2000 versos y rezando en el edificio de oficinas del Senado llamando a los senadores para oponerse a la ley fiscal del partido republicano.

This morning, 12 Christians were arrested reading #2000verses and praying in the senate office building calling on senators to oppose the GOP tax bill.

 

884.688 reproducciones
https://www.facebook.com/SojournersMagazine

Me gusta:

El Papa pide perdón: “hoy Dios se llama” Rohingya

01 Dic 2017 Deja un comentario


AFP PHOTO / Vincenzo PINTO
Pope Francis (R) prays next to Rohingya refugees during an interreligious meeting in Dhaka on December 1, 2017. Pope Francis arrived in Bangladesh from Myanmar on November 30 for the second stage of a visit that has been overshadowed by the plight of hundreds of thousands of Rohingya refugees.
Comparte

707
El Pontífice sorprende con sus palabras y abraza a 16 prófugos Rohingya tras encontrar a representantes del diálogo interreligioso y ecuménico en su segundo día en Bangladesh

El papa Francisco pidió perdón a los Rohingya, clamó contra la injusticia y la indiferencia del mundo. Tal vez, conmovido por cómo son tratados los refugiados en el mundo y por la omisión de la comunidad internacional ante una de las tragedias humanitarias más grandes en la región del sudeste asiático en años.

“Pido perdón, la presencia de Dios se llama Rohingya…cada hombre ha sido creado a imagen y semejanza de Dios, también nuestros hermanos y hermanas”, dijo el papa Francisco este viernes 1 de noviembre de 2017.

Lo hizo al terminar su discurso en el contexto de un encuentro interreligioso y ecuménico por la paz en el jardín de la sede de la Arquidiocesis de Dhaka, allí el Sucesor de Pedro encontró a las familias rohinyá.

Sin papeles en la mano y sacando de su corazón la palabra “Rohingya” que le habían pedido de no pronunciar en Birmania y que ayer en Bangladesh, (país que acoge a estos refugiados), tampoco había utilizado.

Sin embargo, hoy el Papa no aguantó más al ver a los ojos de 16 prófugos Rohingya, entre ellos niños y mujeres, miembros de tres familias desplazadas de Maynamar por fuerzas del ejercito birmano y acogidos en los campos prófugos de Cox’s Bazar llegados hasta Daca, Bangladesh.

El Papa les manifestó su cercanía a nombre de todos. “Es poco lo que podemos hacer porque la tragedia que les envuelve es más dura y grande, pero les damos espacio en nuestro corazón”,argumentó.

“En nombre de todos los que les han perseguido, que les han hecho mal, les pido perdón. Muchos de ustedes me han hablado del gran corazón del Bangladesh que los ha acogido”, agregó.

El Papa dijo apelarse al corazón de los Rohingya para que nos “conceda el perdón que les pedimos”.

“En la tradición judeocristiana, Dios creó al hombre a su imagen y semejanza. Todos nosotros somos esta imagen. También estos hermanos y hermanas son la imagen del Dios viviente”, manifestó: “Una tradición de su religión dice que Dios ha tomado agua y ha vertido sal en el alma de los hombres. Todos llevamos la sal de Dios adentro. También estos hermanos y hermanas”.

“Hagamos ver”, continuó, “al mundo lo que el egoísmo hace con la imagen de Dios. Sigamos estando cerca de ellos para que se reconozcan sus derechos. No cerremos el corazón, no miremos para otro lado. La presencia de Dios hoy también se llama Rohingya. Cada uno tiene su respuesta”.

El Papa llegaba ayer a Bangladesh para invocar la colaboración entre las religiones, pues “el santísimo nombre de Dios no puede ser invocado jamás para justificar el odio y la violencia”, dijo

Hoy reiteró con su gesto el apelo hecho este miércoles a la comunidad internacional para que solucione la crisis de los Rohingya y les conceda “inmediata asistencia material” al millón de personas que han escapado del ejercito birmano superando la frontera con Bangladesh.

Durante el encuentro de oración, cada uno de los representantes religiosos – hindú, budista, musulmán y católico – leyó un mensaje de paz. Asimismo, estuvo presente el gran muftí del Bangladesh, Malwana Farid Uddin Masud, que le agradeció al Pontífice su “fuerte apoyo a los Rohingya”.

El Papa pide perdón: “hoy Dios se llama” Rohingya

COLOMBIA.TAGANGA. NO AL MUELLE.

01 Dic 2017 Deja un comentario


60 años del voto femenino en Colombia

01 Dic 2017 Deja un comentario


1 de diciembre del 2017

Aunque parezca increíble, desde mucho tiempo atrás, y hasta bien entrado el siglo XX, la mujer en Colombia no podía votar. Entonces se decía que una persona era ciudadana si podía elegir y ser elegido. Ese derecho, sin embargo, estaba restringido para ellas. Técnicamente ellas no eran ciudadanas.

Las cosas cambiaron el 1 de diciembre de 1957.  60 años han pasado desde que la mujer, en Colombia, es reconocida como ciudadana. Llegar hasta allá no fue un camino fácil.

El siglo XX, dicen, a pesar de que fue el más violento de la historia humana, es reconocido también como el que más cambios trajo para la humanidad. Entre esos cambios, y quizás uno de los más importantes, es que se abrieron las puertas al reconocimiento de derechos a quienes antes no los tenían: los negros, las minorías étnicas, y por supuesto, las mujeres.

El ideal de mujer

La idea de lo que era una mujer, de su función en la sociedad y de sus capacidades, durante mucho tiempo estuvo marcada por la influencia de la religión. Se decía que ellas estaban en el mundo para cuidar al hombre, engendrar hijos, y velar por que el hogar funcionara bien. Todo eso estaba muy arraigado al concepto de familia.

Javier Fernando Torres, historiador de la Universidad Nacional escribió que “durante el siglo XIX la mujer era considerada como un objeto, ya fuera sagrado o de placer, es decir, como María o como Eva, pero en cualquier caso era dependiente de los hombres que la rodeaban, puesto que no se consideraba que pudiese tomar sus propias decisiones debido a lo débil de su carácter y su escaso o casi nulo razonamiento”.

Agrega que “El concepto de Mujer que prevaleció fue el de Mujer blanca, sumisa, fiel y doméstica”.

Un camino difícil

Rosita Turizo de Trujillo es una mujer de 89 años. Se ve como una abuela dulce y amable. Pero no hay que dejarse engañar por las apariencias: ella es una mujer que ha dedicado media vida y más a luchar por los derechos de las mujeres.

En 1955 recién terminó la carrera de derecho, empezó a trabajar con la Asociación profesional femenina de Medellín. Esas mujeres intentaban entender por qué, a pesar de ser profesionales preparadas, se les seguía tratando como amas de casa; por qué no podían votar; por qué no recibían un salario igual al de los hombres.

Entre tantas cosas a las que tenían que enfrentarse, la plena ciudadanía a través del derecho al voto era su objetivo más importante.

Sin embargo, explicó Beatriz Vallejo, doctora en estudios políticos del Externado, “la conquista del voto femenino en Colombia fue complicada, lenta y llena de altibajos. La influencia que ejercía la Iglesia católica en la vida cotidiana de las mujeres desde la conquista, y aun entrado el siglo XX, impedía que estas se asumieran en un papel protagónico, que les permitiría ayudar a construir su propio entorno político”.

Con la llegada de la industrialización a Colombia a principios del siglo XIX, explica la experta, se fue formando una clase obrera femenina que siempre obtuvo menores beneficios que los hombres. Eso, en 1920, llevó a las empleadas de Fabricato a una huelga. Las reivindicaciones de los derechos de las mujeres empezaban a tomar forma en el país.

Durante los años siguientes, las mujeres empezaron a tomar consciencia de que su papel en la sociedad iba más allá de los límites de la familia y el hogar. Las peticiones incluían mejoras salariales, la “capitulación del régimen matrimonial” que buscaba que pudieran acceder directamente a los bienes, y, por supuesto, el reconocimiento de la ciudadanía a partir del voto.

“Se generaba así una nueva cultura, en la que las mujeres empezaban a mirarse a sí mismas en forma diferente, a concebirse como parte de la sociedad política en la que se buscaba la igualdad, aunque con cierta timidez todavía y con la sensación, según se puede percibir en documentos de la época, de que los roles no estaban aún tan definidos”, escribió Vallejo.

El día que las mujeres se volvieron ciudadanas

El congreso, por distintas razones, se negaba a reconocer el derecho al voto de las mujeres. En aquella ocasión, un representante de apellido Muñoz Obando, opositor de la iniciativa, dijo que “las mujeres colombianas están empeñadas en quebrar el cristal que las ampara y las defiende”.

La presión de las mujeres, que cada vez era más grande, más fuerte, llevó al gobierno del dictador Gustavo Rojas Pinilla a instaurar el voto femenino. Así, en 1953, cuando un grupo de mujeres radicó un documento que solicitaba que se incluyeran los derechos de las mujeres en la agenda legislativa.

La primera vez que las mujeres votaron fue el 1 de diciembre de 1957 en el Plebiscito que fue el que abaló la creación del Frente Nacional. A las urnas fueron 1.835.255 mujeres.

El acto legislativo 03 de 1954 había reconocido la plena ciudanía de las mujeres. Se cambió el artículo 15 de la Constitución de 1886 que decía “Son ciudadanos los colombianos varones mayores de veintiún años que ejerzan profesión, arte u oficio, o tengan ocupación lícita u otro medio legítimo y conocido de subsistencia”.

A partir de la promulgación del Acto legislativo 03 de 1954, “son ciudadanos los colombianos mayores de veintiún años. La ciudadanía se pierde de hecho cuando se ha perdido la nacionalidad. También se pierde o se suspende, en virtud de decisión judicial, en los casos que determinen las leyes. Los que hayan perdido la ciudadanía podrán solicitar rehabilitación”.

Sin embargo, concluye la profesora Beatriz Vallejo “La transformación, entonces, no ha sido radical. La incorporación femenina en la sociedad económica y política no la ha desligado de su papel de principal cuidadora de su familia y responsable del funcionamiento de su hogar, por lo que se termina asumiendo un doble rol.”

Condenado a 14 años acusado del asesinato de misionero español en Brasil

01 Dic 2017 Deja un comentario


30-11-2017 / 22:40 h EFE

El único acusado vivo del asesinato hace 30 años del misionero y jesuita español Vicente Cañas, por su firme defensa de una reserva indígena en la Amazonía, fue condenado hoy a 14 años y 3 meses de prisión.

El comisario de Policía Civil jubilado Ronaldo Antonio Osmar, el único de los seis acusados que aún vive tres décadas después del crimen y que había sido absuelto por falta de pruebas en 2006, fue declarado culpable por el nuevo jurado convocado por la Justicia Federal del estado amazónico de Mato Grosso.

La sentencia fue celebrada por los cuatro sobrinos del misionero que acudieron a la ciudad de Cuiabá a asistir al juicio, así como por los integrantes del Consejo Indigenista Misionero (Cimi), entidad vinculada al Episcopado de la Iglesia católica en Brasil y del que Cañas fue uno de los fundadores.

http://agencias.abc.es/agencias/noticia.asp?noticia=2678041

Anteriores Entradas antiguas Siguiente Entradas recientes

A %d blogueros les gusta esto: