Decenas de personas protestan contra los abusos junto al Vaticano


EFE – Ciudad del Vaticano03/10/2018 – 19:10h

Decenas de personas protestan contra los abusos junto al Vaticano
Decenas de personas protestan contra los abusos junto al Vaticano

Decenas de personas, muchas de ellas víctimas de abusos sexuales por parte de religiosos, protestaron hoy junto al Vaticano y acusaron al Gobierno italiano de no controlar a las autoridades eclesiásticas que ocultaron casos de este tipo.

Convocados por la asociación «Rete l’Abuso» (Red de abusados), las víctimas se congregaron cerca del Castel Sant’Angelo, a pocos metros de la plaza de San Pedro, con pancartas alusivas como «Romper el muro del silencio vaticano» o «Basta de excusas, basta de perdón»

La asociación pide que no sea la Iglesia católica, sino las autoridades italianas, las que gestionen los escándalos de abusos porque de otro modo no son juzgados, sino escondidos.

El presidente de este grupo, Francesco Zanardi, explicó a Efe que dentro de dos días presentarán una denuncia oficial contra el Ejecutivo italiano por incumplimiento de normas europeas e internacionales como el Convenio de Lanzarote para la protección de los niños contra abusos sexuales.

«El gobierno italiano viola el Convenio de Lanzarote, que no permite que se celebren juicios canónicos en territorio italiano», señaló.

En la manifestación participaron víctimas de abusos que llevaban camisetas blancas con la indicación de la edad en la que sufrieron las violaciones o abusos

«En Italia nada se mueve a pesar de todo lo que dice Francisco cuando habla de tolerancia cero. La realidad italiana es escandalosa porque hay un silencio total de la prensa, Italia es una isla feliz para los pederastas» comentó Piero Brogi, violado a los nueve años.

Otro manifestante, Arturo Borrelli, contó la historia de su violador que seis años después de su denuncia seguía impartiendo catecismo con un nombre falso a 800 kilómetros de Nápoles, donde en 2010 ocurrió la violencia.

Uno de los casos que defiende la «Rete l’Abuso» es el del Instituto Provolo de Verona, región de Véneto. En 2014, una delegación de antiguos alumnos sordos se reunió con el papa en el Vaticano para entregarle una carta con los nombres de los 25 sacerdotes presuntamente pederastas que había en ese centro.

La asociación pidió en la manifestación que Francisco, «después de todos estos años de anuncios vacíos, empiece a castigar a los obispos que están escondiendo los casos de abusos», comentó Zanardi.

https://www.eldiario.es/sociedad/Decenas-personas-protestan-abusos-Vaticano_0_821018919.html

Después de un breve abrazo con los prelados, los activistas se enfrentan con la policía italiana.


Conferencia de ordenación de mujeres en Roma para dar testimonio a los obispos en el sínodo

3 de octubre de 2018por Jamie MansonGenteEste artículo aparece en el Sínodo de la serie juvenil 2018 . Ver la serie completa .

IMG-1982 c.jpg

Kate McElwee, directora ejecutiva de la Conferencia de Ordenación de Mujeres, es agarrada por un oficial de policía italiano, el 3 de octubre en la Plaza de San Pedro. A su derecha está Sheila Pfeiffer, presidenta de la junta de la Conferencia de Ordenación de Mujeres. (Foto de NCR / Jamie Manson)

ROMA: una protesta pacífica a pocos pasos de la Plaza de San Pedro se convirtió en un enfrentamiento con la policía romana, cuando obispos y cardenales entraban en la sesión de apertura * del Sínodo de los Jóvenes, la Fe y el Discernimiento Vocacional el 3 de octubre.

Recibe NCR entregado en tu bandeja de entrada. Regístrese para recibir boletines gratuitos .

Organizada por la Conferencia de Ordenación de Mujeres (WOC), la protesta contó con el canto de los participantes con los nombres de los cardenales leídos como una letanía. Después de cada nombre, el grupo respondió «¡Dejen votar a las mujeres!»

Los manifestantes también gritaron: «Llamen, llamen. ¿Quién está ahí? ¡Más de la mitad de la iglesia!»

El grupo protestó por el hecho de que a ninguna mujer se le permitirá votar en el sínodo de este año, aunque varias observadoras han sido seleccionadas para asistir. Dos hermanos religiosos varones han recibido poder de voto.  

Aunque WOC normalmente solicita un permiso para sus testigos, los organizadores sabían que nunca se les otorgaría un permiso para manifestarse en ningún lugar cerca de la plaza.

Alrededor de 20 personas, tanto mujeres como hombres, muchos de ellos adultos jóvenes, participaron en el mitin. Muchos de los manifestantes participaron en un simposio llamado Mujeres Católicas Hablan: Visiones y Vocaciones en la Pontificia Universidad Antonianum de Roma el 1 de octubre.

La manifestación se prolongó durante unos 15 minutos y atrajo la atención de muchos miembros de los medios de comunicación y de turistas.

La protesta se programó para la hora en que los obispos y cardenales entraran en la reunión del sínodo, con la esperanza de atraer la atención de los miembros de la jerarquía.

Para sorpresa del grupo, dos prelados irlandeses, el arzobispo Eamon Martin de Armagh y Primate de toda Irlanda, y el obispo Dónal McKeown de Derry, se acercaron al grupo cuando notaron a una vieja amiga entre las manifestantes, Ursula Halligan, conocida presentadora de noticias de televisión. En Irlanda. Halligan salió famoso como lesbiana en 2015 durante el referéndum sobre la igualdad en el matrimonio irlandés.

Los obispos abrazaron a Halligan y preguntaron por el grupo. Halligan los invitó a conocer a los manifestantes. Ambos saludaron calurosamente a los manifestantes y tomaron su literatura.

Alentado por el calor de los obispos, el grupo continuó su canto, atrayendo la atención de otros dos prelados. Sin embargo, a medida que esos hombres se acercaban al grupo, miembros de la policía italiana, uniformados y vestidos de civil, entraron y rompieron la protesta.

Su reacción fue rápida y severa. Los miembros del grupo que estaban preparados para ser detenidos y enfrentan la posibilidad de arresto se quedaron atrás, mientras que otros miembros del grupo se alejaron y observaron a una distancia segura.

La escena se volvió rápidamente caótica y caliente. La policía exigió los pasaportes de todos los manifestantes y agarró físicamente el brazo de Kate McElwee, directora ejecutiva de la Conferencia de Ordenación de Mujeres. Los compañeros manifestantes rodearon a McElwee, exigiendo que el oficial de policía la liberara de su control. 

Choque policial romano con manifestantes pacíficos.

Vídeo de NCR del 3 de octubre de protesta y enfrentamiento policial.

Cuando el oficial siguió exigiendo el pasaporte de McElwee, los otros manifestantes comenzaron a entregarle sus pasaportes.

Otro oficial gritó frente a una mujer manifestante de la República Checa, en un momento en que le exigió que lo acompañara a un área acordonada, a unos 50 pies del lugar del testigo. Regresaron a los 10 minutos, y la mujer fue liberada.

En unos minutos, una camioneta de la policía se llenó con 10 oficiales adicionales detenidos. Con boinas y chalecos antibalas, parecían listos para la batalla. Mientras los manifestantes eran interrogados durante la tensa escena, se podía ver a muchos obispos y cardenales caminando, manteniéndose al margen de la situación.

  • Pasaportes c.jpgColette Joyce, una catequista de la parroquia de la iglesia católica en Hounslow, Londres, es interrogada por la policía, que tiene su pasaporte. (Foto de NCR / Jamie Manson)
  • Protesta c.jpgManifestantes cantando «¡Dejen votar a las mujeres!» (Foto de NCR / Jamie Manson)
  • Abrazar c.jpgEl arzobispo Eamon Martin y el obispo Dónal McKeown abrazan a la manifestante Ursula Halligan. (Foto de NCR / Jamie Manson)
  • Confront c.jpgUn oficial de policía italiano vestido de civil se enfrenta a una activista de ordenación de mujeres de la República Checa. (Foto de NCR / Jamie Manson)
  • Pasaportes c.jpgColette Joyce, una catequista de la parroquia de la iglesia católica en Hounslow, Londres, es interrogada por la policía, que tiene su pasaporte. (Foto de NCR / Jamie Manson)
  • Protesta c.jpgManifestantes cantando «¡Dejen votar a las mujeres!» (Foto de NCR / Jamie Manson)
  1. 1
  2. 2
  3. 3
  4. 4

La policía exigió los pasaportes de más de una docena de manifestantes y los retuvo durante al menos 20 minutos hasta que todos hubieran sido interrogados.

Mientras la policía hacía sus preguntas, otros manifestantes tomaron de la mano y comenzaron a rezar el rosario en voz alta. Detrás de ellos se alzaban dos policías montados, que también habían sido llamados a la escena.

Después de detener a los manifestantes durante casi media hora, a todos se les devolvieron los pasaportes y fueron liberados.

La escena recordaba un  incidente similar , en junio de 2016, cuando miembros de la Conferencia de Ordenación de Mujeres y de Ordenación Mundial de Mujeres, fueron escoltados por la policía romana y su unidad especial de terrorismo después de una protesta planeada y permitida en el Castillo de Sant’Angelo, casi media milla de la plaza de San Pedro.

Estuve atento a NCR para más actualizaciones.

Este artículo originalmente declaró erróneamente que los obispos estaban saliendo de la reunión.

[Jamie Manson es el editor de reseñas de libros de NCR y escribe la columna Grace at the Margins].

https://www.ncronline.org/news/people/after-brief-embrace-cardinals-activists-clash-italian-police

Las mujeres católicas, se unieron para solicitar a la jerarquía eclesiástica de la iglesia :Se les permita cortésmente una voz en el futuro de nuestra iglesia. Olga Lucia Álvarez Benjumea ARCWP*


Con ocasión del Sínodo que se realiza por estos días en la Ciudad Eterna: Roma, un grupo de mujeres católicas decidieron manifestar su inconformidad ante la actitud absurda, descortés, denigratoria, marginal, y humillante de no permitir que, las 30 mujeres elegidas para asistir al Sínodo, fueran meras observadoras, sin voz ni voto. Su voz solo se escucharía en los pequeños grupos, más no en la Asamblea, así lo expresó el obispo Fabio Fabene. Dicha manifestación se realiza fuera de la Congregación para la Doctrina de la Fe, antes conocida como la Inquisición.

Han sido fuertemente acosadas, estrujadas, rodeadas por un fuerte cordón de seguridad. maltratadas por la policía fuertemente armada.

En el Vaticano II sucedió igual, las mujeres “participantes” no tuvieron ni voz ni voto. En la II Conferencia Episcopal Latinoamericana, celebrada en Medellín 1968, Mujeres lo suficientemente preparadas, capaces de dar su aporte al servicio de la Iglesia, iba a suceder los mismo, pero gracias a que en el reglamento del CELAM, los participantes y enviados especial, y peritos tienen voz en las Comisiones, más no en las Plenarias de la Asamblea.

Antes de seguir adelante, me permito hacer honor a estas mujeres presentes, mas no conocidas en Medellín 68:

Hna. Maria Rosa Castro,

Hna Ma. De los Angeles Ramos

Madre Elvia Salazar

Madre Clara Emert

Madre Dirce Galvao

Madre Margarita Ochoa

Hna Irani Bastos

Señorita Amparo Ferrer

Señorita Margarita Moyano

Señorita Marina Bandeira

Y cómo olvidar a la Madre Maria Agudelo.?

Y no quisiera que quedaran invisibles aquellas mujeres encargadas del aseo en las habitaciones, en la cocina y el comedor…

Siendo mujeres bautizadas, comprometidas con la Iglesia Pueblo de Dios, en sus trabajos de Evangelización y Catequesis, siendo la gran mayoría pertenecientes a la familia de Dios, igual que los varones, como hijas creadas a su imagen y semejanza, hemos sido y somos tratadas sin justificación y argumento válido, como lo más indigno de la Iglesia.

¿Cuándo se va a revisar el Decreto Graciano del año 1.140, sin la aprobación oficial de la Iglesia? ¿Decreto en el que se basa y se fundamenta el Derecho Canónico que rige a la Iglesia?

Dice el Decreto Graciano:

“Aunque una mujer culta y santa no debe presumir de enseñar a los hombres en la asamblea (comunitaria). Un laico no debe presumir de enseñar en presencia del clero, a menos que se lo pidan”.

Lo anterior escrito arriba, lo reseña y apoya el actual Canon 767 que dice: “Entre las formas de predicación destaca la homilía, que es parte de la misma liturgia y está reservada al sacerdote o al diacono; a lo largo del año litúrgico, expónganse en ella, partiendo del texto sagrado los misterios de la fe y las normas de vida cristiana”.

Ha sido esto inscrito y enmarcado en la Jerarquía Eclesiástica, con letras de molde, para que las mujeres no podamos intervenir en favor de la Iglesia Pueblo de Dios.

Hasta cuando la Jerarquía Eclesiástica va a seguir apoyándose en el caduco Decreto del monje Graciano, para enrostrarnos que: ¿“Las mujeres deben cubrirse la cabeza, ¿porque no son la imagen de Dios”?

¿Cuándo la Jerarquía Eclesiástica, será capaz de pedir perdón a las mujeres, por la discriminación, desprecio y marginación, sin rectificar y si difundir hasta nuestros días la famosa frase de Santo Tomás de Aquino: “La mujer por naturaleza es inferior al hombre en valor y dignidad…”?

En unión y solidaridad con el grupo de mujeres atropelladas en Roma delante de multitud de clero y fieles que se dicen cristianos, que guardaron silencio y no las defendieron, uno mi voz y apoyo todas con las mujeres que hoy pedimos una reforma dentro de la Iglesia, donde se nos considere ciudadanas con plenos derechos dentro de la Iglesia, donde tengamos VOZ y VOTO y sean anulados los Cánones 1024, 767.

Es nuestro deber anunciar el Evangelio, por el mandato expreso del Maestro a nuestra Patrona Maria de Magdala, y velar por el futuro de la Iglesia.

*Presbitera católica

_________

Bibliografia:

https://whowhatwhy.org/2018/10/03/defending-vatican-roman-cops-harass-peaceful-feminist-protesters/

https://evangelizadorasdelosapostoles.wordpress.com/2018/10/02/la-sombra-alargada-de-pablo/

http://www.vatican.va/archive/ESL0020/_P2H.HTM

Adelaide Baracco Colombo: Juliana de Norwich. Editoria ESET Vitoria-Gasteiz 2015.

El Papa a los sinodales: «El Sínodo es un ejercicio de discernimiento» y «signo de una Iglesia a la escucha y en camino»


NVITA A TODOS A «HABLAR CON CORAJE Y VALENTÍA, ES DECIR INTEGRANDO LIBERTAD, VERDAD Y CARIDAD»

Francisco pide «abandonar prejuicios y estereotipos» y «superar la plaga del clericalismo»José Manuel Vidal, 03 de octubre de 2018 a las 15:44  

El Papa, en el aula del SínodoRELIGIÓN | VATICANO

No nos dejemos, pues, tenmtar por las «profecías de calamidades’ ni gastemos energías para contabilizar los fallos y echar encara las amarguras

(José M. Vidal/Agencias).- Las reuniones del Sínodo de los obispo sobre los jóvenes comiezan con una oración y el saludo del Papa Francisco a los padres sinodales. El Papa quiere un Sínodo en el que se hable con parresía, que sea «un ejercicio de discernimiento» y «signo de una Iglesia en camino y a la escucha». Eso implica, según Bergoglio, «abandonar prejuicios y estereotipos» y «superar la plaga del clericalismo».

La asamblea se inicia con el canto del Veni creator. Sentados en primera fila, los cardenales Osoro y Omella, entre otros. En la mesa presidencial, el Papa, rodeado del secretario del Sínodo, cardenal Baldiserri y de los otros presidentes, entre ellos el cardenal de Brasilia, Rocha.

La mayoría de los padres sinodales son cardenales y obispos (267) y ocupan los primeros puestos de una sala dispuesta en semicírculo y alineada de abajo arriba. En la parte superior y más alejada de la mesa presidencial, los laicos presentes, entre ellos algunos jóvenes.

Entre los padre sinodales, el rector mayor de los salesianos, Ángel Fernández Artime o el General de los jesuitas, padre Sosa.

Al final de la salmodia, se lee un trozo del Evangelio: «El que pone la mano en el arado y vuelve la vista atrás no es digno de mí»

La primera intervención corresponde al cardenal Sako de Irak, que da las gracias al Papa y pide «responder a las esperanzas y exigencias de los jóvenes de hoy».

«Encarar los grandes desafíos que viven nuestras iglesias, nuestros países y, sobre todo, los jóvenes» El papa Francisco aseguró hoy que el clericalismo es «la raíz de muchos males en la Iglesia» sobre los que se debe «pedir humildemente perdón», durante su discurso de apertura del Sínodo de Obispos, que abordará el tema de la juventud.

El pontífice alertó de «la plaga del clericalismo«, que definió como «una visión elitista y excluyente de la vocación, que interpreta el ministerio recibido como un poder a ejercer en vez de como un servicio gratuito y generoso que ofrecer».

Una tendencia que – explicó – hace a los miembros del clero «creer que pertenecen a un grupo que posee todas las respuestas y no necesita escuchar ni aprender nada».

«El clericalismo es una perversión y la raíz de muchos males en la Iglesia. Debemos pedir humildemente perdón por ellos y sobre todo crear las condiciones para que no se repitan», exhortó.

El papa advirtió de ese riesgo para invitar a los 267 obispos de todo el mundo presentes en el Sínodo a escuchar «sin estereotipos», una conducta que a su juicio supone «un potente antídoto» contra ese peligro, al que una asamblea como esta, dijo, «está inevitablemente expuesta».

Los obispos de todo el mundo, además de veintitrés expertos y una treintena de jóvenes de distintas procedencias, participan en esta XV Asamblea Ordinaria del Sínodo hasta el próximo 28 de octubre, con el lema «Los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional».

Los jóvenes animan a las Iglesias del mundo

El Pontífice inició su discurso agradeciendo la presencia y la fuerza de los jóvenes «cuya fuerza emana positividad y entusiasmo, capaz de invadir y animar no sólo esta sala, sino a toda la Iglesia y al mundo entero»; a la vez que mostró su gratitud con todas las personas «que a lo largo de dos años de preparación -aquí en la Iglesia de Roma y en todas las Iglesias del mundo- han trabajado con dedicación y pasión para llevarnos a este momento».

Diálogo libre también en las Redes Sociales

Asimismo, el Papa dedicó un pensamiento especial a los jóvenes que participan en el Sínodo conectados a través de las Redes Sociales y las nuevas formas de tecnología que permiten, de un modo u otro, «expresar sus voces», ya que – dijo Francisco- «vale la pena sentirse parte de la Iglesia o entrar en diálogo con ella; vale la pena tener a la Iglesia como madre, como maestra, como hogar, como familia, la cual a pesar de las debilidades y dificultades humanas, es capaz de resplandecer y transmitir el mensaje eterno de Cristo».

Por otra parte, el Obispo de Roma destacó que el Sínodo que estamos viviendo «es un tiempo para compartir»,por ello invitó a todos a hablar con valentía y parresía, es decir, integrando libertad, verdad y caridad; porque- dijo- «sólo el diálogo puede hacernos crecer, puesto que la crítica honesta y transparente es constructiva y ayuda, mientras que la charla inútil, los rumores, las inferencias o los prejuicios no lo son».
Valentía para hablar y humildad para escuchar

Igualmente el Santo Padre señaló que la valentía para hablar debe ir acompañada de la humildad de escuchar: «El Sínodo debe ser un ejercicio de diálogo, sobre todo entre los que participan en él. Y el primer resultado de este diálogo es que cada uno se abre a lo nuevo, a cambiar de opinión gracias a lo que ha escuchado de los demás», añadió Francisco subrayando que sentirnos libres para acoger y comprender a los demás y así cambiar nuestras creencias y posiciones, «es un signo de gran madurez humana y espiritual».

El Papa también reflexionó sobre el Sínodo como un «ejercicio eclesial de discernimiento».

«La apertura en el hablar y la apertura en la escucha son fundamentales para que el Sínodo sea un proceso de discernimiento», dijo el Sucesor de Pedro, asegurando que el discernimiento «no es un eslogan publicitario, no es una técnica organizativa, ni una moda de este pontificado, sino una actitud interior enraizada en un acto de fe».
Discernir en el corazón reflexionando en silencio

Al respecto, Francisco resaltó que el discernimiento es el método y al mismo tiempo el objetivo que nos fijamos: «se basa en la convicción de que Dios actúa en la historia del mundo, en los acontecimientos de la vida, en las personas que encuentro y que me hablan. Por eso estamos llamados a escuchar lo que el Espíritu nos sugiere, de maneras y en direcciones que a menudo son impredecibles».

Teniendo en cuenta que el ejercicio de discernir necesita de «espacio y de tiempo», el Papa dispuso que durante los debates, en el Pleno y en los Grupos, cada cinco intervenciones se guarden algunos minutos de silencio «para que todos puedan prestar atención a las resonancias que las cosas que escuchan provocan en sus corazones, profundizar y captar lo que más les llama la atención. Esta atención a la interioridad es la clave para realizar el camino del reconocimiento, la interpretación y la elección», añadió.

Una Iglesia en camino que escucha

En referencia «a ser signo de una Iglesia en camino que escucha», el Pontífice recuerda que la actitud de escucha no puede limitarse a las palabras que se intercambiarán en el trabajo sinodal.

«El camino de preparación para este momento ha puesto de relieve una Iglesia que está obligada a escuchar también a los jóvenes, que a menudo sienten que la Iglesia no comprende su originalidad y, por tanto, no los acepta por lo que realmente son, y a veces incluso los rechaza. Este Sínodo tiene la oportunidad, la tarea y el deber de ser un signo de la Iglesia que escucha realmente, que se deja interpelar por las peticiones de aquellos que salen a su encuentro, que no siempre tiene una respuesta preparada».

«Una Iglesia que no escucha está cerrada a la novedad, cerrada a las sorpresas de Dios, y no será creíble, sobre todo para los jóvenes, que inevitablemente se alejarán en lugar de acercarse», afirmó.

Salgamos de los prejuicios y estereotipos

Asimismo, el Papa indicó que un primer paso en la dirección de la escucha es «liberar nuestras mentes y nuestros corazones de prejuicios y estereotipos».

«Los jóvenes están tentados de considerar a los adultos anticuados; los adultos están tentados de sentir que los jóvenes no tienen experiencia, de saber cómo son y, sobre todo, cómo deben ser y comportarse. Esto puede ser un obstáculo importante para el diálogo y los encuentros intergeneracionales», advirtió el Obispo de Roma, explicando que «descuidar el tesoro de experiencias que cada generación hereda y transmite a la otra es un acto de autodestrucción».

Por lo tanto, es necesario- observó Francisco- por una parte, superar decididamente la plaga del clericalismo. «De hecho, escuchar y salir de los estereotipos es también un poderoso antídoto contra el riesgo del clericalismo, el cual es una perversión y es la raíz de muchos males en la Iglesia, y debemos pedirles humildemente perdón por ello y, sobre todo, crear las condiciones para que no se repitan», dijo el Pontífice, poniendo en guardia también sobre el peligro del virus de la autosuficiencia, que afecta a algunos jóvenes, ya que «la acumulación de la experiencia humana a lo largo de la historia es el tesoro más preciado y fiable que las generaciones heredan unas de otras. Sin olvidar nunca la revelación divina, que ilumina y da sentido a la historia y a nuestra existencia».

Un futuro lleno de esperanza

«Comprometámonos, pues, a intentar frecuentar el futuro y a sacar de este Sínodo no sólo un documento -generalmente leído por unos pocos y criticado por muchos-, sino sobre todo propuestas pastorales concretas, capaces de cumplir la tarea del propio Sínodo, es decir, la de hacer brotar los sueños, de suscitar profecías y visiones, hacer florecer la esperanza, estimular la confianza, cerrar heridas, tejer relaciones, suscitar un amanecer de esperanza, aprender unos de otros y crear un imaginario positivo que ilumine las mentes, caliente los corazones, devuelva la fuerza a las manos e inspire a los jóvenes -a todos los jóvenes, sin excluir a nadie- la visión de un futuro lleno de la alegría del Evangelio», concluyó el Papa.

https://www.periodistadigital.com/religion/vaticano/2018/10/03/papa-inagura-el-sinodo-iglnesia-religion-dios-jesus-papa-sinodo-jovenes-aula.shtml

A %d blogueros les gusta esto: