“Navegando mi excomunión con amor frente a la falta de amor” por Mary Sue Barnett ARCWP


Mary Sue Barnett ARCWP


Fui ordenada sacerdote católico en diciembre de 2013 por una mujer católica obispa en el santuario de la Iglesia Presbiteriana Central en Louisville, Kentucky. Las puertas de la iglesia estaban abiertas para mí y para más de doscientos simpatizantes amables mientras hacía votos a Dios para vivir fielmente mi carisma sacerdotal. Después de dos títulos de postgrado en teología, escritura y cuidado pastoral, y después de veintiocho años de ministerio, retiros, dirección espiritual y discernimiento, a la edad de cincuenta y un años, abrí mi corazón para vivir mi vocación con amor y pasión.El anonimato ya no era una opción. La libertad de Dios en el terreno de mi ser me guió, con intensidad creciente, a elevarse completamente en mi ser auténtico. Porque, ¿cómo podría hacer el difícil ministerio de sanación al que estoy llamado si no abrazar por completo mi propio yo profundo?

La luz de mi ordenación es brillante. Brilla amor sobre mis ministerios. Pero hay un lado oscuro. El tratamiento severo de la iglesia institucional católica romana hacia las mujeres ordenadas es el vientre ominoso que también debo navegar. En 2008, el Vaticano emitió un decreto explícito contra la ordenación de mujeres sacerdotes, castigándolas con la excomunión automática. En 2010, el Papa Benedicto confesó que la ordenación de mujeres como sacerdotes es un pecado grave a la par con los sacerdotes pedófilos. En 2014, el Papa Francisco declaró que la prohibición de la ordenación de mujeres es para siempre. Esta violencia espiritual basada en el género contra las mujeres ataca al núcleo del yo femenino.
Es una forma muy peligrosa de misoginia. 
Como la jerarquía masculina insiste en no ordenar mujeres católicas, “yo soy. Tu no eres. Me parezco a Cristo Tu no. Soy un sacerdote Tu no eres. Yo soy. No lo eres “, niegan la identidad de la mujer al tiempo que proyectan un manto misógino sobre ella como si fuera la piel que usa. También puedo caminar por el mundo como un leproso, colocando mi mano sobre mi labio superior, llamándome en voz alta, “Presbitera Católica”, para advertir a los demás de mi llegada para que no tengan que mirarme a los ojos, estrechar mi mano , háblame, mantente en la misma habitación conmigo, habla en un panel conmigo o dame la comunión. Lo que se establece contra las mujeres en Roma es promulgado interpersonalmente por muchos católicos, clérigos y laicos por igual, en la vida cotidiana de la iglesia. El punto vulnerable de la Iglesia Católica es palpablemente real y omnipresente. 
Ludmila Javorova, una mujer católica secretamente ordenada como sacerdote en 1970 en la iglesia clandestina durante el gobierno comunista en Checoslovaquia, eventualmente se enfrentó a una severa resistencia a su vocación cuando el secreto comenzó a desmoronarse. Ella habla de una experiencia cuando un sacerdote católico le presionó con la pregunta: “¿Eres sacerdote?” En el contexto del sacramento de la reconciliación donde ella confiaba en él. Ella dijo que era insoportablemente cruel. Luego, en un estado de agonía, ella caminó por las calles desiertas gimiendo en voz alta, los sonidos procedentes de lo profundo con una intensidad penetrante. La violencia espiritual masculina golpea a una mujer en el centro de su ser. 
Uno incluso podría sugerir que no hay nada más doloroso. 
Aunque la historia de los gemidos que surgen del alma de Ludmila en esa noche solitaria es su propia experiencia íntima de sufrimiento espiritual, hay un grito colectivo que puede moverse a través del universo cuando una mujer sufre tan profundamente. En esa misma noche, los gemidos íntimos de Ludmila pueden haber subido al cielo con los gritos de niñas y mujeres de todo el mundo, en las calles y en los santuarios, que sufren violaciones de género de todo tipo, conectándolas una a la otra en una profunda nivel. La jerarquía católica romana que traiciona ferozmente la personalidad de una mujer sacerdote también traiciona la personalidad femenina de cada mujer y niña.

La misoginia no es selectiva. 
Para navegar en la inmundicia que la jerarquía católica romana proyecta sobre las sacerdotisas católicas y sobre el femenino universal, debo abandonar mi corazón a las visiones y los sueños. Sueño con niños procesándose en un santuario conducido por una niña pequeña que sube al púlpito y, como un alzamiento de la fuente, proclama: “La Santa Sabiduría te llama a buscarla y amarla”. Cerca de la mesa de la Eucaristía, una mujer conocida cuando Mountain levanta el pan diciendo: “Este es mi Cuerpo”, y otra mujer conocida como Whirlwind levanta la copa diciendo: “Esta mi Sangre”. Se procesa en una vasta y verde pradera donde el Blackbird, el Phoebe y el Bluebird da una canción al cántico alegre, “Yo soy. ¡Puede ser! Yo soy. Puede ser. Yo soy.¡Puede serlo! “(Beatrice Bruteau) De niño a niño y de adulto a adulto se canta la bendición de la libertad,” Yo soy. ¡Puede ser! “Mientras comen su pan y beben su copa”. Los panes se multiplican superabundantemente y la Sabiduría de Cristo dice: “Hagan esto en memoria de Mí”.

Dios es amor
Cristo es amor
Santa Sabiduría es Amor
La misoginia católica romana no es de ninguna de estas. 

Desde 2015 se han cerrado 341 casas de religiosos en España: cada día y medio muere una comunidad…


Desde 2015 se han cerrado 341 casas de religiosos en España: cada día y medio muere una comunidad...
Las dominicas de Ciudad Real han dejado su convento de Altagracia… después de 600 años allí

De los 341 cierres, 270 corresponden a conventos de monjas, mientras que 71 son de sacerdotes o frailes.

La sangría está siendo rapidísima: en el último año y medio (desde el 1 de enero de 2015), 341 casas pertenecientes a congregaciones religiosas se han visto obligadas a cerrar definitivamente sus puertas por la escasez de vocaciones y la elevada edad de los consagrados.

Esto supone que, cada día y medio, se ha perdido una presencia de vida religiosa en algún lugar de España.

Por lo general, las casas se quedan cerradas, sin uso, a la espera de que alguien las compre o alquile para darles otro tipo de actividad. En otras ocasiones, se convierten en el objetivo de vándalos y “okupas” que las degradan. Sólo en algunos casos, las casas se mantienen abiertas y con uso, pero ya sin la presencia de consagrados.

Los religiosos suelen abandonar los pueblos para reagruparse en ciudades y localidades de más importancia, lo que provoca que los pequeños núcleos de población pierdan la presencia de las almas consagradas. En algunos casos, sin embargo, la situación es tan desesperada que no se salvan ni siquiera las casas religiosas de las grandes ciudades. El hecho de “importar” monjas de otros continentes, especialmente de África, Asia e Hispanoamérica, no parece detener –en todo caso, ralentiza-el cierre de las comunidades religiosas.

Se clausuran así conventos y monasterios, pero también colegios y residencias de ancianos, o al menos cambian de manos.

Los datos los aporta el doctor en Estadística y experto en Bases de Datos Giuseppe Mineo, que ha estudiado a fondo las casas de congregaciones religiosas cerradas en España desde el 1 de enero del pasado año y ha elaborado la lista de 341 inmuebles. “Y va a más: esta sangría, lejos de detenerse, se va a agudizar en los próximos meses y años”, asegura el estadístico.

Las Hijas de la Caridad cierran una casa al mes
Las más castigadas han sido las congregaciones religiosas femeninas, que son también mucho más numerosas que las masculinas. De los 341 cierres, 270 corresponden a conventos de monjas, mientras que 71 son de sacerdotes o frailes. De ellas, las que clausuraron más casas el pasado año fueron las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl, que echaron el cierre a 23 de sus residencias en Madrid, Canarias, Mallorca, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Cataluña, Galicia, Andalucía, Comunidad Valenciana, Murcia y País Vasco. Las Hijas de la Caridad, por tanto, han cerrado más de una casa al mes.


Un detalle de las Concepcionistas Franciscanas de Yecla, que también han abandonado su convento en estos meses

Las dominicas, en todas sus diversas familias (de la Anunciata, misioneras, recoletas…), perdieron 14 residencias, y 16 fueron las casas que clausuraron las franciscanas (de la Inmaculada, de la Misericordia…).

La crisis se ceba tanto con las congregaciones de vida activa (como las carmelitas de la caridad o “vedrunas”, que pierden 11 comunidades; 6 en el caso de las siervas de San José y 9 en el de las agustinas), como con las dedicadas a la beneficencia (las hermanitas de los Ancianos Desamparados clausuran 6 de sus residencias) e incluso las de vida contemplativa, aunque en menor medida (las clarisas cierran 8 conventos; las carmelitas descalzas, 3, y las trinitarias, 6).

Los dominicos, los más perjudicados…
Entre las 71 casas de congregaciones religiosas masculinas, los más perjudicados son los dominicos, que clausuran 14, y los hermanos de La Salle, que pierden 8. Otras órdenes dedicadas a la educación, como escolapios, maristas o claretianos, pierden 4 cada una, y los jesuitas se han visto obligados a cerrar 5 de sus comunidades en España.

En la vida religiosa masculina, sin embargo, los conventos de vida contemplativa parecen aguantar mejor la crisis. No figuran benedictinos, ni cistercienses, ni cartujos ni ninguna orden similar entre los que han tenido que clausurar comunidades.

De seguir a este ritmo de perder una casa religiosa cada día y medio, el mapa de la vida consagrada podría variar mucho en los próximos años en España.

https://www.religionenlibertad.com/desde-2015-han-cerrado-341-casas-religiosos-espana-50151.htm

¿Qué opciones? para mujeres católicas que se sienten llamadas al sacerdocio.


La prohibición total del Vaticano de la ordenación de las mujeres pone a muchas mujeres que son llamadas al sacerdocio bajo una enorme presión. Como con frecuencia se nos pide consejo sobre este asunto, hemos reunido información y una evaluación provisional sobre algunas de las principales opciones.

Este texto no es un juicio sobre lo que las mujeres individuales, actuando con buena conciencia, han hecho en el pasado.

Está destinado a ayudar a otros a reflexionar sobre todas las implicaciones de los diversos caminos que les están abiertos. Por favor, escríbanos con sus consultas, sugerencias y comentarios!

Jackie Clackson
Razones para esta opción Las opciones Factores de riesgo
Lea: 

“Sí, soy una sacerdotisa católica” por Ludmila Javorová;

Entrevista con Ludmila Javorová.

1. ¿Busca la ordenación de su propio obispo católico local?Este es realmente un escenario ideal, desafortunadamente fuera del alcance de la mayoría. Pero tenemos un precedente interesante en nuestro tiempo. Bajo el régimen comunista de Checoslovaquia, el Obispo Félix Davidek ordenó a varias mujeres diáconos y sacerdotes (1970-1975).
No hay duda de que un obispo local tiene el poder de ordenar válidamente a las mujeres, incluso si todavía estuviera en conflicto con la Ley general de la Iglesia.
Por razones pastorales urgentes, algunos obispos locales podrían seguir su ejemplo a pesar de la oposición romana.

Lectura de antecedentes: Mons. Félix Davidek

Riesgos

Conflicto con el resto de la Iglesia. . .El peligro de dividir a la comunidad de la Iglesia impedirá que la mayoría de los obispos actúen por su cuenta.

Leer: 

Viaje al sacerdocio por Catherine Calore

2. Unirse a otra Iglesia en la que las mujeres son ordenadas?Otras iglesias cristianas han comenzado a ordenar mujeres al sacerdocio.
Al unirse a una Iglesia convencional, se salvaguarda la vocación personal de la mujer al ministerio sacerdotal.

Lectura de antecedentes: hermana Christian Churches.

Aislamiento personal . . ? 
El viaje de una mujer católica a la vocación por Maria Marlowe

Caminando en una trampa. . . ? 
¿Es este el camino correcto? por John Wijngaards

Leer: 

* Declaración sobre la ordenación de las mujeres en Austria (29 de junio de 2002)por Ida Raming;

Reflexionesde Gisela Forster

3. ¿Te has ordenado para la Iglesia Católica por el movimiento de “Ordenación del Río”?Esto comenzó como el “grupo Passau”: siete mujeres que se habían ordenado por el obispo Anthony Brasschi en Passau el 29 de junio de 2002. Cuatro de las mujeres fueron ordenadas obispos posteriormente.

Las mujeres ven su acción como un gesto profético. A pesar de sus protestas de que quieren seguir siendo católicos, fueron excomulgados por Roma.

Paquete de información de fondo: La ordenación de mujeres católicas en Austria

Riesgo: cisma, al establecer una estructura jerárquica paralela

* Ordenación de protesta descuida comunidad por Rosemary Ruether;
* ¿ Ordenaciones de mujeres católicas por parte de obispos externos? por John Wijngaards;
“Tendremos ordenación!” – de ninguna manera ?! por Joseph Niewiadomski.

Leer: ¿ 

Celebrando la Eucaristía sin un sacerdote? por Peter Trummer

Mujeres católicas sacerdotes ordenados? – alternativas por Marcel Vincent

¡No esperes más! por Soline Vatinel

4. Presidir la Eucaristía, etc. sin ordenación?Las comunidades cristianas tienen el derecho de celebrar la Eucaristía. Muchos teólogos están de acuerdo en que, en circunstancias extraordinarias, cuando ningún ministro ordenado está presente, la comunidad puede nombrar a una de ellas, una mujer laica o laica, para que presida. Esto ahora está sucediendo en muchos lugares de la Iglesia.

La necesidad está bien ilustrada por la Hna. Eileen McCormack, misionera en Perú. Ella presidió las eucaristías que celebró por sus comunidades abandonadas. Ella fue asesinada por los terroristas de ‘Sendero Luminoso’ el 21 de mayo de 1991.

Lectura de antecedentes: “¡Haz esto en mi memoria!” por Eileen McCormack

Riesgos ¿

Subestimar el valor de la ordenación sacramental? 
* Lo que necesitas saber sobre el sacramento de la ordenación por John Wijngaards
Oficina Apostólica: Sacramento de Cristo por Edward J. Kilmartin ¿

Alejamiento gradual de algunas comunidades del cuerpo principal de la Iglesia?

Leer:

para proteger la anonimidad, no podemos publicar las cartas que recibimos sobre esto.

5. ¿Ser ordenado directamente por Cristo mismo?Un número (muy pequeño) de mujeres católicas creen que han sido ordenadas directamente por Cristo mismo. Sienten su llamada tan fuertemente que creen que él mismo les impuso las manos.

Lectura de antecedentes: Santa Catalina de Siena.

Riesgos ¿

Perder de vista la necesidad del sacramento externo? 
Directamente ordenado por Cristo? por John Wijngaards

Illusion?

Leer: 

¿Por qué me quedo en la Iglesia Católica? 

Discerniendo la Nueva Creación del Espíritu por John Wijngaards

6. ¿Permanecer en la Iglesia Católica y reformarla desde dentro?Las mujeres que se sienten llamadas al sacerdocio pero permanecen dentro de la Iglesia Católica lo hacen por una variedad de razones. Valoran sus raíces católicas. Sienten una obligación especial con la familia cristiana a la que pertenecen. Ellos apoyan la reforma.

En lugar de centrarse en el cumplimiento de su propia vocación personal, tienen como objetivo abrir el ministerio sacerdotal para todas las mujeres católicas. Quieren que todas las mujeres de la Iglesia Católica disfruten del derecho a la participación plena en todos los ministerios, incluidos el episcopado y el papado.

Lectura de antecedentes: la pionera Gertrud Heinzelmann.

Riesgos

Falta de apoyo vocacional. . ? 
¡Lee nuestra sección de Apoyo vocacional! 

Aislamiento . ? 
¡Únete a un movimiento de Ordenación de Mujeres Católicas en tu país! 

Depresión. . ? 
Toma un antídoto!

¡Porfavor envíenos sus comentarios y sugeréncias!

http://www.womenpriests.org/called/options.asp

CHILE: Arzobispo de Concepción: Falta que Fernando Karadima pida perdón


Publicado:

 

Autor: Cooperativa.cl

Fernando Chomalí comentó las reuniones que Francisco sostuvo con las víctimas del sacerdote.

“El papa se echó a los hombros todo el pecado de tantas personas”, remarcó el religioso.

Arzobispo de Concepción: Falta que Fernando Karadima pida perdón

Llévatelo:

El arzobispo de ConcepciónFernando Chomalí, sostuvo en Cooperativaque sólo falta que Karadima pida perdón a sus víctimas, tras las reuniones que Juan Carlos CruzJosé Andrés Murillo y James Hamilton sostuvieron con el papa Francisco en el Vaticano.

En conversación con Lo Que Queda del Día, Chomalí expresó que “quedé muy impresionado y muy contento también de la reacción que tuvieron las tres personas después de hablar con el papa. (Fue) realmente notable, se sintieron tremendamente acogidos, tremendamente escuchados, con proyección a futuro para que nunca más hayan abusos de ningún tipo, no solamente en la iglesia, sino que en todas partes”.

El religioso añadió que “lo que más me llamó la atención y me emocionó (fue) cuando Juan Carlos Cruz, a quien conozco, dice ‘me acogió como un padre’. Yo encuentro que eso es muy hermoso, porque el papa dejó de lado la cosa jurídicala cosa protocolarla cosa de los procesos y entró en el corazón de un hijo que estaba sufriendo”.

El líder de la arquidiócesis penquista remarcó que “verlos contentossonrienteses un tremendo pasoextraordinarioy ahora quizá lo único que falte y Dios quiera que le regale eso a ellos es que el mismo Fernando Karadima hableque él pida perdón, yo creo que eso es lo que hace falta”.

Chomalí destacó que “el papa se echó a los hombros todo el pecado de tantas personas, la corrupción y él lo asumió y eso es muy bonito”.

Sobre el encuentro que Francisco mantendrá con los obispos chilenos, el religioso relató que “me parece que en el contexto de la carta que él nos manda, donde dice que no tenemos que hablar desde el orgullo heridosino que hacer un discernimiento para encontrar la verdad y encontrar nuevos caminos para poder seguir con la tarea evangelizadora, (…) y voy con la misma actitud: de escuchar a un padre que quiere lo mejor para sus hijos y para todos”.

https://www.cooperativa.cl/noticias/pais/iglesia-catolica/arzobispo-de-concepcion-falta-que-fernando-karadima-pida-perdon/2018-04-30/195321.html

Presión internacional pone en riego el proceso de paz, dice Iglesia Católica


La crítica situación del acuerdo fue el tema central de la cumbre de obispos que se realiza en Cali.

Delegados de la Iglesia Católica expresaron su preocupación ante la tensa situación que vive el proceso de paz . Foto: La Wcon Julio Sánchez Cristo

Delegados de la Iglesia Católica expresaron su preocupación ante la tensa situación que vive el proceso de paz en el país y coinciden con lo expresado por exjefe negociador Humberto de La Calle, quien ha asegurado que el acuerdo está en riesgo.

El arzobispo de Cali, monseñor Darío de Jesús Monsalve, señaló que la crisis se debe a polarizaciones y presiones internacionales.

“Se han empezado a sentir las presiones del gobierno del señor Trump de una manera muy fuerte, comienzan a volverse realizar con el boicot que le están haciendo al proceso de implementación con las Farc y señales que merecen un discernimiento por parte de la comunidad”, dijo el arzobispo de Cali.

El alto jerarca de la Iglesia Católica en Cali también solicitó a los colombianos no dejarse llevar por la desinformación e hizo un llamado a los candidatos presidenciales a proponer sobre lo acordado, sin destruir lo pactado.

“El llamado a todos es a ponderar la actitud que asumimos estoy esperando que nadie eche para atrás, que la sociedad no eche para atrás lo que ya ha dado resultados muy significativos”, indicó.

Por su parte, Omar Sánchez, obispo de Tibú, manifestó que el Estado y los grupos armados deben adquirir un compromiso  para resolver de manera definitiva y sostenible los problemas a los que se enfrenta el acuerdo con las Farc, los diálogos con el Eln y el intento de construir pactos con otros sectores armados ilegales.

La crítica situación del proceso de paz fue el tema central del primer día de la cumbre de obispos que se realiza en la ciudad de Cali.

http://www.wradio.com.co/noticias/regionales/presion-internacional-pone-en-riego-el-proceso-de-paz-dice-iglesia-catolica/20180430/nota/3744044.aspx

Reconocer la fuerza social y eclesial de la mujer


foto de archivofoto de archivo  (AFP or licensors)
El pasado 24 de abril se presentaron las conclusiones y recomendaciones de la reciente Asamblea Plenaria de la Comisión Pontificia para América Latina, CAL, reunida del 6 al 9 de marzo para tratar el tema: “La mujer, pilar en la edificación de la Iglesia y de la sociedad en América Latina

Patricia Ynestroza-Ciudad del Vaticano

La CAL, consideró oportuno presentar este documento a los embajadores de los países latinoamericanos acreditados ante la Santa Sede, a los Rectores de los Colegios Pontificios, a los superiores y superioras religiosos latinoamericanos y a los oficiales del continente latinoamericano que trabajan en diversos dicasterios de la Curia Romana. El resultado, afirmó el secretario Guzmán Carriquirry, es de gran importancia como servicio al Santo Padre, a las Iglesias en América Latina, a las mujeres de nuestros pueblos y a todos los que se interesan y empeñan en el reconocimiento de su dignidad y de su aporte para la construcción de sociedades más humanas.

La Asamblea plenaria: un evento excepcional

En la presentación de las conclusiones, estuvo presente el presidente de la CAL, cardenal Marc Oullet, quien junto a Carriquirry recordaron que la plenaria fue muy importante para ellos, porque además de la participación de los cardenales y obispos latinoamericanos, participaron también 15 personalidades femeninas de diversos países del continente y de diversas trayectorias. Fue un evento excepcional.

Todos los que participaron en esta Asamblea quedaron sorprendidos de la libertad, profundidad y de la belleza de los intercambios y los debates que hubo para tratar a fondo el tema fijado por el Papa. No extraña, recordó Carriquirry,  que el Santo Padre haya elegido ese tema porque todos recordamos que, hablando a 60 obispos latinoamericanos reunidos por el Celam en Bogotá, dijo que la esperanza tiene rostro de mujer en América Latina.

Y en Lima, exclamó: ¿Qué sería de la Iglesia sin las mujeres?, dijo casi explícitamente que hay que reconocer, promover, sostener y potenciar la fuerza social y eclesial de las mujeres. Esto por cierto, afirmó Guzmán Carriquirry, que tiene sus antecedentes, en los pontificados anteriores, pero  el tema de la mujer se está imponiendo como un tema crucial para la Iglesia, porque  hace parte de las enormes transformaciones culturales que estamos viviendo,  y adquiere una envergadura civilizatoria: las relaciones entre los sexos, las relaciones matrimoniales y familiares, las instituciones y la Iglesia. Todo queda interpelado por esta renovada autoconciencia de la mujer sobre su dignidad, sobre su libertad, sus derechos, sus anhelos y también la conciencia de los sufrimientos, las injusticias y la violencia a la que a menudo está sometida. Por consiguiente, dijo, los participantes en la asamblea plenaria fueron muy a fondo tocando cada una de estas temáticas.

El machismo marca la vida social y eclesial de la mujer

Por consiguiente, fuimos muy a fondo en el análisis crítico de la sociedad latinoamericana todavía muy marcada por una cultura machista. Y el rostro pésimo de esta cultura es la violencia física, psicológica y sexual que se ejerce contra las mujeres, un poco por doquier. Hasta llegar a casos frecuentes de feminicidio. La mujer, objeto de la trata, la mujer, objeto del consumo sexual irresponsable de los varones, a través de la prostitución. A través de violencias, que después dejan abandonadas a las mujeres con sus proles.

Más adelante el secretario de la Cal dijo que si uno piensa en los altos niveles de indigencia y pobreza en América Latina uno ve que, dentro de los altos porcentajes de estos factores, las que más los sufren son las mujeres. La pobreza se ha vuelto sobre todo femenina. Los trabajos informales que son los que abundan en el continente, son ejercidos fundamentalmente por mujeres. Las mujeres son la mayor parte de la población activa desempleada. Y cuando la mujer invierte toda su capacidad de sacrificio, de gratuidad y de esfuerzo en el sostén y el cultivo de la prole dentro del hogar, incluso allí, está actividad en el Domus tan fundamental, la mujer se ve muchas veces desvalorizada, incluso menospreciada.

La sociedad tiene signos positivos

Sin embargo, Carriquirry dijo que la sociedad presenta signos positivos, ya que la promoción de la mujer va ligada a la educación y la educación es casi universal hoy día en América Latina en los primeros niveles. Pero incluso en los niveles superiores son más las mujeres que se matriculan en las universidades, hay mujeres que se desempeñan en todos los niveles de responsabilidades empresariales y profesionales. Y aún, así a todo, hay indiscriminación en los empleos formales. No se cumple el igual salario, igual paga, y por lo general, las mujeres, que son madres, pagan también mucha indiscriminación e injusticias en el ámbito del trabajo.

Hemos tenido muchas mujeres que han ocupado los más altos cargos políticos en América Latina, como presidenta de la República, pero la política en el continente continúa siendo la mayor parte de su composición, de sus corporaciones y de sus estilos, muy marcada por ese estilo machista. Pero ese estilo machista, añade Carriquirry, ese condicionamiento machista donde se encarna la Iglesia, una Iglesia muy clerical, como señala siempre el Papa, influye naturalmente en la relación que la Iglesia tiene con las mujeres.

Por una parte, las mujeres son la gran mayor parte del Pueblo de Dios en América Latina. Nuestros templos están siempre llenos sobre todo de mujeres. Ellas son el 90 por ciento de las catequistas. Son las que ejercen todos los ministerios no ordenados, son las que se ocupan del arreglo de los templos hasta los mínimos detalles. Los hombres, hoy día gracias a Dios, hay mayor participación, pero todavía tenemos la imagen de los templos llenos de mujeres, y los hombres en el fondo de los templos, o en los atrios esperándolas, sino en el café con sus amigos, hasta que terminaran los ritos.

Y que hablar de las religiosas, afirma el secretario de la Cal, que tienen las puertas abiertas, las físicas, pero las puertas del corazón abiertas de todos los latinoamericanos, sean creyentes o no creyentes. Despiertan una credibilidad, un afecto, una estima y una confianza enorme. Abren caminos a la evangelización de la lglesia, en todas las periferias. Son las que llevan con las mujeres, adelante la mayor parte de las obras de la Misericordia. Y no obstante todo, un clericalismo machista sigue estando muy presente en América Latina, hay clérigos mandones por doquier.

Además, Guzmán Carriquirry dijo que el replantamiento a fondo que exigen los tiempos actuales en todos los niveles se le exige también a la Iglesia, un pastoreo. El relacionamiento con las mujeres hace parte de esa conversión pastoral a la que llama y convoca el Santo Padre.

Guzmán Carriquirry ante nuestros micrófonos

Todo ésto fue analizado en la Asamblea Plenaria para hacer replantamientos muy a fondo, sobre la mujer en América Latina.

Guzmán Carriquirry ante nuestros micrófonos
http://www.vaticannews.va/es/vaticano/news/2018-04/machismo-mujer-comision-pontificia-america-latina-papa.html

La Iglesia Anglicana de Tasmania venderá 80 iglesias para cubrir reclamaciones de abuso sexual.


Desviará una cuarta parte de los ingresos para cubrir reclamaciones de abuso sexual
Personal de La Croix International
Australia
30 de abril de 2018

 

La Iglesia Anglicana en Tasmania tiene como objetivo vender hasta 120 de sus propiedades en todo el estado, incluidas iglesias, pasillos, terrenos y residencias, ya que enfrenta altos costos de mantenimiento, disminución de los niveles de asistencia y casos legales. (Foto por Daniel Julie)

La Iglesia Anglicana en Tasmania mantendrá el 75 por ciento de los ingresos de las aproximadamente 80 iglesias que planea vender, dejando una cuarta parte de las ventas para cubrir los reclamos de abuso sexual.

La iglesia tiene como objetivo vender hasta 120 de sus propiedades en todo el estado, incluidos pasillos, terrenos y residencias, ya que enfrenta altos costos de mantenimiento, disminución de los niveles de asistencia y casos legales.

Eso representaría la mitad de sus activos locales.

Pero el obispo anglicano de Tasmania, Richard Condie, reveló la semana pasada que solo el 25 por ciento del dinero se destinaría a un fondo para cubrir los gastos legales a medida que surjan más cargos de abuso por parte del clero.

Dijo que el fondo probablemente necesitaría alcanzar alrededor de US $ 8 millones.

“Queremos poder financiar la reparación, esa es la primera cosa que estamos tratando de hacer aquí [mientras] al mismo tiempo, mantener al pueblo de Dios ejerciendo su ministerio en lugares locales”, fue citado por abc. net.au .

Dijo que cada parroquia en el estado tendría que “compartir la carga”.

Las ventas de propiedades deben primero ser aprobadas por el Sínodo Anglicano y luego se llevarán a cabo durante los próximos tres o cuatro años, informaron los medios.

El obispo dijo que la mayor parte del ingreso se destinaría a las parroquias y ministerios supervivientes, ya que le preocupaba la viabilidad de la Iglesia Anglicana.

No todos los feligreses recibieron la noticia con entusiasmo.

Algunos, incluido el Alcalde de las Tierras Altas Centrales, Loueen Triffitt, no estaban contentos de que las comunidades locales no hubieran sido consultadas.

A otros les preocupa que los cementerios y los cementerios caigan en manos de propietarios privados.

https://international.la-croix.com/news/tasmania-s-anglican-church-to-sell-80-churches-as-litigation-looms/7468?utm_source=Newsletter&utm_medium=e-mail&utm_content=

Anteriores Entradas antiguas

A %d blogueros les gusta esto: