Rusia protesta enérgicamente por expulsiones de sus diplomáticos


EFE

Rusia expresó hoy su “enérgica protesta” por la decisión de muchos países de la Unión Europea y de la OTAN de expulsar a diplomáticos rusos en relación con el caso Skripal, en una declaración del Ministerio de Exteriores publicada en su página web.

“Expresamos nuestra enérgica protesta por la decisión adoptada”, señaló el ministerio, que advirtió de que Moscú “reaccionará”.

“Vemos este paso como inamistoso y que no ayuda a establecer las causas y la búsqueda de los culpables” del incidente ocurrido el 4 de marzo en Salisbury (Reino Unido), añadió sonre el incidente en el que el exespía ruso Serguéi Skripal y su hija Yulia fueron envenenados, según Londres, con un agente nervioso de fabricación rusa.

La Cancillería rusa manifestó que este “gesto provocador” de los países que “siguen el juego a las autoridades del Reino Unido en el llamado caso Skripal (…) es la continuación de la política de confrontación que apunta a una escalada de la situación”.

Según Moscú, al acusar infundadamente a Rusia del envenenamiento de Skripal y su hija, las autoridades británicas “han adoptado, de hecho, una postura parcial e hipócrita”.

La parte rusa, añade la declaración, ha solicitado información a Londres en repetidas ocasiones, pero no ha recibido ningún antecedente, aunque se trata de un intento de asesinato de ciudadanos rusos en territorio británico.

“Tampoco tienen datos objetivos y definitivos los aliados del Reino Unido que siguen ciegamente el precepto de la unidad euroatlántica en menoscabo del sentido común, las normas del diálogo civilizado entre los Estados y los principios del derecho internacional”, subrayó la Cancillería rusa, que advirtió de “desde luego” Moscú reaccionará a este paso inamistoso.

http://www.eluniversal.com.co/mundo/rusia-protesta-energicamente-por-expulsiones-de-sus-diplomaticos-274881

Mandianes: “Tu lenguaje es original en un Papa, a veces hasta divertido”


Papa saluda

Sabes como nadie que la sociedad no necesita más cárceles sino más amor, comprensión, misericordia

(Manuel Mandianes, antropólogo del CSIC y escritor).- Jesús no pudo elegir mujeres y ponerlas al frente de los grupos porque entonces era absolutamente inverosímil que aquello pudiera funcionar. Pero ya fue una autentica evolución que entre sus más allegados estuvieran unas cuantas mujeres. En tiempos de Jesús las mujeres no eran jefas ni emperadoras.

Después de 2000 años las cosas han cambiado mucho y no hay ninguna razón teológica para que las mujeres no sean, dentro de la Iglesia, personas importantes que puedan tomar decisiones que afecten la marcha de la institución. Si las instituciones siempre van por detrás de la sociedad, la Iglesia mucho más. Mejor, la fidelidad sin criterio propio es servilismo.

El relegar a las mujeres a un segundo plano dentro de la Iglesia es una tradición eclesiástica, no una exigencia teológica ni evangélica. Se puede ser fiel y tener criterio propio, amar y estar en desacuerdo. Vivimos grandes cambios que exigen una valoración crítica. Las novedades no son buenas por ser novedades, pueden serlo por lo que son en sí; y su abuso suele ser desgraciado pero su uso controlado suele ser buenos resultados. En todo caso, la Iglesia no puede rechazar las nuevas herramientas por ser nuevas, sino que debe de estudiarlas y hacer un uso controlado de ellas para la evangelización.

Entiendo lo difícil que debe de ser para mucha gente de Iglesia que ha sido educada en un sistema conservador admitir cambios que, aparentemente, dan al traste con tradiciones eclesiásticas. Los cambios meten miedo, y más los cambios radicales como los que están a ocurrir en nuestra época, porque muchos llevan consigo divisiones y disensiones en el mismo seno de la Iglesia entre tradicionalistas y progresistas y nos colocan delante de un caos con multitud de incógnitas.

Si a esto añadimos que en los seminarios se condenaba la curiosidad y la imaginación como fuentes de vicios y depravaciones, es natural que muchos hombres de Iglesia estén atemorizados porque creen que la identidad de la Iglesia se está viniendo abajo.

Los cambios radicales siempre han sido fuente de fundamentalismos y radicalismos para defender la pureza original que sus protagonistas creen que está corriendo peligro y se pierde. “Le sorprendió que en los momentos de crisis no estemos nunca luchando contra un enemigo externo, sino siempre contra nuestro propio cuerpo “, escribió Orwel (1984, XVIII). En nuestro caso el Cuerpo Místico. Lo positivo de esto es lo que dijo Blake: “Sin contrarios no hay progreso”.

Para innovar hay que introducir nuevos puntos de vista y esto te está trayendo problemas, pero no puedes hacer otra cosa que seguir innovando y sortear los problemas lo mejor que Dios y tus colaboradores, nadie puede hacer grandes cosas sólo, te den a entender. No puedes hacer que el genio vuelva a la botella, tienes que seguir en el empeño de hacer relucir una Iglesia sobria y pobre.La innovación no está en contradicción con la tradición ni tiene por qué renunciar a ella.

“El mundo está cambiando. Pronto sólo estarán los conquistados y los conquistadores. Y es difícil para un buen hombre ser un rey”, dicen en “Black Panther” (2018) de Marvel. Lo dicen porque no te conocen, no saben quién eres. El buen jefe no necesita pelotas. La fidelidad consiste en comprometerse con la empresa y con el proyecto; en este caso con la Iglesia para que “el mundo lo conozca a él”. Pero en ello hay margen para discrepar. La diversidad y a veces hasta el conflicto pueden enriquecer el proyecto al mirarlo desde distintos puntos de vista. Estamos seguros del amor de Dios, pero nunca lo estaremos de que nosotros hacemos lo mejor.

Las personas siempre se comportan mejor que las instituciones, las relaciones entre individuos no tienen la complejidad que tienen las relaciones entre instituciones. No dudo del amor de estas gentes a la Iglesia, pero eso no justifica que permanezcan inamovibles en sus posturas; lo que ellos consideran principios naturales e inamovibles pueden no ser más que tradiciones, costumbres; creen que las identidades son definitivas, no algo cambiante, y se agarran a ellas porque en un momento de sus vidas les ha funcionado.

Hay personas que se agarran a las estructuras actuales, aún sabiendo que son la fuente de conflictos e injusticias, porque las favorecen y es la única manera de mantener su situación de privilegio. La Iglesia no es un fin el si mismo sino un medio para llegar a Cristo; una institución, de institución divina para el creyente, para transmitir la memoria y el recuerdo del Señor.

Tu vida y tu teología son una corriente espiritual con un montón de variantes, un mensaje plástico. Alguien me decía: “Las curvas del actuar de Francisco, las ondulaciones y hasta contradicciones de sus discursos, sus escapadas nocturnas para convivir con los mendigos de Roma, sus visitas a la cárceles y charlas con prostitutas, sus gritos de angustia y desesperación, de ansiedad y desaliento son una elegía a la compasión, a la misericordia, a la amistad, a la tolerancia que me acercan más a Cristo que todas las teologías”.

Posees una paleta que hace aflorar la belleza, la rima interior, la música callada, la soledad sonora que esconden las situaciones más sórdidas, violentas y degradantes, y dispones de una gama de registros, vasta y vaga, que te permite simpatizar con las más diversas sensibilidades. Tus discursos son, a veces, “gemidos indecibles” porque no eres tu el que vive sino las prostitutas, los inmigrantes, los mendigos quienes viven en ti. No dejas fuera de campo nada de lo que a un ser humano pueda atañer, colocas a cada uno frente a frente de la realidad.

La solución no está en negar las diferencias sino en superarlas. Tu posición niega la división de seres humanos fundadas en esas diferencias poniéndonos a cada uno en tensión con nuestras propias deferencias, con nuestras intimas divisiones. Me pones delante de la imposibilidad de coincidir conmigo mismo. Las divisiones entre los hombres y las divisiones en lo más intimo de cada uno, no coinciden consigo mismas.

Yo no coincido totalmente conmigo mismo. “He llegado a la ignorancia total, adentrarse en el hombre te lleva a la ignorancia… Si la vida no te lleva a la ignorancia es que no la estás viviendo en serio”, dijo un hombre desde la atalaya de sus 86 años, masticando recuerdos frescos y lejanos, de los cuales ha dedicado 50 escuchando a criminales, terroristas, en las cárceles. “No me creo superior moralmente a ninguno de ellos”, confesó. Las mentes más cultivadas también pueden sucumbir a la barbarie, mezcla de ridículo y terror. Sin duda, una de las muestras y pruebas de amor es “la dignificación de los excluidos en cuyas vidas se enfrenta al destino a pecho descubierto”

Tu lenguaje es original en un Papa, a veces hasta es divertido, siempre agradable y fácilmente inteligible; a veces durísimo. Hay tantos charlatanes que reclaman nuestra atención que hay que ser el mejor para que alguien se pare a escucharnos. De ahí la importancia de la oratoria y las nuevas tecnologías como medios de difundir la teología, la vida de Jesús, su mensaje. Tenacidad y regularidad, experiencia y seguridad, sabiendo que necesitamos momentos de asueto, de diversión, de ocio, de charlas relajados con los amigos tomando un vaso de vino o un café para trasmitir alegría hay que ser alegres; para trasmitir fe y ganas de vivir hay que creer y vivir a fondo.

Él dijo: “Que tu mano izquierda no se entere de lo que hizo tu derecha” pero también: “Lo que yo os digo decidlo desde los tejados” para que todos se enteren. Muchas veces la eficacia de un sermón, de una catequesis radica en el acierto en escoger un soporte adecuado que muestre la aplicación del evangelio en lo que está pasando en la vida del cristiano cuando salga del templo o de la clase. Como tus homilías. “El Papa no habla de la eternidad del cangrejo ni de la preñez de los pájaros sino de lo que acaban de vivir quienes le escuchan o de lo que van a encontrarse cuando la ventana desde la que habla se cierre”, me dijo alguien que acababa de llegar de Roma de ver al Papa. Habla de la luminosidad de la persona y también de su lado oscuro.

Muchos eclesiásticos no dedican tiempo a entender y comprender el mundo ni acuden a los místicos ni a los grandes teólogos. “Hay sacerdotes que se olvidan de su ministerio y no son más que funcionarios de la Iglesia”, me dijo, apostados los dos a la barra de un bar. Rastrear el evangelio exige una entrega sin límites y desinteresada. El sacerdote, cualquier persona que tenga una misión pastoral, de responsabilidad en la Iglesia tiene la obligación de estar informada, no tiene derecho a ignorar lo que pasa en el mundo porque es materia prima para exponer la revelación, la palabra de Dios; es más, Dios se revela en lo que pasa.

La lectura ayuda a descifrar el mundo y también a descifrarnos. El evangelizador debe de saber la importancia de la innovación y las buenas ideas para cambiar el mundo y cambiarlo según el Evangelio. En los seminarios deberían, los futuros sacerdotes, aprender oratoria, género literario lo mismo que la poesía, la novela, el periodismo o el ensayo. Pero hoy nadie puede tener en la cabeza todas las últimas investigaciones para esos estás las nuevas tecnologías. “Sin duda, la Iglesia tiene que vender el Evangelio online, como todo el mundo que tiene algo que vender”, me dice una industria católico practicante. Evangelizar es un cuerpo a cuerpo con el mundo de cada día.

El sacerdote debería preparar cada aparición en público como la prepara el actor de cine, el presentador de televisión, el cantante cada una de sus canciones y explotar su imaginación, como el novelista el cada una de sus obras, respetando el misterio y la inspiración. Pero sabiendo que, como dicen los grandes creadores, que “la inspiración nos coja trabajando”. Cada predica, cada sermón, es u n desafío inofensivo o mortal.

Tu sabes que actuar en publico es comunicar y se comunica con todo el cuerpo, de ahí la fuerza con que tus mensajes nos llegan cuando te vemos, cuando te oímos, y sabes lo fácil que es engañar y engañarnos. Sabes que el mejor cambio es preparar y hacer posible el cambio por eso siempre tiene un pie en el Evangelio y en la tradición, a la esencia de la tradición; lo necesario para ser cristiano cabe en un bolsillo.

Hoy todo está globalizado, internacionalizado, enseñanza digital para un mundo digitalizado, programas online, formación continua. Cada parroquia es el mundo y el mundo es una parroquia, cada pulpito tiene delante un escenario global. Solo quien conoce el mundo sabe que herramientas ha de emplear para cambiarlo; y sólo quien quiera cambiarlo se pondrá al día en conocimiento, emprendimiento, innovación, responsabilidad social, liderazgo, análisis de big data, son herramientas transformadoras en el día de hoy. La calidad de los sermones dependerá de que el predicador esté al día en las corrientes de pensamiento y en los estudios teológicos.

Sólo así podrá llegar a un buen diagnóstico. El Santo Cura de Ars tenía una inteligencia limitada pero una voluntad de hierro y un corazón que no le cabía en el pecho que ponía al servicio del Evangelio por eso sus sermones, aún hoy, son piezas que se leen con gusto y con provecho. No hace falta ser un especialista para estar al día.

Tus ídolos, a pesar de que eres un futbolero, son esos hombres y mujeres que no tienen nombre, que no son actrices ni jóvenes ni deportistas ni cantantes y sólo juegan a escapar de la muerte. Buena parte de tus ídolos los visitas en las cárceles de Roma, muchos de los cuales están ahí por haber sufrido abusos siendo niños, por haber tenido relaciones complicadas con sus padres y gente conocida. Sabes como nadie que la sociedad no necesita más cárceles sino más amor, comprensión, misericordia.

Estoy convencido de que has aprendido más sobre el hombre en tu vida de pastor en Buenos Aires y en tus visitas a las cárceles y en tus charlas con los mendigos de Roma que en tus charlas y contactos con los más grandes maestros y teólogos; éstos te han allegado conocimientos, estructuras Intelectuales, indispensables para sistematizar los conocimientos y estructurar una charla.

Fe, esperanza y caridad: los tres arcos que tienden y realizan la experiencia mesiánica del tiempo, los que transforman el tiempo en tiempo cristito sin ahorrarnos descender hasta el abismo del hombre, hasta lo más profundo de la oscuridad. A veces, tus sermones son un grito poético de rabia

Hay teólogos que se preguntan ¿En dónde está la renovación de la Iglesia que prometió Francisco?Y afirman: Hasta ahora sólo ha cambiado personas en la curia.

Hay teólogos que saben de memoria la lista de los papas desde San Pedro hasta ti y la lista de todas las herejías que hubo, y pueden explicar la historia de todos los dogmas y las definiciones conciliares e ilustran al pueblo de Dios con su sabiduría y su erudición al mismo tiempo que les complican la vida con pensamientos farragosos sobre misterios inescrutables.

Hay teólogos que creen que la teología ortodoxa agota la esencia del cristianismo, olvidando que es el seguimiento de una persona, Jesús, y lo que de exigencia tiene ello sin olvidar la contingencia. Tal vez sus conocimientos, su mundo conceptual les impiden a estos teólogos sentir, oler, ver las cosas sencillas y una teología de anda por casa. A lo mejor, si visitaran más cárceles, se pararan a conversar con mendigos les ayudaría a salir de su ensimismamiento. Y tener más piedad con sus recuerdos y con sus olvidos que hacen parte de su existencia. La radicalidad del cristianismo consiste en la disolución, en el vaciamiento de todas las estructuras fundadas en el poder, en el dinero, en la sabiduría del mundo, en la muerte al mundo viejo para resucitar a una vida nueva.

Una persona sólo es vieja cuando los recuerdos tienen en su vida más peso que los proyectos y a ti no te llegaría todo el tiempo del mundo para realizar todos los que acaricias, por eso tu eres un joven de muchos años. Estás llevando la Iglesia al mundo y el mundo a la Iglesia.

http://www.periodistadigital.com/religion/opinion/2018/03/26/cambios-en-la-iglesia-religion-dios-jesus-papa-obispos-francisco-lenguaje-mujer.shtml

CROACIA: Miles de croatas protestan contra un tratado para proteger a las mujeres


Cambio de paradigma, ¿es Dios mujer?


Cambio de paradigma, ¿es Dios mujer?
Foto: Zócalo | Gerardo Ávila / Archivo
Por: Jesús Castro

Saltillo, Coah.- Durante el rezo del Ángelus, el 10 de septiembre de 1978, el papa Juan Pablo I leyó un breve mensaje que se transmitió a todo el mundo gracias a la radio vaticana. Hablaba de un Dios que nunca deja desamparados a sus hijos. Y entonces sobrevino una frase que dejó atónitos a todos.

“Dios es padre; más aún, es madre. No quiere nuestro mal, sólo quiere hacernos bien a todos. Y los hijos, si están enfermos, tienen más motivo para que la madre los ame”, dijo en su estilo sencillo y carismático.

Las facciones más ortodoxas de la Iglesia se escandalizaron. Era la primera vez que un papa se refería a Dios de modo femenino. La polémica y las críticas estuvieron en los periódicos de todo el mundo. El arzobispo cismático Marcel Lefevre lo declaró anatema y falso papa, pero otro sector más progresista lo celebró. Sobre todo los obispos y sacerdotes de la Teología de la Liberación.

Tiempo después, 37 años, durante una entrevista con Credere, la revista oficial del Jubileo de la Misericordia le preguntó al papa Francisco: “¿Puede el Jubileo ser una ocasión para redescubrir la maternidad de Dios? ¿Hay también un aspecto más femenino de la Iglesia que se debe valorar?”.

La respuesta del Papa fue: “No todo el mundo entiende cuando se habla de la maternidad de Dios. No es un lenguaje popular, en el buen sentido de la palabra: parece un lenguaje para elegidos. Por lo tanto, yo prefiero utilizar la palabra ternura, propia de una madre, la ternura de Dios, la ternura que nace de las entrañas paternas. Dios es padre y madre”.

Otra vez llegaron las críticas. El sitio web católico Adelante la Fe, por ejemplo, reprodujo la entrevista y advirtió: “Al final del artículo, hemos incluido nuestro comentario acerca del peligro extremo que supone para la fe católica la afirmación del Papa acerca de que Dios es padre y madre”.

Aseguran que referirse a Dios como madre no tiene precedente doctrinal, pues no existe absolutamente ninguna justificación ni en las Escrituras ni en la Tradición para ello. Es entonces que enuncia cuál es ese “peligro extremo” al que se refería en su advertencia premonitoria.

“Al adoptar este lenguaje, el Papa, se dé cuenta de ello o no, alienta a feministas y liberales que han estado presionando, precisamente, para que nos refiramos a Dios como ‘madre’; mientras humilla a los católicos ortodoxos, que han dedicado un enorme esfuerzo a bloquear el lenguaje inclusivo y feminista en la liturgia y la práctica espiritual”, aparece en la web.

Los obispos y la Curia Romana se sintieron humillados cuando se habló de un Dios mujer porque para ellos la femineidad no tiene cabida en una Iglesia, aunque la mayor parte de los católicos en el mundo está compuesta por mujeres y sólo una mínima parte de los varones son ministros.

Al entrar a cualquier templo, católico o protestante, lo primero que se ve al frente es una imagen de Dios masculino, mientras un ministro varón oficia, sin embargo, la mayoría de los congregados se compone de mujeres. Como muestra está México, uno de los países con mayor número de personas adscritas a alguna religión.

La más reciente encuesta del INEGI señala que 82.7% es católico; las mujeres que la profesan componen 51.4%, mientras que los hombres son 48.6 por ciento. Otro dato significativo es que mientras existen 15 mil sacerdotes y 5 mil seminaristas, hay 40 mil monjas.

Las mujeres superan en número de fieles y también de agentes pastorales. Algo parecido sucede en las otras denominaciones cristianas, donde abundan las mujeres, pero no como dirigentes. Muy pocas ordenan sacerdotisas y las que lo hacen no cuentan con muchas.

Cinco expertos en teología consultados por Ruta Libre señalan que el motivo de que Dios sea varón es debido a que las religiones están basadas en la tradición patriarcal. Un teólogo católico, una sacerdotisa presbiteriana, un sacerdote anglicano, un párroco diocesano y una pastora protestante, coinciden con los papas Juan Pablo I y Francisco, en que Dios es madre, Dios es mujer.

ORIGEN FEMENINO 

El teólogo y fraile dominico católico, Julián Cruzalta, quien tiene 25 años como maestro de teología en Mé-xico, desde el inicio de la entrevista asiente: “tienes razón: Dios nació mujer”.

Habla de que en las últimas investigaciones de universidades norteamericanas en las cuevas con pinturas rupestres de Europa se descubrió que quienes las pintaron no son hombres, sino mujeres, porque imprimían su mano como firma. Según estudios de fósiles, esas manos pertenecen a mujeres, que se quedaban en las cuevas mientras el hombre salía a cazar.

Como el hombre salía a buscar alimento no tenía tiempo de preguntarse más allá de la necesidad, sin embargo, la mujer tenía tiempo para preguntarse sobre los fenómenos naturales, el sol, la lluvia, el fuego, y al no tener manera de explicarlos, les atribuyó un origen divino.

“Por lo tanto, la idea de lo sagrado es femenina, no masculina. Tienes razón: Dios nació mujer. Dios es la tierra, la tierra es femenina, da de comer y por eso el primer símbolo del 45 o 47 mil a.C. es un triángulo invertido, es una vulva; el otro es un triángulo hacia arriba, que es un pene, pero ese sería de 6 mil, 7 mil años antes de Cristo”, expresa el fraile dominico.

Lo que aparece dibujado en esas cuevas, desde España hasta Ucrania, es el triángulo invertido, que suele significar divinidad; aparece con el vértice hacia abajo y suele asociarse con la vulva como representación de la vida, en homenaje a la mujer como una divinidad.

Explica que en religiones antiguas ese triángulo invertido era el símbolo de la tierra, la madre tierra; así nació la religión, con la madre tierra, femenina. Hay incluso templos con esa inscripción en las paredes.

“Nos da mucho miedo hoy. Dicen ‘¿cómo va a ser Dios una vulva?’”, resalta fray Julián. Pero así fue entonces y hay vestigios de ello, manifiesta Amparo Lerín Cruz, sacerdotisa de la Comunión Mexicana de Iglesias Presbiterianas y Reformadas.

Coincide con lo dicho por Cruzalta, al hablar de que en la prehistoria es la mujer quien crea una figura cosmogónica central basada en lo femenino, en la cual se representa como deidad por ser dadora de vida, el milagro de la vida.

“La figura cosmogónica central es la de una mujer. Se representa a la diosa en figurillas de piedra, madera barro, con atributos femeninos visibles y remembrados como los senos, las caderas, en los pezones, el vientre, la vulva”, expresa Amparo.

Para ellas y ellos el vientre femenino es el lugar de donde todo nace y a dónde todo vuelve, como la madre tierra, la pacha mama o la madre naturaleza, conocida en un inicio como la gran diosa, la dadora de vida, luz, sequía, lluvia, abundancia.

Lo que existe entones es un sistema matrilineal en el que la mujer es la madre de sus hijos y en el que no se tiene la idea de un padre. El hombre es el ente que consigue el alimento, la madre es la que rige la vida, pone las normas, dirige la religiosidad, prefigura la divinidad, una divinidad femenina.

Sobre ello, Víctor Vera Hernández, sacerdote anglicano que reside actualmente en Saltillo, expresa que según Eduardo Galeano, la identidad primigenia, la primera noción que el ser humano empezó a tener de Dios es con características femeninas.

“Hay un pueblo que se lama Catal Oyuc, donde están los primeros vestigios de cómo el ser humano concebía la divinidad, y se encontró con que las imágenes de la divinidad, de cerámica, no eran de varón, sino de mujer. Estamos hablando de 5 mil o 6 mil años atrás, cuando la historia comienza a ponerse plasmada con elementos que podemos ahora descifrar”, refiere Víctor.

Por ello se deduce que la primera forma de concebir el ser humano a la divinidad es una imagen más parecida a la mujer que al varón, porque las comunidades primitivas eran matriarcales. Incluso habla del descubrimiento de una ciudad donde la gobernadora era mujer, y esa ciudad nunca fue atacada o invadida y vivían en armonía con las demás ciudades.

Sobre esto, Yesenia Cuevas Vidal, pastora de la Iglesia Cristiana Pentecostal y teóloga estudiosa de las religiones primigenias, expresa que la adoración de deidades femeninas duró milenios sin ser cuestionada, porque la diosa madre proporcionaba paz, armonía, orden, fecundidad, alimento, protección, atributos femeninos necesarios para la subsistencia primitiva.

“Vivían en pequeñas comunidades. Se procuraban unos a otros, porque era la diosa madre la que proveía. Eran nómadas clamando a la madre naturaleza, a la diosa madre, que les proveyera. A la madre tierra que les daba el alimento, el agua, el refugio”, expresa Cuevas Vidal. Pero todo eso cambió.

Los cuatro estudiosos de la religión, Cruzalta, Amparo, Vera y Cuevas, coinciden en que el concepto de un Dios varón no surgió sino hasta el milenio sexto o quinto antes de Cristo, y más o menos se afianzó esta idea en el milenio segundo hasta la fecha.

IMPOSICIÓN MASCULINA

En efecto, los estudiosos de la antropología señalan que no hubo deidades masculinas en la época primitiva, hasta que apareció la agricultura. Porque para esa actividad, se requería fuerza y estabilidad. Ya los hombres no se van de cacería, se quedan a cuidar lo que ahora consideran suyo.

“Con la agricultura ya hay cosechas. Entonces algunos decían ‘¿para qué nos desgastamos en sembrar tanto? Mejor dejemos que siembren estos y a la noche atacamos, y por eso los dioses masculinos todos son guerreros”, expresa Julián Cruzalta.

Dice que las diosas primitivas no eran guerreras, sino de fertilidad, de la tierra, de la comida, por lo que la deidad femenina no es agresiva, pero la divinidad masculina sí lo es, como el Dios de los Judíos, que según los salmos, Yahvé es Dios de los Ejércitos.

“Cuando los judíos llegan a Palestina, ya había pueblos y tenían una diosa, Astarté, que se representaba como una serpiente. Si quiero meter al dios guerrero, hay que desprestigiar a la diosa de ese lugar, por eso la víbora es la mala del génesis, es la deidad del lugar, es lo más sagrado que había en los templos palestinos”, expresa el teólogo dominico.

Ahí es cómo los judíos cambian la percepción de la serpiente a negativa, cuando hasta ese momento el mundo antiguo tenía de ese animal una connotación positiva, tan positiva, que hasta la fecha aparece en el logo de la Medicina, que es una doble serpiente entrelazada. La serpiente que es sabia, astuta, se regenera de piel; le cortas un pedazo y le crece.

“Es esta idea patriarcal la que la hace negativa, la serpiente es mala, engaña a la mujer, a Eva, según los judíos”, explica Cruzalta. Como ahora el hombre es guerrero, su Dios es guerrero, es varón, que aplasta a la diosa femenina, que engaña a la mujer que es débil, al género femenino que hay que someter.

Según Amparo Lerín, es ahí cuando el hombre se da cuenta de que su fuerza puede darle riqueza en la agricultura y en la ganadería, por lo que el sistema matrilineal se acaba. El hombre, ahora totalmente presente a través de la fuerza física, se apropia de la riqueza, de la mujer, de los hijos, y a la mujer le exige monogamia y fidelidad. Así empieza el sistema patriarcal.

“Tiene un fundamento mítico-religioso, y es así que en cada religión que viene de las tradiciones orales y después en los textos sagrados, se cambia la deidad femenina por la masculina; se cambia a que ahora la mujer esté sometida al varón”, señala la sacerdotisa presbiteriana.

Así es cómo las religiones valorizan más a los hombres por encima de las mujeres, se interpreta el texto sagrado con ojos masculinos y se olvida de interpretarlo con ojos de la mujer. También se refiere a Dios con metáforas predominantemente masculinas, como “oh Señor”, “Padre”, “Amo”.

“Dios se vuelve varón en el momento en que el judaísmo comienza a tener su teología y a concebir a Dios según su sique, y lo identifican con aquella mente que está pensando, que es el varón”, coincide el padre anglicano Víctor Vera. Esa teología del Dios varón el judaísmo la hereda al cristianismo, que en un principio tenía inclusión femenina, hasta que la Iglesia se institucionalizó.

Expresa que eso sucede en el siglo 4 cuando el cristianismo se hace religión oficial de Estado; es el Rey el que manda, ya no la autoridad eclesiástica. En el caso de Roma, Constantino es el primer monarca que oficializa el cristianismo.

“Cuando ya se oficializa algo, no lo propones, lo impones. Y la imposición es a la fuerza, es con agresión, con la violencia, con la opresión, y con eso llevamos alrededor de mil 600 años de cristianismo, y mil 600 años se dicen fácilmente, pero son muchos años de historia”, expresa.

ESPÍRITU SANTO FEMENINO

En cuanto al inicio del cristianismo, Julián Cruzalta, Amparo Lerín y el sacerdote saltillense Adolfo Huerta, muestran que en sus inicios la Iglesia dio puestos de dignidad a las mujeres porque Cristo y los primeros apóstoles fueron incluyentes.

Aun más: en la teología de la Santísima Trinidad, de Dios único que es Padre, Hijo y Espíritu Santo, una de esas personas divinas es femenina, de acuerdo con la interpretación bíblica y filológica.

Cruzalta cita el Nuevo Testamento, en el momento en que Jesús es bautizado en el río Jordán. Dice el texto que el cielo se abrió y bajó una paloma, que es el Espíritu Santo. Ese es el primer mensaje. La Biblia no dice que era un palomo, sino una paloma (en femenino), muestra una deidad femenina.

Pero hay más todavía: la palabra hebrea para referirse al Espíritu Santo no es masculina, se pronuncia la “ruaj”, que es palabra femenina. Por lo tanto, el Espíritu Santo es una deidad que muestra forma femenina en el lenguaje teológico del cristianismo del primer siglo.

“Cuando uno se fija en el texto, si la paloma es la diosa, lo que dice lo confirma, que no es un padre, es una madre, porque la voz que viene del cielo dice: ‘Este es mi hijo muy amado’. Un padre en un mundo patriarcal nunca dice eso en público, los hombres se guardan eso, por lo tanto, la que está hablando es la madre”, explica fray Julián.


En el mundo existen 40 mil monjas, mientras que sacerdotes 15 mil.

Amparo Lerín no sólo se refiere también a la ruaj como el Espíritu Santo, sino que habla de cómo el mismo Jesús tenía un mensaje de inclusión de género, pues eran muchas las mujeres que lo seguían, como lo señalan los evangelios sinópticos. Y luego, en la Iglesia primitiva participaban del ministerio sacerdotal igual que el resto de los apóstoles.

“Para Jesucristo, las mujeres tenían el mismo valor que los hombres. No había distinción de raza, ni socioeconómica, menos de género; Jesús no hacía esta distinción entre sus seguidoras y seguidores, sentía inclinación hacia los sectores marginados, como las mujeres, los pobres y todos los que padecían discriminación”, expresa la sacerdotisa.

Según lo que ha estudiado Amparo, la mujeres encontraron en Jesús la esperanza de que las cosas fueran diferentes para ellas que no tenían un valor en su sociedad como personas, valían por ser “la hija de…”, “la esposa de…”, “la madre de…” Jesús las reivindica porque eran consideradas impuras por tener su período de menstruación o por dar a luz, y no se les permitía tener parte en la vida pública.

“La Iglesia cristiana nace como Iglesia igualitaria, pero es hasta que se institucionalizó como una religión oficial que se instituye jerárquicamente masculina, y se pierde toda situación de igualdad; las mujeres pierden los ministerios que ejercían como apóstoles, diaconisas, pastoras, maestras, o líderes”, resalta Lerín Cruz.

Sobre esto, Julián Cruzalta recuerda que es un hecho que había mujeres diaconisas y sacerdotisas en el primer cristianismo, porque antes se bautizaba sólo a adultos, y estando desnudos los sumergían en un río para luego ser vestidos de blanco.

Entonces, los esposos no permitían que otro hombre viera desnudas a sus esposas o hijas, para eso instituyeron mujeres diaconisas y sacerdotisas, para que fueran ellas las que bautizaran a otras mujeres.

El sacerdote saltillense Adolfo Huerta Alemán cita dos textos en los que se describen las aportaciones y la participación activa y ministerial que tuvieron las mujeres en las primeras comunidades cristianas.

Uno de ellos, de la autora Suzanne Tunc y titulado También las Mujeres Seguían a Jesús, muestra un desglose del nuevo testamento, desde la misma María, la madre de Jesús, hasta Magdalena, las hermanas Marta y María, la mujer de Cleofas, servidor del rey Herodes Antipas; Susana, Juana y otras que seguían de cerca a Jesús como sus discípulas, no como sus sirvientes.

La presencia de sólo mujeres, con excepción del apóstol Juan, durante la crucifixión y el anuncio de la resurrección, que se le dio primero a un grupo de mujeres, y no a los apóstoles, quienes estaban escondidos, mientras las seguidoras mujeres acudieron con valentía al sepulcro.

El libro resalta el papel de las diaconisas y otros ministerios recibidos por mujeres en las epístolas de Pablo, por ejemplo, la primera carta a Timoteo señala la existencia de mujeres diaconisas. Y textos antiguos cristianos como la Didascalia, confirman que eran ministras ordenadas.

“Las diaconisas recibían una verdadera ordenación. Formaban parte del clero”, dice el libro de Suzanne Tunc, y lo confirma tanto el padre Adolfo, como Julián Cruzalta, quien se refiere a más de 10 mujeres diaconisas con nombre en los textos de Pablo, resaltando a una de ellas.

“Eran mujeres con poder que bautizaban, presidían la cena, hay una que Pablo manda con una carta a Roma y dice ‘esta es más apta que yo, Nahunia. Recíbala, porque ella es más apóstol que yo, ha hecho mucho más por la Iglesia que yo’”, expresa Cruzalta.

SOMETIMIENTO ECLESIAL

Pero el avance de igualdad de género en la Iglesia primitiva se perdió con la institucionalización del clero. Los sacerdotes instauraron una religión patriarcal con una figura divina de varón y enterraron durante siglos la parte femenina de la deidad.

Es por eso que no sólo el catolicismo y las iglesias cristianas, sino el judaísmo y el mismo islamismo, siguen considerando a las mujeres en segundo plano, sin darles acceso a los ministerios ordenados, a las cúpulas de toma de decisiones. Son pocas las religiones que ordenan sacerdotisas y menos aún las que utilizan lenguaje incluyente en sus liturgias.

“Esto ha hecho mucho daño a las mujeres a través de la historia y del cristianismo. Las religión en general, y el cristianismo, han sido de exclusión para las mujeres: a los ministerios ordenados, a una vida plena, a la inclusión a una vida culta plena”, opina Amparo Lerín

Para ella las mujeres dentro de las iglesias sufren patrones de sumisión y dominación debido a que se piensa que como hay un Dios varón y como ese Dios es varón, hay que servir a los ministros hombres, como las religiosas católicas, que son casi como las sirvientas del párroco.

La Iglesia católica, para no ordenar mujeres sacerdotes, como la Iglesia anglicana o la presbiteriana reformada de México, argumenta que como el sacerdote actúa “in presencia Cristis”, es decir, que en el altar es la presencia misma de Cristo, las mujeres no lo pueden representar ya que Cristo era varón. El padre anglicano Víctor Vera dice que esto no es un dogma, sino un sofisma.

Cruzalta lo respalda. “Si se nos bau-tiza niños y niñas, ¿porqué una mujer no puede representar a Cristo?”, cuestiona y refiere la circuncisión del judaísmo, la cual por obvias razones sólo se aplica a los varones, por tanto, como las mujeres no la tenían, no participaban plenamente del judaísmo. Dice que el cristianismo actual ejerce una circuncisión mental, en la cual sólo los hombres pueden participar plenamente del cristianismo, porque a las mujeres se les excluye de la ordenación.


Representaciones de deidades femeninas de la prehistoria.

Ambos, el teólogo católico y el sacerdote anglicano, coinciden en que se trata de reglas de la Iglesia y no de dogmas, y que al ser así, el Papa y la jerarquía del resto de las denominaciones cristianas tienen el poder de cambiarlo.

Fray Julián refiere que el papa Pablo VI mandó hacer una Comisión Especial para que le encontraran alguna objeción en la Biblia y fundamentos teológicos para impedir que se ordenara a mujeres. Después de varios meses de estudio, la Comisión dictaminó que no existía ningún argumento ni bíblico ni teológico para no ordenar mujeres, pero nada cambió.

Ahora el papa Francisco mandó hacer otra Comisión para investigar si hubo mujeres diaconisas ordenadas en el siglo uno. Todavía está en proceso. Aunque Cruzalta tiene esperanzas, dice que las posibilidades son lejanas, también coincide con él Víctor Vera.

“Es una cuestión de amenaza al machismo imperante, pero de teológico no tiene nada. Es una cuestión económica. Más que factor teológico, es un factor cultural y económico, porque el párroco se ve amenazado de que la mujer le quite el trabajo, así de sencillo te lo digo”, dice Vera.

Amparo Lerín y la pastora Yesenia Cuevas dicen que quienes van ganando terreno son las iglesias cristianas protestantes, en las cuales ya hay ministras ordenadas en detrimento de un catolicismo que disminuye su crecimiento.

Esto de la disminución no lo dicen ellas, sino las cifras. Por ejemplo, en México, según varios estudios comparativos, mientras que hace cinco décadas había 90.5% de católicos, en 2010 era 82.7%, cifra que en el próximo censo podría cambiar.

HAY AVANCES, PERO TODAVÍA FALTA

Todos los entrevistados concluyen en la necesidad de que, como lo dijeron Juan Pablo I y el papa Francisco, haya un vuelco en la concepción iconográfica y presencia de la deidad; que cambie del terreno masculino pleno al femenino, incluso, todos señalan, hasta en el terreno neutro.

Sin embargo, todavía tienen miedo a declarar públicamente el lado femenino de Dios por miedo a ser perseguidos o señalados por sus propias iglesias, por eso se ha ido caminando despacio y cautelosamente.

La Iglesia luterana noruega, por ejemplo, ya tomó la decisión de en sus oraciones ya no decir Señor a Dios. Y hace pocos años la Iglesia anglicana hizo un llamado para que sus servicios religiosos se refirieran a Dios como ella, y ya no se viera al Ser superior como un “él”.

Por otro lado, la Iglesia Reformada Unida, desde 1984, acordó no usar el lenguaje sexista en sus publicaciones y recientemente instó a todas sus congregaciones a usar imágenes y lenguaje inclusivo en la adoración. Amparo Lerín ha propuesto en Mé-xico que en vez de usar el término masculino de Dios, se utilice uno femenino neutral, llamarlo “La Divinidad”, que es inclusivo.

¿Qué es lo que puede cambiar al tener la visión femenina de Dios? Todos los entrevistados coinciden en que eso traería aire nuevo a todas las religiones y un crecimiento de la católica. De eso habla el sacerdote Adolfo Huerta, al cuestionar sobre qué clase de Dios estamos proclamando los cristianos, donde la mujer está siempre en segundo lugar.

Señala también la ventaja que tendría, por ejemplo, en la Diócesis de Saltillo si la visión femenina de Dios permitiera la ordenación de mujeres sacerdotes en el catolicismo.

“Si en mí diócesis hay un poco más de 160 sacerdotes; sí ya hubie-ra mujeres sacerdotes, nos doblaría en número y habría un poco más de 160 sacerdotes mujeres. Seríamos un poco más de 300 pastores entre mujeres y hombres. Habría más gente atendida, más parroquias, pero en fin, creo que sale perdiendo más la Iglesia al seguir cerrándonos ante el sacerdocio de las mujeres”, señala el cura saltillense.

En general, los otros cuatro consultados dicen que la humanidad pierde al seguir dogmatizando una figura patriarcal y masculina de Dios, nulificando el rostro femenino de Dios, por eso dicen que es necesario volver a los orígenes y recordar que la divinidad en el principio de la humanidad nació femenina, que Dios nació mujer.

El feminismo no muerde: Teresa Mollá Castels*


feminicidio01 hazelZamora

CIMACFoto: Hazel Zamora Mendieta

Teresa Mollá Castels/Desde la Luna de ValenciaCimacnoticias | Ontinyent, Esp.

Según lo define María Moliner el feminismo es “La doctrina que considera justa la igualdad de derechos ENTRE hombres y mujeres. Movimiento encaminado a conseguir la igualdad.” Para la RAE es “La ideología que defiende que las mujeres deben de tener los mismos derechos QUE LOS hombres.”

Como podemos ver mientras la primera definición habla implícitamente de relaciones simétricas entre mujeres y hombres, con la segunda ya existe asimetría, puesto que coloca a los hombres en una posición superior en derechos a los que aspiramos acceder las mujeres. Como sabemos el lenguaje nunca es neutro y en este caso tampoco lo es, naturalmente.

Y si partimos de esa falta de neutralidad entenderemos cómo al manipular tanto su sentido original -denuncia de desigualdades- como su objetivo final -exigencia de equidad real en derechos y oportunidades- nos encontraremos con que cada vez que se habla de feminismo se desatan los demonios del patriarcado en forma de desprecio y degradación del término. Creo que estas reacciones en el fondo solo esconden los miedos del propio patriarcado que teme perder sus privilegios. Y no se trata de eso en absoluto.

Cuando las feministas denunciamos la falta total de igualdad y lo que es peor, de equidad entre mujeres y hombres, no nos lo estamos inventando. Sencillamente lo estamos viendo y sufriendo. Naturalizar esas desigualdades es una forma de enmascararlas y de disfrazarlas de falsa normalidad.

No es natural ni normal que las mujeres cobremos casi un 30 por ciento menos que los hombres por hacer el mismo trabajo y que por tanto también cobremos menos pensiones.

No es natural ni normal que nuestros cuerpos sean mercancías con las que tratar, comprar, vender, usar o abusar.

No es normal ni natural que nuestra salud específica solo sea investigada en momentos como el embarazo y la lactancia y que a lo largo de nuestras vidas nos veamos sometidas a tratamientos médicos investigados y probados en cuerpos masculinos.

No es normal ni natural que las grandes religiones monoteístas busquen, a través del miedo y de la culpa nuestro sometimiento absoluto a sus doctrinas. Y por supuesto tampoco es normal ni natural que dicten normas morales sobre nuestras maternidades y nuestros cuerpos.

No es normal ni natural que a través de socializaciones diferenciadas se nos diga, desde incluso antes de nacer, que se espera de nosotras por ser niñas y mujeres y se nos muestren los límites de nuestras libertades con culpas y miedos.

No es normal ni natural que se obvien nuestros talentos, saberes y aportaciones en todas las disciplinas y a lo largo de toda la historia, ocultándonos nuestra propia genealogía como mujeres y como feministas.

No es normal ni natural que la misoginia siga presente en los libros de texto cuando se estudian a personajes que la predicaron en sus obras. Y ahí siguen.

Estos son solo algunos de los temas que se denuncian desde el feminismo. Y, por supuesto los ASESINATOS de mujeres y niñas a manos de quienes dijeron amarlas. Estos crueles actos que destruyen vidas enteras por ser mujeres. Sencillamente por ser mujeres.

Como vemos, el feminismo denuncia y exige, pero no asesina ni busca intercambiar privilegios. Sencillamente busca equidad y desmontar la actual patriarcalización de la sociedad que somete y degrada de forma continuada con la engrasada maquinaria de la “normalidad” y la “naturalidad” las diversas situaciones cotidianas.

No, el feminismo no muerde. El feminismo exige cambios y transformaciones sociales encaminadas a la construcción de unas sociedades más justas y equitativas para todas las personas, sean del sexo y del género que sean.

Es cierto que hay y habrá diferentes corrientes dentro del feminismo que nos hacen reflexionar sobre temas variados y sus diversas ramificaciones. Y eso es saludable y enriquecedor, puesto que no nos permite acomodarnos en lo aprendido y practicado cotidianamente. Nos empuja a seguir buscando y cuestionando nuestras posiciones. Pero con el denominador común de un objetivo claro: la igualdad, o mejor aún, la equidad entre mujeres y hombres.

Y puedo asegurar que como feminista denuncio y exijo, pero no muerdo.

* Corresponsal, España. Comunicadora de Ontinyent.

https://www.expresszacatecas.com/opinion/37627-el-feminismo-no-muerde

“Los obispos de EE. UU. Abogan por un proyecto de ley para legalizar la discriminación contra los LGBT” por Robert Shine, editor asociado, Ministerio New Ways


Mi respuesta: La discriminación siempre es incorrecta y esta deplorable está vestida en la llamada “libertad religiosa”. La carta de Pablo a Galatas 3:28
establece que por nuestro bautismo somos uno en Cristo. Por lo tanto, la discriminación basada en cualquier razón viola nuestros derechos humanos como iguales espirituales.
Bridget Mary Meehan ARCWP, www.arcwp.org


La Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos envió una carta de apoyo  al senador de los Estados Unidos, quien presentó una ley de “licencia para discriminar”,  que permitiría a las empresas y organizaciones sin fines de lucro negar servicios a personas LGBT.
El Arzobispo Joseph Kurtz y el Obispo James Conley, en sus respectivos roles como presidentes del Comité para Religiosos y Comité para la Promoción y Defensa del Matrimonio de la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos, enviaron la carta al patrocinador del proyecto de ley, el Senador de Utah Mike Lee. -Marzo. Lee había presentado la última versión de la Ley de Defensa de la Primera Enmienda a principios de mes. Los obispos dijeron en su carta:
“Como un acto de no discriminación, FADA proporcionaría una protección significativa para la libertad religiosa a nivel federal. Sería una medida modesta e importante para proteger a individuos y organizaciones de la discriminación del gobierno federal. En un clima de creciente intolerancia, estas protecciones son urgentemente necesarias “
La versión de Lee de la Ley de Defensa de la Primera Enmienda de 2018 es más restrictiva que una ley similar de 2015, que nunca se mudó del comité. El nuevo proyecto de ley aún  ofrece una amplia licencia para discriminar a las personas LGBT y otras comunidades con las que un negocio u organización puede estar en desacuerdo sobre el matrimonio y las cuestiones familiares. El Abogado  explicó:
“El proyecto de ley evitaría la alteración del tratamiento fiscal federal, la denegación o reducción de subvenciones o contratos, la denegación de acceso a propiedades o instituciones federales y una serie de otras acciones contra personas y entidades que rechazan el servicio en función de estos puntos de vista. reformula la redacción original para excluir de la lista de entidades protegidas a las empresas con fines de lucro, los empleados y contratistas federales y las instalaciones de atención médica de la lista de entidades protegidas “, señala  HuffPost,  pero da su aprobación a la discriminación por parte de empresas privadas con fines de lucro. la exclusión de los contratistas se extiende solo a ‘contratistas con fines de lucro que actúen dentro del alcance de su contrato’, según el propio proyecto de ley, por lo que  aparentemente las organizaciones sin fines de lucro podrían discriminar sin penalidad “.
La última versión no menciona específicamente a las personas LGBT como objetos de discriminación como lo había sido en 2015, informó  The Advocate .  La Unión Estadounidense de Libertades Civiles señaló la ironía de este movimiento. El cambio, diseñado para mejorar el paso de la factura, permite que más personas sean discriminadas.
Los defensores de LGBT criticaron duramente el proyecto de ley de Lee, diciendo que permitiría una discriminación generalizada, incluso contra las comunidades más vulnerables. La Campaña por los Derechos Humanos dijo que el lenguaje del proyecto de ley permitiría a las organizaciones sin fines de lucro financiadas por el gobierno federal negar servicios a personas en matrimonios del mismo género que están pasando por un sinhogarismo o que son víctimas de violencia doméstica. A otros, tales como padres solteros o parejas no casadas, también se les podrían negar servicios por no conformarse a la definición de familia de una organización sin fines de lucro.
En lugar de reconocer la igualdad matrimonial como una realidad establecida, los obispos de EE. UU. Se han movilizado para  violar sus propias enseñanzas de justicia social  al buscar activamente discriminar contra las personas LGBT y otras personas con quienes no están de acuerdo. Es especialmente triste que los obispos tengan  tan poca preocupación por las  personas más vulnerables de la sociedad que podrían verse perjudicadas por dicha ley. No puedo imaginarme cómo la enseñanza de la iglesia apoya negar refugio a una víctima de violencia doméstica porque esa persona está en un matrimonio legal que los obispos no apoyan.
La afirmación de los obispos de  que la Primera Ley de Defensa de la Enmienda es un esfuerzo de no discriminación  es  falsa. La cuenta es precisamente lo opuesto. En lugar de buscar fervientemente causar dolor, los obispos deberían escuchar al resto de los fieles estadounidenses que apoyan ampliamente la protección de las personas LGBT y sus familias contra la discriminación.
– Robert Shine, Ministerio de Nuevas Maneras, 26 de marzo de 2018

Entre lagrimas mujer revela quien es en realidad el sacerdote que intentó trasladar al padre Rogelio Cruz


SANTO DOMINGO.-La realidad del caso del padre Rogelio Cruz ya a quedado más que clara. Sin embargo la periodista de investigación decidió profundizar sobre las denuncias que hizo en la prensa, y el sacerdotes que si tienen hijos y que hasta obligaron mujeres a realizar abortos. tal es el caso de Yasmín peralta que tuvo la valentía de ofrecer testimonio sobre un sacerdote que resulta ser el inspector superior de la orden salesiana, es Francisco Batista, quien dicho sea de paso es el que lleva la voz cantante de la investigación y posible traslado del sacerdote de los pobres.

Yasmín cuenta que conoció al salesiano cuanto ella tenia 15 años, pero tuvo relaciones con este cuando tuvo sus 17 años.

La mujer cuenta que el sacerdote la fue a buscar donde ella vivía, explica que ella hablaba con el sacerdote pero nunca se llegó a imaginar que llegarían tan lejos.

Narra que su madre tenia un comedor y un día se terminaron las bebidas, razón por la que salió a comprarlas con el sacerdote, pero ella había tomado de más y terminaron en una cabaña ubicada en San francisco de macorís hace aproximadamente 25 años, osea en el 1991-92.

Yasmín reveló que en ese momento en que sostuvo relaciones con religioso no se encontraba en sus cabales e inclusive cuando se despertó se queria morir de la tristeza, pero ese apenas fue el inicio de esa aventura, ya que mantuvieron relaciones por varios meses.

Además dijo que su relación con el religioso no fue a cambio de dinero, sino que se llegó a enamorar de él, debido a que apenas era una niña y no pensaba con fluidez, sin embargo su madre tras enterarse de lo ocurrido, la empezó a culpar de que sedujo al religioso, ya que su progenitora era una mujer de campo y su mentalidad era algo limitada para entender la gravedad del asunto, explicó yasmín.

Lo más grave del caso es que tras la joven salir embazarada en ese entonces, fue en busca del religioso para por lo menos recibir apoyo y este solo se limitó a insentivarla para que abortara cuando ella tenia unos 3 meses de embarazo, cuenta que ese fue el punto detonante para que todo se terminará.

En el vídeo   Yasmín ofrece todos los detalles de este caso, inclusive aclaró que ella no fue la única y que hay muchas otras mujeres víctimas de Batista, pero tienen miedo de hablar.

Todo esto fue orquestado y solo observen el historial de la fichita que usaron para estos fines… esto es increible:

https://primeraplanany.com/videos/nuria-se-voltio-la-baraja-ahora-quien-acuso-a-rogelio-es-quien-tiene-hijos/

Anteriores Entradas antiguas

A %d blogueros les gusta esto: