“¿Qué quiere decir cristiano?” Olga Lucia Álvarez Benjumea ARCWP*


A muchos de nosotros/as, nos tocó responder muchas veces en la Catequesis esta pregunta: ¿Qué quiere decir cristiano? De manera individual, o colectiva respondíamos: “Cristiano quiere decir hombre de Cristo”. Esta es una pregunta que nos teníamos que aprender de memoria, así como el Catecismo del Padre Gaspar Astete s.j. y si no, lo hacías, no podías hacer la Primera Comunión.

Hoy, me hago, sin presión, sin derecho a premio o castigo, la misma pregunta: “¿Qué quiere decir cristiano?” y la respuesta me sale diferente: “Cristiano quiere decir mujer de Cristo”. Al respondérmela, me siento incluida, y aquí si entro asumir que quiere decir, ser mujer o hombre de Cristo.

Lo disfruto, y esto me lleva inmediatamente a pensar en la venida de Cristo al mundo…y se me cruzan muchas ideas y trato de ordenarlas para poderlas compartir.

No quiero decir, que estoy pensando en la celebración de las navidades, porque no se trata de eso y menos en la forma como tan hermosa fiesta se celebra.

Hay quienes, para la Navidad, no les significa nada. Otros critican la actitud de Dios Padre, en el hecho de enviar a su Hijo, para que sea supuestamente sentenciado y condenado a muerte. Ponen el grito al Cielo, “cómo se le ocurre a un papá, ¿enviar a su hijo para que sea detenido, torturado y asesinado?”

Qué fácil es juzgar. ¿Conocemos verdaderamente a Dios Padre, para juzgarle de esa manera? ¿Conocíamos cuáles eran sus intenciones?

No se crea que estoy cambiando de tema.

Para mí, el ser mujer de Cristo, hombre de Cristo, está ligado con la venida de Cristo. Es el Emanuel en medio de nosotros/as. Es sentir el amor y la ternura de Dios Padre-Madre, que, siendo un Ser tan Especial, todo un Dios, se abaja hacia nosotros/as, haciéndose humano. ¡Es Dios humanizado!

Y se quedó entre nosotros/as, con nosotros/as, para liberarnos. Su liberación no ha terminado. Su liberación, no es mágica, o automática, en ella estamos todos/as implicados/as, en la forma como vamos hacia el rescate de la dignidad del ser humano.

Es El, Cristo, quien nos enseña a liberarnos. La liberación no es gratis, porque lo que es gratis, no se aprecia, no se valora. No se agradece. Se aprecia lo que a uno/a le cuesta. Es esa lucha, la renovación, el cambio, la conversión, el discernimiento, lo que nos lleva a ganar terreno en la liberación.

El ser mujer de Cristo, hombre de Cristo, liberados/as, no se compra, se asume, se vive. Es la vida misma, expresada en salud, en rescatar, proteger de abusos contra el ser humano. Es sanar, dar vida, guardar, proteger la vida del indefenso, del débil, del marginado, discriminado, el inmigrante, del rechazado.

El ser Cristiano=mujer=hombre de Cristo, no nos excusa de participar, en la liberación nuestra y en la de los demás. Esta tarea no admite muros ni fronteras, no discrimina, es inclusiva, no tiene colores, ni pertenece a ningún partido político. El ser mujer=hombre de Cristo, su estructura es la diversidad donde se entreteje la unidad del UNO, con dignidad.

¿Qué hemos hecho para ser mujer=hombre de Cristo?

El día, que el ser humano, nosotros/as logremos la plenitud en el UNO, ese día, tendremos el Reino de Dios en medio de nosotros/as. Ese día escucharemos a Jesús decirnos, al igual que lo hizo con esta mujer: “Pero Jesús, volviéndose y mirándola, le dijo: “Ten ánimo, tu hija, tu fe=fuerza=coraje=entusiasmo, te ha liberado”. Mateo 9:22 . AMEN.

*Presbitera católica

Envigado, Octubre 12/18

Los padres sinodales se comprometen a acercarse a los homosexuales y a «tomar en serio» a las mujeres


LA PERSECUCIÓN Y ASESINATOS DE SACERDOTES SE VUELVE EJE CENTRAL DEL SÍNODO SOBRE JUVENTUD

Hermana Kwon: «Es preciso aforntar el clericalismo y las diversas formas de exclusión»Hernán Reyes, 12 de octubre de 2018 a las 15:18  

La persecución y asesinatos de sacerdotes se vuelve eje central del Sínodo sobre juventudVatican NewsRELIGIÓN | VATICANO

El número de cristianos bajó de 1.500.000 a 400.000 en los últimos años. Fue la intervención más aplaudida, y cerró expresando su esperanza de ue un día el papa pueda visitar Irak

(Hernán Reyes, corresponsal en el Vaticano).- «La primera actitud de la Iglesia hacia todos es acercarse con amor, y esto vale también para las personas homosexuales. Por otra parte, se debe valorizar la «Humanae vitae»; la canonización de Pablo VI es una buena ocasión para ello». Monseñor De Jongtrazó, durante el briefing sobre lo hablado hoy en el Sínodo de la juventud, la cercanía de la Iglesia hacia homosexuales y mujeres.

«La presencia de las mujeres en el Sínodo es fuerte, y su voz es escuchada. El voto no implica un poder. Puedo asegurar que tomamos muy en serio las indicaciones que nos hacen las mujeres«, subrayó el prelado.

Por su parte, la hermana Kwon, de Corea, incidió en que «cada vez es más importante el papel de las mujeres en la Iglesia a la hora de hablar a los jóvenes». «Esto es algo que experimento en mi país», subrayó la religiosa, destacando que «es preciso afrontar el clericalismo y las diversas formas de exclusión«.

Los catorce círculos menores lingüísticos empezaron hoy a discutir la segunda parte del Instumentum Laboris del Sínodo de obispos dedicado a la Juventud, en el que el tema de la persecución a los cristianos y los asesinatos de sacerdotes y religiosos en lo que va del siglo se volvió un eje central de las discusiones en las últimas horas.Ver imagen en Twitter

Ver imagen en Twitter

Mons. De Jong: Actualmente estamos en la fase de discernimiento del #synod2018, no estamos solamente hablando. El discernimiento es precisamente el método de este Sínodo. Esto es lo que percibo durante los trabajos. #Synod2018live

Información y privacidad de Twitter Ads

«La Congregación General terminó este jueves la discusión sobre la segunda parte. Ahora, desde hoy hasta martes, la discutirán los círculos menores», planteó hoy el presidente de la comisión de información sinodal, Paolo Ruffini, al dar su tradicional briefing cotidiano a periodistas acreditados en el Vaticano sobre el desarrollo de la reunión que se desarrolla hasta el 28 de octubre.

Ruffini ilustró que durante las últimas discusiones en el Aula se recordaron «los sacerotes mártires en este siglo, entre el 200 y el 2017» y que se entegó a los 257 padres sinodales y a los participantes un «Dossier de más de 300 sacerdotes y obispos asesinados» confeccionado por la agencia Fides.

Con la muerte la semana pasada del sacerdote ecuatoriano de Quito, padre Arturo Pozo, el número de presbíteros asesinados en el mundo solo en lo que va de 2018 legó a 28, «cifra insólita si se compara a la de años precedentes»; según un informe del sitio especializado Il Sismógrafo.

En ese marco, el también prefecto del dicasterio para la comunicación de la Santa Sede resaltó el «momento de conmoción» que se vivió al escuchar el relato de un joven iraquí que relató la realidad de su país en ese tema.Ver imagen en Twitter

Ver imagen en Twitter

Mons. Barron: No tengo elementos para comentar la dimisión del cardenal Wuerl, pero estoy seguro de que lo ha hecho por el bien de la Iglesia. #Synod2018live

Información y privacidad de Twitter Ads

«Habló de la minoría cristiana en Irak y e los asesinados en el siglo. El número de cristianos bajó de 1.500.000 a 400.000 en los últimos años. Fue la intervención más aplaudida, y cerró expresando su esperanza de ue un día el papa pueda visitar Irak», describió Ruffini.

«Nos sacó de las preocupaciónes que tenemos en el primer mundo para darnos cuenta de que hay gente en el resto del mundo muriendo por su fe cristiana. Incluso jóvenes», agregó en esa línea el obispo de Macriana de Mauritania y auxiliar de Los Ángeles, monseñor Robert Emmet Barron.

Además, según el prefecto, también estuvo entre los temas de discusión «la inmigración como una de las cuestiones centrales de nuestro tiempo, ya se a nivel entre continentes o dentro del mismo continente, como se da a menudo en África», ejemplificó.

https://www.periodistadigital.com/religion/vaticano/2018/10/12/los-padres-sinodales-se-comprometen-a-acercarse-a-los-homosexuales-y-a-tomar-en-serio-a-las-mujeres-religion-i

La Iglesia Episcopal Anglicana expresa su posicionamiento pastoral al pueblo salvadoreño, ante la canonización de Mons. Romero.


IGLESIA EPISCOPAL ANGLICANA DE EL SALVADOR·JUEVES, 11 DE OCTUBRE DE 2018

LA IGLESIA Y SAN ROMERO: LA VIDA PLENA EN CRISTO Y EN EL PRÓJIMO

14 de octubre de 2018   

La Iglesia Anglicana Episcopal de El Salvador, y del mundo entero, ha reconocido y venerado hace muchos años, la santidad de Monseñor Oscar Arnulfo Romero y Galdámez, humano, pastor y mártir. Por ejemplo, en 1979, fue propuesto al premio noble de la paz por 118 parlamentarios de la cámara Inglesa; en 1998, se colocó su busto en la abadía de Westminster; desde 1996 está su imagen en la catedral nacional episcopal de San Pedro y San Pablo de Washington, USA; la fecha de su martirio, el 24 de marzo, está presente en el santoral anglicano episcopal. De igual manera, otras iglesias de diversas denominaciones; universidades y organismos internacionales, como la ONU, han reconocido el legado del santo defensor de la dignidad humana y divina presente en la creación. La santidad le ha sido reconocida por su vida íntegra solidaria, defensora de las víctimas, y, por su compromiso práctico por eliminar el pecado que mata, discrimina, excluye, denigra, odia e idolatra al mal y profana el nombre de Dios y su obra: el ser humano y la creación. A San Romero lo asesinaron fríamente y con planificación, porque tenía una pasión enardecida de defensa de las mujeres y hombres explotados, maltratados, víctimas de violación de derechos humanos y señalaba a los responsables de su época (las autoridades y el poder del dinero) y les pedía su conversión a Cristo. Tenía la claridad de que Dios estaba revelado, encarnado en esas personas desnutridas, enfermas, que tenían dificultad para vivir con unos salarios miserables, inhumanos y de hambre. Era un escándalo para el santo, que el Hijo de Dios, presente en los pobres, siguiera crucificado por la avaricia y el pecado de los falsos cristianos adoradores de ídolos, usurpadores de la tierra y sus frutos. San Romero, nos deja como legado el compromiso de trabajar juntos en la construcción de la paz y seguir el camino hacia el reino de Dios. La paz, tiene un ingrediente radical, y es la justicia. En la visión del Santo, Dios tiene un plan para toda la creación, y es que vivamos plenamente felices, unidos; que todas las criaturas vivamos en abundancia y dentro de un nuevo modelo de humanidad. Una humanidad de corazón nuevo que ama, practica la justicia, por la que el mismo Jesús fue crucificado (ejecutado). El reino de amor para los más vulnerables anunciado por Jesús, el Cristo, fue el criterio y la justificación de la vida de Romero, dedicada a proteger al prójimo; y demostró que en este país, había un desorden inhumano que mataba a las hijas e hijos del Eterno, e insistió en que había una solución: renunciar al mundo material, a los intereses egoístas, y ponerse en las manos de Dios, practicar la ley del amor y la fe.Como Iglesia Anglicana Episcopal de El Salvador, en nuestra oración agradecemos a Dios por darnos el don de San Romero, nuestro hermano, en esta historia y asumimos el compromiso de seguir sus legados, como reconocer en el ser humano, en el pobre y vulnerable, la presencia de Cristo; luchar por su dignidad humana y divina, con acciones muy concretas; trabajar por el Reino de Amor del Evangelio y denunciar a los pecadores ofreciéndoles la conversión; proteger toda la creación por justicia querida por Dios. “Viva nuestro Dios, viva nuestro santo Romero y en su pueblo”

https://www.facebook.com/notes/iglesia-episcopal-anglicana-de-el-salvador/la-iglesia-episcopal-anglicana-expresa-su-posicionamiento-pastoral-al-pueblo-sal/2592037020

FE-CANSADA. BOLETIN DE ARTICULOS


Fe Cansada

14 de octubre de 2018 – Luis Alemán MurPosted: 12 Oct 2018 05:01 AM PDTDomingo 28º del Tiempo Ordinario Ciclo B
Marcos 10,17-30:En aquel tiempo, cuando salía Jesús al camino, se le acercó uno corriendo, se arrodilló y le preguntó: «Maestro bueno, ¿qué haré para heredar la vida eterna?» Jesús le contestó: «¿Por qué me llamas bueno? No hay nadie bueno más que Dios. Ya sabes los mandamientos: no matarás, no cometerás adulterio, no robarás, no darás falso testimonio, no estafarás, honra a tu padre y a tu madre. “Él replicó: «Maestro, todo eso lo he cumplido desde pequeño.» Jesús se le quedó mirando con cariño y le dijo: «Una cosa te falta: anda, vende lo que tienes, dale el dinero a los pobres, así tendrás un tesoro en el cielo, y luego síguerne.» A estas palabras, él frunció el ceño y se marchó pesaroso, porque era muy rico. Jesús, mirando alrededor, dijo a sus discípulos: «¡Qué difícil les va a ser a los ricos entrar en el reino de Dios!» Los discípulos se extrañaron de estas palabras. Jesús añadió: «Hijos, ¡qué difícil les es entrar en el reino de Dios a los que ponen su confianza en el dinero! Más fácil le es a un camello pasar por el ojo de una aguja, que a un rico entrar en el reino de Dios.» Ellos se espantaron y comentaban: «Entonces, ¿quién puede salvarse?» Jesús se les quedó mirando. y les dijo: «Es imposible para los hombres, no para Dios. Dios lo puede todo.» Pedro se puso a decirle: «Ya ves que nosotros lo hemos dejado todo y te hemos seguido.» Jesús dijo: «Os aseguro que quien deje casa, o hermanos o hermanas, o madre o padre, o hijos o tierras, por mí y por el Evangelio, recibirá ahora, en este tiempo, cien veces más casas y hermanos y hermanas y madres e hijos y tierras, con persecuciones, y en la edad futura, vida eterna.»
Palabra del Señor
El reino de Dios y la riqueza. El reino que anuncia Jesús como mensajero de Dios es prácticamente incompatible con los ricos. Al menos mientras haya pobres en el mundo. Diríamos que Dios como padre de todos no puede aguantar que algunos de sus hijos se pudran de pobres mientras otros naveguen en la riqueza.
Desde siempre estamos mal acostumbrados a entender el evangelio desde la óptica de un reino de Dios como la gloria y el infierno después de muertos. Y sin embargo el reino de Dios del que habla Jesús es un reino en esta tierra y para esta tierra: una sociedad humana hecha por los humanos según el pensamiento de Dios.
Jesús habla el lenguaje y las formas del pueblo. El único que sabe. Lo que ocurre es que los evangelios lo escriben generaciones ya cristianas y creyentes del Jesús resucitado sentado a la derecha del Padre. Lo cual hace que todo lo que dijo Jesús según sus evangelios tenga un valor más divino que humano.
«¡Qué difícil les va a ser a los ricos entrar en el reino de Dios!» Los discípulos se extrañaron de estas palabras. Jesús añadió: «Hijos, ¡qué difícil les es entrar en el reino de Dios a los que ponen su confianza en el dinero! Más fácil le es a un camello pasar por el ojo de una aguja, que a un rico entrar en el reino de Dios.»
Es un lenguaje muy directo. Lo entendemos todos. Quizá los especialistas dediquen demasiado tiempo en la comparación del camello y la aguja. Creo que no haría falta. Es una exageración popular y basta. Un rico dedicado a gozar de su dinero mientras a su lado un pobre se muere hambre, no es del reino que predica Jesús. Aunque el rico vaya mucho a misa.
Luis Alemán Mur
Las exigencias de la salvación – Casiano FloristanPosted: 12 Oct 2018 04:59 AM PDTFrase evangélica: «Vende lo que tienes, da el dinero a los pobres… y sígueme» 
1. La salud -de donde se deriva salvación- equivale, idealmente, a vida en plenitud (sin  rastro de enfermedad), a integridad personal (sin secuelas de alienación) y a armonía  global (en paz con todos y con Dios). Cumple todos los deseos y aspiraciones de la  persona y se expresa en la esperanza de la inmortalidad. No es mera ausencia de  desgracias y calamidades, sino realización plena del ser personal. Naturalmente, la salud  está constantemente amenazada por la enfermedad, el hambre y, en definitiva, el pecado y  la muerte. Sólo Dios es salud total, que se comunica en la historia; por eso es «bueno».
2. La salud cristiana, o salvación liberadora, abarca la totalidad de lo humano. No es la  mera inmortalidad del alma ni la retribución individual en forma de «vida eterna». Es  presencia ya actuante, aunque todavía no en su plenitud, del reino de Dios. Para recibir la  salud de Cristo no basta con guardar los mandamientos; es preciso, además, despojarse de  las riquezas y entrar en la comunidad de discípulos.
3. Evidentemente, la riqueza es un obstáculo considerable para entrar en el reino de Dios  o para seguir a Jesús, porque falsifica la relación con Dios y con los hermanos. En cambio,  la riqueza de los pobres está en el seguimiento de Jesús, en la fraternidad y en el reino. Se  plantea esta cuestión evangélica: «¿Quién podrá salvarse?». La salvación es irrupción de  Dios en la persona humana, que acepta y cree sin aferrarse al dinero o a la autosuficiencia.  La recompensa de los discípulos que lo han dejado todo es consecuencia del seguimiento:  formar parte de la comunidad eclesial ahora, y de la definitiva en la plenitud de los tiempos.  Lo que parece «primero» es lo «último», y viceversa.
REFLEXIÓN CRISTIANA:
¿Por qué nos aferramos tanto a las riquezas? 
¿Qué salvación es la que pretendemos?
 
Salmo LXXXIX – Luis AlemánPosted: 12 Oct 2018 04:57 AM PDTSalmo LXXXIXR/. Sácianos de tu misericordia, Señor.Enséñanos a calcular nuestros años,
para que adquiramos un corazón sensato.
Vuélvete, Señor, ¿hasta cuándo?
Ten compasión de tus siervos.Por la mañana sácianos de tu misericordia,
y toda nuestra vida será alegría y júbilo.
Danos alegría, por los días en que nos afligiste,
por los años en que sufrimos desdichas.
Que tus siervos vean tu acción,
y sus hijos tu gloria.
Baje a nosotros la bondad del Señor
y haga prósperas las obras de nuestras manos. R/
Sácianos de tu misericordia, Señor
Solo lo claman los que necesitan mucha misericordia.
Enséñanos a calcular nuestros años
Quien no calcula sus años, vive en un vacío
Baje a nosotros la bondad del Señor y haga prósperas las obras de nuestras manos
Sin bondad, la vida es un desierto.
Luis Alemán Mur
Con Jesús en Medio de la crisis – J.A. PagolaPosted: 12 Oct 2018 04:54 AM PDTAntes de que se ponga en camino, un desconocido se acerca a Jesús corriendo. Al parecer, tiene prisa para resolver su problema: “¿Qué haré para heredar la vida eterna?”. No le preocupan los problemas de esta vida. Es rico. Todo lo tiene resuelto.
Jesús lo pone ante la Ley de Moisés. Curiosamente, no le recuerda los diez mandamientos, sino solo los que prohíben actuar contra el prójimo. El joven es un hombre bueno, observante fiel de la religión judía: “Todo eso lo he cumplido desde joven”.
Jesús se le queda mirando con cariño. Es admirable la vida de una persona que no ha hecho daño a nadie. Jesús lo quiere atraer ahora para que colabore con él en su proyecto de hacer un mundo más humano, y le hace una propuesta sorprendente:“Una cosa te falta: anda, vende todo lo que tienes, dales el dinero a los pobres… y luego ven y sígueme”.
El rico posee muchas cosas, pero le falta lo único que permite seguir a Jesús de verdad. Es bueno, pero vive apegado a su dinero. Jesús le pide que renuncie a su riqueza y la ponga al servicio de los pobres. Solo compartiendo lo suyo con los necesitados podrá seguir a Jesús colaborando en su proyecto.
El hombre se siente incapaz. Necesita bienestar. No tiene fuerzas para vivir sin su riqueza. Su dinero está por encima de todo. Renuncia a seguir a Jesús. Había venido corriendo entusiasmado hacia él. Ahora se aleja triste. No conocerá nunca la alegría de colaborar con Jesús.
La crisis económica nos está invitando a los seguidores de Jesús a dar pasos hacia una vida más sobria, para compartir con los necesitados lo que tenemos y sencillamente no necesitamos para vivir con dignidad. Hemos de hacernos preguntas muy concretas si queremos seguir a Jesús en estos momentos.
Lo primero es revisar nuestra relación con el dinero: ¿Qué hacer con nuestro dinero? ¿Para qué ahorrar? ¿En qué invertir? ¿Con quiénes compartir lo que no necesitamos? Luego revisar nuestro consumo para hacerlo más responsable y menos compulsivo y superfluo: ¿Qué compramos? ¿Dónde compramos? ¿Para qué compramos? ¿A quiénes podemos ayudar a comprar lo que necesitan?
Son preguntas que hemos de hacernos en el fondo de nuestra conciencia y también en nuestras familias, comunidades cristianas e instituciones de Iglesia. No haremos gestos heroicos, pero si damos pequeños pasos en esta dirección, conoceremos la alegría de seguir a Jesús contribuyendo a hacer la crisis de algunos un poco más humana y llevadera. Si no es así, nos sentiremos buenos cristianos, pero a nuestra religión le faltará alegría.
González Faus a ViganóPosted: 12 Oct 2018 04:51 AM PDT“Una carta para agradecer sus críticas a Francisco, aunque no las comparta”
José I. González Faus, a Viganó: “Dios escribe derecho con nuncios torcidos”
“Otros críticos también han obrado buscando el mayor bien de la Iglesia”
J. I. González Faus,
sj., 07 de octubre de 2018.

Ha devuelto a la Iglesia aquella libertad de opinión pública que Pío XII, en 1950, declaró como absolutamente necesaria en la iglesia de Dios
Hermano en el Señor: Le llamo así porque mi ordenador espiritual no me tolera palabras como Eminencia o Príncipe de la Iglesia; me las subraya de rojo y cuando le pido alternativa me ofrece otras en la línea de fraternidad, servicio…
En cualquier caso, esta es una carta para darle las gracias. En concreto, para agradecer sus críticas al papa Francisco. Agradecerlas aunque no las comparto.
Le doy las gracias por la siguiente razón: durante mucho tiempo, no pocos cristianos, laicos, religiosos o presbíteros se han sentido obligados a levantar su voz criticando a la Iglesia. La mayoría lo hacía con la mejor voluntad de servirla. Pero se han visto tachados de falta de amor a su madre, de pretender crear “una iglesia paralela”, de buscar su propio protagonismo…
En cambio, Usted ha declarado nítidamente que sus duras críticas a Francisco estaban inspiradas solo por un gran amor a la Iglesia y son fruto de un deseo de ayudarla a mejorar. Le creo. Pero también comprenderá que las pequeñas virtudes o buenas intenciones que tenemos no son exclusivamente nuestras. Por tanto, hemos de admitir que también aquellos otros críticos, al menos muchos de ellos, han obrado buscando el mayor bien de la Iglesia y tratando de evitar la dura reconvención paulina: “por culpa vuestra es blasfemado el nombre de Dios entre las gentes”.
Sé de alguien que recibió algún bofetón sagrado por haber dicho que la curia romana ha creado más ateos que Marx, Freud y Nietzsche juntos. No iba contra nadie en concreto sino contra un organismo que tantas veces, y desde hace siglos, se ha reconocido muy necesitado de reforma.
Usted, en cambio, ha devuelto a la Iglesia aquella libertad de opinión pública que Pío XII, en 1950, declaró como absolutamente necesaria en la iglesia de Dios, añadiendo que si esa libertad faltaba, sería síntoma de una enfermedad en la Iglesia, de la que sería responsable no el pueblo sino sus pastores.
También conocerá sin duda el valiente artículo de J. Ratzinger “libertad de espíritu y obediencia” en El nuevo pueblo de Dios, que es uno de sus mejores libros. Allí dice que lo que necesita la Iglesia de hoy no son aduladores sino gente capaz de jugarse su carrera por amor a ella. Déjeme decir pues, parodiando un refrán de mi país que, a veces, “Dios escribe derecho con nuncios torcidos”.
Evidentemente, la libertad de palabra tiene sus límites y nunca debe perder el respeto a la persona. Por eso, lo único que censuro de sus palabras contra Francisco no son sus críticas (que, repito, no las comparto), sino la falta de respeto personal al pedir su dimisión en público. Ahí creo que se pasó.
Si, como dicen algunos, ha sido usted víctima de otros poderes económicos norteamericanos que lo que no toleran no es una supuesta debilidad ante la pederastia sino la enseñanza económica de este papa, eso yo no puedo juzgarlo. Es Usted quien debe examinarlo.
Y luego de eso, resulta que estamos, a la vez, muy lejos pero bastante cerca. Que el Espíritu de Dios nos haga comprender a todos que, aunque “es bueno que haya disidencias” (1 Cor 11,19…), sin embargo “Cristo no está dividido” (1 Cor 1,13).

 
Afectuosa bienvenida a los chinosPosted: 12 Oct 2018 04:47 AM PDTEl Papa llora de alegría al anunciar la presencia en el Sínodo de dos obispos chinos
“Gracias a su presencia, la comunión de todo el Episcopado con el Sucesor de Pedro es aún más visible””
           C.D./EFE, 03 de octubre de 2018
“Hoy, por primera vez, están también aquí con nosotros dos hermanos obispos de China continental”, dijo Francisco visiblemente conmovido y que tuvo que interrumpir durante algunos segundos su homilía
Francisco pide a los jóvenes, con palabras del Concilio: “Edificad con entusiasmo un mundo mejor que el de vuestros mayores”
Dos obispos chinos participarán por primera vez de un Sínodo mundial en el Vaticano
Francisco, rotundo: “El acuerdo con China lo he firmado yo, yo soy el responsable”
Lágrimas de alegría del Papa Francisco hoy en la misa de apertura del Sínodo de los Jóvenes a causa de la presencia en dicha misa, y por primera vez en un evento así en el Vaticano, de dos obispos de la China continental. Al pontífice hasta se le quebró la voz al anunciar su asistencia: uno de los primeros frutos del reciente acuerdo provisorio entre Pekín y la Santa Sede.
“Hoy, por primera vez, están también aquí con nosotros dos hermanos obispos de China continental”, dijo Francisco visiblemente conmovido y que tuvo que interrumpir durante algunos segundos su homilía.
Después continuó: “Démosles nuestra afectuosa bienvenida: gracias a su presencia, la comunión de todo el Episcopado con el Sucesor de Pedro es aún más visible”.
Su presencia en el Vaticano es una señal de la distensión en las relaciones entre China y la Santa Sede tras alcanzar este principio de acuerdo sobre las modalidades para nombrar a los obispos chinos.
Durante más de 60 años, Pekín no consintió que el Vaticano nombrara a sus obispos en el país y se crearon dos Iglesias católicas, una la llamada Patriótica, reconocida por las autoridades, y otra Tradicional o clandestina que era leal a la Santa Sede.
Tras el acuerdo y la legitimación por parte del Papa Francisco de siete obispos que habían sido ordenados por Pekín, llegaron a Roma Yang Xaoting y Guo Jincai para participar en el sínodo, del 3 al 29 de octubre.
Yang Xaoting fue nombrado obispo por el Papa Benedicto XVI, mientras que Guo Jincai pertenecía a la Iglesia Patriótica y es uno de los que fueron legitimados por Francisco tras el acuerdo.
Aunque las negociaciones comenzaron hace 30 años, el Papa Francisco ha impulsado fuertemente durante su pontificado la firma de la acuerdo y en el vuelo de regreso de su viaje a los países Bálticos asumió “su total responsabilidad” en esta firma

 
La iglesia y los no casados – Vatican NewsPosted: 12 Oct 2018 04:36 AM PDTLA IGLESIA Y LOS NO CASADOS.
 Reitera la necesidad de un “catecumenado permanente” para el sacramento del matrimonio
 
 El Papa, a la Rota
 Vatican News.
 El Papa pide que la Iglesia acoja “incluso a los jóvenes que deciden convivir sin casarse”
El matrimonio no es sólo un acontecimiento social, sino un verdadero Sacramento
A los cónyuges que experimentan serios problemas en su relación y se encuentran en crisis, es necesario ayudarles a revivir su fe
El Papa encontró, al final de las jornadas de estudio y reflexión, a los participantes en el curso de formación sobre matrimonio y familia promovido por la Diócesis de Roma y el Tribunal de la Rota Romana. A ellos subrayó la importancia del acompañamiento eclesial en cada etapa del matrimonio, y la necesidad de un catecumenado permanente que involucre a todos: sacerdotes, agentes pastorales y esposos cristianos
A los cónyuges que experimentan serios problemas en su relación y se encuentran en crisis, es necesario ayudarles a revivir su fe y a redescubrir la gracia del Sacramento: lo dijo el Papa encontrando a los participantes en el Curso diocesano de formación sobre matrimonio y familia promovido por la diócesis de Roma y el Tribunal de la Rota Romana en la Basílica de san Juan de Letrán, en la tarde del 27 de setiembre.
El matrimonio exige una preparación adecuada
El Papa se dirigió a los participantes en la conclusión de las jornadas de reflexión y estudio sobre los desafíos y los proyectos pastorales concernientes a la familia, considerada como iglesia doméstica y santuario de la vida. “Es un campo apostólico vasto, complejo y delicado al que hay que dedicar energía y entusiasmo en el intento de promover el Evangelio de la familia y de la vida”, les dijo.
“El matrimonio no es sólo un acontecimiento social, sino un verdadero Sacramento que implica una preparación adecuada y una celebración consciente. El vínculo matrimonial, de hecho, requiere una elección consciente por parte de los novios, que ponga en el centro la voluntad de construir juntos algo que nunca deberá ser traicionado o abandonado”.
Señalando las iniciativas en desarrollo en varias diócesis del mundo para que la pastoral familiar se adapte mejor a la realidad, subrayó la importancia del acompañamiento de los novios al matrimonio:
“Muchas veces la raíz última de los problemas, que salen a la luz después de la celebración del sacramento nupcial, se debe buscar no sólo en una inmadurez oculta y remota que estalla repentinamente, sino sobre todo en la debilidad de la fe cristiana y en la falta de acompañamiento eclesial, en la soledad en la que los recién casados suelen quedar después de la celebración del matrimonio. Sólo puestos ante la cotidianidad de la vida en común, que invita a los esposos a crecer en un camino de donación y sacrificio, algunos se dan cuenta de que no han comprendido plenamente lo que iban a comenzar”.
Se necesita un catecumenado permanente
De ahí que el Pontífice reiterara la necesidad de un “catecumenado permanente” para el Sacramento del matrimonio, que se refiera a su preparación, celebración y también a las primeras etapas sucesivas, porque “la mayor eficacia del cuidado pastoral se logra cuando el acompañamiento no termina con la celebración del matrimonio, sino que ‘acompaña’ al menos los primeros años de la vida conyugal”. Se trata de un camino compartido entre sacerdotes, agentes pastorales y esposos cristianos:
“Cuanto más profundo y extenso sea el camino de preparación en el tiempo, más las jóvenes parejas aprenderán a corresponder a la gracia y a la fuerza de Dios y desarrollarán también los ‘anticuerpos’ para afrontar los inevitables momentos de dificultad y fatiga de la vida matrimonial y familiar.
Ante las crisis ayudar a redescubrir la gracia del Sacramento
Con respecto a los cónyuges que se encuentran en crisis, el Santo Padre señaló la necesidad de ayudarles a revivir su fe y a redescubrir la gracia del Sacramento. E indicó que en algunos casos -que deberán ser evaluados “con rectitud y libertad interior”,- se ofrezcan las indicaciones apropiadas para emprender un proceso de nulidad:
“Quienes han comprendido que su unión no es un verdadero matrimonio sacramental y quieren salir de esta situación, puedan encontrar en los obispos, sacerdotes y agentes pastorales el apoyo necesario, que se expresa no sólo en la comunicación de las normas jurídicas, sino ante todo en una actitud de escucha y comprensión”.
Nuevo proceso matrimonial y acogida de quienes conviven sin casarse
A propósito del acompañamiento jurídico, el Papa señaló que la normativa sobre el nuevo proceso matrimonial constituye un instrumento válido, que requiere “una aplicación concreta e indiscriminada por parte de todos, en todos los niveles eclesiales”:
“Me alegró saber que muchos Obispos y Vicarios judiciales acogieron prontamente y puesto en práctica el nuevo proceso matrimonial, para consolar la paz de las conciencias, especialmente de los más pobres y alejados de nuestras comunidades eclesiales”.
Y deseó también que el horizonte de la pastoral familiar diocesana “sea cada vez más vasto, asumiendo el estilo propio del Evangelio, encontrando y acogiendo incluso a los jóvenes que deciden convivir sin casarse”. “¡Es necesario darles el testimonio de la belleza del matrimonio!”, concluyó
Tiempo Ordinario 28B – Seguimiento y Plenitud – Asun GutiérrezPosted: 12 Oct 2018 04:31 AM PDT

PREMIOS NOBEL DE LA PAZ DE 133 GALARDONADOS, SOLO 17 MUJERES HAN SIDO MUJERES.


Nobel de la Paz: De 133 galardonados solo 17 mujeres han recibido el premio
Nobel de la Paz: De 133 galardonados solo 17 mujeres han recibido el premio

Un 12,7% de los ganadores han sido mujeres; algunas han recibido el reconocimiento en conjunto con otras personas como lo hizo este 2018 la ex esclava sexual del Estado Islámico, Nadia Murad

Paz Fernandez
 12.10.2018

El pasado 5 de octubre el doctor congoleño Denis Mukwege y la activista Nadia Murad recibieron el Premio Nobel de la Paz 2018 por «sus esfuerzos para poner fin al uso de la violencia sexual como arma de guerra«.

Después de sufrir a manos de los yihadistas del Estado Islámico como esclava sexual, Nadia Murad se convirtió en una activista contra la violencia y en la décimo séptima mujer en ganar el reconocimiento. Ahora es parte de la corta lista de mujeres que han sido destacadas: sólo 17 de las 133 personas.

La trágica historia de la ganadora del premio Nobel de la Paz

Play VER VIDEO

Este año el galardón del Premio Nobel de la Paz recayó en dos personas, Nadia Murad y Denis Mukwege, quienes destacaron por su trabajo e historias de vida. Ella fue una esclava sexual que tras recuperar su libertad se convirtió en una activista que busca terminar con esta trata de personas. Él un ginecólogo que ayuda a las mujeres víctimas de violación en conflictos armados.

VER MÁS VIDEOS

Los premios Nobel comenzaron a efectuarse tras la muerte de Alfred Nobel- químico famoso por crear el dinamita- quien antes de fallecer donó una gran parte de su fortuna a una serie de premios. Entre ellos estaba el de Paz, el cual se otorga desde 1901 a «la persona que habrá hecho el mayor o el mejor trabajo para la fraternidad entre naciones, para la abolición o reducción de ejércitos permanentes y para la celebración y promoción de congresos de paz».premios nobel
Infogram

LAS MUJERES PREMIADAS

Bertha von 1906.PNG

1905, Baronesa Bertha von Sutther: Nacida en Praga en 1843, se convirtió en pacifista y escritora. Sus trabajos hablaban esencialmente sobre el valor de la paz. Una de sus obras más conocidas es «¡Abajo las armas!». Fue premiada como Presidenta honoraria de la Oficina Internacional por la Paz. 

000_PAR2003101600944.jpg


Foto: AFP

1931, Jane Addams: Recibió el premio junto a Nicholas Murray Butler. Socióloga y fundadora de la Liga Internacional de Mujeres por la Paz y la Libertad, fue reconocida por luchar para lograr acuerdos en medio de un ambiente bélico.

000_PAR2003101601010.jpg


Foto: AFP

1946, Emily Greene Blach: Profesora de historia y sociología. Estudió las condiciones de trabajadores, inmigrantes, minorías y mujeres; después de lo cual se declaró como socialista en 1906. Durante la Primera Guerra Mundial luchó por el desarme de las naciones y la paz.

Cuando Estados Unidos entró a la guerra, Blach y Jane Addams fueron identificadas como disidentes peligrosas.

En 1935 fue presidenta honorario de la Liga Internacional de Mujeres Pro Paz y libertad. Desde allí advirtió contra el fascismo y criticó a las democracias occidentales por no intentar detener a Hitler y Mussolini.

Su nobel fue compartido con John Raleigh Mott, consejero de la Asociación Cristiana de Jóvenes, una de las más antiguas ONG.

000_APP2001103114132.jpg
000_PAR2003101601027.jpg

1976, Betty Williams y Mairead Corrigan:  En agosto de 1976 Maired Corrigan perdió a tres de sus sobrinos cuando fueron atropellados por un fugitivo del IRA, quien abatido por tropas británicas en Belfast, Irlanda, perdió el control del automóvil.  

El terrible incidente llevó a Maired Maguire a convertirse en activista por la paz. A ella se unió Betty Williams, una secretaria que fue testigo del accidente donde fallecieron los tres niños católicos y que en la desesperación y el dolor comenzó a recolectar firmas contra la violencia en el conflicto Norirlandés.

Mairead supo de las acciones de Betty y ambas mujeres fundaron el Movimiento por la Paz en Irlanta del Norte, conocido también como Gente de Paz.

teresa de calcuta.PNG

Foto: AFP.

1979, Teresa de Calcuta:  Como parte de la iglesia Católica fue maestra en Calcuta. Luego en India su espiritualidad la llamó a una misión importante:ayudar a los pobres mientras se vive con ellos. Así fundó una nueva hermandad llamada Misioneras de la Caridad.

Junto a su grupo construyó hogares para niños huérfanos, ancianos leprosos y lugares para enfermos terminales en Calcuta y en otras zonas del mundo.

Ha sido criticada por tener una opinión dura sobre el aborto y por recibir tratamiento en un hospital; mientras a otros enfermos internados en los centros en los que trabajó, se les negaba tratamientos paliativo. 

000_APP2001101607658.jpg

Foto: AFP.

1982, Alva Myrdal:  Estudió filología y pedagogía. En el periodo entre guerras dedicó sus acciones a defender los derechos de las mujeres y a mejorar las condiciones de la clase obrera.

Luego de la Segunda Guerra Mundial fue parte de las Naciones Unidas y más tarde participó de las gestiones de desarme desde el gobierno sueco.

Recibió el premio junto al mexicano Alfonso García Robles «por su magnífico trabajo en las negociaciones de desarme de las Naciones Unidas, donde ambos han asumidos roles cruciales y ganado reconocimiento internacional».

000_APW2002052949128.jpg

Foto: AFP

1991, Aung San Suu Yi: Ministra en varios departamentos del gobierno de Birmania, fue condecorada por «su lucha no violenta por la democracia y los derechos humanos».

000_SAWH990310521810.jpg

Foto: AFP.

1992, Rigoberta Menchú Tum: Indígena maya-quinché nacida en Guatemala, se dedicó desde los 19 años a defender los derechos de los campesinos.

En medio del gobierno militar de Fernando Romeo Lucas García perdió a un hermano y a sus padres, quienes fueron torturados y asesinados.

Denunció las violaciones a los Derechos Humanos pacíficamente y luego fue exiliada dos veces. Luego de ello, Rigoberta comenzó a asistir al grupo de trabajo de la ONU en pro de las comunidades indígenas.

Se le otorgó el premio «por su trabajo en pro de la justicia y de la reconciliación etno-cultural basado en el respeto de los derechos de las personas indígenas»
 

Jody Williams.jpg


Foto: AFP.

1997, Jody Williams: Siendo estudiante de política internacional en la década de 1980, Jody trabajó en El Salvador. Allí se encontró con tierras llenas de minas antipersonales de la guerra y que habían provocado la mutilación de las extremidades de varios niños.

000_1921CD.jpg

Con esa experiencia en la espalda, en1991 Williams impulsó la Campaña Internacional para la Prohibición de Minas Terrestres (ICBL). Una de las consecuencias de sus actos fue la Convención de Otawwa que prohibió el uso, producción, venta y acumulación de estos objetos explosivos. El acuerdo lo firmaron 120 estados. 


Foto: AFP.

2003, Shirin Ebadi: La abogada iraní recibió el reconocimiento «por sus esfuerzos en pro de la democracia y los Derechos Gumanos. (…)especialmente en la lucha por los derechos de las mujeres y los niños».

El Comité Nobel también destacó los esfuerzos por reducir la tensión entre el mundo islámico y el occidental, tras los atentados de las Torres Gemelas el 11 de septiembre de 2001.

000_PAR2004100836985.jpg


Foto: AFP.

2004, Wangari Muta Maathai: Inició un movimiento popular en Kenia para disminuir la deforestación que había en los terrenos habitados por la población agrícola. Así, impulsó a las mujeres a plantar árboles en sus localidades y a pensar de manera más sustentable. El movimiento del Cinturón Verde se expandió también a otros países africanos.

Fue la primera académica en África Oriental y Central en estudiar un doctorado y la primera africana en recibir el Premio Nobel de la Paz. 
 

000_Par6566914.jpg


Foto: AFP.

2011, Tawakkol Karman, Leymah Gbowee y Ellen Johnson Sirleaf: Estas tres mujeres compartieron el premio «por su lucha no violenta por la seguridad de las mujeres y por los derechos de las mujeres a la plena participación en el trabajo de construcción de la paz».

Tawakkol Karman: La periodista nacida en Yemén realizó varias acciones en contra del régimen que gobernaba en ese tiempo. También co-fundó el grupo Woman Journalists Without Chains para promover la libertad de expresión.

Leymah Gbowee: Lideró el movimiento por la paz de mujeres en Liberia, importante para acabar la guerra civil de 2002. Además dedicó parte de su carrera a ayudar niños soldados afectados por traumas sicológicos provocados por los conflictos bélicos.

Ellen Johnson Sirleaf fue la primera presidenta mujer de Liberia entre 2006 y 2018. Cuando comenzó su mandato recibió a un país devastado por las guerras civiles entre 1989 y 29093. Durante su mandato se eforzó por promover la reconciliación, el desarrollo social y la paz.

malala.jpg

2014, Malala Yousafzai: Con 15 años fue víctima de un atentado en 2012 a manos de talibanes en Pakistán, quienes la quisieron asesinar por haber escrito un blog en la BBC desde 2009, sobre las experiencias durante la ocupación talibana y la prohibición del régimen a que las niñas estudien.

Luego de sobrevivir a tres disparos, se radicó en Inglaterra y es una activista por los derechos civiles y de las mujeres.

Con información de Nobel Prize

https://www.24horas.cl/data/nobel-de-la-paz-de-133-galardonados-solo-17-mujeres-han-recibido-el-premio–2834744

Monseñor Romero, en defensa de los derechos humanos y de la vida de los empobrecidos.


Juan José Tamayo, Director de la Cátedra de Teología y Ciencias de las Religiones. Universidad Carlos III de Madrid

iglesia catolicaoct112018 

Enviado a la página web de Redes Cristianas

Tamayo3

Iniciamos hoy la publicación de cuatro artículos de Juan José Tamayo con motivo de la canonización de monseñor Romero que tendrá lugar el 14 de octubre
Durante los tres años que estuvo al frente de la arquidiócesis de San Salvador –de 1977 1980- Monseñor Romero experimentó en su propia persona las agresiones procedentes de la violencia estructural y de la violencia terrorista militar, ambas coaligadas para terminar con su vida, como sucedió la fatídica tarde del 24 de marzo de 1980 durante la celebración de la eucaristía en el Hospital de la Divina Providencia en la colonia de Miramonte en presencia de unas cincuenta personas asistentes al acto litúrgico, que quedaron atónitas y se sintieron impotentes ante tamaño acto criminal.

La respuesta a los diferentes tipos de violencia fue la defensa de los derechos humanos, pero no de manera genérica ni conforme a un universalismo abstracto, sino en la realidad salvadoreña, donde eran pisoteados sistemáticamente por los diferentes poderes del Estado y la oligarquía en “santa” alianza. Una defensa no desde fuera como persona que contempla el conflicto desde la neutralidad, sino implicándose en él directamente hasta mancharse las manos, no evadiéndose bajo la justificación de que su misión era solo religiosa y espiritual, sino tomando partido por las mayorías populares y las organizaciones populares, si bien críticamente. Una defensa de los derechos humanos de las personas y colectivos a quienes se les negaba. Especial atención prestó a la defensa de la vida de quienes la tenían más amenazada: la vida de los pobres. Lo puso de manifiesto en la homilía del 16 de marzo de 1980, una semana antes de ser asesinado con estas palabras:
“Nada hay más importante para la Iglesia que la vida humana, la persona. Sobre todo, de la persona de los pobres y oprimidos, que además de ser humanos, son también seres divinos, por cuanto de ellos dijo Jesús que todo lo que con ellos se hace Él lo recibe como hecho a Él. Y esa sangre, la muerte, están más allá de la vida Tocan el poder de Dios”. Hay aquí una apelación al Dios de la vida frente a los ídolos de muerte. Una vida que Romero no reduce a la espiritual y eterna, sino que centra en las condiciones materiales.

La vida de los pobres, o mejor, de las personas y de los colectivos empobrecidos por el sistema, fue su causa, que paradójicamente le costó su propia vida. Bien pudiera aplicarse a Monseñor Romero lo que su amigo el obispo-profeta hispano-brasileño Pedro Casaldàliga dijere de sí mismo: “Mis causas son más importantes que mi vida. Lo expresó teológicamente en el discurso de recepción del doctorado honoris causa concedido por la Universidad d Lovaina (2/2/1979), citando una afirmación de San Ireneo de Lyon, padre de la Iglesia primitiva y aplicándola a la realidad salvadoreña:
“Los antiguos cristianos decían; gloria Dei homo vivens (“la gloria de Dios es el ser humano que vive”). Nosotros podríamos concretar esto diciendo; Gloria Dei vivens pauper (“la gloria de Dios es el pobre que vive” o “la vida del pobre”). Creemos que desde la trascendencia del Evangelio podemos juzgar en qué consiste la verdad de la vida de los pobres, creemos también que poniéndonos del lado de ellos e intentando darles vida sabemos en qué consiste la eterna verdad de Evangelio”.

Romero hizo una defensa de los derechos humanos no sólo a través declaraciones. Creó en la arquidiócesis la Tutela Legal, que ha sido eliminada por el arzobispo actual. Se negó a participar en actos gubernamentales mientras no se investigara el crimen de Rutilio Grande y sus dos acompañantes Manuel Solórzano y Nelson Rutilio Lemus. Dio orden de cerrar los colegios dependientes del arzobispado en protesta por el la represión generalizada que sufría el país y por la persecución contra los sectores eclesiales comprometidos en la lucha por la justicia. El domingo 20 de marzo de 1977 ordenó la suspendió de todos los servicios religiosos arquidiocesanos y convocó a una misa delante de la catedral, a la que asistieron decenas de miles de personas.

La reconciliación fue una de las palabras más frecuentes en sus escritos. Citando a San Pablo, llama a los cristianos y cristianas a ejercer el servicio de la reconciliación y a trabajar por una “Iglesia de reconciliación” (Homilía del 16/3/198).

Denuncia de la oligarquía y de los poderes político y militar

Romero hace una crítica directa, radical, con nombres propios, a los poderes coaligados en la represión popular: el Gobierno, las Fuerzas Armadas, los cuerpos de seguridad, la judicatura, la derecha política y la oligarquía.

Denuncia “la fuerte represión y la violencia cruda, cruel y despiadada” de la derecha, que constituye una verdadera provocación a los grupos organizados:
“Algunos –asevera- llegan a creer en la posibilidad de un entendimiento entre solo cuerpos de D’ Abuisson. Queremos señalar la intervención del Sr. D’ Abuisson por lo que tiene de falaz, de mentirosa y de deformadora. Esperamos que la Fuerza Armada haya podido medir la falsedad de este señor que quiere nombrar héroe nacional a un torturador, que no se hace cargo ni de los desaparecidos, ni de los asesinados, ni de los torturados. Que confunde la letra de los estatutos de ORDEN con su práctica inveterada de amedrentamiento y de muerte, y que aporta testimonios falsos, que no engañan ni al más tonto” (Homilía de Romero, 10.02.1980).
La reacción de D’ Abuisson ante tan directa denuncia no se hizo esperar. Sólo un mes y medio después Romero caía abatido por las balas de un sicario contratado por el creador de los escuadrones de la muerte.

Critica la absolutización del poder, de las organizaciones políticas, el frente de la derecha, que en El Salvador –dice- se identifica con la riqueza, la propiedad privada, cuestiona el frente de la ultraderecha, las organizaciones fantasma o reales “que amenazan a muerte, acribillan a balaos, secuestran”. Califica esta actitud de idolatría de dioses que se están cobrando vidas humanas y de servidores del dios Moloc, que exigía sacrificios de niños. Critica también a las organizaciones armadas de la extrema izquierda por sus crímenes e idolatrías” (Homilía 12/8/1979).

Las críticas de Romero en sus homilías alcanzan hasta el corazón del poder económico de El Salvador: la oligarquía, a la que acusa de poseer la tierra que es de todos los salvadoreños. Es a ella a quien responsabiliza de haber dinamitado la emisora de la archidiócesis, YSAX. Y explica el motivo de dicha destrucción y de la violencia desplegada por los oligarcas:
“La oligarquía, al ver el peligro de que pierda completamente el dominio que tiene sobre el control de la inversión, de la agro-exportación y sobre el casi monopolio de la tierra está defendiendo sus egoístas intereses: no con razones, no con apoyo popular, sino con lo único que tiene: el dinero que le merite comprar armas y pagar mercenarios, que están masacrando al pueblo y ahogando toda legítima expresión que clama justicia y libertad. Por eso estallan todas las bombas manejadas bajo este signo. También la de la UCA. Por ello también han asesinado a tantos campesinos, estudiantes, maestros, obreros y demás personas organizadas” (Homilía de Romero, 24.02.1980).

Citando la Epístola de Santiago y a los Padres de la Iglesia recuerda a la oligarquía: “lo que tienes lo has robado. Lo has robado al pueblo que perece en la miseria. Lo has robado”. Citando a Pablo VI cuando era arzobispo de Milán pide a los oligarcas que se despojen de los bienes injustos, si no quieren ser despojados. Condena la idolatría de la riqueza y de la propiedad privada que hace consistir la grandeza del ser humano en el “tener” olvidándose de que la verdadera grandeza es “ser”. Citando el discurso de Juan Pablo II en Puebla, recuerda que “sobre toda propiedad privada grava una hipoteca social” (19.07.1979).

Denuncia la “absolutización de la riqueza”, que considera el gran mal de El Salvador y la propiedad privada como absoluto intocable, porque, afirma, “no es justo que unos pocos tengan todo y lo absoluticen de forma que nadie lo pueda tocar”, mientras “la mayoría marginada se está muriendo de hambre” (Homilía 17/8/1979).

La idolatría de la riqueza constituye, a juicio de Romero, el mayor peligro para el país, y la injusticia social es la razón de la violencia y del malestar general del pueblo. Pareciera que el papa Francisco hubiere leído las homilías de Romero y se hubiera inspirado en ellas cuando escribió la Exhortación Apostólica “La alegría del evangelio”, donde formula los cuatro “noes” más radicales contra el modelo capitalista en su actual versión neoliberal:
– No a una economía de la exclusión (nn. 54)
– No a la nueva idolatría del dinero (nn. 55- 56).
– No a un dinero que gobierna en lugar de servir (nn. 57-58)
– No a la inequidad que general violencia (nn. 59-60)

En el terreno de la idolatría de la riqueza, Romero invierte el orden entre esclavitud y libertad. Es libre la persona que no está subyugada al dios Dinero; es esclavo el idólatra del dinero. La utilidad del dinero no es un fin en sí mismo, sino un medio; está al servicio del ser humano, no viceversa (Homilía 15/7/1979).

En la crítica de la idolatría de la riqueza monseñor Romero se sitúa en la mejor tradición anti-idolátrica de los profetas de Israel, Jesús de Nazaret, Bartolomé de Las Casas, Antonio Montesinos, Marx, Ignacio Ellacuría, el papa Francisco Y la teología de la liberación. Una tradición que hemos de recuperar en nuestra crítica del idólatra neoliberalismo. Moisés sorprendió al pueblo judío adorando al becerro de oro. El neoliberalismo adora el oro del becerro. Y creo que muchos cristianos también.

http://www.redescristianas.net/monsenor-romero-en-defensa-de-los-derechos-humanos-y-de-la-vida-de-los-empobrecidosjuan-jose-tamayo-director-de-la-catedra-de-teologia-y

Esta es la homilía que Óscar Romero estaba dando cuando fue asesinado.


Óscar Romero12 de octubre de 2018.FacebookGorjeoEmail

Arzobispo Romero con san Juan Pablo II (Wikimedia Commons).

Como arzobispo de San Salvador, Óscar Romero abogó por los pobres y trabajó por la paz en medio de una escalada de la guerra civil. Por esta razón, fue asesinado al concluir su homilía el 24 de marzo de 1980. El domingo 14 de octubre, Óscar Romero será canonizado en Roma.

La misa se ofreció por el primer aniversario de la muerte de Sara Meardi de Pinto, madre de Jorge Pinto, editor y editor de El Independiente , un pequeño periódico semanal. La lectura del evangelio fue jn. 12: 23-26:

Ha llegado la hora de que el Hijo del Hombre sea glorificado. Les aseguro que, a menos que el grano de trigo caiga al suelo y muera, seguirá siendo infértil. Pero si muere, produce un gran rendimiento. Los que aman su propia vida la pierden; Aquellos que se odian en este mundo serán preservados para la vida eterna. Que el que quiera servirme, me siga; y mi criado estará donde yo esté. El que me sirve será recompensado por mi Padre.

James R. Brockman, SJ, autor de Romero: A Life (Orbis Books) y editor / traductor de The Violence of Love (Harper) de Romero, reexaminó la grabación de la homilía del Arzobispo Romero y publicó la siguiente traducción de la misma el 28 de marzo. , 1992, número de América :

Debido a lo que Jorgito ha escrito en el editorial de hoy en El Independiente , tengo cierta comprensión de sus emociones filiales en el aniversario de la muerte de su madre. En particular, puedo vislumbrar su noble espíritu, cómo puso toda su educación refinada, su amabilidad, al servicio de una causa que hoy es tan importante: la verdadera liberación de nuestro pueblo.Acabas de escuchar el Evangelio de Cristo, que uno no debe amarse a sí mismo tanto como para evitar involucrarse en los riesgos de la vida que la historia nos exige.tuitea esto

Mis queridos hermanos y hermanas, creo que no solo debemos orar esta noche por el eterno descanso de nuestra querida Doña Sarita, sino sobre todo que debemos retomar su mensaje, al que todo cristiano debe dar una vida intensa. Muchos no entienden, y piensan que el cristianismo no debería involucrarse en tales cosas. Pero, por el contrario, usted acaba de escuchar el Evangelio de Cristo, que uno no debe amarse a sí mismo tanto como para evitar involucrarse en los riesgos de la vida que la historia nos exige, que aquellos que evitarían el peligro perderán su vida, mientras Aquellos que por amor a Cristo se entreguen al servicio de los demás vivirán, como el grano de trigo que muere, pero solo aparentemente. Si no muriera, quedaría solo. La cosecha se produce porque muere, se deja sacrificar en la tierra y se destruye.

Desde su lugar en la eternidad, Doña Sarita confirma maravillosamente el mensaje del siguiente pasaje del Concilio Vaticano II, que he elegido en su nombre. Dice:

Se nos advierte que no se gana nada para ganar el mundo entero y perderse. Sin embargo, la expectativa de una nueva tierra no debe debilitar, sino estimular nuestra preocupación por perfeccionar esta tierra, donde crece el cuerpo de la nueva familia humana, un cuerpo que incluso ahora puede de alguna manera presagiar esa nueva era. Y así, en la medida en que el progreso temporal puede contribuir a un mejor ordenamiento de la sociedad humana, es una gran preocupación para el reino de Dios, aunque el progreso temporal debe distinguirse cuidadosamente del crecimiento del reino de Cristo.Hagamos lo que podamos. Todos podemos hacer algo, al menos tener un sentido de comprensión.tuitea esto

Porque después de que hayamos difundido los beneficios de la dignidad humana, la hermandad y la libertad a través de la tierra en el Espíritu del Señor y siguiendo su mandato, redescubriremos todos los buenos efectos de nuestra naturaleza y de nuestros esfuerzos, pero limpios de todas las manchas, iluminados y transfigurados. . Entonces Cristo entregará al Padre «un reino eterno y universal: un reino de verdad y vida, un reino de santidad y gracia, un reino de justicia, amor y paz» [Prólogo de la Misa de Cristo Rey]. “En esta tierra ese reino ya está presente en el misterio. Cuando el Señor regrese, su perfección se logrará «[ Gaudium et Spes , No. 39].

Esta es la esperanza que nos inspira a los cristianos. Sabemos que todo esfuerzo por mejorar una sociedad, especialmente una que está tan inmersa en la injusticia y en el pecado, es un esfuerzo que Dios bendice , que Dios desea , que Dios exige de nosotros. Y cuando uno encuentra personas generosas, como Sarita, y su pensamiento encarnado en Jorgito y en todos los que trabajan por estos ideales, debe tratar de purificarlos, por supuesto, cristianizarlos, vestirlos con la esperanza de lo que hay más allá. Eso los hace más fuertes, y nos da la seguridad de que todo lo que trabajamos en la tierra, si lo alimentamos con una esperanza cristiana, nunca será un fracaso. Lo encontraremos en una forma más pura en ese reino donde nuestro mérito estará en lo que hemos trabajado aquí en la tierra.

Creo que aspirar no tiene ningún propósito en un momento de esperanza y lucha en este aniversario. Recordamos con gratitud a esa mujer generosa que pudo simpatizar con las preocupaciones de su esposo y de su hijo y de todos los que trabajan por un mundo mejor, y que agregó su propia parte, su grano de trigo, en su sufrimiento. Sin lugar a dudas, esto garantizará que su recompensa celestial será proporcional a ese sacrificio y comprensión, que muchos carecen en este momento en El Salvador.HISTORIAS RELACIONADAS

Una historia oral de la película ‘Romero’.Jim McDermott

Ivette Escobar, estudiante de la Universidad Centroamericana de San Salvador, ayuda a terminar una alfombra en honor a las víctimas en el asesinato de 1989 de seis jesuitas, su ama de llaves y su hija en el campus de la UCA, parte de la conmemoración del 25 aniversario de los mártires jesuitas. en 2014. (foto CNS / Edgardo Ayala) 

Corte de El Salvador reabre investigación de masacre de jesuitas en 1989Kevin Clarke

Les ruego a todos, queridos hermanos y hermanas, veamos estos asuntos en este momento de nuestra historia con esta esperanza, con este espíritu de ofrenda, de sacrificio, y hagamos lo que podamos. Todos podemos hacer algo, al menos tener un sentido de comprensión. La santa mujer que recordamos hoy no podría hacer muchas cosas directamente, pero podría alentar a quienes pueden trabajar, simpatizar con su lucha y, sobre todo, orar. Incluso después de su muerte, ella envía un mensaje desde la eternidad que vale la pena trabajar, porque todos esos anhelos de justicia, paz y bienestar que experimentamos en la tierra se hacen realidad si los iluminamos con la esperanza cristiana. Sabemos que nadie puede continuar por siempre, pero aquellos que han puesto en su trabajo un sentido de muy gran fe, de amor a Dios, de esperanza entre los seres humanos, descubrir que todo resulta en los esplendores de una corona que es la recompensa segura de todos los que trabajan así, difundiendo la verdad, la justicia, el amor y la bondad en la tierra. No permanece aquí, pero, purificado por el Espíritu de Dios, se cosecha para nosotros y se nos da para nuestra recompensa.

Esta Santa Misa, la Eucaristía, es en sí misma un acto de fe. Con la fe cristiana, sabemos que en este momento la hostia de trigo se transforma en el cuerpo del Señor que se ofreció para la redención del mundo y en ese cáliz el vino se transforma en la sangre que era el precio de la salvación. Que este cuerpo inmolado y esta sangre sacrificada por los humanos también nos alimente, para que podamos entregar nuestro cuerpo y nuestra sangre al sufrimiento y al dolor, como Cristo, no para sí mismo, sino para impartir nociones de justicia y paz a nuestro pueblo.

Entonces, unámonos íntimamente en fe y esperanza en este momento de oración por Doña Sarita y por nosotros mismos.

[En este momento, el disparo mortal golpeó al arzobispo Romero, y cayó herido de muerte].

¿Qué hay realmente detrás de la defensa del Papa por el cardenal Ouellet?


El reciente desprendimiento del Cardenal Marc Ouellet sobre el Arzobispo Carlo Maria Viganò llega en un momento en que los tradicionalistas de la Iglesia están preparando una estrategia para el próximo cónclave.

Robert Mickens, Roma 
Ciudad del Vaticano12 de octubre de 2018

El cardenal Marc Ouellet, durante la rueda de prensa de 2016 en el Vaticano. (Foto por M.Migliorato / CPP / CIric / Catholic Press Photo)

Partidarios más fieles Francisco han elogiado el cardenal Marc Ouellet de fuerza amonestando arzobispo Carlo Maria Viganò, que hace varias semanas exigió que el Papa renuncie porque – entre otras acusaciones – Informa deliberadamente ignorados de abuso sexual por el cardenal ahora degradado, Theodore McCarrick.

Ouellet, un franco-canadiense que ha sido prefecto de la Congregación para los Obispos desde 2010, publicó una mordaz carta abierta a Viganò el 7 de octubre en la que reprende al ex nuncio papal por desatar una «denuncia pública tan sensacional» del Papa.

Comenzando con la publicación del 26 de agosto (a través de dos publicaciones católicas tradicionalistas) de su extenso «testimonio», Viganò ha publicado otros documentos y dado varias entrevistas clandestinas para reiterar sus acusaciones. Ouellet dijo que sus afirmaciones eran «falsas», «descabelladas», «blasfemas», «incomprensibles», «aborrecibles» y motivadas políticamente para herir a Francisco.

Demoliendo los reclamos contra el papa Francisco.

Así que tres saludos para Marc Ouellet, ¿verdad? Porque en palabras de un observador del Vaticano desde hace mucho tiempo, la carta abierta del prefecto «destruye totalmente» las afirmaciones de Viganò.

Bueno no exactamente. Como Paul Moses escribió recientemente en nuestra publicación asociada, Commonweal , todavía hay algunos vacíos sin resolver en esta historia. La carta abierta de Ouellet no los completa.

Quienes consideraron creíbles a Viganò y sus acusaciones, y merecían una respuesta del Vaticano punto por punto, quedaron aún menos impresionados por la refutación del cardenal.

Pero dejemos de lado, por un momento, los reclamos y las contrademandas y hagamos otra pregunta: ¿cuál fue el verdadero propósito detrás de la carta abierta de Ouellet en primer lugar? ¿Fue realmente, y solo, defender al Papa Francisco o fue principalmente defender su propio nombre?

El arzobispo Viganò, nuncio en los Estados Unidos de 2011 a 2016, mencionó al cardenal canadiense solo dos veces, y de manera marginal, en su «testimonio» original de 11 páginas en agosto pasado.

Pero en su misiva más reciente, emitida el 27 de septiembre, se burló de Ouellet por haber rendido sus principios eclesiásticos más conservadores y haber sido cooptado para apoyar a un Papa corrupto y poco ortodoxo.

«Al comienzo del pontificado del Papa Francisco, (Ouellet) había mantenido su dignidad, como había demostrado con valentía cuando era Arzobispo de Quebec», escribió Viganò.

«Más tarde, sin embargo, cuando su trabajo como prefecto de la Congregación para los Obispos fue socavado porque las recomendaciones para los nombramientos episcopales fueron pasadas directamente al Papa Francisco por dos» amigos «homosexuales de su dicasterio, sin pasar por el cardenal, se dio por vencido.

«Su largo artículo en L’Osservatore Romano , en el que se pronunció a favor de los aspectos más controvertidos de Amoris laetitia , representa su rendición», dijo el ex nuncio.

Luego, dirigiéndose directamente al cardenal, Viganò insinuó que Ouellet estaba ocultando información, es decir, que no estaba revelando la verdad sobre el asunto de McCarrick.

«Su Eminencia, antes de irme a Washington, fue usted quien me habló de las sanciones del Papa Benedicto a McCarrick. Usted tiene a su disposición documentos clave que incriminan a McCarrick y muchos de ellos en la curia por sus encubrimientos. Su Eminencia, le insto a dar testimonio de la verdad «.

Esas palabras, evidentemente, eran demasiado personales para el cardenal Ouellet.

El cardenal Ouellet se defiende

«Me doy cuenta de que estoy a punto de perder la dignidad que reconociste en mí por el solo hecho de haber permanecido fiel a las pautas del Santo Padre en el servicio que me confió en la Iglesia», comenzó el cardenal.

Luego, antes de presentar argumentos para distanciarse a sí mismo y al Papa Francisco de las acusaciones de Viganò, dijo: «Con el debido permiso pontificio, ofrezco aquí mi testimonio personal».

Algunos comentaristas suponen que el Papa de 81 años no solo le dio permiso a Ouellet para publicar su carta abierta a Viganò, sino que él, o sus ayudantes más cercanos, en realidad alentaron (y ayudaron) al cardenal a escribirla.

Sin embargo, se ha aprendido que Francisco no estaba a favor de la idea. Diferentes fuentes en el Vaticano afirmaron que tomó algún esfuerzo convencer al papa, quien entonces solo aceptó a regañadientes la publicación de la carta de Ouellet.

Eso sería más consistente con la manera en que el Papa Francisco ha respondido a los cargos de Viganò hasta ahora.

Cuando salieron las acusaciones iniciales en agosto pasado, el Papa dijo que «no diría una sola palabra» por el momento, y agregó que solo «podría» decidir hablar más tarde. No lo ha hecho hasta ahora.

Su consejo de nueve asesores cardinales (C9), en una declaración el 10 de septiembre, expresó su apoyo al Papa y señaló que el Vaticano estaba preparando una respuesta que ofrecería «las aclaraciones eventuales y necesarias» sobre las acusaciones de Viganò.

Luego, el 6 de octubre, un comunicado del Vaticano dijo que el Papa había ordenado un «estudio a fondo de toda la documentación presente en los archivos de los dicasterios y oficinas de la Santa Sede con respecto al ex cardenal McCarrick, a fin de conocer todos los hechos relevantes, para Colóquelos en su contexto histórico y para evaluarlos objetivamente «.

La carta abierta del cardenal Ouellet al arzobispo Viganò se publicó un día después en el sitio web oficial de noticias e información del Vaticano .

Hasta la fecha, él es el único funcionario del Vaticano, entre docenas el ex nuncio acusado de cubrir a McCarrick, que ha emitido una respuesta pública. Es el jefe de solo una de las varias oficinas de la Santa Sede que supuestamente tendría información sobre McCarrick en sus archivos.

¿Por qué hizo este movimiento unilateral y no esperó una declaración coordinada del Vaticano?

Preparando el próximo cónclave.

La verdadera razón puede estar relacionada con la intención más seria y siniestra que muchas personas han atribuido a la decisión del Arzobispo Viganò de «atacar» al Papa actual.

«Realmente parece un movimiento obvio de los conservadores para deslegitimar a Francisco», según David Gibson , director del Centro de Religión y Cultura de la Universidad de Fordham en Nueva York.

«Todo esto se coordinó cuidadosamente con los medios conservadores católicos y se cronometró cuidadosamente», dijo Gibson en los días inmediatamente posteriores a la publicación del «testimonio» original del ex nuncio.

Gibson, quien solía trabajar en Radio Vaticano y desde hace mucho tiempo informó sobre la Iglesia en Roma y Estados Unidos, dijo a la agencia de noticias Reuters que creía que los conservadores sentaban las bases para que uno de ellos fuera elegido como el próximo papa al dañar a Francisco Legado antes de que muera o renuncie.

«Es el comienzo de la campaña para el próximo cónclave», dijo.

En realidad, la «campaña» comenzó hace más de un año, mucho antes de que Viganò publicara sus explosivos cargos contra el Papa.

Antes de eso, Francisco y sus aliados, aunque fueron criticados por los tradicionalistas de la Iglesia, estaban consolidando con confianza los esfuerzos del papa para establecer bases sólidas para reformas eclesiales irreversibles.

Los críticos de Francisco parecían aceptar a regañadientes que no se podía hacer nada para detener este movimiento hasta el próximo pontificado.

Y mientras jugaban el juego de «esperar a Francisco», algunos en este grupo comenzaron a buscar formas de preparar una estrategia para aumentar las posibilidades de la elección de un Papa más tradicionalista y doctrinalmente intransigente. No sería fácil, dado que Francisco está avanzando poco a poco para nombrar a la mayoría de los cardenales que votarán por su sucesor.

Pero si se celebrara un cónclave hoy, es probable que solo un candidato de compromiso pueda surgir como papa, es decir, uno que pueda obtener suficiente apoyo tanto de los que son más tradicionales como de los que tienen una mentalidad más reformista (o ligeramente progresivo).

Buscando un candidato tradicionalista ‘moderado’

La candidatura de un cardenal con obvias inclinaciones neo-tridentinas, como la de Raymond Burke o Robert Sarah, estaría muerta en el agua.

Pero los pragmáticos anti-Francisco están encantados de que estos tipos continúen expresándose en contra del programa y las políticas del pontificado de una manera tan estridente y controvertida. Debido a que cuanto más hacen estos cardenales, más ayudan a otros que simpatizan (aunque menos extravagantemente) a sus preocupaciones que aparecen como normales y moderadas.

Marc Ouellet es uno de varios nombres que ha figurado entre estos estrategas de cónclave. Y él, que claramente mostró ambiciones de ser Papa en 2013 (como se reveló en una entrevista televisada por CBC ), ha seguido cuidadosamente el guión.

En primer lugar, aunque nunca ha sido un entusiasta partidario de Francisco, se ha abstenido de criticar al Papa actual.

Solidamente alineado con la persona y la enseñanza de Joseph Ratzinger / Benedicto XVI, el franco-canadiense tiene impresionantes credenciales pastorales y teológicas, al menos en el papel. También es multilingüe y multicultural. Y ha sido un obispo diocesano y el jefe de uno de los oficios más importantes de Roma.

Ouellet se unió a la prestigiosa sociedad de enseñanza sulpiciana poco después de la ordenación en 1968 y pasó la mayor parte de su vida sacerdotal como profesor y rector del seminario. Después de diez años en Colombia y luego otros nueve en Canadá, fue a Roma en 1997 para enseñar en el Instituto Juan Pablo II para el Matrimonio y la Familia.

También es un ex editor de Communio, la revista internacional fundada por Joseph Ratzinger y Hans Urs von Balthasar, ambos de cuyas teologías defiende.

Ouellet fue nombrado vicepresidente del Consejo Pontificio para la Promoción de la Unidad de los Cristianos el mismo día de marzo de 2001 que el Cardenal Walter Kasper fue nombrado presidente de esa oficina.

Pero los dos supuestamente no funcionaron bien juntos y 20 meses después Ouellet fue nombrado Arzobispo de Quebec, donde obtuvo su sombrero rojo tres años después de eso.

Benedicto XVI lo llamó a Roma en el verano de 2010 para ser prefecto de la Congregación para los Obispos, después de ocho años turbulentos como líder espiritual en una de las sociedades más secularizadas del mundo.

El cardenal Ouellet a menudo causó controversia al hablar sobre temas morales, pero su afabilidad y sinceridad lo ayudaron a suavizar algunas de las divisiones.

Los tradicionalistas católicos lo ven como un héroe silencioso, especialmente por la forma en que defendió las enseñanzas morales «no negociables» de la Iglesia mientras se encontraba en la Quebec profundamente anticlerical.

Ouellet es una de las figuras más amigables y complacientes que ocupan el extremo más tradicional del espectro en el Colegio de Cardenales.

Si alberga alguna ambición para suceder a Francisco, ha sido astuto en encontrar oportunidades para elogiar al Papa actual. Los llamados conservadores ya confían en él. Ha estado trabajando para ganar la confianza, o al menos evitar la alienación, el otro extremo del espectro de la universidad.

Aunque el cardenal Ouellet fue visto como un papabile (un posible papa) en el cónclave de 2013, muchos creen que su edad (que cumplirá 75 años el próximo junio) ya lo ha sacado de la contienda seria la próxima vez. Pero también pensaron lo mismo sobre los dos últimos papas. De hecho, Benedicto (78) y Francisco (76) eran aún mayores cuando fueron elegidos.

Si Marc Ouellet, de hecho, emerge como un candidato de compromiso en el próximo concurso papal, su edad podría funcionar a su favor.

Ciertamente, al defender vigorosamente al Papa Francisco en su carta abierta al Arzobispo Viganò (al menos aparentemente), el cardenal canadiense ha dado un paso más hacia la Presidencia de Pedro.

Sígueme en Twitter @robinrome

HOMENAJE AL RVDO. BILL WIPFLER.


Las nueve vidas de Bill Wipfler

FacebookTwitterLinkedInGoogle+CorreoImprimirWhatsApp

11_10_2018 HOY_JUEVES_111018_ Opinión8 A

Publicado el: 11 octubre, 2018

Por: Juan Bolivar Díaz

e-mail: juanbolivardiaz@gmail.com

Se el primero en comentar

Acaba de partir hacia la región infinita de los seres superiores el reverendo William L. Wipfler, un sacerdote episcopal que empezó su ministerio en la República Dominicana en plena Era de Trujillo y quedó atado a nosotros para siempre, pero cuyos méritos traspasan el inmenso territorio de Estados Unidos, y recorren todo el continente, hasta la Tierra del Fuego, donde no hubo dolor humano que no hiciera propio.
Por toda América hay gente que celebra en estos días la vida de este inmenso personaje que encarnó como pocos las virtudes y los mandamientos cristianos de buscar a Dios a través del amor al prójimo. Y tanto amó que no es posible llorarlo, sino celebrar sus nueve vidas, como le contaron hace justo tres años, en un homenaje que le rindieran en el Seminario de Nueva York donde fue ordenado en 1955.
Bill Wipfler llegó como misionero de la Iglesia Episcopal a La Romana en 1955, y allí nutrió su espíritu cristiano en la solidaridad con los trabajadores, generando tensiones con la tiranía trujillista, junto a su compañero de ministerio Phill Wheaton. Ambos sobrevivieron a la tiranía que ya había cobrado la vida de otro episcopal, el reverendo Charles Raymond Barnes. Luego se convertirían en dos personajes de las iglesias norteamericanas. En 1967 Wipfler comenzó a dirigir el Departamento para América Latina del poderoso Concilio Nacional de Iglesias, el organismo cúpula de las iglesias protestantes de Estados Unidos. Desde 1977 y hasta el 88, dirigió el Departamento de Derechos Humanos del concilio.
Ecumenista de primera línea no aceptaba límites ni horizonte, su campo visual era el universo de los seres humanos. Estuvo en primera línea en la lucha por los derechos civiles de los norteamericanos, contra la guerra de Vietnam y fue un crítico del dominio de las empresas transnacionales. Se vinculó a la teología de la liberación que blandieron las vanguardias católicas latinoamericanas hace 50 años, tras la Conferencia del Episcopado en Medellín.
Wipfler se multiplicaba y se ganaba declaraciones de no grato por los dictadores de Brasil, Argentina, Nicaragua y El Salvador. Nos contó que fue el último en recibir la comunión de manos del arzobispo Romero en la víspera de que éste fuera asesinado en plena misa el 24 de marzo de 1980, y hace un par de años se apersonó a su beatificación en San Salvador.
Conocí a Wipfler en 1971 en Nueva York, cuando me tocó trabajar en el área de comunicaciones del Departamento para América Latina de la Conferencia de los Obispos Católicos de Estados Unidos. Con él y Wheaton he estado desde entonces en comunión humana. Fueron denunciantes de la intervención militar norteamericana a República Dominicana en 1965 y apoyaron política y financieramente al Comité Dominicano de Derechos que desde Nueva York denunció los asesinatos, cárceles y exilios políticos de la cuasi dictadura de Balaguer. En 1979 su influencia sobre accionistas de la Gulf & Western ayudó a presionar para conseguir que esa empresa devolviera al país 38 millones de dólares que nos correspondían por ventas futuras de azúcar del CEA. Tras una campaña de denuncias desde el diario El Sol la Gulf entregó esa suma a un patronato creado para obras en la región oriental.
Wipfler quiso entrañablemente a nuestro país y sus gentes y vino de visita repetidas veces. Le entrevistamos en Uno+Uno y en Jornada Extra y disfrutamos de sus afectos aquí y en Nueva York. Tuvo otro vínculo importante con el país al haber escrito su tesis doctoral sobre la Iglesia dominicana. Cepae la publicó como libro en 1980: “Poder, Influencia e Impotencia; La Iglesia como Factor Socio-Político en la República Dominicana”.
Amó tanto el país que ya cerca de los 90 años quería venir a despedirse, y a principio de este año me llamó para coordinar su visita y para poner en circulación una reedición de su libro en abril, pidiéndome que hiciera la presentación. Pero su cardiólogo no le autorizó tomar avión y le sugirió que lo dejara para fin del año. La semana pasada viajó al infinito. Todo lo que nos queda es celebrar las nueve vidas que el reverendo John Collins le atribuyó el 10 de octubre del 2015, cuando se despidió del ministerio activo en el seminario de Nueva York de donde partió hace 63 años para dar testimonio de inmenso pastor cristiano.-

http://hoy.com.do/las-nueve-vidas-de-bill-wipfler/

“Tengo miedo, me van a matar” (Mons. Romero)José M. Castillo, teólogo


Enviado a la página web de Redes Cristianas

Castillo1

Fuente: Teología sin censura
Nadie pone en duda que Monseñor Romero fue un obispo ejemplar. Tan ejemplar que cuanto más se va conociendo su vida, más se le aprecia y más se le admira. Esto es lo más claro y lo más seguro que puedo afirmar, después de los 17 años que fui profesor de Teología en la UCA, la Universidad que tienen los jesuitas en El Salvador (CA).

Yo no conocí a Romero. Porque cuando empecé a ir a Centro América, hacía ya nueve años que a él lo habían matado. Pero su recuerdo estaba entonces – y sigue ahora – tan vivo en el pueblo, en la gente, que todo el mundo habla de él. Sin duda alguna, Monseñor Romero es el salvadoreño más universal, que ha regalado aquel entrañable país a la Iglesia y al mundo.
Ahora, cuando el papa Francisco lo propone como ejemplo de creyente y de obispo, se recuerdan sus mejores ejemplos de vida y de fidelidad al Evangelio. Pero, en la vida de un hombre como Romero, siempre hay datos y detalles que nadie se imagina. Romero fue un santo. Pero, antes que un santo, fue un ser humano, profundamente humano. Y eso es lo que quiero recordar aquí.

Cuando el domingo 23 de marzo de 1980, el arzobispo Romero dijo en su homilía de la catedral de San Salvador: “¡En nombre de Dios, y en nombre de este sufrido pueblo, cuyos lamentos suben hasta el cielo cada día más tumultuosos, les suplico, les ruego, les ordeno en nombre de Dios: ¡cese la represión!”. Con estas palabras, Romero firmó su sentencia de muerte.

Aquel mismo domingo, por la tarde, un sacerdote – que pasados los años me lo contó – fue a ver a Monseñor Romero. El arzobispo estaba solo, en la pequeña casita que le habían dejado en “El Hospitalito”. El cura, que me contó esta escena, se encontró a Romero solo y emocionalmente “hundido”. Sus palabras fueron pocas y tremendas: “Tengo miedo, mucho miedo. Me van a matar. Y yo no quiero morir, porque amo la vida. Lo peor de todo es que me cuesta mucho rezar… No siento a Dios”.
El sacerdote que oyó estas palabras, intentó decirle algo, que pudiera dar aliento al arzobispo en “su Getsemaní”. Le pidió que insistiera en la plegaria. Y que intentara descansar. A la mañana siguiente, el mismo sacerdote volvió a ver a Romero. Había podido dormir un rato. Y estaba más animado. El final fue aquella misma tarde. Ya lo conocemos.

La Biblia nos dice que Jesús tuvo miedo antes de morir. Y “ofreció oraciones y súplicas, a gritos y con lágrimas, al que podía salvarlo de la muerte; y Dios lo escuchó, pero después de aquella angustia” (Heb 5, 7). Identificarse con el destino de los peor tratados por la vida es duro, muy duro. Y nadie se escapa de semejante destino. Si es que se toma en serio, y con todas sus consecuencias, el anhelo de justicia, que puede hacer más soportable este mundo. En esto consiste el centro del cristianismo, que no es una Religión. Es un “proyecto de vida”, que consiste en la lucha y el dolor por aliviar el sufrimiento que lleva consigo la vida.

Y que nadie me diga que esto es quedarse en la tierra, negando el cielo. Nada más – y nada menos – que Inmanuel Kant lo dejó dicho en una frase lapidaria: “La praxis ha de ser tal que no se pueda pensar que no existe un más allá”. Si esto se acepta de verdad y se integra en nuestras vidas, terminaremos gritando y con lágrimas. Pero eso será el precio de un mundo más humano, que nos abre la esperanza al más allá.

http://www.redescristianas.net/tengo-miedo-me-van-a-matar-mons-romerojose-m-castillo-teologo/

Anteriores Entradas antiguas

A %d blogueros les gusta esto: