En estas Navidades, Jesús el gran excluído: José María García Mauriño


dic152017

 

Enviado a la página web de Redes Cristianas

Belén2Diciembre de 2017
Estas fiestas son una imposición de la sociedad y de la iglesia, que dejan casi sin sentido lo que este hecho del Nacimiento de Jesús significa. No sé de qué nos felicitamos. Me aburren los gestos sociales de comidas, bebidas, regalos, que no sé a qué vienen. Se realiza una copia servil del “Papá Noel” norteamericano. Repito, no sé qué celebramos, no se por qué brindamos con champán. Desde luego no la venida de Jesús de Nazaret al mundo. El es el Gran Ausente de esta sociedad. Le hemos echado, le hemos excluido de nuestras fiestas.

No sé qué es lo que dicen los curas en las parroquias, pero por lo que veo nada cambia respecto al año anterior o a otros años. Una Navidad para todos, sin mensaje, sin aguijón, sin provocación, navidad dulce de turrón y mazapán, de anís y calor de hogar. Un día para unirse la familia al año, un año para seguir como antes. En nada se parece a aquel Belén de hace más de 2000 años, que levantó las expectativas de los pobres, la persecución de los poderosos, el olvido y desinterés de los cultos.

En Madrid, he visto concurso de belenes. Me pregunto, hasta dónde se ha prostituido la realidad de este aniversario, hasta aquí llega la competitividad. Jesús nació fuera de la aldea, en los suburbios de Belén porque para ellos no había sitio en la posada pública. No se fijó Dios en las grandes calles, ni en los palacios de Jerusalén, sino en una aldea insignificante. Dios tiene debilidad, manía, por los que no cuentan, por los débiles, por l os últimos. Todo lo demás, el burro y el buey, son sustitutos de la calefacción occidental, datos de evangelios apócrifos o falsos, que contrasta con la sobriedad del texto evangélico.

A José le pintan como hombre de avanzada edad, venerable y con barba blanca, para preservar la virginidad de su esposa. Hoy intentan hacer público un acontecimiento que cambió la historia, pero que en la actualidad no cambia nada. Jesús sigue siendo excluido Todos los años igual: alumbrado por las calles principales, anuncios en todas partes para que la gente compre y compre y nunca deje de comprar. Se oyen villancicos, cantamos villancicos, que carecen con frecuencia de todo rigor teológico.

http://www.redescristianas.net/en-estas-navidades-jesus-el-gran-excluidojose-maria-garcia-maurino/

Fiscal General y Santos, serán denunciados por caso Odebrecht ante Comisión de Acusación


El senador Jorge Enrique Robledo anunció que el 18 de diciembre presentará una denuncia formal ante la Comisión de Acusación de la Cámara de Representantes.

El congresista del Polo Democrático pedirá investigar al fiscal general, Néstor Humberto Martínez y al presidente Juan Manuel Santos, por el supuesto aporte de dineros de Odebrecht a la campaña presidencial del actual jefe de Estado.

El legislador indicó que con esta acción busca que la Comisión de Acusación, como juez natural para este caso, indague las graves denuncias que realizó en su momento el senador Armando Bennedetti contra el fiscal Martínez, a quien señalo de supuestamente haber sido uno de los recaudadores de dinero para la campaña reeleccionista de Juan Manuel Santos.

El senador Benedetti lo acusa (al fiscal general) de haber recogido cuatro mil millones de pesos de Odebrecht del señor Martorelli, uno de los delincuentes de Odebrehct, para trasladarlos a la campaña de Juan Manuel Santos y eso en Colombia no genera nada”, dijo Robledo.

Asimismo sostuvo que “yo le voy a pedir a la Comisión de Acusaciones porque nadie más puede hacerlo, según el ordenamiento jurídico colombiano, que investigue este hecho, y que el fiscal y el presidente de la República expliquen por qué el senador Benedetti hace la acusación que les está haciendo”, agregó.

“La actitud de alcahuetería con la cual se está manejando el proceso de Odebrecht en Colombia es absolutamente escandalosa y esto tiene que ver con el inmenso poder de una especie de pacto de impunidad que recoge a los grandes poderes políticos y económicos del país, para que el caso Odebrecht no se lleve hasta las últimas instancias, como debería llevarse”, enfatizó el congresista.

Fuente y redacción de lafmradio.

https://colombianoindignado.com/fiscal-general-y-santos-seran-denunciados-por-caso-odebrecht-ante-comision-de-acusacion/

Fox News dice que se prepara un “golpe en Estados Unidos”


Cuidado con lo que dices.

Fox News dice que se prepara un “golpe en Estados Unidos”
Conway en Fox News.

Cuidado con lo que dices.

Es un pedido imposible cuando se trata de Fox News y su defensa del presidente Donald Trump. El canal conservador se robó la atención de la mañana cuando en un segmento con Kellyanne Conway, asesora de la Casa Blanca, publicó el título “A Coup in America? (¿Un golpe en Estados Unidos?)”.

Conway y el comentarista Jesse Watters discutían sobre las investigación sobre la injerencia de Rusia en las elecciones que llevaron a Trump a la presidencia. Para la asesora hay un trato irregular contra el presidente por parte del FBI.

El polítologo de la Universidad de Harvard  Yascha Mounk cree que el título de Fox News responde a una estrategía de Trump para conseguir más poder.

“La mejor preparación de un verdadero golpe (contra el poder judicial) es decir que ya hubo un golpe (contra la población)”, escribió Mounk en Twitter. Su observación recuerda las estrategias de algunos gobiernos en América Latina, que han llegado a cerrar el Congreso.

Otros comentaristas contrarios al gobierno de Trump dijeron que hablar de golpe de estado es peligroso para la población.

“Los ciudadanos se levantan de manera violenta y se matan los unos a los otros por el poder”, dijo el periodista Kevin Baron.

Así que quedan advertidos queridos lectores. Cuando escuche sobre un golpe en Estados Unidos se puede tratar de algo peor.

Fox News dice que se prepara un “golpe en Estados Unidos”

COLOMBIA. DESALOJAN HABITANTES DEL CORREGIMIENTO EL GUAYABO, PUERTO WILCHES.


Pausar
-1:07

Configuración visual adicional

Ir a reproducción con opción de desplazamientoHaz clic para ampliar

Reactivar

232.490 reproducciones

Estas imágenes duelen tener que registrarlas, como periodista hoy me dolió el corazón ver tanta injusticia con nuestros campesinos. Fuerza y fe a la comunidad de El Guayabo… Los invito a compartir este video como muestra de solidaridad con los campesinos que son desalojados de sus territorios.

DENUNCIA A LA OPINIÓN PÚBLICA
Nueva Crisis humanitaria y social por desalojo de familias campesinas de la comunidad de “El Guayabo”
60 familias del Corregimiento El Guayabo de Puerto Wilches, fueron afectadas por el desalojo de los predios donde habitaban y producían su sustento desde hace más de 30 años; orden emitida por el juez promiscuo municipal de Puerto Wilches Santander. El desalojo se hizo efectivo hoy 13 de diciembre de 2017.
Son campesinos y campesinas trabajadores, que dependen de la tierra para su subsistencia y la de sus familias, además de ser productores de alimentos para la región. Sin embargo, desde hace unos 15 años, y con mayor intensidad en los últimos 5 años, él señor Rodrigo López Henao ha realizado diversas acciones, algunas jurídicas y otras violentas e ilegales, para desplazarlos y despojarlos de sus territorios. Hace aproximadamente cuatro meses se logró frenar tres intentos de desalojo que se tenían previstos. Sin embargo, nuevamente la comunidad se encuentra en riesgo de perder sus tierras.
La manera como se ha intentado sacar de sus tierras a los campesinos del Guayabo ha estado llena de irregularidades. La Agencia Nacional de Tierras ha presentado tutelas solicitando ser integrada al proceso que se está llevando a cabo sobre estos terrenos ya que varios de los que se piensan adjudicar son baldíos de la nación y podrían ser utilizados para reparar a los campesinos del Guayabo que son víctimas del conflicto en vez de eso están en riesgo de quedar en manos de un particular. Es alarmante la situación de esta comunidad frente a la falta de garantías e imparcialidad con la que han actuado las autoridades locales.
Autoridades estatales del departamento de Santander, particularmente en el municipio de Puerto Wilches, ha vulnerado de manera flagrante los derechos fundamentales y el acceso igualitario a la justicia, pues en este caso ha sido evidente el favorecimiento hacia el señor Rodrigo López Henao, quien reclama la propiedad de las tierras que nunca ha poseído ni trabajado. Por esta razón, con esta orden judicial de desalojo se materializa una acción sistemática de desplazamiento forzado, que re victimiza a familias campesinas, que históricamente se han visto afectadas por la violencia, el conflicto armado y el abandono estatal.

El Papa tiene audiencia privada con el presidente ecuatoriano recién electo.

17 Dic 2017 Deja un comentario


El Papa tiene audiencia privada con el presidente ecuatoriano recién electo

CIUDAD DEL VATICANO – El presidente de Ecuador, Lenin Moreno, fue recibido el sábado por el Papa Francisco para una audiencia privada en el Vaticano.

Fue el primer encuentro de este tipo entre el Papa y Moreno desde que el político ecuatoriano asumió la presidencia en mayo de este año.

Moreno llevó varios obsequios al Papa, incluido el chocolate ecuatoriano, lo que provocó que el pontífice dijera “Un regalo perfecto para los que necesitan colesterol”.

Francis, a su vez, le dio al líder sudamericano una escultura de un olivo.

“Me gusta dar esto a todos los gobiernos”, dijo Francis. “Es su tarea: la paz”.

El presidente de Ecuador fue galardonado con el Premio Nobel de la Paz en 2012 por su trabajo de sensibilización para las personas con discapacidad.

Moreno es actualmente el único jefe de Estado del mundo en silla de ruedas, al que ha sido confinado después de recibir un disparo en un intento de robo en 1998.

Moreno realizó la visita al jefe de la Iglesia Católica durante una gira oficial que lo llevará a Italia y España

La reunión en el estudio privado de la audiencia duró 42 minutos.

http://www.laht.com/article.asp?ArticleId=2447784&CategoryId=14089

33 meses y más de 50 puntos en el mapa: el adiós de nuestro corresponsal a “la compleja y apasionante” Colombia

17 Dic 2017 Deja un comentario


  • 15 diciembre 2017
Hombre trabaja con café que se seca al sol (Foto: Natalio Cosoy/ BBC Mundo)
Image captionEl café, ese símbolo del campo, la economía y una gran parte de la historia de Colombia. (Foto: Natalio Cosoy/ BBC Mundo)

Fueron tan solo 33 meses en Colombia como corresponsal de BBC Mundo. Pero parecieron muchos más, tanto ocurrió en este tiempo.

33 meses en los que visité más de 50 ciudades, municipios, veredas, desde el desierto de la Alta Guajira en el extremo noreste hasta el litoral de Tumaco en el suroeste, pasando por las montañas de Antioquia y Boyacá y el gran río Magdalena.

Un mapa en la pared de la oficina, heredado de mi predecesor contiene la evidencia: en bolígrafo azul mis viajes, en rojo los suyos.

Que en la particular geografía de esa cobertura periodística no haya prácticamente marcas azules o rojas en el oriente del país da cuenta de cuánto el quehacer político, económico y demográfico de Colombia se concentra en sus cordilleras.

Pero también da cuenta de la deuda personal y profesional que implica casi no haber contado esas zonas olvidadas, vastas, de selva y llanura.

Mujer en un boto en un río del Chocó.(Foto: Natalio Cosoy/ BBC Mundo)
Image captionUna imagen idílica en el Chocó, uno de los departamentos más pobres y complejos de Colombia. (Foto: Natalio Cosoy/ BBC Mundo)

Alejarse del mapa, de la representación, para acercarse al territorio real -el de la complejidad- es, en cualquier caso, el trabajo del reportero.

esa complejidad es especialmente compleja en el caso de Colombia, un país “muy enredado”, como reconocen los mismos colombianos.

No en vano, cuando estaba recién llegado al país, una colega me advertía que todos los periodistas que llegan a Colombia pasan por el mismo proceso.

En la primera semana sienten que pueden escribir un libro sobre el país. Pasado un mes, apenas tienen la confianza suficiente para escribir un artículo.

Y al cumplir el año, ni siquiera eso.

Aunque parezca maldad, le deseo esa dificultad a mi sucesor, Boris Miranda.

Significaría que logró entender y asumir la complejidad de este apasionante país.

Campesino rodeado de coca (Foto: Natalio Cosoy/ BBC Mundo)
Image captionUn campesino rodeado por coca que está erradicando. Acordó sustituir sus cultivos en un programa que intenta poner límites al narcotráfico. ¿Funcionará? (Foto: Natalio Cosoy/ BBC Mundo)

Durante mis 33 meses en Colombia también tuve el privilegio de vivir de cerca el hecho histórico más importante de esta nación -y uno de los más relevantes del continente- en el último medio siglo.

También en ese caso, el del acuerdo de paz con las FARC, había que saber leer un territorio muy complejo.

Cuando llegó el plebiscito para que los colombianos aprobaran o rechazaran el acuerdo las encuestas, los analistas, el gobierno, la comunidad internacional (el mapa) aseguraban que ganaría el sí.

Pero muchos habitantes, empresarios, víctimas (el territorio) decían que no. Y ganó el no.

Lo que no evitó que, gracias a un trámite legislativo, el acuerdo que puso formalmente fin al conflicto armado más prolongado del hemisferio occidental fuera eventualmente aprobado.

En este país tan enredado, sin embargo, el proceso aún no termina.

Pero será mi sucesor quien tendrá que dar cuenta de los desafíos de la construcción de esa paz que no han conocido generaciones enteras de colombianos.

Cruz Elena Cardona moliendo maíz (Foto: Natalio Cosoy/ BBC Mundo)
Image captionCruz Elena Cardona: cuando fue entrevistada por este corresponsal tenía 100 años y mucho para contar.(Foto: Natalio Cosoy/ BBC Mundo)

El país, sin embargo, no ha sido solo proceso de paz en estos 33 meses: Colombia es un lugar lleno de historias, donde la generosidad de la palabra es enorme.

Pronto aprendí que si alguien dice “venga le cuento…”, hay que prepararse, porque la cosa va para largo.

Y tuve el privilegio de que cientos y cientos de personas aceptaran compartir conmigo sus sentimientos, sus ideas, las historias de sus vidas: víctimas del conflicto y sus victimarios, guerrilleros y fuerzas de seguridad, políticos, ministros, incluso el presidente.

Entrevista completa al presidente de Colombia Juan Manuel Santos

También lo hicieron presidiarios, bandidos, cooperantes, indígenas, afros, venezolanos desarraigados, comerciantes, grandes empresarios, sindicalistas, jóvenes y viejos, hombres y mujeres.

Ahí está, por ejemplo, esa señora de más de 100 años, que en su casita del sur de Antioquia -dueña de una vista tan imponente como profundas sus arrugas- me contó las tantas veces que su familia fue victimizada en un siglo.

O esas mujeres indígenas que compartieron sus ideas sobre la práctica de la mutilación genital femenina; ese tema tan vedado, tan secreto.

Irene Guasiruma recoge café (Foto: Natalio Cosoy/ BBC Mundo)
Image captionIrene Guasiruma le contó al corresponsal de BBC Mundo cómo la mutilación genital femenina realmente no debería existir. A ella se la practicaron cuando era una niña. (Foto: Natalio Cosoy/ BBC Mundo)
Blanca Lucila Andrade (Foto: Natalio Cosoy/ BBC Mundo)
Image captionBlanca Lucila Andrade sorprendió al revelar durante el encuentro con nuestro corresponsal que los indígenas Nasa siguen practicando la mutilación genital femenina, algo que se creía que habían dejado de hacer hace 15 años. (Foto: Natalio Cosoy/ BBC Mundo)

Por personas como ellas es que en Colombia es a la vez muy fácil y muy difícil hacer periodismo.

Fácil, porque las fuentes casi dan el texto listo, redactado, armado con curva narrativa y todo; dan la historia servida, porque aquí todos son grandes narradores.

Difícil, porque las historias son a menudo dolorosas.

Y también porque ese deseo de contar buena historia hace que a veces la verdad se vuelva algo secundario, prescindible.

Hay que estar muy atento para no dejarse colar medias verdades o plenas mentiras, para no terminar dibujando un mapa falaz.

Y tampoco hay que olvidar que la realidad está hecha de grises, que los blancos y los negros son de las opiniones, que no siempre es tan fácil distinguir entre los buenos y los malos, que esa es una línea que se mueve constantemente.

Camilo (Foto: Natalio Cosoy/ BBC Mundo)
Image captionEl guerrillero Camilo parecía tener un gran futuro cuando se firmara el acuerdo de paz entre el gobierno y las FARC, creía nuestro corresponsal, cuando lo entrevistó en la primera mitad de 2016. Pero el hombre, quien se salió de la guerrilla, fue acusado por las FARC de matar a su hermana y otro hombre, algo que la fiscalía nunca confirmó. Luego Camilo pareció desaparecer del mapa. (Foto: Natalio Cosoy/ BBC Mundo)

En mis 33 meses recorriendo interminables carreteras de asfalto, piedra, tierra y barro; de ver desde el aire este quebrado y difícil paisaje; de navegar ríos eternos, tan frondosos como los bosques que atraviesan; de caminar, pasar calor, pasar frío, empaparse, también descubrí que Colombia es un país resiliente.

Pero esa resiliencia tiene algo de resignación, como la que vi en el rostro de los pasajeros de esa chiva (como llaman aquí al colorido transporte rural) varada en un camino tan malo, tan malo, que ni esa máquina modificada especialmente para esas carreteras pudo pasarlo.

Y con todo, los colombianos trabajan muy duro: me lo dijeron los venezolanos que salieron de su país para buscar una vida nueva en Bogotá: “¡Cómo trabajan aquí!”.

Así lo hacen casi todos, casi siempre (incluso los bandidos, mal que le pese a la seguridad y la imagen del país). Mientras que, paradójicamente, la enorme cantidad de tinta y esfuerzo gastado en escribir leyes y normas, en realidad solo hace más difícil la aplicación de justicia y obliga a trabajar el doble a quienes tratan de hacerlo todo legalmente.

De hecho, a este país le han puesto varios apodos, del divertido Locombia al amargo Cocalombia.

Pero para mí, por la lógica de su burocracia y su labia enrevesada, que esconde el sentido en un torbellino de palabras, debería ser Kafkalombia.

Venezolanos cruzan el río (Foto: Natalio Cosoy/ BBC Mundo)Derechos de autor de la imagenBBC SPORT
Image captionMiles de venezolanos cruzaban el río en agosto de 2015 con su vida a cuestas, en una de esas crisis bíblicas que le tocan a Colombia. (Foto: Natalio Cosoy/ BBC Mundo)
Mujeres con un burro en el desierto (Foto: Natalio Cosoy/ BBC Mundo)
Image captionEl árido desierto de la Alta Guajira, tierra de la comunidad indígena wayuu, donde la falta de agua y alimentos ha causado graves crisis. (Foto: Natalio Cosoy/ BBC Mundo)
Muchacha vestida de rojo (Foto: Natalio Cosoy/ BBC Mundo)
Image captionUna muchacha wayuu durante un baile típico en la Alta Guajira. (Foto: Natalio Cosoy/ BBC Mundo)

Me voy, en cualquier caso, con el recuerdo de Colombia como un país lleno de peculiaridades maravillosas, extremas, extrañas, ridículas, sutiles, explícitas, rudas, tiernas.

Un país coqueto en el que la importancia que se le da al cuidado personal y a la pulcritud es tal que hasta guerrilleros y militares se hacen las uñas. Mujeres y hombres.

Y, sobre todo, con el recuerdo de un país que, en medio de sus problemas, sabe disfrutar de la vida y sus placeres.

De hecho, no hay rincón de Colombia, ni desierto, ni selva, ni montaña, al que no llegue la música, ni la cerveza.

Tampoco existe excusa suficiente para decirle que no a una buena rumba y bailar, uno de los tantos buenos motivos para volver a Colombia, junto con su gente, sus paisajes y sus inagotables historias.

Todavía casi sin irme y ya tengo ganas de volver, volver a seguir marcando puntos azules en el mapa, a seguir entendiendo cada vez mejor el país para sentir que cada vez es más difícil contarlo.

Natalio Cosoy junto al mapa que hay en la oficina de la corresponsalía de BBC Mundo en Colombia.
Image captionNatalio Cosoy junto al mapa que hay en la oficina de la corresponsalía de BBC Mundo en Colombia.

ARCWP.EN ESPERANZA DIGO: FELIZ NAVIDAD!!! Olga Lucia Álvarez Benjumea*

17 Dic 2017 Deja un comentario


Mis queridos hermanos y hermanas:

No quisiera ser pesimista, ni aguafiestas, pero les cuento que se me atraganta la garganta, el lápiz y el pensamiento para decir: “Feliz Navidad”.

Ni siquiera hay un pesebre de humildes pajas, para el Mesías anunciado. No lo digo yo, lo dicen las “malas” noticias, las redes sociales, los medios de Comunicación oficiales…por donde miremos el mundo esta revuelto, no hay sitio en el mapa, donde no haya violencia, desplazamientos violentos, humillación, violación a niños, mujeres, ancianos y violencia al ser humano en general. Atropello a la tierra, el agua, los animales, bosques y plantas. Todo en aras de la tecnología, el derroche en el consumismo, la corrupción, el egoísmo y oportunismo de algunos/as…Es hambre de acabar con la Creación, como si, ese hubiera sido el mandamiento del Cielo.

No hay un pesebre, para los desplazados/as, refugiado/as, inmigrantes. Solo golpes, destierro y muerte.

Quiero ver esta Navidad, en Esperanza, en Paz y Reconciliación. Quiero danzar, cantar y alegrarme como lo hace mi pueblo. No se, cómo lo hacen, pero, de sus entrañas, brotan sonidos acordeaneros, gaitas, maracas, arpas, guitarras, tambores, calmando la violencia, apagando el fuego.

En medio de las contradicciones, brota la Esperanza de la Navidad, no la que esperamos de los políticos, no la Esperanza de la Navidad ajena, sino la Esperanza de la Navidad, hoy presente, con la responsabilidad que a cada uno/a nos toca.

No es la Esperanza, que añoro o sueño, no es la Esperanza de la fantasía, no es la Esperanza de la Navidad  transitoria y forastera, que va y que viene cada año. No es la Esperanza de la Navidad, que me imagino. No, es la Esperanza de la Navidad, que debo y puedo aportar con mis actitudes, ejerciendo el sentido de humanidad, a que ha venido un Dios humanado a enseñarnos.

 

“Les dejo un regalo: paz en la mente y en el corazón. Y la paz que yo doy es un regalo que el mundo no puede dar. Así que no se angustien ni tengan miedo.” Juan 14:27

 

Villancico:

11. CORRECABALLITO

*Presbitera católica

Anteriores Entradas antiguas

A %d blogueros les gusta esto: