MONICIONES E INTERPELACIONES. CONCLUSIONES MEDELLIN 68. ¿SE PUEDE DESCOLONIZAR LA IGLESIA? Olga Lucia Alvarez Benjumea ARCWP*


DESCOLONIZAR: CAMBIAR DE MENTALIDAD PARA TRANSFORMAR LA PERCEPCIÓN DEL FENÓMENO RELIGIOSO.

MOCIONES E INTERPELACIONES. CONCLUSIONES MEDELLÍN 68.

La vida de la Iglesia se mueve en el campo de la liberación, en la lucha por acoger, animar y acompañar a quienes se ven vulnerables y necesitados, por esta razón, cuando nos acercamos al documento de Medellín, al significado de aquella segunda conferencia general del Episcopado Latinoamericano, realizado en Medellin entre el 26 de agosto y el 6 de septiembre de 1968, tomando las palabras del documento conclusivo, descubrimos a una Iglesia que “centra su atención en el hombre de este continente, que vive en un momento decisivo de su proceso histórico. De este modo ella no se ha desviado sino que se ha vuelto hacia el hombre, consciente de que para conocer a Dios es necesario conocer al hombre (introducción 1).

Este acercamiento genera dentro de la comunidad cristiana y religiosa un serio discernimiento de aquello que en palabras del fraile dominico teólogo Yves Congar sería ir al fondo de la sociedad, ir al momento histórico y adentrarse en ‘en los signos de los tiempos’, es decir, reconocer aquello que mueve al hombre, identificar sus principales dificultades y angustias y a la luz del Evangelio tomar partido, de modo que se pueda generar una presencia viva que de esperanza y luz para el camino.

Suena muy simple y sencillo, desde lo teórico, pero cuando se realiza un acercamiento a las fuentes fenómeno religioso dentro del continente, se descubre que en el siglo pasado (S. XX) cuando se iba al campo, al trabajo pastoral y misionero, no era raro, que los campesinos, indígenas y afrodescendientes hablaban usando el termino: “a mí, me acristianaron, “a nosotros, nos acristianaron”, que en nuestro lenguaje, hace referencia a la celebración del sacramento del Bautismo. Esta expresión sigue siendo muy fuerte y compleja, pues cuando se piensa, en lo que era, fue y sigue siendo ese:” acristianar”, descubrir  el problema de la fe y de la religión. Un aspecto de los asistentes al Seminario: Nociones e interpelaciones de las Conclusiones de Medellín 68.
Asistieron 60 personas, Seminario realizado en el Centro “Fe y Culturas” de los jesuitas. Medellín, Septiembre 26/18.  Se hicieron presentes religiosos/as, laicos y varios hermanos de diferentes Iglesias.[/caption]

Si bien es cierto están ligadas entre si, la fe y la religión se han convertido en un fenómeno que alberga dos formas de acercarse a Dios, la primera se vincula de manera estricta al compromiso que el cristiano asume al acercarse a Dios, el compromiso que lo lleva a la ruptura con los paradigmas sociales y humanos y que le permite hacer vida las palabras de Jesús, mientras que la religión exige el cumplimiento expreso y fiel de las normas que se establecen como realidades salvíficas. Para explicar un poco más el sentido de lo que esto significa, se puede recurrir a dos hermosos ejemplos el primero relacionado con la fe y el segundo ligado al papel de la religión y su poca credibilidad dentro de un mundo que está cansado de superficialidades e imágenes inapropiadas de Dios y de su proyecto. Esto nos lleva a reflexionar desapasionamente sobre lo que en entendemos por: cristiandad y cristianismo.

El primer caso, relacionado  está tomado de una religiosa Benedictina quien narra la historia de una humilde mujer que va camino al rio a lavar sus vestimentas, allí se encuentra con un pequeño escorpio, y se sabe que mientras más pequeño es el animal, más poderoso es su veneno. Esta humilde mujer al ver que el pequeño monstruo se está hundiendo en el agua, de manera frenética se acerca para salvarlo de una muerte inminente, sin embargo, el animal feroz, como una forma de defensa le da una punzada en la mano, ella sin temor una y otra vez se acerca para salvarlo, a lo que el animal, responde picando una y otra vez. ¡Cuenta la historia que un hombre al ver la gesta de la mujer y en medio de risas le grita!  mujer, por más que trates de salvarlo siempre te va a picar! La mujer con la seriedad de quien sabe que su labor no es absurda le responde, “yo sé que su naturaleza es picarme, pero la mía es salvarlo “, esto nos acerca a un concepto de misión de entrega, donación y preocupación por aquel que se encuentra desvalido, angustiado y derrumbado, realidad que no solo en 1968 tocaba a la comunidad cristiana latinoamericana, sino que lo sigue haciendo y que necesita de un cristianismo vivo y real.

Olga Lucia Alvarez-Benjumea de la  Asociación Presbiteras Católicas Romanas.
Compartiendo a los presentes las Mociones e interpelaciones dejadas en las Conclusiones de Medellín 68.[/caption]

El segundo ejemplo lo podemos tomar del libro introducción al cristianismo del cardenal Joseph Ratzinger, quien en su introducción afirma que la teología ha perdido su fuerza, que la vida del cristiano se ha convertido en una falacia capaz de engañar al hombre y sumergirlo en un mundo de dolor, angustia y desolación, en la obligatoriedad de una creencia sin fe. La historia se ubica en un pequeño pueblo donde estaba cumpliendo su función un circo, uno de esos días el circo empezó a incendiarse, el director en medio de terror por el acontecimiento pide al payaso, quien se encontraba listo para la función que pida ayuda en el pueblo. Este personaje sale de su aposento y llega a la plaza central, allí empieza a gritar con fuerza, rápido, se quema, ¡el circo se quema! Los transeúntes y vecinos miran desolados, hasta que uno de ellos en medio de risas afirma: “Que buena estrategia, que buena forma de llamarnos a la su función “, pero por más que este pedía auxilio nadie lo escucho, y por desgracia no solo se quemó el circo, sino que las llamas llegaron hasta el pueblo y acabaron con él. Un duro cuento, pero real, nadie de aquellos que se llaman cristianos y cumplen los preceptos y los ritos hacen de su conocimiento de la religión, un conocimiento de procedimientos y normas que alejan al creyente de la verdad evangélica y salvífica.

Desde lo anterior Medellín 68, se convierte en el paso de la religión, a la fe, en la auto-consciencia, de la misión de la Iglesia en plena fidelidad con el rumbo trazado por el Concilio Vaticano II, así la Iglesia fiel a su vocación de servir y comulgar preferencialmente con los pobres, lo que da una nueva consciencia y modo de vivir, destacándose como un Kairos, una nueva comprensión de fe, y asumiendo su tarea desde los pobres para su liberación.

CONCLUSIONES Y APORTES DE MEDELLÍN 68 PARA LA IGLESIA DE AMÉRICA LATINA, Y SU INFLUENCIA:

En los documentos el contenido está presentado con un estilo directo y sencillo,claro y profético. Se pueden destacar los siguientes rasgos que subyacen y caracterizan el espíritu de todos los documentos:

Una ubicación en el contexto histórico del Continente.

La situación de miseria y marginación que caracteriza al Continente, producto de la injusticia y de la explotación, comprometen seriamente la paz del Continente por “”una injusta situación promotora de tensiones”.

En estas situaciones la Iglesia no puede permanecer indiferente.

Por lo cual denuncia “el sistema capitalista y la tentación del sistema marxista” porque ambos sistemas atentan contra la dignidad de la persona humana.

También se denuncia una Educación opresora que está orientada al “mantenimiento de las estructuras sociales e imperantes para que a su transformación”.

La Iglesia se compromete a la defensa de los derechos de los pobres del Continente.

La Iglesia siente la necesidad de ser solidaria con los pobres del Continente, esa defensa y solidaridad con el pobre exige fomentar el papel protagónico del oprimido en búsqueda de su liberación.

De todas maneras, es también preciso en la transformación social respetar lo positivo de los valores autóctonos y saber discernir con respecto a la religiosidad popular. La liberación debe respetar “las características propias en lo cultural, sociopolítico y económico”.

Esta auto comprensión de la misión de la Iglesia no confunde el progreso temporal y el Reino de Cristo, sino que supera toda dicotomía o dualismo en el cristianismo.

Se subraya la dimensión comunitaria de la fe y de la dimensión eclesial, por tanto, se insiste en la importancia de la Comunidades Eclesiales de Base. Como también en el papel del laico en la misión de la Iglesia.

El énfasis principal en las Conclusiones de Medellín se hace notar por dos temas como ejes principales para la Evangelización: el de los pobres y el de la liberación. La Iglesia latinoamericana se llama así misma “la iglesia de los pobres”.  Así lo expresó el Papa Juan XXIII cuando dejo dicho: “Ante los países subdesarrollados, la Iglesia se presenta como es y quiere ser: la Iglesia de todos y particularmente la Iglesia de los pobres”.

No cabe duda de que el gran aporte de Medellín ha sido rescatar la relevancia del Evangelio en la situación del Continente, junto con asumir la realidad oprimida del Continente a la luz del compromiso evangélico. Fidelidad a la identidad cristiana y relevancia histórica del cristiano suponen una visión unitaria de la historia de salvación.

En Medellín 68 ha quedado el espacio abierto con muchas entradas, para llegar a todos/as. Si esto no fue claro en el Concilio para América Latina, debido al peso de la Iglesia europea, era la oportunidad para la Iglesia latinoamericana reafirmada en su identidad y adquirido su mayoría de edad, consolidar su aporte encarnada en un pueblo que como hijos e hijas de Dios anhelan su dignidad fijada en la esperanza y en los anhelos de liberación. Ha sido, es y sigue siendo la Lectura Popular de la Biblia, la base para tomar consciencia y adquirir las herramientas de una liberación, desde el mundo cristiano. Hubo aportes antropológicos, filosóficos, históricos, y sociales de la realidad, que fueron dando forma a la consolidación de la hoy conocida “teología de la liberación” abordada y presentada tanto por Gustavo Gutiérrez como Rubén Alves. El primero católico y el segundo presbiteriano.

Es a partir de Medellín 68 que se generan, promueven y difunden las Comunidades Eclesiales de Base, llamadas también “Iglesias locales” formadas por miembros de sectores deprimidos, marginados, incluso rurales, donde no alcanza a llegar la estructural eclesial tradicional.

  1. La identidad de nuestra Iglesia a nivel del Continente latinoamericano.

Quisiera referirme al aporte que dichas Conclusiones han tenido en nuestra Iglesia Latinoamericana. Al leer y reflexionar sobre el legado de los documentos de Medellín, bien podemos descubrir a través de ellos el grito de la mayoría de nuestros obispos y pastores, ya que se iban haciendo conscientes de que algo está fallando en la evangelización de nuestros pueblos. Podemos dar cuenta y razón de ello, a través del discurso de apertura que uno de nuestros más preciados obispos colombianos; Mons. Gerardo Valencia Cano, pronunció en la apertura del I Encuentro Continental de Misiones en América Latina, realizado en Abril de l968 pocos meses antes del acontecimiento de Medellín, en los siguientes términos:

“Desde mis primeros contactos con las culturas indígenas del Vaupés tuve la inquietud de que los misioneros nos veíamos forzados muchas veces a intuir o improvisar nuestra acción pastoral, por falta de un mayor conocimiento antropológico. He tenido la impresión de que nuestra labor pastoral fracasa muchas veces por falta de planeamiento adecuado. Continuamente he añorado el día en que pudiéramos afrontar unidos un estudio y reflexión a fondo de nuestra común problemática particular. Hoy puede ser el comienzo de ese nuevo día”. día en que pudiéramos afrontar unidos un estudio y reflexión a fondo de nuestra común problemática particular. Hoy puede ser el comienzo de ese nuevo día”.

2)      Reconocimiento del ser humano, como sujeto y no como objeto, comprometidos en la promoción del ser humano y de los pueblos hacia los valores de justicia, paz, educación y familia.

Era urgente hablar, con conciencia de Iglesia Latinoamericana, sin tener que perder nuestra identidad, cultura y costumbres. Era necesario se le reconociera a nuestra Iglesia su mayoría de edad, dándole apoyo y reconocimiento de su plena autonomía, sin rompimiento de la catolicidad. De ahí la importancia de señalar el papel del CELAM, como órgano visible de nuestra Iglesia Latinoamericana, primero que todo, y el poder expresar y reconocer que, si antes la Iglesia era en América Latina, la reproducción de lengua y ritos de la Iglesia europea, era la hora que como Iglesia Latinoamericana nos pudiéramos manifestar según nuestra cosmovisión, ritos y cultura. Inculturar el mensaje de Cristo Jesús, en nuestro medio, sin perder la identidad católica. Era y es la hora de poder contar con una teología propia, que tuviera sus bases en la realidad social, de nuestros pueblos, en donde el ser humano fuera el sujeto y no el objeto. Aquí no podemos desconocer el apoyo de la Santa Sede, a través del Papa Pablo VI.

Cuando irrumpe Medellín 68 en nuestro Continente, no se podía estar ajeno al movimiento social que se vivía. Lo que hace que la Iglesia asuma su labor social, y profética de una Iglesia de pobres para con los pobres, en el compromiso transformador y liberador, como se le denominó: “La Iglesia en la actual transformación de América Latina a la luz del Concilio”.

Si bien es cierto, no hemos podido avanzar, como se hubiera querido, ya que aún no se ha roto el paradigma del clericalismo, la sacramentalización, y las devociones foráneas, que hace de nuestro pueblo el vivir una religión de la magia y del miedo. Nos falta mucho para ejercer nuestra mayoría de edad dentro de la Iglesia, de una manera autónoma, debidamente constituida lejos de las influencias romanas. (puede sonar duro a los oídos…) Reconocemos los esfuerzos, luchas y sufrimiento hasta hora trazados y remarcados por el Papa Francisco.

Pero que lejos andamos todavía, de una Iglesia inclusiva, que acepte los nuevos pobres, como a los inmigrantes, desplazados, la Comunidad del LGTBI, los sacerdotes casados, las mujeres y mujeres presbiteras.

Depende de nosotros/as, el aprovechar el que Medellín 1968 sea retomado “aquí y ahora” y con mayor razón, ante la tormenta huracanada, desatada, en estos momentos a causa de la barbarie de la pedofilia por algunos miembros del clero de la Iglesia. Situación que, si bien, se veía venir, podía aparecer en cualquier momento, esta nos ha cogido a todos desprevenidos, no sin golpear y afectar a la Iglesia universal, desmoralizando a más de uno.

Como Iglesia Pueblo de Dios latinoamericano, esperamos que, a pesar de este grave problema, no se convierta en un sofisma de distracción y se pase por alto los valores de justicia, paz, educación y familia, enunciados en Medellín 68.

En las Conclusiones de Medellín 68, percibimos y sentimos el Espíritu de una Iglesia dinámica que no está al margen de sus miembros sino “dentro” con ellos/as, en igual de condiciones, en equidad de justicia, inclusiva, sin verticalidad aplastante y deprimente. En actitud de un cambio transformador en el que descubre, a través del método: “ver, juzgar y actuar”, iluminada por la Palabra y la fe, al ser humano como “lugar teológico”. Así lo encontramos reseñado por los obispos en la Introducción de las “Conclusiones” donde dicen:

“No podemos dejar de interpretar este gigantesco esfuerzo por una rápida transformación y desarrollo como un evidente signo del Espíritu que conduce la historia de los hombres y de los pueblos hacia su vocación. No podemos dejar de descubrir en esta voluntad… las huellas de la imagen de Dios en el hombre… (…) No podemos, en efecto… dejar de presentir la presencia de Dios, que quiere salvar al hombre entero, alma y cuerpo. (…) Así como… el primer Pueblo, experimentaba la presencia salvífica de Dios cuando lo liberaba de la opresión de Egipto…, así también nosotros, nuevo Pueblo de Dios, no podemos dejar de sentir su paso que salva, cuando se da ‘el verdadero desarrollo’…” (n. 4, 5 y 6).

Muchas gracias.

 

Medellín, Septiembre 26 del 2018

*Presbitera de la Asociación de Presbiteras Católicas Romanas.

BIBLIOGRAFÍA:

https://www.cenacat.org/uploads/documento_de_medelln.pdf.  II Conferencia del Episcopado Latinoamericano y del Caribe Medellín, Colombia 1968.

El Arameo en sus labios. Saborear los cuatro evangelios en la lengua de Jesús. Abdelmumin Aya. Fragmenta Editorial. España. Marzo 2013

El Obispo de los pobres. Una biografía de Monseñor Gerardo Valencia Cano. Misioneros de Yarumal. Ed. en Medellín,Colombia.Agosto 2008.

http://servicioskoinonia.org/relat/203.htm: Clodovis Boof. La Originalidad histórica de Medellin.

Agresiones contra líderes sociales antes y después del acuerdo de paz.


Edinson Arley Bolaños

… Cada dos días, uno de estos hombres y mujeres es amenazado, desplazado o asesinado, según el último informe de Somos Defensores, la organización no gubernamental que desde hace más de una década documenta las agresiones contra líderes sociales y defensores de derechos humanos en Colombia. …

http://colombia2020.elespectador.com/pais/agresiones-contra-lideres-sociales-antes-y-despues-del-acuerdo-de-paz

24 Sept. 2018

Durante el gobierno Santos fueron asesinados 609 líderes sociales

En su más reciente informe, la organización no gubernamental Somos Defensores, que desde 2002 ha documentado las agresiones que sufren los defensores de derechos humanos en Colombia, analizó cómo fue la violencia que padecieron en los últimos ocho años. También cruzó investigaciones sobre el tema de diferentes entidades, registró los casos ocurridos en el último semestre y valoró el devenir de esa grave crisis humanitaria bajo la administración de Iván Duque. …

https://verdadabierta.com/gobierno-santos-fueron-asesinados-609-lideres-sociales/

Más Allá de las Cifras (Segunda Parte)

Entre enero y junio de 2018, el Sistema de Información de Agresiones contra defensores de DD.HH. en Colombia – SIADDHH, registró un total de 397 agresiones individuales contra defensores(as) discriminados en 272 amenazas, 77 asesinatos, 23 atentados, 4 detenciones arbitrarias, 6 robos de información, 4 personas defensoras desaparecidas y 11 casos de judicialización. El incremento en agresiones contra defensores y defensoras de derechos humanos durante el primer semestre de 2018, frente al mismo periodo de 2017, fue del 16%, pasando de 335 a 397.

De estas 397 agresiones, el 74% fueron contra defensores y el 26% contra defensoras.  Se mantiene la tendencia identificada en 2016 y 2017 en nuestros informes acerca del incremento de agresiones contra la vida e integridad física de los defensores,  manifiesta en homicidios y atentados. Los homicidios aumentaron en un 34%. Así mismo los defensores más afectados por este delito son líderes comunales, comunitarios, campesinos e indígenas de zonas rurales y cada vez con mayor proporción en zonas urbanas. Además es preocupante la desaparición previa al homicidio del líder social en varios casos registrados.

Sobre los posibles responsables o perpetradores de las 397 agresiones que se presentaron entre enero y junio de 2018, el SIADDHH registra como presuntos autores, en la mayoría de los casos a Paramilitares con 187 casos (47%), mientras en 151 casos corresponde a Desconocidos (38%). Los miembros de fuerzas de seguridad del Estado (Ejército Nacional, Policía, SIJIN, Fiscalía entre otros) aparecen registrados en 21 casos con presunta responsabilidad en las agresiones (5%). Las guerrillas incrementan exponencialmente su participación en las agresiones pasando de 1 caso con responsabilidad en las agresiones en 2017 a 38 casos en 2018 (10%).

El informe contiene una detallada recopilación de los perfiles de líderes asesinados en el primer semestre de 2018 los cuales denotan que la mayoría de estos activistas, son personas de escasos recursos, en zonas de alta vulnerabilidad (muchos de ellos en territorios en disputa por varios actores armados) y que tras su asesinato, una familia fue desintegrada y proceso social fue silenciado. Entre los procesos sociales mayormente golpeados por estos asesinatos se evidencian las Juntas de Acción Comunal, los resguardos y comunidades indígenas, así como líderes vinculados a organizaciones que trabajan por la erradicación de cultivos ilícitos.

El presente informe realizó un ejercicio comparativo de todos los informes publicados por diversas entidades estatales, internacionales o otras organizaciones sociales en torno a esta problemática de los líderes sociales y trató de establecer puntos de coincidencia y diferencias que pueden ser utilizadas por el gobierno de Duque para la búsqueda de soluciones efectivas a este flagelo.

Más allá de las Cifras – segunda parte, reconoce lo avanzado en normatividad, disposición al diálogo y la concertación entre el Gobierno Santos y la sociedad, amén de las mesa de negociación con las guerrillas; pero también, cómo muchas rutas trazadas y buenos propósitos quedaron plasmados en decretos institucionales, pero sin desarrollos en la práctica, lo que genera una ambivalencia problemática en los territorios, especialmente donde había mucha expectativa en la llegada de la paz, pero donde por el contrario, la violencia tomó fuerza y la esperanza se va como el agua entre los dedos.

El Informe también resalta el importante papel de la comunidad internacional, el Ministerio Público y los medios de comunicación en apoyar y visibilizar la crisis humanitaria que enfrentan estos activistas en el post – conflicto.

https://somosdefensores.org/wp-content/uploads/2018/09/MasAllaDeLasCifrasEspWeb.pdf

https://somosdefensores.org/

2018 Boletín Enero-Marzo SIADDHH

CRÍMENES CONTRA DEFENSORES Y DEFENSORAS: LA IMPUNIDAD CONTRAATACA

La inteligencia en Colombia: El lado oscuro de la fuerza

PROTECCIÓN EN COLOMBIA LA AMENAZA FANTASMA

La Iglesia Católica debe enfrentar la realidad: Roy Bourgeois


El escándalo mece la iglesia, y erróneamente todavía se opone a ordenar mujeres como sacerdotes.

El Papa Francisco saluda a las multitudes en San Pedro

El Papa Francisco saluda a las multitudes en la Plaza de San Pedro en el Vaticano en julio. Crédito de la foto: AP / Alessandra TarantinoActualizado el 25 de septiembre de 2018 a las 6:00 a.m.IMPRIMIRCOMPARTIR

Como sacerdote católico, hice lo indescriptible. Llamé a la ordenación de mujeres. La respuesta del Vaticano fue rápida. La Congregación para la Doctrina de la Fe me informó que estaba “causando un escándalo grave” en la iglesia, y que tenía 30 días para retractarme de mi apoyo a la ordenación de mujeres o ser expulsada del sacerdocio.

Le dije al Vaticano que no era posible. Creyendo que las mujeres y los hombres son creados de igual valor y dignidad, y que ambos son llamados por un Dios que todo lo ama para servir como sacerdotes, mi conciencia no me permite retractarme. En mi respuesta, también dejé en claro que cuando los católicos escuchan la palabra “escándalo”, muchos piensan en los miles de niños que han sido violados y maltratados por sacerdotes católicos, no sobre la ordenación de mujeres.

En 2010, el Vaticano calificó la ordenación de las mujeres como un crimen comparable al abuso sexual de niños. A juzgar por sus acciones, sin embargo, parecería que el Vaticano considera que la ordenación de mujeres es un crimen más grave que el abuso infantil. Entre los miles de sacerdotes que violaron y abusaron sexualmente de niños, la gran mayoría no fueron expulsados ​​del sacerdocio ni fueron excomulgados. Pero el Vaticano ha excomulgado a todas las mujeres ordenadas al sacerdocio católico.

Y en noviembre de 2012, después de servir como sacerdote católico con la orden de Maryknoll durante 40 años, fui expulsado del sacerdocio por negarme a retractarme de mi apoyo a la ordenación de mujeres.

Hoy, el escándalo vuelve a sacudir a la Iglesia Católica. Esta vez, son seis diócesis católicas en Pensilvania. Según un informe del gran jurado, a partir de la década de 1950, más de 300 “sacerdotes predadores” abusaron sexualmente de más de 1.000 niños.

El informe de 1.400 páginas, escrito por 23 grandes miembros del jurado en el transcurso de dos años, dijo: “Los sacerdotes estaban violando niños pequeños y niñas, y los hombres de Dios que eran responsables de ellos no solo no hicieron nada; lo escondieron todo. Durante décadas. “Entre los horribles crímenes que los sacerdotes católicos cometieron:

  • En la diócesis de Pittsburgh, “un círculo de sacerdotes depredadores compartió información sobre las víctimas, así como el intercambio de las víctimas entre ellos. El anillo fabricó pornografía infantil y utilizó látigos, violencia y sadismo para violar a las víctimas “.
  • Un sacerdote abusó de cinco hermanas de la misma familia, incluida una niña que comenzó cuando tenía 18 meses.
  • A otro sacerdote se le permitió permanecer en el ministerio después de haberle impregnado a una joven y haberle hecho un aborto.
  • Un sacerdote violó a una niña de 7 años en su habitación de hospital después de una amigdalectomía. La Congregación para la Doctrina de la Fe revisó su crimen y decidió que debería seguir siendo sacerdote y “vivir una vida de oración y penitencia”.

El informe del gran jurado de Pensilvania llegó a la conclusión de que la jerarquía católica “protegía a toda costa la institución y mantenía estrategias para evitar el escándalo”. Los sacerdotes que se metían en problemas eran trasladados a otra diócesis donde se abusaba de más niños. El FBI determinó que los funcionarios de la iglesia siguieron un “libro de jugadas para ocultar la verdad”, minimizando el abuso mediante el uso de palabras como “contacto inapropiado” o “cuestiones de límites” en lugar de “violación”.

Si la Iglesia Católica tuviera mujeres sacerdotes, la iglesia no estaría en la crisis actual. Estoy igualmente seguro de que si la Iglesia Católica no desmantela su sacerdocio exclusivamente masculino y acoge a las mujeres como iguales, caerá en la irrelevancia.

Roy Bourgeois es un veterano de Vietnam y receptor de Purple Heart, y el fundador del movimiento School of the Americas Watch. Su historia es el tema del libro “Perturbar la paz: la historia del padre Roy Bourgeois y el movimiento para cerrar la escuela de las Américas”.

https://www.newsday.com/opinion/commentary/catholic-church-must-face-reality-1.21192467

El retorno a la doctrina de seguridad nacional…y las masacres


Camilo Rengifo Marín

Versión para impresión

Facebook0TwitterPinterestLinkedInWhatsAppCompartirOpinión25/09/2018A+A

Las declaraciones del actual ministro colombiano de Defensa Guillermo Botero contra la protesta social, no son sorpresa alguna ni un desmán verborrágico del empresario, sino corresponden a una bien diseñada estrategia en el marco de la política de seguridad nacional, una de cuyas líneas es la  estigmatización, la  satanización y  la persecución de los movimientos sociales y la protesta ciudadana.

Durante el Congreso de la central empresarial Confecámaras, en Cartagena, Botero se desbocó contra la protesta social al decir que “los grupos armados organizados -como disidencias de las FARC, ELN, Clan del Golfo, Pelusos y Puntilleros- son responsables de financiar la protesta social (…) Con los dineros ilícitos corrompen y financian la protesta social”, tras afirmar, sin sonrojarse, que  las “mafias han sido las que han creado la mala fama del glifosato”.

 ¿Son meras peroratas u órdenes de ataque?, se preguntan los analistas.  Al afirmar que la protesta social la financian los grupos ilegales, las mafias organizadas, en los que mete en una sola bolsa a narcotraficantes, paramilitares, bandas delictivas, tiene como meta agudizar la ilegalización y criminalización de la movilización social. Lo cierto es que este gobierno no trata la protesta social como un derecho legítimo, sino como una actividad de carácter delincuencial, ilegal y judicializable.

La paz de los sepulcros

Los colombianos que han nacido en los últimos 60 años lo han hecho en un país en guerra. Son pocos los que pueden afirmar que recuerdan a una Colombia sin violencia. La guerra ha dejado 262.197 muertos: 215 mil eran civiles y 46.813 combatientes. 95 mil muertes son atribuidas a paramilitares y casi 10 mil a agentes de seguridad del Estado.

También dejó 80.514 desaparecidos (de los cuales 70.587 aún siguen desaparecidos), 37.094 víctimas de secuestro, 15.687 víctimas de violencia sexual y 17.804 menores de 18 años reclutados. En los primeros seis meses del año, 25 mil personas fueron expulsadas por la fuerza de sus lugares de vida, sumándose a más de seis millones de personas desplazadas en los últimos años.

La “paz” avanza en Colombia a punta de pistola, ya que cerca de 500 líderes sociales han sido asesinados desde que el anterior presidente, Juan Manuel Santos, alcanzase el acuerdo de la Paz con las FARC en noviembre de 2016, cuya implementación bombardeó permanentemente.

Mientras se reactivan las masacres de paramilitares y narcotraficantes, el desplazamiento forzado significaba el despojo de ocho millones de hectáreas de pequeños y medianos productores agrarios. Los paramilitares, el grupo armado ilegal que más muertes y expoliación ha causado, en lugar de ser desmantelados por el Estado resurge con trágicas y repetidas consecuencias.

El anterior presidente Juan Manuel “Santos vendía una concepción de la paz centrada en los beneficios que le traería a la inversión extranjera y al gran empresariado multinacional, el cual podría explotar los recursos naturales, principalmente los minero-energéticos, sin el temor a ataques o extorsiones de grupos insurgentes”, señaló el sacerdote jesuita  Javier Giraldo.

Hoy, sin el freno que suponían las fuerzas de las FARC, la presencia de multinacionales y el cultivo de coca y la producción de cocaína se ha incrementado.

No se trata del pensamiento sólo de Uribe, de Santos o del nuevo presidente Iván Duque, es el pensamiento de la ultraderecha, hoy al frente del gobierno y que durante dos período constitucionales fueron puestos en práctica desde la presidencia del genocida y paramilitar Álvaro Uribe, quien luego comandó la oposición a los procesos de paz con las FARC y a cualquier otra opción que avanzara en la democracia y la participación real de la sociedad.

Ahora, con Duque, se reafirma la práctica histórica de la utilización de la violencia –con la que durante seis décadas lucraron las élites colombianas- que se materializa en las masacres en curso contra los líderes sociales. Para el establishment, la paz no es un buen negocio.

Si el propósito en un acuerdo de paz es sacar la violencia de la política, esto rige para las dos partes: para el régimen y para los de abajo. No sólo para unos. De lo contrario no avanzaremos hacia la paz, sino hacia el engaño, hacia nuevas frustraciones y nuevas guerras, señaló el comando político del Ejército de Liberación Nacional (ELN).

En días pasados el gobierno de Duque oficializó su negativa a nombrar el equipo negociador de paz, que lo represente en la Mesa de conversaciones con el ELN, negativa que se suma a las múltiples declaraciones que hace en contra del proceso de paz en curso en Colombia desde hace seis años.

EEUU, Colombia, Guyana, la coca… y Venezuela

Ralph Emanuel, exjefe de gabinete de Barack Obama y actual alcalde de Chicago advirtió en entrevista con la cadena CNBC  que el presidente Donald Trump podría intervenir en Venezuela durante el próximo mes de octubre para desviar la atención de importantes problemas de su administración y obtener beneficios políticos que le garanticen la victoria en las elecciones del congreso que se celebrarán el 6 de noviembre.

Nosotros tenemos una frase en este país: la sorpresa de octubre (…) creo que en estos momentos él (Trump) está buscando hacer cualquier cosa y hará cualquier cosa”, fue una de las frases pronunciadas por Emanuel para denunciar la inminencia de la intervención imperial en Venezuela.

Colombia siempre ha ambicionado una salida al mar Caribe a través del  Lago de Maracaibo, que le permitiese un acceso más competitivo de sus productos, tanto los legales como los ilegales, a los mercados de Europa y Norteamérica. Hoy, convertido en el mayor productor de coca del mundo, necesita el corredor venezolano para poder llegar con su droga a su principal mercado, el estadounidense.

Además, Colombia debe enfrentar –de aquí al 2021- un agotamiento total de sus reservas petroleras que impactará negativamente la elaboración de la cocaína, y por eso necesita el control sobre las reservas de hidrocarburos en el occidente venezolano, y para dejarlas en manos de empresas trasnacionales debe destruir el estado- nación vecino.

Por otra parte, Guyana, que desde su nacimiento como estado independiente en 1966 se negó a respetar el Acuerdo de Ginebra que le prohíben la explotación de recursos mineros y hasta las actividades de exploración en la zona en reclamación, ha otorgado concesiones de exploración y explotación costa afuera, en mar territorial en reclamación por Venezuela, a las empresas petroleras trasnacionales CGX Energy, Exxon Mobil, Shell y Anadarko.

La duda de los analistas es si Duque están en condiciones de mantener al unísono dos conflictos: el interno y el externo. Las amenazas permanentes de intervención en Venezuela -tratando de insuflar un nacionalismo xenófobo-, como mano de obra de los designios de Estados Unidos, su presidente Donald Trump y los intereses de las trasnacionales –en especial las petroleras- y el narcotráfico.

Camilo Rengifo Marín

Economista y docente universitario colombiano, analista asociado al Centro Latinoamericano de Análisis Estratégico (CLAE, www.estrategia.la)https://www.alainet.org/es/articulo/195523

COLOMBIA: PRIMER CONGRESO INTERNACIONAL DE TEOLOGIA LATINOAMERICANA.


No hay texto alternativo automático disponible.

Imagen

Perspectivas de la economía mundial para el segundo semestre 2018.Problemas de deuda rondan nuevamente



Oscar Ugarteche, Alfredo Ocampo

ALAI AMLATINA, 25/09/2018.- Estamos ya en el tercer trimestre del año y comienzan a resaltar las heterogeneidades de las diferentes regiones económicas. Carencias y problemas particulares se evidencian ante un entorno mundial caracterizado por la materialización de eventos considerados de riesgo para las perspectivas económicas tanto de corto como mediano plazo, pues existen consecuencias que están muy ligadas a la inversión con repercusiones en la productividad mundial. El alza de la tasa de interés de Estados Unidos tiene efectos sobre precios de commodities, bolsas de valores emergentes y tipos de cambio negativos para el crecimiento mundial.  Sin duda sirve para colocar a Estados Unidos uber alles, primero, como dice el presidente de aquel país.

De acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) se espera que el crecimiento mundial sea de 3.9% tanto para 2018 como 2019. Evidentemente, al mirar las diferentes latitudes del orbe la historia comienza a mostrar gran disparidad. En el cuadro 1 se presenta las proyecciones del crecimiento por bloques económicos. Como se observa, Asia es la que impulsa el crecimiento mundial, pues se espera un crecimiento de 6.5% para el año en curso. En el otro extremo está América Latina y el Caribe, cuyas perspectivas de crecimiento se revisaron a la baja, pasando de un 2% a tan solo 1.6%.

Para las economías avanzadas y la Unión Europea los pronósticos de crecimiento se encuentran en un 2.4% y 2.2%, debajo del mundial. Además de que éstos también se redujeron 0.1% y 0.2% respectivamente. Aunque de acuerdo con estimaciones del FMI, varios de sus integrantes estarían produciendo ya para este año a su máxima capacidad e incluso algunos, como es el caso de los EEUU y Alemania, estarían produciendo por encima del producto potencial. En cuanto a la comunidad de Estados Independientes y Oriente Medio las revisiones al alza tienen que ver con el incremento de los precios de commodities.

Como se observa en la gráfica Crecimiento del PIB China está muy por encima del promedio, con tasas de 6.6%. aunque el caso estadounidense resulta importante tanto por dimensión como por impacto. El estímulo fiscal que se llevó a finales de diciembre de 2017 en dicha economía parece tener un impulso más que positivo. El crecimiento esperado es de un 2.9% al final del presente año. Por lo acontecido desde finales 2017 el Federal Reserve System (FED) ha decidido incrementar la tasa de referencia para los bonos federales a un rango de 1.75% – 2.00%. En este sentido se espera una normalización de la política monetaria en el futuro próximo. Con una proyección de 4.5% de interés básico para el 2020, el impacto sobre el crecimiento mundial será fuerte.

La apreciación del dólar se está dando por incrementos de las tasas de interés, por tensiones comerciales entre las principales potencias, así como por problemas fiscales tanto en países desarrollados como en emergentes. Esto genera problemas como incrementos en el costo de la deuda, caídas en los tipos de cambio y consecuentemente problemas inflacionarios, además de incrementar la incertidumbre, lo cual ha desembocado en problemas cambiarios como los vistos en Argentina[1] y Turquía[2]. Los problemas mayores del alza de la tasa de interés son para Europa y Japón cuyos niveles de deuda son mayores de 100% del PIB.

Se dice que como no deben en dólares no les afecta. El único problema es que si el (Poner nombre) Banco Central Europeo (BCE) y el Banco de Japón (BoJ) no nivelan sus tasas con las de EEUU entonces el arbitraje a favor del dólar les afecta adversamente como ya se ve. A la corta o a la larga ambos bancos centrales se nivelarán con el FED como lo han hecho siempre. Su servicio de deuda subirá del 1% al 5% del PIB como efecto del alza y deberán ajustar gastos fiscales para evitar un creciente déficit fiscal. Eso reducirá aún más el crecimiento anémico que tienen. Dado que la Unión Europea es una zona de demanda mundial fuerte, su ralentización impactaría sobre la demanda de materias primas afectando a ciertas economías emergentes.

Existen otros problemas que la ONU señala como factores de riesgo para el crecimiento. Entre ellos sobresale el número de conflictos armados y la movilidad de refugiados, tanto en América Latina como en Medio Oriente y África. Para el futuro inmediato entonces y bajo esta serie de acontecimientos, los problemas de deuda y consolidación fiscal restringen en gran medida a las economías del G-7 y evidentemente a las economías en desarrollo. Esto atenta contra el crecimiento sostenido y los logros de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). De seguir con la trayectoria, los problemas de concentración del ingreso se agudizarán.

La historia nos ha mostrado que tanto una política económica inadecuada como la fragilidad de una economía ante shocks externos pueden terminar en recesiones e incluso crisis. Hoy en día se presentan indicios de la exposición de diversos países. Por ejemplo, los niveles de endeudamiento, los cuales se observan en la gráfica Deuda externa y de gobierno, donde con excepción de la comunidad de Estados Independientes y las economías emergentes y en desarrollo de Europa, los niveles de deuda de los gobiernos representan más de un 48% del PIB. El caso extremo es América Latina, con un 65%. En cuanto a deuda externa, las economías emergentes tienen una proporción del 40% de su producto con excepción de Europa y Asia. Los porcentajes para estos dos bloques son de 58.2% y de 17.5% respectivamente como proporción del PIB. Esto frente a la situación de la Unión Europea y Japón es menos problema. Estados Unidos seguirá con un déficit creciente ignorando los efectos que deja en la economía mundial confiado en que el resto de los bancos centrales del mundo le seguirán comprando sus bonos del tesoro ad infinitum.

Sólo por poner un ejemplo, para este año, la economía argentina tiene un balance fiscal de -5.5% y una deuda de gobierno de 54% ambos como porcentaje del PIB, situación que, entre otras cosas, llevó a buscar a la administración de aquel país una vez más apoyo del FMI. Otro caso similar, se dio en Grecia en 2009, cuando el déficit fiscal alcanzó un -15% y el nivel de deuda sobrepasó el 120% de su producto, con las consecuencias ya bien sabidas. Organismos como CEPAL y la ONU señalan que es prioritario generar espacios fiscales sanos no sólo para economías emergentes sino también para economías avanzadas con lo que no se puede sino concurrir en aras de un crecimiento más estable en un futuro cercano.

Referencias:

·       https://www.imf.org/en/Data

·       https://www.un.org/development/desa/dpad/

·       https://fred.stlouisfed.org/

·       https://www.bea.gov/

·       https://www.imf.org/external/pubs/ft/fandd/spa/2013/09/pdf/basics.pdf

·       https://www.huffingtonpost.com.mx/2018/05/14/por-que-argentina-entro-en-una-crisis-economica-durante-el-gobierno-de-macri_a_23434653/

·       https://www.nytimes.com/es/2018/08/14/turquia-crisis-lira/

– Oscar Ugarteche es Investigador Titular, IIEc-UNAM, SNI/Conacyt, Coordinador del OBELA

– Alfredo Ocampo es Miembro del OBELA

URL de este artículo: https://www.alainet.org/es/articulo/195519

La satanización de las organizaciones sociales y de la protesta social


Guillermo Cardona Moreno

Versión para impresión

Facebook10TwitterPinterestLinkedInWhatsAppCompartirOpinión21/09/2018

ddhh_colombia.jpg

Foto: howldb.comA+A

¿Seguirán siendo política de Estado? o ¿Serán palabras sueltas de un ministro bravucón?

Durante el Congreso de Confecámaras, en Cartagena, el ministro de Defensa Guillermo Botero realizó  graves declaraciones contra la protesta social al decir: “que los grupos armados organizados -como disidencias de las FARC, ELN, Clan del Golfo, Pelusos y Puntilleros- son responsables de financiar la protesta social”.

Con los dineros ilícitos corrompen y financian la protesta social”, declaró Botero, quien agregó: “Cada vez que ustedes ven que cierran la panamericana, detrás de eso siempre hay mafias organizadas”.

De igual manera, señaló que las “mafias han sido las que han creado la mala fama del glifosato”.

Cuando un funcionario de tan alto nivel y con tanta responsabilidad no solamente sobre las fuerzas armadas sino sobre millones de personas bien ancladas en los poderes nacionales y territoriales que copian sus declaraciones como órdenes de ataque, lanza tan graves acusaciones, las preguntas que nos hacemos muchos demócratas con el sueño de que las instituciones y sus funcionarios actúen en el marco del Estado de Derecho que implica el respeto por la diferencia son:

  • ¿si el Señor Ministro Botero tiene idea de las implicaciones que tienen sus declaraciones para miles de organizaciones y dirigentes?
  • o si por el contrario, ¿tiene tan claro el tema que su objetivo es enfrentar la protesta y movilización social con las viejas políticas heredadas de la doctrina de seguridad nacional?

Lo más grave sería, si estas declaraciones correspondan a una bien diseñada estrategia en el marco de la política de seguridad nacional, una de cuyas líneas es la  estigmatización, la  satanización y  la persecución contra la reclamación ciudadana, como tristemente sucedió durante muchos gobiernos anteriores, desde 1947, intensificada durante el Gobierno del Presidente Julio Cesar Turbay Ayala (1978-1982) con su Estatuto de Seguridad invocado para contrarrestar los diferentes movimientos rebeldes surgidos en la década anterior, cuando entonces se llevaron a cabo torturas, desapariciones forzadas y otras violaciones a los derechos humanos, que provocaron el exilio de numerosos intelectuales, entre ellos el escritor Gabriel García Márquez. El caso más reciente, es el del presidente Álvaro Uribe Vélez quien dijo que los dirigentes sociales y defensores de derechos humanos eran: “Hablantinosos”, “voceros del terrorismo”, “traficantes de derechos humanos”, “compinches de las guerrillas”, “áulicos”, “politiqueros” y hasta “chismosos”.

Al respecto dijo la agencia de prensa del IPC el 23 de  octubre de 2009: “En discursos, declaraciones a la prensa nacional e internacional, intervenciones televisadas y en consejos comunales de gobierno, el presidente Uribe ha arremetido contra personas y organizaciones que trabajan en la promoción y defensa de los derechos humanos en el país, así como en tareas de denuncia contra las acciones perpetradas por organismo de seguridad del Estado violatorias de derechos fundamentales de la ciudadanía. 

El asunto no pasó desapercibido para Margaret Sekaggya, Relatora Especial de Naciones Unidas sobre la situación de los defensores de derechos humanos. En la declaración entregada el pasado 18 de septiembre, cuando finalizó una visita al país, resaltó que “un motivo fundamental de la inseguridad de los defensores de derechos humanos radica en la estigmatización y el señalamiento sistemáticos de que son objeto por parte de funcionarios del Gobierno”.

Sekaggya refrendó ese cuestionamiento el pasado 21 de octubre durante una audiencia realizada ante la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Representantes del Congreso de Estados Unidos, donde volvió a solicitarle al Gobierno colombiano que evite cualquier estigmatización contra los defensores de derechos humanos.

¿Pero ha sido tan directo el Presidente Uribe en sus ataques a los defensores de derechos humanos? Un rastreo de algunos de sus intervenciones entre los años 2003 y 2009 permite responder afirmativamente la pregunta y dada la frecuencia de sus afirmaciones, es posible advertir una peligrosa sistematicidad que no sólo generan inseguridad, sino que elevan los niveles de riesgo de aquellos activistas que desde diversos sectores sociales reivindican la defensa de derechos fundamentales.

El 8 de septiembre de 2003, pasado un año de su primero mandato y durante la posesión del general Edgar Alfonso Lesmes, como nuevo comandante de las Fuerza Aérea Colombiana (FAC), el mandatario colombiano descalificó el trabajo de los defensores de derechos humanos.

Son politiqueros al servicio del terrorismo – afirmó el Presidente –. Cobardemente se agitan en la bandera de los derechos humanos para tratar de devolverle en Colombia al terrorismo el espacio que la fuerza pública y la ciudadanía le ha quitado”.

Quienes hemos dedicado una vida a la lucha por un verdadero Estado democrático que garantice plenamente el conocimiento y ejercicio de derechos a sus ciudadanos, a sus organizaciones comunales y sociales y que por este hecho no seamos segregados, satanizados, perseguidos ni asesinados como tristemente sucede hoy en la mayor parte del territorio nacional, siendo este el problema político más grave en Colombia y ante el mundo; quienes seguimos en esta lucha venimos buscando caminos de interlocución con el nuevo Gobierno para construir colectivamente entre el Estado, las organizaciones, los medios de comunicación masiva y la sociedad estrategias estructurales de solución definitiva, convencidos que el problema es tan grave que nos compromete a todos sin distingos de militancias sociales, políticas, religiosas, raciales ni de otra índole.

Aún queremos creer que esta ruta es posible, sin embargo, otro hecho conocido el mismo 13 de septiembre, día de las declaraciones del señor ministro Botero ensombrece las esperanzas;   en el Municipio de Acacias-Meta aparece un afiche impreso en membretes de la Policía Nacional, bajo el título “Plan de Choque 100 días, EL QUE LA HACE LA PAGA”, en el que se indica el “perfil  criminal” de dirigentes comunales por lo que están siendo procesados por la Fiscalía General de la Nación en que se dice lo siguiente:

Sandra Patricia Ruiz Riaño: “inicia su actuar delictivo como presidenta de la junta de acción comunal de la vereda del Centro del municipio de Acacías y de la corporación del área de influencia directa del municipio de Acacias (CJAID,…”.

Persona que lidera manifestaciones, bloqueos en contra de la estatal petrolera ECOPETROL y sus diferentes empresas prestadoras de servicios en las diferentes locaciones, plantas y gerencia de Ecopetrol S.A, en el departamento del Meta, generando mitin con los empleados para detener el desarrollo de la operación y de esta manera afectar la economía del País…”

Otros nombres son:

Flaminio Mendoza Bojacá, líder comunal según el afiche.

Gustavo Correa  Neira, líder comunal, según el afiche.

José Fernando Barbosa, Líder comunal, según el afiche.

Denis Sánchez Sánchez, líder comunal, según el afiche.

Nidya Yaneth Muñoz, Líder comunal, según el afiche

Yéssica Liliana Hernandez Quevedo, Líder comunal, según el afiche.

Dentro de los procesados por defender el ambiente, oponerse al fracking, exigir responsabilidad ambiental a las petroleras también está Edgar Cruz, presidente de Corpohumadea y Consejero Departamental de Planeación por el sector ambientalista.

Sabemos muy bien que la judicialización en el departamento del Meta contra dirigentes comunales y ambientalistas hace parte de la “Estrategia Territorial por el Desarrollo de los Hidrocarburos”, encabezada por la estatal ECOPETROL y uno de cuyos objetivos es ahogar la protesta social por lo que el listado de dirigentes judicializados en la región supera a los veinte.

Esta estrategia, desde el Gobierno anterior, ha sido acompañada por el Ministerio del Interior, quisiéramos conocer la percepción del nuevo Gobierno, a la vez que saber cuál ha sido el papel del PNUD en el diseño e implementación de esta estrategia.

Siempre hemos dicho que en los asesinatos contra dirigentes comunales y sociales, la estigmatización sistemática desde diferentes instancias de poder, entre ellas del Estado es el factor de mayor peso, pues con este tipo de declaraciones y actuaciones, muchos poderes hegemónicos locales y bandas sicariales se amparan para atacar todo ejercicio de derechos, de reclamación o protesta.

Por eso hemos requerido del Gobierno Nacional y de los organismos de control e instancias de derechos humanos del Estado:

  • Su pronunciamiento público frente a los hechos.
  • Su reivindicación del derecho ciudadano y de nuestras organizaciones y dignatarios al ejercicio de derechos y a la protesta.
  • Su seguimiento y acompañamiento a los dirigentes comunales y sociales judiciales en el departamento del Meta por defender el ambiente, oponerse al fracking y en general ejercer derechos para que se les garanticen plenamente sus derechos y su vida.
  • Desarrollar acciones disciplinarias a las instituciones que estigmatización a nuestras organizaciones y dignatarios, entre ellas por las declaraciones de octubre pasado del señor Rodrigo Lara.
  • Campañas regulares apoyadas desde el Gobierno valorando y dignificando la calidad de dirigente comunal, dirigente social y de defensor de derechos.

Aún quisiéremos creer que el presidente Iván Duque no comparte este tipo de declaraciones ni de estrategias oscuras contra los dirigentes comunales, sociales y la democracia y aunque ya ha indicado desacuerdos con lo dicho por el señor ministro de Defensa, si requerimos compromisos más estructurales. Que el Dios de cada quien nos oiga porque no quisiéremos volver a épocas tan trágicas y oscuras como las recordadas. La razón, las ideas y el ejercicio de derechos, la historia son nuestras únicas armas, las suficientes como para que se impongan por sí mismas.

Guillermo A. Cardona Moreno

Dirigente Comunal

Presidente Observatorio Nacional Comunal

Fuente:

https://www.sur.org.co/la-satanizacion-de-las-organizaciones-sociales-y-de-la-protesta-social-seguiran-siendo-politica-de-estado-o-seran-palabras-sueltas-de-un-ministro-bravucon/https://www.alainet.org/es/articulo/195463

Anteriores Entradas antiguas

A %d blogueros les gusta esto: