Fundación Pueblo Indio del Ecuador CELEBRAMOS ALBOROZADOS EL 108 CUMPLEAÑOS DE MONSEÑOR LEONIDAS PROAÑO.


Resultado de imagen para Monseñor Leonidas Proaño

Monseñor Leonidas Proaño. El obispo de poncho.

 

“Soy hijo de familia pobre.
Nací el 29 de enero de 1910, en San Antonio de Ibarra.
En general, las casas de mi pueblo eran pobres. La mía,
construida en las goteras de la población, era una de ellas.
La casa en donde nací tenía tres piezas: un cuarto grande que
servía de dormitorio, de sala de visitas y de taller de trabajo;
una cocina, y un corredor que era utilizado para refectorio. Solo
mucho más tarde mi padre pudo construir, junto a esta casa, unas
dos piezas más.

Detrás de la casa, teníamos un pequeño terreno – un
cuarto de hectárea – sembrado de maíz cada año.
Supe, como todos los pobres, lo que es padecer de necesidad o de hambre.

Pero aprendí también a soportar privaciones sin quejas ni envidias
…Como en Nazareth, nuestra familia estaba compuesta solo de tres
miembros. Tres hermanos nacidos antes que yo murieron tempranamente. Como
en Nazaret, los tres nos entregábamos al trabajo en la medida de nuestras
fuerzas”.

Entre amigos y compañeros de camino celebramos alborozados el
CUMPLEAÑOS 108 de nuestro querido maestro y profeta Mons. Leonidas Proaño,
y lo hacemos alborozados porque en él reconocemos su gran humanidad; su
coherencia a toda prueba; su solidaridad; su compromiso por la liberación de los
oprimidos; esa fidelidad a sus orígenes y opciones, especialmente la opción
preferencial por los pobres, por los indígenas a quienes reconoció como sus
verdaderos maestros. Él, el incasable caminante en búsqueda de construir la
justicia y la paz, que de tanto caminar es ya camino. Él, el precursor del Concilio
Vaticano II y de Medellín; Él, el arquitecto y promotor de las comunidades
eclesiales de base y del método VER, JUZGAR y ACTUAR; Él, el forjador de las
organizaciones indígenas y populares; Él el soñador de grandes sueños y utopías
que nos comprometen y nos impelen a seguir en la lucha hasta conquistar la
SOCIEDAD NUEVA… el Reino de Dios y su Justicia.

El fin de semana en Pucahuaico alrededor de su tumba florecida honramos
su memoria realizando el Taller de Salud: MOVERSE, CAMINAR y hoy en nuestra
sede en Quito hemos realizado el taller de la Minga Taita Leonidas en el cual
buscamos dar seguimiento a sus grandes enseñanzas.

Continuamos esperanzados tras sus luminosas huellas, y tras las huellas de
nuestros hermanos mayores, los indígenas y con ellos y con todos los
empobrecidos de la tierra decimos:

Juyayay Taita Proaño Proaño vive, vive; la lucha sigue, sigue.

Remitido al e-mail

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: