FE-CANSADA. BOLETIN DE ARTICULOS


Fe Cansada

14 de octubre de 2018 – Luis Alemán MurPosted: 12 Oct 2018 05:01 AM PDTDomingo 28º del Tiempo Ordinario Ciclo B
Marcos 10,17-30:En aquel tiempo, cuando salía Jesús al camino, se le acercó uno corriendo, se arrodilló y le preguntó: «Maestro bueno, ¿qué haré para heredar la vida eterna?» Jesús le contestó: «¿Por qué me llamas bueno? No hay nadie bueno más que Dios. Ya sabes los mandamientos: no matarás, no cometerás adulterio, no robarás, no darás falso testimonio, no estafarás, honra a tu padre y a tu madre. “Él replicó: «Maestro, todo eso lo he cumplido desde pequeño.» Jesús se le quedó mirando con cariño y le dijo: «Una cosa te falta: anda, vende lo que tienes, dale el dinero a los pobres, así tendrás un tesoro en el cielo, y luego síguerne.» A estas palabras, él frunció el ceño y se marchó pesaroso, porque era muy rico. Jesús, mirando alrededor, dijo a sus discípulos: «¡Qué difícil les va a ser a los ricos entrar en el reino de Dios!» Los discípulos se extrañaron de estas palabras. Jesús añadió: «Hijos, ¡qué difícil les es entrar en el reino de Dios a los que ponen su confianza en el dinero! Más fácil le es a un camello pasar por el ojo de una aguja, que a un rico entrar en el reino de Dios.» Ellos se espantaron y comentaban: «Entonces, ¿quién puede salvarse?» Jesús se les quedó mirando. y les dijo: «Es imposible para los hombres, no para Dios. Dios lo puede todo.» Pedro se puso a decirle: «Ya ves que nosotros lo hemos dejado todo y te hemos seguido.» Jesús dijo: «Os aseguro que quien deje casa, o hermanos o hermanas, o madre o padre, o hijos o tierras, por mí y por el Evangelio, recibirá ahora, en este tiempo, cien veces más casas y hermanos y hermanas y madres e hijos y tierras, con persecuciones, y en la edad futura, vida eterna.»
Palabra del Señor
El reino de Dios y la riqueza. El reino que anuncia Jesús como mensajero de Dios es prácticamente incompatible con los ricos. Al menos mientras haya pobres en el mundo. Diríamos que Dios como padre de todos no puede aguantar que algunos de sus hijos se pudran de pobres mientras otros naveguen en la riqueza.
Desde siempre estamos mal acostumbrados a entender el evangelio desde la óptica de un reino de Dios como la gloria y el infierno después de muertos. Y sin embargo el reino de Dios del que habla Jesús es un reino en esta tierra y para esta tierra: una sociedad humana hecha por los humanos según el pensamiento de Dios.
Jesús habla el lenguaje y las formas del pueblo. El único que sabe. Lo que ocurre es que los evangelios lo escriben generaciones ya cristianas y creyentes del Jesús resucitado sentado a la derecha del Padre. Lo cual hace que todo lo que dijo Jesús según sus evangelios tenga un valor más divino que humano.
«¡Qué difícil les va a ser a los ricos entrar en el reino de Dios!» Los discípulos se extrañaron de estas palabras. Jesús añadió: «Hijos, ¡qué difícil les es entrar en el reino de Dios a los que ponen su confianza en el dinero! Más fácil le es a un camello pasar por el ojo de una aguja, que a un rico entrar en el reino de Dios.»
Es un lenguaje muy directo. Lo entendemos todos. Quizá los especialistas dediquen demasiado tiempo en la comparación del camello y la aguja. Creo que no haría falta. Es una exageración popular y basta. Un rico dedicado a gozar de su dinero mientras a su lado un pobre se muere hambre, no es del reino que predica Jesús. Aunque el rico vaya mucho a misa.
Luis Alemán Mur
Las exigencias de la salvación – Casiano FloristanPosted: 12 Oct 2018 04:59 AM PDTFrase evangélica: «Vende lo que tienes, da el dinero a los pobres… y sígueme» 
1. La salud -de donde se deriva salvación- equivale, idealmente, a vida en plenitud (sin  rastro de enfermedad), a integridad personal (sin secuelas de alienación) y a armonía  global (en paz con todos y con Dios). Cumple todos los deseos y aspiraciones de la  persona y se expresa en la esperanza de la inmortalidad. No es mera ausencia de  desgracias y calamidades, sino realización plena del ser personal. Naturalmente, la salud  está constantemente amenazada por la enfermedad, el hambre y, en definitiva, el pecado y  la muerte. Sólo Dios es salud total, que se comunica en la historia; por eso es «bueno».
2. La salud cristiana, o salvación liberadora, abarca la totalidad de lo humano. No es la  mera inmortalidad del alma ni la retribución individual en forma de «vida eterna». Es  presencia ya actuante, aunque todavía no en su plenitud, del reino de Dios. Para recibir la  salud de Cristo no basta con guardar los mandamientos; es preciso, además, despojarse de  las riquezas y entrar en la comunidad de discípulos.
3. Evidentemente, la riqueza es un obstáculo considerable para entrar en el reino de Dios  o para seguir a Jesús, porque falsifica la relación con Dios y con los hermanos. En cambio,  la riqueza de los pobres está en el seguimiento de Jesús, en la fraternidad y en el reino. Se  plantea esta cuestión evangélica: «¿Quién podrá salvarse?». La salvación es irrupción de  Dios en la persona humana, que acepta y cree sin aferrarse al dinero o a la autosuficiencia.  La recompensa de los discípulos que lo han dejado todo es consecuencia del seguimiento:  formar parte de la comunidad eclesial ahora, y de la definitiva en la plenitud de los tiempos.  Lo que parece «primero» es lo «último», y viceversa.
REFLEXIÓN CRISTIANA:
¿Por qué nos aferramos tanto a las riquezas? 
¿Qué salvación es la que pretendemos?
 
Salmo LXXXIX – Luis AlemánPosted: 12 Oct 2018 04:57 AM PDTSalmo LXXXIXR/. Sácianos de tu misericordia, Señor.Enséñanos a calcular nuestros años,
para que adquiramos un corazón sensato.
Vuélvete, Señor, ¿hasta cuándo?
Ten compasión de tus siervos.Por la mañana sácianos de tu misericordia,
y toda nuestra vida será alegría y júbilo.
Danos alegría, por los días en que nos afligiste,
por los años en que sufrimos desdichas.
Que tus siervos vean tu acción,
y sus hijos tu gloria.
Baje a nosotros la bondad del Señor
y haga prósperas las obras de nuestras manos. R/
Sácianos de tu misericordia, Señor
Solo lo claman los que necesitan mucha misericordia.
Enséñanos a calcular nuestros años
Quien no calcula sus años, vive en un vacío
Baje a nosotros la bondad del Señor y haga prósperas las obras de nuestras manos
Sin bondad, la vida es un desierto.
Luis Alemán Mur
Con Jesús en Medio de la crisis – J.A. PagolaPosted: 12 Oct 2018 04:54 AM PDTAntes de que se ponga en camino, un desconocido se acerca a Jesús corriendo. Al parecer, tiene prisa para resolver su problema: “¿Qué haré para heredar la vida eterna?”. No le preocupan los problemas de esta vida. Es rico. Todo lo tiene resuelto.
Jesús lo pone ante la Ley de Moisés. Curiosamente, no le recuerda los diez mandamientos, sino solo los que prohíben actuar contra el prójimo. El joven es un hombre bueno, observante fiel de la religión judía: “Todo eso lo he cumplido desde joven”.
Jesús se le queda mirando con cariño. Es admirable la vida de una persona que no ha hecho daño a nadie. Jesús lo quiere atraer ahora para que colabore con él en su proyecto de hacer un mundo más humano, y le hace una propuesta sorprendente:“Una cosa te falta: anda, vende todo lo que tienes, dales el dinero a los pobres… y luego ven y sígueme”.
El rico posee muchas cosas, pero le falta lo único que permite seguir a Jesús de verdad. Es bueno, pero vive apegado a su dinero. Jesús le pide que renuncie a su riqueza y la ponga al servicio de los pobres. Solo compartiendo lo suyo con los necesitados podrá seguir a Jesús colaborando en su proyecto.
El hombre se siente incapaz. Necesita bienestar. No tiene fuerzas para vivir sin su riqueza. Su dinero está por encima de todo. Renuncia a seguir a Jesús. Había venido corriendo entusiasmado hacia él. Ahora se aleja triste. No conocerá nunca la alegría de colaborar con Jesús.
La crisis económica nos está invitando a los seguidores de Jesús a dar pasos hacia una vida más sobria, para compartir con los necesitados lo que tenemos y sencillamente no necesitamos para vivir con dignidad. Hemos de hacernos preguntas muy concretas si queremos seguir a Jesús en estos momentos.
Lo primero es revisar nuestra relación con el dinero: ¿Qué hacer con nuestro dinero? ¿Para qué ahorrar? ¿En qué invertir? ¿Con quiénes compartir lo que no necesitamos? Luego revisar nuestro consumo para hacerlo más responsable y menos compulsivo y superfluo: ¿Qué compramos? ¿Dónde compramos? ¿Para qué compramos? ¿A quiénes podemos ayudar a comprar lo que necesitan?
Son preguntas que hemos de hacernos en el fondo de nuestra conciencia y también en nuestras familias, comunidades cristianas e instituciones de Iglesia. No haremos gestos heroicos, pero si damos pequeños pasos en esta dirección, conoceremos la alegría de seguir a Jesús contribuyendo a hacer la crisis de algunos un poco más humana y llevadera. Si no es así, nos sentiremos buenos cristianos, pero a nuestra religión le faltará alegría.
González Faus a ViganóPosted: 12 Oct 2018 04:51 AM PDT“Una carta para agradecer sus críticas a Francisco, aunque no las comparta”
José I. González Faus, a Viganó: “Dios escribe derecho con nuncios torcidos”
“Otros críticos también han obrado buscando el mayor bien de la Iglesia”
J. I. González Faus,
sj., 07 de octubre de 2018.

Ha devuelto a la Iglesia aquella libertad de opinión pública que Pío XII, en 1950, declaró como absolutamente necesaria en la iglesia de Dios
Hermano en el Señor: Le llamo así porque mi ordenador espiritual no me tolera palabras como Eminencia o Príncipe de la Iglesia; me las subraya de rojo y cuando le pido alternativa me ofrece otras en la línea de fraternidad, servicio…
En cualquier caso, esta es una carta para darle las gracias. En concreto, para agradecer sus críticas al papa Francisco. Agradecerlas aunque no las comparto.
Le doy las gracias por la siguiente razón: durante mucho tiempo, no pocos cristianos, laicos, religiosos o presbíteros se han sentido obligados a levantar su voz criticando a la Iglesia. La mayoría lo hacía con la mejor voluntad de servirla. Pero se han visto tachados de falta de amor a su madre, de pretender crear “una iglesia paralela”, de buscar su propio protagonismo…
En cambio, Usted ha declarado nítidamente que sus duras críticas a Francisco estaban inspiradas solo por un gran amor a la Iglesia y son fruto de un deseo de ayudarla a mejorar. Le creo. Pero también comprenderá que las pequeñas virtudes o buenas intenciones que tenemos no son exclusivamente nuestras. Por tanto, hemos de admitir que también aquellos otros críticos, al menos muchos de ellos, han obrado buscando el mayor bien de la Iglesia y tratando de evitar la dura reconvención paulina: “por culpa vuestra es blasfemado el nombre de Dios entre las gentes”.
Sé de alguien que recibió algún bofetón sagrado por haber dicho que la curia romana ha creado más ateos que Marx, Freud y Nietzsche juntos. No iba contra nadie en concreto sino contra un organismo que tantas veces, y desde hace siglos, se ha reconocido muy necesitado de reforma.
Usted, en cambio, ha devuelto a la Iglesia aquella libertad de opinión pública que Pío XII, en 1950, declaró como absolutamente necesaria en la iglesia de Dios, añadiendo que si esa libertad faltaba, sería síntoma de una enfermedad en la Iglesia, de la que sería responsable no el pueblo sino sus pastores.
También conocerá sin duda el valiente artículo de J. Ratzinger “libertad de espíritu y obediencia” en El nuevo pueblo de Dios, que es uno de sus mejores libros. Allí dice que lo que necesita la Iglesia de hoy no son aduladores sino gente capaz de jugarse su carrera por amor a ella. Déjeme decir pues, parodiando un refrán de mi país que, a veces, “Dios escribe derecho con nuncios torcidos”.
Evidentemente, la libertad de palabra tiene sus límites y nunca debe perder el respeto a la persona. Por eso, lo único que censuro de sus palabras contra Francisco no son sus críticas (que, repito, no las comparto), sino la falta de respeto personal al pedir su dimisión en público. Ahí creo que se pasó.
Si, como dicen algunos, ha sido usted víctima de otros poderes económicos norteamericanos que lo que no toleran no es una supuesta debilidad ante la pederastia sino la enseñanza económica de este papa, eso yo no puedo juzgarlo. Es Usted quien debe examinarlo.
Y luego de eso, resulta que estamos, a la vez, muy lejos pero bastante cerca. Que el Espíritu de Dios nos haga comprender a todos que, aunque “es bueno que haya disidencias” (1 Cor 11,19…), sin embargo “Cristo no está dividido” (1 Cor 1,13).

 
Afectuosa bienvenida a los chinosPosted: 12 Oct 2018 04:47 AM PDTEl Papa llora de alegría al anunciar la presencia en el Sínodo de dos obispos chinos
“Gracias a su presencia, la comunión de todo el Episcopado con el Sucesor de Pedro es aún más visible””
           C.D./EFE, 03 de octubre de 2018
“Hoy, por primera vez, están también aquí con nosotros dos hermanos obispos de China continental”, dijo Francisco visiblemente conmovido y que tuvo que interrumpir durante algunos segundos su homilía
Francisco pide a los jóvenes, con palabras del Concilio: “Edificad con entusiasmo un mundo mejor que el de vuestros mayores”
Dos obispos chinos participarán por primera vez de un Sínodo mundial en el Vaticano
Francisco, rotundo: “El acuerdo con China lo he firmado yo, yo soy el responsable”
Lágrimas de alegría del Papa Francisco hoy en la misa de apertura del Sínodo de los Jóvenes a causa de la presencia en dicha misa, y por primera vez en un evento así en el Vaticano, de dos obispos de la China continental. Al pontífice hasta se le quebró la voz al anunciar su asistencia: uno de los primeros frutos del reciente acuerdo provisorio entre Pekín y la Santa Sede.
“Hoy, por primera vez, están también aquí con nosotros dos hermanos obispos de China continental”, dijo Francisco visiblemente conmovido y que tuvo que interrumpir durante algunos segundos su homilía.
Después continuó: “Démosles nuestra afectuosa bienvenida: gracias a su presencia, la comunión de todo el Episcopado con el Sucesor de Pedro es aún más visible”.
Su presencia en el Vaticano es una señal de la distensión en las relaciones entre China y la Santa Sede tras alcanzar este principio de acuerdo sobre las modalidades para nombrar a los obispos chinos.
Durante más de 60 años, Pekín no consintió que el Vaticano nombrara a sus obispos en el país y se crearon dos Iglesias católicas, una la llamada Patriótica, reconocida por las autoridades, y otra Tradicional o clandestina que era leal a la Santa Sede.
Tras el acuerdo y la legitimación por parte del Papa Francisco de siete obispos que habían sido ordenados por Pekín, llegaron a Roma Yang Xaoting y Guo Jincai para participar en el sínodo, del 3 al 29 de octubre.
Yang Xaoting fue nombrado obispo por el Papa Benedicto XVI, mientras que Guo Jincai pertenecía a la Iglesia Patriótica y es uno de los que fueron legitimados por Francisco tras el acuerdo.
Aunque las negociaciones comenzaron hace 30 años, el Papa Francisco ha impulsado fuertemente durante su pontificado la firma de la acuerdo y en el vuelo de regreso de su viaje a los países Bálticos asumió “su total responsabilidad” en esta firma

 
La iglesia y los no casados – Vatican NewsPosted: 12 Oct 2018 04:36 AM PDTLA IGLESIA Y LOS NO CASADOS.
 Reitera la necesidad de un “catecumenado permanente” para el sacramento del matrimonio
 
 El Papa, a la Rota
 Vatican News.
 El Papa pide que la Iglesia acoja “incluso a los jóvenes que deciden convivir sin casarse”
El matrimonio no es sólo un acontecimiento social, sino un verdadero Sacramento
A los cónyuges que experimentan serios problemas en su relación y se encuentran en crisis, es necesario ayudarles a revivir su fe
El Papa encontró, al final de las jornadas de estudio y reflexión, a los participantes en el curso de formación sobre matrimonio y familia promovido por la Diócesis de Roma y el Tribunal de la Rota Romana. A ellos subrayó la importancia del acompañamiento eclesial en cada etapa del matrimonio, y la necesidad de un catecumenado permanente que involucre a todos: sacerdotes, agentes pastorales y esposos cristianos
A los cónyuges que experimentan serios problemas en su relación y se encuentran en crisis, es necesario ayudarles a revivir su fe y a redescubrir la gracia del Sacramento: lo dijo el Papa encontrando a los participantes en el Curso diocesano de formación sobre matrimonio y familia promovido por la diócesis de Roma y el Tribunal de la Rota Romana en la Basílica de san Juan de Letrán, en la tarde del 27 de setiembre.
El matrimonio exige una preparación adecuada
El Papa se dirigió a los participantes en la conclusión de las jornadas de reflexión y estudio sobre los desafíos y los proyectos pastorales concernientes a la familia, considerada como iglesia doméstica y santuario de la vida. “Es un campo apostólico vasto, complejo y delicado al que hay que dedicar energía y entusiasmo en el intento de promover el Evangelio de la familia y de la vida”, les dijo.
“El matrimonio no es sólo un acontecimiento social, sino un verdadero Sacramento que implica una preparación adecuada y una celebración consciente. El vínculo matrimonial, de hecho, requiere una elección consciente por parte de los novios, que ponga en el centro la voluntad de construir juntos algo que nunca deberá ser traicionado o abandonado”.
Señalando las iniciativas en desarrollo en varias diócesis del mundo para que la pastoral familiar se adapte mejor a la realidad, subrayó la importancia del acompañamiento de los novios al matrimonio:
“Muchas veces la raíz última de los problemas, que salen a la luz después de la celebración del sacramento nupcial, se debe buscar no sólo en una inmadurez oculta y remota que estalla repentinamente, sino sobre todo en la debilidad de la fe cristiana y en la falta de acompañamiento eclesial, en la soledad en la que los recién casados suelen quedar después de la celebración del matrimonio. Sólo puestos ante la cotidianidad de la vida en común, que invita a los esposos a crecer en un camino de donación y sacrificio, algunos se dan cuenta de que no han comprendido plenamente lo que iban a comenzar”.
Se necesita un catecumenado permanente
De ahí que el Pontífice reiterara la necesidad de un “catecumenado permanente” para el Sacramento del matrimonio, que se refiera a su preparación, celebración y también a las primeras etapas sucesivas, porque “la mayor eficacia del cuidado pastoral se logra cuando el acompañamiento no termina con la celebración del matrimonio, sino que ‘acompaña’ al menos los primeros años de la vida conyugal”. Se trata de un camino compartido entre sacerdotes, agentes pastorales y esposos cristianos:
“Cuanto más profundo y extenso sea el camino de preparación en el tiempo, más las jóvenes parejas aprenderán a corresponder a la gracia y a la fuerza de Dios y desarrollarán también los ‘anticuerpos’ para afrontar los inevitables momentos de dificultad y fatiga de la vida matrimonial y familiar.
Ante las crisis ayudar a redescubrir la gracia del Sacramento
Con respecto a los cónyuges que se encuentran en crisis, el Santo Padre señaló la necesidad de ayudarles a revivir su fe y a redescubrir la gracia del Sacramento. E indicó que en algunos casos -que deberán ser evaluados “con rectitud y libertad interior”,- se ofrezcan las indicaciones apropiadas para emprender un proceso de nulidad:
“Quienes han comprendido que su unión no es un verdadero matrimonio sacramental y quieren salir de esta situación, puedan encontrar en los obispos, sacerdotes y agentes pastorales el apoyo necesario, que se expresa no sólo en la comunicación de las normas jurídicas, sino ante todo en una actitud de escucha y comprensión”.
Nuevo proceso matrimonial y acogida de quienes conviven sin casarse
A propósito del acompañamiento jurídico, el Papa señaló que la normativa sobre el nuevo proceso matrimonial constituye un instrumento válido, que requiere “una aplicación concreta e indiscriminada por parte de todos, en todos los niveles eclesiales”:
“Me alegró saber que muchos Obispos y Vicarios judiciales acogieron prontamente y puesto en práctica el nuevo proceso matrimonial, para consolar la paz de las conciencias, especialmente de los más pobres y alejados de nuestras comunidades eclesiales”.
Y deseó también que el horizonte de la pastoral familiar diocesana “sea cada vez más vasto, asumiendo el estilo propio del Evangelio, encontrando y acogiendo incluso a los jóvenes que deciden convivir sin casarse”. “¡Es necesario darles el testimonio de la belleza del matrimonio!”, concluyó
Tiempo Ordinario 28B – Seguimiento y Plenitud – Asun GutiérrezPosted: 12 Oct 2018 04:31 AM PDT

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: