ARCWP: Comunidad Católica Inclusiva de María Madre de Jesús 14 ° Domingo en Tiempo Extraordinario 7 de julio de 2018


 Preside: Elena Garcia ARCWP, Kevin Connelly Ministerio de Música: Mindy Lou Simmons

Elena Garcia ARCWP y Kevin Connelly – Copresidentes

Tema: El llamado del Profeta

Bienvenida y pensamientos centrados

Presentador:

En el Bautismo, todos somos llamados a ser sacerdotes y profetas. Los profetas son aquellos que hablan por o en nombre de Dios en la comunidad. En un mundo que no separaba claramente las cuestiones de religión y política, los profetas aparecieron como cabilderos de la regla de Dios exigiendo que los cursos de acción en tiempos de crisis siguieran lo que Dios deseaba y no lo que era más conveniente según la política humana. sabiduría. Al reunirnos hoy para celebrar la Eucaristía, escuchemos las experiencias de Ezequiel, Pablo y Jesús.

Himno de recolección: «Somos llamados» # 628 todos los versículos, (usando Dios para el Señor)

 Rezo inicial

Presentador:   Comenzamos nuestra liturgia en nombre de Dios, la Fuente de todo ser, y del Hijo Palabra eterna, y del Espíritu Santo, Sofía Sabiduría.  TODO: Amén

Presentador: Mis hermanas y hermanos, ¡Dios está con ustedes!    TODO: Y también contigo.

Presider:  Vamos a orar.

Dios misericordioso y generoso, Tú, que naciste el cosmos, cada ser vivo y todos y cada uno de nosotros, ayúdanos cada día a ser conscientes y conscientes de tu amor magnánimo por nosotros. Deje que su vida en nosotros nos transforme para que podamos experimentar plenamente su amor. Llévanos a la integridad y santidad a la que nos llamas.   Amén 

Reconciliación de la comunidad

(Breve pausa para la reflexión)

Presentador:  Dios Creador, para ti todos los corazones están abiertos, no hay deseos desconocidos, y no hay secretos escondidos. Limpia nuestros corazones con la inspiración de la Santa Sabiduría.

TODO: llevamos tu Palabra a nuestras mentes y corazones. Ábrelos a una nueva comprensión.

Presentador: Amando a Jesús, pedimos la gracia para darnos cuenta de nuestra continua necesidad de crecer en comprensión, compasión y cuidado de nosotros mismos, de toda la humanidad y de nuestro planeta Tierra, y todo el tiempo ser tú para los demás y conocerte en los demás. .

TODOS: Aceptamos su amor y comprensión de la fragilidad de nuestra naturaleza humana.

Quien preside: Pedimos su perdón por no haber brindado compasión, comprensión y cuidado a todos sus hijos, a nuestros hermanos y hermanas, independientemente de sus creencias, nacionalidades, razas y acciones, ya que todos somos dignos de ser llamados su pueblo sagrado.

TODOS: (con un brazo extendido):      

Dios, nuestro Padre y Madre de la Compasión, a través de su vida, Jesús nos reveló que nada puede separarnos de tu amor incondicional. Él envió al Espíritu Santo que nos da la comprensión, la voluntad y el valor para amarnos los unos a los otros. Te pedimos que nos concedas la gracia del perdón y la paz para que podamos, a su vez, perdonarnos unos a otros nuestros fallos en cuidarnos unos a otros y por nuestra tierra. Te lo pedimos en el nombre de Jesús, nuestro hermano y del Espíritu Santo Sofía, nuestro sanador y consolador.   Amén.

Gloria a Dios

Presentador: Démosle gloria a nuestro amante Creador en la canción …

Gloria a Dios, gloria, Oh, alabado sea Dios, aleluya. ¡Gloria a Dios, gloria! ¡Alabado sea el nombre de nuestro Dios!   (3x)

Liturgia de la Palabra

Primera lectura: Ezequiel 2: 2-5 TODOS: Gracias a Dios                            

Responsorial: Salmo 142 TODOS: Stand by us, stand by us. Levántanos del mar inquieto. Segunda lectura: 2 Corintios 12: 7-10 TODOS: Gracias a Dios                    

Aclamación del Evangelio: TODOS: Aleluya (versión celta)                                      

Evangelio: Marcos 6: 1-6 TODOS: Gloria y alabanza a nuestro hermano Jesús                                         

Reflexiones de Inicio / Comunidad de Homilía

Inicio de la Homilía / 14º domingo en tiempo extraordinario / 2018 / Elena Garcia ARCWP

Escuchamos al comienzo de nuestra liturgia hoy que los profetas son aquellos que hablan por o en

en nombre de Dios. No anhelan y aspiran a convertirse en profetas. No como se despiertan uno

día y decidir «Creo que seré un profeta». Parece una gran ambición para seguir » Nosotros  

 solo escuché la palabra de Dios en las lecturas de hoy. Ezequiel escuchó la palabra de Dios

 y reconoció el poder del Espíritu Santo catapultándolo sobre sus pies y luego enviándolo

entre los lobos.  Pablo fue arrojado de su caballo y luego instruido en los caminos de Dios y

su misión, mientras se le asegura que la gracia de Dios sería suficiente para sostenerlo en su

 debilidad al hablar por y en nombre de Dios.  Y Jesús nos mostró cómo hacer frente a

la injusticia y decir la verdad al poder.   ¿Y no fue bien recibido en su propia «parroquia, ciudad»?

Los profetas rara vez son recibidos con los brazos abiertos y, como señaló Jesús, nunca en su lengua materna

 tierra. A menudo se encuentran con la oposición, la persecución y, por lo menos, fueron ignorados.

¿Qué tenían en común? Fueron llamados a hablar por y en nombre de Dios.Ellos

 llevado a cabo su misión en la no violencia. Eran persistentes frente a la oposición y

rechazo.   Entonces, como es el caso ahora, los profetas están constantemente rodeados por las voces de los ciegos

 complicidad con el orden establecido, así como aquellos que son conscientes de las injusticias

 pero se han vuelto entumecidos y preocupados por otros asuntos.

 Pienso en ocasiones en mi vida en que me he visto obligado a actuar sobre algo que es

 ajeno a mi base de conocimiento y totalmente fuera de mi zona de confort. De donde hizo eso

inspiración, energía y compromiso emergen?   Me atrevo a decir que esos tiempos han sido

plantado por Santa Madre Dios, enseñado por el ejemplo de Jesús y nutrido y alentado

por el Espíritu Santo Sophia.

Me pregunto entonces, ¿cómo se aplica este mensaje a nosotros hoy? ¿Cuál es el desafío ante nosotros?

¡Todos somos bienvenidos por esta comunidad que nos atrapa y nos hace sentir tibios! Pero

 debemos tener cuidado ya que esta comunidad debe ser una estación de carga a través de la cual podemos escuchar

 

Dios hable con nosotros y el Espíritu nos hace poner de pie y nos fortalece para enfrentarnos a los duros de la cara y

obstinado de corazón.

Sacerdote y profeta todos somos nosotros. Estamos llamados a hablar por y en nombre de Dios de la manera que   Dios quiera.

Preguntas con respecto a nuestra misión profética.

~ alguna vez te consideraste como un profeta

~ ¿El concepto de obediencia profética es un desafío?   ¿Cómo es eso?

~ ¿Cómo podemos nosotros, como comunidad, responder a esa llamada?

->

~ El miedo es un obstáculo muy real. ¿Cómo podemos superarlo?

Profesión de fe

TODO:   Creemos en ti Oh Dios, Creador del universo, cuya divinidad infunde todo lo que existe, haciendo que todo sea sagrado.  Jesús, creemos en Ti, mensajero de la Palabra Divina, el que trae la curación y el corazón de la Compasión. Creemos en ti, Espíritu Santo, el aliento de nuestra vida más profunda, y el Sustentador que nos sana y energiza cuando nuestros espíritus se cansan en nuestros viajes.

Creemos que usted está aquí con nosotros hoy en esta reunión, llamándonos a ser personas amorosas y justas. Creemos que los pobres tienen prioridad en sus planes y estamos llamados a hacer nuestro mejor esfuerzo para servirles en su nombre. Creemos que nos estás ofreciendo la libertad y la gracia para convertirte en nuestro verdadero yo, de modo que podamos apartarnos de las seguridades falsas y mundanas y buscarte nuestra verdadera identidad como hijos tuyos. Creemos que cuando fuiste ungido por Dios para hacer la voluntad de Dios, a través de nuestro bautismo, nosotros también estamos llamados a ser un signo del Reino de Dios en la tierra donde todos somos hermanos y hermanas. Amén

Oraciones de la Comunidad

Presidente:  Somos un pueblo de fe. Creemos en el poder de la oración. Somos conscientes del amor y cuidado incondicional de Dios para cada uno de nosotros. Y así, traemos las necesidades de las personas a nuestro Creador misericordioso y misericordioso. 

Después de cada intercesión, responda :   R-Dios compasivo, escucha nuestras oraciones.

Oh Dios, lloras por todo lo que nos aflige.

~ Brinde a los que luchan con las adicciones el coraje y la perseverancia que necesitan. R-Com ….

Usted es padre y madre para nosotros, y nos deleitamos en su amor.

~ inspire a las personas de integridad y compasión a cuidar a los niños que están separados de sus padres.    R- Com … ..

Les enseñaste a tus seguidores a viajar ligeramente por la vida.

~ llamar a nuestra cultura de consumo a un cambio de corazón y a valores que conducen a la vida.      R-Com

           

¿Por qué más debemos orar?

Presentador: Sanando a Dios, escucha fielmente nuestras oraciones. Le pedimos que nos fortalezca en nuestra preocupación por los demás, aquí y en todo el mundo. Le pedimos que nos apoye en nuestros esfuerzos por la justicia y la igualdad para que, con nuestras hermanas y hermanos, podamos promover culturas de paz sin violencia en nuestro mundo. Te lo pedimos en el nombre de Jesús y de la Sabiduría del Espíritu Santo. Todos: Amen

Procesión del Ofertorio / Canción

«Blest Are They» # 631 – todos los versos

Preparación de los regalos

Celebrante: Bendito eres Tú, Dios de toda la creación. A través de tu bondad tenemos este pan para ofrecer, este grano de la tierra que manos humanas han preparado para nuestro uso. Se convertirá para nosotros en el pan de la vida.

TODO: Bendito sea Dios por siempre

Presidente: Bienaventurado eres Dios de toda la creación. A través de su bondad tenemos este vino para ofrecer, este fruto de la vid que manos humanas han preparado para nuestro uso.   Se convertirá para nosotros en nuestra bebida espiritual.

TODO: Bendito sea Dios por siempre.

Recolección de los regalos

Presentador: Nuestro hermano Jesús, que a menudo se ha sentado en nuestras mesas, ahora nos invita a todos a unirnos a Él en su mesa familiar.Todos son bienvenidos a compartir en esta comida.

(Toda la comunidad está invitada a reunirse alrededor de la mesa familiar de Dios)

TODOS: Dios amoroso y afectuoso, nosotros, su gente, estamos unidos en este sacramento por nuestro amor común a Jesús. Somos uno con todos los seres en la comunidad de la creación y con todos aquellos que comparten su don de compasión, especialmente hacia aquellos que están marginados y oprimidos.Que amemos tiernamente, hagamos justicia y caminemos humildemente con usted en solidaridad con nuestros hermanos y hermanas. Que nos esforcemos por vivir como testigos proféticos del Evangelio de nuestro hermano Jesús, respaldados por la sabiduría que lo dirigió y por la Sabiduría del Espíritu que nos apoya. Amén.

Presentador: Démosle gracias al Creador y al Sustentador de todo lo que existe.

TODO: con corazones llenos de amor, le damos gracias y alabanzas a Dios.

Presentador: Espíritu Santo, nos damos cuenta de su presencia entre nosotros cuando nos reunimos en la mesa familiar.

TODOS: Llénanos de reverencia por ti, por los demás y por toda la creación.

Presentador: levantemos nuestros corazones.

TODOS: los levantamos al Santo que vive en nosotros y ama a los demás a través de nosotros.

Presidente: Dios habita en cada uno de nosotros.            TODO: ¡Namaste!

Oración eucarística

                                   

Presentador: Siempre presente y siempre atento a Dios, lo hacemos bien siempre y en todas partes para darle las gracias.   En ti vivimos, nos movemos y tenemos nuestro ser.  Tu Espíritu morando en nosotros nos da la seguridad de la paz y el gozo sin fin contigo. Ese Espíritu, que resucitó a Jesús de la muerte, es el anticipo y la promesa de la fiesta pascual del cielo.   Y entonces, cantamos en alabanza agradecida:

Todos (cantar): Somos Santos, Santos, Santos … (3x) Eres Santo, Soy Santo, Somos Santos …   

Voz: Te agradecemos, Dios, por el regalo de Jesús en la historia, y el don de Jesús en la fe. A través de él, exhalas vida a nosotros.   Él se conmovió por su visión de su presencia constante en todos, a donde quiera que fuera.   Él te reveló en todo lo que hizo en su vida bien vivida.   Y él nos mostró, a través de su ejemplo, no solo cómo debemos vivir, sino también para qué podemos morir.

Voz: Cuando llegó su tiempo en la tierra, Jesús, consciente y aceptando su destino, entregó su vida por los valores que él creía, vivía y enseñaba profundamente … su convicción de que el amor es más fuerte que la muerte.  Y luego, proporcionando un ejemplo de esta idea para la comprensión de las edades venideras, abrió los brazos y murió.   Entonces el Espíritu de Dios, quien resucitó a Jesús de la muerte, nos mostró que la vida es eterna y el amor es inmortal.   Jesús está con nosotros hoy como lo estará hasta el fin de los tiempos.

Todos: Oh Dios, deja que tu Espíritu de vida, sanidad y plenitud vengan a estos regalos que hemos traído de tus campos y puestos sobre nuestra mesa: este simple trigo y vino.   Que ella los santifique para que se conviertan para nosotros en el Cuerpo y la Sangre de Jesús, nuestro hermano.

(Con un brazo extendido, rezamos juntos por la consagración).   Recordamos el regalo que Jesús nos dio la noche anterior a su muerte.   Se reunió con sus amigos para compartir una comida final de la Pascua.   Y fue en esa cena que Jesús tomó el pan, dijo la bendición y la compartió con ellos diciendo: toma esto, todos ustedes y cómanlo. Este pan eres tú; este pan soy yo   Somos un cuerpo, la presencia de Dios en el mundo.   Haz esto en mi memoria. [Pausa]

De la misma manera, Jesús tomó una copa de vino, dijo la bendición y se la dio a sus amigos diciendo: tómenlos todos, y tómenlo.   Este vino eres tú; este vino soy yo   Somos una sola sangre, la presencia de Dios en el mundo.   Haz esto en mi memoria.

El que preside: Jesús, que estaba con Dios «en el comienzo de la creación de los cielos y de la tierra», está con nosotros ahora en este pan.   El Espíritu, de quien los profetas hablaron en la historia, está con nosotros ahora en esta copa.   Proclamemos el misterio de la fe

Todos:   Cristo ha muerto. Cristo ha resucitado. Cristo vive en nosotros y a través de nosotros en el mundo de hoy.

Voz: En recuerdo de la vida, la muerte y la resurrección de Jesús, te ofrecemos, Dios, este pan vivificante y esta copa salvadora.   Que todos los que compartan esta comida sagrada sean unidos en unidad por el Espíritu Santo.   Y que ese Espíritu, esa Sabiduría, que se movió en Jesús se mueva tan libremente en nuestras vidas como lo hizo en la de Jesús.

Voz:   Dios de bendición y paz, recordamos tu iglesia en todo el mundo;ayúdenos a crecer en amor, junto con Francisco, nuestro Papa, Bridget Mary, nuestro Obispo y toda su familia en todas partes, especialmente aquellos que viven al margen de la iglesia y la sociedad.   Recordamos a las víctimas de las recientes inundaciones y terremotos, y aquellos que luchan por reconstruir sus hogares y vidas a partir de estos eventos devastadores. Recordamos a las familias de refugiados que han venido a nuestro país huyendo de la persecución y que necesitan aceptación y amor. Recordamos la comunión de los santos vivos y muertos, que tocaron nuestras vidas y dejaron huellas en nuestros corazones.   Recordamos especialmente … (pausa para mencionar nombres) .

Todos: a   través de Cristo, con Cristo y en Cristo, en la unidad del Espíritu Santo, toda gloria y honor es suyo, Dios Creador, por los siglos de los siglos …y que todos canten … Gran Amén (3X)

                                                 

Todos (tomados de la mano): Nuestro Padre y Madre, que están en el cielo, bendito es tu nombre …

Todos:   Dios, acabamos de orar para que tu reino pueda venir entre nosotros.  Concédenos que podamos abrir nuestros oídos para escucharlo, nuestras manos para servirlo, y nuestros corazones para hacerlo realidad.   Amén.

El signo de la paz

El que preside:  Jesús, dijiste a tus discípulos: «Mi paz te dejo; mi paz te doy «.  Fíjate en la fe de los que están aquí reunidos hoy y …

Todos:   … concédenos esa paz.   O Dios amoroso, siguiendo el ejemplo de Jesús y con la fuerza del Espíritu, ayúdanos a difundir esa paz a todos, en todas partes, sin excepciones.   Amén.

Considerante: Que la paz de nuestro amable y amoroso Dios esté siempre contigo.

TODO: Y también contigo.

Presentador: ofrezcamos unos a otros un signo de paz.

Letanía por la ruptura del pan

Presentador: Amando a Dios … Todos: nos llamas al servicio lleno del Espíritu y a vivir el Evangelio de la no violencia para la paz y la justicia.   Viviremos justamente.

Presider: Loving God … All: nos llamas a ser tu presencia en el mundo y ser portadores de entendimiento y compasión, perdón y curación en todas partes en tu nombre.   Amaremos tiernamente.

Presider: Loving God … All: nos llamas para decir la verdad al poder.  Caminaremos humildemente contigo.

Presentador:   Este es Jesús, quien nos libera, nos cura y nos transforma a nosotros y a nuestro mundo.   Todos están invitados a participar del banquete sagrado del amor.   Todos:   somos el Cuerpo de Cristo.

Oración precomunión

Presentador:   Este es Jesús, quien llamó a las mujeres y los hombres a ser socios e iguales, y que nos libera, nos sana y transforma a nosotros y a nuestro mundo.   Todos están invitados a participar de este sagrado banquete de amor.

Presentador:   Jesús, nos invitas a recibirte y convertirte en tú para los demás.  Somos el Cuerpo de Cristo   Que la Fuente de la Vida, cuyo poder ahora actúa en nosotros, pueda hacer muchísimo más de lo que podemos pedir o imaginar, recibir la gloria a través de todas las generaciones. Amén.

                                                           

Distribución de pan y vino

«Tú eres el Cuerpo de Cristo». «Tú eres la sangre de Cristo».   

Canción de comunión:   instrumental y momento de silencio

Después de la canción de la comunión

«Somos muchas partes» # 585 – Todos los versículos

Oración después de la comunión

Considerador: Que nuestros corazones se llenen de asombro, gratitud, acción de gracias y compasión. Que cada uno de nosotros sepa que somos amados y que podamos continuar siendo su cara el uno para el otro. Amén

Oraciones de gratitud, introducciones, anuncios

Bendición final

(Todos, por favor, extiendan sus manos en bendición mutua).

Considerador:   A medida que avanzamos desde este espacio sagrado, veamos con nuevos ojos y corazones a fin de reconocer nuestro llamado a la obediencia profética al Evangelio de Jesús y contar con la gracia de Dios para el coraje de decir la verdad al poder.  Deje que nuestro servicio continúe!

Todos: Gracias a Dios. ¡Que así sea!

Himno de cierre

«Canta una iglesia nueva» # 413 – 

Publicado por Bridget Mary Meehan a las 8:54 p.m.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: