Padre Ángel: «Prefiero que comparen a la mujer con la Virgen a que digan que lleva el demonio dentro»


Panel de la mujer en san Antón

En muchas ocasiones la Virgen fue la que se atrevió a hablar primero, fue una revolucionaria. Se sentía orgullosa de ese Hijo que derriba del trono a los poderosos

(Mensajeros de la Paz).- A partir de hoy, jueves 8 de marzo, Día de la MujerMensajeros de la Paz se suma a las movilizaciones sociales que se han organizado a nivel mundial proponiendo, contra la desigualdad, memoria. Y para la empatía, ejemplos de empoderamiento. Por eso la ONG expone en su escaparate más célebre, la iglesia de San Antón de Madrid(C/ Hortaleza, núm 63), un panel de imágenes y citas de referentes femeninos.

«Prefiero que comparen a la mujer con la Virgen a que digan que lleva el demonio dentro», declara el padre Ángel, presidente de Mensajeros, aludiendo a unas recientes y polémicas declaraciones. «En muchas ocasiones la Virgen fue la que se atrevió a hablar primero, fue una revolucionaria. Se sentía orgullosa de ese Hijo que derriba del trono a los poderosos», señala el sacerdote, que confiesa haber vivido entre mujeres, «que son las que más fuerza y conciencia tienen para dedicarse a lo social».

El panel de homenaje en S. Antón visibiliza a diferentes mujeres históricas o de la actualidad, que representan distintas culturas y destacan por poner su profesionalidad al servicio del compromiso social.

Construir con la palabra

El recorrido que se expone empieza por aquellas que, con su palabra, sus experiencias y su práctica feminista contribuyeron o contribuyen a la construcción de una cultura de igualdad. De la poeta Rosalía de Castro a Concepción Arenal, la abogada que luchó por humanizar las cárceles. De Clara Campoamor (la primera mujer que habló en las Cortes, impulsora del sufragio femenino en España) a la escritora Gloria Fuertes, que además fue amiga del padre Ángel. Y de la filósofa María Zambrano (quien defendió el amor como herramienta de conocimiento, contra la guerra, el hambre y el drama del exilio) a Helena Maleno, la activista que con más fuerza denuncia en la actualidad las muertes de inmigrantes en nuestras costas.

Luchadoras por derecho

En otras latitudes, la velocidad a la que están deshaciéndose los derechos conquistados es mayor, y por eso en el panel también hay rostros que intentan cambiar el mundo desde Asia, África y América Latina. De la escritora y activista india Arundhati Roy, a la joven pakistaní Malala Yousafzai, cuyo Premio Nobel de la Paz llenó de orgullo al mundo entero, por recordar que «algunos niños no quieren consolas. Quieren un libro y un bolígrafo para ir al colegio».

También aparecen en el panel la liberiana Annie Nushann o la guatemalteca Rigoberta Menchú, que además suele nombrar a otra mujer, su madre, en muchas de sus reivindicaciones feministas: «Mi madre me decía: yo no te obligo a dejar de ser mujer, pero tu participación en la lucha debe ser igual a la de tus hermanos».

Por último, la madre Teresa de Calcuta y Karoline Mayer, la misionera a la que se conoce como «la Madre Teresa de Latinoamérica» son otros dos ejemplos de entrega a la lucha por los derechos más básicos del ser humano.

Mujeres-árbol

La keniata Wangari Maatai y la misionera en Brasil Dorothy Stang representan que el frente femenino de defensa del medio ambiente es mundial. También la hondureña Berta Cáceres, que antes de ser asesinada (como Stang) había vivido convencida de que una bala muere al detonarse, pero que la palabra vive cuando se replica.

Mística contra el dolor

Las últimas «mensajeras de la paz» del panel son Simone Weil, Edith Stein, Etty Hillesum y Hannah Arendt. Cuatro figuras relacionadas con la mística, la filosofía y el dolor de una sociedad deshumanizada durante y después de los campos de concentración de la II Guerra Mundial.

Todas estas mujeres proponen alternativas a las violencias sociales desde el respeto, la reivindicación, la búsqueda de libertad y el amor verdadero a los demás. Visibilizarlas pretende ser un gesto para la construcción de paz.

Mujeres que trabajan apoyando a otras mujeres

Además, para el 8-M la fundación Mensajeros de la Paz ha preparado un vídeo en homenaje a sus trabajadoras y a las beneficiarias de sus proyectos. Ellas son las que realizan el 92% de la labor humanitaria que la ONG del padre Ángel desarrolla. Y ese trabajo, la mayoría de las veces, se dirige a otras mujeres e impulsa su empoderamiento.

El vídeo repasa proyectos nacionales e internacionales como el Aula-Cuna, la Casa de la Paz o los de cooperación internacional, en El Salvador, Haití, Perú, Jordania o Benín.

PALMA DE MALLORCA: «La lección que deja el 8-M a los hombres es que llegáis tarde, espabilad»


Rosa Cursach: «Juntas somos una fuerza muy potente, pero no hay que dormirse»

Jaume Bauzà Palma 11.03.2018 | 02:45

«La lección que deja el 8-M a los hombres es que llegáis tarde, espabilad»

"Las convocantes eran muy conscientes de que habría mujeres que no iban a poder parar ni dos horas".

«Las convocantes eran muy conscientes de que habría mujeres que no iban a poder parar ni dos horas». M.Mielniezuk

«La reinserción social de los maltratadores es imposible»

  • El éxito del 8-M no debería ocultar que en España las mujeres siguen siendo asesinadas por decenas.
    Estas manifestaciones son un revulsivo importante, pero hay medidas que hay que aplicar a muchos niveles. La protección de las mujeres implica al sistema judicial y a los cuerpos policiales del Estado, y hay que revertir los recortes que han sufrido esos colectivos. También falta formación porque la que se da no basta. No es suficiente con conocer las leyes; hay que saber cómo funciona el sistema patriarcal, qué discriminaciones sufren las mujeres, de qué manera se ejerce violencia contra ellas… Prácticamente te tienes que convertir al feminismo. También faltan juzgados especializados en violencia de género.
    ¿El IBdona tiene suficiente presupuesto y margen de acción?
    El presupuesto no es suficiente. Ni en dinero, ni en personal. A nivel de municipios también faltan educadoras y trabajadoras sociales, lo que dificulta la detección de la violencia de género. Hacen falta recursos para la atención, y para la prevención.
    ¿Un hombre que ha asesinado a su pareja o expareja es reinsertable cuando termina su condena?
    En nuestra cultura machista, no hay posible reinserción social para los maltratadores. Es esa  cultura la que les permite seguir maltratando.
    Ve difícil ser de derechas y feminista, pero sí se puede ser creyente y feminista. Usted es la prueba.
    Puede llamar la atención pero sí, estudié Teología y formé parte del colectivo Creyentes y Feministas. No formo parte de la Iglesia, pero en general no se puede formar parte de una estructura patriarcal y ser feminista, y no querer dar la vuelta a la situación. La Iglesia católica es el símbolo del patriarcado, y además del tipo coercitivo.
    ¿Algún día veremos a mujeres ejerciendo el sacerdocio?
    En otras iglesias ya lo vemos, pero la católica sigue siendo un bastión. Está más cerca la desaparición del poder moral que tiene la iglesia y que ha sido hegemónico, que ver a una mujer ordenándose sacerdote.
    ¿Qué le pareció que cinco jóvenes interrumpieran una misa en la Sant Miquel en 2014?
    Se dio dentro del contexto de las manifestaciones contra la Ley Gallardón y ellas lo expresaron de aquella manera. Creo que la iglesia cometió un gran error denunciándolo.

Rosa Cursach, Directora del Institut Balear de la Dona.
Atiende a este diario horas después de la histórica manifestación feminista que reunió a más de 20.000 personas en Palma por la igualdad real entre hombres y mujeres. «Fue el resultado de nuestro hartazgo; estamos hartas de pedir, de criticar al patriarcado y de hacer propuestas para darle la vuelta»

¿Con qué sensaciones se despertó el 9-N?
Me sentía desbordada. La manifestación fue desbordante, ni la organización se lo creía. Había hablado con algunos movimientos feministas que la organizaban y en absoluto se imaginaban lo que sucedió. Ni ellas, ni nadie. Esta manifestación ha desbordado hasta a Gobiernos. Cuando llegué al final de la manifestación ya se había leído varias veces el manifiesto. Hubo un punto de inflexión. He vivido muchas manifestaciones feministas cada 8 de marzo y esto ha sido diferente. El año pasado acudieron 3.500 personas y ya lo consideramos un éxito. También me quedo con la implicación de tantas asociaciones y colectivos de mujeres distintos que en los días previos se adhirieron a la huelga.Una manifestación de más de 20.000 personas en Mallorca es insólito. ¿Qué está pasando?
Por la mañana me encontré con la profesora de la UIB Esperanza Bosch y me dijo que nos esperaba un tiempo muy interesante de análisis. Pero para llegar a este punto ya habíamos alcanzado algunas metas. Recuerdo el ‘tren de la libertad’ contra la reforma de la ley del aborto de Gallardón en 2013. Y en 2016 la manifestación del 7 de noviembre donde el feminismo salió a la calle para reclamar un pacto de Estado contra las violencias machistas. A nivel internacional hemos visto multitudinarias marchas de mujeres contra Trump o el #MeToo. Hay un libro de Nuria Varela titulado ‘Hartas’ que habla de lo hartas que estamos las mujeres de pedir, de criticar el patriarcado y de hacer propuestas para dar la vuelta a esta cultura machista. Creo que lo que sucedió el 8-M es el resultado de todo este hartazgo.

¿Espera alguna oposición a esta revolución feminista?
El feminismo significa dar la vuelta a la sociedad en su conjunto. Al día siguiente de la huelga los diarios hablaban de datos de seguimiento haciendo un análisis de lo sucedido a la manera tradicional. Eso es que no has entendido nada. No puedes cuantificar con qué intensidad se ha seguido la huelga de curas porque no tienes instrumentos para saberlo. Las convocantes eran muy conscientes de que habría mujeres que no iban a poder parar ni dos horas. Pero esa no era una exigencia para ninguna mujer. Es una manera de oponerse a esta explosión, minimizándola.

¿Cómo canalizar toda esta energía para que se traduzca en medidas concretas en favor de la igualdad?
Con la aprobación de la Ley de Igualdad del Governen 2016 nos pusimos a trabajar en el tema de las escuelas coeducativas y empezamos a hacer formación al profesorado. Se constituyó una asamblea de centros coeducativos, entre 25 y 30 en Mallorca. Se organizaron para celebrar una semana feminista con motivo del Día de la Mujer y ahora han decidido convertir la asamblea de coeducación en permanente. Los mismos colectivos que han participado en la huelga están pensando en organizarse. Además, ya hay unas reivindicaciones muy concretas como una ley de igualdad salarial.

Hace poco preguntaron a Rajoy por ese asunto y fue claro: «No nos metamos en eso». ¿Cree de verdad posible que este Gobierno legislará en favor de la igualdad salarial?
Hay determinadas personas que antes de que estallara todo este movimiento hicieron unas declaraciones de las que hoy se arrepienten. No sé cómo encauzarán esta situación a partir de ahora, pero hace unos días no les interesaba hacer un análisis de lo que estaba pasando porque eso implica tener que cambiar muchas cosas.

¿La lucha feminista sigue siendo patrimonio de la izquierda?
La izquierda siempre ha sido la avanzadilla, y no solo en temas de feminismo. Pero las mujeres de derechas siempre se han aprovechado de la lucha feminista. Por ejemplo, las leyes paritarias o las listas cremallera que hay en Balears para presentar candidaturas al Parlament. Al final la transformación la marcan los movimientos sociales.

¿Se puede ser de derechas y feminista?
Lo que no se puede ser es feminista y no querer una transformación de la sociedad. Si consideras que la sociedad está bien así como está, si aceptas este sistema neoliberal y patriarcal, no puedes ser feminista.

¿Se puede reivindicar la igualdad entre hombres y mujeres sin ser feminista?
Se pueden reivindicar determinadas igualdades formales. Y se puede trabajar para determinadas igualdades reales. Pero una transformación del patriarcado requiere ser feminista.

El 8-M hubo una gran participación de mujeres muy jóvenes. ¿Las adolescentes de hoy están más concienciadas que hace diez años?
Viven una esquizofrenia. Una teórica del feminismo, Ana de Miguel, escribió un libro titulado ‘El mito de la libre elección’. De pequeños, a una niña le das una barbie y a un niño un balón de fútbol. De adolescente, los referentes del niño serán futbolistas y eso no le supondrá vivir una esquizofrenia. En cambio a la niña le damos una barbie y después le decimos que tiene que luchar por la igualdad y no ser una mujer objeto.

En cualquier caso hay un problema grave con los adolescentes. Según un estudio del Ministerio de Igualdad de 2017, uno de cada tres jóvenes de entre 15 y 20 años cree normal que su pareja les controle el móvil.
Convocamos una manifestación masiva de 25.000 personas, pero seguimos siendo la Comunidad con la tasa de violencia de género más elevada del Estado. Lo del jueves sirvió para tomar conciencia. En el IBdona notamos que cada vez más se preocupan por denunciar casos de violencia de género amistades o hermanas de la víctima.

En Palma algunas chicas protestaron desnudas de cintura hacia arriba imitando al colectivo Femen. ¿Qué le parece?
Femen es un movimiento contradictorio. Fíjate que todas las mujeres de ese colectivo son blancas y occidentales, no representan a todas las mujeres. Tienen una manera de actuar que llama la atención y a veces han querido intervenir en determinados países donde hay un patriarcado coercitivo interfiriendo con otros grupos feministas de allí que tienen su propia manera de reivindicar. Las adolescentes de aquí imitaron lo más llamativo de Femen, pero detrás hay todo un debate.

¿Qué lecciones deberíamos haber aprendido los hombres del 8-M?
Deberíais haber aprendido que llegáis tarde. Hace años que reivindicamos lo del jueves, así que espabilad a muchos niveles. En vuestras profesiones y en vuestra vida personal haciéndoos corresponsables en tareas de cura porque ahí todavía no habéis entrado. Si os queréis apuntar al carro adelante, nosotras ya hace tiempo que caminamos.

¿Cuál debería ser nuestro papel de ahora en adelante?
Eso lo tenéis que pensar vosotros. Nosotras hemos tomado el protagonismo en esta revolución feminista. Nosotras ya estamos ahí, y además llevamos os ventaja. Apuntaros, haced vuestra reflexión y no os preocupéis que en la medida en que lo hagáis bien, tendréis cabida.

¿El 8-M también ha dejado alguna lección para las mujeres?
Nos hemos dado cuenta de que juntas, diversas y plurales, podemos ser una fuerza muy potente. Pero no nos podemos dormir. El 15-M sirvió para volver a implicar a buena parte de la población en la política. Algo parecido ha pasado con el 8-M, que ha revitalizado el movimiento feminista. Ojo, no demos por hecho que ya lo hemos conseguido. Son muchas las veces que hemos dado un paso adelante y dos atrás.

Ahora se habla mucho de lenguaje inclusivo. ¿Acepta términos como el ‘portavoza’ que pronunció Irene Montero?
Muchos también pusieron el grito en el cielo cuando Carolina Bescansa llevó a su bebé al Congreso o cuando nombraron a Carme Chacón habilitó un espacio para tener a su hijo en el Ministerio de Defensa. Estos gestos descolocan y por tanto son positivos. ‘Portavoza’ es una palabra incorrecta, claro, pero podemos permitirnos estas licencias para descolocar a la gramática y de paso demostrar que es patriarcal.

Le pregunto por el 8-M de 2019. ¿Qué debería haber cambiado para entonces?
Tenemos varios retos por delante. Hay una Ley de Igualdad que tenemos que desarrollar. Es el instrumento del Govern para acompañar todo este movimiento. Que el pacto de Estado se haga efectivo, pero con honestidad y acompañado por un presupuesto que permita ejecutarlo. Y puestos a soñar, a nivel de medios de comunicación sería interesante que se viera una diferencia. No me refiero a que haya más mujeres, que también, sino sobre todo a la manera de poner la lupa sobre las noticias.

http://www.diariodemallorca.es/mallorca/2018/03/11/leccion-deja-8-m-hombres/1294645.html

La Iglesia Católica se asemeja a «un bastión masculino de tópicos condescendientes», dice McAleese


La ex presidente dice que si la iglesia habla a las mujeres como iguales «ya no seremos un misterio»

Reproduce el video

Al pronunciar el discurso de apertura en una conferencia de Why Women Matter en Roma, la ex presidenta Mary McAleese dijo que la Iglesia Católica «desde hace tiempo ha sido una de las principales portadoras mundiales del virus de la misoginia». Video: Voces de la fe

La Iglesia Católica «ha sido durante mucho tiempo una de las principales portadoras mundiales del virus de la misoginia», dijo la ex presidenta Mary McAleese.

«Nunca ha buscado una cura, aunque hay una cura disponible gratuitamente». Su nombre es ‘igualdad’ «, dijo.

Al pronunciar el discurso de apertura en una conferencia Why Women Matter en Roma, organizada por Voices of Faith, la Sra. McAleese dijo que sospechaba que muchas mujeres dirían que «experimentan a la iglesia como un bastión masculino de tópicos condescendientes a los que el Papa Franciscoha agregado su cuota». Juan Pablo II ha escrito sobre el «misterio de las mujeres». Habla con nosotros como iguales y no seremos un misterio «.

El Papa Francisco había dicho que «se necesita una ‘teología más profunda de las mujeres’. Dios sabe que sería difícil encontrar una teología más superficial de las mujeres que la misoginia vestida de teología, que el magisterio (la autoridad docente de la iglesia) actualmente esconde detrás «, dijo.

La conferencia para conmemorar el Día Internacional de la Mujer estaba programada para celebrarse en el Vaticano , como lo ha hecho durante los últimos cuatro años, pero fue trasladada a un lugar cerca de la Plaza de San Pedro cuando el cardenal Kevin Farrell , prefecto del Dicasterio para laicos, familia y vida , se negó a permitir a la Sra. McAleese como panelista.

Ella fue la oradora principal de la conferencia el jueves y habló sobre el tema «El momento es ahora para el cambio en la Iglesia Católica».

La Sra. McAleese dijo que «hoy la Iglesia Católica está notablemente rezagada respecto de las naciones avanzadas del mundo en la eliminación de la discriminación contra las mujeres.

«Peor aún, porque es el ‘púlpito del mundo’, para citar a Ban Ki-Moon (ex secretario general de la ONU), su abierta patriarcalismo clerical actúa como un poderoso freno para desmantelar la arquitectura de la misoginia donde sea que se encuentre».

Ella dijo que la iglesia «que regularmente critica al mundo secular por su incapacidad para cumplir con los derechos humanos casi no tiene una cultura de crítica propia». Tiene una hostilidad hacia la crítica interna que fomenta el servilismo ciego y que raya en la idolatría institucional «.

El ex presidente dijo: «En la carretera de 2000 años de la historia cristiana vino la etérea belleza divina de la natividad, el sacrificio cruel de la crucifixión, el aleluya de la resurrección y el grito de guerra del gran mandamiento de amarse unos a otros», dijo. dijo.

«Pero en esa misma carretera llegaron toxinas artificiales como la misoginia y la homofobia, por no hablar del antisemitismo con su legado de vidas dañadas y desperdiciadas y una disfunción institucional profundamente arraigada».

‘Acogedora élite masculina’

Hoy, ella dijo «desafiamos al Papa Francisco a desarrollar una estrategia creíble para la inclusión de las mujeres como iguales a través de la infraestructura de la raíz y la sucursal de la iglesia, incluida su toma de decisiones».

La iglesia se había limitado «al pensamiento reciclado entre una acogedora elite clerical masculina, herméticamente sellada, halagada y raramente desafiada por aquellos empleados para trabajos en procesos secretos y cerrados».

Había «excluido a Cristo y la intolerancia. Ha dejado a la iglesia aleteando torpemente en un ala cuando Dios le dio dos. Tenemos derecho a hacer que los líderes de nuestra iglesia rindan cuentas por este y otros atroces abusos de poder institucional e insistiremos en nuestro derecho a hacerlo, sin importar cuántas puertas oficiales estén cerradas para nosotros «.

Solo «una iglesia de iguales es digna de Cristo». Solo una iglesia así puede hacer creíble a Cristo. El tiempo para esa iglesia es ahora, Papa Francisco. El momento del cambio es ahora «, dijo.

Su discurso fue recibido con un entusiasta aplauso de la audiencia, que estaba compuesta principalmente por laicos, la mayoría de ellos mujeres, y algunos miembros de órdenes religiosas, más monjas que sacerdotes.

Otros oradores en la conferencia incluyeron a la teóloga alemana Alina Oehler; Oficial español con el Servicio Jesuita a Refugiados, Elisa Orbananos Hernando; La autora estadounidense Nicole Sotelo; y el sacerdote jesuita estadounidense, P. Luke Hansen. La moderadora fue la teóloga y directora de la universidad británica Catherine of Siena College, Tina Beattie.

https://www.irishtimes.com/news/social-affairs/religion-and-beliefs/catholic-church-resembles-a-male-bastion-of-patronising-platitudes-mcaleese-says-1.3419596

La sociedad civil de EEUU y Canadá llaman a poner fin a las sanciones contra Venezuela


Compartimos el siguiente comunicado de la Alianza por la Justicia Globa

Más de 150 líderes laborales, religiosos, académicos y de la sociedad civil en los Estados Unidos y Canadá pidieron a Washington y Ottawa que eliminen las sanciones “ilegales” contra Venezuela y “respalden los esfuerzos de mediación entre el gobierno de Venezuela y los sectores no violentos de la oposición política”.

Los críticos sociales, el profesor Noam Chomsky y el actor Danny Glover encabezaron la distinguida lista de 155 firmantes individuales y organizativos en la carta abierta a los tomadores de decisiones de la política exterior de los gobiernos de Estados Unidos y Canadá. Carta y signatarios en este enlace: AFGJ.org/EndSanctions.

La carta abierta denuncia que “Las sanciones de Estados Unidos y Canadá representan un uso cínico del poder económico coercitivo para atacar a una nación que ya está lidiando con la hiperinflación y la escasez de productos básicos. Aunque se dice que está en nombre del avance de la democracia y la libertad, las sanciones violan el derecho humano básico a la soberanía del pueblo venezolano, como se describe en las Cartas de la ONU y la OEA”.

Chuck Kaufman, co-coordinador nacional de la Alianza para la Justicia Global, que solicitó firmas para la carta, dijo: “Estados Unidos y Canadá han estado tratando de derrocar al gobierno electo de Venezuela durante casi 20 años. Eso no es legal y no es bueno para venezolanos o norteamericanos. Estas sanciones crueles no perjudican al gobierno, perjudican a los venezolanos, y los que más lastima son los más pobres. Es hora de ponerle el alto”.

Veinticuatro canadienses se unieron a 132 estadounidenses, y una persona y organizaciones mexicanas, del Observatorio de Derechos Humanos de los Pueblos, se unieron para llamar a “los líderes políticos de los Estados Unidos y Canadá a rechazar la retórica sobrecalentada y contribuir a la búsqueda de soluciones reales a los problemas políticos y económicos de Venezuela. Instamos a los gobiernos de los Estados Unidos y Canadá a levantar sus sanciones y apoyar los esfuerzos de mediación”.

Raúl Burbano, de la organización canadiense Common Frontiers, dijo: “Canadá sigue socavando la democracia y el diálogo en Venezuela. En lugar de apoyar los esfuerzos de consolidación de la paz, el gobierno de Trudeau está contribuyendo a la crisis asumiendo un papel principal en el Grupo de Lima y alineándose con países que violan las normas democráticas en sus propios países, como Honduras y Brasil. Esta es una tendencia preocupante”.

Contactos:

EEUU: Chuck Kaufman 202-540-8336 x1 chuck@AFGJ.org

Canadá: Raúl Burbano 416 522 8615 burbano@rogers.com

Comparte en tus redes sociales: Protesta en la Frontera 16 al 18 de noviembre 2018

FUENTE:

SOA WATCH 

Las comunidades de Sucumbíos piden al Nuncio que vuelvan los carmelitas


El Nuncio Carrascosa, en un acto con indígenas

¿Su visita puede ser la oportunidad para reparar a nivel eclesial y superar lo que nos divide e impide darnos la mano como hermanos/as?

Querido Sr. Nuncio: Reciba nuestro saludo y agradecimiento sincero por su visita, ya que por más de 10 años no hemos tenido esa oportunidad, y por la importancia que tiene en sí misma, según lo que el Papa Francisco pide a la diplomacia vaticana: que  «sea un constructor de puentes, de paz y de diálogo entre las naciones» y pueblos.

Al dirigirnos a Ud., nos animan también las palabras que Mons. Celmo Lazzari dijera en la rueda de prensa sobre la finalidad de su visita: oportunidad para que usted nos conozca y nos escuche.

Queremos hablarle con el corazón, desde nuestra identidad y misión dentro de la Iglesia Local de Sucumbíos.

Desde 1928, los Carmelitas Descalzosiniciaron su andadura misionera en el Nororiente Ecuatoriano, hoy Sucumbíos, abriendo caminos, ayudando a formar poblados, atendiendo la educación, la salud y espiritualmente a los pobres. A partir de 1970, cuando empieza la explotación petrolera y fueron llegando a esta región miles de migrantes de todas las provincias del país, comienza una intensa búsqueda eclesial que fue gestando poco a poco un nuevo modo de ser Iglesia, animada por el espíritu renovador del Concilio Vaticano II y al ritmo de las Conferencias de los Obispos del Continente, en Medellín (1968), Puebla (1979), Santo Domingo (1992) y, finalmente, en Aparecida (2007). Todo esto con la animación y acompañamiento de nuestro pastor, profeta y misionero hasta el final: Mons. Gonzalo López Marañón OCD.

¿En qué consistió ese «nuevo modo de ser Iglesia»? Ante todo hemos buscado ser fieles al Señor Jesús y su Evangelio; hemos querido vivir también las orientaciones de la Iglesia Latinoamericana; hemos intentado, además, llevar a la práctica las «Opciones pastorales» de la Iglesia del Ecuador; por otra parte, nos esforzamos por el aprecio y valoración de la religiosidad popular y las culturas; al tiempo hicimos el esfuerzo de pasar de una Iglesia clerical, a una Iglesia con creciente participación de las comunidades y del laicado; y, finalmente, tratamos de vivir junto al pueblo, sus alegrías y sus problemas.

El resultado fue una Iglesia sencilla y cercana a la gente, comunidad de comunidades, ministerial, encarnada en las culturas, participativa, que «camina con los dos pies» (La fe y la vida), que da importancia a los laicos y de manera especial a las mujeres.

Así hemos recorrido 40 años en la «novedad del Espíritu», que siempre está inspirando lo nuevo, lo mejor, lo que trasforma radicalmente. No sin deficiencias, omisiones y errores, como constan por escrito en nuestras asambleas anuales.

Coincidiendo con la salida de Mons. Gonzalo, por límite de edad, el Dicasterio Vaticano de la Propagación de la Fe intervino nombrando un Administrador Apostólico y prohibiendo siquiera la visita de nuestro obispo jubilado, con el mandato de «cambiar toda la pastoral». Para nuestra Iglesia esto supuso un fuerte «shock», se generó un conflicto cuyo nivel creció hasta causar «conmoción social» en nuestra provincia, lo que motivó la intervención del Estado Ecuatoriano.

Heriré al pastor y se dispersarán las ovejas: Como consecuencia, Mons. Gonzalo nunca pudo regresar a su querido Sucumbíos, a los PP. Carmelitas se les exigió la salida inmediata del Vicariato, y, lo más grave: nuestra Iglesia dividida y perseguida.

Ante lo sucedido han ido surgiendo incontables interrogantes: ¿Dónde quedó el mandamiento del Amor, la «corrección fraterna» y el rostro misericordioso de Dios?; ¿Por qué no nos han dicho claramente, cuál fue el gran error que cometimos, para corregirlo y, si es necesario, pedir perdón?. ¿Qué ha hecho la Iglesia para promover la reconciliación y la reparación? ¿Su visita puede ser la oportunidad para reparar a nivel eclesial y superar lo que nos divide e impide darnos la mano como hermanos/as?.

La gente sencilla, con su capacidad de resiliencia, nos ayudó a resignificar estas preguntas, de modo que, para nuestra Iglesia Local la experiencia de estos siete años se ha convertido en un kairós: una oportunidad para morir y resucitar que va floreciendo y madurando en el silencio, un fluir vital que va generando sabiduría y esperanza en la comunidad, una danza del Espíritu que continúa comunicando alegría a su pueblo peregrino en Sucumbíos:

Tenemos el Plan Quinquenal de Pastoral en marcha

Hay cientos de servidores/as y ministerios que se han afirmado en su compromiso con sus comunidades

Como Iglesia Local siempre estuvimos promoviendo la reconciliación y lo hemos conseguido

Hemos celebrado 25 años de la Escuela de Ministerios: gente del pueblo que, desde su pobreza, sigue ofreciendo el testimonio irrefutable de una vida entregada sin reservas
Y acabamos de inaugurar la Escuela de Teología Pastoral, para profundizar la formación permanente de los discípulos/as misioneros/as de Jesús

Y ahora que usted ha venido, Sr. Nuncio, aprovechamos para hacerle algunos planteamientos de cara al futuro:

Si el Papa Francisco dijo expresamente a Mons. Gonzalo que «lo que pasó en Sucumbíos no debería volver a pasar en la Iglesia», creemos que una forma de sanación y recuperación sería, con su valiosa gestión diplomática, lograr que quede abierta la posibilidad del regreso de los PP. Carmelitas OCD a Sucumbíos

Quitar los impedimentos que están obstaculizando «Retomar el Proyecto del Centro de Espiritualidad Monte Carmelo, como centro dinamizador de nuestra Iglesia», como consta en el Plan Quinquenal, orientado desde la familia Carmelita teresiana.

Por nuestra parte, Sr. Nuncio, nosotros ya hemos perdonado, y sentimos que ante los nuevos y grandes desafíos, el Señor alienta y fortalece nuestro sueño común de Iglesia en salida a las periferias, apasionada por el Reino de Dios.

Y ya que no hemos logrado hasta ahora ir a ver al Papa Francisco, como ha sido y sigue siendo nuestro deseo, le rogamos que Ud. sea nuestro mensajero ante Él, para testimoniarle nuestro inmenso cariño y nuestra firme adhesión a su ministerio que nos ayuda a ser una Iglesia comprometida, una Iglesia pobre, para los pobres.

Rece por nosotros, que también nosotros rezaremos por Ud., para que sea bendición para nuestro país y de manera especial para nuestra Iglesia. Atte.

JESUS CON LAS MUJERES.


JESÚS CON LAS MUJERES MANUEL BERMÚDEZ TRUJILLO*, activista CCP Andalucía, numebt@gmail.com JAEN. Pretender que al hombre Jesús lo pudiéramos calificar de feminista sería un anacronismo. Entorno al siglo I la situación de la mujer no era muy distinta de la actual en muchos países -lejanos a nuestro entorno y cercanos, tanto que ni lo pensamos bien-, pero no existía otra […]

via Jesús con las mujeres — ecleSALia.net

Errázuriz culpa a Barros por fracaso de la visita papal, Cruz responde llamándolo «caradura»


El arzobispo emérito de Santiago lamentó que el obispo de Osorno se haya prestado para dar entrevistas durante la estadía de Francisco en Chile.

«No dimensionó la magnitud del problema», sostuvo.

ATON

Cruz afirma que Errázuriz está "desesperado por desviar la atención de la investigación que lo señala como el principal responsable del desastre" en la Iglesia chilena.

Cruz afirma que Errázuriz está «desesperado por desviar la atención de la investigación que lo señala como el principal responsable del desastre» en la Iglesia chilena.

Relacionados

El cardenal Francisco Javier Errázuriz culpó al obispo de Osorno, Juan Barros, por las críticas que marcaron el viaje del papa Francisco a Chile, en enero último.

A través de una carta enviada a un grupo de obispos -y que fue recogida por el medio National Catholic Reporter, Errázuriz lamentó que Barros se haya mostrado accesible a entrevistas luego de participar en misas con el pontífice.

«No dimensionó la magnitud del problema»,planteó Errázuriz, añadiendo que el obispo de Osorno dio «la impresión de que consideraba (las entrevistas) como una oportunidad favorable para difundir su visión de las cosasy defenderse de las acusaciones».

«Esto creó un foco paralelo e indeseable a la visita del Santo Padre, que desvió la atención», añadió en la misiva, fechada el 22 de febrero.

Además, Errázuriz aseveró que la visita del pontífice demostró una «debilidad» en la Conferencia Episcopal, y criticó las vocerías eclesiales de la visita.

«Fuimos acompañados por un joven y valioso periodista, pero sin la experiencia y la autoridad requerida para dialogar con periodistas y agencias de noticias», señaló, sin especificar si se refería a Jaime Coiro, portavoz de la Conferencia Episcopal o Felipe Herrera, encargado de comunicaciones de la Comisión Nacional de la Visita del Papa a Chile.

subir«Caradura, desesperado y mentiroso»

Cabe recordar que las víctimas del cura Karadima han acusado a Errázuriz de encubrir sus abusos sexuales -tildándolo incluso como «criminal»-, y que durante la propia visita del papa el cardenal afirmó que las críticas a Juan Barros obedecían a una «polémica inventada».

Esto mismo lo recordó, en redes sociales, Juan Carlos Cruz, uno de los denunciantes, quien no dudó en  calificar al arzobispo emérito como «caradura».

Ver imagen en TwitterVer imagen en TwitterVer imagen en Twitter

Card. Errázuriz y @episcopado_cl recordemos defendían a Barros. Hoy escribe carta culpando a Barros por “mala’ cobertura de medios durante visita de @Pontifex_es Desesperado x desviar atención x investigación q lo señala como principal responsable del desastre en @iglesiachile

«Desesperado y mentiroso Card. Errázuriz manda carta a obispos de diferentes países echándole la culpa a Barros sobre mala ‘cobertura’ de visita @Pontifex_es a Chile. Cualquier táctica vale para no quedar mal él. Errázuriz aterrado con investigación«, escribió Cruz en Twitter.

«Card. Errázuriz y @episcopado_cl recordemos defendían a Barros. Hoy escribe carta culpando a Barros por ‘mala’ cobertura de medios durante visita de @Pontifex_es Desesperado x desviar atención x investigación q lo señala como principal responsable del desastre en @iglesiachile», señaló en otro posteo.

http://www.cooperativa.cl/noticias/pais/iglesia-catolica/errazuriz-culpa-a-barros-por-fracaso-de-la-visita-papal-cruz-responde/2018-03-09/204315.html

Noam Chomsky: “La gente ya no cree en los hechos”


A punto de cumplir 90 años, acaba de abandonar el MIT (Instituto Tecnológico de Massachusetts). Allí revolucionó la lingüística moderna y se convirtió en la conciencia crítica de Estados Unidos. ‘Babelia’ visita al gran intelectual en su nuevo destino, Arizona.
Noam Chomsky, en su despacho de la Universidad de Arizona en Tucson.
Noam Chomsky, en su despacho de la Universidad de Arizona en Tucson. APU GOMES

Noam Chomsky (Filadelfia, 1928) hace tiempo que superó las barreras de la vanidad. No habla de su vida privada, no usa móvil y en un tiempo donde abunda lo líquido y hasta lo gaseoso, él representa lo sólido. Fue detenido por oponerse a la guerra de Vietnam, figuró en la lista negra de Richard Nixon, apoyó la publicación de los papeles del Pentágono y denunció la guerra sucia de Ronald Reagan. A lo largo de 60 años no hay lucha que se le haya escapado. Igual defiende la causa kurda que el combate contra el cambio climático. Tan pronto aparece en una manifestación de Occupy Movement como respalda a los inmigrantes sin papeles. Inmerso en la agitación permanente, el joven que en los años cincuenta deslumbró al mundo con la gramática generativa y sus universales, lejos de dormirse en las glorias del filósofo, optó por el movimiento continuo. No importó que le acusasen de antiamericano o extremista. Él siempre ha seguido adelante, con las botas puestas, enfrentándose a los demonios del capitalismo. Ya sean los grandes bancos, los conglomerados militares o Donald Trump. Incombustible, su última obra lo vuelve a confirmar. En Réquiem por el sueño americano (editorial Sexto Piso) vuelca a la letra impresa las tesis expuestas en el documental del mismo título y denuncia la obscena concentración de riqueza y poder que exhiben las democracias occidentales. El resultado son 168 páginas de Chomsky en estado puro. Vibrante y claro. Listo para el ataque.

MÁS INFORMACIÓN

—¿Se considera un radical?

—Todos nos consideramos a nosotros mismos moderados y razonables.

—Pues defínase ideológicamente.

—Creo que toda autoridad tiene que justificarse. Que toda jerarquía es ilegítima hasta que no demuestre lo contrario. A veces, puede justificarse, pero la mayoría de las veces no. Y eso…, eso es anarquismo.

Una luz seca envuelve a Chomsky. Después de 60 años dando lecciones en el Massachusetts Institute of Tech­nology (MIT), el profesor se ha venido a vivir a los confines del desierto de Sonora. En Tucson, a más de 4.200 kilómetros de Boston, ha abierto casa y estrenado despacho en el Departamento de Lingüística de la Universidad de Arizona. El centro es uno de los pocos puntos verdes de la abrasada ciudad. Fresnos, sauces, palmeras y nogales crecen en torno a un edificio de ladrillo rojo de 1904 donde todo queda pequeño, pero todo resulta acogedor. Por las paredes hay fotos de alumnos sonrientes, mapas de las poblaciones indígenas, estudios de fonética, carteles de actos culturales y, al fondo del pasillo, a mano derecha, el despacho del mayor lingüista vivo.

“La gente se percibe menos representada y lleva una vida precaria. El resultado es una mezcla de enfado y miedo”

El lugar nada tiene que ver con el rompedor espacio de Frank Gehry que le daba cobijo en Boston. Aquí, apenas cabe una mesa de trabajo y otra para sentarse con dos o tres alumnos. Recién estrenada, la oficina de uno de los académicos más citados del siglo XX aún no tiene libros propios, y su principal punto de atención recae en dos ventanas que inundan de ámbar la estancia. A Chomsky, pantalones vaqueros, pelo largo y blanco, le gusta esa atmósfera cálida. La luz del desierto fue uno de los motivos que le hizo mudarse a Tucson. “Es seca y clara”, comenta. Su voz es grave y él deja que se pierda en los meandros de cada respuesta. Le gusta hablar con largueza. La prisa no va con él.

PREGUNTA. ¿Vivimos una época de desencanto?

RESPUESTA. Hace ya 40 años que el neoliberalismo, de la mano de Ronald Reagan y Margaret Thatcher, asaltó el mundo. Y eso ha tenido un efecto. La concentración aguda de riqueza en manos privadas ha venido acompañada de una pérdida del poder de la población general. La gente se percibe menos representada y lleva una vida precaria con trabajos cada vez peores. El resultado es una mezcla de enfado, miedo y escapismo. Ya no se confía ni en los mismos hechos. Hay quien le llama populismo, pero en realidad es descrédito de las instituciones.

P. ¿Y así surgen las fake news (bulos)?

R. La desilusión con las estructuras institucionales ha conducido a un punto donde la gente ya no cree en los hechos. Si no confías en nadie, por qué tienes que confiar en los hechos. Si nadie hace nada por mí, por qué he de creer en nadie.

P. ¿Ni siquiera en los medios de comunicación?

R. La mayoría está sirviendo a los intereses de Trump.

P. Pero los hay muy críticos, como The New York Times, The Washington Post, CNN…

R. Mire la televisión y las portadas de los diarios. No hay más que Trump, Trump, Trump. Los medios han caído en la estrategia que ha diseñado Trump. Cada día les da un aliciente o una mentira para situarse él bajo los focos y ocupar el centro de atención. Entretanto, el flanco salvaje de los republicanos va desarrollando su política de extrema derecha, recortando derechos de los trabajadores y abandonando la lucha contra el cambio climático, que precisamente es aquello que puede terminar con todos nosotros.

P. ¿Ve en Trump un riesgo para la democracia?

R. Representa un peligro grave. Ha liberado consciente y deliberadamente olas de racismo, xenofobia y sexismo que estaban latentes pero que nadie había legitimado.

Noam Chomsky.
Noam Chomsky. APU GOMES

P. ¿Volverá a ganar?

R. Es posible, si consigue retardar el efecto letal de sus políticas. Es un consumado demagogo y showman que sabe cómo mantener activa su base de adoradores. A su favor juega también que los demócratas están sumidos en la confusión y puede que no sean capaces de presentar un programa convincente.

P. ¿Sigue apoyando al senador demócrata Bernie Sanders?

R. Es un hombre decente. Usa el término socialista, pero en él significa más bien new deal demócrata. Sus propuestas, de hecho, no le serían extrañas a Eisenhower [presidente por el Partido Republicano de 1953 a 1961]. Su éxito, más que el de Trump, fue la verdadera sorpresa de las elecciones de 2016. Por primera vez en un siglo hubo alguien que estuvo a punto de ser candidato sin apoyo de las corporaciones ni de los medios, solo con el respaldo popular.

P. ¿No advierte un deslizamiento hacia la derecha del espectro político?

R. En la élite del espectro político sí que se ha registrado ese corrimiento; pero no en la población general. Desde los años ochenta se vive una ruptura entre lo que la gente desea y las políticas públicas. Es fácil verlo en el caso de los impuestos. Las encuestas muestran que la mayoría quiere impuestos más altos para los ricos. Pero esto nunca se lleva a cabo. Frente a esto se ha promovido la idea de que reducir impuestos trae ventajas para todos y que el Estado es el enemigo. ¿Pero quién se beneficia de que recorten en carreteras, hospitales, agua limpia y aire respirable?

“Trump ha liberado deliberadamente olas de racismo, xenofobia y sexismo latentes pero no legitimadas”

P. ¿Ha triunfado entonces el neoliberalismo?

R. El neoliberalismo existe, pero solo para los pobres. El mercado libre es para ellos, no para nosotros. Esa es la historia del capitalismo. Las grandes corporaciones han emprendido la lucha de clases, son auténticos marxistas, pero con los valores invertidos. Los principios del libre mercado son estupendos para aplicárselos a los pobres, pero a los muy ricos se los protege. Las grandes industrias energéticas reciben subvenciones de cientos de millones de dólares, la economía high-tech se beneficia de las investigaciones públicas de décadas anteriores, las entidades financieras logran ayudas masivas tras hundirse… Todos ellos viven con un seguro: se les considera demasiado grandes para caer y se los rescata si tienen problemas. Al final, los impuestos sirven para subvencionar a estas entidades y con ellas a los ricos y poderosos. Pero además se le dice a la población que el Estado es el problema y se reduce su campo de acción. ¿Y qué ocurre? Su espacio es ocupado por el poder privado y la tiranía de las grandes entidades resulta cada vez mayor.

P. Suena a Orwell lo que describe.

R. Hasta Orwell estaría asombrado. Vivimos la ficción de que el mercado es maravilloso porque nos dicen que está compuesto por consumidores informados que adoptan decisiones racionales. Pero basta con poner la televisión y ver los anuncios: ¿buscan informar al consumidor y que tome decisiones racionales? ¿O buscan engañar? Pensemos, por ejemplo, en los anuncios de coches. ¿Ofrecen datos sobre sus características? ¿Presentan informes realizados por entidades independientes? Porque eso sí que generaría consumidores informados capaces de tomar decisiones racionales. En cambio, lo que vemos es un coche volando, pilotado por un actor famoso. Tratan de socavar al mercado. Los negocios no quieren mercados libres, quieren mercados cautivos. De otro modo, colapsarían.

P. Y ante esta situación, ¿no es demasiado débil la contestación social?

R. Hay muchos movimientos populares muy activos, pero no se les presta atención porque las élites no quieren que se acepte el hecho de que la democracia puede funcionar. Eso les resulta peligroso. Puede amenazar su poder. Lo mejor es imponer una visión que te dice que el Estado es tu enemigo y que tienes que hacer lo que puedas tú solo.

P. Trump emplea a menudo el término antiamericano, ¿cómo lo entiende?

R. Estados Unidos es el único país donde por criticar al Gobierno te llaman antiamericano. Y eso supone un control ideológico, encender hogueras patrióticas por doquier.

P. En algunos sitios de Europa también pasa.

“Las grandes corporaciones han emprendido la lucha de clases, son marxistas pero con los valores invertidos”

R. Pero nada comparable a lo que ocurre aquí, no hay otro país donde se vean tantas banderas.

P. ¿Teme al nacionalismo?

R. Depende, si significa estar interesado en tu cultura local, es bueno. Pero si es un arma contra otros, sabemos a donde puede conducir, lo hemos visto y experimentado.

P. ¿Cree posible que se repita lo que ocurrió en los años treinta?

R. La situación se ha deteriorado; tras la elección de Barack Obama se desencadenó una reacción racista de enorme virulencia, con campañas que negaban su ciudadanía e identificaban al presidente negro con el anticristo. Ha habido muchas manifestaciones de odio. Sin embargo, Estados Unidos no es la República de Weimar. Hay que estar preocupados, pero las probabilidades de que se repita algo así no son altas.

P. Arranca su libro recordando la Gran Depresión, un tiempo en el que “todo estaba peor que ahora, pero había un sentimiento de que todo iría mejor”.

R. Me acuerdo perfectamente. Mi familia era de clase trabajadora, estaba en paro y no tenía educación. Objetivamente, era un tiempo mucho peor que ahora, pero había un sentimiento de que todos estábamos juntos en ello. Había un presidente comprensivo con el sufrimiento, los sindicatos estaban organizados, había movimientos populares… Se tenía la idea de que juntos se podía vencer a la crisis. Y eso se ha perdido. Ahora vivimos la sensación de que estamos solos, de que no hay nada que hacer, de que el Estado está contra nosotros…

P. ¿Tiene aún esperanzas?

R. Claro que hay esperanza. Aún hay movimientos populares, gente dispuesta a luchar… Las oportunidades están ahí, la cuestión es si somos capaces de tomarlas.

Chomsky termina con una sonrisa. Deja vibrando en el aire su voz grave y se despide con extrema cortesía. Luego sale del despacho y baja las escaleras de la facultad. Afuera, le esperan Tucson y la luz seca del desierto de Sonora.

EL PODER DE LAS PALABRAS, LAS PALABRAS DEL PODER

Noam Chomsky: “La gente ya no cree en los hechos”

Réquiem por el sueño americano. Los diez mandamientos de la concentración de la riqueza y el poder. (Basado en el documental del mismo título realizado por Peter Hutchison, Kelly Nyks y Jared P. Scott). Traducción de Magdalena Palmer. Sexto Piso, 2017. 160 páginas. 16,90 euros.

Porque lo decimos nosotros. Ideal democrático, estrategias de poder y manipulación en el siglo XXI.Traducción de Albino Santos Mosquera. Paidós, 2017. 254 páginas. 22 euros.

Estados fallidos. El abuso de poder y el ataque a la democracia.Traducción de Gabriel Dols Gallardo. Ediciones B, 2017. 364 páginas. 8 euros.

Optimismo contra el desaliento. Sobre el capitalismo, el imperio y el cambio social. Entrevistas de C. J. Polychroniou. Traducción de Francesc Reyes Camps. Ediciones B, 2017. 17 euros.

El miedo a la democracia. Traducción de Mireia Carol. Crítica, 2017.419 páginas. 18.90 euros.

¿Qué clase de criaturas somos? Traducción de Jorge Paredes. Ariel, 2017. 192 páginas. 18.90 euros.

¿Por qué solo nosotros? Evolución y lenguaje. Con Robert C. Berwick. Traducción de Fina Marfá. Kairós, 2016. 224 páginas. 16 euros.

https://elpais.com/cultura/2018/03/06/babelia/1520352987_936609.html

Francisco invita al cambio, pero nosotros somos el cambio


10 de marzo de 2018

Hubo un momento en la vida en que quería hacer las cosas y las quería hechas ahora. Todavía quiero hacer las cosas ahora, pero a lo largo de los años, descubrí que, al menos en lo que respecta a la iglesia, estaba buscando acción en los lugares equivocados. Como dijo Sean Freyne, el teólogo irlandés y estudioso de las Escrituras, «es un error pensar que un Papa tiene el poder de hacer cualquier cosa». Traducción: El derecho a reinar como autócrata, a tomar medidas unilaterales sobre casi cualquier cosa, no viene con la ingle y las llaves cruzadas. Tampoco, para el caso, viene con las capas y cruces de obispos.

Papas y obispos, me he dado cuenta, son los que mantienen la tradición de la iglesia. Cuando se mueven, es comúnmente con un ojo en el pasado, el punto en el que se encuentra el territorio canónico seguro. Solo nosotros somos los verdaderos cambiadores de la iglesia.

Es el lego promedio que vive la fe en el temperamento de los tiempos quien moldea el futuro. Es el maestro visionario, el crítico amoroso, el profeta que dice la verdad que mueve a la iglesia de una época a otra. Fueron los que tuvieron que negociar la nueva economía quienes llegaron a ver el interés justo en las inversiones como la virtud de la prudencia más que el pecado de la usura, por ejemplo. Fueron aquellos atrapados en relaciones abusivas que se dieron cuenta de que el divorcio podría ser una decisión más amorosa que una situación familiar destructiva.

Y sin embargo, la manera en que los papas y obispos se mueven, el oído abierto que traen al mundo, el corazón que muestran y el amor y el liderazgo que modelan pueden marcar la diferencia en el tono y la eficacia de la iglesia.

Hace cinco años, por ejemplo, pasamos de un estilo de iglesia a otro. Sucedió silenciosamente, pero cayó en medio de los fieles como el Libro de Apocalipsis. Atrás quedaron las imágenes de papas que agitaban los dedos, historias de investigaciones teológicas, y las reprimendas y excomuniones públicas de personas que se atrevían a cuestionar el valor continuo de las viejas costumbres.

Cuando Jorge Bergoglio, el recién elegido Papa Francisco, apareció en el balcón de la Basílica de San Pedro en Roma, se inclinó ante el pueblo y pidió una bendición; los fieles rugieron su aprobación de un hombre que conocía su propia necesidad de nuestra ayuda y dirección.

Cuando les dijo a los aristócratas obispos que «sean pastores con olor a oveja», se muevan entre la gente, los toquen, los sirvan, compartan sus vidas, los palacios episcopales y las vallas altas pierden el favor eclesial. Lo que la gente quería eran obispos que saldrían de sus cancillerías, caminarían con ellos y llegarían a comprender la dificultad del camino.

Cuando Francisco les dijo a los sacerdotes que trataran el aborto en confesión, donde todas las luchas de la humanidad encuentran consuelo y perdón, en lugar de tratarlo como el pecado imperdonable, la iglesia creció en comprensión. Cuando dijo: «¿Quién soy yo para juzgar» la calidad espiritual de la comunidad gay, la iglesia se convirtió en una iglesia nuevamente? La fluidez de la naturaleza humana y la gran necesidad de misericordia y fuerza que vienen con las decisiones más dolorosas de la vida se hicieron evidentes.

Francisco, basándose en los fundamentos establecidos por el Papa Juan Pablo II y el Papa Benedicto XVI, abrió los corazones y las puertas a Cuba, independientemente de su política, y con la administración de Obama alivió el aislamiento de Cuba del mundo moderno. Francis ha llevado a la atención del mundo a los migrantes que huyen de la guerra y las situaciones económicas opresivas; él ha hablado en contra de la matanza en el sudeste de Asia y África central. Dijo un no definitivo a las armas nucleares y alentó a reconsiderar la llamada guerra justa.

Claramente, Francisco es una invitación a cambiar nuestra postura en el mundo. Tenemos un nuevo modelo de cómo debería ser la iglesia para los demás, así como lo que nosotros mismos podemos esperar de ella en nuestras propias vidas.

tuitea esto

Claramente, Francisco es una invitación a cambiar nuestra postura en el mundo. Tenemos un nuevo modelo de cómo debería ser la iglesia para los demás, así como lo que nosotros mismos podemos esperar de ella en nuestras propias vidas. Comenzamos a ver a la iglesia como un signo del amor de Dios más que del espectro de la ira de Dios.

Y, sin embargo, al mismo tiempo, algunas cosas que deben cambiar claramente no han cambiado en estos últimos cinco años. En cambio, hay humo sin fuego, comisiones prometidas pero no creadas, preguntas aceptables, sí, pero las respuestas aún son escasas.

El reconocimiento de un problema, supone el mundo moderno, es el comienzo de su solución. Hay promesas y posibilidades en abundancia. Pero, en demasiados casos, si no sucede nada, más y más personas, decepcionadas, se alejan de un barco a la deriva.

Y así las parejas casadas que vivieron el abuso, a través de matrimonios más tóxicos que los dadores de vida, esperan el entendimiento de que a pesar de estar nuevamente casados, merecen el derecho de tener el apoyo espiritual que ofrece la iglesia mientras intentan hacer matrimonios más amorosos. Esperan, pero la declaración de inclusión en la iglesia no llega.

Se forma una comisión sobre la restauración del diaconado femenino, pero la iglesia en sí misma no está incluida en la conversación, nunca se dan informes públicos, y una parte muy importante y duradera de la historia de la Iglesia Católica vuelve a callarse.

web 20180226T0840-15002-CNS-POPE-PARISH-LISTEN.jpg

El Papa Francisco saluda a los fieles antes de celebrar la Misa en la Iglesia de San Gelasio en Roma el 25 de febrero. (CNS / Paul Haring)

El leviatán del abuso infantil, el problema más flagrante que enfrenta la iglesia, continúa levantando su cabeza canosa. Llega a todo el mundo e incluso a la propia casa del Papa. A menos que, o hasta que, incluso los obispos y cardenales sean suspendidos hasta que se resuelvan los cargos, la mancha en la integridad del propio Vaticano continuará socavando la sinceridad del esfuerzo de la iglesia para disipar el veneno. Mientras tanto, una comisión de abuso en sí misma se formó, dejó pasar, ahora se forma de nuevo, se nos dice, pero todo eso con poca o ninguna evidencia de una respuesta palpable al problema en sí.

Se promete el llamado a las mujeres en puestos oficiales en los escalones más altos de la iglesia, pero se ignora. Esto significa, por supuesto, que el papel de la mujer no ha cambiado en absoluto, a pesar de su preparación educativa, sus registros de servicio de toda la vida, y mucho menos el discipulado ofrecido por su bautismo. El efecto es claro: las mujeres no tienen nada que ver con las comisiones teológicas donde se toman decisiones que afectan la vida espiritual de su mitad de la iglesia. Pero Francis dice que no hay nada más que se pueda decir sobre las mujeres porque sus predecesores han hablado.

La pregunta es por qué este papado parece haberse estancado. No se sabe con certeza si situaciones como esta derivan de la falta de compromiso de Francis con ellos o como resultado de la resistencia interminable de la Curia al liderazgo papal. Pero marcan este papado. Ellos hacen para la desconfianza a largo plazo.

Desde donde estoy, este papado ha vuelto posible el pensamiento. Ha adoptado la idea de que el cambio es parte del proceso de la vida. Pero no ha dado una dirección significativa a algunos asuntos importantes. En casos como este, la promesa de acción y la ausencia de resultados, como dicen los franceses, «adulan solo para engañar». Ellos dan falsas esperanzas. Como resultado, al final, la ausencia de acción es aún más decepcionante de lo que hubiera sido si nunca se hubieran hecho promesas huecas.

San Pablo advirtió a la iglesia sobre este tipo de liderazgo poco claro hace siglos. Él escribe en 1 Corintios 14: 8: «Si la corneta da un sonido confuso, ¿quién se preparará para la batalla?»

Es una advertencia para un papado lleno de esperanza y profundamente respetado por ello. Como dice el Talmud, «Aquellos que no arriesgan nada arriesgan mucho más».

[Joan Chittister es una hermana benedictina de Erie, Pennsylvania.]

https://www.ncronline.org/news/opinion/where-i-stand/francis-invites-change-we-are-change

Justicia, NO derecho canónico.
            Exigir abrir los libros de contabilidad del Vaticano y de todas las Iglesias
                                                   Otra Iglesia es posible… DEMOCRATIZÁNDOLA !!
                                     La jerarquía de la Iglesia alejada del Pueblo… el Evangelio JAMÁS !!

Las mujeres progresistas que critican a la Iglesia dicen que están decididas a quedarse


Claire Giangravè

9 de marzo de 2018

Las mujeres progresistas que critican a la Iglesia dicen que están decididas a quedarse

La gente, en su mayoría mujeres, grita consignas durante una protesta en la plaza Sol durante el Día Internacional de la Mujer en Madrid, el jueves 8 de marzo de 2018. (Crédito: AP Photo / Francisco Seco).

ROMA – A juzgar por lo que dijeron las mujeres en una conferencia progresista y reformista en Roma el jueves -algunas de las cuales, entre otras cosas, describieron a la Iglesia Católica como el «portador mundial principal del virus tóxico de la misoginia» – uno podría preguntarse por qué se molestan en permanecer en la Iglesia, si están tan insatisfechos.

La respuesta básica que se escuchó fue provocada por la ex presidenta de Irlanda, Mary McAleese, quien durante una conferencia de prensa para el evento del miércoles declaró: «¡Estamos aquí porque nos importa, porque me importa!»

Ese sentimiento fue repetido por la mayoría de los oradores en el evento.

La conferencia «Voces de la fe», que durante los últimos cuatro años se celebró en el Vaticano, perdió su sello de aprobación este año después de que los organizadores dijeron que tres miembros del panel, incluido McAleese, no fueron aceptados por el dicasterio del Vaticano para los laicos. , Familia y Vida, a la luz de su apoyo vocal para el aborto y los derechos de los homosexuales.

En cambio, la reunión se celebró a pocas cuadras de la Basílica de San Pedro en el auditorio de la sede de la orden de los jesuitas, que estaba repleto de mujeres y hombres laicos y religiosos.

Una defensora de los derechos de los homosexuales ugandeses, Ssenfuka Joanita Warry, también incluida entre las personas enlistadas en el Vaticano, dijo que muchos le preguntan por qué sigue siendo una católica fiel e incluso organiza grupos de oración para gays y lesbianas, a pesar de su desaprobación del tratamiento de la Iglesia LGBT comunidad.

«Creo que las cosas pueden ser diferentes», dijo a los participantes en la conferencia.

«Nuestros líderes religiosos tienen la llave para la protección de las personas LGBT, y no solo en África. Imagínense si el Vaticano adoptara una postura en contra de la criminalización para defender estos estilos de vida, entonces tenemos esperanza «, dijo.

Según Zuzanna Radzik, teóloga polaca centrada en las relaciones entre cristianos y judíos, la belleza de la tradición católica, desde su liturgia hasta sus sacramentos, la «nutre» y, por lo tanto, no siente el impulso de explorar otras confesiones religiosas o abandonar el fe a pesar del hecho de que ella se siente «siempre preparada para ser rechazada» en la oficina de un obispo o por la Iglesia en general.

«¡Realmente no estoy planeando ir a ningún lado!», Dijo. «Incluso si está enojado, nuestro enojo muestra que estamos comprometidos y no renunciamos a la Iglesia».

Si bien estas mujeres persisten en su fe y se mantienen fieles a la tradición católica, también alegaron que muchos jóvenes están abandonando la fe por exactamente las mismas razones.

«Las mujeres se alejan de la Iglesia Católica en tropel, porque las personas que se espera que sean influyentes clave en la formación de fe de sus hijos no tienen la oportunidad de ser influyentes clave en la formación de la fe católica», dijo McAleese en su discurso de apertura.

Centrándose en los Estados Unidos, un estudio del Centro de Investigación Pew 2015 descubrió que el número de estadounidenses que ya no están afiliados religiosamente, o «nones», ha aumentado más del 6 por ciento desde 2007. Los autores del informe también encontraron que el 12.8 por ciento de Los adultos jóvenes estadounidenses, entre las edades de 18 y 25 años, son ex católicos, y aproximadamente el 6.8 por ciento de los adolescentes estadounidenses abandonaron la fe católica.

En general, el estudio encontró que el 74 por ciento de los encuestados había abandonado la fe entre las edades de 10 y 20.

Las hermanas Lobo hindúes y católicas, Nivedita y Gayatri, representaron la voz de los millennials, es decir, jóvenes entre las edades de 16-35 años, en la conferencia. Señalaron que la falta de derechos de las mujeres jóvenes es la principal razón por la que los jóvenes abandonan el catolicismo.

«La mayoría de mis jóvenes amigos, creo, se identificarían como católicos pero no irían a la iglesia. Pero eso es lo mismo para la mayoría de mis amigos que son hindúes, y para la mayoría de mis amigos que también son musulmanes. No creo que sean solo los jóvenes que se alejan de la Iglesia, creo que son los jóvenes que se alejan de la religión organizada, lo que ha dicho muy enérgicamente: ‘No te queremos de todos modos’ «, dijo Gayatri en una entrevista con Crux. .

A diferencia de su hermana, Gayatri se describió a sí misma como una «historia de éxito» porque eligió permanecer dentro de la Iglesia y ser bautizada, para poder «experimentar la Misa en su totalidad». A pesar de esto, dijo, era como si su sentido autodesde su fe y su brújula moral luchaban entre sí, y dijo que lucha para apoyar a una Iglesia que, en su opinión, no es inclusiva hacia las mujeres y las personas LGBT.

Nivedita dijo que percibe a la Iglesia como «apartada de lo que persigo como mujer joven», que incluye participación, agencia y participación activa en el proceso de toma de decisiones.

«Si la Iglesia le dice a la gente que no cree en ellos, ¿cómo se supone que deben creer en sí mismos?», Dijo Nivedita. «Creo que la Iglesia necesita reagruparse y descubrir sus valores y prioridades. A menos que esté dispuesto a permitir un cambio en la dinámica de poder, es decir, las mujeres en el liderazgo, va a perder relevancia para las mujeres jóvenes de hoy «.

Nivedita pidió a la Iglesia que cree más espacio para que las voces jóvenes y especialmente femeninas sean escuchadas.

«Es posible que no vayamos a misa, pero estamos haciendo la diferencia», dijo Nivedita. «Estamos avanzando a una velocidad tremenda en un mundo virtual».

«No podemos detenernos, pero necesitamos su guía», agregó.

Otro tema común en la conferencia del jueves fueron varias apelaciones al Papa Francisco.

McAleese describió a la Iglesia como una paloma «aleteando torpemente en un ala cuando Dios le dio dos», pidiendo al Papa y al clero que desarrollen una «estrategia con objetivos, caminos y resultados auditados regularmente e independientemente» para la inclusión de las mujeres.

Gayatri le dijo a Crux que inicialmente estaba muy entusiasmada cuando Francisco fue elegido, y lo ve como alguien abierto al diálogo y al entendimiento mutuo. A pesar de esto, agregó, quiere ver «más asertividad», «protección más activa» y un «enfoque más solidario».

«Tengo tres palabras para el Papa Francisco: ¡Toma partido! Toma una posición! No tengas miedo «, dijo ella.

https://cruxnow.com/global-church/2018/03/09/progressive-women-critical-church-say-theyre-determined-stay/

Anteriores Entradas antiguas

A %d blogueros les gusta esto: