Nestlé ha ganado la disputa legal sobre el agua potable de Osceola Township.


El municipio de Michigan vota para continuar la batalla judicial con Nestlé

CONDADO DE OSCEOLA, MI – Un municipio de mediados de Michigan planea seguir peleando contra el gigante de alimentos y bebidas Nestlé por una decisión de zonificación que denegó la aprobación de la compañía para construir la infraestructura que necesita para trasladar más agua de manantial a su planta embotelladora .

El miércoles 2 de enero, la Junta de Síndicos de Osceola Township votó 4-1 para apelar la decisión de un juez de circuito a favor de Nestlé ante el Tribunal de Apelaciones de Michigan, que podría negarse a escuchar el caso.

La jueza Susan Sniegowski se alineó  con Nestlé Waters North America en una opinión el 20 de diciembre ordenando al municipio emitir a Nestlé un permiso especial de uso de tierra para construir una estación de bombeo a lo largo de una tubería de agua que alimenta un muelle de carga de petroleros en Evart.

La estación es una parte crucial de los planes de Nestlé para aumentar significativamente la extracción de agua en una controvertida cabecera del condado de Osceola; una aplicación estancada  bajo revisión por los reguladores ambientales del estado que ha generado una gran reacción pública  durante el año pasado.

La disputa local implica una interpretación complicada de la ordenanza de zonificación del municipio, a la que los funcionarios de Osceola no se ajustan los planes de Nestlé. En julio , la junta de apelaciones de zonificación confirmó la denegación del proyecto de abril de la comisión de planificación .

Nestlé aboga por un permiso de zonificación crucial en una audiencia judicial

Nestlé aboga por un permiso de zonificación crucial en una audiencia judicial

Los manifestantes dicen que el municipio de Michigan tiene derecho a gobernarse a sí mismo.

Nestlé dice que sus planes cumplen con los estándares de zonificación y deben ser aprobados.

Arlene Anderson-Vincent, gerente de recursos de la planta embotelladora de Icele de Nestlé en Stanwood, dijo que Nestlé «cree firmemente» que la decisión de Sniegowski fue apropiada.

Los funcionarios del municipio creen lo contrario.

El municipio dice que Nestlé necesita solicitar que la propiedad de Spring Hill Camps, donde se planifica la estación, se vuelva a zonificar antes de que pueda aprobar un permiso porque la zonificación agrícola en la propiedad del campamento no permite el edificio según lo propuesto.

En su opinión de ocho páginas, Sniegowski coincidió con el municipio en que la solicitud de Nestlé estaba correctamente clasificada en la sección de «servicios esenciales» de la zonificación agrícola, pero no estuvo de acuerdo con que la propuesta de Nestlé fuera considerada una «conveniencia y necesidad pública» por la junta municipal. de acuerdo con el lenguaje de zonificación.

«Dado que este hallazgo fue la razón declarada para la denegación del permiso de zonificación a NWNA, la negación fue un error», escribió.

Tim Ladd, supervisor del municipio de Osceola, no estuvo de acuerdo con la opinión de Sniegowski, y «si aceptamos eso, entonces su decisión va a jugar en nuestra zonificación hacia el futuro».

Cerca de 25 personas asistieron a la reunión especial de la junta municipal. Alrededor de 10 hablaron, todos a favor del municipio que busca una apelación. El municipio tiene hasta el 10 de enero para presentar su solicitud de apelación.

El municipio ha incurrido en cerca de $ 30,000 en costos legales hasta ahora defendiendo su decisión de zonificación. Esos costos fueron cubiertos por una campaña de crowdfunding organizada por el grupo SumOfUs.

Ladd dijo que el municipio planea buscar apoyo adicional de crowdfunding si el tribunal acepta escuchar la apelación.

En Detroit, Nestlé celebra una mesa redonda privada sobre el futuro del agua

En Detroit, Nestlé celebra una mesa redonda privada sobre el futuro del agua

La cena involucró a los líderes del pensamiento de Michigan.

Cómo el agua de Michigan se convierte en un producto dentro de la planta de Ice Mountain de Nestlé

Cómo el agua de Michigan se convierte en un producto dentro de la planta de Ice Mountain de Nestlé

«Estamos conservando el recurso que tenemos, pero queremos usarlo».

Por qué Nestlé no paga casi nada por las aguas subterráneas de Michigan

Por qué Nestlé no paga casi nada por las aguas subterráneas de Michigan

Imponer una tarifa de embotellamiento de agua podría ser complicado, dicen los expertos.

Por qué Nestlé realmente quiere más agua subterránea de Michigan

Por qué Nestlé realmente quiere más agua subterránea de Michigan

Uno de sus pozos contiene una sustancia química de fuegos artificiales.

Bill golpearía a Nestlé con un impuesto anual de agua embotellada de $ 20 millones

Bill golpearía a Nestlé con un impuesto anual de agua embotellada de $ 20 millones

El impuesto propuesto por House Republican financiaría proyectos de infraestructura.

Más bombeo podría dañar los humedales, sugiere el propio estudio de Nestlé

Más bombeo podría dañar los humedales, sugiere el propio estudio de Nestlé

Los primeros datos de las pruebas indican que están bien fundamentados en un sistema de acuíferos «con fugas».

http://www.mlive.com/news/index.ssf/2018/01/nestle_osceola_twp_mi_appeals.html

Francisco de Roux, presidente de la Comisión de la verdad habla sobre el trabajo que emprenden este año.


Si el Papa no va a Argentina, los argentinos viajan a Chile


AFP PHOTO / CLAUDIO REYES
El Pontífice por motivos de agenda no viajará a su tierra natal en 2018 y muchos fieles cruzan la frontera para encontrarlo

El papa Francisco en el video-mensaje que dedicó a los argentinos en su fiesta patria había explicado que no podía viajar a su madre patria debido a sus compromisos en 2018. Así, los fieles argentinos están cruzado la frontera vía aérea y por carretera para llegar a Chile, primera etapa del papa Francisco en su sexto viaje internacional por América Latina (15-22 de enero).

250 autos y 12 buses por hora pasarán por la frontera, según las autoridades. En el cono sur se vive el periodo caluroso de las vacaciones de inicio de año que facilitaría  el éxodo de argentinos hasta el país vecino, quienes también ven al país vecino como un buen lugar para realizar compras debido al tipo de cambio.

Las autoridades argentinas organizaron un operativo en los 14 pasos terrestres (150 kilómetros) y ampliaron los horarios para realizar controles y vigilar la frontera.

El cruce de Cristo Redentor, que une Mendoza con Santiago, entre el viernes y el domingo, se calcula será transitado por cerca de 4.000 vehículos por día.

El movimiento en el cruce que une Argentina y el país vecino no ha tenidodemoras y no superaron los 20 minutos, informa la Gendarmería local.

Según la Dirección Nacional de Migraciones, cerca de 870.000 argentinos se trasladaron al país vecino durante la primera quincena de enero, incluyendo las distintas entradas y aeropuertos.

“Peregrino de la alegría del Evangelio”, es lema del viaje apostólico del Papa que inició este lunes a Chile y Perú.

Allí, Francisco tendrá encuentros con representantes indígenas de ambos países. Tema también vinculante con la situación de los mapuches en Argentina.

Asimismo, el Papa escuchará a los pueblos originarios y sentará las bases del Sínodo de Obispos de la región Panamazónica.

En Chile, país que acaba de vivir un cambio en la presidencia de su Gobierno con la victoria de Sebastián Piñera, viajará a tres ciudades.

En Santiago se reunirá con el ejecutivo chileno, obispos, jóvenes y visitará una cárcel de mujeres. Luego será la etapa de Temuco, donde se encontrará con el pueblo indígena mapuche.

Por último, visitará Iquique, una ciudad portuaria al norte del país que ahora vive un conflicto diplomático con Bolivia por la salida al Océano Pacífico.

Cabe destacar que al llegar a Santiago, el Papa hará una parada en la parroquia S.Luis Beltrán para rezar ante la tumba de Alvear Urrutia, “obispo de los pobres”.

Si el Papa no va a Argentina, los argentinos viajan a Chile 

Chile registra sexto ataque a una iglesia católica antes de llegada del papa Francisco


Agresores lanzan bombas incendiarias al frontis de parroquia y escriben mensaje: “No al Papa”.
Chile

Chile se alista para recibir la visita de Francisco. (USI)

REDACCIÓN PERU21

Desconocidos lanzaron bombas incendiarias al frontis de una parroquia en reparación cerca de Santiago. El sexto ataque de este tipo a iglesias católicas en Chile , como una forma de rechazo frente a la llegada delpapa Francisco , quien hoy por la noche debe arribar al país sureño, donde estará hasta el jueves para luego partir a Perú.

“La única iglesia que ilumina es la que arde, es la que está en llamas. Ha-Ha. No al Papa”, se lee en una frase que apareció en el suelo del templo San Agustín de Melipilla.

Según imágenes televisivas, el fuego no afectó más que el frontis de la iglesia. En declaraciones a radio Bio Bio, el párroco del lugar, Víctor Fernández, calificó de “lamentable” el ataque y dijo que la iglesia “es uno de los antiguos baluartes de la ciudad”.

Tres templos fueron atacados el viernes con bombas incendiarias, y en otros dos no estallaron los explosivos.

DATOS

– El papa Francisco tiene previstos actos masivos y otras actividades en Santiago, Temuco (sur) e Iquique (norte).

– Algunos ataques a las iglesias se los han atribuido a organizaciones que luchan por la devolución de las tierras ancestrales de los mapuches, pueblo originario de Chile.

https://peru21.pe/mundo/chile-registra-sexto-ataque-iglesia-catolica-llegada-papa-francisco-391941

Venezuela: ¿Crisis humanitaria o guerra económica con fines políticos?


Numa Molina

Venezuela se ha convertido para la mediática internacional en un foco continuo de atención, no precisamente para decir al mundo la verdad, sino para silenciarla. La prueba es que en el 2017 los medios publicaron 3880 noticias negativas sobre Venezuela

(Numa Molina).- Venezuela, su pueblo, su territorio, todos los que aquí habitamos vivimos la zozobra cotidiana de las amenazas externas de los países que detentan la hegemonía mundial y la dolencia que genera la traición de los propios connacionales que se han prestado para pedir intervenciones y últimamente hasta un bloqueo económico.

En Venezuela hay escasez y esta es multifactorial. Uno de esos factores que ocupan el primer lugar para generar la crisis es la guerra económica con fines políticos. Como consecuencia de la guerra económica la escasez de productos básicos para el consumo humano, uso personal, medicamentos e insumos de uso diario en las áreas de transporte e industria. Por ley elemental de economía sabemos que al escasear un producto de uso común da como consecuencia una demanda que supera la oferta del mismo. En esa debilidad se han enganchado los enemigos internos y externos del Gobierno venezolano.

En esta coyuntura juegan grupos económicos que no aman la Patria y actúan generando opinión pública internacional al punto que ya las industrias fabricantes de noticias han vendido al mundo como verdad la mentira de una dictadura que tiene al pueblo pasando hambre y miseria. Lo que sí es verdad es que en esa «dictadura» hemos tenido tres procesos eleccionarios transparentes en menos de seis meses.

Interrogantes

¿Cómo puede ser que un gobierno legítimamente constituido dentro de un «estado democrático de derecho y de justicia» como señala nuestra Constitución, sea tan torpe políticamente como para generarse a sí mismo una situación de escasez que automáticamente se revierte contra el propio gobierno?

Si reconocemos que hay escasez en Venezuela y no es producto de una decisión deliberada del gobierno entonces ¿cuáles son las causas?

Desenmascarando las causas

La primera evidencia es que de las empresas trasnacionales que producen para el consumo venezolano ninguna se ha ido del país, ninguna reporta pérdidas ni tampoco manifiesta que ha dejado de funcionar. Eso es fácil constatarlo visitando sus propios sitios WEB. Entre otras podemos mencionar a Procter & Gambler de Venezuela, Jhonson & Jhonson de Venezuela, Colgate, Cargill de Venezuela, Polar, etc.

Estas empresas son las responsables de producir, importar y distribuir bienes que ellas no están colocando de forma regular, oportuna y suficiente en los establecimientos formales.

Para referirme a estas trasnacionales que han monopolizado el mercado en Venezuela citaré a la Profesora Pascualina Curcio investigadora del fenómeno económico venezolano: «estas empresas, no solo están funcionando, sino que en sus informes anuales, ninguna de ellas, como empresas subsidiarias y filiales de grandes transnacionales, ha reportado pérdidas operativas en Venezuela. La mayoría ha recibido divisas preferenciales por parte del Estado y gozan de innumerables beneficios otorgados por el Estado venezolano.

Adicionalmente cuentan con un mercado cautivo y exclusivo por su condición de monopolios, con compradores que hacen largas filas para adquirir sus productos y sus marcas, productos que éstas, no colocan en los anaqueles de las farmacias ni venden al sistema público nacional de salud, pero que, sin embargo, los compradores se ven obligados a pagar con sobreprecio en los mercados ilegales»

Lo anterior nos lleva a constatar varios factores evidentes:

Que en Venezuela consigues los productos de la cesta básica pero en el mercado informal o lo que en Venezuela se conoce como «bachaqueros»una especie de contrabandistas internos. Hasta sitios Web como mercadolibre.com y las redes sociales se han convertido en vitrinas para ofrecer artículos que no se encuentran en el mercado formal. Esto genera una inflación exagerada y las colas infinitas que tanto sufrimiento causan al pueblo para poder adquirir lo mínimo de un producto en los mercados formales si es que lo venden. Conclusión: si los productos se consiguen es porque alguien los elaboró o los importó y con intenciones políticas no los colocan en los comercios informales desviándolos a los mercados informales para así generar malestar y desconcierto en la población debido al escandaloso abuso inflacionario.

En Venezuela no hemos tenido fenómenos naturales como terremotos, huracanes o inundaciones; tampoco hemos sufrido guerras. En los dos casos antes mencionados las fábricas, el comercio formal, la electricidad, el agua, los servicios de salud, etc. quedan arrasados y sin posibilidad de que las personas puedan acceder a bienes y servicios. En relación a los servicios públicos, estos han sufrido ataques en algunas regiones por violencia interna, que responde al mismo fin político de derrocamiento del gobierno, sin embargo el mismo estado se ha encargado de reparar los cuantiosos daños. Si tal es el panorama venezolano, razón tenía el Comisionado de la ONU y experto en temas de Derechos Humanos, Alfred de Sayaz para afirmar recientemente después de su visita, que no existe una crisis humanitaria en Venezuela «puede que exista zozobra, angustia, inseguridad y, en algunos sectores, hay una grave escasez»

agregó a Telesur que el término «crisis humanitaria» ha sido usado en otros países como excusa para justificar invasiones.

En Venezuela, no olvidamos aun, que cuando sucedió el deslave en el Estado Vargas (15 de diciembre de 1999), catalogado como «La Tragedia de Vargas» pero que en definitiva no era el país entero sino un evento natural focalizado en una región costera del país, a los pocos días estaban varios barcos con bandera estadounidense frente a las costas venezolanas para ofrecer ayuda humanitaria. En ese momento el Presidente Chávez rechazó la ayuda y hoy, ahí tenemos al estado Vargas de pie, con toda su infraestructura recuperada y sin necesidad de la dudosa «ayuda humanitaria de Estados Unidos» que luego se traduce en ocupación prolongada sin fecha de retorno.

En el último informe publicado por la Organización de Naciones Unidas, a través del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), de fecha marzo de 2017,  Venezuela muestra un índice de Desarrollo Humano, alto (0,751), ubicándonos en el puesto N° 71 de 188 países. Por encima de México, Perú , Colombia y Brasil.

Por otra parte, La CEPAL también organismo de la ONU, en un informe publicado en mayo de 2017 afirma que Venezuela es y sigue siendo el país menos desigual de América Latina. ¿Cómo se explica entonces que haya crisis humanitaria en un país con un índice de desarrollo humano alto y el menos desigual de América Latina?

El dólar paralelo o mal llamado «dolartoday» «dólar Cúcuta» o «dólar de guerra» se traduce en Venezuela como «la estafa del día» Es tanto como preguntarle a los comerciantes ¿a cómo estafas hoy? El dólar paralelo es un mecanismo perverso operado por venezolanos enemigos de su patria desde los Estados Unidos con el apoyo y la complicidad del gobierno colombiano. Es una distorsión del valor de cambio del dólar en la frontera colombo-venezolana con respecto al bolívar pero se ha convertido también en una tortura para los consumidores venezolanos. Si el Papa Francisco cataloga la economía actual como «una economía que mata» esta que nos imponen desde dólartoday es criminal y genocida.

El cambio oficial al 30 de septiembre de 2017 de la moneda venezolana, según informes del Departamento del Tesoro de Estados Unidos era de Bs 3.345,00 por un dólar, mientras el dólar Cúcuta lo distorsiona al día de hoy en 168.469,65 lo que equivaldría a un incremento del 1684,69 % . A esa tasa han elevado de modo indolente los especuladores en Venezuela el precio de los artículos de primera necesidad. De ese modo si un kilo de carne te cuesta 2 dólares es decir 6690,00 cuando te lo ofertan a dólar de guerra te puede costar 336939. Es un tipo de cambio para el que ni la economía más ortodoxa tiene explicación porque es producto de la manipulación con fines políticos. Busca ahogar al pueblo venezolano de hambre y por esa vía convencerlo para que desista del proceso de cambios que, con el socialismo bolivariano del siglo XXI ha decidido darse.

Ese mecanismo perverso de ataque a la economía es al mismo tiempo caldo de cultivo para el contrabando de alimentos, artículos personales, gasolina y hasta el papel moneda venezolano es traficado como contrabando hacia Colombia. Venezuela se desangra por las fronteras con Colombia bajo la mirada complaciente del gobierno de ese país. El Presidente Santos habló hace semanas de establecer un canal humanitario hacia Venezuela. Postura hipócrita, pues canal humanitario hay desde hace años desde Venezuela hacia Colombia ya que la frontera colombiana sobrevive gracias al contrabando que sale desde Venezuela dejando sin productos a la población.

Los «sesudos» analistas

Venezuela se ha convertido para la mediática internacional en un foco continuo de atención pero no precisamente para decir al mundo la verdad sino para silenciarla. Prueba de ello es que en el 2017 las trasnacionales de la comunicación publicaron 3880 noticias negativas sobre Venezuela. Difícilmente encontraremos un país más agredido tanto económica como mediáticamente.

Sin embargo cuando leemos algunos análisis de coyuntura de quienes se creen expertos en análisis político y económico, pareciera que están hablando de un país que vive flotando en una burbuja de cristal aislado del concierto internacional de las naciones. Cualquiera que lee esos análisis cree que el único culpable es el gobierno de Nicolás Maduro. Allí el lector no encontrará jamás la injerencia internacional como móvil absoluto. No existe el nefasto decreto de Obama al declarar a Venezuela una amenaza inusual y extraordinaria, no existe el dólar Cúcuta desangrando al pueblo, no existe el gobierno colombiano como cómplice e injerencista agresivo que viola el más elemental derecho internacional al inmiscuirse en la vida soberana de un país como Venezuela, no existe el descarado contrabando de todo lo que produce Venezuela hacia Colombia. Existen los venezolanos que han atravesado la frontera hacia Colombia que son una minoría pero no existen en dichos comentarios los seis millones de colombianos que acogió Venezuela durante décadas desplazados por la guerra interna y el hambre en el vecino país.

Tampoco existe para los sesudos analistas la guerra económica representada por el bloqueo que decretó Donald Trump en agosto pasado, menos aún toman en cuenta en los análisis pobres a un grupo de países latinoamericanos enemigos de Venezuela que sin un mínimo pudor diplomático se reúnen abiertamente para tramar más agresiones en contra nuestra como si no les bastaran las ya perpetradas. Tampoco existe en los análisis la política orquestada de las calificadoras de riesgo que, a pesar de la puntualidad de Venezuela en pagar su deuda externa, le suben indiscriminadamente el Riesgo País (RP) para poder desangrarnos con los intereses cuando tenemos que hacer transacciones internacionales o también para negarnos el derecho a adquirir bienes y servicios ( en palabras sencillas: siendo honestos nos han difamado como «mala paga»).

Y no existe tampoco para los agudos analistas la guerra mediática internacional que difama y destruye al gobierno venezolano. Nada de eso existe porque su obsesión en favor de los países hegemónicos los ha cegado tanto, que son capaces de mentir impunemente y vender la patria por un plato de lentejas. Pues ha sido tan miserable la conducta de algunos venezolanos que hasta han salido al exterior a implorar a Estados Unidos y a la Unión Europea para que bloqueen nuestra economía y luego esos mismos personajes catalogan tal acción como un acto de heroísmo.

Estas son las verdades que, entre otras, quiero seguir gritando al mundo desde Venezuela, basta de tanta difamación, basta ya de las 3.880 noticias negativas publicadas por los mercenarios de las grandes franquicias de la comunicación mundial ¿les parece poca difamación?

Amo a mi patria, amo a mi pueblo y en conciencia soy incapaz de callar estas verdades, el mundo debe saberlas.

Laicos de Osorno: No nos prestaremos para un lavado de imagen durante la visita del papa.


https://www.facebook.com/ photo.php?fbid= 10215448050777900&set=pcb. 2022290121382183&type=3& theater&ifg=1

http://www.cooperativa.cl/ noticias/pais/iglesia- catolica/visita-papal-2018/ laicos-de-osorno-no-nos- prestaremos-para-un-lavado-de- imagen-durante-la/2018-01-13/ 091947.html

«Durante tres años se nos ha obligado a mendigar dentro de la Iglesia», dijo a Cooperativa el vocero de la comunidad, Juan Carlos Claret.

En 2015 el pontífice trató de «tontos y zurdos» a quienes en la ciudad se oponen a la figura del obispo Juan Barros: «El tema le irrita», comentó el activista.

A dos días del arribo del papa Francisco a Chile, y en medio de la incertidumbre sobre la postura que adoptará respecto al obispo Juan Barros -sindicado como uno de los encubridores de los abusos del cura Karadima- los laicos de Osorno advirtieron en Cooperativa que, luego de las «humillaciones» que han sufrido, durante la visita «no se prestarán para un lavado de imagen».

Cabe recordar que el pontífice, en el año 2015, trató de «tontos y zurdos» a quienes, en la ciudad de la Región de Los Lagos, se oponen a la figura de Barros, y los integrantes del movimiento de laicos ya anunciaron manifestaciones durante la visita papal.

Además, en las últimas horas una carta del papa Francisco -dirigida al Comité Permanente de la Conferencia Episcopal de Chile, con fecha del 31 de enero de 2015- reveló un plan del Vaticano para pedir la renuncia y otorgar un año sabático a tres obispos -entre ellos Barros- acusados de encubrir los abusos del ex párroco de El Bosque Fernando Karadima.

El vocero de la comunidad laica de Osorno, Juan Carlos Claret, planteó que «si es que el papa quiere hablar con nosotros, en virtud de la filtración de esta carta, vamos a estar disponibles, pero no vamos a estar disponibles para que sea una conversación donde tengamos que entrar por el patio trasero de la Nunciatura (Apostólica), en que tengamos que andar diciendo que vamos a tener que guardar confidencialidad por los siglos de los siglos, como lo hace Roma después de que tiene encuentros privados».

«En este momento estamos exigiendo que se nos reconozca como iguales dentro de la Iglesia, y no nos vamos a prestar para juegos de lavados de imagen«, advirtió el activista.

subir«Por tres años se nos ha obligado a mendigar»

«Durante tres años a nosotros se nos ha obligado a mendigar dentro de la Iglesia. Hemos tocado las puertas del papa reiteradamente, el nuncio apostólico (Ivo Scapolo, el principal representante de la Santa Sede ante el Gobierno) ha sido sumamente violento con nosotros» y, después de esta carta, «debería irse de Chile», continuó Claret.

«El papa incluso, el 16 de agosto del año 2016, me iba a recibir en El Vaticano, yo viajé para allá; sin embargo, cuando llego a Roma, el papa me manda a decir a través de la Embajada de Chile en la Santa Sede, a través de Italo Capurro (segundo secretario de la misión diplomática permanente), que no me iba a recibir porque el tema de Osorno le irrita«, afirmó el portavoz de los laicos de la ciudad.

«Hemos estado en tres años donde no solamente se nos ha cerrado las puertas, sino que se nos ha insultado, se nos ha desconocido, y después cuando se anuncia la visita del papa, intentamos ni siquiera hablar con él, ¿le pueden entregar una carta en nuestro nombre? (…) Tampoco», cuestionó.

«Lo que queremos (con las manifestaciones) es que no se nos invisibilice, porque desde la organización de la visita del papa deliberadamente se nos ha querido excluir, no sólo a nosotros, sino que también a las víctimas de abusos sexuales. O sea, hay una intencionalidad de marginar, de invisibilizar realidades incómodas para la Iglesia, y eso nosotros no lo vamos a permitir«, concluyó.

https://www.facebook.com/ jclaretpool/videos/pcb. 10213347708639588/ 10213347683118950/?type=3& theater&ifg=1

https://www.nytimes.com/2018/ 01/14/world/americas/pope- francis-chile-argentina.html

https://www.nytimes.com/2018/ 01/12/world/americas/chile- peru-pope-francis.html

SI TU Y YO NO HACEMOS «LÍOS» A CORRUPTOS Y ABUSADORES, Y NO CUIDAMOS NUESTRA CASA COMÚN… ENTONCES QUIÉN?

                                                 Jesús fue ayer en el templo y ahora: «UN INDIGNADO»

Francisco, el toque latinoamericano en la Iglesia católica


Desde su llegada a Roma, el Papa también ha nombrado a cardenales latinoamericanos, pues «le aportan aire de iglesias nuevas y aire de una historia de fe y también de sangre», afirmó el Pontífice, que de esta forma remodela un poco a su imagen el cónclave que elegirá a su sucesor.

El papa Francisco durante la misa en la Basílica de San Pedro en el Vaticano por el día intermacional de las migraciones. (Claudio Peri/Efe)
  • AFP

15 de enero de 2018 09:30 AM

PARA COMPARTIR

«Me siento libre, nada me da miedo», dijo el papa Francisco, quien aceptó la pesada tarea de dirigir a una iglesia mundial de 1.300 millones de católicos

El arzobispo de Buenos Aires era casi un desconocido cuando fue elegido el 13 de marzo de 2013, convirtiéndose en el papa Francisco

Roma.- Primer papa originario del Nuevo Mundo, el argentino Jorge Mario Bergoglio, es radicalmente diferente a sus antecesores, muy marcado por el continente latinoamericano cuando aborda algunos de los temas que más le preocupan, como la injusticia social y la pobreza.

¿Tienes algo que decir?

Inicia la conversación y sé el primero en comentar.

En Chile y Perú la semana próxima, en su 22º viaje al extranjero, hablará no solo español sino que utilizará un lenguaje espiritual y cultural comprendido por todos, señaló AFP.

«Me siento libre, nada me da miedo», dijo el papa Francisco, quien aceptó la pesada tarea de dirigir a una iglesia mundial de 1.300 millones de católicos (entre ellos 49% del continente americano).

Sin duda es la expresión de un «papa americano», dice el obispo Marcelo Sánchez Sorondo, compatriota que conoce al jesuita argentino desde hace décadas.

«América del Norte y del Sur tienen en común ser sociedades de origen europeo que tomaron conciencia de la necesidad de independencia; el sentimiento de libertad es la base común de toda América», añade este profesor de  filosofía, canciller de las Academias pontificias de Ciencias y Ciencias Sociales.

Libertad y justicia social 

Sin embargo, el sentido de libertad se diferenció entre ambas Américas a medida que el Sur se volvía más pobre.

«El papa es muy sensible al tema de la justicia social, lo que es más latino que estadounidense, de ahí su interés por las ‘periferias’ con problemas», añade Sánchez Sorondo.

El arzobispo de Buenos Aires era casi un desconocido cuando fue elegido el 13 de marzo de 2013, convirtiéndose en el primer papa que escogió el nombre de Francisco en homenaje a San Francisco de Asís, personaje ejemplar de la cristiandad dedicado al servicio de los pobres. 

Originario de una familia de italianos del Piamonte, Jorge Mario Bergoglio se convirtió en «enlace entre el Viejo Continente y el Nuevo Mundo, pero la historia dramática de la Argentina del fin del siglo XX es el telón de fondo de su trayectoria personal», dice el universitario Giovanni Maria Vian, dirigente de L’Osservatore Romano, en el prefacio a un libro titulado «Francisco, el papa americano».

El cardenal Bergoglio fue encargado de elaborar hace diez años en Aparecida (Brasil) el documento final del Consejo episcopal latinoamericano, que cada década da un marco a los obispos continentales para elegir grandes orientaciones.

En ese texto, muy conocido en América Latina, se encuentran muchos de los compromisos actuales de Francisco, indica el vaticanista del diario francés La Croix, Nicolas Senèze, en su obra «Las palabras del papa».

En Aparecida, Bergoglio se refirió a «la desigualdad escandalosa que afecta la dignidad personal», idea que «guía claramente ahora su acción como líder de la Iglesia», señala el vaticanista.

Todos los documentos de estas conferencias episcopales dieron «la prioridad a los pobres» puntualizó Sánchez Sorondo. «El Papa es muy  crítico del capitalismo que sacrifica los derechos humanos, lo que es típico del episcopado latinoamericano», subraya.

Es cierto que el papa polaco Juan Pablo II ya había denunciado el «capitalismo salvaje», pero Francisco «es probablemente más concreto» y aboga por «una iglesia pobre para los pobres», agrega su compatriota.

Bergoglio, verdadero pastor de terreno, recorrió las periferias desheredadas de Buenos Aires.

Y además esgrimió el ejemplo de esta megalópolis mestiza, multicultural y multirreligiosa, para proponer la acogida de migrantes a la vieja Europa.

Su experiencia de la crisis económica argentina también alimentó su visión de «la miseria en las grandes ciudades» donde se instalan campesinos que pierden sus referencias culturales.

En una serie de entrevistas acordadas al sociólogo francés Dominique Wolton, el papa lamentó que «América Latina no tenga la fuerza de reaccionar frente a las grandes explotaciones agrícolas ni la fuerza para resistir a la explotación cultural de sus propios ciudadanos».

Pueblo y piedad popular 

Su visión tuvo una fuerte influencia de la «teología del pueblo», variante argentina de la teología de la liberación, no violenta y no centrada en la lucha de clases marxista. 

Esta corriente valoriza la cultura y la piedad populares de la gente común. A este respecto el papa está muy conmovido por la liturgia de las culturas autóctonas, que destacará durante su viaje a Chile y Perú.

«La piedad popular es la eclosión de la memoria de un pueblo», dijo en una reciente entrevista al periodista argentino Hernán Reyes Alcaide.

Desde su llegada a Roma, el Papa también ha nombrado a cardenales latinoamericanos, pues «le aportan aire de iglesias nuevas y aire de una historia de fe y también de sangre», afirmó el Pontífice, que de esta forma remodela un poco a su imagen el cónclave que elegirá a su sucesor. 

http://www.eluniversal.com/noticias/internacional/francisco-toque-latinoamericano-iglesiacatolica_684230

El enigma de por qué Francisco no visita la Argentina


Loris Zanatta

Loris Zanatta

SEGUIR

PARA LA NACION

LUNES 15 DE ENERO DE 2018

BOLONIA.- La noticia sería que el Papa va a Chile y Perú, pero para todos es que el Papa no va a la Argentina. Inútil sorprenderse. Se reanuda así el culebrón que dura años: ¿por qué el papa Francisco, gran viajero, no visita Argentina? Ahora que va a otros países vecinos, la pregunta es aún más obligatoria que en el pasado: es evidente, hasta para los que niegan la evidencia, que no quiere ir; que cree tener buenas razones para no ir. Parece que, sobrevolando la Argentina, enviará un telegrama «interesante». Un poco de suspenso siempre viene bien: ¿nos dirá que irá próximamente? ¿Nos revelará el misterio de por qué no va?

Mientras tanto, los comunes mortales intentamos develar el arcano. Hace algún tiempo, un monseñor explicó que Francisco no va a la Argentina para evitar agudizar la grieta que divide el país. ¡Ábrete cielo! ¿El Papa divide en lugar de unir? Los bomberos se apresuraron a extinguir el fuego: ese prelado no representa a nadie, el Papa es más popular que nunca y no divide nada, explicaron. Está bien. Pero ahora volvemos a las andadas. Peor: porque ahora puede que divida más la disputa sobre por qué el Papa no va, que una verdadera visita del Papa.

Admito que no tengo idea de por qué el Papa no va a la Argentina. Me limito a observar que cuanto más tiempo pasa, menos beneficioso es para su imagen; y a hacerme preguntas, que surgen de las explicaciones que al misterio le dan sus seguidores más devotos.

Leí que para algunos de ellos, el Papa no iría a la Argentina para «no ser usado por Macri». Caramba. Es una explicación audaz afirmar que el Papa que se encontró con Cristina Kirchner cinco veces en el año electoral, que recibió a Nicolás Maduro cuando ya era muy impresentable, que tiene filas de invitados de toda ralea haciendo cola en Santa Marta, que viajando por el mundo estrechó manos santas y manos que tan santas no eran, tenga miedo a ser usado por el presidente constitucional argentino. ¿Qué debería hacer Macri? ¿Renunciar? ¿Acortar su mandato? ¿Irse de vacaciones durante la visita del Papa? ¿Cederle la presidencia interina durante su ausencia? Es tal la enormidad que me niego a creerla. Continúo creyendo, esperando, que el Papa sea un pastor, no un político cualquiera, aunque muchos lo critiquen por hablar más de política que de Dios.

Otros devotos del Papa han ido incluso más lejos: dicen que Francisco no va a la Argentina porque no comparte «las políticas sociales del Gobierno». Si fuera cierto, sería tremendo. En ese caso deberíamos deducir que, en cambio, el Papa admira las extraordinarias políticas sociales egipcia y ugandesa, centroafricana y birmana, países que visitó; que en lugar de traer la palabra de Dios, el Papa recorre el mundo entregando papeletas sobre lo que cree que deberían hacer los gobiernos electos de los países que visita, como si él lo supiera, como si fuera su negocio, como si estuviéramos en pleno cesaropapismo. Quienes lo acusan de ser un militante social y de transformar a la Iglesia en una ONG tendrían razón. Absurdo.

Lo sé, muchos dicen que los argentinos son provincianos, que miran todo lo que hace el Papa desde el ojo de la cerradura de su casa, que deberían abrir la puerta y entenderlo por lo que es: la cabeza de la catolicidad, una figura de importancia universal, superior a sus peleas en el patio trasero. No estoy de acuerdo. Es obvio, es normal que los argentinos observen al Papa con las lentes de su historia. ¿Por qué no deberían? No vivimos en un vacío neumático, vivimos en la historia y es la historia la que afecta nuestras opiniones, percepciones y expectativas. Eso es tan cierto y obvio, que le sucede lo mismo al Papa, que no trata a la Argentina como a todos los demás países: de hecho, va a todas partes menos a la Argentina. Deberíamos entonces decir que aun el Papa, al no visitarla, expresa un espíritu provinciano y proyecta una sombra sobre su misión universal. Quién sabe. Tal vez sea así.

Pero esto me hace dudar: ¿y si los partidarios del Papa tuvieran la razón? ¿Si dijeran la verdad, es decir, que el Papa no va a la Argentina para no profundizar sus divisiones? ¿Que no viaja para «no ser usado» por Macri o, mejor, para no darle un placer, para fastidiarlo? ¿Y si realmente fuera un desquite porque no gobierna cómo él quiere que gobierne? Acabo de escribir que sería tremendo, y lo confirmo, pero también que la historia pesa, y visto desde la perspectiva de la historia argentina, no sería tan extraño que el Papa hiciera esto.

La historia es la misma para todos, incluso para los papas. Y la historia de la que proviene Bergoglio está impregnada del mito de la nación católica; de la idea de que por encima de la Constitución, arriba de las leyes, arriba de lo que el pueblo soberano decide depositando el voto en la urna, hay un pueblo «mítico» -como lo llama el propio Papa- el pueblo de Dios de la Biblia, depositario de la identidad eterna de la patria, inmaculado guardián de los valores evangélicos en los que la patria se basaría. Sobre la base de este mito, cuyas raíces caen tan profundamente en el pasado argentino que muchos ni siquiera lo ven o perciben sus síntomas, las instituciones de la democracia y las autoridades constitucionales son legítimas mientras obedezcan los valores que ese pueblo mítico encarna. Que encarna, por supuesto, de acuerdo con aquellos que de ese pueblo se erigen en voceros: como el Papa.

Dado esto, no sería sorprendente que el Papa juzgara las políticas sociales del Gobierno como heridas infligidas al cuerpo católico de la nación, las políticas económicas como ataques contra la identidad del «pueblo»; que en su corazón considerara a Macri y su gobierno expresiones típicas de la Argentina «colonial», como Bergoglio definía a la clase media argentina; como un conocido acólito suyo acaba de definir a un desafortunado periodista que se atrevió a criticarlo: extranjero en casa, extraño al alma de la patria. De ser así, se entendería la renuencia del Papa a reunirse con Macri donde este ejerce su investidura; a darle con su visita una legitimidad a los ojos del «pueblo» que, por su historia y sus convicciones, le cuesta reconocerle; a reconocer que el pueblo soberano se expresó de manera diferente de como, en nombre del pueblo de Dios, él piensa que debería haberse expresado. ¿Sería grave? ¿Sería malo? Por supuesto. Pero la historia pesa, sobre los papas como sobre todos.

¿Entonces? ¿Qué conclusiones sacar de estas consideraciones? Seré desagradable, pero si estas son las razones que han llevado a Francisco a no visitar su país hasta el momento, puede ser que no sea tan malo para la Argentina que no la visite, aunque entiendo que a muchos les dé pena. De ser así las cosas, realmente el Papa con su visita agudizaría viejas heridas que ya arden, dividiría más que unir, empujando a la Argentina hacia un pasado del que trata de salir. Lo que no hace cuando va a Chile y Perú.

Ensayista y profesor de historia en la Universidad de Bolonia, Italia

http://www.lanacion.com.ar/2100637-el-enigma-de-por-que-francisco-no-visita-la-argentina

Siguiente Entradas recientes

A %d blogueros les gusta esto: