Escándalo en la Iglesia católica


La ex presidenta de Irlanda, Mary McAleese, ha dicho que Irlanda está “mucho más allá del punto de aceptar palabras de simple tristeza” del Papa sobre escándalos de abuso sexual en el país.


Mary McAleese critica el “Encuentro Mundial de Familias” de derechas, Irish Examiner

https://www.irishexaminer.com/breakingnews/ireland/mary-mcaleese-hits-out-at-right-wing-world-meeting-of-families-862988.html

La Sra. McAleese también reveló que ha presentado una queja canónica formal al Papa Francisco sobre la prohibición del Cardenal Farrell de hablar en el Vaticano en marzo de este año.
Ella estaba hablando con Brendan O’Connor en The Marian Finucane Show en RTÉ Radio 1 esta mañana antes de la visita del Papa a Irlanda el próximo fin de semana.
La Sra. McAleese le dijo a Brendan que el Papa Francisco antepone la defensa de la institución como resultado de su formación como sacerdote y como obispo.
Ella dijo: “No solo es sistémico, sino que fue dirigido desde el comando y control central, que es el Vaticano.
Mary McAleese – ex presidenta de Irlanda
“Me quedé asombrado por lo que sucedió en Chile, porque creía que este Papa era diferente, porque dijo que iba a serlo.
“Cuando fue a Chile en enero y denunció a las víctimas, las acusó de difamación, las acusó de ser esencialmente mentirosas y creyó en las reuniones informativas que recibió de los Obispos, cuando sabemos que también recibió otras sesiones informativas.
“Recibió informes de Marie Collins, recibió informes de las víctimas … eligió creer en un lado y ese fue el lado que protegió a los obispos y sacerdotes ofensores”.
Hablando de lo que ha estado sucediendo en Pensilvania, la Sra. McAleese cree que el Papa habría sido muy consciente de lo que estaba pasando.
Ella dijo: “Uno tiene que asumir que … esto se habría sabido ciertamente en los últimos días cuando todos estos casos tuvieron que ser enviados a Roma, que él habría sido informado sobre ellos.
“Le gustaría pensar que habría sido informado sobre ellos, estos son tan importantes cuando se habla de 300 sacerdotes abusadores en seis diócesis en los Estados Unidos”.
El informe sobre el abuso clerical en Pensilvania criticó al cardenal Donald Wuerl, el ex obispo de Pittsburgh que ahora lidera la arquidiócesis de Washington, por lo que dijo era su parte en la ocultación del abuso sexual del clero.
La Sra. McAleese dijo que es irónico que el Cardenal Wuerl sea bienvenido en el Encuentro Mundial de las Familias.
El ex presidente de Irlanda le dijo a Brendan que esperaba que la reunión del próximo fin de semana en Irlanda fuera diferente de otras reuniones anteriores.
Ella dijo que su prohibición de hablar en el Vaticano en marzo estaba muy de acuerdo con el espíritu del Encuentro Mundial de las Familias para negar la voz de alguien como ella que ha sido muy elocuente en apoyo del matrimonio entre personas del mismo sexo y los derechos de los homosexuales.
Ella dijo: “Siempre ha sido esencialmente un mitin de derecha … y fue diseñado con ese propósito, reunir a las personas para motivarlos a luchar contra la marea del matrimonio entre personas del mismo sexo, los derechos de los homosexuales, los derechos del aborto, los anticonceptivos derechos.”
Ella contó cómo se había sentido devastada cuando se dio cuenta de que las imágenes para familias LGBT habían sido eliminadas del material de la Reunión Mundial de las Familias.
Sin embargo, ella habló de que el insulto era personal para ella, pero no pensó que fuera una agenda personal que el Cardenal Farrell tuvo en contra de ella diciendo: “No creo que haya nada personal”.
Durante tres meses, McAleese no supo que fue el cardenal Farrell quien la prohibió hablar.
Trató de resolver el problema diplomáticamente “con la ayuda del Arzobispo de Dublín y no pudimos resolverlo”.
Le dijo a Brendan que había presentado una queja formal al Papa sobre las acciones del Cardenal Farrell.
Hasta la fecha, no ha recibido una respuesta ni un reconocimiento.
La Sra. McAleese dijo: “Formulé una queja formal contra el Cardenal Farrell, ante el Papa, el Papa es la única persona como su superior que podría rectificar y tratar y juzgar esa queja, por lo que formulé una queja canónica formal al Papa sobre el Cardenal Las acciones de Farrell.
Al no haber recibido un acuse de recibo o una respuesta hasta la fecha, solo puedo suponerque dado que el Papa es su superior inmediato, esto se hizo con su aprobación.
“Ellos afirman que hay un proceso para tratar con tales quejas, ya llevo seis meses en el camino de esa queja y no he recibido la carta que dice que hemos recibido su reclamo”.

Sociedad Interamericana de Prensa: El ataque a la iglesia Divina Misericordia en Nicaragua es una “barbarie”


Loading
16 de Agosto de 2018 /

Managua (Jueves, 16-08-2018, Gaudium Press) Esta mañana, la delegación de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) que se encuentra desde el lunes pasado en Nicaragua, expresó ante los medios de comunicación los lineamientos del informe que presentarán a la Organización de Estados Americanos acerca de la situación de la prensa independiente en ese país.

Visita a la iglesia de la Divina Misericordia

Ya en el día de ayer, la delegación había visitado la iglesia de la Divina Misericordia, en Managua, donde el 13 de julio pasado se registró un ataque por paramilitares a estudiantes que se habían refugiado en el templo. Adentro también se encontraban los sacerdotes y algunos feligreses, quienes durante horas sufrieron el terrible asedio, del cual aún son testigos los impactos de bala que permanecen en el templo. Las balas también horadaron el sagrario de la iglesia, y una imagen de Jesús de la Divina Misericordia.

4.png

“Este es un espacio emblemático, nos vamos abrumados de comprobar el grado de violencia que ha habido acá”, dijo el presidente de la SIP, Gustavo Mohme. “Nos quedamos impresionados de cómo pueden existir en pleno siglo XXI este tipo de barbaridades y de atropellos y que no haya nadie detenido. Es realmente un acto de barbarie, no podemos calificarlo de otra manera”, aseguró. El presidente de la SIP también elogió el papel desempeñado por la Iglesia católica en todo el conflicto.

Por su parte Roberto Rock, presidente de la Comisión de libertad de prensa y opinión de la SIP, manifestó que la ida a la iglesia de la Divina Misericordia fue “mucho más impactante de lo que se imaginaban”, y recalcó el término “barbarie” para referirse a lo ocurrido el pasado viernes 13 de julio.

El periodismo bajo asedio en Nicaragua

La comisión de la SIP se ha reunido con periodistas de Managua y del interior del país. De esas entrevistas, según Roberto Rock, se ha destilado que el periodismo en Nicaragua se encuentra en “condiciones de vulnerabilidad, de acoso permanente”. Declaró también Rock que la comisión de la SIP recibió “reiterados testimonios de periodistas que han tenido que separarse de sus empleos por amenazas e incluso han tenido que abandonar el país”.

Ya en la rueda de prensa dada a los medios de comunicación en el día de hoy, la SIP declaró que “las libertades de prensa y expresión están en retroceso en el país”, a consecuencia de una “campaña de agresión sistemática, sostenida y permanente de parte del gobierno”.

Además del informe a la OEA, la SIP ha pensado difundir las conclusiones de su visita “quizás a través de una carta abierta; estamos viendo el carácter que vamos a darle (…). La SIP tiene 1.300 publicaciones afiliadas”, declaró el presidente de la SIP Mohme.

La amenaza de la nueva ley antiterrorismo

Asimismo Gustavo Mohme expresó en la mañana de hoy que la nueva Ley antiterrorismo se constituye en una amenaza para los periodistas de Nicaragua.

La “Ley contra el Lavado de Activos, la Financiación al Terrorismo y a la Proliferación de Armas de Destrucción Masiva”, que fue aprobada el 16 de julio, pune hasta con 20 años de prisión a aquel que pretenda “alterar el orden constitucional” o hacer que un gobierno realice un acto o se abstenga de hacerlo.

“Hay una agresión permanente, hay una criminalización, hay una campaña de difamación a través de redes sociales contra periodistas y sobretodo acaban de crear una ley antiterrorismo que es una clara amenaza para los periodistas porque a partir de ahí no hay ninguna garantía de parte del Gobierno para protegerlos”, declaró al respecto el presidente de la SIP.

Por su parte, Emmanuel Colombié, director de la Oficina de Reporteros Sin Fronteras y quien también hace parte de la comisión que visita Nicaragua, afirmó que esta ley podría ser utilizada para callar a medios de comunicación y periodistas que no siguen la línea gobiernista. (SCM)

https://es.gaudiumpress.org/content/97286-sociedad-interamericana-de-prensa–el-ataque-a-la-iglesia-divina-misericordia-en-nicaragua-e

El ‘Martillo de las brujas’ y la misoginia histórica


El libro ‘Malleus Maleficarum’ es un tratado renacentista sobre las brujas y sirvió para la persecución, tortura y exterminio de cientos de miles de mujeres.
MILENIO DIGITAL

El Malleus Maleficarum o Martillo de las brujas es el más famoso de todos los libros sobre brujería, publicado en 1487 se convirtió desde finales del siglo XV y hasta principios del XVIII en manual indispensable y autoridad final para la Inquisición, los jueces, magistrados y sacerdotes, tanto católicos como protestantes, en la lucha contra la brujería en Europa.

El libro fue compilado y escrito por dos monjes inquisidores dominicos,Heinrich Kramer, también conocido como Heinrich Institoris, y Jacob Sprenger, quienes lo presentaron a la Facultad de Teología de la Universidad de Colonia el 9 de mayo de 1487.

La mayoría de las creencias y prácticas que aparecen en él, están tomadas de dos obras anteriores, el Directorium Inquisitorum (1376), de Nicolau Aymerich y el Formicarius (1435) de Johannes Nider.

El título Malleus Maleficarum, contiene la palabra maleficarum, la forma femenina del sustantivo, y los escritores declaran (incorrectamente) que la palabra femina (mujer) es una derivación de fe+minus, sin fe (o infiel, o desleal).

El libro tuvo un profundo impacto en la histeria de la cacería de brujas y sus juicios en el continente europeo durante más de 200 años, persecución que alcanzó su máxima expresión de mediados del siglo XVI a mediados del XVII.

Päginas del ‘Malleus Maleficarum’ (Especial)

La caza de brujas como fenómeno generalizado caracteriza a Europa Central a inicios de la Edad Moderna. El Malleus Maleficarum fue la base para la persecución masiva de mujeres por la Iglesia y sobre todo por la justicia civil. Sembró entre teólogos y juristas la idea de una conspiración del Demonio para acabar con la Cristiandad, y al libro se remitían autores y demonólogos como el inquisidor italiano Bernardo Rategno da Como, el jesuita hispano-belga Martín del Río y el jurista francés Jean Bodin.

Odio y temor hacia las mujeres

Los dominico Kramer y Sprenger eran prolíficos escritores, y parte delMalleus Maleficarum es un resumen de un exhaustivo manuscrito sobre brujería escrito por Kramer. El libro también echa mano de obras deAristóteles, la Biblia, Agustín de Hipona y Tomás de Aquino para respaldarse.

El sexismo y la misoginia del libro son innegables: la creencia de los autores de que las mujeres eran criaturas inferiores, más débiles y corruptibles, está enfatizada a lo largo de toda la obra.

La misoginia del libro se apoya en la tradición cristiana. Es la primera vez que se establece un vínculo directo entre la mujer y la herejía de la brujería, y para eso reúnen una serie de ideas ya existentes pero dispersas sobre la mujer que toman del Antiguo y el Nuevo Testamento, de la antigüedad clásica, de autores católicos medievales y de los padres de la Iglesia. 

Para el cristianismo, la virginidad siempre fue un ideal y, según El Martillo de las brujas, la mujer es peligrosa por su sexualidad, a pesar de ser necesaria para la reproducción. Según el texto, toda la brujería proviene del apetito carnal que en las mujeres es insaciable. La superstición se encuentra ante todo en las mujeres, el sexo frágil, porque las mujeres son más crédulas, más propensas a la maliginidad y embusteras por naturaleza.

Ilustración de la “quema de mujeres-brujas” (Especial)

El pecado que nació de la mujer destruye el alma al despojarla de la gracia, y todos los reinos del mundo han sido derribados por mujeres. Una mujer es hermosa en apariencia, contamina al tacto y es mortífero vivir con ella.Existen tres vicios generales que tienen un especial dominio entre las mujeres: la infidelidad, la ambición y la lujuria.

Tomado como un todo, el libro declara que algunas cosas confesadas por las brujas, tales como transformaciones en animales, eran meras ilusionesinducidas por el Demonio para atraparlas, mientras que otros actos, como por ejemplo volar, causar tormentas y destruir plantaciones, eran reales.

El libro habla detalladamente sobre los actos licenciosos y promiscuos cometidos por las brujas, su habilidad de crear impotencia sexual en los varones e incluso se pregunta sobre si los demonios podrían ser los padres de los hijos de las brujas.

La visión que propone el libro es que, por un lado, están las brujas agresivas y, por el otro, los varones amenazados en su capacidad de erección y de reproducción. Hay capítulos enteros dedicados a contar cómo las brujas les arrebatan el miembro viril a los varones.

Las brujas y la cristiandad

A pesar de que la creencia en la brujería es anterior al cristianismo, no es sino hasta 1484 cuando el papa Inocencio VIII hace constar oficialmente la creencia de la Iglesia católica en su existencia, mediante la bula Summis desiderantes affectibus.

Poco después surge el Malleus Maleficarum (escrito en 1486 y publicado en 1487), que se convirtió en la primera fuente a consultar para cualquier comprensión de la historia y la naturaleza de la brujería. A la vez, hizo accesible a un amplio público el concepto de la brujería demonológica, contribuyendo a la caza de brujas al atribuir autoridad y credibilidad a los procesos por brujería.

Grabado sobre brujería y mujeres (Especial)

El libro iba precedido por la bula papal auténtica, por lo que la posición de la Iglesia con respecto a las brujas agravó la crisis de las persecuciones y le dio su cariz particular incrementando el odio hacia las mujeres, además de encubrir las masacres. Aunque la Iglesia nunca aprobó la caza de brujas, fue hasta 1657 cuando explícita y oficialmente la prohibió en la bula Pro formandis.

Durante el siglo XV, la Inquisición se dedicó a quemar más herejes que brujas, pero cuando los Estados feudales se organizaron como monarquías independientes del Papa, el poder punitivo se trasladó de la Inquisición a los jueces laicos de estas monarquías, quienes continuaron la tarea de la Iglesia de quemar brujas aún hasta el siglo XVIII, teniendo como base El Martillo de las brujas.

Las mujeres

Los cálculos sobre la cantidad de mujeres quemadas por brujas son  extremadamente distintos, pues van desde la cifra mínima de 60 mil hasta los 2 millones, y aún hay autores que hablan de más mujeres víctimas.

En la actualidad no existe consenso, pero basados en las cifras parciales de que se dispone, algunos creen que el número total de procesos en Europa Central para toda la Edad Moderna podría llegar a ser de 110 mil, que habrían producido unas 60 mil ejecuciones. En la mayor parte de las regiones de Europa, la proporción de mujeres ejecutadas sobrepasó el 75 por ciento y en algunas llegó incluso al 90 por ciento.

Muchas de estas mujeres eran curanderas o parteras, cocineras y comadronas, así como las encargadas de cuidar niños, pero fueron objeto de la caza de brujas. Gran parte de ellas eran de edad avanzada, mayores de 50 años, lo que se ajusta al estereotipo tradicional de la bruja. La mayoría de las mujeres acusadas de brujería eran solteras o viudas, y en general pertenecían a los estratos más bajos de la sociedad.

—El Sacro Imperio Romano Germánico: Sus territorios sufrieron con mayor intensidad la caza de brujas, pues se habla de entre 20 mil y 30 mil ejecuciones, lo que supone alrededor del 40 por ciento del total. En un territorio del nordeste de Alemania, el Ducado protestante de Mecklemburgo, tuvieron lugar aproximadamente 4 mil juicios, que causaron unas 2 mil ejecuciones.

—La Confederación Helvética: Fue otro de los lugares en los que se realizó una caza de brujas particularmente intensa. Se ha calculado que dentro de sus fronteras fueron ejecutadas unas 10 mil mujeres. En otros territorios autónomos como el Franco Condado y los Países Bajos la persecución fue también muy intensa. En Lorena, Nicolas Rémy envió a la muerte a 800 brujas entre 1586 y 1595, y a más de 2 mil a lo largo de toda su carrera.

Las brujas de Salem, el capítulo americano de la cacería de brujas (Especial)

—Francia: El número de ejecuciones, con ser elevado, fuesignificativamente menor que en los territorios del Imperio, con alrededor de 4 mil ejecuciones durante el siglo XVI. 

—Islas Británicas (Inglaterra, Escocia e Irlanda)y colonias inglesas de América: La caza de brujas conoció una intensidad menor que en los territorios alemanes. Las cifras oscilan entre las mil 500 y las dos mil 500 mujeres ejecutadas. La mitad de las 234 víctimas en Nueva Inglaterracorresponde al año 1692, fecha de los conocidos Juicios de Sálem.

—Escandinavia (Dinamarca, Suecia, Noruega, Finlandia): Se ha calculado un número total de alrededor de 5 mil procesos, de los cuales habrían resultado entre mil 700 y dos mil ejecuciones.

—Este de Europa: El fenómeno de la caza de brujas fue bastante tardío (la mayor parte de los procesos tuvo lugar en el último tercio del siglo XVII y el primer cuarto del XVIII). La caza de brujas se concentró en Polonia, con 10 mil ejecuciones. En Hungría hubo alrededor de mil 500 procesos, de los cuales al menos 450 terminaron en ejecuciones. En cuanto a Rusia, Transilvania, Valaquia y Moldavia (Imperio otomano) la caza de brujas fue menor.

—Región Mediterránea: Fue la zona de Europa en la que hubo menos ejecuciones por brujería. Si se excluyen las regiones alpinas de lengua italiana, entre Italia, España y Portugal (y los territorios ultramarinos en América de estos últimos), el número de procesos fue bastante elevado, pero la cifra de ejecuciones fue de alrededor de 500. 

*Con información de National Geogrraphic, Lecturalia y Wikipedia

AG

http://www.milenio.com/cultura/el-martillo-de-las-brujas-y-la-misoginia-historica

ARGENTINA: Cientos se congregan en Buenos Aires para ‘darse de baja’ de la Iglesia católica


Una mujer llena un formulario en el que renuncia a su filiación católica, en Buenos Aires, sábado 18 de agosto de 2018. Cientos de personas se congregaron el sábado en el centro de Buenos Aires en un evento para “darse de baja” de la Iglesia Católica y reivindicar que las creencias religiosas no deben seguir marcando la vida política del país, poco después del rechazo del Senado a proyecto de ley de legalización del aborto.
Una mujer llena un formulario en el que renuncia a su filiación católica, en Buenos Aires, sábado 18 de agosto de 2018. Cientos de personas se congregaron el sábado en el centro de Buenos Aires en un evento para “darse de baja” de la Iglesia Católica y reivindicar que las creencias religiosas no deben seguir marcando la vida política del país, poco después del rechazo del Senado a proyecto de ley de legalización del aborto. Natacha Pisarenko AP Foto

Cientos se congregan en Buenos Aires para ‘darse de baja’ de la Iglesia católica

18 de agosto de 2018 04:58 PM

Actualizado 1 hora 34 minutos

40 católicas que hicieron más por la mujer que cualquier persona


Presento a una serie de mujeres que han provocado elefantiásicos y decisivos progresos en el campo de las ciencias. En primer lugar, pongo como ejemplo a Doña María Gaetana Agnesi, la “matemática de Dios”, quien escribió el primer libro completo de cálculo, “el tratado más completo, el mejor que se ha hecho en este género”, tal y como decretó la Real Academia de Ciencias de París.

  Santa Teresa de Jesús
Santa Teresa de Jesús

Presento a una serie de mujeres que han provocado elefantiásicos y decisivos progresos en el campo de las ciencias. En primer lugar, pongo como ejemplo a Doña María Gaetana Agnesi, la “matemática de Dios”, quien escribió el primer libro completo de cálculo, “el tratado más completo, el mejor que se ha hecho en este género”, tal y como decretó la Real Academia de Ciencias de París.

También, tenemos a la física Doña Laura Bassi, la primera catedrática de la historia, en la Universidad de Bolonia, quien demostró la no universalidad de la Ley de Boyle, pieza clave en la difusión del newtonianismo (corriente creada por el cristiano y celebérrimo o archiconocido Isaac Newton), profesora del sacerdote católico Lázaro Spallanzzani, científico determinante en el desarrollo de la microbiología, madre de 12 hijos, enaltecida o loada incluso por el anticlerical de Voltaire y esposa del reputado físico Giuseppe Veratti, cuyo gran mérito fue aplicar la electricidad a la medicina, amén de ser doctor en dicha disciplina y profesor de filosofía natural en la mencionada Universidad de Bolonia; por cierto, antes de que se me olvidara, fue católico, al igual que su mujer y que sus compañeros de experimentos el Padre Beccaria y el Abad Nollet.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Además, gozamos en nuestro haber de catolicidad de la anatomista Doña Anna MorandiManzolini, la tercera mujer del siglo XVIII que impartió clases en la aludida Universidad de Bolonia.

Las católicas emprendedoras y altruistas del siglo XIX aportaron una novedad histórica de magnitudes insospechadas

Otra mujer de bandera en el ámbito intelectual fue Doña Inés Joyes y Blake, madrileña nacida en 1731 y madre de nueve hijos. Su refulgente y destellante brillo académico se debió, por un lado, a que fue la primera persona que tradujo del inglés al español la novela filosófica Rasselas, Príncipe de Abisinia, escrita por el primoroso Samuel Johnson, y por otra parte, a su ensayo Apología de las mujeres en carta original de la traductora a sus hijas, en el que apuntó, con una lógica demoledora, lo siguiente en uno de sus deliciosos fragmentos: “Asignó Dios a cada sexo sus destinos, y conforme a ellos les dotó de aquellas propiedades que les convenían. Al hombre le dio la fuerza, a la mujer la perspicacia, y como de genio más blando y flexible, dispuso fuese su voto el segundo en las consultas. Sin embargo, no se halla en ninguna parte que prohibiese el que mandara soberanamente, pues vemos y se han visto en todos tiempos reinos gobernados por mujeres con mucho acierto y felicidad… Digan los hombres lo que quieran, las almas son iguales; y si por la mayor delicadeza de los órganos son las mujeres más aptas para un género de aplicación, y los hombres por su mayor robustez para otro, nada prueba esto contra nosotras”.

Emprendedoras católicas que crearon infinidad de escuelas, hospitales y orfanatos

Hace dos siglos, en el XIX, se desató una marea de mujeres católicas que, con su indomable talante emprendedor, hicieron germinar un sinnúmero de escuelas, hospitales y orfanatos, amén de plantar la semilla de un sinfín de iniciativas misioneras y benefactoras en los distintos confines del globo terráqueo.

Las católicas emprendedoras y altruistas del siglo XIX aportaron una novedad histórica de magnitudes insospechadas, que fue el hecho de iniciar grandes y oníricos proyectos con un capital inicial exiguo, exangüe, ínfimo, prácticamente nulo. Se caracterizaron por ser mujeres purasangres que incorporaron la habilidad o destreza de dar a luz inconmensurables empresas sin apenas recursos, puesto que, en las centurias anteriores, era imprescindible recibir financiación de reyes, familias pudientes o personas acaudaladas.

Las católicas consagradas facilitaban el aprendizaje de la lectura y la escritura a las mujeres pobres, algo que era prácticamente imposible en culturas no cristianas

Las católicas consagradas facilitaban el aprendizaje de la lectura y la escritura a las mujeres pobres, algo que era prácticamente imposible en culturas no cristianas. Ya dejó por escrito la pensadora estadounidense Emily James que “ninguna institución ha concedido jamás a las mujeres las posibilidades de reconocimiento de las que gozaron en el convento”.

El matrimonio cristiano ha aportado un grado de igualdad entre hombres y mujeres que las culturas paganas y las religiones monoteístas no han conseguido

En las culturas paganas, imperaba la promiscuidad sexual en las relaciones amorosas, la cual alimentaba que el varón gozase de las esclavas, prostitutas y amantes que le viniesen en gana. Las religiones monoteístas, por su parte, aceptaban la poligamia y que se repudiase a la mujer.

El cristianismo acabó con estos vejatorios modos de dominación y sus consiguientes prácticas aberrantes al establecer un matrimonio sin promiscuidad, que exigía al hombre y la mujer fidelidad, exclusividad, amor, entrega y respeto.

De hecho, el matrimonio católico, al ser indisoluble, ha evitado que los hombres de las culturas paganas se rifasen a las mujeres a su antojo y que los de las religiones monoteístas se permitiesen el privilegio de repudiarlas. No cabe duda de que la indisolubilidad del matrimonio beneficia y enaltece a la mujer.

Amén de la indisolubilidad, cabe destacar que el matrimonio cristiano obliga al hombre casado a ser un padre y marido afectuoso y con deberes. En las culturas paganas, los páter familia disponían del derecho de asesinar a sus hijos, sin la posibilidad de que la madre intercediera en su defensa. El cristianismo cortó de raíz con esta sádica y mortuoria práctica liberticida del progenitor y cónyuge masculino, razón por la cual, en la Edad Media, ninguna patria que había abrazado la cristiandad reconocía la prerrogativa de escabechar a su prole, sino que la consideraba como un pecado mortal de gravedad inusitada.

 

El esclarecedor y renombrado papel de las mujeres en el teatro del siglo XVII español, en el marco de una España profundamente católica

El célebre historiador Stanley G. Payne, en su espectacular y exitoso libro En defensa de España, recuerda que en el teatro español del siglo XVII, de hegemónico prestigio en Europa y de marcado signo religioso (con tibias y diminutas máculas de heterodoxia), las mujeres gozaron de un papel primordial. En la obras, se dibujaba a una fémina de inconmensurable vigor y escasa resignación. Abundaban las actrices, a sensu contrario de lo que sucedía en Inglaterra, donde la figura del actor solía recaer en muchachos adolescentes.

El Papa Benedicto XV, el sacerdote Luigi Sturzo, la beata Hildegard Burjan y la Sierva de Dios Dorothy Day, cuatro personalidades decisivas en la aprobación del voto femenino

En 1919, el Papa Benedicto XV pronunció un discurso en el que animaba tanto a hombres católicos, como a mujeres del mismo credo, a inmiscuirse, de forma activa, en cuestiones políticas y a potenciar la aprobación del voto femenino.

El sacerdote Don Luigi Sturzo se anticipó a escribir sobre el derecho a sufragio de las mujeres, en 1917, momento en el que nadie se pronunciaba a este respecto. Dos años después, en 1919, fue un primordial cofundador del Partido Popular Italiano, imbuido de ideología democristiana (a cuya creación, además, este eclesiástico contribuyó decisivamente) y en nombre de dicha formación política, pidió la aprobación del voto femenino, ensoñación que tomó cuerpo y forma unos lustros más tarde por la irrupción del fascismo en el poder.

La beata Hildegard Burjan figura en los anales de la historia como la primera mujer del Consejo Municipal de Viena, en 1919, y la número uno, también, en convertirse en diputada a nivel nacional, un año más tarde que su primer logro representativo, en 1920.

Por último, cabe mencionar honoríficamente a Doña Dorothy Day, mujer que fue arrestada y encerrada en prisión, en 1917, por elevar su voz, junto a otras, enfrente de la Casa Blanca, en señal de protesta por tumbar la aspiración a dar cobertura legal al voto femenino. Por razones distintas a las mencionadas, fue reconocida Sierva de Dios por el Papa San Juan Pablo II, amén de que el cardenal estadounidense Timothy Dolan prosigue en llevar a término su causa de beatificación.

La acendrada feminista y atea Simone de Beauvoir, una de las principales creadoras de la ideología de género, reconoció la impagable contribución de los católicos a la aprobación del voto femenino

La acendrada feminista y atea Doña Simone de Beauvoir, una de las principales catalizadoras de la ideología de género, reconoció la impagable contribución de los católicos a la aprobación del voto femenino.

Por ejemplo, en su obra El segundo sexo, escribió lo siguiente: “Benedicto XV, en 1919, se pronunció a favor del voto a las mujeres; Monseñor Baudrillart y el Padre Sertinllanges hacen una fervorosa campaña en este sentido (…) En el Senado, numerosos católicos (…) están a favor del voto a las mujeres: pero la mayoría de la asamblea es contraria”. Esto fue redactado en referencia a la política de un país europeo cercano a España.

Los sectores católicos hicieron posible la aprobación del voto femenino en España, contra la oposición de movimientos progresistas y anticlericales

Los movimientos progresistas y anticlericales de la II República española se opusieron enérgicamente a la aprobación del voto femenino, bajo el enrevesado, alambicado e inextricable razonamiento de que las mujeres irían a votar al partido que les ordenase su marido, lo que provocaría una abrumadora victoria de la derecha y de los sectores católicos.

De facto, la feminista y miembro del Partido Radical-Socialista Doña Victoria Kent fue una de las más aguerridas e icónicas adversarias de extender el derecho de sufragio a las mujeres, amparándose en el citado argumento, al igual que emblemáticas figuras de la izquierda como Doña Margarita Nelken e Hildegart Rodríguez.

El Congreso de los Diputados, finalmente, legalizó el derecho a votar de las mujeres, con 161 papeletas favorables y 121 votos en contra. La posterior victoria de la CEDA, la derecha, en las elecciones pareció dar la razón a los augurios de Victoria Kent y sus correligionarios, pero se desplomaron, de arriba abajo, estos vaticinios nada más que tres años después, con el triunfo del Frente Popular en las urnas. Se cumplió el análisis realizado por la historiadora Doña Mercedes Vilanova, fundamentado en que el móvil de que ganase un partido u otro fue, en la mayoría de los casos, la clase social a la que perteneciesen los electores, sin que el sexo alterase los resultados de manera apreciable por la vista.

Varios años antes de la II República, el católico Don Manuel de Burgos y Mazo, quien tuvo cargos de renombre y relevancia durante la monarquía de Su Majestad Alfonso XIII, presentó, en 1919, un proyecto de ley favorable a la aprobación del voto femenino. Esta propuesta no generó irritación ni turbación en los sectores conservadores, sino todo lo contrario; tuvo una calurosa acogida y gozó de un exquisito predicamento, hasta el punto de que el periódico ABC se deshizo en elogios y manifestó que este hombre merecía recibir un “entusiasta aplauso”.

Hubo una mujer española llamada Doña María de Echarri que, a través de sus artículos periodísticos y de su militancia política, influyó para que, a posteriori, se aprobase el voto femenino. De ella, vamos a hablar en el siguiente renglón.

María de Echarri, la ferviente católica que consiguió que se prohibiera que las mujeres trabajasen de pie, lo cual hacía generarles problemas en los ovarios y en la matriz, abortos y partos prematuros

Doña María de Echarri fue una mujer católica y española, nacida en 1878, laureada por su impagables contribuciones a las labores sociales cristianas, con condecoraciones del tamaño de la medalla Pro Ecclesia Pontífice, la Cruz de Leopoldo II de Bélgica y la Arcade, entregada por el Papa Pío X.

En 1918, escribió que de existir un feminismo, éste debería ser “netamente católico”, para que la cosa no se fuese de las manos.

Uno de sus inconmensurables méritos fue conseguir que se aprobase la ley de silla, en 1912, consistente en prohibir que las mujeres trabajasen de pie, lo cual hacía generarles problemas en los ovarios y en la matriz, amén de provocarles abortos y partos prematuros.

Las impresionantes reflexiones de Doña Josefa de Amar y Borbón, católica de una devoción inabarcable reivindicada erróneamente por las feministas

Hay una mujer modélica y española reivindicada erróneamente por los movimientos feministas, a la que se atribuyen como un ídolo, fetiche y referente de los mismos. Ésta es Doña Josefa de Amar y Borbón, una ferviente y devota católica, acérrima defensora de la maternidad, de promover una mejora en la educación de las mujeres desde ámbitos católicos y de no confundir una feminidad positiva con un feminismo de corte anticristiano.

De hecho, su manera de influir en que se acrecentase la valoración de las habilidades femeninas estuvo basada en la doctrina católica, fue su base, su esencia, su pilar fundamental, su savia bruta, su hilo conductor, su correa de transmisión, el queroseno que da vida a sus propulsores de chorro, su piedra angular, su columna vertebral, su espina dorsal, su roca madre, su eje diamantino, en definitiva, su razón de ser.

Josefa de Amar y Borbón es una zaragozana nacida en 1749, que destacó, en su época, por su prodigiosa inteligencia, por su quilométrico haber de méritos y condecoraciones, y sobre todo, por su reclamo de la mejora de la educación de las mujeres desde ámbitos católicos.  Fue una insigne miembro de la la Real Sociedad Económica de Madrid, amén de la de Aragón y de la de Medicina en Barcelona.

En su tratado Discurso en defensa del talento de las mujeres, señaló que no hay mayor de igualdad que otorgar a Adán una compañera, sin la cual, él sería un donnadie, no podría vivir, y que este hecho estableció que la base de nuestra multiplicación y supervivencia es el matrimonio, la unión de un hombre y una mujer como punto de partida de las generaciones venideras.

También, hizo hincapié en que Adán y Eva mordieron de la manzana por un abuso de las facultades racionales de esta mujer, es decir, por su superioridad intelectual de cara al hombre y por detentar el liderazgo o mando de semejante decisión. Ahora bien, matiza que esto no determina cuál es ambos sexos es más talentoso, puesto que ello depende de cada persona, la cual tiene sus propios talentos, reflexión de una lógica aplastante que, cada vez, conviene más recordar.

La ínclita y esclarecedora Josefa de Amar y Borbón ya desmotó el mito de que el potencial de las mujeres ha sido degradado por la devoradora ambición de los hombres. En su tratado al que hemos aludido ut supra, Discurso en defensa del talento de las mujeres, buceó en la historia para recordar que “en todos los países, ha habido mujeres que han hecho progresos en las ciencias más abstractas” y que allá donde triunfó un hombre, hubo una mujer que, también, estalló de éxito.

El citado texto continúa así: “Su historia literaria puede acompañar siempre a la de los hombres, porque cuando éstos han florecido en las letras, han tenido compañeras e imitadoras en el otro sexo. En el tiempo que la Grecia fue sabia, contó, entre otras muchas insignes, a Theano, que comentó Pithágoras, a Hyparchia, que excedió en la filosofía y matemática a Theón, su padre y maestro; A Diotima, de la cual se confesaba discípulo Sócrates. En el Lacio, se supone haber inventado Nicóstrata las letras latinas, las cuales supieron después cultivar varias mujeres, entre otras, Fabiola, Marcella y Eustequia. En Francia, es largo el catálogo de literarias insignes y cuando otras no hubiera, bastarán los nombres de la Marquesa de Sebigné, de la Condesa de la Fayete, y de Madama Dacier, para acreditar que se han distinguido igualmente de sus paisanos insignes. En el día, continúan varias señoras, honrando su sexo con los escritos, como puede verse en la Década Epistolar de D. Francisco María de Silva. En la Rusia, florecen en el día las letras, pero si esta revolución tan gloriosa se debe a los esfuerzos del Zar Pedro el Grande, los continúa la actual Zarina Catalina II, la cual ha escrito el Códice de las Leyes, obra que no se puede alabar bastamente, y una novela moral y sabia, dirigida a la instrucción de sus nietos: ambas obras las ha escrito en francés, cuyo idioma posee con tal gracia y finura, a la que llegan pocos de los mismos franceses. Esta insigne mujer seria injusta, si conociendo, por su misma experiencia, de cuanto es capaz su sexo, no le honrase como merece. Pero no hay que hacerla este cargo, porque premia el mérito donde quiera que le encuentra. Así, se verifica en la Princesa de Askoff, heroína ilustre, la cual después de haber manifestado a la tropas rusas su espíritu marcial, sabe, como otra Minerva, todas las ciencias, y por ello y por su numen poético, la ha elegido su soberano para cabeza y Presidenta de la Academia Real de las Ciencias de Petesburgo”.

En otro párrafo, hace mención de honor a la Reina Isabel la Católica, a las monarcas inglesas Isabel y Ana, y a las dos Catalinas rusas.

En el mismo tratado, también, incidió en que, en la historia de España, las mujeres no han sido, ni por asomo, ninguneadas ni degradadas intelectualmente, sino que aquellas que han sido condecoradas por sobresalir en el ámbito de las letras “formarían un libro abultado”. Entre ellas, destacan, con letra historiada y broche de oro, Luisa Sigea, Francisca Nebrija, Beatriz Galindo, Isabel de Joya, Juliana Morrell, y Oliva de Sabuco, quien “fue inventora de un nuevo sistema en la Física”.

Hay otro extracto del ensayo de Doña Josefa de Amar y Borbón que demuestra, con prodigiosa elocuencia, que las mujeres han restallado a lo largo de la historia en todos los entornos y culturas.

Santa Teresa de Jesús consiguió renovar, en pleno siglo XVI, algunas maneras enfocar la espiritualidad católica y la organización monacal

El citado fragmento reza así: “Cuando los lacedemonios se servían en sus acciones, del consejo de las mujeres, y nada ejecutaban sin consultarlas. Los atenienses, querían que en los asuntos que se proponían al Senado, diesen ellas su parecer, como si fueran sabios y prudentes senadores.

El voto de estos dos pueblos, tan recomendables por todas circunstancias, debería decidir el pleito a favor de las mujeres, y más habiendo ellas justificado en todo tiempo este concepto, pues casi todas las que han estado en precisión de mandar pueblos enteros lo han hecho con acierto: consúltense las historias generales, y particulares para ver si en igual número de Reyes, o de Reinas, que han regido estados, se hallan tantos héroes, como heroínas. Tratando de éstas, merece el primer lugar Débora, porque gobernó el pueblo de Israel, porción escogida de Dios, y que como tal, debe fundar opinión para todo.

Esta mujer pues, entra en el catálogo de los Jueces de Israel, se sentaba como ellos a administrar justicia y acaudillaba el ejército. Gemiamira, madre de Eliogabalo, concurría al Senado a dar su parecer por su prudencia y sabiduría”.

Mujeres católicas de fe ardiente y fervorosa que han sido galardonadas con un premio nobel

Hay una serie de mujeres aventajadas, marcadas por su acendrada religiosidad católica, cuya floresta de méritos en beneficio de la humanidad ha sido de tal magnitud que han recibido un premio nobel como galardón.

Como no puede ser de otra manera, abro la lista y también, el telón, con Santa Teresa de Calcuta, quien fue condecorada con el Premio Nobel de la Paz en el año 1979, además, de ser premiada con el Bharat Ratna en 1980, la más alta distinción civil de la India.

A Santa Teresa de Calcuta, le sigue Doña Sigrid Undset, quien, a los 4 años de convertirse al catolicismo, fue ungida con el Premio Nobel de Literatura en 1928. Entre sus obras, destacan La zarza ardiente y Gymnadenia. Amén de dominar las letras con pasmosa soltura y resplandeciente excelencia, se caracterizó por su ardiente, combativa y estentórea oposición a los nazis, lo que le obligó a encontrar asilo en Estados Unidos hacia 1940 por instinto de supervivencia y porque el III Reich Alemán ocupó Noruega, su tierra natal.

Por fortuna, retornó a la Patria de la que es oriunda en 1945, y prosiguió brindando al mundo paradigmáticas muestras de pertinaz audacia, de brío y valor, esta vez, con unas obras en contra del “amor libre” (con tres títulos como La señora Marta Ulia, Jenny y Primavera) y otras –como Kristin Lavransdatter y Olav Audunssön- en las que reivindicó el amor divino frente a la cosmovisión mundana del mismo.

Sitúo como tercera en la lista a Doña Gesty Theresa Radnitz Cori, perteneciente a una familia judía de ascética y encumbrada religiosidad, natural de Praga, que se vio en la dolorosa tesitura de exiliarse a Estados Unidos a causa de la persecución nazi. Posteriormente, se convirtió al catolicismo y pasó a los renglones de la historia como la tercera mujer en el planeta y la primera en Norteamérica en incluir, en la vitrina de sus éxitos,  el Premio Nobel de Ciencias, además de ser la número uno del mundo en recibir los nobeles de Fisiología y Medicina, por descubrir la conversión catalítica del glucógeno.

Otra mujer de armas tomar en el terreno intelectual es Doña Wangari Maathai, oriunda de Kenia, y conversa y convertida al catolicismo. Se licenció en Biología en la renombrada Universidad de Pittsburg, gracias a la ayuda económica otorgada por el Instituto Africano-Americano debido a su portentosa inteligencia. Fue la primera dama de África Oriental en obtener un doctorado, el cual fue cavilado, cocinado, granjeado y aprobado en la Escuela Universitaria de Nairobi, y versa sobre anatomía veterinaria.

Entrado el siglo XX, en 2003, fue designada ayudante del Ministro de Medio Ambiente y Recursos Naturales, prestigiosa ocupación que desempeño hasta las postrimerías de 2005. Un año antes, en 2004, le fue concedido el Premio Nobel de la Paz, constituyendo la primera creatura africana de sexo femenino y ambientalista en recibir parejo y tamaño galardón.

Otra señora de los pies a la cabeza fue Doña Toni Morrison, quien abrazó la Fe Católica en la fase declinante de su infancia, a los doce años de edad

Otra fémina todoterreno en el campo intelectual es Doña Gabriela Mistral, chilena de nacimiento. Fue galardonada con el Premio Nobel de Literatura en 1954, cónsul, representado a Chile, su nación natal, en numerosos destinos como Madrid, Lisboa, Nápoles, Los Ángeles y Brasil. Además de por sus méritos lingüísticos y académicos, se caracterizó por entregarse, con solicitud desinteresada y denodados esfuerzos, a mejorar notablemente el nivel educativo de los niños en Hispanoamérica y lo hizo con tal deferencia y ejemplaridad que dejó constancia en su testamento que la totalidad del dinero obtenido por la venta de sus libros fuese destinado a esta noble causa.

Otra señora de los pies a la cabeza fue Doña Toni Morrison, quien abrazó la Fe Católica en la fase declinante de su infancia y periodo gestante de su adolescencia, es decir, a los doce años de edad. Fue una devoradora insaciable de las obras de Tolstoi, fuente literaria e intelectual de la que bebió para forjar su pensamiento cristiano de rostro pacificador. Obtuvo la licenciatura en Literatura Inglesa en la renombrada Universidad de Howard, estudió un posgrado en la esclarecedora Universidad de Cornell, fue profesora en la celebérrima y prominente Universidad de Princeton, ungida con un Premio Pulitzer y laureada con el Premio Nobel de Literatura.

Otra mujer correcaminos en el plano intelectual fue Doña Betty Williams, católica irlandesa de ascendencia judía, que tuvo la rectitud de conciencia y coherencia suficientes como para dar esquinazo al IRA y confiar en mecanismos pacíficos que diesen una solución justa al enconado conflicto entre Irlanda e Inglaterra, labor que desempeñó de manera tan afanosa y con tal circunspección que fue entronizada con el Premio Nobel de la Paz, honorífica distinción que compartió con Doña Mairead Maguire, también, por cierto, católica practicante.

Hubo otras mujeres católicas de una inteligencia superlativa que se quedaron al límite de ser agasajadas con un premio nobel. Entre ellas, cabe mencionar a Doña Irene Sendler y a la española Concha Espina.

Mujeres no católicas, pero sí profundamente religiosas, que obtuvieron un premio nobel

La vitrina de premios nobel está copada, también, de mujeres profundamente religiosas que no profesaron la Fe Católica, personalidades como Pearl Buck, Emilene Greene Balch, Nelly Sachs, Rosalyn Yalow, Aung San Suu Kyi, Doris Lessing, Ada Yonath, Tawakkul Karman, Leymah Gbowee y Ellen Johnson-Sirleaf.

Santas que han tenido un papel fundamental en el seno de la Iglesia Católica

La profesora de Historia y experta en Bioética Doña Lucetta Scaraffia, y la periodista e historiadora Giulia Galeotti son autoras de un soberbio libro titulado La Iglesia de las Mujeres, en el que demuestran, con argumentos de una inmaculada pureza histórica y filosófica, cómo las mujeres católicas de una Fe en Dios abnegada y desmedida han tenido un papel fundamental en el seno de la Iglesia.

Giulia Galeotti pone como ejemplo la cosecha recibida de mujeres como Santa Teresa de Jesús, Santa Catalina de Siena, Santa Clara de Asís y Santa Teresa Eustochio Verzeri.

Por ejemplo, Santa Teresa de Jesús consiguió renovar, en pleno siglo XVI, algunas maneras enfocar la espiritualidad católica y la organización monacal.

Verbigracia, Santa Clara de Asís logró que el Papa Gregorio XI hiciera remarcado hincapié en que los franciscanos y las clarisas vivieran la pobreza con una rectitud incólume, y de este modo, les revistiese de una protección canónica especial, en virtud de la cual no pudiesen ser “forzadas por nadie a recibir posesiones”.

Santa Catalina de Siena, por su parte, fue capaz de posicionarse, en el siglo XIV, contra el cisma en la Iglesia y rogar al Papa, recluido en Aviñón, que retornase a Roma. La enfermedad que le sacudía en aquel entonces no fue suficiente para hacerle flaquear.

Santa Teresa Eustochio Verzeri fue la artífice de que, en la Italia del siglo XIX, sus congregaciones obtuviesen tanto la autonomía económica como una superiora general independiente de los hombres que centralizase dicha autonomía.

https://www.actuall.com/criterio/familia/40-catolicas-hicieron-mas-la-mujer-cualquier-persona/

Abusos de estado contra el sacramento de la confesión


En India, la presidenta de la Comisión Nacional para las Mujeres (National Commission for Women o NCW), Rekha Sharma, ha pedido que se prohíba el sacramento de la confesión. Según explica UCA News en un artículo publicado a finales de julio, la agencia federal ha propuesto además llevar a cabo una investigación federal sobre dos casos de violación y de abusos sexuales, que implican a miembros del clero de dos Iglesias.

La propuesta, formulada por la presidenta de la comisión en una carta dirigida al primer ministro Narendra Modi y a otros miembros de su gabinete, fue suscitado por el “extraño asunto” — así lo define el diario italiano Avvenire— de intimidaciones y chantajes hacia una joven de Kerala, obligada a sufrir abusos repetidos y prolongados en el tiempo por parte de algunos sacerdotes de la Iglesia ortodoxa siro-malancar [1].

“Los sacerdotes empujan a las mujeres a revelar sus secretos”, sostiene la presidenta de la comisión, que habló de “solo la punta del iceberg” y recomendó también una investigación federal sobre las acusaciones de violación interpuestas por una monja católica de 48 años contra el obispo de la diócesis de Jalandhar (o Jullundur), en el Estado del Punjab, Franco Mulakkal. El prelado ha sido interrogado por la policía, y su arresto podría ser inminente, según fuentes locales.

La reacción del episcopado

No se ha hecho esperar la reacción por parte de la Iglesia en India. En un comunicado de prensapublicado en el sitio de la Conferencia de los Obispos Católicos de la India (Catholic Bishops’ Conference of India o CBCI), el cardenal Oswald Gracias, arzobispo de Mumbai (o Bombay) y presidente del organismo, declaró estar “asombrado” al leer en la prensa la petición por parte de la NCW.

“Esta petición de la Comisión – declara el purpurado – muestra una total falta de comprensión de la naturaleza, significado, sacralidad e importancia de este sacramento para nuestro pueblo, y también una ignorancia de las rígidas leyes de la Iglesia para prevenir cualquier abuso”.

Según el cardenal Oswald Gracias, que forma parte del Consejo de los Cardenales – más conocido con la sigla “C9” instituido por el papa Francisco para asistirlo en la reforma de la Curia-, semejante prohibición constituiría “una directa violación de nuestra libertad religiosa garantizada por la Constitución”.

“Millones de personas en todo el mundo, durante los siglos, han dado testimonio del beneficio espiritual de este sacramento y de la gracia, perdón y paz que han experimentado como resultado de recibir este Sacramento”, añadía Gracias, que calificó de “absurda” la petición de la Comisión, la cual “no entiende nada” de cuestiones religiosas.

“No son asunto suyo interferir con las cuestiones religiosas de los cristianos”, dijo a su vez el secretario-general de la CBCI, monseñor Theodore Mascarenhas, citado por UCA News. “Generalizar y estigmatizar a toda una comunidad por los presuntos delitos de algunas personas es completamente injusto”, declaró el obispo auxiliar de la archidiócesis de Ranchi, en el Estado de Jharkhand.

Acusación de tráfico de niños

La petición de prohibir la confesión no es el único tema que provoca tensiones entre las autoridades indias y la Iglesia local. Tras una denuncia formal del partido nacionalista hindú BJP (Bharatiya Janata Party), la policía de Jharkhand arrestó el pasado 4 de julio a una empleada de una casa para madres solteras gestionada por las Misioneras de la Caridad en Ranchi, acusada de vender un recién nacido a una pareja. También se arrestó a una monja, acusada de “complicidad”, y las autoridades indias han ordenado investigaciones exhaustivas en todas las casas para niños gestionadas por la congregación.

Sobre este caso ha intervenido la superiora general de la congregación, sor Mary Prema Pierick, que en una declaración tomada por la agencia AsiaNews condenó “de manera inequívoca” las acciones individuales, “que no tienen nada que ver con la congregación de las Misioneras de la Caridad”.

Tras ofrecer un relato preciso de lo que “realmente” sucedió, la religiosa de origen alemán denuncia “que se difunden muchos mitos informaciones distorsionadas y noticias falsas, junto con alusiones infundadas que se lanzan contra las monjas de Madre Teresa”. Sr. Prema define como “penoso” el modus operandi de las autoridades indias, recordando que “solo dos semanas antes” habían descrito como “excelente” el ambiente ofrecido por las hermanas a los niños.

También el activista católico John Dayal, ex presidente de la All India Catholic Union, denuncia la instrumentalización del caso – Narendra Modi, del BJP, intentará renovar su mandato en las elecciones políticas del 2019. “Los partidarios nacional-religiosos del gobierno y los grupos hindúes no pierden ocasión para acusar a las Misioneras de la Caridad, y a través de ellas a toda la Iglesia de India, de conversiones forzadas al cristianismo, de tráfico de niños a gran escala y otros crímenes”, explica el co-fundador del All India Christian Council. “El gobierno indio, incitado por el nacionalismo religioso hindú, ha decidido dar una lección a la comunidad cristiana”, añade Dayal, citado por Avvenire. Para el diario, se trata de un escándalo “inflado” completamente.

Ataque al secreto del sacramento en Australia

Sin precedentes. Con estas palabras fue calificada la ley aprobada el pasado 7 de junio por el Australian Capital Territory (ACT), el Territorio de la capital federal Canberra, que obliga a los sacerdotes que tengan conocimiento de casos de pedofilia a través del sacramento de la confesión, a denunciar los hechos a las autoridades competentes, aunque esto suponga violar el secreto de confesión. Además del ACT, otros tres Estados han anunciado legislaciones parecidas: Australia Meridional, Australia Occidental y Tasmania.

La norma, que sigue las recomendaciones contenidas en un informe de la Royal Commission into Institutional Responses to Child Abuse, publicado el pasado mes de diciembre, fue criticada en seguida por la iglesia australiana, porque mina un principio clave de la fe católica, es decir, la confidencialidad del confesionario, tutelada por el can. 983 del Código de Derecho Canónico [2] y confirmada por el Catecismo de la Iglesia Católica [3].

En una reacción publicada en el Canberra Times, el arzobispo de Canberra y Goulburn, Christopher Prowse, observa que “romper el sagrado sello de la confesión no impedirá los abusos y no ayudará a nuestros esfuerzos en curso por mejorar la seguridad de los niños en las instituciones católicas”.

Mientras afirma que apoya plenamente el programa del gobierno para señalar todas las acusaciones relacionadas con los abusos a menores al defensor del pueblo de la ACT, el prelado declara que no puede apoyar el plan gubernamental de “romper el sello de la confesión religiosa”.

Al contrario, pregunta el arzobispo, ¿qué abusador sexual se confesaría con un sacerdote sabiendo que podría ser denunciado? “Si el secreto se levanta, la remota posibilidad de que estas personas se confiesen y se les pueda aconsejar que confiesen [ante las autoridades] desaparece”, escribe Prowse, que añade que los “pedófilos cometen actos criminales malvados e indecibles” y “esconden sus crímenes”, pero “no se autodenuncian”.

Por lo demás, sugiere el arzobispo, la confesión es anonima y nada garantiza que un sacerdote conozca la identidad del penitente, también por el hecho de que podría haber una rejilla en el confesionario, lo que impide la vista al confesor.

A pesar del riesgo de una multa de 10.000 dólares australianos, un grupo de 600 sacerdotes ya ha anunciado que mantendrá el secreto de confesión. “Todo sacerdote digno de su nombre haría todo lo necesario para proteger a los niños, pero sin violar el secreto de la confesión”, dijo el presidente del Australian Confraternity of Catholic Clergy (ACCC), Scot Anthony Armstrong, citado por Sky TG24. “No es solo cuestión de derecho canónico, sino de derecho divino, del que la Iglesia no tiene el poder de dispensar”, recuerda el sacerdote en una declaración publicada en el sitio de la ACCC.


1] La Iglesia ortodoxa siro-malancar, conocida también como Iglesia ortodoxa jacobita siro-malancar, forma parte de la Iglesia ortodoxa siriaca y está bajo la jurisdicción del Patriarcado de Antioquía.
2] Cfr. Can. 983 – §1: “El sigilo sacramental es inviolable; por lo cual está terminantemente prohibido al confesor descubrir al penitente, de palabra o de cualquier otro modo, y por ningún motivo”.
3] Cfr. n° 1467: “Dada la delicadeza y la grandeza de este ministerio y el respeto debido a las personas, la Iglesia declara que todo sacerdote que oye confesiones está obligado a guardar un secreto absoluto sobre los pecados que sus penitentes le han confesado, bajo penas muy severas (CIC can. 983-9841388, §1; CCEO can 1456). Tampoco puede hacer uso de los conocimientos que la confesión le da sobre la vida de los penitentes. Este secreto, que no admite excepción, se llama “sigilo sacramental”, porque lo que el penitente ha manifestado al sacerdote queda “sellado” por el sacramento”.

Fuente: Aleteia

https://www.portaluz.org/abusos-de-estado-contra-el-sacramento-de-la-confesion-2927.htm

Advierten al Papa que la Iglesia Católica en Irlanda ‘desaparecerá’ a menos que los sacerdotes puedan casarse y las mujeres sean ordenadas


Los pedidos de una reforma radical de la Iglesia se describen en una amplia encuesta realizada por la Asociación de Sacerdotes Católicos

El Papa Francisco pronuncia un discurso durante una reunión con jóvenes italianos en el antiguo Circo Massimo en Roma el 11 de agosto de 1818. (Imagen: Getty Images)

por Taboola

El Papa Francisco recibió una dura advertencia de que la Iglesia Católica en Irlanda “va a desaparecer” a menos que los sacerdotes puedan casarse y las mujeres sean ordenadas.

Los pedidos de una reforma radical de la Iglesia se describen en una extensa encuesta realizada por la Asociación de Sacerdotes Católicos.

El influyente grupo, que representa a más de mil clérigos de todo el país, realizó cuatro reuniones regionales el mes pasado en las que se les preguntó a sacerdotes y feligreses sobre sus preocupaciones sobre la Iglesia antes de la visita histórica a Irlanda del Papa Francisco el próximo fin de semana.

Los hallazgos recién publicados harán una lectura sombría tanto para el pontífice antes de su visita de dos días a este país esta semana, y los representantes de la ACP informarán un panorama sombrío para la Iglesia católica a menos que se tomen medidas radicales.

Se inician los preparativos en los Papas, Cross in the Phoenix Park, Dublín para la visita del Papa Francisco como parte del World Meeting of Families 2018 (Foto: Collins Photo Agency)

La máxima prioridad, según la ACP, es otorgarle un papel igualitario a las mujeres en la Iglesia y borrar “la cultura actual de la misoginia”.

Otras preocupaciones importantes vinieron bajo los títulos de ‘Sacerdocio y Vocaciones’ y ‘Reformas en el gobierno y la adoración de la Iglesia’.

En su informe contundente, los jefes ACP advierten: “La Iglesia Católica irlandesa desaparecerá a menos que Roma permita a los sacerdotes casarse y levante la prohibición obligatoria de la ordenación de mujeres al sacerdocio y el diaconado.

“Primero, los sacerdotes casados ​​y, en segundo lugar, las mujeres sacerdotes.

“Permita que los laicos casados ​​se conviertan en sacerdotes y permita que los sacerdotes se casen.

“No conozco a una persona joven que muestre interés en el sacerdocio.

“En la vida de mis nietos no habrá sacerdotes si las reglas no cambian”.

(Imagen: Getty)

Los escritores también piden a las autoridades católicas que relajen las reglas sobre el celibato obligatorio y que vuelvan a admitir al clero casado resignado al rebaño para contrarrestar la caída del número de sacerdotes.

En total, 1.396 personas participaron en la encuesta ‘en el momento’, haciendo 2.288 presentaciones, la gran mayoría de las cuales indicaron la necesidad de una reforma importante en la Iglesia.

La encuesta también encontró un apoyo abrumador para el pontífice para acercarse a las víctimas de abuso sexual durante su visita, “pidiendo disculpas en nombre de la Iglesia tanto por el abuso y la forma en que se manejó”.

El informe agrega: “Existe una necesidad desesperada de que Roma haga frente genuinamente y reconozca el horror de la ceguera de la Iglesia Católica y la mala gestión de los perpetradores de abuso sexual”.

Los participantes en la encuesta también expresaron su preocupación por la actitud “irrespetuosa” de la Iglesia hacia la comunidad LGBT.

También destacaron la necesidad de que la Iglesia haga más esfuerzos para conectarse con los jóvenes, muchos de los cuales consideran que el lenguaje y los rituales de adoración están desactualizados.

También hubo críticas a las autoridades católicas y obispos por carecer de “liderazgo y visión”.

“Necesitamos líderes que mirarán al evangelio en lugar de a Roma.

La gran brecha entre la administración de la Iglesia y la gente hace que la Iglesia parezca carecer de credibilidad y relevancia.

El proceso de selección para el nombramiento de los obispos debe ser revisado “, agrega el informe.

https://www.irishmirror.ie/news/irish-news/pope-francis-ireland-catholic-church-13096533

Al menos 547 niños sufrieron abusos en el coro dirigido por el hermano del papa Benedicto XVI


Publicado: 18 jul 2017 13:31 GMT

El informe final subraya una “cultura del silencio” por parte de la Iglesia que permitió a sacerdotes y profesores llevar a cabo las agresiones durante seis décadas.

Al menos 547 niños sufrieron abusos en el coro dirigido por el hermano del papa Benedicto XVI

Reuters

Al menos 547 niños del famoso coro de la catedral de Ratisbona fueron víctimas de los abusos sexuales y físicos perpetrados por sacerdotes y profesores entre 1945 y los años 90, según revela el informe final presentado por el abogado Ulrich Weber, contratado por la Iglesia para investigar el caso, que estalló en 2010 y salpicó al hermano del papa Benedicto XVI.

Así, según Weber, unos 500 niños del citado coro, conocido en Alemania como ‘Regensburg Domspatzen’ (Los gorriones de la catedral de Ratisbona), sufrieron abusos físicos y otros 47, agresiones sexuales, incluyendo violaciones.

49 sacerdotes y profesores implicados en los abusos

“Los afectados describieron sus años escolares como una prisión, como un infierno y como un campo de concentración. Muchos se referían a esos años como la peor época de su vida, caracterizada por el miedo, la violencia y el desamparo”, señaló el letrado, citado por ‘Deutsche Welle’.

El coro de la catedral de Ratisbona durante un ensayo en 2014 / Lukas Barth / Reuters

Además, de los 49 sacerdotes y profesores implicados en las agresiones a los menores, nueve de ellos habrían cometido abusos sexuales. Según Weber, la Iglesia habría fomentado una “cultura del silencio”, que les permitió llevar a cabo las agresiones durante seis décadas.

En 2010, el coro, con más de 1.000 años de antigüedad, fue sacudido por una ola de denuncias de abusos sexuales interpuestas por antiguos miembros. Así, en 2013, más de 400 víctimas habían presentado y detallado los abusos sufridos a manos del personal eclesiástico.

El hermano de Benedicto XVI, director del coro durante 30 años

El caso fue muy polémico, ya que de 1964 a 1994, cuando ocurrieron la mayoría de los abusos, el coro estuvo dirigido por Georg Ratzinger, el hermano mayor del papa Benedicto XVI. En este sentido, Weber subrayó en varias ocasiones que Ratzinger tenía que conocer algunos de los casos, aunque él ha negado tener cualquier tipo de información.

MEMORABLE@EsMemorable

Georg Ratzinger (Izq) hermano de Benedicto XVI (Der) dirigió el coro de la catedral de Ratisbona durante 30 años (entre 1964 y 1994).

“Si hubiera conocido los excesos de violencia que se estaban ejerciendo, habría hecho algo”, dijo Georg Ratzinger en una entrevista concedida en 2010, en la que pidió perdón a las víctimas. “Al principio, yo también daba bofetadas, pero siempre tuve mala conciencia”, añadió.

Los autores del informe esperan que su investigación ayude a las víctimas a encontrar la paz y aliviar el sufrimiento que vivieron de niños. El año pasado, la Iglesia ofreció a las víctimas una compensación económica de entre 5.000 y 20.000 euros. Se espera que tras la publicación del informe esta cifra sea decidida por una entidad independiente.

https://actualidad.rt.com/actualidad/244638-ninos-abusos-sexuales-coro-alemania-benedicto

El Vaticano supo de los abusos sexuales en Pensilvania desde al menos 1963


La Santa Sede se mostró tolerante ante algunos de los casos de pedofilia aunque es imposible saber si estaba al tanto de todos los detalles
El Papa con el cardenal Wuerl, acusado de encubrir los hechos, en Washington en 2015. En vídeo: Vidas marcadas por el abuso sexual en el seno de la Iglesia. DAVID GOLDMAN (AP) | ATLAS

La investigación de Pensilvania, que relata los abusos sexuales a más de 1.000 menores por más de 300 religiosos durante siete décadas, revela que desde al menos 1963 el Vaticano conocía algunos de esos casos y que se mostró tolerante, aunque es imposible saber si estaba al tanto de todos los detalles. Tras dos días de silencio, la Santa Sede mostró el jueves “su vergüenza” por los abusos “criminales” en Estados Unidos y señaló que “deberían asumirse responsabilidades”.

La palabra Vaticano aparece 45 veces en el escalofriante informe del gran jurado de Pensilvania, que destapa una maquinaria de silencio y encubrimiento ante los excesos de los curas. La Congregación para la Doctrina de la Fe, el órgano encargado de salvaguardar la correcta doctrina de la Iglesia católica, es mencionada 14 veces, y la Santa Sede, 11. Según se desprende del documento de 1.356 páginas, Roma fue informada en repetidas ocasiones tanto de las agresiones sexuales como del hecho de que la Iglesia estadounidense estaba encubriendo a curas pederastas.

Al desvelar el martes los hallazgos de la investigación, el fiscal general de Pensilvania, Josh Shapiro, advirtió de que los patrones de encubrimiento “se alargan en algunos casos hasta el Vaticano”. La primera vez que aparece mencionado el Vaticano en el informe es en 1963 y la última en 2015, cuando el papa Francisco ya estaba al frente de la máxima institución del catolicismo y se habían prometido reformas contra los abusos. En el caso de 2015, el Vaticano dio luz verde a una petición de apartar a un cura acusado de un delito de pornografía infantil. Un año antes, sin embargo, no puso en apariencia reparos a la decisión de la diócesis de Allentown de no apartar del sacerdocio a un religioso que, en los años ochenta, había tocado los genitales de un chico de 13 años.

El primer caso que conoció el Vaticano hace más de medio siglo concierne al cura Raymond Lukac, de la diócesis de Greensburg. En 1963, Lukac acumulaba al menos tres quejas conocidas de abusos sexuales y varias sobre trato inapropiado a menores en poblaciones distintas pese a haber prometido mejorar su conducta. Había tenido una relación con un organista de 18 años, se había casado siendo cura y había tenido un hijo con una chica que conoció cuando ella tenía 17, además de abusar de otra niña de 11 años.

Con estos antecedentes, el obispo de Greensburg, William Connare, se comunicó con el Vaticano en octubre de 1963. Lukac trabajaba entonces en un centro religioso a las afueras de Chicago y, por su mala conducta previa, no podía escuchar confesiones. Él le pidió a Connare que le fueran restauradas todas sus funciones y así lo solicitó este en persona a la Santa Sede, que dio su aprobación. “Mientras estaba en Roma, revisé los detalles de su caso con el Santo Oficio y obtuve esas facultades para el padre Lukac”, explicó Connare en una carta después, en la que matizó que era un permiso para al menos un año.

En su informe, el gran jurado de Pensilvania concluye que “los obispos que colaboraron para mantener a Lukac activo en el sacerdocio lo hicieron sabiendo que él suponía un riesgo para la población y fueron, por tanto, cómplices con el abuso que cometió”.

Hay otros ejemplos. El actual arzobispo de Washington, Donald Wuerl, escribió una carta al Vaticano en 1989 en la cual informaba de que curas de la que era entonces su diócesis, la de Pittsburgh, habían sido acusados de agredir sexualmente a menores. Conocido en la curia por su aparente tolerancia cero hacia los abusos y criticado fuera de ella por haber encubierto a curas pederastas, Wuerl definió la pedofilia como algo “incurable” y manifestó que los feligreses tenían derecho a más información.

Readmisiones

Pese a esta declaración al Vaticano “sobre la naturaleza seria y criminal del problema”, en la práctica Wuerl permitió que un cura pedófilo, Ernest Paone, quien había sido anteriormente obligado a cogerse una excedencia y alejarse de sus víctimas, fuera trasladado en varias ocasiones a otras diócesis. Wuerl acabó aceptando en 2003 la renuncia de Paone pero le permitió que cobrara su pensión.

En cambio, en 1988 Wuerl apartó a otro religioso después de que una víctima presentara una denuncia por abuso. Sin embargo, cinco años después, el Tribunal Supremo de la Signatura Apostólica, máxima instancia vaticana, ordenó que fuera readmitido aunque luego se desdijo. En la víspera de las revelaciones del informe de Pensilvania, el actual arzobispo de Washington señaló que el documento sería crítico con algunas de sus acciones pero defendió que “actuó con diligencia, preocupación por los supervivientes y para prevenir futuros abusos”.

Las técnicas usadas por los obispos de Pensilvania para acallar las voces críticas y las denuncias de afectados y familiares incluían el alejamiento de los curas pedófilos, su “secularización”, excedencias y tratamientos en centros de salud mental, entre otras cosas. Según el gran jurado, el Vaticano estuvo en contacto con varios obispos de Pensilvania y recibió información sobre los casos de abusos, pero el informe no siempre detalla qué repercusiones tuvieron estas comunicaciones. En 1988, por ejemplo, una mujer envió una carta a la diócesis de Pittsburgh y al Vaticano para pedir ayuda ante el abusador de su hijo, y nunca recibió respuesta.

UNA “CATÁSTROFE MORAL”

El presidente de la conferencia episcopal estadounidense, Daniel DiNardo, aseguró el jueves que la Iglesia sufre una “catástrofe moral” tras las revelaciones de abusos en la diócesis de Pensilvania y la decisión del Vaticano, a finales de julio, de apartar a Theodore McCarrick, arzobispo emérito de Washington, acusado de cometer agresiones contra menores décadas atrás sin que eso le impidiera escalar en las instituciones católicas.

En un duro comunicado, DiNardo, en el cargo desde 2016, aseguró que una de las “raíces” del problema es el “fracaso en el liderazgo episcopal” y pidió que sea mucho más fácil denunciar abusos y que las respuestas sean más rápidas y transparentes. Solo el Papa tiene la potestad de disciplinar o expulsar a obispos.

“El mecanismo para abordar una queja contra un obispo debe estar libre de injerencias”, reclamó. “No me hago ilusiones sobre el alcance del daño que estos pecados y fracasos han causado en la confianza en los obispos”.

MÁS INFORMACIÓN

Anteriores Entradas antiguas

A %d blogueros les gusta esto: