ARCWP-Colombia. 2o Encuentro Diciembre 10-11/17 Olga Lucia Álvarez Benjumea*


 

Hemos estado reunidas 10-11 de Diciembre/17.

Siempre será corto el tiempo para compartir. Pero en esta ocasión, antes de nuestra reunión, hemos compartido conjuntamente, toda una experiencia de descolocación, y aprendizaje de pastoral intergeneracional, con miembros de las diferentes Comunidades Eclesiales de Base, en un barrio popular, en la zona más azotada y desacreditada de la ciudad, omitimos su nombre.

Fue toda una práctica interreligiosa de carácter ecuménico. Sentimos que era un desafío y propuesta dentro de nuestra formación permanente. Nos fortalecimos desde la forma solidaria y humana de relacionarnos. Aprendimos del sentir bíblico-teológico desde la base. Aquí, nadie sabia más que otro/a, todos eramos iguales. Fue vivir y poner en practica, las sugerencias de la Iglesia, través del Vaticano II, Documentos de Medellín-68, en medio de la crisis de nuestro país,  la impaciencia y desesperanza ante los Acuerdo de Paz. Fue tomar conciencia de la Esperanza, en el resurgir primaveral de la Iglesia.

Degustando lo aprendido en dicho Encuentro, pasamos a nuestra reunión, la que realizamos en la misma casa donde nos brindaron acogida y solidaridad. Eramos 5 contando con nuestro Hermano colaborador, no pudieron asistir 2 presbiteras, pero las sentimos cercanas y todo lo que estábamos viviendo se les fue compartiendo. Tuvimos la oportunidad de saludar y ver a una de nuestras hermanas via Whatsapp.

Los momentos fuertes de nuestra reunión, fueron el compartir preguntas-inquietudes-dudas. Fue un diálogo enriquecedor y oportuno, compartir los por menores de la Historia de nuestro Movimiento. Se resolvieron dudas, se fortalecieron las decisiones, se avivo el estimulo a nuestro compromiso a través de nuestro ministerio.

Otro momento fuerte, fue la intervención de Juan, quien nos hizo todo un recorrido histórico acerca del Culto y la Liturgia, presente en el A.T. y N.T. En las primeras comunidades cristianas, la influencia de Constantino en el Concilio de Nicea…

Para nosotras ha sido un estimulo, a seguir descubriendo y potenciando, la creatividad femenina, heredada de nuestras matriarcas, que ha sido invisibilizada, como el aporte de Miriam (hermana de Moisés), su baile y música. La acogida y solidaridad en las casas-iglesia, de Priscila, Aquila, Febe, Junia, Lidia etc. Celebrar la Eucaristía con alegría y agradecimiento, viviendo el mensaje del Evangelio como noticia, siempre nueva.

REPORTE GRÁFICO DE NUESTRA REUNIÓN.

Blanca Cecilia, compartiendonos su experiencia, inquietudes y preocupaciones como presbitera en Popayán.

Escuchando a Juan acerca del culto y la liturgia.

Escuchando a nuestra hermana Maria Teresa por el Whatsapp, desde Venezuela.

Aqui estamos de izquierda a derecha: Mónica (Ecuador) Olga Lucia, Lucero, Blanca Azucena y Blanca Cecilia

Presbiteras Católicas, y las/os niñas/os que han estado participando del Encuentro.

No es que estemos llegando, no, ya estamos listas para el regreso a nuestros sitios. Un poco ya con rostros cansados, pero felices. Agradeciendo a la Divinidad la oportunidad de haber estado compartiendo tan hermosa experiencia.

 

*presbitera católica.

 

 

 

 

 

Anuncios

ARCWP-Colombia. CRÓNICA Cuarta parte:PARTICIPACIÓN EN LAS COMUNIDADES DE BASE DICIEMBRE 7-10/17. Olga Lucia Álvarez Benjumea*


CUARTA Y ULTIMA PARTE: 

Retornamos de la visita de nuestra hermana Lucia, a descansar. Al día siguiente retomamos las actividades de nuestro Encuentro incluyendo la celebración de la Eucaristía, la cual fue presidida en común con todos los participantes por las presbiteras presentes: Blanca Cecilia Santana, Lucero Arias, Olga Lucia Alvarez y como diaconisa Blanca Azucena Caicedo. Concelebró con nosotras el P. Luis Eduardo Valencia. (Católico-vetero, miembro de las Comunidades de Base).

REPORTE GRÁFICO DE LA EUCARISTÍA REALIZADA

EN EL ENCUENTRO :

Los laicos todo lo organizaron, incluyendo a los niños, quienes propusieron colocar algunos de sus juguetes. Las estolas de los celebrantes están al rededor, las cuales nos la colocamos en el momento de la consagración.

Blanca Cecilia, explica a los asistentes cómo vamos a hacer la celebración.

Blanca Cecilia, inicia nuestra celebración. Motivándonos al perdón y a la reconciliación.

Después de compartir los hechos más significativos en nuestras Comunidades y nuestro Encuentro, al igual que lo hicieran las comunidades primitivas. Compartiendo nuestras esperanzas en la realidad de nuestro país. El joven Daniel pasa a hacernos la lectura del Evangelio. Antes de hacerlo, pedimos a los presentes, levantar su manos sobre Daniel diciendo: “Purifica Señor, nuestros labios y corazones para anunciar digna y honestamente, tu Evangelio”.

Daniel, leyendo el Santo Evangelio del día.

Vista parcial de los asistentes, siguiendo la liturgia.

Haciendo de nuestra Eucaristía un lugar de celebración con alegría y agradecimiento. Invitando a darnos el abrazo de paz.

Reparten la Eucaristía los laicos: la señora Judith ( hna.evangélica) y Juan Carlos.

Terminada la celebración, nuestra diaconisa purifica, el cáliz. Hacemos la oración final, nos bendecimos e invitamos a: “Salgamos con gozo al mundo a anunciar el Evangelio”

Un poco extraña esta foto. Se propuso que fueran las presbiteras con los jóvenes y niños, pero resultaron más niños…

*presbitera católica.

 

La Iglesia Católica portuguesa tolera a los curas que tienen hijos estando en el cargo


AITOR HERNÁNDEZ-MORALES

Imagen de archivo de un cargo religioso BERTRAND GUAYAFP

El obispo de Funchal rechaza destituir a un párroco que ha asumido la paternidad de una niña nacida en agosto.

Al menos 18 miembros del clero portugués que han asumido su paternidad siguen ejerciendo en la Iglesia

El Papa reconoce que la Iglesia católica “no ha hecho lo suficiente estos años para proteger a los menores”

Hace unas semanas el padre Giselo Andrade, párroco de la Iglesia de Nuestra Señora del Monte -una de las más conocidas de la isla portuguesa de Madeira- sorprendió a sus feligreses con una noticia chocante: ante la mirada atónita de la congregación, el cura asumió la paternidad de una niña nacida el pasado mes de agosto.

Los rumores sobre la proximidad entre el religioso de 37 años y su “amiga entrañable” -una profesora universitaria que ya tenía dos hijos de otra pareja- abundaban desde hace meses, pero pocos feligreses pensaban que fuesen verdad. No obstante, una vez que se confirmaron los hechos, no se mostraron excesivamente revueltos por la confesión del padre Giselo. El cura es querido por la comunidad, a la que sirve desde hace casi 10 años, y recordado con cariño por la manera en la que atendió a los afectados por la caída de un árbol durante la celebración de una romería multitudinaria durante el verano, en la que murieron 13 personas. Lejos de rechazar al religioso, los fieles han mostrado su apoyo, llenando las misas dominicales celebradas por el párroco desde que hizo su anuncio.

Y ese apoyo parece haber sido clave en la decisión del obispo de Funchal, António Carrilho, quien ha generado titulares en los principales diarios lusos al apostar por mantener al párroco en el cargo. Aunque el prelado ha manifestado su “tristeza” ante el comportamiento tan poco ejemplar del religioso, también insiste en que “todo se perdona en esta vida siempre que haya una arrepentimiento verdadero”. El obispo ha dado a entender que la ley canónica no impedía que el padre Giselo siguiese ejerciendo como cura pastoral, especialmente si cuenta con el apoyo de su congregación.

Aunque la Conferencia Episcopal lusa ha evitado hablar explícitamente sobre el asunto, el cardenal patriarca de Lisboa, D. Manuel Clemente, confirmó que en derecho canónico un párroco que sea padre puede seguir ejerciendo como tal si reanuda el celibato. El eclesiástico calificó lo acontecido en Madeira como una “infidelidad” hacia la Iglesia, pero a la vez comparó el caso con las infidelidades que resultan en el nacimiento de un hijo fuera del matrimonio convencional: “Se tiene que asumir la responsabilidad en relación a la criatura, pero eso no implica que se tenga que destruir la vida familiar”.

“Se tienen que asumir las consecuencias de esta ruptura momentánea, pero se puede seguir adelante siempre que haya voluntad de hacer las cosas con más conciencia y responsabilidad”.

¿Nueva tolerancia?

Pese a que el derecho canónico deja margen para casos como el del padre Giselo, históricamente la Iglesia Católica portuguesa se mostraba poco abierta a esta interpretación y forzaba la salida de los curas que asumían la paternidad de hijos nacidos tras el ingreso en el clero. Recientemente, sin embargo, las autoridades religiosas lusas se han mostrado más tolerantes en este ámbito, y actualmente se sabe de al menos 18 miembros del clero que han asumido la paternidad de hijos y siguen ejerciendoen el país vecino.

Un posible factor en la mayor tolerancia con este asunto podría ser la dramática disminución del clero portugués. Pese a haber 9,3 millones de portugueses que se autodefinen como católicos, solo hay 2.524 sacerdotes en el país de la Virgen de Fátima, y cada vez menos jóvenes entran en los seminarios. Desde hace años se “importan” religiosos de Brasil y las ex colonias portuguesas en África, pero aun así el número de párrocos sigue cayendo. Ante este panorama, se entiende que las autoridades eclesiásticas hagan la vista gorda cuando un cura con gran apoyo comunitario se desvíe del camino.

“Es evidente que algo ha cambiado”, opina Alberto Osório, portavoz del Movimiento Fraternitas, organización que engloba personas que dejaron el ejercicio de las órdenes sacras para entablar una vida familiar, y que tiene unos 115 afiliados en Portugal. “En tiempos pasados este tipo de situación necesariamente implicaban la salida del sacerdote, generalmente con bastante rechazo por parte de las autoridades. Es un proceso muy traumático, y sé de casos en los que el sacerdote tuvo que abandonar el cargo, la comunidad local, incluso el país ante el estigma social”.

“En el caso del padre Giselo es de aplaudir que el obispo ha mostrado muchísima tolerancia, y gran conocimiento de las reclamaciones de los feligreses. Se está siguiendo el derecho canónico, que deja la decisión final de seguir o desistir del oficio en manos del religioso”.

Osório celebra la “apertura” de las autoridades religiosas con el cura madeirense, pero reconoce que le preocupa lo que eso implica para la madre y la hija reconocida. “No cabe que un religioso se case con la madre de la criatura y siga en el oficio, por lo que necesariamente impide que cumpla con sus responsabilidades como padre. Fue un acto de gran coraje reconocer la paternidad, pero el seguir en el sacerdocio implica cierto abandono; la Iglesia rehúsa ser madrastra”.

Aunque el Vaticano no tiene una posición firme sobre el asunto, durante su época como arzobispo de Buenos Aires, Jorge Bergoglio, quien devendría en el papa Francisco afirmó que “el derecho natural supera el de ser religioso, por lo que un cura que deje embarazada a una mujer tiene que abandonar el ministerio y cuidar de esa criatura“.

Para Osório, quien formó parte de una orden religiosa durante 12 años antes de abandonar el oficio en 1992, el caso del párroco madeirense reabre el debate sobre el celibato sacerdotal y la necesidad de suprimirlo o de rebajarlo. “La aceptación social del padre Giselo tras su anuncio demuestra que la sociedad está cambiando, y que ya no existe el rechazo o escándalo social que antes iba ligado a estos acontecimientos”.

http://www.elmundo.es/internacional/2017/12/12/5a30076446163f37778b46b7.html

ARCWP-Colombia. CRÓNICA Tercera parte:PARTICIPACIÓN EN LAS COMUNIDADES DE BASE DICIEMBRE 7-10/17. Olga Lucia Álvarez Benjumea*


TERCERA PARTE:

Por razones de salud de una de nuestras principales miembra, en solidaridad con ella y su familia, ya que se no hubiera podido desplazar hacia donde sería nuestro Encuentro anual, todos/as nos hemos trasladado hacia donde ella vive,  que nos quedará fácil, acompañarla, visitarla, en un momento del desarrollo de nuestra reunión.

Se trata de nuestra hermana y compañera Lucia, imposible, no demostrarle a ella, todo lo que ha significado en nuestras Comunidades, Barrio, y familia. Mujer líder, pionera y sustentadora de las Comunidades Eclesiales de Base. Todos/as hemos recibido de ella, no solo su cariño, aprecio y amistad, sino su testimonio, su compromiso y su consejo, cuando hemos acudido a ella. Ella, es madre, es tía, es abuela, es comadre, es hermana!

REPORTE GRÁFICO DE LA VISITA REALIZADA A NUESTRA HERMANA LUCIA

No hay palabras para expresar la felicidad de Lucia, el verse rodeada de sus hermanos/asen Comunidad. Su rostro apacible, linda sonrisa de la imagen de Dios en medio de nosotros/as.

Lucia, saca un juego de parques, y ofrece a los niños para jugar en la sala en medio de la visita.

Vista parcial de la visita en la casa de Lucia.

Todos/as querian estar al lado de Lucia. Mujer bondadosa, acogedora y tierna.

Antes de terminar la visita, compartir alegrías del encuentro y lágrimas, hicimos una oración, por la salud y la vida de Lucia. Nadie se quedó sin participar, incluyendo a los niños…

La visita, la acogida de Lucia y familia, nos ha dejado huella, fue sentir que con ella celebrábamos la Eucaristía, renovábamos nuestro compromiso de fe y valores cristianos.

Primer obra de Misericordia: Visitar a los enfermos.

 

Continuará….

 

*presbitera católica

 

 

 

 

 

 

*Presbitera Católica.

ARCWP-Colombia. CRÓNICA Segunda parte:PARTICIPACIÓN EN LAS COMUNIDADES DE BASE DICIEMBRE 7-10/17. Olga Lucia Álvarez Benjumea*


SEGUNDA PARTE:

Seguimos reunidos en el espacio proporcionado por nuestros anfitriones, Juan Carlos, Gladys, Daniel (hijo) y Saida, la principal anfitriona del Encuentro.

Saida, nuestra pequeña anfitriona. Una bendición del Cielo!

La pequeña Isabelita, no se pierde detalle.

Escuchando atentas/os las conclusiones del trabajo en grupos. No es un Encuentro Juvenil, es un Encuentro Intergeneracional.

Celebrando la noche de las velitas en honor a Maria la Madre de Jesús. Es una bella tradición en nuestras familias.

Vista parcial del momento de compartir en el comedor.

Representando el camino de la Esperanza, en sus diferentes etapas de la vida…

Mi prima tambien participa y hace su presentación con los adultos que le tocó, según Aymará nos cuenta.

Lucero, y Azucena, en el  socio-drama.

Mientras Juan y Hernando explican a la Asamblea el trabajo del grupo, Saida, parece diciendo: “Esto es solo papel, ojalá que las reflexiones y compromisos no se queden solo en el.”

“Ustedes, no se preocupen, sigan tranquilos que mi mamá me mima”. Parece decirnos Isabelita.

Continuará….

*Presbitera católica

ARCWP-Colombia. CRÓNICA Primera parte:PARTICIPACIÓN EN LAS COMUNIDADES DE BASE DICIEMBRE 7-10/17. Olga Lucia Álvarez Benjumea*


PRIMERA PARTE:

Hemos tenido la oportunidad de encontrarnos para compartir, orar-reflexionar- y hacer nuestro estudio bíblico, desde el pensar del Antiguo Testamento, Nuevo Testamento, Pablo de Tarso y Apocalipsis, sobre la Esperanza, en medio de la crisis de desesperanza. Veníamos de Popayán, Bogotá, Medellín, Bucaramanga, y Ecuador. Todos/as de diferentes experiencias de Comunidades Eclesiales de Base.

El tema nos llamaba la atención, nos gustaba y lo disfrutábamos. Fue todo un encuentro intergeneracional: dos mamás, con sus hijas muy pequeñas: Saisa (2 añitos) Isabel (15 meses) 3 jóvenes, pre-adolescentes, 2 jovencitas y 20 adultos.

Fueron días, intensos de trabajo. Todo un compartir fraternalmente entre todos, todos eramos familia, hermanos, los nuevos, rápidamente integrados, y acogidos/as como viejos conocidos/as. Era el encuentro anual, que se viene  realizando desde hace 10 años. Las Comunidades Eclesiales de Base, no han desaparecido, están vivas y firmes!

Lo más impactante en el Encuentro, ha sido la participación de los niños, pedían la palabra preguntaba, trabajaron en los grupos , hicieron sus presentaciones, bien, sociodramas, carteleras. En la oración, intervenían, en los temas…esto no es solo para contarlo así no más, esto es para vivirlo.

Escuchar a Aymará (11 años) orando;  pidiendo por la paz, fin del conflicto,los inmigrantes, refugiados, la salud de nuestra hermana Lucia…

Si el tema era buscar la Esperanza, aqui teníamos una muestra entre estos jóvenes. Nos desafiaban a buscar la Esperanza a partir de nosotros mismos. Qué estábamos haciendo cada uno/a para lograr la Esperanza, que no sea ajena a nosotros/as, que no sea ficticia, engañosa, ó  frustraste? Qué esperanza, esperamos? Qué es nuestra Esperanza?

REPORTE GRÁFICO SOBRE EL DESARROLLO DEL ENCUENTRO

Llegando al lugar den encuentro cansados/as del viaje, nos acogen los anfitriones: Juan Carlos, Gladys y Lucero. Para todos hay un sitio y comida. No importa que algunos tuvieron que comer de pie, unos en la escaleras y otros afuera.

Mientras podemos usar el salón asignado, iniciamos nuestro taller en este espacio. Los niños se colocan en primera fila, listos a participar.

Jorge, nos inicia y acompaña la reflexión con su canto música.

Blanca Cecilia, nos explica la dinámica del taller.

Escuchando a Juan su aporte sobre la Esperanza en el A.T.

Olga Lucia. Nos comparte y motiva a reflexionar sobre la carta de Pablo Flp 3:17-21 en clave de esperanza como ciudadanos del Cielo.

Lucero, nos motiva a reflexionar sobre la Esperanza desde la Apocalipsis.

Se nos ofrecen algunas preguntas para trabajar en grupos. Y como hay niños, alguno borró la parte final de la ultima, que dice: ¿que esperanzas humanas coinciden con las esperanzas y valores del Evangelio?

Trabajando en grupos.

Continuará…

*Presbitera católica.

A %d blogueros les gusta esto: