Marcela Lagarde: “Debemos dejar la rivalidad a un lado para avanzar como género”


La sororidad es la alianza que se forma por la amistad y reciprocidad entre mujeres que comparten el mismo ideal y trabajan por alcanzar un mismo objetivo.
Esta es indispensable para alcanzar la igualdad y por eso sugiere dejar atrás la rivalidad y ver a quien esté a mi lado como compañera.
Se trata de descubrir que el éxito de una mujer no es prueba del fracaso de otra, sino tomarlo como ejemplo y ver que es posible alcanzarlo.
Marcela Lagarde, antropóloga y feminista mexicana, visitó el país ( Costa Rica )  para conversar sobre este tema en el décimo aniversario de la asociación Alas. LA REPÚBLICA conversó con ella.
¿Por qué insistir en la sororidad?
Hay una necesidad muy grande de intervenir de una forma positiva en las relaciones entre mujeres porque estamos en muchos espacios en los que hay que desarrollar habilidades importantes y lograr metas: desde la escuela hasta la universidad, el trabajo, el salario, la productividad; esos elementos hacen que compitamos muchísimo por el espacio, por el trabajo, por la amistad de una persona y más la tradicional competencia de “ser la mejor mujer, mamá o esposa” en relación con otras y eso crea un ambiente propicio a la rivalidad entre mujeres.
En este contexto, ¿la rivalidad es negativa?
La rivalidad entre mujeres hace que se beneficien las estructuras del poder patriarcal, los machistas y las mujeres y hombres misóginos.
Procuro y recomiendo no hacer relaciones rivales, sino aprender una nueva ética de apoyo, respeto y concordancia para estar mejor en las relaciones con mujeres y sacar provecho.
Hay que hacer consciencia de lo complicado que es entrarle a un conflicto permanente con otras. Lo indeseable que es, lo que nos daña y recorremos esos espacios y vemos sufrimiento de mujeres por las relaciones conflictivas con otras: jefas que son nefastas con sus colaboradoras, o trabajadoras o colegas que son una constante molestia para las relaciones de cooperación que deberían prevalecer.
Entonces, ¿cuál es la propuesta?
La propuesta feminista es desmontar ese afecto rival por nosotras, ese pensamiento propiciado contra las demás y buscar un proceso de reeducación afectiva e intelectual, ir cambiando nuestras opiniones hacia las demás, verlas como compañeras, entender que son mujeres como nosotras, que enfrentan dificultades familiares, conyugales y laborales.
Pero, ¿cómo se puede aplicar la sororidad en el ámbito laboral?
Lograr ser una buena trabajadora capaz de apoyar a las compañeras; si es jefa tratar de ser una entrañable, que será recordada siempre por la capacidad incluyente de reconocer el trabajo, de felicitarlas, de favorecerlas cuando tienen algún tipo de problema; o sea, un liderazgo y una jefatura laboral que no explote a las mujeres, sino que favorezca su buen desarrollo laboral, su crecimiento personal, su capacidad formativa y desde luego apoyar su desarrollo profesional.
¿Qué se consigue con esta alianza?
Tiene que ver con mejorar la vida laboral, que es clave en la sociedad contemporánea y es clave para las mujeres porque tenemos doble jornada de trabajo: sostenemos el trabajo doméstico y el cuidado de los menores y de enfermos, y que son tareas complicadísimas y si no lo entendemos, no comprenderemos por qué están cansadas a media jornada, por qué hablan por teléfono y dirigen su casa desde la oficina.
Necesitamos desarrollar una gran comprensión de las mujeres, una empatía, ponernos en los pies de la otra y entenderla para dejar de la rivalidad y ver en qué la podemos ayudar, crear mecanismos de convergencia, de sintonía, de sinergia entre las mujeres.
Karla Barquero kbarquero@larepublica.net

La Soledad y la Desolación, por Marcela Lagarde


Nos han enseñado a tener miedo a la libertad; miedo a tomar decisiones, miedo a la soledad. El miedo a la soledad es un gran impedimento en la construcción de la autonomía, porque desde muy pequeñas y toda la vida se nos ha formado en el sentimiento de orfandad; porque se nos ha hecho profundamente dependientes de los demás y se nos ha hecho sentir que la soledad es negativa, alrededor de la cual hay toda clase de mitos. Esta construcción se refuerza con expresiones como las siguientes “¿Te vas a quedar solita?”, “¿Por qué tan solitas muchachas?”, hasta cuando vamos muchas mujeres juntas.

La construcción de la relación entre los géneros tiene muchas implicaciones y una de ellas es que las mujeres no estamos hechas para estar solas de los hombres, sino que el sosiego de las mujeres depende de la presencia de los hombres, aún cuando sea como recuerdo.

Esa capacidad construida en las mujeres de crearnos fetiches, guardando recuerdos materiales de los hombres para no sentirnos solas, es parte de lo que tiene que desmontarse. Una clave para hacer este proceso es diferenciar entre soledad y desolación. Estar desoladas es el resultado de sentir una pérdida irreparable. Y en el caso de muchas mujeres, la desolación sobreviene cada vez que nos quedamos solas, cuando alguien no llegó, o cuando llegó más tarde. Podemos sentir la desolación a cada instante.

Otro componente de la desolación y que es parte de la cultura de género de las mujeres es la educación fantástica par la esperanza. A la desolación la acompaña la esperanza: la esperanza de encontrar a alguien que nos quite el sentimiento de desolación.

La soledad puede definirse como el tiempo, el espacio, el estado donde no hay otros que actúan como intermediarios con nosotras mismas. La soledad es un espacio necesario para ejercer los derechos autónomos de la persona y para tener experiencias en las que no participan de manera directa otras personas.
Para enfrentar el miedo a la soledad tenemos que reparar la desolación en las mujeres y la única reparación posible es poner nuestro yo en el centro y convertir la soledad en un estado de bienestar de la persona.

Para construir la autonomía necesitamos soledad y requerimos eliminar en la práctica concreta, los múltiples mecanismos que tenemos las mujeres para no estar solas. Demanda mucha disciplina no salir corriendo a ver a la amiga en el momento que nos quedamos solas. La necesidad de contacto personal en estado de dependencia vital es una necesidad de apego. En el caso de las mujeres, para establecer una conexión de fusión con los otros, necesitamos entrar en contacto real, material, simbólico, visual, auditivo o de cualquier otro tipo.

La autonomía pasa por cortar esos cordones umbilicales y para lograrlo se requiere desarrollar la disciplina de no levantar el teléfono cuando se tiene angustia, miedo o una gran alegría porque no se sabe qué hacer con esos sentimientos, porque nos han enseñado que vivir la alegría es contársela a alguien, antes que gozarla. Para las mujeres, el placer existe sólo cuando es compartido porque el yo no legitima la experiencia; porque el yo no existe..

Es por todo esto que necesitamos hacer un conjunto de cambios prácticos en la vida cotidiana. Construimos autonomía cuando dejamos de mantener vínculos de fusión con los otros; cuando la soledad es ese espacio donde pueden pasarnos cosas tan interesantes que nos ponen a pensar. Pensar en soledad es una actividad intelectual distinta que pensar frente a otros.

Uno de los procesos más interesantes del pensamiento es hacer conexiones; conectar lo fragmentario y esto no es posible hacerlo si no es en soledad.
Otra cosa que se hace en soledad y que funda la modernidad, es dudar. Cuando pensamos frente a los otros el pensamiento está comprometido con la defensa de nuestras ideas, cuando lo hacemos en soledad, podemos dudar.

Si no dudamos no podemos ser autónomas porque lo que tenemos es pensamiento dogmático. Para ser autónomas necesitamos desarrollar pensamiento crítico, abierto, flexible, en movimiento, que no aspira a construir verdades y esto significa hacer una revolución intelectual en las mujeres.

No hay autonomía sin revolucionar la manera de pensar y el contenido de los pensamientos. Si nos quedamos solas únicamente para pensar en los otros, haremos lo que sabemos hacer muy bien: evocar, rememorar, entrar en estados de nostalgia. El gran cineasta soviético Andrei Tarkovski, en su película “Nostalgia” habla del dolor de lo perdido, de lo pasado, aquello que ya no se tiene.

Las mujeres somos expertas en nostalgia y como parte de la cultura romántica se vuelve un atributo del género de las mujeres.

El recordar es una experiencia de la vida, el problema es cuando en soledad usamos ese espacio para traer a los otros a nuestro presente, a nuestro centro, nostálgicamente. Se trata entonces de hacer de la soledad un espacio de desarrollo del pensamiento propio, de la afectividad, del erotismo y sexualidad propias.
En la subjetividad de las mujeres, la omnipotencia, la impotencia y el miedo actúan como diques que impiden desarrollar la autonomía, subjetiva y prácticamente.

La autonomía requiere convertir la soledad en un estado placentero, de goce, de creatividad, con posiblidad de pensamiento, de duda, de meditación, de reflexión. Se trata de hacer de la soledad un espacio donde es posible romper el diálogo subjetivo interior con los otros y en el que realizamos fantasías de autonomía, de protagonismo pero de una gran dependencia y donde se dice todo lo que no se hace en la realidad, porque es un diálogo discursivo.

Necesitamos romper ese diálogo interior porque se vuelve sustitutivo de la acción ; porque es una fuga donde no hay realización vicaria de la persona porque lo que hace en la fantasía no lo hace en la práctica, y la persona queda contenta pensando que ya resolvió todo, pero no tiene los recursos reales, ni los desarrolla para salir de la vida subjetiva intrapsíquica al mundo de las relaciones sociales, que es donde se vive la autonomía.

Tenemos que deshacer el monólogo interior. Tenemos que dejar de funcionar con fantasías del tipo: “le digo, me dice, le hago”. Se trata más bien de pensar “aquí estoy, qué pienso, qué quiero, hacia dónde, cómo, cuándo y por qué” que son preguntas vitales de la existencia.

La soledad es un recurso metodológico imprescindible para construir la autonomía. Sin soledad no sólo nos quedaremos en la precocidad sino que no desarrollamos las habilidades del yo. La soledad puede ser vivida como metodología, como proceso de vida. Tener momentos temporales de soledad en la vida cotidiana, momentos de aislamiento en relación con otras personas es fundamental. y se requiere disciplina para aislarse sistemáticamente en un proceso de búsqueda del estado de soledad.

Mirada como un estado del ser –la soledad ontológica– la soledad es un hecho presente en nuestra vida desde que nacemos. En el hecho de nacer hay un proceso de autonomía que al mismo tiempo, de inmediato se constituye en un proceso de dependencia. Es posible comprender entonces, que la construcción de género en la mujeres anula algo que al nacer es parte del proceso de vivir.

Al crecer en dependencia, por ese proceso de orfandad que se construye en las mujeres, se nos crea una necesidad irremediable de apego a los otros.

El trato social en la vida cotidiana de las mujeres está construido para impedir la soledad. El trato que ideológicamente se da a la soledad y la construcción de género anulan la experiencia positiva de la soledad como parte de la experiencia humana de las mujeres. Convertirnos en sujetas significa asumir que de veras estamos solas: solas en la vida, solas en la existencia. Y asumir esto significa dejar de exigir a los demás que sean nuestros acompañantes en la existencia; dejar de conminar a los demás para que estén y vivan con nosotras.

Una demanda típicamente femenina es que nos “acompañen” pero es un pedido de acompañamiento de alguien que es débil, infantil, carenciada, incapaz de asumir su soledad. En la construcción de la autonomía se trata de reconocer que estamos solas y de construir la separación y distancia entre el yo y los otros.

http://www.rednacionalderefugios.org.mx/la-soledad-y-la-desolacion.html

Involucrar a los jóvenes católicos ahora, dice el experto pastoral en la asamblea de sacerdotes


Franciscana Hna. Katarina Schuth: ‘No junten a todos los menores de 50 años’

Katarina Schuth c.jpg

La Hna. Franciscana Katarina Schuth se dirige a la Asociación de Sacerdotes Católicos de los EE. UU. Sobre los desafíos de la evangelización de jóvenes católicos el 25 de junio en el Marriott Pyramid North en Albuquerque, Nuevo México. (Cortesía de AUSCP / Paul Leingang)

ALBUQUERQUE, NM – Un destacado experto en teología pastoral ha subrayado que la Iglesia Católica debe involucrar de manera rápida y efectiva a los jóvenes católicos mediante el diálogo, la conciencia, la escucha, el respeto, la humildad, la paciencia y la creatividad, o su futuro se ve oscuro.

En la presentación de apertura del 25 de junio en la asamblea anual de la  Asociación de Presbíteros Católicos de los EE. UU . Celebrada del 25 al 27 de junio en Albuquerque, Nuevo México, la Franciscana Hna. Katarina Schuth no minimizó los desafíos para llegar a los católicos milenarios, señalando que:

  • Un tercio de ellos «son anti-iglesia»;
  • Casi 9 de cada 10 rechazan un sacerdocio solo para hombres;
  • En la mayoría de los asuntos sexuales y de género, solo el siete por ciento está de acuerdo con la enseñanza de la iglesia;
  • Solo el 27 por ciento considera que la autoridad de la iglesia es importante.

Para hacer la búsqueda aún más desalentadora, Schuth, profesora emérita de la Escuela de Divinidad del Seminario St. Paul en St. Paul, Minnesota, donde fue la cátedra para el estudio social y científico de la religión, contó a los más de 200 participantes reunidos aquí que los católicos milenarios están formados por múltiples grupos que, a su vez, tienen subgrupos.

Obtenga NCR entregado en su bandeja de entrada.Regístrese para recibir boletines gratuitos .

Un gráfico en la presentación de Schuth advirtió, «No agrupen a todos los menores de 50 años como ‘nuestros miembros más jóvenes’. No son iguales, y no necesariamente ven las cosas de la misma manera. Todos los miembros de una generación determinada no son clones el uno del otro. Los millennials latinos, asiáticoamericanos o afroamericanos y Gen Xers diferirán de sus contrapartes blancos, de clase media y entre cada uno.»

En una conversación con NCR, llamó la atención específica sobre la creciente población católica latina que se prevé que abarque la mitad de la población católica de Estados Unidos en el futuro cercano.

Sin embargo, es peligroso pensar que los milenarios de origen hispano / latino son homogéneos.

«Hay enormes variaciones» entre los latinos, dijo, incluidos el país de origen, el tiempo que residen en los EE. UU., Los antecedentes económicos y educativos. Por ejemplo, dijo, los latinos cuyas familias «han vivido generaciones» en los Estados Unidos pueden tener puntos de vista significativamente diferentes a los que han inmigrado recientemente.

Dicho esto, dijo a los participantes que hay algunas generalizaciones que son predominantes en el espectro de los millennials:

  • Incluso si no siempre conectan el servicio voluntario con la religión o la espiritualidad, muchos tienen «un fuerte deseo de trabajar por el bien común» con más de dos tercios de voluntarios «regularmente»;
  • Tienden a estar «orientados a la experiencia» y muchos «consideran que la experiencia personal y subjetiva es la base de la auténtica verdad religiosa»;
  • Son propensos a ser motivados materialmente, «impulsados ​​por la carrera», «ambiciosos» y se centran en la «satisfacción externa inmediata» a pesar de buscar en la iglesia y las parroquias «crear un ambiente de frugalidad» y transparencia.

Es fundamental para involucrar a los jóvenes católicos a largo plazo, dijo, escuchar sinceramente sus «preocupaciones e ideas» e incorporarlas genuinamente en la toma de decisiones y el liderazgo.

Las herramientas y los enfoques, agregó, pueden incluir «foros, encuestas y reuniones para descubrir las necesidades de los adultos jóvenes, tanto de la iglesia como de aquellos que no practican».

Su lista de verificación abogó por dejar que los millennials «sepan que usted cree en ellos y los alentará a ir por sus sueños» y «se desviven por agradecer a las personas por haber dado tanto a la iglesia cuando lo hacen».

Schuth, autor de varios libros, incluyendo Seminary Formation: Recent History, Current Circumstances, New Directions , indicó a NCR que ella probablemente estaba predicando al coro, ya que los miembros de AUSCP son grandes «pastores experimentados» que «realmente saben qué la gente necesita y quiere «.

Ella todavía instó a la audiencia de sacerdotes anglosajones en su mayor parte a tener en cuenta que los millennials ven la historia de la iglesia y las prácticas devocionales con una «mentalidad cultural» significativamente diferente a la suya.

«El Concilio Vaticano II es tan lejano [a los millennials] como el Concilio de Trento», dijo, y los millennials ofrecen «nuevas interpretaciones» de prácticas devocionales como rezar el rosario o practicar la adoración eucarística.

La generación del milenio, explicó en su presentación, «no puede ni puede mirar la iglesia, la misa, la jerarquía, los sacramentos, las devociones y otros aspectos del catolicismo con la misma mentalidad cultural de los católicos mayores».

«Por lo tanto, lo que las generaciones mayores pueden considerar prácticas católicas ‘retro’ como el rosario, la adoración eucarística, el canto gregoriano o los hábitos religiosos, [estos] pueden ser atractivos para los jóvenes católicos», dijo Schuth.

En la misma línea, agregó, «las diferentes generaciones procesarán su mensaje de manera diferente».

Los Millennials, por ejemplo, «no están acostumbrados a esperar. Una demora de 12 horas en responder a un correo electrónico es una eternidad».

«Una página web atractiva, llena de imágenes, interactiva y frecuentemente actualizada, es mucho más efectiva que cualquier material impreso», dijo. «Considera también las posibilidades de los blogs y podcasts».

Franciscan Hna. Katarina Schuth habla con NCR sobre conocer gente más joven donde están.

Schuth le dijo a NCR que apoyaba la declaración de enero del AUSCP sobre la formación sacerdotal, » Preparación de la Sexta Edición del Programa de Formación Sacerdotal: Cinco preocupaciones primordiales «.

Schuth elogió el llamado de la organización sacerdotal para hacer de la enseñanza del Vaticano II la piedra angular del Programa de Formación Sacerdotal para los seminarios estadounidenses actualmente en revisión por el Comité de Obispos de los Estados Unidos sobre el Clero, la Vida Consagrada y las Vocaciones.

Ella también apoya el llamado de la declaración de AUSCP para un mayor desarrollo psicosexual y la formación de celibato para los seminaristas, así como una mayor experiencia y capacitación pastoral basada en la parroquia.

En el segundo y el tercer día de la asamblea, los participantes de AUSCP deben discutir más de una docena de resoluciones y objetivos para el próximo año. Los temas incluyen el estado de las mujeres en la iglesia, control de armas y no violencia, promoviendo el diálogo sobre el debate, la constante preocupación por las traducciones de textos litúrgicos y pidiendo a los obispos de EE. UU. Que soliciten permiso al Vaticano para considerar la ordenación de hombres casados ​​a la luz de un sacerdote estadounidense en aumento escasez.

El obispo de San Diego, Robert McElroy, pronunció el discurso principal de la mañana del 26 de junio, «Teología pastoral para un mundo posmoderno».

Padre Franciscano Richard Rohr, un orador y autor internacionalmente reconocido sobre espiritualidad, tenía programado hacer una presentación a las 7 pm el 26 de junio, «Acción y contemplación: hacia el discipulado en una era secular», y asistentes directos en un retiro del 27 de junio de 10 a.m. a 3 pm

Fundado en 2011 y con sede en Tiffin, Ohio, el AUSCP cuenta con aproximadamente 1,200 miembros sacerdotes, además de unos 120 partidarios inscriptos.

[Dan Morris-Young es corresponsal de la Costa Oeste de NCR. Su correo electrónico es  dmyoung@ncronline.org .]

https://www.ncronline.org/news/people/engage-young-catholics-now-says-pastoral-expert-priests-assembly

La comisión de diáconos no aconsejará a Francisco sobre la ordenación de las mujeres, dice el jefe doctrinal


Carta a los alemanes sobre la intercomunión, un «llamado a la reflexión», dijo

Este artículo aparece en la serie de funciones Mujeres diaconisas . Ver la serie completa .

CIUDAD DEL VATICANO – El presidente de la comisión del Papa Francisco para estudiar la historia de las mujeres diáconas en la Iglesia Católica dice que su grupo no planea aconsejar al pontífice sobre si reinstituye la práctica de ordenar mujeres como diáconos.

«El Santo Padre no nos pidió que estudiáramos si las mujeres podían ser diáconos», dijo el cardenal designado Luis Ladaria. «El Santo Padre nos pidió que busquemos para decir de manera clara los problemas (…) que estaban presentes en la iglesia primitiva sobre este punto del diaconado de las mujeres».

En declaraciones a la prensa el 26 de junio, Ladaria, prefecta de la Congregación para la Doctrina de la Fe del Vaticano, dijo que el «objetivo principal» de su comisión es considerar qué papel cumplían las mujeres que sirvieron como diáconas en los primeros siglos del cristianismo.

Obtenga NCR entregado en su bandeja de entrada.Regístrese para recibir boletines gratuitos .

También dijo que hay dudas sobre si las mujeres diáconas tenían el mismo papel que los diáconos hombres de la época y si su rol dependía de las necesidades locales.

«Sabemos que en la iglesia primitiva había estas llamadas diaconisas», continuó el cardenal designado.

«¿Qué significa decir esto?», Preguntó. «¿Era lo mismo que los diáconos? ¿O no fue lo mismo? ¿Fue una cosa muy difusa, o era algo local? «*

Ladaria, que es uno de los 14 prelados que hará a los cardenales en una ceremonia en el Vaticano el 28 de junio, habló durante una conferencia de prensa organizada por la oficina de prensa del Vaticano.

El Papa instituyó por primera vez la Comisión de Estudio sobre el Diaconado de las Mujeres en agosto de 2016, nombrando a Ladaria como su presidente junto con otros 12 miembros. Los comentarios del prefecto del 26 de junio parecen ser sus primeras declaraciones públicas sobre el tema desde su nombramiento en el grupo.

De lo que su comisión le estará diciendo a Francis, el prefecto doctrinal dijo que «no es nuestro trabajo» decirle al Papa si ordena mujeres como diáconas hoy. «Esto no es lo que preguntó el Santo Padre y no es nuestro trabajo», dijo.

El cardenal designado agregó que el trabajo de la comisión está en «un buen punto».

Si bien la Iglesia Católica ha reclamado varias veces en las últimas décadas que no tiene autoridad para ordenar mujeres como sacerdotes, muchos historiadores de la iglesia han dicho que hay abundantes pruebas de que las mujeres sirvieron como diáconas en los primeros siglos de la iglesia.

El apóstol Pablo menciona a esa mujer, Febe, en su carta a los Romanos.

La iglesia católica reinstituyó el papel del diácono permanente siguiendo las reformas del histórico Concilio Vaticano de 1962-65. El papel generalmente está abierto a hombres casados ​​que hayan cumplido los 35 años.

Tales hombres son ordenados, similar a los sacerdotes, pero solo pueden llevar a cabo ciertos ministerios en la iglesia.

Si bien no pueden celebrar la Misa, con frecuencia dirigen servicios de oración, celebran el sacramento del bautismo e incluso administran parroquias como administradores pastorales en ausencia de sacerdotes.

Carta a los alemanes una ‘llamada a la reflexión’

Ladaria también habló en la conferencia de prensa sobre una carta que escribió a principios de este mes a los obispos de Alemania, pidiéndoles que dejen de lado las directrices nacionales propuestas para permitir que los protestantes casados ​​con católicos reciban la Comunión.

Haciéndose eco de los comentarios de Francis a bordo del vuelo papal desde Ginebra el 21 de junio , el cardenal designado dijo que no estaba «frenando» la propuesta, sino haciendo un «llamado a la reflexión».

«Fue solo un momento de reflexión, buscando reflexionar sobre el hecho de que este no es un punto que es responsabilidad solo de un país o una diócesis, sino una responsabilidad de la iglesia universal», dijo el prefecto.

«Un problema como ese es un problema que debe estudiarse en una situación amplia, en toda la iglesia, y no solo como un problema local», agregó Ladaria.

«No estamos en contra del ecumenismo», dijo. «No. Tenemos que ver todas las implicaciones: la relación de la Iglesia Católica no solo con los protestantes, sino también con los ortodoxos y las otras iglesias y comunidades eclesiales, y no solo en Alemania, sino en todo el mundo «.

La Iglesia Católica generalmente reserva la recepción de la Comunión a sus miembros, sosteniendo que el compartir la Santa Cena es un signo de unidad en la fe. Algunos cónyuges no católicos dicen, sin embargo, que no poder recibir la Comunión junto con su pareja crea una sensación de exclusión.

El problema afecta a Alemania más que a la mayoría de los demás países, ya que la comunidad cristiana se divide casi en partes iguales entre católicos y luteranos.

Cuando se le preguntó acerca de cómo ve su papel como el jefe de la doctrina de la iglesia, Ladaria dijo que entiende su trabajo como «promover, proteger y defender la fe».

Promover la fe, dijo el cardenal designado, significa «buscar para asegurarse de que la fe siempre sea mejor conocida, más comprendida».

La defensa de la fe, dijo, puede implicar «actuar, si en algún momento, tenemos que dar una palabra de aclaración porque hay algún problema que no se resuelve solo o hay un teólogo que está diciendo algo que tal vez no funciona del todo». bien.»

«Entonces tenemos que intervenir para dar una palabra aclaratoria», dijo el prefecto. «Pero buscamos hacer estas intervenciones siempre con diálogo, de una manera discreta … Esto es muy importante».

* Este artículo ha sido actualizado para aclarar que Cardenal designada Ladaria estaba haciendo preguntas sobre el papel de las mujeres diáconas en la iglesia primitiva.

[Joshua J. McElwee es corresponsal del Vaticano de NCR. Su dirección de correo electrónico es jmcelwee@ncronline.org . Síguelo en Twitter: @joshjmac .]

https://www.ncronline.org/news/theology/deacon-commission-wont-advise-francis-ordaining-women-says-doctrinal-chief

¿Una iglesia sin eucaristías? por Jorge Costadoat sj


Imaginemos que entra en la humanidad un virus letal que mata a la tercera parte de los seres humanos y, por una razón desconocida, mueren todos los sacerdotes, todos los obispos y el Papa. El desastre eclesial que se produce es mayor. Los cristianos se encuentran completamente desorientados. Una vez que vuelve la calma, sin embargo, surge la necesidad de continuar juntos. He aquí que en distintas partes del planeta en que la iglesia aún está presente, surge la misma pregunta: “¿quién celebrará la eucaristía?”. El sacerdote al consagrar la hostia, alzándola lo más posible, los extasiaba. Ahora en cambio experimentan una carencia que no saben cómo calmar. Les parece que no hay iglesia sin lectura de las Escrituras y sin poder comulgar con Cristo. ¿Qué pueden hacer para recordar la entrega de Jesús, su muerte y su resurrección? Sin rememorar a Jesús y sin compartir su mesa, piensan, el cristianismo se licuará dentro de poco. Seguirá habiendo fe, sí, pero no en el Dios en quien Jesús creyó.
Hace tiempo que vengo escuchando de comunidades que no tienen un sacerdote que celebre en ellas la eucaristía. Me dicen que en Brasil la tercera parte de las comunidades carecen de él. Me parece que, puestos los ojos en el futuro, debiera ya ahora ensayarse nuevas modalidades de celebrar fraternalmente la fe.
Sé de una comunidad que se reúne una vez al mes: sus integrantes deciden allí mismo quién puede presidir la celebración eucarística, llevan pan y vino corrientes, cuentan con una plegaria eucarística que se consiguieron creo que en Bélgica, comparten lo que está ocurriendo en sus vidas y, por supuesto, leen y comentan entre todos la Palabra. Llaman a esta reuniones “eucaristías” como si realmente lo fueran. Los motivos para hacer algo así son varios. Pero ellos, por de pronto, no soportan más el modo en que los párrocos y otros curas celebran la eucaristía. Les parece que, conforme cambia la cultura, las maneras de hacerlo traicionan cada vez más la intención del Vaticano II de dar participación a los fieles. La fundamentación teológica para proceder así es esta: en el sacramento del bautismo, aseguran, están contenidos todos los sacramentos de la iglesia. Los bautizados y bautizadas pueden eventualmente extraer de su sacerdocio bautismal el servicio sacerdotal y actualizarlo. En los mismos cristianos, dicen, la iglesia se da en plenitud.
Este caso me ha hecho pensar en la posibilidad de realizar comidas eucarísticas. No en reemplazo de las eucaristías propiamente tales, sino a modo de complemento. Pienso en cenas al atardecer, a la hora del recogimiento, que recuerden que Jesús comía con todo tipo de personas. Los fariseos, que cuando comían hacían grupo aparte, decían de él ser “un comilón y borracho, amigos de publicanos y pecadores”. Estoy pensando en personas que quieren emprender un camino comunitario de seguimiento de Cristo; que no tienen dónde ir a misa porque carecen de una iglesia cercana; que no están dispuestas a que el cura las reprenda en público; que la liturgia de la iglesia se les ha vuelto un rito huero e insoportable; o que sufren con que sus hijos sean hoy alérgicos a la religión y quisieran ellas ofrecerles otra manera de entender la comensalidad cristiana. En estas comidas podría contarse con una pauta elaborada por la misma comunidad: comenzar y terminar con el signo de la cruz, preparar lecturas con anticipación, crear un momento de silencio profundo hacia el final, y comer, tal cual, comer y conversar sobre la vida, sobre lo que ocurre en el país, el mundo y la iglesia igual como se hace en las comidas entre amigos, solo que esta vez con un explícito propósito de dar gracias al Señor. ¿Pudiera resultar?
En Chile estamos lejos de la situación descrita al principio. Ningún virus hace peligrar a los sacerdotes. Pero los eclesiásticos estamos haciendo peligrar a la iglesia. Esto, a la vez, hace pensar que en los próximos cincuenta o setenta años, si se mantiene la tendencia de disminución de vocaciones, habrá poquísimos ministros que puedan celebrar la eucaristía.
Espero que el Papa Francisco pueda ayudar a reflotar el episcopado chileno y los católicos recuperen la confianza en sus autoridades. Igual así, creo conveniente ensayar nuevas modalidades de ser iglesia y de celebrar la fe. Las actuales, con o sin escándalos por los abusos del clero, difícilmente encausan el cristianismo de esta época.
http://peregrinos-robertoyruth.blogspot.com/2018/06/una-iglesia-sin-eucaristias-por-jorge.html?utm_source=feedburner&utm_medium=email&utm_campaign=Fe

COLOMBIA: DESAPARECEN Y ASESINAN LIDERES DEFENSORES DE LA PAZ.


El movimiento social colombiano denuncia que en los últimos ocho meses han sido judicializados 52 integrantes del Congreso de los Pueblos, los cuales son acusados de pertenecer a la insurgencia del ELN. Hablamos con Diana Sánchez, directora de la Asociación Minga, quien habló de “falsos positivos” judiciales por parte de la Fiscalía.
Edinson Arley Bolaños / @eabolanos
diana_minga.png

Diana Sánchez, directora de la Asociación Minga y coordinadora del Programa Somos Defensores./Cortesía.

Por estos días de convulsión política, mientras el electo presidente Iván Duque Márquez realiza el proceso de empalme con el saliente gobierno de Juan Manuel Santos, por los lados del movimiento social colombiano la movilización pacífica parece ser la salida para enfrentar lo que han denominado persecución política y judicial contra los defensores de derechos humanos en todo el país.

Por eso, este martes se concentrarán frente a las instalaciones del bunker de la Fiscalía General de la Nación con un objetivo: exigir la liberación de los líderes sociales detenidos y a quienes han acusado de pertenecer a la insurgencia del ELN.  “Al menos 52 miembros del movimiento social y político Congreso de los Pueblos han sido judicializados en no más de 8 meses; mientras que la cantidad de asesinatos contra defensores de derechos humanos ya superan los 400, en los últimos de 30 meses”, dice la misiva con la que invitaron a los plantones que también se realizarán este miércoles 27 de junio en las ciudades de Medellín y Cali.

Uno de los hechos por los que el movimiento social reclama tiene que ver con la detención masiva de 33 personas, incluidos líderes sociales, el pasado 20 de abril de 2018 en el suroccidente colombiano. Ahí fueron capturados exfuncionarios públicos y defensores de derechos humanos, indígenas y afrodescendientes, de los departamentos de Valle, Cauca y Nariño.

Y otro de los casos en los que reclaman con vehemencia es el de Julián Andrés Gil Reyes, quien es el secretario técnico y miembro de la comisión internacional del Congreso de los Pueblos. Fue capturado el 6 de junio pasado, señalado de participar de manera indirecta en acciones bélicas como miembro de la insurgencia del Ejército de Liberación Nacional. “Muchos de estos casos, como en el pasado, terminan siendo “falsos positivos” judiciales en los que los líderes o dirigentes políticos siempre recobran su libertad”, dijo Diana Sánchez, directora de la Asociación Minga y de la plataforma Somos Defensores, con quien hablamos para entender qué está pasando con el movimiento social colombiano.

También lea: “No se puede renegociar el acuerdo sin las Farc”: Kai Ambos

¿Qué sucede en este momento con los líderes sociales del país, principalmente los que están siendo encarcelados por la justicia?

Creemos que el cierre de la confrontación entre el Estado y las Farc ha sido muy positivo y eso ha traído un alivio en muchos territorios donde se daba duramente esta confrontación. Sin embargo, nos preocupa mucho que quienes estén cargando con el costo del cierre del conflicto armado en Colombia sean los líderes sociales porque están en los territorios. Por un lado, las amenazas y los asesinatos contra los defensores de derechos humanos, y por el otro, la persecución judicial a la que están siendo sometidos.

¿Qué sucedió con las detenciones masivas que se registraron este año en el sur del país?

Este año también se presentó un hecho muy sonado y lamentable en el sur del país, donde detuvieron a 34 personas entre expersoneros, exalcaldes, líderes afrodescendientes e indígenas, y varios defensores de derechos humanos. Eso fue en el Pacífico colombiano. La gente no entiende cómo estos líderes reconocidos son capturados de un momento a otro y trasladados como si fueran realmente delincuentes. Los llevaron al Valle, ahí comenzó todo el proceso de judicialización y al poco tiempo muchos de ellos quedaron libres porque los cargos nos son sustentables.

¿Quiénes son esos líderes?

El año pasado se registraron 106 asesinatos contra líderes, de los cuales, al menos el 47% eran liderazgos comprometidos con los procesos de paz. Por eso, podemos decir que muchas personas detenidas estaban participando fuertemente en jalonar el proceso entre el Gobierno y el ELN, y muchas otras, que han sido asesinadas en los territorios, era porque estaban tratando de implementar aspectos de los acuerdos de la Habana, especialmente la sustitución de cultivos de uso ilícito.

¿Qué dicen las autoridades de esto? Algunos funcionarios aseguran que no son líderes, que son aliados de la insurgencia.

Todos estos montajes han sido de la Fiscalía. Hace varias semanas fue detenido el joven Julián Andrés Gil, secretario técnico del Congreso de los Pueblos, por un hecho que sucedió hace un año y en el que detuvieron a una persona que hoy busca beneficios jurídicos inculpando a este joven filosofo. Él tiene un trabajo de liderazgo social muy importante en la organización, contrario a lo que dice el testigo y está recluido en la cárcel La Picota sin material probatorio suficiente.

Es un debate similar al que hoy tiene el movimiento social frente a los asesinatos de líderes sociales, los cuales son relacionados con el narcotráfico.

Exacto, o lo asocian al narcotráfico, a los problemas personales, al lío de faldas. Esa es una discusión muy fuerte que tenemos con el Gobierno, porque le solicitamos que el ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, rectificara las palabras que naturalizan los asesinatos contra el liderazgo social, cuando dijo que la mayoría de estas personas las mataban por líos de faldas.

¿Quieren relacionar al movimiento social colombiano con la insurgencia del ELN?

Nosotros creemos que este fiscal general, Néstor Humberto Martínez, fue puesto en ese cargo para evitar que terceros comprometidos en el conflicto con la financiación de la guerra, no fueran pasados a la Jurisdicción Especial de Paz (JEP). Es claro que el fiscal se opone rotundamente a que se resuelva el conflicto armado y asocia a todo el movimiento social a la insurgencia y, por eso, se ha dedicado a judicializarlo. El caso más emblemático es el del senador Alberto Castilla, un hombre que viene del campo, líder de base, llegó con mucho sacrificio al Congreso de la República, repite por segunda vez y ahora tiene todo un montaje en la Corte Suprema de Justicia.

¿Por qué asegurar que es un montaje?

Es claro que hay una tensión muy fuerte porque este senador es de extracción campesina y su eje programático ha estado en contra de los grandes terratenientes. Además, se ha dedicado a seguir de cerca cómo el fiscal ha sido el abogado de muchos intereses de esos empresarios y terratenientes. Eso incomoda al fiscal Martínez.

Finalmente, cual es el mensaje al país. ¿Por qué son tan importantes para la paz los líderes sociales en los territorios?

Los líderes sociales son el alma de los territorios, son el faro de las comunidades, son la fuente de la democracia, son la esperanza y la paz, pero lamentablemente el Estado colombiano no solo no lo ha entendido, por eso no los protege, sino que alguna de sus instituciones más importantes los criminaliza, los estigmatiza y los persigue. Si eso no cambia, no vamos a ver implementados los acuerdos ni veremos cerrar el conflicto armado con el Eln.

https://colombia2020.elespectador.com/pais/lideres-que-apoyan-la-paz-estan-siendo-encarcelados-y-asesinados-diana-sanchez

CHILE: Sacar a los lobos de El Bosque: la intención de convertir la parroquia de Karadima en un ícono contra el abuso


por  26 junio, 2018

Sacar a los lobos de El Bosque: la intención de convertir la parroquia de Karadima en un ícono contra el abuso
Si bien partió como una idea que da vueltas hace algunos días por redes sociales, diferentes agrupaciones de laicos en Chile la han acogido y están haciendo fuerza para que sea una realidad: convertir ese lugar en un Memorial del Abuso Sexual Eclesiástico en nuestro país. Ya se ha conversado en diferentes reuniones y la iniciativa traspasa el boca en boca con el objetivo de simbolizar un nuevo “Nunca Más”.

Es una campaña para convertir la iglesia de El Bosque en un Memorial del Abuso Sexual Eclesiástico en Chile? ¡Comparte!”, dice la fotografía que ha empezado a circular por redes sociales con la imagen que es el ícono del peor registro para los sacerdotes en Chile: la parroquia de Fernando Karadima, donde comenzó a desmoronarse la credibilidad y confianza pública que la Iglesia católica había tejido durante décadas en el país.

Es mucho más que un meme voluntarioso. Es una idea que ha encontrado especial acogida entre los grupos de laicos que se reúnen en distintas ciudades permanentemente y que se han convertido en una voz cada vez más importante en la ruta que ha tomado la Iglesia católica después de los escándalos de abusos sexuales.

“Homologando lo que es el tema de la memoria con los casos de Derechos Humanos –que son perpetrados por los estados– queremos que la iglesia de El Bosque se convierta en el símbolo del ‘Nunca más’”, dice Osvaldo Aravena, integrante de la Coordinación Nacional de Laicos.

Para Carol Crisosto –laica de los Sagrados Corazones de Concepción– la campaña por la transformación en el rol de la parroquia de El Bosque es una oportunidad también para apoyar simbólicamente el cambio que debe sufrir la institución por dentro. “Para la sociedad es un ícono del abuso y del cambio de eclesialidad que permitió en democracia atentar contra los derechos humanos de los niños y jóvenes desde el clero”, precisa.

Crisosto explica que “queremos pedir que sea redestinada para otro uso, quizás un museo de la memoria, para que jamás olvidemos cómo, en nombre de Jesús, hubo un criminal que dominó desde una eclesiología perversa llamada reino de Karadima… que atraía vocaciones entre la élite, algunas con unción episcopal, que sirvieron para reemplazar a esa Iglesia que tanto trabaja por los DD.HH.”.

Después del terremoto que significó el caso Karadima para los fieles de la parroquia del Sagrado Corazón de Jesús –conocida como El Bosque–, la iglesia siguió funcionando. Hay quienes se alejaron para siempre, pero otros siguen creyendo en ese lugar como un motor de su fe.

Aunque ahora el párroco es Carlos Irarrázaval, quien sucedió a Karadima el año 2011 por mandato del arzobispo de Santiago Ricardo Ezzati, el lugar, para quienes proponen transformarlo, sigue siendo una especie de ‘zona cero’ del dolor que han vivido decenas de personas abusadas sexualmente.

Los laicos están retomando ese espacio de poder para hacerlo visible al interior de la institución. Este fin de semana se reunieron en la parroquia de la Villa Francia.

La fuerza de los laicos

La importancia de los diferentes movimientos de laicos parece incipiente en el proceso que está viviendo la Iglesia en Chile, pero siempre ha estado presente. Fue más visible post-Concilio Vaticano II –un evento que marcó la apertura de la institución a fines de los años 50– y se hizo aun más fuerte durante la dictadura de Pinochet.

Entonces era muy común encontrar a párrocos trabajando de la mano de los vecinos, iglesias haciendo talleres de carpintería para entregar herramientas laborales y un largo etcétera, que se camufló en la agenda de la élite de la Iglesia ya entrada la democracia. Sin embargo, nunca ha desaparecido.

Ahora, los laicos están retomando ese espacio de poder para hacerlo visible al interior de la institución. Este fin de semana se reunieron en la parroquia de la Villa Francia y asistieron cerca de 50 personas. Hace dos semanas se reunieron aproximadamente 75 en Chillán; y en un encuentro anterior en Osorno participaron 150.

El vocero de la agrupación Iglesia contra el Abuso, Marcelo Salinas, comenta que la importancia de los laicos es fundamental, porque las personas, los católicos bautizados, son la Iglesia y no están sometidos a una jerarquía clerical: “El clero es una institución a la que se le ha conferido de alguna manera acercarnos y darnos la posibilidad de vivir en comunidad, no son patrones ni son dueños de una verdad. La Iglesia somos nosotros”, enfatiza.

“Esta crisis de la Iglesia en verdad es la crisis de un clero perverso y elitista”, agrega.

La Red Laical se comenzó a organizar el año 2010 y agrupa, sobre todo, a las comunidades de base de la Iglesia católica, como Cristo Liberador, de Villa Francia; San Pedro San Pablo, de La Granja; y San Cayetano, de La Legua. Pero también de otras ciudades, como Temuco, Talca y Osorno. “Sin duda el principal acicate de la reorganización laical es el ejemplar testimonio de los sobrevivientes de abuso, que han reivindicado su fe en el Cristo de la historia”, dice Osvaldo Aravena, quien participa en la parroquia de Villa Francia.

“Nuestro principal objetivo es organizar, unir, activar y articular al laicado de todo Chile para que se convierta en un actor protagónico y vigilante de esta etapa de reconstrucción de la Iglesia”, señala.

Crisosto comenta que las comunidades históricas de los laicos están más vivas que nunca y una muestra de eso fue Osorno y el rol crucial que cumplieron al momento de presionar para lograr la salida del obispo Juan Barros. “El clero les tiene miedo a las comunidades cristianas de base, porque no quieren que vivan en la Iglesia comunidades autónomas fuera de su control, pero las laicas y los laicos debemos seguir organizándonos para sacar la podredumbre y la criminalidad que atenta contra los derechos humanos de todo quien abrace la religión católica”, sentencia.

http://www.elmostrador.cl/noticias/pais/2018/06/26/sacar-a-los-lobos-de-el-bosque-la-intencion-de-convertir-la-parroquia-de-karadima-en-un-icono-contra-el-abuso/

Sin miedo al miedo Por: Fabián Salazar Guerrero


Profile image

Teólogo Fabián Salazar Guerrero. Acompañante espiritual. Director Fundación INTERFE.

La vida nos otorga hermosas oportunidades de revisar nuestra propia existencia y darnos cuenta que estamos viviendo a medias, que ya no somos el sueño que teníamos de nosotros mismos y que el tiempo va pasando sin que lleguemos a ser verdaderamente plenos y felices. Al revisarnos internamente y preguntar la razón de estas situaciones, se descubre progresivamente que el origen de muchos de nuestros dolores, frustraciones y fracasos se encuentra en el Miedo a no ser amados, valorados, reconocidos, aceptados, acompañados o entendidos.

Existen miedos ocultos, algunos sembrados desde la infancia, y que poco a poco van enfermando el corazón y de manera callada lo llenan de dolor,  de resentimiento, de rabia y de desilusión. Muchos sufren secretamente por temor a expresar su vulnerabilidad y se ocultan tras muros de protección o tras frágiles máscaras de sonrisas pintadas.

El miedo nos lleva a vivir una serie de contradicciones existenciales:

  • Buscamos la felicidad y en cambio nos contentamos con pequeños momentos de dicha pasajera.
  • Queremos ser amados y por otra parte nos dejamos atrapar en la manipulación,  las migajas de cariño y el aislamiento por temor al dolor.
  • Aspiramos una vida saludable y mientras tanto permitimos que muchas personas o situaciones intoxiquen nuestro cuerpo, mente y  corazón.
  • Deseamos la prosperidad y a la vez nos encaminamos a una profunda pobreza afectiva, relacional y de imaginación.
  • Queremos una vida con sentido y hacemos lo contrario al subvalorar nuestro potencial de amar, de sentir y de disfrutar.
  • Anhelamos la presencia de Dios en nuestra existencia y lo cambiamos por inútiles ídolos materiales para sentirnos “seguros” y “protegidos”.

Es entonces que la vida, si queremos seguir avanzando, nos pregunta si honestamente queremos dejar nuestros miedos o si preferimos esconderlos, negarlos o justificarlos.  Algunas de las siguientes recomendaciones podrían ser de utilidad para vivir sin miedo al miedo:

Sentarse a hablar con el miedo.  Los miedos cuando no tienen forma se vuelven enemigos que se ocultan en las sombras, que  atacan  en el momento menos esperado y que son expertos en sabotear nuestros mejores planes para ser felices. Es hora entonces de darles una forma, de invitarlos a una cita para reunirnos honestamente a hablar.

Al visualizarlos podemos expresarle todo el dolor que sentimos, toda la rabia contenida y toda la frustración que nos causan; pero lo más importante es que podemos darles una voz para que nos expliquen por qué están en nuestras vidas. Luego de un diálogo en que se habla y se escucha,  pueden llegar a emerger las lágrimas más profundas o las rabias más feroces; con esto se logrará un profundo alivio y el descubrimiento de que cada miedo, en realidad lo hemos creado nosotros mismos, y que así como fueron nuestra obra, también podemos darnos permiso de dejarlos atrás con profunda serenidad.

Perdonarse. Muchos de los miedos han sido alimentados por nuestros sentimientos de culpa, de manipulaciones afectivas, por una estima lastimada por la dureza o el autocastigo o por no haber puesto límites a tiempo a situaciones o personas que nos hacen daño. La única forma de vencer realmente el miedo es el Amor, un amor que comienza por sí mismo. El perdón es la fuerza que posibilita el transito al amor propio y nos recuerda que lo primero que necesitamos es reconocernos, respetarnos, consentirnos, celebrarnos, aceptarnos y sanarnos. Si hay mucho amor y perdón, el miedo no tendrá donde hacer su nido y lo fundamental,  no permitiremos que otros nos utilicen, nos sometan, nos amenacen o nos violenten. Cada uno de nosotros puede, quiere, merece y es capaz de ser verdaderamente feliz.

Buscar a la familia.  La familia es lo que nos hacer realmente humanos; algunas familias son de sangre y otras compuestas de lazos profundos de amistad.  Ese núcleo es el que nos protege de los miedos y nos ayuda a seguir seguros por la vida; si nos desconectamos pasa lo mismo que un cazador que se queda solo y se expone a más riesgos. Es cierto que en las familias hay problemas, discusiones, incomprensiones pero la familia es la familia y es necesario volver a ella.  Ayuda mucho que la familia se reúna y  aparte espacios  donde se puede dialogar auténticamente, donde los miembros se pidan perdón, donde los integrantes manifiesten sus debilidades, donde encuentren consuelo, donde se compartan los sueños y sobre todo recordarse que juntos son más fuertes. Y lo más bello es que la familia sea el lugar para la ternura, la caricia, los largos abrazos, los cálidos besos y el acurrucarse uno junto al otro.

Confiar y Saltar en fe. Muchos de los miedos están en nuestra mente y nunca se hacen realidad. La incertidumbre por el “qué pasará”, el temor por los terribles escenarios posibles que imaginamos, el vértigo que produce el vacío o la duda, el terror ocasionado por lo que pensamos que va a hacernos daño, nos paraliza y nos roba energía, tiempo, dinero y salud. En ocasiones sólo hay que darnos la oportunidad de saltar a nuevas posibilidades, confiar que otros nos apoyarán, reconocer que tenemos alas para volar y que Dios y sus ángeles nos acompañan.  El miedo huye despavorido si tomamos decisiones valientes y creemos en nosotros mismos, en nuestra fuerza y en que somos bendecidos.

Abrir las manos.  En muchas ocasiones por miedo, atrapamos lo primero que se atraviese en el camino, sea este un empleo, una persona, una idea, una promesa o una causa, lo que sea que pensemos ayude a “sobrevivir”, que disimule  nuestras indefensiones, que nos evite la soledad o que cubra nuestras desnudeces afectivas. Y por andar aferrados a lo que ya no nos es inútil, nos estamos perdemos toda la abundancia de bellas experiencias a nuestro alrededor. Es hora de abrir las manos, respirar profundamente y pedir a Dios nos llene de su abundancia de amor, de bienestar y de la prosperidad, luego respirar lleno de gratitud, bajar a la tierra lo recibido y compartir con generosidad.

Aceptar nuestro cuerpo. Muchos de los temores se alojan en miedos nacidos a propósito de nuestro cuerpo. Algunos tienen que ver con el miedo a la supervivencia, otros con  la enfermedad o la vejez, y muchos más relacionados con el miedo a la aceptación que los otros puedan hacer de nuestra forma física. El miedo alimenta su fuerza de nuestras inseguridades, del temor al juicio, de las comparaciones con los demás, de la ansiedad de no cumplir unos estándares artificiales de belleza y de tantas frases que hemos creído o inventado sobre nosotros mismos.

Es hora de vernos al espejo, desnudarnos de tantos complejos, mirar cada parte del cuerpo con aceptación, sorpresa y agradecimiento. Es momento de quitarnos la ropa del miedo, del que dirán y del “debo ser” y salir al mundo orgullosos de quienes somos a disfrutar con nuestro cuerpo de la alegría, de la danza, de las sensaciones, del encuentro con otros, de la intimidad liberadora, de ser atractivos, conscientes que quien nos ama verdaderamente nos amará como somos.

Sembrar una nueva semilla. Así como el miedo se alimenta de las malas experiencias del pasado también se llena del estrés del futuro. Si no queremos tener miedo por los frutos del porvenir, comencemos a sembrar hoy mismo las semillas renovadas de amistad, amor propio, de buenas decisiones, de relaciones sanas, de salud, de autocuidado, de renuncias, de confianza, de gratitud que llenen de flores el jardín de la vida y aparten la maleza de los miedos.  Todo esto es una decisión que sólo cada uno puede tomar.

Gracias por sus comentarios en este blog, inscribirse y compartir en sus redes sociales

Contacto en:

teologosalazar@gmail.com

@teologosalazar.com

http://www.teologosalazar.org

IRLANDA. Ministro de Gobierno:»La Iglesia Católica debería estar ordenando mujeres y los sacerdotes deberían tener la opción de casarse».


Ministro planteará problemas con el pontífice

Por Cormac McQuinn

Un ministro del gobierno irlandés ha dicho que planea decirle al Papa Francisco que la Iglesia Católica debería estar ordenando mujeres y los sacerdotes deberían tener la opción de casarse.

La ministra de Cultura, Josepha Madigan, quien dirigió las oraciones en su parroquia local cuando no había ningún sacerdote disponible, ha dicho que espera plantear ambas cuestiones cuando el Papa visite la República en agosto.

La Sra. Madigan estuvo entre los feligreses que realizaron la mayoría de los elementos de una misa en la Iglesia de Santa Teresita en el Monte Merrion el sábado pasado. Ella dijo que mostraba la necesidad de que los laicos participen en la Iglesia.

También dijo: «Creo que la Iglesia debería ordenar a las mujeres. Creo que debería ser opcional que los sacerdotes puedan casarse. Es algo que si tengo la oportunidad de decirle al Papa Francisco en agosto, se lo diré».

Ella agregó: «Al final del día, no queremos que la Iglesia sacrifique sus valores fundamentales … pero sí tiene que adaptarse».

Belfast Telegraph

https://www.belfasttelegraph.co.uk/news/republic-of-ireland/minister-will-raise-issues-with-pontiff-37048896.html

Celebrando el festival religioso popular de Francia


El Gran Perdón, una tradición instituida por el Papa Sixto V en 1475 en Chaumont, siempre ha sido una mezcla de lo religioso y lo profano.
Adrien Bail, Chaumont
Francia
26 de junio de 2018

La explanada de la Basílica de Saint-Jean-Baptiste de Chaumont, el domingo pasado. (Foto por la Diócesis de Langres)

En el atrio de la Basílica de San Juan Bautista en Chaumont, un pequeño pueblo a unos 300 kilómetros al este de París, Bernard, con gafas de sol deportivas y cabello canoso, está en su tercer Gran Perdón.

Vino especialmente para la ocasión desde su ciudad natal Chalindrey, a 50 kilómetros de distancia, pero lamenta el tono del festival. «Hoy se trata principalmente de festejar y recrear una atmósfera medieval», dijo.

El Gran Perdón, una tradición instituida por el Papa Sixto V en 1475 en Chaumont, una ciudad en el departamento de Haute-Marne en Francia, siempre ha sido una mezcla de lo religioso y lo profano.

Para la mayoría de los 30,000 visitantes que debían celebrarlo del 23 al 24 de junio en un pueblo magníficamente decorado con flores de crepé, el evento se reduce a su aspecto medieval: espectáculos medievales, espectáculos callejeros, sonido y luz, cubriendo la fachada de la basílica con flores y fuegos artificiales.

Una ocasión para anunciar el Evangelio

No es fácil hacer que uno vea y sienta el significado más profundo de esta peregrinación, en la que los penitentes reciben indulgencia plenaria. Aún así, el Obispo Joseph-Marie-Edouard de Metz-Noblat de Langres, desea verlo como una ocasión para predicar el Evangelio.

«El Gran Perdón realmente comenzó el primer domingo de Adviento», dijo. «Fue puntuado por conferencias sobre misericordia, conciertos, exposiciones. Toda esta semana, los sacerdotes estuvieron presentes para escuchar las confesiones en la basílica «.

Lo más destacado fue la celebración de la Eucaristía el domingo 24 de junio, presidida por el arzobispo canadiense Christian Lépine de Montreal frente al parvis que estaba abarrotado, al igual que la nave y el área alrededor de la entrada occidental, donde se había instalado una pantalla gigante .

«Incluso los altavoces de la ciudad estaban retransmitiendo la celebración», dijo el obispo Metz-Noblat.

Aquellos conmovidos por la homilía del arzobispo Lépine, dirigida a «todos los que tienen pecados para ser perdonados», incluía a Anne-Marie, de 63 años, que viajó desde Troyes, una ciudad en el departamento vecino de Aube, para asistir a su tercer Gran Perdón desde su conversión a fines de la década de 1990

«En cada ocasión, es un gran momento de curación para mí», dijo, «un momento de calma en una vida en la que estás constantemente corriendo».

«Para todos, el Gran Perdón es un festival. El hecho de que los cristianos participen, incluso en su preparación material, es en sí mismo importante «, dijo Anne-Marie Feisthauer, directora de peregrinaciones para la diócesis y vicepresidenta de la Asociación de Perdón.

«¿Es una ocasión para predicar el Evangelio? Yo diría que se trata de desempolvar la imagen de la iglesia, mostrando su lado festivo y acogedor, y proponiendo el diálogo «, dijo Feisthauer.

La iglesia no es solo piedras

Durante la tarde del domingo, cientos de personas ingresaron a la basílica a través de una puerta lateral estrictamente monitoreada por oficiales de seguridad.

A las personas mayores, a las familias, a los turistas extranjeros con pantalones cortos y gorras se les ofreció un librito de peregrinos, una breve guía espiritual de la basílica y un pequeño folleto para prepararse para la confesión.

«En la ceremonia de apertura del sábado, tratamos de mostrar que la iglesia no es solo de piedras, sino que está compuesta de personas vivas», dijo Feisthauer.

Después de un escenario bien estudiado, muchos testigos profesaron su fe, incluidos tres miembros del movimiento Fe y Luz, un católico recién bautizado y el padre Vincent Cardot, el único sacerdote ordenado para la diócesis el 3 de junio.

En la capilla axial, el Santísimo Sacramento fue expuesto y hay un poco de silencio roto por los cantos meditativos cantados por los miembros del grupo carismático Laudate y el grupo de adoración de la parroquia.

Algunos de los curiosos, intrigados por las plumas de incienso, toman un papel que lleva un versículo de la Biblia de una canasta. Un niño pequeño se queda boquiabierto cuando alguien le explica el significado de su verso elegido.

Un nuevo impulso para la parroquia

Todo se hace modestamente, pero Josephine Poidevin, de 28 años, está feliz por eso. «Las oportunidades para predicar el Evangelio en Chaumont son raras», dijo.

«Nos encantaría anunciarlo en las calles, pero cuando nos reunimos por las tardes para el culto, las calles suelen estar vacías».

Por su parte, la parroquia considera que el Gran Perdón es una oportunidad para recuperarse, tras la muerte accidental de su entonces sacerdote en octubre de 2016, justo después de su instalación.

«Vamos a utilizar el nuevo ímpetu para pensar en revitalizar espiritualmente la basílica y preparar el lanzamiento de células de evangelización que nuestro obispo quiere», dijo el padre Pierre-Jean Capomaccio, uno de los tres sacerdotes lazaristas que llegaron en septiembre.

https://international.la-croix.com/news/celebrating-france-s-popular-religious-festival/7908?utm_source=Newsletter&utm_medium=e-mail&utm_content=26-0

Anteriores Entradas antiguas

A %d blogueros les gusta esto: