Cupich llama a dar un «nuevo ímpetu» al «cambio de paradigma» del Papa Francisco


El Papa Francisco con el cardenal Blase Cupich Agencias

El Papa Francisco ha introducido, en la exhortación apostólica, una serie de «principios hermenéuticos… que fuerzan un cambio de paradigma» en el cuidado pastoral de la familia

(Cameron Doody).- Partiendo de Amoris laetitia, los «hombres del Papa» en los Estados Unidos buscan dar «un nuevo ímpetu a la formación moral y la práctica pastoral». Así explica el cardenal de Chicago, Blase Cupich, su decisión de convocar a lo largo y ancho del país una serie de conferencias sobre la exhortación apostólica de Francisco que abre la puerta a que los fieles divorciados y vueltos a casar por lo civil puedan volver a comulgar.

Las New Momentum Conferences on Amoris Laetitia («Conferencias Nuevo Ímpetu sobre Amoris laetitia«) «ofrecerán un programa a la medida… sobre cómo proporcionar programas pastorales formativos», según una carta del cardenal Cupich divulgando las conferencias publicada el pasado lunes y obtenida por la CNA.

«La meta es reunir a quince o veinte obispos para tener una conversación con teólogos sobre las cuestiones pertinentes», continúa el arzobispo de Chicago en su misiva, a la manera de la exitosa conferencia sobre el escrito papal que tuvo lugar en el Boston College en octubre del año pasado. Ocasión ésta última en la que, según Cupich, «se trató el documento entero, dando un enfoque particular a su acogida en el contexto multicultural y diverso que caracteriza a la Iglesia en los Estados Unidos».

En aquel momento en Boston «tanto obispos como teólogos aceptaron universalmente que nuestro seminario… fue un ejercicio en la sinodalidad, un caminar juntos en el que la Iglesia enseñó y escuchó. De hecho, conforme al consejo del Papa Francisco a comienzos del sínodo de 2014, los asistentes a Boston College hablaron con franqueza y audacia, paresia, pero también escucharon con humildad«, recuerda asimismo el cardenal de Chicago.

Las New Momentum Conferences tendrán lugar este mismo mes de febrero en el Boston College, la Universidad de Notre Dame en Indiana y la Universidad Santa Clara en California. Aunque la Conferencia Episcopal de los Estados Unidos se ha negado a respaldarlas, sí están avaladas por el cardenal Kevin Farrell, Prefecto del Dicasterio vaticano de Laicos, Familia y Vida, y los cardenales Donald Wuerl (Washington) y Joseph Tobin (Newark), además del obispo Robert McElroy (San Diego), ya han confirmado su asistencia a las mismas.

La organización de Cupich de estas conferencias sobre Amoris laetitia viene después de que el cardenal sostuviera en un discurso en Inglaterra la semana pasada que el Papa Francisco ha introducido, en la exhortación apostólica, una serie de «principios hermenéuticos… que fuerzan un cambio de paradigma» en el cuidado pastoral de la familia.

Entre semejantes principios hermenéuticos contenidos en Amoris laetitia, continuó Cupich, está el rechazo a un trato «autoritario o paternalista con la gente que dicta la ley, que pretende tener todas las respuestas, o respuestas fáciles a problemas complejos, que sugiere que las reglas generales traerán consigo una claridad inmediata o que las doctrinas de nuestra tradición pueden aplicarse de forma preventiva a los retos particulares de las parejas y las familias».

Entre los invitados a las conferencias sobre el escrito papal están la teóloga Kate Ward, profesora de la Universidad Marquette y conocida defensora del sacerdocio de las mujeres y del matrimonio homosexual, o Natalia Imperatori-Lee, del Manhattan College, quien ha criticado lo que percibe como la «infantalización de los laicos» en la Iglesia actual.

El grupo de mujeres de marzo llama a la huelga nacional por el control de armas


NO BASTA CON SOLO CONTROLAR LA VENTA LIBRE DE ARMAS. DEBEN DE PROHIBIR LA CANTIDAD DE PROGRAMAS DE LA TV QUE INCITA A LA ENTRENAR A LA VIOLENCIA EN LAS MENTES ADOLESCENTES.
Evangelizadoras.

El grupo de mujeres de marzo llama a la huelga nacional por el control de armas

Los organizadores de la Marcha de las Mujeres piden el retiro de la escuela nacional el próximo mes para protestar contra la reacción del Congreso a los tiroteos masivos.

Women’s March Youth Empower está alentando a los estudiantes, maestros y padres a participar en «#ENOUGH», una huelga escolar de 17 minutos el 14 de marzo a las 10 a. M.

«Necesitamos acción», dijo el grupo en un sitio web que promociona el evento. «Los estudiantes y sus aliados están organizando la huelga escolar nacional para exigir que el Congreso apruebe legislación que nos mantenga a salvo de la violencia con armas de fuego en nuestras escuelas, en nuestras calles y en nuestros hogares y lugares de culto».

El grupo está alentando la huelga en protesta por la inacción del «Congreso» para hacer más que tuitear pensamientos y oraciones en respuesta a la violencia armada que afecta nuestras escuelas y vecindarios «.

«No estamos seguros en la escuela. No estamos seguros en nuestras ciudades y pueblos «, dice el grupo. «El Congreso debe tomar medidas significativas para mantenernos a salvo y aprobar una legislación federal de reforma de armas que aborde la crisis de salud pública de la violencia armada».

«Queremos que el Congreso preste atención y tome nota: muchos de nosotros votaremos este noviembre y muchos otros se unirán en 2020», agregaron.

Más de una docena de huelgas ya están planeadas en el sitio web del evento, y el grupo Women’s March está alentando a más ciudades y escuelas a albergar más.

La ciudad de Parkland, Florida, es uno de los sitios de retirada planificada. Un tiroteo masivo mortal tuvo lugar allí, en Marjory Stoneman Douglas High School, el miércoles. Dejó 17 personas muertas.

Los demócratas han renovado su llamado a la legislación de control de armas luego del ataque. Los sobrevivientes del ataque se unieron a la llamada, exigiendo a los legisladores republicanos que actúen después del tiroteo.

Docenas de estudiantes en Parkland lanzaron una protesta el viernes contra la Asociación Nacional del Rifle y el presidente Trump  luego del ataque.

http://thehill.com/blogs/blog-briefing-room/news/374359-womens-march-group-calls-for-national-school-walkout-over-gun

Criptolecciones: Por Alberto Mansueti


Las “coin” tienen 2 ´problemas muy graves: probablemente son parte del plan de los bancos centrales para reprimir y tener artificialmente bajo el precio del oro y metales; y más probablemente, es parte del plan de las elites globalistas para dejarnos sin dinero en efectivo, en la “cashless society”

Alberto Mansueti

Febrero 4 de 2018
@MansuetiAlberto

El desplome de las criptomonedas enseña varias lecciones; pero como pasa con toda lección, sólo la aprende quien se deja enseñar.

La abrupta caída de los precios, no es otra cosa que la fase de pánico, que sigue a la fase de euforia, como en todo fenómeno de burbuja. En la fase de pánico, los precios se caen tan abruptamente como habían trepado en la fase de euforia. Siempre es así; desde la burbuja de los tulipanes, en la década de 1630, hace 400 años, hasta la de las empresas “punto.com”, en la última década del siglo XX, y la de la propiedad inmueble, en la primera del siglo XXI. No es cosa de tecnología informática, sino de productos y mercados financieros, y de psicología colectiva.

El bitcoin, una burbuja que estallará

Tarde o temprano, toda burbuja encuentra su alfiler. En el caso de las criptomonedas, el pánico fue provocado por meros anuncios, de los gobiernos de China y Corea del Sur, acerca de reglamentar las operaciones, gravarlas con impuestos, o incluso prohibirlas. A esto siguieron ventas nerviosas, que pusieron presión bajista en los mercados, que de inmediato entraron en pánico.

Y es que los Gobiernos pueden intervenir, si quieren; aparte de si sería bueno o malo, justo o injusto, liberal o no, moral o inmoral, etc., esos son otros temas. Los reguladores pueden hacerlo, si les da la gana; lo cual echa por tierra la promesa básica de los fanáticos “libertarios”: que las operaciones son “imposibles de rastrear”, y las criptomonedas nos librarán de la tiranía monetaria de los gobiernos, sus bancos centrales, y sus socios los bancos mercantilistas; por la sola virtud de la tecnología de encriptación, sin un cambio político.

No es así: hay una tecnología de des-encriptación, para rastrear las operaciones. Lo saben muy bien los grandes evasores de impuestos, los narcotraficantes y lavadores de dinero, que por eso no usan mucho las criptomonedas; lo cual a su vez echa por tierra el pretexto de los fanáticos estatistas para intervenir. Sí amigo lector, me ha leído bien: esta es “la Era de los Fanatismos”, y hay diversas clases de fanáticos, y a menudo en guerras unos contra otros. Conservar la razón y el sentido común entre tanto fanatismo no es fácil; pero un modo de hacerlo, es mantener contacto con buenas fuentes de información, objetivas y realistas.

Bill Gates, detrás del bitcoin

¿Hubo alarmas, alertas tempranas? ¿Luces rojas? Sí, claro, a lo largo de todo el año 2017; pero el fanático es sordo y ciego. En marzo, fuentes alternativas informaron sobre un brusco bajón en el precio de Bitcoin, ante los rumores de cierta pelea entre desarrolladores, protagonizada por los gemelos Winklevoss, similar a otra antes, cuando 20 proveedores de Bitcoin comunicaron sobre una posible división en dos bandos: Bitcoin Unlimited y Bitcoin Core. Se vio claro el principal defecto de Bitcoin y las “criptos”: extrema volatilidad e inseguridad.

En junio, Mark Cuban, rico propietario de los Dallas Mavericks de la NBA, publicó en varios medios especializados: “A pesar del estratosférico auge del bitcoin en 2017, que ha triplicado su precio en poco más de 6 meses, sigue siendo una inversión poco seria y de alto riesgo”. Advirtió que “hay una burbuja que no se sabe cuándo ni cuánto corregirá”. Nótese bien: dijo “hay” una burbuja; no dijo “es” una burbuja. Y dio en el meollo del tema: “Es más una religión que un activo”.

Y “El financiero” de México, en junio: “¿Eres de los optimistas con Bitcoin? Te tengo una mala noticia: hubo severa caída, y se acerca a su peor semana desde enero de 2015, tras unos reportes pesimistas de bancos de inversión”. En setiembre, Xataka publicó: “Es una semana terrorífica para las criptos, que llevan días cayendo de forma brutal. El Bitcoin, el 1 de mes estaba a 4.863 dólares, y ahora a 3.090: 36,46 % de pérdidas; Ethereum estaba a 386, y ahora a 217: 43,78 % de pérdidas”.

Ya desde 2016, y en medio de la “fiebre” de neófitos y fanáticos creyendo ciegamente en “la tecnología”, los consultores veteranos hacían advertencias sobre dos defectos derivados del efecto burbuja y su extrema volatilidad: (1) la posibilidad de operaciones especulativas; y de (2) operaciones fraudulentas.

Inversores en Bitcoin

Bill Gates hizo una movida especulativa en setiembre de ese año. Declaró “El futuro es Bitcoin”, en varios videos que se hicieron virales. Obviamente había comprado su buena provisión, y empujaba el precio al alza. ¡Ya hace rato que vendió! Los especuladores hábiles hacen sus ganancias a costa de los neófitos desprevenidos, muchos desesperados por el desempleo, y por la falta de dinero. Eso no llega a ser fraudulento, pero para muchos, es inmoral. También hay quienes creen que los incautos reciben el justo castigo que merecen, por necios, y por su codicioso e irrealista afán de ganar mucho dinero rápido y sin esfuerzo.

Los fraudes llegaron en masa en 2017: aparecieron las “cadenas” y “pirámides” en las redes sociales: “Invita a 10 amigos a que se hagan ricos; y así subirás de nivel…” Eso es un esquema Ponzi, y cuando lo vemos, los abogados siempre nos preparamos para recibir luego una tonelada de víctimas. Nótese bien otra vez: decimos “hay” un fraude; no que “es” un fraude. Pero también hay quienes creen que es tan fraudulento como el dinero “fiat”: ofrecer al mercado algo que no es como una acción o un bono, que emite una empresa comercial o industrial, con respaldo suficiente, es un fraude; así lo haga el banco central, o el “minero de Bitcoin”. Los “libertarios” bitcoineros cometen o se asocian al mismo grave pecado, o poco menos, del que con justicia acusan a los Gobiernos.

A diferencia de los “libertarios”, los liberales clásicos somos realistas; nos gusta estar bien informados, sin euforias ni pánicos. Y vemos dos problemas adicionales en la fiebre de las “coin”: (1) probablemente son parte del plan de los bancos centrales para reprimir y tener artificialmente bajo el precio del oro y metales; (2) y más probablemente, es parte del plan de las elites globalistas para dejarnos sin dinero en efectivo, en la “cashless society”, con sólo “dinero electrónico”, y tenernos a todos “bancarizados”, o sea: más controlados por los gobiernos, a través de sus socios los bancos.

Remato con una nota optimista. Quizá de la tragedia resulte algo bueno: que baje la fiebre, se retiren los neófitos, y las criptomonedas dejen de ser una trampa cazabobos. Que participen sólo brokers y agentes profesionales, sabiendo de qué trata, y en capacidad de asumir riesgos calculados; y no los tontos de clase media, siempre pagadores de los platos rotos en este tipo de desastres.

Hasta la próxima, a los buenos.

FUENTE:

Periodismo sin Fronteras

El territorio no es una mercancía


Las pueblos indígenas nos han venido enseñando a todos los colombianos que el concepto del territorio rebasa totalmente al concepto mercantilista de la tierra para uso, abuso, compra y venta, que se tiene en el mundo capitalista, con la grave consecuencia del cambio climático, el agotamiento de los recursos naturales, las sequías y las hambrunas que produce.

Los pueblos indígenas conciben el uso y manejo de su territorio en relación con la naturaleza, entienden su territorio “como el espacio que los dioses dejaron a la gente para vivirlo, disfrutarlo y cuidarlo. De este modo, el territorio es el espacio de encuentro y relación entre la gente, sus dioses y los espíritus de los demás seres vivientes, que son todas las plantas, animales y minerales. A partir de esta relación se desarrolla pensamiento y conocimiento, se recrea la cultura, la organización social, política y económica, dándole sentido de pertenencia e identidad a los pueblos” (1).

A partir de este concepto, la cosmovisión que tienen los pueblos indígenas les lleva a un profundo respeto por la naturaleza: los hombres forman parte de ella y con ella conviven de manera responsable. En ella se encuentran y forman una sociedad en donde uso y costumbres, historia y sabiduría de los mayores los orientan.

Nuestra responsabilidad

Después de Laudato si’, encíclica del papa Francisco, ha florecido el concepto de la Casa Común, el oikos de todos. Una casa habitada no solo por los habitantes presentes, sino también preñada de los que nos antecedieron y que habitarán los que nos sigan. He aquí nuestra responsabilidad con las futuras generaciones.

Cada territorio es a su vez un oikos específico, con formas propias de expresión, con costumbres que ayudan a la convivencia, con frutos que nutren a sus habitantes, con construcciones para administrarlo. El secreto de un desarrollo sostenible y sustentable se garantiza cuando estamos regidos por el principio del bien común. Cuando en la administración de lo público priman los intereses particulares, nuestro oikos entra en crisis negativa produciendo transformaciones nefastas para quienes lo habitan y para el propio espacio habitado. Esas transformaciones negativas se dan cuando unas élites en actitud egoísta y muchas veces fraudulenta acaparan espacios que son de todos, mientras que las mayorías van perdiendo el control del territorio. La injusticia hace presencia y los que se hacen al ejercicio del poder dominante buscarán normalmente con el ejercicio de la coacción y la violencia mantener un statu quo injusto no solo con las poblaciones, sino también con el conjunto territorial, poniendo el riesgo la Casa Común.

La política, establecida como clave para el desarrollo de la convivencia, la equidad y el buen uso del territorio, deberá estar regida por el bien común y la protección de las mayorías, que es garantía para todos, incluyendo la Casa Común. Cuando la equidad y la convivencia se han roto, cuando la injusticia reina y la violencia aparece, se impone asumir la política de la construcción de una nueva sociedad donde los caminos de generación de justicia y equidad contribuyan a la reconstrucción del tejido social y la convivencia con dignidad para todos.

Jaime H. Díaz A. PhD.

Notas:

(1) Flórez López, Jesús Alfonso y Millán Echeverría, Constanza. Derecho a la alimentación y al territorio en el Pacífico Colombiano. Editado por las Diócesis del Pacífico Colombiano. Febrero de 2007. Pág. 44.

https://amerindiacolombia.wordpress.com/2018/02/18/el-territorio-no-es-una-mercancia/

ESPAÑA: En lo alto de la picota episcopal. Aumentan las protestas entre el clero de la


Zornoza Boy

¿Quién o quienes inspiraron, decidieron y determinaron el nombramiento de este sacerdote para obispo? ¿Por qué su traslado desde su condición de obispo auxiliar de Getafe a la diócesis andaluza?

(A. Aradillas).- Con fidelidad semántica y reverencial, la relación «obispo» y «picota» no querría expresar otra idea distinta a la necesidad que este segmento de la jerarquía tiene de buscar y situarse en puntos de elevación congruentes para, desde ellos, descubrir y atender lo que pastoralmente precisan los sacerdotes y laicos de sus diócesis. Es posible que la relación aludida coincida, en ocasiones, con la intención con la que, en otros tiempos se encargaban y aplicaban misas «contra malos epíscopos», con su ritual litúrgico respectivo.

Recientemente en las páginas de RD, se han escrito y descrito situaciones «episcopales» con nombres y apellidos «gaditanos», que merecen profunda consideración pastoral, sobre todo después de haber pasado el tiempo prudencial para su posible desmentido o, en penúltima instancia, hasta para iniciar acciones penales contra los divulgadores de hipotéticas patrañas o fabuladoras mentiras.

Es serio, muy serio, y más en los tiempos «franciscanos» en los que vivimos, que grupos de sacerdotes hagan públicas quejas tan graves contra el obispo, apuntando con veracidad dolorosa, por ejemplo, a que «convierta y trate a la diócesis como si fuera una empresa, denuncie que sus «sacerdotes son poco espirituales, carecen de formación» y los distinga y defina su «baja talla humana».

Ni a seglares ni a tantos otros sacerdotes de las diócesis cercanas, o lejanas, pueden resultarles medianamente «normales», las denuncias formuladas por una parte importante de la clerecía gaditana, en cartas personales dirigidas al Papa y al Nuncio de SS. en España. En ellas se describen la «lamentable gestión pastoral y económica de la diócesis, el comportamiento antievangélico del obispo,, su talante de «señorito» andaluz de los de antes, a quien le complace comer y beber abundante y ricamente, con mención vituperable para los doscientos euros de una botella de vino, y otros suculentos detalles, en el restaurante «El Faro»

La descripción de la presencia y de algunas andanzas episcopales, con inclusión del coche «oficial» y otros particulares «para camuflaje», organización y participación en peregrinaciones, -léase giras-, sobre todo juveniles, a Fátima, Roma, Tierra Santa y otros destinos, con sus explicables «dispendios y la argumentación bochornosa de que «hago esto porque soy el obispo» y ya está. Con tan «evangelizadora» misión están
de acuerdo la veintena de curas importados por él , de otras diócesis y naciones, pero no la mayoría de los 155 de su Cádiz-Ceuta «indígenas a quienes hay que evangelizar«. El desacuerdo adquiere dimensiones monumentales entre el personal de «Cáritas», y los ceses laborales de algunos de los miembros de tan ejemplar organización.

En sus cartas a las altas esferas de la Administración Eclesiástica, cuyos representantes hasta el presente no hicieron caso alguno, los sacerdotes «indígenas» críticos, o «ángeles caídos», en lenguaje episcopal, carecen de presente y de futuro. El mismo directos espiritual del Seminario gaditano cumple su misión desde Toledo, con medios y procedimientos «milagrosos» del don de la ubicuidad, o telemáticamente, haciendo uso de las nuevas técnicas.

La procedencia «opusina» de los responsables llegados de fuera, las técnicas agresivas empresariales impuestas en la administración de la diócesis, el propósito de convertir esta en una especie de «Sociedad Anónima», merced a las imposiciones y prácticas del nuevo equipo económico, dejan atónitos a católicos con sus extrarradios, obligados a confundir a propios y a extraños «con procedimientos financieros all límite de la moral y de la ley, y cercanamente mafiosos» ,sin descartar en operación tan integral, los tests psicológicos efectuados a los seminaristas.

Con razón, responsabilidad y sorpresa infinita, dentro y fuera de la Iglesia, se formulan cascadas de preguntas, entre las que acentúo estas: ¿Quién o quienes inspiraron, decidieron y determinaron el nombramiento de este sacerdote para obispo? ¿Por qué su traslado desde su condición de obispo auxiliar de Getafe a la diócesis andaluza? ¿Cuales y cuantos fueron los «regates» que necesitaron hacerle al mismísimo Espíritu Santo para ubicar a tal personaje al frente de tan prestigiosa demarcación eclesiástica diocesana, con antecesores tan santos y responsables como don Antonio Añoveros, don Antonio Dorado y otros?

Si las denuncias cursadas y publicadas con reiterados y escandalosos relieves, no son veraces, ¡exijan que cuanto antes sean retiradas y reparados sus perniciosos efectos! Si están documentadas, ¡tomen también cuanto antes, las correspondientes medidas canónicas, y tachen del episcopologio los nombres de quienes se colaron en él, en ocasiones, hasta con procedimientos semi- simoníacos!

Y conste -lo que es más triste y preocupante-, es que picotas-picotas episcopales no solo están erigidas en demarcaciones eclesiásticas gaditanas. Son más las diócesis en las que están implantadas con báculos, mitras, palacios, sedes y «Nos por la gracia de Dios». Al menos en estas tierras andaluzas quedan todavía sacerdotes con redentora capacidad de voz y de grito proféticos. A otros, predispuestos sempiternamente a decir AMÉN, les prestaremos algún día atención, con los datos identificadores correspondientes

http://www.periodistadigital.com/religion/opinion/2018/02/05/en-lo-alto-de-la-picota-episcopal-religion-iglesia-opinion-diocesis-zornoza-cadiz-aradillas.shtml

TEOCRACIAS DEL SIGLO XXI: DANIEL E. PICHEL


https://www.prensa.com/opinion/Teocracias-siglo-XXI_0_4966003397.html

COLOMBIA: EL RIO SAN JUAN CONTAMINADO Y BOMBARDEADO


El Rio San Juan contaminado y bombardeadoEl Rio San Juan contaminado y bombardeado

El aislamiento de ancianos, otra forma de maltrato social


Cada vez se conocen más casos de personas mayores que mueren solos en sus hogares en situaciones de aislamiento o soledad e ignorados por sus familias.
El aislamiento de ancianos, otra forma de maltrato social. / EFE

El aislamiento de ancianos, otra forma de maltrato social. / EFE

Siempre se han tenido en cuenta las obligaciones que los padres deben tener con los hijos. Pero, ¿y al revés? ¿Están los hijos obligados a atender a los padres? Al menos una de cada cuatro personas mayores en España no recibe visitas nunca, según el último boletín publicado sobre vulnerabilidad social realizado por Cruz Roja.

Según los datos del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, son casi 47 millones de personas las que habitan en España y de éstos, más de 8 millones superan los 65 años de edad. La ONU sitúa a España como el tercer país más envejecido del planeta en 2050, por detrás de Japón e Italia.

Además, casi dos millones de ancianos viven solos en sus viviendas. El motivo principal es la viudedad, pero casi el 80% de ellos tiene descendientes o familiares cercanos. Cada vez hay más casos en los que personas mayores en situación de aislamiento o soledad han fallecido solos en sus hogares mientras sus familias permanecían ajenas a su estado de salud o forma de vida.

Según los datos consultados, más de la mitad de los mayores atendidos en España por Cruz Roja está por debajo el umbral de pobreza. Por ello, tienen problemas con su vivienda: no puede pagar los servicios, se retrasa en el pago de la hipoteca o no puede mantener el buen estado de la misma. “Trabajamos para reducir distintas vulnerabilidades”, explica un portavoz de Cruz Roja.

Dos millones de ancianos viven solos. El 80% de ellos tiene descendientes o familiares cercanos

El pasado diciembre un anciano moría solo en su domicilio en Soria a causa de un cortocircuito eléctrico. Hace dos meses, un hombre de 83 años fallecía “sepultado” por su casa tras derrumbarse esta por deterioro. Y el pasado verano, la Policía encontró en Coruña el cadáver de un nonagenario que murió en diciembre del 2016 solo en su casa. Se le encontró porque la puerta de su casa apareció forzada por lo que aparentemente parecía un robo.

En noviembre, el barrio de San Blas de Madrid vivió un episodio terrible cuando, por orden de un juzgado, se acudió a desahuciar una vivienda en la que se encontró el cadáver momificado de un señor de 56 años que llevaba muerto cuatro años. Había muerto en otoño de 2013 por causas naturales. Ni vecinos ni familiares se dieron cuenta de su ausencia.

Traslado de los cadáveres de un matrimonio de ancianos hallados muertos en su domicilio. / EFE

Traslado de los cadáveres de un matrimonio de ancianos hallados muertos en su domicilio. / EFE

Existen personas vinculadas y satisfechas con sus familiares más cercanos y, al contrario, personas que se desvinculan voluntariamente y no sufren por ello, así lo afirma Mª Silveria Agualló en un documento desarrollado para IMSERSO, Instituto de Mayores y Servicios Sociales. Este texto se pone de manifiesto que el abandono de relaciones sociales suele ser debido muchas veces a la falta de oportunidades y condiciones de vida, más que a la voluntad de los mayores.

Si la distancia es originada por propios los ancianos, se denomina aislamiento voluntario. Si por el contrario los mayores se ven solos pese a su voluntad de sentirse acompañado o acogido en un ambiente familiar, se conoce como aislamiento involuntario. Aquí es donde entra el maltrato. Desde EIMA, la asociación para la investigación del maltrato a las personas mayores, definen maltrato como el daño psicológico o físico, o la vulneración de sus derechos fundamentales.

Dentro de los malos tratos, existe el abandono. Este atiende a casos en los que los familiares abandonan literalmente a sus mayores, con la intención de deshacerse de ellos. Y, también, la negligencia, un error o fallo involuntario causado por falta de atención, el abuso económico o sexual.

Alimentando el edadismo

Agente de la Guardia Civil frente a residencia de mayores. / EFE

Agente de la Guardia Civil frente a residencia de mayores. / EFE

Cruz Roja considera el abandono, el maltrato, la negligencia o el aislamiento involuntario de las personas mayores como distintas caras de una misma problemática social: el edadismo. El edadismo es la estereotipificación de personas o colectivos por motivo de edad. Este fenómeno, explica la organización a Público, engloba una serie de prejuicios, estereotipos o actitudes discriminatorias y de maltrato hacia las personas mayores.

Los casos más numerosos de ayuda a personas mayores tratados en España atienden a maltrato económico. Timos, robos, estafas. Pero el que más se produce en toda la sociedad española probablemente sea el maltrato psicológico, opinan desde Cruz Roja. Pero no sé reconoce fácilmente, por ello no es denunciado. Además, reconocen que los casos más graves son por maltrato físico.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) avisa de que, al menos, el 10 % de las personas mayores sufre algún tipo de maltrato, ya sea físico, sexual, psicológico o económico, lo que califica de un «importante» problema de salud pública. Pero en el ámbito del maltrato a personas mayores conviene distinguir entre dos claves: la responsabilidad legal y el aspecto ético/moral.

El menos, el 10 % de las personas mayores sufre algún tipo de maltrato

Una persona mayor, no incapacitada ni declarada dependiente, es tan responsable de sus derechos y deberes como cualquier ciudadano mayor de 18 años. Por tanto, nadie es responsable legal de su situación de aislamiento. Sin embargo, si esa persona tiene un tutor legal, atiende a un cometido diferente. El Código Penal reconoce que no atender a un padre o madre “que se halle necesitado” puede llevar a pena de prisión. Concretamente, dice:

El artículo 226.1 del Código Penal señala que: 1. El que dejare de cumplir los deberes legales de asistencia inherentes a la patria potestad, tutela, guarda o acogimiento familiar o de prestar la asistencia necesaria legalmente establecida para el sustento de sus descendientes, ascendientes o cónyuge, que se hallen necesitados, será castigado con la pena de prisión de tres a seis meses o multa de seis a 12 meses. 

Responsabilidad social compartida

La ONU sitúa a España como el tercer país más envejecido del planeta en 2050. / EFE

La ONU sitúa a España como el tercer país más envejecido del planeta en 2050. / EFE

Desde Cruz Roja señalan un punto clave: la responsabilidad social compartida. Cuestionan hasta qué punto ha llegado la sociedad para haya una persona mayor en una comunidad de vecinos y nadie se preocupe por saber cómo está. Entonces, ¿debería llegar la sociedad a estas situaciones? ¿Es un problema ético?

La opinión de las personas mayores acerca de cómo les percibe la sociedad española es tristemente negativa. El 45,3% de los ancianos cree que la ciudadanía les considera una carga para la economía y la Seguridad Social. Y solo el 30% cree realmente que se les tenga en cuenta como un apoyo necesario para hijos y nietos.

El aislamiento involuntario de las personas mayores es un problema que atañe a toda la sociedad y, como tal, solo se puede atajar desde el compromiso y la solidaridad de la sociedad en su conjunto, desde un enfoque humanitario y de defensa de los Derechos Humanos. Desde Cruz Roja defienden que tiene que ser la sociedad en su conjunto la que tiene que potenciar una mejora en la forma de vida de las personas mayores.

http://www.publico.es/sociedad/edadismo-aislamiento-ancianos-forma-maltrato-social.html

ESPANA; Mujeres y catolicismo social en Valencia


February 18, 2018

La Universidad Internacional Menendez Pelayo organiza su 18 Seminario del 21 al 23 de Febrero en la ciudad de Valencia con el título «Reforma social o Revolución: El catolicismo social en Valencia (1891-1936)».

En este marco el día 22, a las 12,45h, tendrá lugar una mesa redonda, moderada por nuestra compañera Montse Escribano, con el tema «Mujeres y catolicismo social en Valencia». En ella participan:

* Vicent Comes Iglesia. Historiador.  “El Sindicato de la Aguja (1912-1936)”

* María Dolores Sempere Francés. Historiadora. “Esclavas de María Inmaculada (1884-1936)”        * Ángela Crespo Palomares. Historiadora. “El Colegio de Sordomudos y Ciegos (1887-1936)”

* José Francisco Ballester Olmos Anguis Profesor de Universidad y Académico de la RACV. Historiador. “Salesianas y labor educativa (1903-1936)”

Programa completo del Seminario

 

https://www.asociaciondeteologas.org/single-post/2018/02/18/Mujeres-y-catolicismo-social-en-Valencia

Francisco pide sacerdotes «servidores», no «dominadores»


Francisco, rodeado de seminaristas

«Los animo a prepararse desde ahora para convertirse en sacerdotes de la gente y para la gente, no dominadores de la grey a ustedes encomendada, sino servidores». Lo dijo el Papa Francisco a los miembros de la comunidad del Pontificio Seminario Regional Sardo, Italia, a quienes recibió en audiencia la mañana del sábado 17 de febrero, en la Sala Clementina del Vaticano, con ocasión de sus 90 años de fundación.

90 años de servicio a la Iglesia

En su discurso, el Santo Padre recordó la figura del Papa Pío XI, quien solicitó a los obispos italianos, especialmente a los del centro-sur y de las islas italianas, a ponerse de acuerdo para la concentración de los Seminarios, con el fin de brindar una adecuada educación a los aspirantes al sacerdocio en esta región. «En esta celebración deseo unirme a ustedes para agradecer al Señor», señaló el pontífice, que en estos años ha acompañado con su gracia la vida de tantos sacerdotes formados en esta importante institución educativa, dedicada al Sagrado Corazón de Jesús. «Ella ha dado a la Iglesia numerosos ministros comprometidos en sus Iglesias locales, en la misión Ad gentes y en otros servicios a la Iglesia universal», precisó el Papa.

«Sacerdotes de la gente y para la gente»

Dirigiéndose a los seminaristas de este centro de formación, el Papa Francisco les recordó que se están preparando para ser obreros de la mies del Señor, sacerdotes capaces de trabajar juntos, incluso entre diócesis diferentes.

«Esto es particularmente precioso», puntualizó el pontífice, «para una región como la de Cerdeña, impregnada de fe y de tradiciones religiosas cristianas, y que necesita, a causa de su condición insular, de un especial cuidado de las relaciones entre las diferentes comunidades diocesanas».

Las hodiernas pobrezas materiales y espirituales, evidenció el Santo Padre, exigen pastores que estén atentos a los pobres, pastores que sean capaces de estar con ellos, con un estilo de vida simple, para que los pobres sientan que nuestras iglesias son en primer lugar su casa. «Los animo a prepararse desde ahora para convertirse en sacerdotes de la gente y para la gente, no dominadores de la grey a ustedes encomendada, sino servidores. Existe tanta necesidad de hombres de Dios que miren lo esencial», señaló el Papa, «que conduzcan una vida sobria y transparente, sin nostalgias del pasado, sino capaces de mirar adelante según la sana tradición de la Iglesia».

Esperanza de la Iglesia en Cerdeña

Por ello, el Papa Francisco los invitó a vivir estos años de formación como un momento de especial preparación al ministerio ordenado, como una ocasión especial e irrepetible de sus vidas. «En ustedes, de modo particular, están depositadas las esperanzas de la Iglesia que está en Cerdeña«, precisó el Papa. «Sus obispos los siguen con afecto y preocupación, cuentan con ustedes y con sus deseos de configurarse con Jesús Buen Pastor por el bien y la santidad de las comunidades cristianas de su región».

El seminario, escuela apostólica

En este sentido, el Papa Francisco resaltó la importancia del seminario no sólo como una institución que brinda competencias teológicas y pastorales, lugar de vida común y de estudio, sino como una verdadera experiencia eclesial, una comunidad de discípulos misioneros llamados a seguir de cerca a Jesús.

«El Seminario es la escuela de esta fidelidad», subrayó el Pontífice, «que se aprende ante todo en la oración, particularmente en aquella litúrgica. En este tiempo se cultiva la amistad con Cristo, centrada en la Eucaristía y alimentada en la contemplación y en el estudio de la Sagrada Escritura. No se puede ejercitar bien el ministerio, si no se vive en unión con Cristo. Sin Él no podemos hacer nada».

Antes de concluir su discurso, el Papa Francisco alentó a los formadores a obrar con rectitud y sabiduría para favorecer el desarrollo de una personalidad coherente y equilibrada de los candidatos a la misión presbiteral.

Francisco reafirma que el Papa Pablo VI será santo este año

Mientras tanto, el Papa Francisco ha vuelto a asegurar que el Papa Pablo VI será canonizado este año y ha ironizado con que el Papa emérito Benedicto XVI y él mismo están actualmente «en lista de espera», informó la Santa Sede en un comunicado.

El pontífice se expresó así en una audiencia que mantuvo el jueves con párrocos y sacerdotes de Roma en el Vaticano pero cuyo discurso fue difundido este sábado por la Santa Sede.

«Hay dos obispos de Roma (recientes) ya santos (Juan XXIII y Juan Pablo II). Pablo VI será santo este año. Uno (está) con la causa de beatificación en curso, Juan Pablo I, su causa está abierta. Y Benedicto y yo, en lista de espera: rezad por nosotros«, bromeó Francisco.

Pablo VI, cuyo nombre era Giovanni Battista Montini, ejerció su pontificado entre los años 1963 y 1978 y es recordado por ser el pontífice que llevó a término el Concilio Vaticano II que había comenzado su predecesor Juan XXIII.

En 1967 creó cardenal a Karol Wojtyla y diez años más tarde a Joseph Ratzinger. Ambos serían luego sus sucesores Juan Pablo II y Benedicto XVI, respectivamente.

El Papa Francisco proclamó beato al Papa Pablo VI en octubre de 2014.

En abril de ese mismo año, Jorge Bergoglio canonizó a Juan Pablo II y Juan XXIII, y en noviembre de 2017 abrió el proceso para la canonización de Juan Pablo I, que fue pontífice durante 33 días en 1978.

(RD/Agencias)

A %d blogueros les gusta esto: