El Vaticano confirma la suspensión de tres sacerdotes rebeldes de Togo


Los tres se rehusaron a renovar sus promesas sacerdotales durante la Misa Crismal de este año
Charles Ayetan, Lomé
Togo
18 de julio de 2018

Arzobispo Brian Udaigwe, Nuncio Apostólico de Benin y Togo. (Foto Charles Ayetan)

La Congregación para la Evangelización de los Pueblos, con sede en el Vaticano, ha confirmado las sanciones impuestas a tres sacerdotes locales por el obispo Benoît Alowonou, de Kpalimé, en el sur de Togo.

Los sacerdotes involucrados, Daniel Gbadji, Yves-Paul Azaglo y Gerson Gale, se negaron a renovar sus promesas sacerdotales durante la misa crismal de este año celebrada en marzo, creando un escándalo público.

Como resultado, el Obispo Alowonou publicó tres decretos el 4 de abril suspendiendo a los sacerdotes rebeldes por su comportamiento «escandaloso».

Los sacerdotes rebeldes corren el riesgo de perder el estado clerical

La nunciatura apostólica anunció la respuesta del Vaticano el 29 de junio en una declaración emitida por el nuncio local, el arzobispo Brian Udaigwe, en nombre del cardenal Fernando Filoni, prefecto de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos.

«La gravedad de los eventos y el escándalo público causado requirieron más medidas, incluida la suspensión de las partes para ejercer el ministerio sacerdotal», se lee en el comunicado.

El Cardenal Filoni lamentó que «a pesar de las medidas tomadas con respecto a ellos, los sacerdotes mencionados continuaron provocando problemas en la diócesis y el país y difamando a su obispo y la jerarquía de la iglesia de varias maneras», dijo la declaración del nuncio.

El arzobispo Udaigwe también hizo hincapié en que pueden imponerse sanciones más graves, incluida la pérdida del estado clerical, si las partes no respetan el espíritu y la letra de las sanciones disciplinarias adoptadas, en particular la orden de abandonar inmediatamente sus parroquias.

Una crisis creciente

A pesar de la respuesta del Vaticano, la situación no se ha calmado.

A su vez, los tres sacerdotes rebeldes respondieron con una declaración del 11 de julio expresando su «amargura» por lo que describieron como «contraverdades» que se han difundido con respecto al origen de la crisis.

Ignorando los decretos de suspensión, que les pedían que abandonaran sus parroquias, los padres Gale y Gbadji se han unido al padre Azaglo en la parroquia de San José en Kudzravi.

El creciente conflicto ha dividido a los feligreses de San José en dos campos opuestos. Por un lado, los católicos originalmente de la parroquia pero que ahora viven en Lomé han iniciado acciones legales contra su ex párroco, el padre Azaglo.

Por otro lado, los feligreses «residentes» en Kudzravi declararon en una declaración del 2 de julio que ya no «considerarían» al obispo Alowonou como su obispo.

Mientras tanto, la audiencia del 11 de julio contra el padre Azaglo se suspendió a petición de su abogado.

El 14 de julio, los gendarmes también intervinieron para evitar que el asunto degenere en un conflicto intracomunitario.

Los sacerdotes rebeldes están actualmente bajo custodia policial.

https://international.la-croix.com/news/vatican-confirms-suspension-of-three-rebel-togo-priests/8076?utm_source=Newsletter&utm_medium=e-mail&utm_content=18-07-2018&u

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: