Secuestradores de monja en Malí exigen dinero por su liberación, confirma Cancillería


Por:

Noticiascaracol.com

“Darles recursos a los terroristas para devolverla es un tema complejo”, advirtió María Ángela Holguín.

La canciller también resaltó que la mayoría de países no acepta ese tipo de negociaciones, por tanto “se está trabajando con organizaciones religiosas y algunas ONG que se mueven en el área”.

Días atrás el grupo yihadista que tiene en su poder a Gloria Cecilia Narváez, oriunda de Nariño, emitió un video en el que la religiosa pide la intervención del papa Francisco.

La monja, de 56 años, fue plagiada en Malí, África.

Vea más del tema:

 https://noticias.caracoltv.com/mundo/secuestradores-de-monja-en-mali-exigen-dinero-por-su-liberacion-confirma-cancilleria

Metodistas Unidos entre muertos en ataque de Nigeria


Una víctima es llevada a una fosa común en la aldea de Katibu en Lau, Nigeria.  Un reciente ataque de pastores en el estado de Taraba causó la muerte de más de 50 personas, incluidos 38 metodistas unidos, según la reverenda Irmiya Bako, superintendente de distrito del distrito de Yugorobi.  Foto de la Reverenda Ande I. Emmanuel, UMNS.

Foto del reverendo Ande I. Emmanuel, UMNS

Una víctima es llevada a una fosa común en la aldea de Katibu en Lau, Nigeria. Un reciente ataque de pastores en el estado de Taraba dejó más de 50 personas muertas, incluidos 38 metodistas unidos, según la reverenda Irmiya Bako, superintendente de distrito del distrito de Yugorobi.

COMPARTIR:

Por el reverendo Ande I. Emmanuel
Feb. 1, 2018 | LAU, Nigeria (UMNS)

Un reciente ataque de pastores en Lau dejó más de 55 personas muertas, incluidos 38 metodistas unidos, según la reverenda Irmiya Bako, superintendente del distrito de Yugorobi, donde tuvo lugar el incidente.

Bako describió enero como el mes más triste en el estado de Taraba, y agregó que seis aldeas fueron sistemáticamente sitiadas por los presuntos pastores Fulani.

«Este triste evento dejó más de 55 personas muertas y, en el momento de hablar con usted ahora, 44 personas siguen desaparecidas en estas aldeas. Los cadáveres de personas, la mayoría de los cuales son mujeres y niños, además de personas mayores indefensas, estaban sembrados de basura. en todas partes. Se están descomponiendo (así que) no tenemos otra opción que enterrarlos en una fosa común «, dijo Bako.

La mayoría de los pastores musulmanes, principalmente del grupo étnico Fulani, y los agricultores cristianos se han enfrentado por la tierra en la región durante años. Según la BBC , el ejército nigeriano desplegó fuerzas especiales en los estados de Benue, Nasarawa y Taraba en las últimas semanas a medida que se intensificaban los ataques.

Las víctimas de un ataque a principios de enero en el estado de Benue están preparadas para el entierro masivo en una morgue en Makurdi, Nigeria.  Foto de la Reverenda Ande I. Emmanuel, UMNS.

Las víctimas de un ataque a principios de enero en el estado de Benue están preparadas para el entierro masivo en una morgue en Makurdi, Nigeria. Foto de la Reverenda Ande I. Emmanuel, UMNS.

El máximo ejecutivo de la Junta de Ministerios Globales de United Methodist dijo que la agencia está explorando cómo ayudar a los que quedaron sin hogar por los ataques.

«Nuestras oraciones y nuestro espíritu de solidaridad están con todos aquellos que sufren violencia y persecución por parte de grupos extremistas en Nigeria», dijo Thomas Kemper. «También hacemos un llamado al gobierno central nigeriano para proteger a todas las personas del país».

El director de Amnistía Internacional Nigeria dijo que la respuesta de las autoridades a la violencia comunitaria es totalmente inadecuada, demasiado lenta e ineficaz y, en algunos casos, ilegal. «Cientos de personas perdieron la vida el año pasado, y el gobierno aún no está haciendo lo suficiente para proteger a las comunidades de estos violentos enfrentamientos. Peor aún, los asesinos se salen con la suya con el asesinato «, dijo Osai Ojigho.

La organización de derechos humanos dijo que los enfrentamientos entre pastores y granjeros en Adamawa, Benue, Taraba, Ondo y Kaduna han resultado en 168 muertes solo en enero de 2018.

A menudo armados con fusiles AK-47, machetes y espadas, los atacantes invaden aldeas en las primeras horas de la mañana cuando todos están durmiendo. El ataque más reciente en Lau, un área del gobierno local en el estado de Taraba en Nigeria, dejó completamente quemadas las aldeas de Lavoro, Katibu, Mako, Nega, Bang y Lushi.

«A las 2 de la mañana, comenzamos a escuchar disparos en las aldeas vecinas … Vimos que las casas (habían) sido incendiadas y escuchamos a mujeres y niños llorando. No tenemos más alternativa que huir «, dijo Gabriel Zinas, que vive cerca de Katibu.

Los ataúdes están alineados frente a una morgue en Makurdi, Nigeria.  Más de 70 personas fueron asesinadas por presuntos pastores Fulani en los condados de Guma y Logo del estado de Benue a principios de enero.  Foto de la Reverenda Ande I. Emmanuel, UMNS.

Los ataúdes están alineados frente a una morgue en Makurdi, Nigeria. Más de 70 personas fueron asesinadas por presuntos pastores Fulani en los condados de Guma y Logo del estado de Benue a principios de enero. Foto de la Reverenda Ande I. Emmanuel, UMNS.

La Escuela Bíblica Didango, una escuela Metodista Unida en Lau que entrena evangelizadores de la iglesia local, también fue destruida por el fuego, según el reverendo Baziel Y. Yoila, asistente administrativo de la Conferencia del Sur de Nigeria.

También se produjeron ataques adicionales en los condados de Guma y Logo del estado de Benue a principios de enero.

«Hombres armados sospechosos de ser pastores Fulani atacaron estas comunidades, asesinaron a unas 73 personas, destruyeron por completo sus casas y alimentos, forzando a más de 1.760 personas a huir de las aldeas para buscar refugio en las aldeas vecinas», dijo el reverendo Moses Yev de Reform Christian Iglesia en Makurdi.

Elizabeth Yohanna, presidenta de las Mujeres Metodistas Unidas de la Conferencia Anual del Sur de Nigeria, calificó la situación de trágica.

«Nunca he visto algo como esto en toda mi vida. Mientras observo a las 73 personas que recibieron un entierro masivo, vi lágrimas fluir en los ojos de las personas mientras observaban a sus seres queridos enterrarse en una fosa común. Le pedimos a Dios, en su misericordia, que restablezca la paz en nuestro país «, dijo.

Según el informe del superintendente de distrito, un total de 48 miembros de la Iglesia Metodista Unida fueron asesinados y 14 aldeas fueron destruidas entre el 2 y el 23 de enero en el estado de Taraba. Más de 6.000 personas, en su mayoría mujeres y niños, han sido desplazadas de sus hogares.

Entre los desplazados internos se encuentran mujeres embarazadas y madres lactantes, dijo Bako, y agregó que las personas desplazadas viven en campamentos al aire libre y están expuestas a muchos peligros.

Un mapa de Lau, Nigeria, cortesía de Google Maps.

Un mapa de Lau, Nigeria, cortesía de Google Maps.

La situación en Nigeria fue discutida en una presentación del Consejo Mundial de Iglesias el 30 de enero, titulada «Cambiando la Narrativa: Medios, Migrantes y Refugiados». Los asistentes incluyeron representantes de grupos eclesiales, las Naciones Unidas y una organización de medios cristianos.

Bako dijo que cerca de 3.700 metodistas unidos están actualmente desplazados y necesitan ayuda urgente mientras las personas buscan refugio en las instalaciones metodistas unidas en Jen, Jalingo, Kunini, Garin Dogo y Kufai.

«Lo que ha sucedido en estas aldeas es tan desgarrador», dijo Driver B. Jalo, director de ministerios de conexión para la Conferencia del Sur de Nigeria. «Se puede ver cómo personas inocentes están sufriendo de hambre e inanición en los campamentos (de personas internamente desplazadas). Necesitamos materiales de ayuda urgentes como comida, ropa, medicamentos de primeros auxilios … para ayudar en el proceso de recuperación «.

La Reverenda Ande I. Emmanuel es la secretaria de la Conferencia del Sur de Nigeria y la Junta de la Iglesia Metodista Unida de Iglesia y Sociedad, Ministra de Compromiso Congregacional y Comunitario para Nigeria.

http://www.umc.org/news-and-media/united-methodists-among-dead-in-nigeria-attack?mkt_tok=eyJpIjoiTVRVNU1HRTJaalE0TkRNMiIsInQiOiJDWCsrVXhld2MwcjY1akRrK04xdkpmWHgrVnY1cWZZSmM4T2xucDN6dFwv

El cardenal Parolin confirma la intención de la Santa Sede de pactar con la dictadura comunista china.


El cardenal Parolin confirma la intención de la Santa Sede de pactar con la dictadura comunista china

LO LLAMA «ENCONTRAR SOLUCIONES PASTORALES REALISTAS

El cardenal Parolin, Secretario de Estado, ha concedido una entrevista a Vatican Insider en la que confirma la intención de la Santa Sede de llegar a un pacto con la dictadura comunista china. Aboga por «encontrar soluciones pastorales realistas» para solucionar el asunto de los cismáticos que son fieles a la dictadura y no al Papa, al que por otra parte pide obediencia en este proceso.

(InfoCatólica) Entrevista al cardenal Parolin:

Eminencia, ¿qué puede decirnos en relación con el diálogo entre la Santa Sede y la República Popular China?

Como bien se sabe, con la llegada de la «Nueva China», hubo momentos de grandes contrastes y agudos sufrimientos para la vida de la Iglesia en ese gran país. Sin embargo, Desde los años ochenta del siglo pasado, se pusieron en marcha los contactos entre representantes de la Santa Sede y de la China Popular, que han pasado por diferentes etapas y casos diversos. La Santa Sede siempre ha mantenido un enfoque pastoral, tratando de superar contraposiciones y mostrándose dispuesta a un diálogo respetuoso y constructivo con las Autoridades civiles. El Papa Benedicto XVI representó muy bien el espíritu de este diálogo en la Carta a los católicos chinos de 2007: «La solución de los problemas existentes no puede ser perseguida mediante un permanente conflicto con las legítimas Autoridades» (n. 4). En el Pontificado del Papa Francisco, las negociaciones se mueven exactamente siguiendo esta línea: apertura constructiva al diálogo y fidelidad a la genuina tradición de la Iglesia.

¿Qué es lo que espera concretamente la Santa Sede de este diálogo?

Pondría, antes que nada, una premisa: en China, acaso más que en cualquier otro lugar, los católicos han sabido custodiar, a pesar de tantas dificultades y sufrimientos, el depósito auténtico de la fe, manteniendo firme el vínculo de comunión jerárquica entre los obispos y el Sucesor de Pedro, como garantía visible de la fe misma. Efectivamente, la comunión entre el Obispo de Roma y todos los obispos católicos toca el alma de la unidad de la Iglesia: no es una cuestión privada entre el Papa y los obispos chinos o entre la Sede Apostólica y las Autoridades civiles. Con lo cual, el principal objetivo de la Santa Sede en el diálogo es precisamente salvaguardar la comunión en la Iglesia, siguiendo el surco de la genuina tradición y de la constante disciplina eclesiástica. Vea usted, en China no existen dos Iglesias, sino dos comunidades de fieles que están llamadas a cumplir un camino progresivo de reconciliación hacia la unidad. Por ello, no se trata de mantener un conflicto perenne entre principios y estructuras contrapuestas, sino de encontrar soluciones pastorales realistas que permitan a los católicos vivir su fe y proseguir juntos la obra de evangelización en el contexto chino específico.

La comunión a la que se refiere tiene que ver con la delicada cuestión de los nombramientos de los obispos, que está suscitando tantas polémicas. ¿Un eventual acuerdo sobre este punto podría resolver correctamente los problemas de la Iglesia en China?

La Santa Sede conoce y comparte los graves sufrimientos que soportan muchos católicos en China y su generoso testimonio del Evangelio. Sigue habiendo muchos problemas para la vida de la Iglesia y estos no pueden ser resueltos todos juntos. Pero, en este marco, la cuestión de la elección de los obispos es crucial. Por otra parte, no podemos olvidar que la libertad de la Iglesia y el nombramiento de los obispos siempre han sido temas recurrentes en las relaciones entre la Santa Sede y los Estados. Claro, el camino emprendido con China, mediante los actuales contactos, es gradual y todavía está expuesto a muchos imprevistos, así como a posibles emergencias nuevas. Nadie, en conciencia, puede afirmar tener soluciones perfectas para todos los problemas. Es necesario tener tiempo y paciencia para que se puedan curar todas las heridas personales infligidas recíprocamente dentro de las comunidades. Desgraciadamente, es cierto que todavía habrá muchas incomprensiones, fatigas y sufrimientos que afrontar. Pero todos tenemos la confianza en que, una vez considerado adecuadamente el punto del nombramiento de los obispos, las dificultades que queden ya no deberían ser tales como para impedirle a los católicos chinos vivir en comunión entre ellos y con el Papa. Esto es lo importante, y lo que tanto se esperaba y deseaba desde san Juan Pablo II y Benedicto XVI. Esto es lo importante, y hoy se persigue con la clarividencia del Papa Francisco.

Entonces, ¿cuál es la verdadera actitud de la Santa Sede hacia las Autoridades chinas?

Es importante insistir en ello: en el diálogo con China, la Santa Sede persigue una finalidad espiritual: ser y sentirse plenamente católicos y, al mismo tiempo, auténticamente chinos. Con honestidad y realismo, la Iglesia no pide nada más que profesar la propia fe con mayor serenidad, clausurando definitivamente el largo periodo de contraposiciones, para inaugurar espacios de mayor confianza y ofrecer el aporte positivo de los católicos al bien de toda la sociedad china. Claro, todavía hay muchas heridas abiertas. Para curarlas se necesita el bálsamo de la misericordia. Y si a alguien se le pide un sacrificio, pequeño o grande, debe quedarle claro a todos que este no es el precio de un intercambio político, sino que forma parte de la perspectiva evangélica de un bien mayor, el bien de la Iglesia de Cristo. Lo que se espera es llegar, cuando Dios quiera, a ya no tener que hablar de obispos «legítimos» e «ilegítimos», «clandestinos» y «oficiales» en la Iglesia china, sino a encontrarse entre hermanos, aprendiendo nuevamente el lenguaje de la colaboración y de la comunicación. Sin esta experiencia vivida, ¿cómo podría la Iglesia en China volver a impulsar el camino de la evangelización y llevar a los demás a la consolación del Señor? Si no estamos listos para perdonar, significa, desgraciadamente, que hay otros intereses que defender: pero esta no es una perspectiva evangélica.

Si es esta la actitud, ¿no existe el peligro de borrar, de un solo golpe, los sufrimientos del pasado y también los del presente?

Es más, es todo lo contrario. Muchos cristianos chinos, cuando celebran a sus mártires que sufrieron injustas pruebas y persecuciones, recuerdan que ellos supieron encomendarse a Dios, incluso en sus frágiles humanidades. Entonces, la mejor manera para honrar este testimonio y hacer que sea fecundo en el presente es encomendarle al Señor Jesús incluso la vida actual de las comunidades católicas en China. Pero esto no se puede hacer espiritualística o descarnadamente. Hay que hacerlo en la elección de fidelidad al Sucesor de Pedro, con espíritu de obediencia filial, incluso cuando no todo parece inmediatamente claro y comprensible. Volviendo a su pregunta, aquí no se trata de borrar de golpe que ignore o, casi como por arte de magia, anule el sufrido camino de muchos fieles y pastores, sino de invertir el capital humano y espiritual de muchas pruebas para construir un futuro más sereno y fraterno, con la ayuda de Dios. El Espíritu que ha custodiado hasta ahora la fe de los católicos chinos es el mismo que los sostiene hoy en el nuevo camino emprendido.

¿Tiene algún consejo, alguna petición particular que en este momento la Sede Apostólica podría dirigir a los fieles chinos? A los que están contentos ante los posibles nuevos escenarios, pero también a los que están confundidos o a los que tienen objeciones…

Me gustaría decir, con mucha sencillez y claridad, que la Iglesia nunca olvidará las pruebas y los sufrimientos pasados y presentes de los católicos chinos. Todo esto es un gran tesoro para la Iglesia universal. Por lo tanto, a los católicos chinos les digo, con gran fraternidad: estamos cerca de ustedes, no solo con la oración, sino también con el compromiso cotidiano de acompañarles y apoyarles en el camino hacia la plena comunión. Por ello les pedimos que ninguno se aferre al espíritu de contraposición para condenar al hermano o que use el pasado como un pretexto para fomentar nuevos resentimientos y cerrazones. Al contrario, esperamos que cada uno vea con confianza el futuro de la Iglesia, más allá de cualquier límite humano.

Eminencia, ¿de verdad cree usted que todo esto sea posible? ¿En qué se basa su confianza?

Estoy convencido de una cosa. La confianza no es fruto de la fuerza de la diplomacia o de las negociaciones. La confianza se basa en el Señor que guía la historia.Confiamos en que los fieles chinos, gracias a su sentido de fe, sepan reconocer que la acción de la Santa Sede está movida por esta confianza, que no responde a lógicas mundanas. Los pastores deberán ayudar particularmente a los fieles a reconocer en la guía del Papa en punto de referencia seguro para apreciar el plan de Dios en las circunstancias actuales.

¿El Papa está informado de lo que sus colaboradores hacen en las negociaciones con el gobierno chino?

Sí, el Santo Padre sigue personalmente las negociaciones actuales con las Autoridades de la República Popular China. Todos sus colaboradores actúan en sintonía con él. Nadie toma iniciativas privadas. Sinceramente, cualquier otro tipo de razonamiento me parecería fuera de lugar.

En los últimos tiempos han surgido expresiones críticas, incluso dentro de la Iglesia, ante el enfoque que ha adoptado la Santa Sede en el diálogo con las Autoridades chinas. Algunos incluso han llegado a afirmar que este diálogo es una verdadera «rendición» por razones políticas. ¿Qué opina?

Creo, antes que nada, que en la Iglesia existe el derecho absoluto a disentir y hacer presentes las propias críticas y que la Santa Sede tiene el deber de escucharlas y evaluarlas con atención. También estoy convencido de que, entre cristianos, las críticas deberían pretender construir la comunión y no suscitar la división. Se lo digo francamente: estoy convencido de que una parte de los sufrimientos que ha vivido la Iglesia en China no se debe tanto a la voluntad de cada una de las personas, sino a la complejidad objetiva de la situación. Por ello es legítimo tener opiniones diferentes sobre las respuestas más oportunas que ofrecer para solucionar los problemas del pasado y los del presente. Esto es completamente razonable. Creo que ningún punto de vista personal puede ser considerado exclusivo intérprete de lo que es bueno para los católicos chinos. Por ello, la Santa Sede obra para encontrar una síntesis de verdad y una vía practicable para responder a las legítimas expectativas de los fieles, dentro y fuera de China. Para descubrir juntos el plan de Dios para la Iglesia en China se necesitan más humildad y un mayor espíritu de fe, cautela y moderación por parte de todos, para no caer en polémicas estériles que dañen la comunión y que roben las esperanzas de un futuro mejor.

¿A qué se refiere?

Me refiero a que todos estamos llamados a distinguir más adecuadamente la dimensión espiritual y pastoral de la dimensión política. Comencemos, por ejemplo, con las palabras que utilizamos todos los días. Expresiones como «poder», «traición», «resistencia», «rendición», «enfrentamiento», «ceder», «compromiso» deberían dejar sitio a otras, como «servicio», «diálogo», «misericordia», «perdón», «reconciliación», «colaboración», «comunión». Si no estamos dispuestos a cambiar este enfoque, surge un gran problema: pensar y actuar solamente en clave política. Al respecto, la Santa Sede espera para todos una sincera conversión pastoral inspirada en el Evangelio de la misericordia, para aprender a acogerse entre hermanos, así como tantas veces ha aconsejado el Papa Francisco.

¿Qué le diría hoy a los responsables chinos?

Mire usted, sobre este punto me gustaría retomar nuevamente las palabras de Benedicto XVI en su Carta a los católicos chinos. Él enseña que la misión propia de la Iglesia no es la de cambiar estructuras o la administración del Estado, sino anunciarle a los hombres a Cristo, Salvador del mundo, apoyándose en la potencia de Dios. La Iglesia en China no pretende sustituir al Estado, sino que desea ofrecer su contribución serena y positiva por el bien de todos. Por lo tanto, el mensaje de la Santa Sede es un mensaje de buena voluntad, con la esperanza de proseguir en el diálogo emprendido para contribuir a la vida de la Iglesia católica en China, al bien del pueblo chino y a la paz en el mundo.

http://infocatolica.com/?t=noticia&cod=31520&utm_medium=email&utm_source=boletin&utm_campaign=bltn180201&icid=f978fc951903946def903fd46c931c71

A LA PUERTA DE NUESTRA CASA


En la sinagoga de Cafarnaún, Jesús ha liberado por la mañana a un hombre poseído por un espíritu maligno. Ahora se nos dice que sale de la «sinagoga» y marcha a la «casa» de Simón y Andrés. La indicación es importante, pues en el evangelio de Marcos lo que sucede en esa casa encierra siempre alguna enseñanza para las comunidades cristianas.

Jesús pasa de la sinagoga, lugar oficial de la religión judía, a la casa, lugar donde se vive la vida cotidiana junto a los seres más queridos. En esa casa se va a ir gestando la nueva familia de Jesús. En las comunidades cristianas hemos de saber que no son un lugar religioso donde se vive de la Ley, sino un hogar donde se aprende a vivir de manera nueva en torno a Jesús.

Al entrar en la casa, los discípulos le hablan de la suegra de Simón. No puede salir a acogerlos, pues está postrada en cama con fiebre. Jesús no necesita de más. De nuevo va a romper el sábado por segunda vez el mismo día. Para él, lo importante es la vida sana de las personas, no las observancias religiosas. El relato describe con todo detalle los gestos de Jesús con la mujer enferma.

«Se acercó». Es lo primero que hace siempre: acercarse a los que sufren, mirar de cerca su rostro y compartir su sufrimiento. Luego «la cogió de la mano»: toca a la enferma, no teme las reglas de pureza que lo prohíben; quiere que la mujer sienta su fuerza curadora. Por fin «la levantó», la puso de pie, le devolvió la dignidad.

Así está siempre Jesús en medio de los suyos: como una mano tendida que nos levanta, como un amigo cercano que nos infunde vida. Jesús solo sabe de servir, no de ser servido. Por eso la mujer curada por él se pone a «servir» a todos. Lo ha aprendido de Jesús. Sus seguidores hemos de vivir acogiéndonos y cuidándonos unos a otros.

Pero sería un error pensar que la comunidad cristiana es una familia que piensa solo en sus propios miembros y vive de espaldas al sufrimiento de los demás. El relato dice que ese mismo día, «al ponerse el sol», cuando ha terminado el sábado, le llevan a Jesús toda clase de enfermos y poseídos por algún mal.

Los seguidores de Jesús hemos de grabar bien esta escena. Al llegar la oscuridad de la noche, la población entera, con sus enfermos, «se agolpa a la puerta». Los ojos y las esperanzas de los que sufren buscan la puerta de esa casa donde está Jesús. La Iglesia solo atrae de verdad cuando la gente que sufre puede descubrir dentro de ella a Jesús curando la vida y aliviando el sufrimiento. A la puerta de nuestras comunidades hay mucha gente sufriendo. No lo olvidemos.

José Antonio Pagola

Audición del comentario

https://drive.google.com/file/d/1qJb0Pi_JTW0ea-ocWrrWDsZG8YyAWkax/preview

Marina Ibarlucea

 https://www.gruposdejesus.com/domingo-5-tiempo-ordinario-b-marcos-129-39/

Abusos sexuales en la Iglesia: el Papa se disculpa y se explica


Abusos sexuales en la Iglesia: el Papa se disculpa y se explica

image: https://es.la-croix.com/images/0000/abusos-sexuales-en-la-iglesia-el-papa-se-disculpa-y-se-explica.jpg

 El papa Francisco el domingo 21 de enero por la tarde, en el avión de regreso de Lima. /Alessandra Tarantino/AP

 31 ene 2018, 14:02  0 Comentarios

7SHARES

El papa Francisco volvió el lunes 22 de enero de su viaje a Chile y Perú.

En la conferencia de prensa que concedió en el avión, trató ampliamente el tema de los abusos sexuales, que tuvo mucha repercusión en su visita chilena.

“Una expresión desafortunada. La palabra “prueba” ha herido a muchas víctimas de abusos”. En un mea culpa inédito, el papa Francisco trató ampliamente, el domingo 21 de enero por la tarde, en el avión de regreso de Lima, tras un viaje de una semana a Chile y Perú, la cuestión de los abusos sexuales en la Iglesia.

Y especialmente, su vehemente defensa, el jueves en Iquique (norte de Chile), del obispo de Osorno, Mons. Juan Barros, que ensombreció la parte chilena de su viaje.

Depredador sexual

Obispo desde hace mucho tiempo (auxiliar en Valparaíso, después obispo de Iquique, en el Ejército, y desde 2015, de Osorno), Mons. Juan Barros estuvo, en efecto, implicado en el escándalo Karadima, nombre del antiguo sacerdote de una parroquia de un barrio distinguido de Santiago que favoreció numerosas vocaciones, pero que resultó ser un temible depredador sexual y que, denunciado en 2004, no fue expulsado del estado clerical hasta 2011.

De joven, Juan Barros formó parte del grupo de jóvenes cuya vocación fue iniciada por Karadima.

Pero otro joven de este grupo lo acusa de haber presenciado, desde una habitación contigua, cómo el sacerdote abusaba de él. Y de ser, por tanto, cómplice, habiendo permanecido la puerta abierta. Juan Barros, por su parte, afirma no haber sido consciente de nada.

Calumnia

“Alrededor de Karadima, todo funciona como una secta”, recuerda José Andrés Murillo, también antiguo miembro del grupo, abusado en la época por el sacerdote y hoy director de la Fundación para la Confianza, que lucha contra los abusos sexuales. “Este contexto es una prueba suficiente contra Barros”, afirma.

Preguntado el jueves en Iquique, antes de una misa en la que Mons. Barros estaba presente, el papa Francisco respondió de manera bastante vehemente a la televisión chilena que le entrevistaba. “El día que me aporten una prueba contra Mons. Barros, lo hablaré con ustedes. No hay una sola prueba contra él. Todo es calumnia. ¿Está claro?”, declaró.

Exilio desacreditado

Una frase de la que el cardenal Sean O’Malley, Arzobispo de Boston, pero también miembro del “C9” y presidente de la Comisión Pontificia para la protección de los menores, reconoció que era “comprensible” que provocara “un gran dolor” entre las víctimas.

“Las palabras que transmiten el mensaje “si no puedes probar tus afirmaciones, entonces no se te creerá” abandonan a quienes han sufrido violaciones criminales a su dignidad humana y relegan a las víctimas a un exilio desacreditado”, opinó.

“Mi expresión no fue buena”

“Debo presentar mis disculpas porque la palabra prueba ha herido”, admitió el Papa el domingo por la tarde, reconociendo que parecía que las víctimas tuvieran que presentar una “certificación” de sus abusos. “Quise traducir un principio legal y pido perdón si he herido sin darme cuenta”, repitió. “Escuchar al Papa decirles “tráeme una carta con la prueba”, es una bofetada. Y ahora me doy cuenta de que mi expresión no ha sido buena”.

Francisco mencionó también la manera en que había gestionado el caso de Mons. Barros. “Hay, en Chile, cuatro obispos que Karadima había enviado al seminario”, contó. “Alguna persona de la conferencia episcopal ha sugerido que quizá fuera mejor que estos obispos renunciaran, dimitieran, se tomaran un año sabático y que ya se vería después, pasada la tormenta, para evitar acusaciones…porque son obispos buenos, buenos obispos”.

Reconoció incluso que Mons. Barros le había presentado su dimisión. “Vino a Roma y dije: No. Así no se juega. Porque esto es admitir culpabilidad previa. Cualquier caso, si hay culpables, se indaga”.

Delito de mal juez

Y cuando, tras su nombramiento en Osorno y las manifestaciones que tuvieron lugar a continuación, Mons. Barros presentó una segunda vez su dimisión, Francisco volvió a rechazarla. “Le dije: No, tú vas (a Osorno)”, insistió, explicando que una investigación sobre el obispo estaba ahora en marcha.

“Se ha continuado haciendo investigaciones sobre Barros, pero no emergen evidencias. Y yo, no puedo condenarlo, porque no tengo las evidencias. Si yo condenara sin evidencias o sin certeza moral, cometería, yo, un delito de mal juez”, afirmó, declarándose “convencido” de que Mons. Barros es “inocente”.

En cuanto a las acusaciones contra Mons. Barros, el Papa asume haberlas calificado de “calumnias”. Las víctimas “no llegaron a aportar pruebas para un juicio. Es un poco vago esto, es algo que no se puede tener en cuenta: quien acusa sin las evidencias, con obstinación, esto es calumnia”, recalcó, declarándose, sin embargo, dispuesto a escuchar cualquier evidencia contra Mons. Barros. “Tengo el corazón abierto a recibir a las víctimas”.

Nicolas Senèze (enviado especial a Roma, en el vuelo papal Lima-Roma). La Croix


Read more at https://es.la-croix.com/actualidad/vaticano/abusos-sexuales-en-la-iglesia-el-papa-se-disculpa-y-se-explica#m6GTiQu9P7DRluqG.99

Un 60% de las católicas estadounidenses, a favor de las mujeres diácono


 31 ene 2018, 13:45

Mientras que una Comisión de Estudio creada por el papa Francisco examina el papel del diaconado femenino en la historia de la Iglesia, la revista jesuita America encuestó, entre otras cuestiones, a las católicas estadounidenses, sobre el diaconado femenino.

Un 60% de las católicas estadounidenses se declaran a favor del diaconado de las mujeres, según un estudio reciente publicado en Estados Unidos. Una de cada cinco opina que podría estar a favor, a condición de tener más información sobre este tema. Un siete por ciento se declara decididamente en contra.

Este sondeo fue realizado para la revista jesuita America por el Centro de Investigación Aplicada al Apostolado (CARA), instituto afiliado a la Universidad de Georgetown en Washington y especializado en estudios científicos sobre la Iglesia católica, en asociación con otro instituto de encuestas, el GFK Group.

Antes de recoger sus respuestas, los encuestadores leyeron una definición del diaconado permanente a las estadounidenses interrogadas. Son más numerosas las mujeres de la generación del Vaticano II que se declaran a favor del diaconado femenino (un 65% de las católicas nacidas entre 1943 y 1961) que las mayores (55%) o las jóvenes de la generación milenial (53%). Entre estas últimas, un 38% no saben o desearían más información.

El nivel de estudios también es un marcador. El 70% de las católicas estadounidenses con un título universitario se pronuncian a favor de la apertura del diaconado a las mujeres.

Las practicantes regulares (acudiendo a misa cada semana) figuran entre las que más se oponen (15% en contra), en comparación con las que van a misa solo algunas veces al año (4%).

Una Comisión de Estudio en Roma

La cuestión no está cerrada en Roma. El papa Francisco creó en agosto de 2016 una Comisión de Estudio encargada de examinar el papel de las mujeres diácono, sin avanzar, no obstante, la posibilidad de que los trabajos desemboquen en una apertura del diaconado a las mujeres.

Particularmente sensible, el debate sobre el lugar de las mujeres, y concretamente sobre el diaconado femenino, se remonta al Concilio Vaticano II que, restaurando el diaconado permanente para los hombres, relanzó la reflexión teológica para las mujeres.

La eventualidad de una restauración de las diaconisas se complica respecto a la ordenación  –con la posibilidad de celebrar algunos sacramentos. La cuestión de saber si las mujeres diácono recibirían una ordenación o una bendición en la Iglesia primitiva sigue siendo debatida.

Tras haber estudiado esta cuestión histórica, la Comisión Teológica Internacional concluyó en 2003 que correspondía “ahora al Magisterio pronunciarse con su autoridad sobre este tema”.

Católicas estadounidense muy practicantes

Las respuestas del sondeo realizado por America fueron recibidas en línea, de 1.500 mujeres, entre el 3 y el 24 de agosto de 2017. Según el CARA, hay alrededor de 37,3 millones de mujeres católicas en Estados Unidos, entre ellas 28,8 millones de adultas.

Este sondeo demuestra que un 98% de estas mujeres creen en Dios, incluso si algunas expresan dudas. Un cuarto va a misa al menos una vez a la semana (24%). Otro cuarto va al menos una vez al mes (23%). La mitad dice rezar todos los días y casi tres cuartos,  varias veces a la semana. Un 15% de ellas fueron catequistas o enseñaron religión.

Preguntadas por su relación con la Iglesia católica, un 12% se planteó abandonar la Iglesia al menos una vez, y un 6% lo hizo durante un tiempo. El motivo, una postura de la Iglesia sobre un tema particular (39%), la atracción hacia otra religión o confesión (23%), pero también otras razones, como los escándalos de pedofilia (7%).

Céline Hoyeau. La Croix


Read more at https://es.la-croix.com/actualidad/mundo/un-60-de-las-catolicas-estadounidenses-a-favor-de-las-mujeres-diacono#OeqoYBM9HItbou5r.99

¿Qué está pasando en Malí, el país en el que está secuestrada Gloria Narváez?


redacción internacional

La debilidad del gobierno, los separatistas de la tribu tuareg y los grupos yihadistas tienen al país africano en crisis desde 2012.

AFP

Desde que Malí se independizó de Francia, en 1960, la tribu nómada de los tuareg ha protagonizado varia revueltas, pero ninguna como la que estalló en 2012 y sumió al país en una crisis de la que todavía no logra salir. Hace casi seis años, los tuareg se aliaron con grupos yihadistas para buscar la independencia del norte de Malí, una región desértica y montañosa del tamaño de Francia. El temor de que la alianza entre yihadistas y los tuareg prometía propagar la desestabilización por toda África Occidental y por eso, y porque en el norte de Malí está el mayor suministro de uranio para la industria francesa, el presidente, François Hollande, lanzó una ofensiva militar para salvaguardar” la existencia de Malí.

(Le puede interesar: La monja colombiana secuestrada en Mali pide ayuda al Papa Francisco)

Con la llegada de los franceses se impidió que los insurgentes entraran en la capital del país, sin embargo, con elecciones presidenciales y parlamentarias programadas para 2018, los ataques terroristas han recrudecido, a pesar de que en 2015 dos de las facciones más importantes de los independentistas tuareg firmaron con el gobierno un acuerdo de paz cuyo objetivo era “refundar el país” y fortalecer el diálogo político y las instituciones del país.

El 20 de diciembre de 2016, los acercamientos entre los tureg y el gobierno llegaron a un punto muerto. El presidente de la CSA, una de las facciones independentistas que firmaron el acuerdo, abandonó el comité que le hace seguimiento a los puntos acordados en 2015. El argumento de Ag Intalla, presidente de la Coordinadora de Movimientos de Azawad, fue que el gobierno no estaba cumpliendo con sus compromisos frente al proceso de paz.

Ante la nueva oleada de violencia en el centro del país, en entrevista para Bloomberg, el ministro de Defensa Salif Traore expresó su preocupación por mantener la seguridad en esa región del país y sobre el reclutamiento de menores por parte de grupos yihadistas: “Han tratado de llenar el vacío de poder y de poner a los jóvenes en contra de las autoridades locales”, manifestó el ministro.

Entre las organizaciones yihadistas que operan en Malí está el Frente Al Nursa, que agrupa a los principales grupos yihadistas en el norte de Malí y tienen secuestrada desde el 7 de febrero a la religiosa colombiana Gloria Narváez.

Los países africanos no se han quedado de brazos cruzados frente a la crisis. Niger, Chad, Burkina Faso y Mauritania se unieron al gobierno de Malí para organizar una fuerza militar de estabilización conocida como G5 Sahel, que cuenta con 5.000 tropas destinadas a asegurar las fronteras de Malí y que se suman a las 4,000 soldados franceses y los 12,000 que cascos azules de Naciones Unidas que están en la región.

https://www.elespectador.com/noticias/el-mundo/que-esta-pasando-en-mali-el-pais-en-el-que-esta-secuestrada-gloria-narvaez-articulo-736329

ONIC denuncia desplazamiento de indígenas por bombardeo de Fuerzas Militares en Chocó


Por:

Noticiascaracol.com

Uniformados aseguran, por su parte, que no atacaron a la población civil. En la operación fueron capturadas 4 personas, entre ellos una menor indígena reclutada.

Esta operación se llevó a cabo en el municipio de Litoral de San Juan y fue efectuada por aviones KFIR a cinco kilómetros de dicha comunidad, según las FF. MM.

“La opción para bombardear es una opción que aplica unas técnicas y procedimientos mezclados con la máxima aplicación de los Derechos Humanos”, aseguró el general Alberto José Mejía, comandante de las Fuerzas Militares.

Sin embargo, Luis Fernando Arias, consejero mayor de la Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC), aseguró que cerca de la zona del bombardeo hay tres comunidades en donde se registran desplazamientos.

“Nos preocupa que la profundización del conflicto entre Gobierno, ELN y paramilitares deje en la mitad de la confrontación a las comunidades», dijo Arias.

El general Mejía afirmó que el blanco de la operación era la reunión de dos comisiones del frente ‘Che Guevara’ del ELN.

En el operativo fueron capturados alias ‘Duver’ y alias ‘Natalia’ así como otras dos personas “a quienes se les está verificando su identidad”.

“Alias ‘Natalia’ es una menor indígena que se encontraba en el campamento. Otros alcanzaron a huir, sabemos que hay bajas”, afirmó Mejía.

Noticias Caracol tuvo acceso a un audio de inteligencia, logrado minutos después del bombardeo, en el que dos jefes del ELN en el Chocó hablaban de la presión sobre la familia de la niña para que no apareciera como guerrillera.

“Todo lo que yo hice fue hablar con la familia, que dijeran que ella estaba en el campo, que era civil», se escucha.

ONIC rechazó el reclutamiento de menores indígenas y aseguro que aún no se ha establecido la identidad de la menor.

“En todo caso, independientemente de los hechos, si fuese una niña que estuviese en ese campamento seguramente habría sido retenida, secuestrada, reclutada por parte de la insurgencia», añadió Luis Fernando Arias, consejero mayor de la ONIC.

De igual forma la organización afirmó que hasta este momento no hay información de más indígenas afectados por la operación militar.

https://noticias.caracoltv.com/colombia/onic-denuncia-desplazamiento-de-indigenas-por-bombardeo-de-fuerzas-militares-en-choco

Las CEBs agradecen al Papa su trabajo por «una Iglesia sinodal, misionera, de la escucha»


Cebs y el grito de los excluidosAgencias

Nos sentimos apoyados por sus palabras, testimonio, y creemos que la alegría del Evangelio nos encamina para una tierra sin males, sin injusticias y sin persecución

(Luis Miguel Modino, Brasil).- Las CEBs son parte de la Iglesia que el Papa Francisco quiere hacer realidad, una Iglesia en salida, presente en las periferias, que no tiene miedo de accidentarse, herirse y mancharse por salir a la calle. Los participantes del 14º Intereclesial de las Comunidades Eclesiales de Base, celebrado en Londrina, de 23 a 27 de enero, le han enviado una carta al Obispo de Roma en la que «agradecemos de corazón el mensaje que Usted nos envió».

En la misiva, los delegados y delegadas del Intereclesial, le hacen partícipe de quienes estuvieron presentes, destacando la figura del presidente del episcopado brasileño, Cardenal Sergio da Rocha, y reconocen la importancia del mensaje del Papa Francisco, a quien consideran hermano, pues «nos revigora y nos da valentía para proseguir en la vivencia evangélica de una Iglesia pobre y de los pobres».

Las CEBs, tantas veces perseguidas y descalificadas, muchas veces por los mismos que tienen actitudes similares con el Papa Bergoglio, reconocen que «nos sentimos apoyados por sus palabras, testimonio, y creemos que la alegría del Evangelio nos encamina para una tierra sin males, sin injusticias y sin persecución», palabras que ayudan a continuar haciendo realidad una sociedad y una Iglesia con una nueva mirada, sobre todo para los que sufren las consecuencias de un mundo urbano desigual.

«Una Iglesia sinodal, ministerial, misionera, en salida, una iglesia de la escucha de los clamores y desafíos que nos llegan del mundo urbano en el campo y en las ciudades, de las periferias geográficas y existenciales, de los pueblos indígenas y descendientes de esclavos y de todos los pueblos», muy diferente de una Iglesia que impone y excluye, de la que algunos tienen demasiada nostalgia y que Francisco se empeña, con sus actitudes y palabras, en dejar atrás. Las CEBs, renovadas «con nuevo ardor», quieren colaborar en esa misión.

Unidas en la oración al Obispo de Roma, las comunidades eclesiales de base, le piden que, en referencia a la Iglesia, que «continúe renovándola en la propuesta del Concilio Ecuménico Vaticano II«, mostrándose dispuestas «a apoyar y a colaborar con la REPAM y el sínodo para la Amazonia en 2019».

Carta del 14º Intereclesial de CEBs al Papa Francisco

«Yo vi los gritos de aflicción de mi pueblo, oí sus clamores y bajé para liberarlo» (Ex 3, 7ss)

Al hermano
Papa Francisco

Nosotros, los 3.300 delegados y delegadas, participantes del 14º Intereclesial de CEBs, los días 23 a 27 de enero de 2018 en la Archidiócesis de Londrina – Paraná, Brasil, acogidos calurosamente en las comunidades por las generosas familias, por el secretariado del encuentro y su pastor diocesano Monseñor Geremias Steinmetz, agradecemos de corazón el mensaje que Usted nos envió, por medio del Secretario de Estado del Vaticano, Cardenal Pietro Parolin.

Se hicieron presentes en el encuentro Monseñor Sergio da Rocha, cardenal arzobispo de Brasilia y presidente de la CNBB, diversos obispos y arzobispos, religiosos y religiosas, presbíteros, diáconos, lideres laicos de las CEBs, representantes de las iglesias del CONIC, latinos, europeos, lideres de los pueblos originarios y tradicionales, en una verdadera experiencia ecuménica.

Su mensaje nos revigora y nos da valentía para proseguir en la vivencia evangélica de una Iglesia pobre y de los pobres. Nos sentimos apoyados por sus palabras, testimonio, y creemos que la alegría del Evangelio nos encamina para una tierra sin males, sin injusticias y sin persecución.

Vivimos en estos días la experiencia de una Iglesia sinodal, ministerial, misionera, en salida, una iglesia de la escucha de los clamores y desafíos que nos llegan del mundo urbano en el campo y en las ciudades, de las periferias geográficas y existenciales, de los pueblos indígenas y descendientes de esclavos y de todos los pueblos.

En la alegría del encuentro, en el intercambio de experiencias y en el abrazo fuimos revitalizados y fortalecidos en la fe y en el compromiso de la misionariedad y del discipulado. Retornamos para nuestros hogares y comunidades con nuevo ardor.

Estamos en oración por la ardua misión que le fue confiada para que fortalecido, como pastor y representante de nuestra Iglesia, continúe renovándola en la propuesta del Concilio Ecuménico Vaticano II y nos disponemos a apoyar y a colaborar con la REPAM y el sínodo para la Amazonia en 2019.

Con el abrazo fraterno de todos los integrantes de la caminada y presentes en el 14º Intereclesial de CEBs de Brasil, asegurando nuestras oraciones y pedindo su bendición.

Londrina- Paraná, 27 de enero de 2018.

Para leer todos los artículos del autor, pincha aquí:

El cura ‘dreamer’ de EEUU: «Si vienen por vosotros, vendrán también por mí»


El padre Rey Pineda, el cura ‘dreamer’ de EEUUWashington Post

Pineda dice que con la comunidad no inmigrante quiere «arrojar luz sobre la cuestión y, ojalá, convertir los corazones». «Ponerle rostro, y ser su cura, es un buen lugar donde estar»

(Cameron Doody).- Rey Pineda (29 años) es uno de los casi tres millones de dreamers que Trump quiere deportar por haber llegado de forma ‘ilegal’ a EEUU cuando eran niños. También es sacerdote -de hecho, el único cura ‘soñador’- y en su trabajo tiene que atender de forma igual a miles de sureños blancos conservadores y miles de hispanos como él que, en un momento u otro, pueden verse obligados a abandonar el único país que han conocido.

El Washington Post visitó a Pineda en la parroquia en la que trabaja, la catedral de Christ the King en Atlanta. El cura explicó que las mismas experiencias que le embarcaron a la vida de un inmigrante «irregular» fueron las mismas que despertaron en él el deseo de ordenarse.

Con tan solo dos años, el niño Pineda se vio forzado a salir con su familia de México, buscando atención médica para su madre que estaba en coma tras sufrir un accidente de tráfico.

Tras llegar a Los Ángeles y recuperarse su madre, la familia se mudó a Atlanta, ciudad en la que Pineda, a los 16 años, decidió empezar a estudiar para el sacerdocio. Y eso pese a que la oficina de vocaciones de la diócesis le advirtió que nunca podría llegar a ordenarse no estando en posesión de los papeles debidos. Pineda hizo caso omiso y emprendió el camino a las órdenes sagradas, convencido de que Dios le abriría un camino. Un camino que se despejó en 2012, con la decisión del presidente Obama de otorgar protección temporal a los llegados a EEUU en la infancia.

La catedral donde Pineda presta servicio ahora fue construida hace ochenta años sobre tierra que albergaba el cuartel nacional del Ku Klux Klan. Pero esa no es la única ironía en la historia del joven sacerdote, que tiene que atender a los fieles de lengua inglesa que no paran de etiquetar a los dreamers como «ilegales».

¿Cómo lo hace? Pineda dice que con la comunidad no inmigrante quiere «arrojar luz sobre la cuestión y, ojalá, convertir los corazones». «Ponerle rostro, y ser su cura, es un buen lugar donde estar», continúa.

Con sus fieles hispanos, no obstante, es una historia diferente. Cuando predica en las misas en castellanos, se preocupa siempre de trasmitir un mensaje no tanto de entendimiento, sino de solidaridad. «Saben que soy un dreamer«, dijo el cura Pineda al Post. «Cuando rezamos, cuando estamos nerviosos por lo que está pasando alrededor de nosotros, con el Gobierno, siempre les recuerdo, con un toque irónico: ‘No os preocupéis. Si vienen a por vosotros, vendrán también a por mí’«.

El domingo en el que el Post le visitó, Pineda hizo referencia en su sermón al comentario de Donald Trump sobre los «países de mierda» cuyos ciudadanos no son bienvenidos como inmigrantes en EEUU.

«Hemos de amarle incluso a él», sentenció el joven cura, refiriéndose al polémico presidente estadounidense: «Esto es lo que el Señor nos pide».

Los obispos piden a Trump una solución «humana, proporcionada y justa»

Mientras tanto, los obispos católicos de EEUU han dado la bienvenida a una nueva propuesta de Trump de despojar el camino hacia la ciudadanía para los dreamers como Rey Pineda, a la vez que se han revelado como «profundamente preocupados» en cuanto a la posibilidad de nuevos recortes en otros programas migratorios.

La semana pasada la Casa Blanca anunció los detalles de un nuevo plan que, de ser aprobado por el Congreso, reemplazaría la protección que actualmente se extiende a los soñadores bajo la política de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés). El nuevo plan, no obstante, también conllevaría una inversión de 25 mil millones de dólaresen la construcción del nuevo muro a lo largo de la frontera, y la cancelación de los visados que se sortean por lotería además de los que se otorgan de forma preferencial a familiares de residentes o ciudadanos estadounidenses.

«La inmigración familiar es parte de los cimientos de nuestro país y de nuestra Iglesia», recordó en un comunicado el presidente del comité de los obispos católicos sobre la inmigración, monseñor Joe S. Vásquez. «Al buscar una solución para los dreamers, no deberíamos darles la espalda a los vulnerables», añadió, enfatizando que ya «corre el reloj» para dar respuestas ante la inminente caducidad del programa DACA, prevista para el próximo 5 de marzo.

«Como pastores y líderes de la Iglesia, vemos miedo y tristeza en nuestras parroquias y, por eso, seguimos llamando a la acción inmediata», instó Vásquez, justo a tiempo para el discurso sobre el Estado de la Nación de Trump previsto para este miércoles. «Los cargos públicos deben mostrar un liderazgo que ponga pronto en marcha legislación que garantice nuestra seguridad y sea humana, proporcionada y justa».

Anteriores Entradas antiguas

A %d blogueros les gusta esto: