Las colombianas impulsaron y siguen defendiendo los acuerdos de paz de su país


FEBRERO 22, 2018

Carmen Magallón
El proceso de negociación y el Acuerdo de paz alcanzado en Colombia, entre el Gobierno y las Fuerzas Armadas Revolucionarias Colombianas-Ejército del Pueblo (FARC-EP) puso fin a más de 50 años de un conflicto armado que produjo millones de personas desplazadas y miles de muertos y desaparecidos. A este éxito contribuyeron de manera decisiva las mujeres
El proceso de negociación y el Acuerdo de paz alcanzado en Colombia, entre el Gobierno y las Fuerzas Armadas Revolucionarias Colombianas-Ejército del Pueblo (FARC-EP) fue en los últimos años uno de los más exitosos del panorama internacional. Puso fin a más de 50 años de un conflicto armado que produjo millones de personas desplazadas y miles de muertos y desaparecidos. A este éxito contribuyeron de manera decisiva las mujeres, organizadas desde hace décadas para acabar con la violencia en su país. Que las colombianas son el grupo más potente en la defensa de la paz, no es algo nuevo. Hace un tiempo, en un tribunal de tesis que juzgaba en Madrid a la colombiana María Eugenia Ibarra Melo, ahora profesora de la Universidad del Valle, ella nos explicaba cómo inicialmente su tesis iba a abordar la experiencia de las mujeres en la guerrilla colombiana. Pero que al adentrarse en el tema constató el gran número de grupos de mujeres que trabajaban por la paz. Así es que finalmente decidió dedicar una parte de la tesis a las mujeres guerrilleras y otra a las mujeres por la paz.
Impulsaron la paz y exigieron estar en las negociaciones. “Las mujeres no queremos ser pactadas sino pactantes”fue el lema de las dos Cumbres Nacionales de Mujeres y Paz. Nueve plataformas, acompañadas por ONU Mujeres en Colombia, se unieron para convocarlas: Casa de la Mujer, Ruta Pacífica, Red Nacional de Mujeres, Mujeres por la Paz, Colectivo de Pensamiento y acción Mujeres, Paz y Seguridad, Grupo de Seguimiento de la Resolución 1325, Conferencia Nacional de Organizaciones Afrocolombianas (CNOA), Iniciativa Mujeres y Paz (IMP) y Asociación Nacional de Mujeres Campesinas, Negras e Indígenas de Colombia (ANMUCIC).
Todavía recuerdo la emoción vivida en la II Cumbre, a la que fui invitada, en septiembre del 2016. En el salón Rojo del Hotel Tequendama de Bogotá, la diversidad de las 600 asistentes eran la muestra viva de la representatividad de la convocatoria. Nelly Velandía, de ANMUCIC, agradecía el trabajo previo de las mujeres, la larga trayectoria que había permitido alcanzar un Acuerdo que incluía la perspectiva de las mujeres: “… a lo largo de nuestra vida nos hemos dedicado a construir un país, una casa y una calle en paz, y a que todas las personas podamos vivir seguras y valoradas en nuestra dignidad humana.”
Las mujeres no queremos ser pactadas sino pactantes
En la I Cumbre (octubre 2013), las mujeres habían acordado tres puntos: uno, el respaldo al proceso de paz y exigencia a las partes de no levantarse de la mesa hasta no llegar a un acuerdo; dos, la insistencia en que el proceso debía contar con la presencia y participación de las mujeres en todas sus etapas, incluyendo la Mesa de Conversaciones en La Habana; y tres, la inclusión, en la agenda de las conversaciones, de las necesidades, intereses y afectaciones del conflicto en la vida de las mujeres.
En la II Cumbre, Velandía explicitó lo logrado hasta entonces: “Fuimos escuchadas 3 veces en La Habana, una como Cumbre; logramos que las partes nombraran mujeres plenipotenciarias en la mesa y logramos que se creara la Subcomisión de Género… Ahora planteamos la necesidad de transformar las causas que dieron lugar a la guerra; que se reactive la mesa de negociación con el ELN; a los hombres, queremos decirles que tienen un compromiso con este país y también con las mujeres; a las excombatientes, que les están esperando en sus familias y a ONU Mujeres y la Comunidad Internacional agradecerles su apoyo”.
Efectivamente, la Comunidad Internacional apoyó las reclamaciones de las mujeres presionando para que se cumpliera la Resolución 1325 del Consejo de Seguridad, que insta a su inclusión en las negociaciones de paz. La creación de la Subcomisión de Género, primera y única en el mundo de este tipo, marcó un hito internacional, logrando que el Acuerdo incluyera la perspectiva de género en todos los puntos. Es cierto que más tarde vendría la decepción del triunfo del No en el referéndum de refrendación, pero finalmente, el 24 de noviembre de 2016, se firmó una segunda versión del Acuerdo refrendado por el Congreso de la República seis días más tarde.
La creación de la Subcomisión de Género, primera y única en el mundo de este tipo, marcó un hito internacional, logrando que el Acuerdo incluyera la perspectiva de género en todos los puntos
Recientemente, participé en una Misión Internacional de verificación del cumplimiento de los Acuerdos de Paz de Colombia, organizada por la Fundación Mundubat y Brigadas Internacionales de Paz. Viajamos a Bogotá y a distintos territorios urbanos y rurales de la zona del Pacífico: Nariño (Tumaco), Valle del Cauca (Buenaventura), Cauca (La Elvira), Chocó (Quibdó) y Urabá (cuencas del Jiguamiandó, Curvaradó y Cacarica). Repartidos en grupos, las y los diez miembros de la misión nos reunimos con organizaciones de mujeres, de víctimas y de derechos humanos; con comunidades de afrodescendientes, campesinas e indígenas; con autoridades locales y nacionales; cuerpo diplomático; organismos internacionales; instituciones creadas por el Acuerdo de Paz y ex combatientes, mujeres y hombres de las FARC-EP ahora del nuevo partido Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC).
Las conclusiones de la misión fueron presentadas en Bruselas, el 6 de diciembre 2017, y están recogidas en el informe (véase enlace, al final) cuyo título, En los territorios la paz no se siente, la esperanza se mantiene, resume bien lo que pudimos captar.
Recogeré algunas percepciones de líderes feministas con las que hablamos. Claudia Mejía, directora de SISMA Mujer y Marina Gallego, coordinadora de la Ruta Pacífica de Mujeres, tendían a ver el vaso medio lleno. La primera reconocía cambios positivos en el país, “… y de estos cambios sacamos las fuerzas para afrontar el resto. Aunque no se logra una comprensión uniforme de lo que es el enfoque de género, la participación de las mujeres sigue siendo baja y el marco normativo no se ha hecho aún operativo… el esfuerzo se va a ver.” La segunda destacaba el hecho de que las cifras globales de muertos en el país han descendido significativamente y cómo las mujeres han visto crecer la tranquilidad en sus vidas. “En los territorios, vemos esperanza: en Putumayo las mujeres dicen: ya podemos dormir en pijama… y poner cristales en las ventanas, cuando antes, por las bombas, teníamos plásticos… Tras 50 años de guerra, este país tiene que reubicarse en una cultura de paz y esto es difícil de hacer en un año. Hay que continuar trabajando, aunque solo saldremos adelante si nos creemos que la droga no tiene por qué ser un destino para Colombia.”
Sobre la implementación de los acuerdos, Adriana Benjumea era más pesimista: “Al mundo se le ha vendido que avanzamos en el enfoque de género y fue así, pero nos están sacando de los puntos de reincorporación económica. El enfoque de género enfatiza la violencia sexual pero las mujeres viven también otras violencias. Nos están dejando fuera de los puntos de las tierras y la coca… En cuanto a la seguridad, las mujeres siguen en medio de actores armados. No puede ser negligencia que los espacios dejados por las FARC no hayan sido asumidos por el Estado.”
Ciertamente, las mujeres de las comunidades de la zona del Pacífico nos comunicaron la zozobra y el miedo que estaban viviendo. Los espacios donde estaban las FARC han quedado a merced de la pelea por el territorio entre grupos paramilitares y la guerrilla aún activa del ELN pues el Estado no se ha hecho cargo. El gran negocio de la coca está en la raíz de esta pelea. También de las amenazas, la impunidad y el creciente número de líderes sociales asesinados. Se quejan de la ausencia de una pedagogía de los acuerdos de paz, que les permita conocerlos mejor y exigir su implementación. Pues tienen la esperanza de que finalmente los acuerdos van a mejorar sus vidas. Pero para ello, el Gobierno ha de cumplir. Y la Comunidad internacional seguir acompañando e implicándose para que efectivamente se cumplan.
Referencias bibliográficas
Publicaciones y enlaces:
Fundación Mundubat, PBI Colombia, PBI Estado español (eds.) En los territorios la paz no se siente, la esperanza se mantiene. Informe de Misión Internacional de Verificación sobre la Implementación del Acuerdo de Paz con enfoque de género. Diciembre, 2017. https://pbicolombiablog.org/wp-content/uploads/2017/12/171220-Informe-Misi%C3%B3n-FINAL.pdf
Carmen Magallón: intervención en la rueda de prensa, dada en Bogotá, por la Misión Internacional de Verificación sobre la Implementación del Acuerdo de Paz con enfoque de género: https://www.youtube.com/watch?v=CMMQKBnTqD0
Carmen Magallón (2017): “¿Sigue siendo el género una categoría útil para la política? El caso de los Acuerdos de Paz de Colombia”, Real Instituto Elcano. Análisis y reflexiones sobre política internacional, Elcano blog: https://blog.realinstitutoelcano.org/genero-categoria-util-politica-acuerdos-de-paz-colombia/
Referencia curricular
Carmen Magallón Portolés es Directora de la Fundación Seminario de Investigación para la Paz y Presidenta de WILPF España (Liga Internacional de Mujeres por la Paz y la Libertad). Doctora en ciencias físicas y habilitada para profesora titular de Universidad en Artes y Humanidades. Entre sus publicaciones: Mujeres en pie de Paz(Madrid, siglo XXI), Contar en el mundo. Una mirada sobre las relaciones internacionales desde las vidas de las mujeres (Madrid, horas y Horas) y Pioneras españolas en las ciencias (Madrid, CSIC).
Fuente: Con la A

Sí a la Diversidad Familiar!

NOS VAMOS TODAS DE HUELGA!!!


Imagen

LA FORMACIÓN DEL CLERO Y LA VIDA RELIGIOSA, UN DESAFÍO ECLESIAL POSTERGADO


Por Emmanuel Sicre, sj

«-Si te dieran una varita mágica para cambiar algo en la Iglesia que te parece muy urgente, ¿qué cambiarías?

-A mí, me dijo Joseph»

De los múltiples desafíos que en la Iglesia tenemos, creo que el de la formación del clero y de la vida religiosa, tanto femenina como masculina, resulta urgente e impostergable. Como es sabido, la Iglesia, si está en sintonía con el Espíritu, estará siempre reformándose. Este dinamismo propio del Dios de la vida que anima a los cristianos a caminar como Pueblo de Dios en comunidad en medio de luchas y esperanzas, siempre ha sido conducido por sus pastores. Pero también hay que reconocer que, si parte del Pueblo se ha detenido en su marcha, también es debido a sus pastores. En este sentido, la Iglesia avanza si caminamos como Pueblo, si cuando el pastor se cansa se deja llevar, o si cuando el rebaño se pone perezoso el pastor sabe cómo alentarlo para seguir el camino.

Por ello, cuando vemos que la Iglesia logra reformas más desde abajo que desde arriba, tocaría examinar si los sacerdotes y la vida religiosa no estaríamos más bien en el medio entre la jerarquía y el laicado. Al menos a nivel visual así podría ser representado. Entonces vale la pena preguntarse ¿cuáles son las invitaciones que recibimos del Espíritu para seguir caminando?, ¿qué reforma nos tocaría como Iglesia desde esta “franja media” de los sacerdotes y religiosos y religiosas? Porque, en definitiva, somos nosotros los que estamos en contacto tanto con los fieles como con los dirigentes jerárquicos. ¿No sería oportuno repensar a nivel global la formación para que dejara de reproducir esquemas que ya no funcionan?

El problema del modelo actual de formación

¿Cómo se concibe el hecho de educar, instruir, modelar a alguien dentro de una institución? Resulta una pregunta fácil de responder si, al hacer memoria, reencontramos las huellas del modo en que se nos ha formado. Sin duda debemos reconocer sus bondades, pero también es cierto que dicha forma está siendo fuertemente cuestionada por la realidad de las nuevas generaciones. Por eso, junto a la crisis del paradigma pedagógico vigente que se vive en las escuelas y universidades en todo el mundo, hace falta algo más que innovaciones metodológicas para poder afrontar el cambio que se necesita.

La escuela posindustrial ha plasmado nuestro esquema mental de formación que, por maquillado que esté, tiene un alto énfasis, al menos, en tres aspectos que hoy habría que revisar: el academicismo–llenar la cabeza de contenidos partiendo del famoso prejuicio de latabula rasael control –vigilar para ver si se cumplen las normas; y la penalización del error –castigar la imperfección para lograr mejoras. Como es sabido, este modelo tradicional está haciendo eclosión y su agotamiento reclama atención, oración y apertura al Espíritu. En efecto, dicho modelo (academicismo, control y punición) tiene algo del Dios del Antiguo Testamento que es bueno, pero de vez en cuando los hebreos lo sienten un poco castigador, juez e inalcanzablemente sabio. Pareciera que no hemos llegado, en este lugar teológico que es la formación, a percibir unas dinámicas más evangélicas que nos permitan asumir un proceso de humanización de las personas para su tarea de servicio a la Iglesia. Es necesario, entonces, plantearnos, junto con la propuesta de Sánchez Zariñana sj[1], que los desafíos de la misericordia, la mundialización, la democratización, la inserción en espacios nuevos, la actualización y fortalecimiento de nuestra reflexión teológica crítica, la promoción los derechos humanos en la Iglesia, y la necesidad de una pneumatología que renueve el cristianismo y ayude al discernimiento de los llamados de Dios en la historia; sólo serán posibles en una formación que los tenga no sólo como horizonte sino como modelo actitudinal.

Es decir, en la medida en que no haya una formación en las casas e instituciones de preparación para el sacerdocio o la vida religiosa más sensiblemente misericordiosa con los sujetos, más abierta a la real catolicidad, más democrática y menos jerárquica, más abierta a acciones insertas en espacios desafiantes, más actualizada en una teología crítica, más consciente de la violación de derechos humanos ad intra, más necesitada de un discernimiento concreto de espíritus para vivir la vocación en la historia y no angélicamente fuera de ella, no habrá posibilidades de asumir los urgentes desafíos de la Iglesia hoy.

Criterios para un nuevo modelo

Nuestro problema hoy quizá sea que hacer un tránsito hacia una alternativa nos exige demasiada energía y personal disponible. Es decir, es probable que necesitemos ser formados en la integralidad del saber para la vida junto a otros; en que se nos promueva laautonomía natural (que no es lo mismo que independencia posmoderna) para discernir lo que viene de Dios y seguirlo; y que se nos ayude, en el proceso, a capitalizar las equivocaciones para queaprendamos de verdad y no de momento de manera tal que podamos ayudar a quienes sufren.

Me permito simplemente citar al Papa Francisco dado que es lo suficientemente claro en estas 10 frases:[2]

  1. La formación [de los futuros sacerdotes] es una obra de arte, no una acción policiaca.
  2. El fantasma que se debe combatir es la imagen de la vida religiosa entendida como refugio y consuelo ante un mundo «externo» difícil y complejo.
  3. Tenemos que formar sus corazones, de lo contrario creamos pequeños monstruos.
  4. Y después, estos pequeños monstruos forman al pueblo de Dios.
  5. Vencer la tendencia al clericalismo en los seminarios y en las casas de formación, que es fruto de la hipocresía y del miedo.
  6. Si el seminario es demasiado grande, es necesario separarlos por comunidades con formadores capaces de seguir realmente a las personas.
  7. La formación no sólo debe ser orientada al crecimiento personal, sino, a su perspectiva final: el pueblo de Dios.
  8. Es necesario formar personas que sean realmente testigos de la resurrección de Jesús.
  9. El formador tiene que pensar que la persona en formación será llamada a cuidar el Pueblo de Dios.
  10. No formar administradores, sino padres, hermanos, compañeros de camino.

Esto supone, a mi entender, una serie de despojos de esquemas mentales preconcebidos. Propongo, en esta línea, y como cierre, algunos aspectos que podrían ayudar a repensar un modelo de formación para quienes acompañan a quienes desean ser sacerdotes o religiosos:

  1. Abandonar el esquema de“perfección angélica” para pasar a uno de integración personal y comunitaria. Es decir, romper con el ideal de virtudes estereotipadas de santos y darle paso a las fuerzas que forman parte de lo que la persona tiene que descubrir en sí misma y su historia en la interacción con sus formadores, sus compañeros y el Pueblo de Dios. Esto es partir desde lo que la persona es, no de lo que debería ser. Esto último es el horizonte de toda la vida, no de la etapa de formación.
  2. Abandonar el esquema de“obediencia ciega” para pasar a uno de autonomía discernida. Esto implicaría tratar a las personas como seres pensantes y capaces de diálogo más allá de sus errores. La obediencia ciega no siempre es un acto de disponibilidad apostólica o espiritual, muchas veces es una delegación de las elecciones de la conciencia en quien decide por mí que desresponsabilizan a las personas de sus deseos y acciones.
  3. Abandonar el esquema de“formateos exteriores” para pasar a uno de “contenidos interiores”. Estamos ante una cuestión delicada si el carisma o la vocación se sostienen sólo en prácticas, ritos, hábitos, trapos, reglas, gestos, y horarios religiosos externos, pero no evangélicos. Es cierto que las estructuras colaboran en modelar la vida, pero deben estar al servicio de lo fundamental que es la cristificación de la persona para el servicio que luego tendrá que dar al Pueblo de Dios. Si las energías no están en lo importante se dispersan en lo accesorio y superfluo. Después así terminan siendo las preocupaciones de los sujetos cuando los fieles se acercan con sus sufrimientos, conflictos y dramas.[3]
  4. Abandonar el esquema del“mérito interesado” para pasar a uno de la gratuidad. No se puede formar para conseguir títulos, aprobaciones, hacer carrera y llegar a altos cargos. No hace falta decir mucho más, el Evangelio es claro.
  5. Abandonar el esquema“academicista” para pasar a un esquema“sapiencial”. Es decir, una formación intelectual que contemple los contenidos de la teología y la doctrina, pero en el marco superior del aprendizaje de una sabiduría para la vida que sirva realmente para vivir y a convivir desde nuestro ser relacional y espiritual, más que para una inteligencia individual para aprobar exámenes.

Creo que esta reflexión, a penas iniciática, podría ayudar a seguir pensando nuevas alternativas a la reforma que la Iglesia está buscando en estos tiempos. Ojalá queramos ir con el Señor, verdadero timonel de nuestra barca, al buen puerto donde nos quiere llevar.

 

[1] Sánchez Zariñana, José. “Retos urgentes para la iglesia de hoy”. Apunte de clase a disposición.

[2] Fuente: http://vocacionyactualidad.blogspot.com.co/2014/01/10-impactantes-frases-del-papa.html

[3] “La Iglesia hoy necesita crecer en la habilidad del discernimiento espiritual. Algunos programas de formación sacerdotal corren el riesgo de educar en la luz de las ideas demasiado claras y distintas, y por lo tanto actuar dentro de los límites y criterios que están rígidamente definidos a priori, y que ponen de lado situaciones concretas: «debe hacer esto, no debe hacer esto».  Y luego los seminaristas, cuando se ordenan sacerdotes, se encuentran en dificultad para acompañar la vida de muchos jóvenes y adultos. Porque muchos están preguntando: «¿puedes hacer esto o no lo puedes hacer?». Eso es todo. Y muchas personas dejan el confesionario decepcionados. No debido a que el sacerdote sea malo, sino porque el sacerdote no tiene la habilidad de discernir las situaciones, para acompañarlos en un discernimiento auténtico. No tienen la formación necesaria. Hoy la Iglesia necesita crecer en discernimiento, en la habilidad de discernir. Y los sacerdotes sobre todo realmente lo necesitan en sus ministerios. Esto es el porqué necesitamos enseñárselo a los seminaristas y sacerdotes en formación: ellos son los que están habitualmente encargados de las confidencias de la conciencia de los fieles. La dirección espiritual no es exclusivamente un carisma sacerdotal, sino también lacio, esto es verdad. Pero repito, tú debes enseñar esto sobre todo a los sacerdotes, ayudándolos en la luz de los Ejercicios, en la dinámica del discernimiento pastoral, que respeta la ley pero sabe cómo ir más allá”. Francisco a los jesuitas polacos.http://www.teologiahoy.com/secciones/iglesia-en-salida/francisco-a-los-jesuitas-hoy-la-iglesia-necesita-crecer-en-discernimiento

https://emmanuelsicre.blogspot.com.co/2016/11/la-formacion-del-clero-y-la-vida.html?spref=fb

COLOMBIA: Comisión Interamericana inicia sesiones en Bogotá


 Imprimir articulo    Exportar a PDF

Servindi, 22 de febrero, 2018.- El jueves 22 de febrero la Comisión Interamericana de Derechos Humanos comienza su 167 Período de Sesiones en Bogotá, Colombia. Las audiencias públicas tendrán lugar el 26, 27 y 28 de febrero, y el 1 y 2 de marzo de 2018, en salones del Hotel Tequendama, Bogotá, Colombia.

En concordancia con lo establecido en el Artículo 68 del Reglamento de la CIDH, todas las audiencias serán públicas. No hay registro previo para el público asistente. La entrada es libre para todas las personas que deseen asistir, sujeto únicamente a los límites del espacio de los salones.

El jueves 22 de febrero se realizará una ceremonia en la que participará el pleno de la Comisión y altas autoridades del Estado de Colombia junto al Presidente de Colombia, Juan Manuel Santos. La asistencia a este evento es exclusivamente por invitación.

Las audiencias serán transmitidas en vivo en el sitio Web de la CIDH y los videos serán puestos a disposición del público en el canal de la CIDH en Youtube.

El viernes 2 de marzo tendrá lugar una conferencia de prensa de cierre del 167 Período de Sesiones, de 13.00 a 14.00 horas, en el Hotel Tequendama.

Conozca el programa de audiencias con un clic en el siguiente enlace:

Eventos promocionales

El martes 27 de febrero se realizará el evento: Nuevas fronteras en los estándares Interamericanos de protección de derechos humanos.

El viernes 2 de marzo tendrá lugar el certamen: Hacia una política integral de protección a personas defensoras de derechos humanos.

La cita es en el Hotel Tequendama, Carrera 10 No. 26-21, Bogotá, Colombia Salón Esmeralda.

Conozca el programa de los eventos promocionales con un clic en el siguiente enlace:

Otro ambientalista asesinado en Honduras


Libertad Digital, 22 de febrero, 2018.- Continúan los asesinatos de ambientalistas en Honduras, la lucha por el medio ambiente parece ser un ejercicio peligroso de realizar en este país.

En esta ocasión fue encontrado con evidentes signos de tortura el cadáver de un integrante del  Movimiento Ambientalista Santabarbarense (MAS).

El joven ambientalista fue identificado como Luis Fernando Ayala, y su cuerpo fue encontrado en la aldea Concepción del Sur.

Los testigos señalan que ellos transitaban por la zona cuando se percataron de la presencia de un cuerpo sin vida en medio de la maleza.

Luego de investigar sobre la identidad de la persona asesinada, se confirmó que el fallecido era Ayala, cuyo cuerpo presentaba diversas señales de tortura, incluso en la escena se constató que las manos del joven fueron cercenadas, así como parte del cráneo.

—-
Fuente: Publicado el 21 de febrero en Libertad Digital: http://libertaddigital.news/noticias/otro-ambientalista-asesinado-en-honduras/

Jordi Bertomeu, el alumno aventajado de Scicluna


 

CURA DE TORTOSA Y OFICIAL DE D.DE LA FE
 
Víctor Cardona: «Agradable, simpático, inteligente, bien preparado y con capacidad de decisión»
 
Los que lo conocen le definen como «una buena persona, con capacidad de liderazgo y de toma de decisiones», asi como «un sacerdote entregado
 
(José M. Vidal).- «Agradable, simpático, inteligente, bien preparado y con capacidad de decisión». Así define Victor Cardona, sacerdote de la diócesis de Tortosa, a su compañero de presbiterio, Jordi Bertomeu, el notario que, por indisposición del enviado especial a Chile, monseñor Scicluna, ha pasado a ser el protagonista de la misión papal sobre el obispo Barros.
El sacerdote de la pequeña diócesis catalana de Tortosa tiene 49 años y, antes de entrar en el seminario, estudió Derecho civil. Tras responder a la llamada de la vocación y cursar los años preceptivos de estudios eclesiásticos, el obispo le mandó a licenciarse primero y doctorarse, después, en Derecho Canónico, nada menos que en la Universidad Gregoriana de Roma, cuna de obispos y de grandes pensadores y teólogos.
Bertomeu es el oficial de Doctrina de la Fe, encargado de la recogida de datos. Es él el primero en tomar contacto con las denuncias y en realizar el primer informe sobre ellas. Su cercanía con Charles Scicluna es total y han trabajado muchas veces en equipo.
Cuenta con 7 años de experiencia en su cargo y, por lo tanto, en primera línea de la lucha contra los abusos. Lo designó para desempeñarse de oficial de Doctrina de la Fe el jesuita español, Luis Ladaria, actual prefecto de la congregación, que lo conoció en la Universidad Gregoriana, donde Bertomeu se licenció y se doctoró en Derecho Canónico. Tiene, por lo tanto, sobrada experiencia y una comprobada preparación en estos temas.
Además de inteligente, con capacidad de decisión y bien preparado, Bertomeu es un pastor, con entrañas de pastor, que sigue regresando a su diócesis cada mes, para ocuparse de la vicaría judicial y para ejercer de sacerdote en una parroquia. Sus compañeros de presbiterio y sus fieles aseguran que es una persona cercana, agradable, simpática y con gran capacidad de empatía.
En muchos casos de abusos ha ejercido de primer filtro y, además, ha recorrido prácticamente todos los países de Latinoamérica, dando cursos a sacerdotes y obispos sobre la forma de abordar los casos de pederastia, siguiendo la línea de la tolerancia cero marcada por Benedicto XVI y por el Papa Francisco.
Antes de ser oficial en Doctrina de la Fe fue coadjutor en su diócesis de Tortosa, después se doctoró en Roma en Derecho Canónico, regresó a su diócesis y fue nombrado Vicario judicial, cargo que, desde entonces, sigue simultaneando con el de de la Curia romana. Durante unos años fue también consiliario del movimiento matrimonial ‘Equipos de Nuestra Señora’.
Es relativamente joven: tiene 49 años y los que lo conocen le definen como «una buena persona, con capacidad de liderazgo y de toma de decisiones», asi como «un sacerdote entregado, comprometido, sencillo, cercano y muy en línea con Francisco».
RD

Obispos de Alemania preparan documento sobre comunión para protestantes


Redacción ACI Prensa

Foto referencial: Pixabay dominio público

Foto referencial: Pixabay dominio público

El Cardenal Reinhard Marx, Presidente de la Conferencia Episcopal de Alemania, anunció que están preparando un documento con las pautas para permitir a los protestantes casados con católicos recibir la comunión eucarística “bajo ciertas condiciones”.

Según una nota de prensa de la Arquidiócesis de Munich que lidera el Cardenal Marx, el documento está destinado a los agentes de pastoral y se entiende como una herramienta para algunas situaciones “individuales”, siempre y cuando quienes quieran recibir la comunión sin ser católicos “afirmen la fe católica sobre la Eucaristía”.

El anuncio fue hecho “luego de un intenso debate” al concluir la asamblea general de la Conferencia Episcopal de Alemania, que se realizó del 19 al 22 de febrero en la ciudad bávara de Ingolstadt, a la que asistieron 62 obispos.

La nota de prensa señala que “en casos individuales, el hambre espiritual para recibir la comunión juntos en los matrimonios entre cristianos de distinta denominación, puede ser tan fuerte que puede amenazar el matrimonio y la fe”.

El texto dice que esto se aplica a los esposos que “quieren vivir su matrimonio a conciencia” como una pareja cristiana.

La nota también refiere que el documento está pensado para aquellos matrimonios mixtos que, “luego de un examen maduro en una conversación con su sacerdote u otra persona encargada de la pastoral, lleguen a la decisión de conciencia para afirmar la fe de la Iglesia Católica y a concluir que existe ‘una grave necesidad espiritual’, que los lleve a cumplir el deseo de recibir la Eucaristía y se acerquen a la mesa del Señor y reciban la comunión”.

“Estamos hablando de decisiones en casos individuales que requieren un atento discernimiento espiritual”, dice el texto.

Se espera que el documento sea publicado en algunas semanas.

El 31 de diciembre de 2016 el sitio web de los luteranos en Alemania publicó una nota del Obispo de Osnabrück y Vicepresidente de la Conferencia Episcopal de Alemania, Mons. Franz-Josef Bode, que señaló que era necesario regular lo que ya ocurre en el país cuando un católico o una católica se acercaba a comulgar acompañado de su esposa o esposo protestante.

«Tenemos que darle fundamento a lo que con frecuencia ya ocurre en la práctica”, señalaba el Prelado, de acuerdo a la agencia luterana de prensa EPD.

Mons. Bode y el Cardenal Marx también han expresado públicamente su apoyo a la bendición de parejas homosexuales.

El Código de Derecho Canónico, que reúne las normas que rigen a la Iglesia Católica, establece en el canon 844 que solo los católicos pueden recibir los sacramentos de la Iglesia, incluida la Eucaristía.

Sin embargo, el mismo canon también establece que en peligro de muerte o si “a juicio del Obispo diocesano o de la Conferencia Episcopal, urge otra necesidad grave”, los ministros católicos pueden administrar lícitamente la confesión, la Eucaristía y la Unción de los enfermos a los protestantes, “cuando estos no puedan acudir a un ministro de su propia comunidad y lo pidan espontáneamente, con tal de que profesen la fe católica respecto a esos sacramentos y estén bien dispuestos”.

Traducido y adaptado por Walter Sánchez Silva. Publicado originalmente en CNA

https://www.aciprensa.com/noticias/obispos-de-alemania-preparan-documento-sobre-comunion-para-protestantes-65963

COLOMBIA: MUNICIPIOS CON VIOLENCIA CONTRA LIDERES POLITICOS,SOCIALES Y COMUNALES DURANTE LA CAMPAÑA ELECTORAL


Imagen

COLOMBIA-VENEZUELA: UNIENDO PUEBLOS POR LA PAZ


Imagen

Padre cuya hija recibió 9 balazos en Florida deja a Trump con la boca cerrada


VIDEO: «Estamos aquí porque mi hija ya no tiene voz»
Padre cuya hija recibió 9 balazos en Florida deja a Trump con la boca cerrada
Andrew Pollack pide cuidar a los niños en las escuelas.
FOTO: CHIP SOMODEVILLA/GETTY IMAGES

El miércoles, a una semana de la masacre en la escuela Marjory Stoneman Douglas en Parkland, Florida, el presidente Donald Trump se reunió con algunos sobrevivientes y familiares de víctimas mortales.

De todas las intervenciones, hubo una que dejó al mandatario sin palabras. El reclaro de Andrew Pollack era irreprochable, la postura del mandatario se mantuvo adusta.

El padre de Meadow Pollack, de 18 años, quien murió en el tiroteo de la semana pasada y que había hecho comentarios en apoyo al presidente Trump en línea, según ABC News, se puso de pie con sus hijos y pronunció un discurso apasionado sobre la necesidad de fortalecer la seguridad escolar.

“Todos estos tiroteos escolares, no tiene sentido. ¡Haga algo!, dijo Pollack. “¡Deberíamos haberlo arreglado antes! Y estoy enojado porque mi hija… Ella no está aquí. Ella no está aquí. Está en el cementerio Fort Lauderdale King David, ahí es donde voy a ver a mi hija”.

A su lado estaban sus hijos. Pollack continuó.

“Estamos aquí por que mi hija no tiene voz. Ella fue asesinada la semana pasada y nos fue arrebatada, le dispararon nueve veces en el tercer piso. Como país le hemos fallado a nuestros niños”, dijo. “No debio pasar”.

Luego expresó lo extraordinario que resulta que en cualquier lugar público la seguridad es extrema, menos en los colegios.

“Voy al aeropuerto y no puedo subirme al avión con una botella de agua, pero dejamos que algún animal pueda caminar en una escuela y dispararle a nuestros niños”, reclamó. “No está bien, y tenemos que unirnos como país y trabajar en lo que es importante, y eso es proteger a nuestros niños en las escuelas”.

El presidente Trump se reunió con los familiares y víctimas para delinear un plan legislativo.

Este jueves los encuentros continúan con autoridades y congresistas, pero en tanto el mandatario republicano ha causado polémica al considerar que se debe armar a maestros, aunque después quiso matizar su idea: “armar a los profesores más capacitados”.

Tras el tiroteo de Nikolas Cruz, que dejó 17 muertos y 14 heridos, jóvenes sobrevivientes iniciaron un movimiento nacional para endurecer el control de armas.

«We’re here because my daughter has no voice. She was murdered last week and she was taken from us, shot 9 times on the third floor. We as a country failed our children.» – Andrew Pollack, father of Meadow Pollack, who was killed in Florida school shooting http://abcn.ws/2GBCraG 

Padre cuya hija recibió 9 balazos en Florida deja a Trump con la boca cerrada

Anteriores Entradas antiguas

A %d blogueros les gusta esto: