Sínodo 2018: María Luisa Berzosa quiere “defender la Iglesia desde dentro”


María Luisa Berzosa © Hijas de Jesús

María Luisa Berzosa © Hijas De Jesús

Entrevista a la única religiosa española en la AsambleaOCTUBRE 25, 2018 21:48ROSA DIE ALCOLEAEL SÍNODO DE LOS OBISPOSENTREVISTAS

(ZENIT – 25 oct. 2018).- “¡Usted es el altavoz del Sínodo!” le dijo el Papa Francisco tras verla en la portada de la revista Vida Nueva, junto a un joven que portaba un altavoz.

María Luisa Berzosa es la única religiosa española que participa en el Sínodo de los Obispos sobre los jóvenes, y admite que lo hace con muchas inquietudes y deseos “en la línea de que haya más inclusión, de que no seamos tan pocas mujeres, de que la Iglesia esté más presente como pueblo de Dios, no solo como jerarquía”.

“El deseo va unido al compromiso. En la medida que yo pueda, pues aquí estoy, jugando por ese compromiso”, indica. “Si en la Iglesia no tenemos las mujeres la puerta muy abierta, y se nos abre una rendija, yo entro por ahí. Esta vez se me abrió la rendija y aquí estoy”, dice sin tapujos.

“Defender la Iglesia desde dentro”

A la jesuitina María Luisa Berzosa le llegó por sorpresa la invitación a participar en el Sínodo de los Obispos, que se celebra en el Vaticano estos días, convocado por el Santo Padre para debatir las inquietudes y los problemas de los jóvenes de todo el mundo.

La consagrada de la Congregación Hijas de Jesús colabora en Entre culturas, que forma parte de Fe y Alegría, fue propuesta por un amigo para participar en esta XV Asamblea General Ordinaria del Sínodo, y vive esta experiencia como una ocasión para “hablar, luchar y defender la Iglesia desde dentro”, describe. “No sentirme espectadora”.

Ofrecemos la entrevista concedida en exclusiva a Zenit por María Luisa Berzosa:

***

ZENIT: ¿Cómo es su participación en el Sínodo?

María Luisa: Yo pertenezco a la comisión de expertos. Nuestra comisión tiene como objetivo escuchar, recoger todo lo que dice tanto en el aula como en los Círculos Menores y pasarlo a los dos secretarios especiales. Los que coordinan nuestra comisión son los secretarios especiales y nosotros somos colaboradores de esos secretarios. Después, en los grupos por lenguas, en los Círculos Menores, estamos también en cada uno dos expertos, entonces ayudamos también un poco el proceso de discernimiento de grupo y todos los días nos reunimos la comisión de expertos y ahí volcamos como va el proceso de los grupos, qué puntos son más incisivos, qué puntos son más debatidos… Hacemos recuento de lo que vaya pasando.

Nosotros recogemos y aportamos. También damos nuestra opinión, obviamente. Y en los grupos también hemos participado.

ZENIT: ¿Cuál  es su misión con los jóvenes?

María Luisa: Yo soy voluntaria en Entre Culturas, parte de Fe y Alegría, que está en España. Entonces allí hago mucha formación a voluntarios, que son jóvenes y adultos, digamos, porque para salir a países de fuera se exige tener 21 años. De ahí en adelante, es cuando yo hago la formación, hago mucho acompañamiento espiritual, y ahí hay todo tipo de gente.

Fui directora durante 11 años de la escuela Fe y Alegría en Italia para inmigrantes latinoamericanos, y a la vez trabajé en Fe y Alegría Argentina. Entonces, como trabajaba en Argentina, en este movimiento, mi congregación me pidió me pidió venir a coordinar esta escuela.

ZENIT: ¿Qué mensaje, y sobre todo, qué proposiciones concretas, va a llevar a España después de participar en este Sínodo?

María Luisa: Los jóvenes han pedido mucho –y yo también lo veo en mi tarea de acompañamiento– ser acompañados, ser escuchados, estar cerca, porque no solo el discernimiento –decían ellos, y es verdad– es para decidir si eres religioso o sacerdote, sino para muchas decisiones que hay que tomar en la vida, y yo lo siento en el acompañamiento espiritual que hago con las personas, que tengo que elegir carrera, que tengo que decidir novio/novia, que tengo que optar por decidir o aceptar un trabajo que me mandan a no sé donde…Estamos siempre decidiendo, ¿no? Entonces yo, si tengo que subrayar algo indicaría la escucha que indica la cercanía, la empatía, ponerse un poco en el lugar de los jóvenes de hoy, los que somos mayores tendemos a identificarnos con lo que fuimos o con lo que ya fue, y creo que hay que situarse en los jóvenes de hoy.

ZENIT: Hace unos días veíamos en Internet una iniciativa de mujeres católicas que piden poder votar en el Sínodo de los obispos, concretamente. ¿Qué le parece esta petición? Está siendo muy comentado por todos los que participan en el Sínodo, ¿cree que Francisco cambiará esto?

María Luisa: Yo espero que sí, por lo menos nos hemos empeñado mucho en que se oyeran esas voces. En una conferencia de prensa que dimos las religiosas en Radio Vaticana, me enteré de que había una petición de firmas, no me había llegado la noticia. Pero yo lo que sostengo es que para votar, primero hay que entrar –una cosa obvia–. Entonces yo para lo que estoy luchando es para que se amplíe la participación. Si uno participa, con pleno derecho tiene que votar. Entonces, es muy llamativo, –yo lo dije en mi grupo– es anti-testimonio que haya 10 superiores religiosos y 1 superiora general, que no puede votar, es una desproporción clamorosa.

Yo creo que si hay otro Sínodo, que lo habrá, yo creo que será de otra manera. También se habló el otro día de un Sínodo de las mujeres, y yo digo: “Con esta estructura no quiero Sínodo de las mujeres”, porque si va a haber 250 obispos y 30 mujeres (o 20 ó 25…). Entonces, si a mí me preguntan… porque claro, hay mucho derecho canónico por medio, no sé, yo no soy especialista, pero sería un Sínodo de pueblo de Dios, de Iglesia en sentido amplio. La jerarquía, por supuesto que es parte pero no solo. Entonces, jóvenes, ancianos… donde haya jóvenes, ancianos… monjas, gente soltera, gente divorciada… Esa es la Iglesia del Pueblo de Dios, que la sinodalidad tiene que ver que ver con el Vaticano II, es participación, es ampliación… Sínodo significa “todos juntos”, pues ¡todos juntos! No solo jerarquía y una proporción mínima. Hay que empujar la inclusión y la amplitud, en mi opinión.

ZENIT: ¿Cómo les trata el Papa en el día a día del Sínodo?

María Luisa: Estos días tengo unas fotos… ¡todas con anécdotas! Porque él se acerca a saludarme. Yo un día me puse en la fila para saludarle y hacerme la foto, y luego ya dije “ya está”. Pero el otro día pasó y yo me di cuenta de que me miraba y me dijo: A usted la he visto yo el otro día en la portada de la revista Vida Nueva. Me han puesto en la portada con un joven con un altavoz. Entonces me dijo: Sí, sí, la he visto. Entonces entramos en el ascensor, que estaba Baldisseri. Y subimos, y todavía en el ascensor, me dijo: “¡Pero que famosa es usted! El altavoz del Sínodo”. Y dije: “¡No, no! No exageremos, es el altavoz de los jóvenes, que me han buscado porque tengo mucha juventud acumulada, por nada más”. Se mató de la risa. Y el otro día salía él del ascensor, y estaba con unos compañeros esperando que pasara, y lo mismo, iba con el ordenador y me dijo: “¿Qué estás haciendo?”, digo: “Trabajando”. Dijo: “Bueno, pues si te cansas, este compañero tuyo, que tiene un buen licor… que te ponga una copa”, un portugués, de Radio Vaticana, jajaja, riéndose a carcajada limpia. Él rompe mucho el protocolo, es muy espontáneo.

ZENIT: Usted dijo que quiere defender la Iglesia desde dentro. Con este Papa, con este Sínodo… ¿Qué cosas cree que cambiarán?

María Luisa: Yo deseo que cambie la participación de la mujer, que se extienda, que se amplíe… que no puede ser que no haya presencia ni participación, y también en campos de responsabilidad de la Iglesia, porque no puede ser solo otro tipo de labores. Entonces, tomar partido como personas adultas dentro de la Iglesia, como se va haciendo… se va haciendo en la sociedad, es un ritmo lento, pero yo espero que sea así. Y también que sea un empuje, pero eso ya se tiene que hacer en cada diócesis, en cada lugar, en cada parroquia, para el mundo juvenil. Para el mundo juvenil, que yo no quiero verlo como un gueto: “Ay, estos son los jóvenes”, no. Un mundo que estemos interrelacionados, porque todos estamos con gente joven, con gente de mediana edad y con gente mayor, esas son las etapas de la vida, y no hacer guetos ni de ancianos, ni de jóvenes, ni de mujeres… No, yo soy de la inclusión. La diversidad. Es la mayor riqueza, y además es la realidad de la vida.

https://es.zenit.org/articles/sinodo-2018-maria-luisa-berzosa-quiere-defender-la-iglesia-desde-dentro/

La declaración del Sínodo planteará una «reforma histórica» para erradicar la pederastia en la Iglesia


SE CONSTATA «LA URGENCIA DE UN CAMBIO NECESARIO E INEVITABLE» SOBRE EL PAPEL DE LA MUJER, ADELANTA IL MESSAGERO

La mayor polémica está en la inclusión o no en el texto final de términos relacionados con la cultura LGTBIJesús Bastante, 25 de octubre de 2018 a las 17:54  

Mujeres en el Sínodo de los JóvenesRELIGIÓN | VATICANO

«Se quiere utilizar un lenguaje inclusivo, pero no enredarnos con las palabras, sino ofrecer una propuesta para todos», apuntó a RD un padre sinodal, que entiende que el borrador «es bastante rico», y que «no defraudará»

(Jesús Bastante).- «Es necesario reconocer con humildad que detrás de la propagación de la cultura del abuso hay un vacío espiritual que se enfrenta a una conversión decisiva del corazón». El documento final del Sínodo, cuyo borrador votarán los padres sinodales el sábado antes de presentarlo al Papa, incluirá un rotundo mea culpa de la pederastia eclesial, al tiempo que planteará una «reforma eclesial de importancia histórica» para erradicar los abusos de la Iglesia católica.

Al menos así lo adelanta Il Messagero, que ha tenido acceso al borrador de texto que debaten los padres sinodales. En la línea de lo adelantado por los cardenales Marx y Tagle, el documento recogerá cómo «los abusos sexuales son también abusos de poder«, que se achacan a «la falta de responsabilidad y transparencia con la que se han manejado».

«Desafortunadamente, la Iglesia ha acabado asumiendo un estilo de ejercicio de poder que marca la historia del mundo, hecha de violencia contra los pequeños y vulnerables», apunta el borrador.

Y es que, pese a algunas oposiciones internas, el objetivo de Francisco no es otro que reflejan, ante el mundo y ante los jóvenes, «una Iglesia que se pone verdaderamente a la escucha y que no tiene siempre una respuesta prefabricada ya lista». Pese a todo, y al deseo del Papa de ofrecer un documento que arriesgue, se mantiene hasta el final la duda de si el texto final incluirá o no referencia a la terminología asociada con la cultura LGTBI.

«Se quiere utilizar un lenguaje inclusivo, pero no enredarnos con las palabras, sino ofrecer una propuesta para todos», apuntó a RD un padre sinodal, que entiende que el borrador «es bastante rico», y que «no defraudará».

Sin embargo, según lo adelantado por Il Messagero, las referencias al papel de la mujer en la Iglesia se limitan a dos puntos del documento, en concreto los 62 y 155. En los mismos, se dice que «entre los jóvenes surge la exigencia de un mayor reconocimiento y valorización de las mujeres en la sociedad y en la Iglesia», y se reconoce que «muchas mujeres desempeñan un papel insustituible en las comunidades cristianas, pero rara vez participan en los procesos de toma de decisiones, incluso cuando tales procesos no requieren responsabilidades ministeriales específicas o reconocimiento eclesial».

«La ausencia de la voz y la mirada femeninas empobrecen el debate y quitan al discernimiento una contribución preciosa. Es importante emprender procesos que hagan a todos más conscientes de la urgencia de un cambio necesario e inevitable«, recalca el primero de los puntos.

Por su parte, el número 155 añade que «un aspecto de particular importancia en este sentido es el de la presencia femenina en los cuerpos eclesiales en todos los niveles, también en función del liderazgo, y de la participación de las mujeres en los procesos de toma de decisiones eclesiales».

«Es un deber de justicia, que se inspira tanto en la forma en que Jesús se relacionó con los hombres y mujeres de su tiempo, como en la importancia del papel de algunas figuras femeninas en la historia de la Iglesia. El tema de la presencia femenina en las asambleas sinodales también se planteó, evitando la disparidad entre la representación de la vida religiosa masculina y femenina«, se apunta.

Al Sinodo il documento finale contiene solo 2 paragrafi sulle donne e la parità di genere https://www.ilmessaggero.it/vaticano/donne_papa_francesco_parita_genere_sinodo_chiesa_vaticano_suore_abusi-4063218.html … @ilmessaggeroit

Città del Vaticano – Altro che serie B. L’interesse per la condizione della donna nella Chiesa – segnata da una pesante discriminazione di genere – è stata…

https://www.periodistadigital.com/religion/vaticano/2018/10/25/la-declaracion-del-sinodo-plantea-una-reforma-historica-para-erradica

«LA VIDA ES SAGRADA» MARGARITA ROSA DE FRANCISCO.


 24 de octubre 2018 , 11:22 p.m.

El argumento que no me cuadra de los que condenan el aborto es el de ‘la vida es sagrada’. ¿Por qué entonces no se lo aplican a TODO lo que atente contra ella? Me pregunto por qué la decisión íntima de una mujer de no continuar el proceso de gestación produce más escándalo que el estilo genocídico que históricamente han practicado los Estados para perpetuar su hegemonía, como es el de reclutar obligatoriamente a jóvenes para echarlos como carne de segunda a quemarse en la guerra.

Ese acto tan masculino y oficial que es penetrar tierras ajenas con ejércitos de víctimas a las que llaman soldados y héroes de la patria no lo consideran pecado, y se les dice ‘bajas’ a los asesinatos que se cometen en ese marco. Pero resulta que una mujer que renuncia a darle curso al desarrollo de un feto en su cuerpo sí es una criminal. Ese delito lo carga solo la mujer, pues el hombre que no quiere a su hijo y se desaparece no es más que un irresponsable.

No legalizar el aborto libre por miedo a que se vuelva un anticonceptivo es lo mismo que creer que por legalizar la droga se va a volver drogadicto todo el mundo. Tal vez el aborto como asunto de salud pública no sería elegido como anticonceptivo, porque es un proceso riesgoso. Pero ¿qué podemos esperar las mujeres de una lógica cultural cimentada en la Biblia, un libro fascinante pero lleno de símbolos misóginos que desde el Génesis ilustra la creación de la mujer a partir de la existencia del varón, reduciéndola a ser un ente sin potestad sobre su propio cuerpo ni derecho a una identidad independiente? ¿Qué nos enseñan los pasajes que cuentan cómo un padre sí puede sacrificar a su primogénito para negociar con un Dios chantajista?

La mujer es juzgada por “matar” a un ser humano potencial, mientras que en el hombre está representado el ‘deber divino y patriótico’ de asesinar a miles en acto y a la vista de todo el mundo, apoyado hasta por las leyes internacionales que acuñan expresiones aberrantes como ‘guerra humanitaria’. No, perdón, señoras y señores defensores de la vida, eso es lo que tiene de sospechoso la moral, que es creada a conveniencia de este falogocentrismo que nos tiene jodidas desde hace miles de años y a través del cual hacen pasar todo tipo de preceptos como si fueran universales y que, tristemente, las mujeres mismas, sus damnificadas directas, defienden sin darse cuenta.

MARGARITA ROSA DE FRANCISCO

https://www.eltiempo.com/opinion/columnistas/margarita-rosa-de-francisco/la-vida-es-sagrada-por-que-entonces-no-se-lo-aplican-

«La experiencia de las mujeres no se considera excluida y marginada, las mujeres se están distanciando de la Iglesia», dice la periodista e historiadora italiana Lucetta Scaraffia Lucetta Scaraffia Italia 24 de octubre de 2018


https://international.la-croix.com/news/experience-of-women-not-considered/8695



Aquí está la respuesta de Lucetta Scaraffia, periodista e historiadora italiana que edita la revista mensual para mujeres del periódico del Vaticano L’Osservatore Romano. 

En la crisis que ha sacudido a la Iglesia en los últimos años, hemos visto el surgimiento de problemas que la Iglesia no ha querido o no ha sabido enfrentar en los últimos 50 años: la revolución sexual, el poder y la cuestión de las mujeres. 

La revolución sexual a menudo ha sido condenada, a menudo justificadamente, por sus aspectos negativos. 

Sin embargo, nunca se ha examinado con seriedad, ni se han tenido en cuenta sus aspectos positivos. La comunidad católica realmente debería …
Publicado por Bridget Mary Meehan a las 8:11 PM

https://bridgetmarys.blogspot.com/2018/10/experience-of-women-not-considered.html

«El sínodo: ¿Quién está escuchando a quién?» 23 de octubre de 2018 por Phyllis Zagano, Reportera Nacional Católica


https://www.ncronline.org/news/opinion/just-catholic/synod-who-listening-whom

20181022T1202-0084-CNS-SYNOD-GROUPS-FUTURE.JPG

La observadora del sínodo italiano Federica Ancona habla durante un debate en grupos pequeños en el Sínodo de los Obispos sobre los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional en el Vaticano el 19 de octubre. (CNS / Vatican Media)Aquí está el comentario perfecto sobre el Sínodo de los Obispos de 2018 en curso:

¿Buena idea? Vino del Sagrado Corazón de María de los Estados Unidos, Hna.  Maureen Kelleher , en el sínodo de 2015. Sé que las cosas se mueven lentamente, pero esto es crítico. Las mujeres, que una vez hicieron el lento alejarse de la iglesia, ahora nunca llegan allí en primer lugar. La nueva generación (léase: juventud) siguió o fue llevada a cabo las puertas por sus madres, que ya habían tenido suficiente. Basta de pedardos y depredadores, de pastores corruptos o que no hacen nada, en resumen, una iglesia completamente controlada por hombres. Ninguna mujer permitiría que alguien se arrastrara cerca de un niño; ninguna mujer encubriría a un clérigo filantrero. Las mujeres podrían robar, pero es muy improbable que agoten las cuentas de la parroquia mientras están fuera de los cruceros. Y las ministras tienden a trabajar, no a jugar golf.Ejecute el video de cualquier ceremonia del Vaticano y, a excepción de algunas mujeres y niñas que traen los regalos o leen en sus idiomas nativos, está muy claro que se trata de una operación de hombres. ¿Quién rodea el altar? ¿Quién toca los vasos sagrados? ¿Quién distribuye la comunión?La ceremonia representa la realidad. Ya en el siglo quinto, los papas se quejaban de que las mujeres eran inmundas. Ese cargo, repetido y arraigado a lo largo de los años, ayudó a terminar tanto las ordenaciones de mujeres diáconos como de hombres casados. Las mujeres, por definición inmundas, no pueden acercarse al altar. Y los hombres que tocan a las mujeres se vuelven impuros.La confusión actual sobre las mujeres laicas que votan en el Sínodo de los Obispos aporta evidencia y desvía la discusión real. (Historia: invitaron al grupo que representaba a las órdenes religiosas e institutos de hombres a nombrar diez representantes. Los hombres enviaron a ocho sacerdotes y dos hermanos, todos miembros ahora votantes. El grupo de mujeres envió a siete hermanas, pero ninguna tiene voto). El negocio de los hombres Y la representación religiosa de las mujeres va en varias direcciones. Si, como la iglesia medieval, reconoces a los abades y abadesas como el equivalente de los obispos, entonces su representación y votación de hoy tienen sentido. Pero eso no equivale a los laicos votantes, religiosos o seculares, en un sínodo de obispos.El documento de trabajo  para el sínodo, el  instrumentum laboris  , se lee en parte como el análisis sociológico que contiene ( ritmo del Arzobispo Chaput). Pero la idea original era escuchar a los jóvenes. Entonces, esto es lo que los jóvenes dijeron que querían: reconocimiento del papel de las mujeres en la Iglesia y en la sociedad (n. 70); reflexión renovada sobre la vocación al ministerio ordenado (n. 102); y promoción de la dignidad de la mujer (n. 158). Ocurre que  al menos cinco  de los grupos lingüísticos individuales del sínodo, dos en francés y uno en inglés y alemán, han pedido una mayor participación de las mujeres en el liderazgo de la iglesia.Por supuesto, los jóvenes quieren mucho más, pero un aspecto central de sus peticiones es una llamada al respeto genuino de todas las personas, jóvenes y mayores, hombres y mujeres, tanto dentro como fuera de la iglesia. Existe una profunda comprensión de que el Evangelio da las respuestas, pero no hay una indicación clara de cómo las respuestas pueden concretarse con la acción.Eso es lo que la hermana Kelleher señaló: » para alentar a cada persona, hombre o mujer, a desarrollar sus habilidades para servir al Reino de Dios. Pido a nuestros líderes de la Iglesia que reconozcan cuántas mujeres que se sienten llamadas a servir al Reino de Dios». Dios no puede encontrar un lugar en nuestra Iglesia «.Es la hora.[Phyllis Zagano es investigadora principal asociada en residencia en la Universidad de Hofstra en Hempstead, Nueva York. Sus libros incluyen  Mujeres diáconos: pasado, presente, futuro (recientemente publicado en Canadá como  Des femmes diacres ) y  Sábado santo: un argumento para la restauración del diaconado femenino en la Iglesia católica . 

https://bridgetmarys.blogspot.com/2018/10/the-synod-who-is-listening-to-whom-oct.html

El Papa cesa al obispo de Memphis tras las denuncias de los fieles por mal gobierno pastoral


MONSEÑOR MARTIN HOLLEY ESTÁ ACUSADO DE HABER CERRADO ESCUELAS Y TRASLADADO CURAS SIN NINGUNA CONSULTA

Francisco nombra como administrador de la diócesis de Tennessee al arzobispo de Louisville, Joseph E. KurtzC. Doody/EFE, 24 de octubre de 2018 a las 17:02  

El cesado obispo de Memphis, Martin HolleyRELIGIÓN | AMÉRICA

(C. Doody/EFE).- Traslados sin consultas de hasta dos tercios de los párrocos de la diócesis. La clausura repentina de una multitud de escuelas. Violaciones de otros apartados de la ley canónica y hasta lagunas financieras. Son los motivos que han llevado al Papa Francisco a cesar del gobierno pastoral de la diócesis estadounidense de Memphis al obispo Martin D. Holley, tal y como informó hoy la Santa Sede en un comunicado.

Este mediodía, el Vaticano anunció que el Papa «ha relevado» al obispo Holley (Pensacola, Florida, 1954) como obispo de Memphis, cargo que el prelado ha ocupado relativamente poco tiempo, desde el 19 de octubre de 2016. Antes de trasladarse a esta diócesis del estado de Tennessee, Holley había ocupado el cargo de obispo auxiliar de Washington durante doce años.

En lugar de Holley, Francisco ha nombrado administrador apostólico «sede vacante et ad nutum Sanctae Sedis» a Joseph E. Kurtz, arzobispo de Louisville, que ejercerá este cargo hasta que se designe un nuevo obispo.

La decisión del pontífice de cesar a Holley se produce después de que el Vaticano emprendiera una investigación en junio para determinar si las múltiples quejas que fieles habían hecho de la gestión del obispo tenían o no fundamento.

Aunque los resultados de la visita apostólica llevada a cabo porWilton Gregory, arzobispo de Atlanta, y Bernard A. Hebda, arzobispo de St. Paul-Mineápolis, no ha sido hechos públicos, sí se sabe que ambos prelados pasaron tres días en la diócesis entrevistándose con fieles y sacerdotes locales.

Entre las acusaciones contra Holley que condujeron a la visita apostólica figuraban las de haber cerrado sin consulta ninguna 11 de las escuelas católicas de la diócesis. Habría también reasignado a hasta dos tercios del clero de la diócesis, lo que desató la ira y frustración de gran parte del laicado y provocó una fuerte caída en donativos a la diócesis.

Días después de haberse concluido la visita apostólica en Memphis en julio, el vicario judicial, moderador de la curia y canciller diocesano, monseñor Clement Machado, dimitió de forma inesperada, lo que fue interpretado por muchos como una admisión de culpabilidad de la cúpula eclesial local. En cuanto a Holley, ya ha sido notificado de que contra la decisión del Papa no cabe recurso alguno, y de que el nuncio en Washington, Christoph Pierre, espera que deje la cancillería tan pronto como este mismo viernes.

Martin Holley

https://www.periodistadigital.com/religion/america/2018/10/24/religion-iglesia-america-eeuu-papa-francisco-cesa-obispo-memphis-

Editorial: ‘Golpea, golpea. ¿Quién está ahí? ¡Más de la mitad de la iglesia!


EDITORIAL

25 de octubre de 2018por Redacción NCROpiniónJusticiaVaticanoEste artículo aparece en el Sínodo de la serie juvenil 2018 . Ver la serie completa .

20130312cnsbr14554 crop.jpg

Guardias suizos están de pie frente a las puertas de la Capilla Sixtina del Vaticano mientras los cardenales comienzan el cónclave para elegir al sucesor del Papa Benedicto XVI en marzo de 2013. (CNS / L'Osservatore Romano a través de Reuters)

Guardias suizos están de pie frente a las puertas de la Capilla Sixtina del Vaticano mientras los cardenales comienzan el cónclave para elegir al sucesor del Papa Benedicto XVI en marzo de 2013. (CNS / L’Osservatore Romano a través de Reuters)

«Llama, toca. ¿Quién está ahí? ¡Más de la mitad de la iglesia!»

Hay una sensación de inevitabilidad hasta el punto detrás del canto que atrajo la atención mundial cuando se gritó durante una protesta pacífica en el Vaticano el 3 de octubre cuando obispos y cardenales se dirigieron a la sesión de apertura del Sínodo de los Obispos sobre jóvenes. .

Organizada por la Conferencia de Ordenación de Mujeres, la protesta destacó el hecho de que a ninguna mujer se le permitió votar en las sesiones sinodales.

«Llama, toca. ¿Quién está ahí? ¡Más de la mitad de la iglesia!»

Es un metro pegadizo.

Hablando de mujeres, como lo hace, es cierto. Visita cualquier iglesia, en cualquier lugar, cualquier domingo. Nadie necesita una encuesta científica para aceptar el reclamo.

Recibe NCR entregado en tu bandeja de entrada. Regístrese para recibir boletines gratuitos .

Y muchachos, ustedes en el rojo y en el púrpura que hasta este momento en la historia de la iglesia católica han disfrutado del lujo de sentarse en exclusividad masculina y pronunciarse como príncipes para los casi 1.3 billones de católicos en la iglesia global, no han oído lo último. .

Las mujeres no se van. Y en este caso particular, quedaste atrapado en la red de tu propia lógica. Como informó recientemente Josh McElwee , el Hermano Lasaliano Robert Schieler, un miembro votante del sínodo, preguntó a un funcionario del sínodo antes de la reunión por qué las religiosas que asistían a las reuniones no podían votar.

Respondió el funcionario: «Bueno, porque tienes que ser ordenado para votar».

Pero Schieler, como hermano, no está ordenado. Entonces, Schieler se preguntó, «¿es esa la razón o no?»

No es. La verdadera razón no tiene nada que ver con las diferencias ontológicas ni con ninguna tradición que tenga sentido. Tiene que ver con el maquillaje biológico. Llamémoslo como realmente es, es sexismo. Y la clase de sexismo de la iglesia no es más persuasiva que cualquier otra por estar envuelta en una teología masculina que se tambalea sobre una exégesis que en gran parte ignora a las mujeres que fueron las primeras en la tumba vacía, la primera en llevar la historia de la Resurrección, y Jesús ‘Confianza inusual (por la época) en las mujeres a lo largo de su ministerio. Tiene cada vez menos sentido con cada año que pasa.

Si el reconocimiento mundial de cómo las culturas erróneas y otras teologías han sido sobre el lugar y el valor de las mujeres no es lo suficientemente convincente como para estimular un cambio significativo, tal vez el escándalo total al que se ha sometido una cultura clerical completamente masculina, la iglesia forzará un cambio .

Los obispos de EE. UU., Que han tropezado capa por capa de ese escándalo, intentarán un enfoque nuevo y admirable cuando se retiren en enero. El retiro será dirigido por un venerable maestro espiritual, otro hombre más. ¿Se atreverían a invitar a una fuerte voz femenina a la reunión? Podríamos sugerir algunos.

En unas pocas semanas, los obispos llenarán un gran salón de baile en Baltimore para llevar a cabo su reunión de negocios anual, y las únicas mujeres en la sala estarán al margen.

A excepción de las pantallas superiores y la votación electrónica, uno podría estar yendo hacia una escena de hace varios siglos.

La mayoría de las mujeres católicas tienen desde hace mucho tiempo las construcciones papales del «genio femenino» o de ser lanzadas como fresas sobre un pastel o interpretaciones de María que se detienen en alguna docilidad virginal mágica e ignoran la dura realidad de una madre que trata con un hijo predicador itinerante que termina El lado equivocado del derecho civil y religioso.

Golpe. Golpe.

Más de la mitad de la iglesia quiere entrar. Tienen mucho que ofrecer que se ha perdido.

https://www.ncronline.org/news/opinion/editorial-knock-knock-whos-there-more-half-church?utm_source=OCT_25_EDITORIAL_WO

ADIOS A JESUS MARIA PÉREZ, FUNDADOR DE LA ANUC Y GUARDÍAN DE SUS ARCHIVOS.


Video: Adiós a Jesús María Pérez, el guardián de los archivos de la Anuc

«Chucho», como lo conocían cariñosamente sus amigos, murió el 23 de octubre. Durante 50 años preservó la memoria de la organización campesina que él mismo ayudó a fundar en Sucre.

https://colombia2020.elespectador.com/verdad-y-memoria/video-adios-jesus-maria-perez-el-guardian-de-los-archivos-de-la-anuc

Está el CELAM respondiendo a la realidad que surge de nuestras iglesias?. Mensaje del Cardenal Rubén Salazar, Presidente del CELAM


23 de Agosto, 2018

Prensa Celam, 22 de agosto 2018. Con el nombre de “Palabra Iluminadora”, el Cardenal Rubén Salazar, Presidente del CELAM, presentó su mensaje para la reunión de coordinación de directivos. Esta tiene lugar estos días entre el 20 y 23 de agosto en Medellín, Colombia.

En el mensaje, el Cardenal Salazar hizo un recuento de lo vivido los últimos tres años, y agradeció cordialmente a los obispos y secretarios ejecutivos por el trabajo realizado en cada uno de los Departamentos. El mensaje fue dirigido a los presidentes y miembros de los Departamentos y Escuelas del CELAM.

Hablando de las dificultades que se enfrentan al llevar adelante un cargo o un servicio, indicó que aparecen “la incomprensión frecuente, la desgastante búsqueda de recursos financieros, la nada fácil tarea de poner orden”.

En el mensaje, el Presidente del CELAM, señaló las realidades preocupantes: como la reducida participación de los obispos en las actividades programadas, el bajo alcance que tiene el CEBITEPAL como Centro de formación del CELAM. Entre esas preocupaciones señaló que conseguir recursos es cada vez más difícil y que el activismo desborda. Es preocupante dijo la poca incidencia que tienen los encuentros.

Debido a que hay muchos campos de la realidad que claman al cielo, cuestionó si se está respondiendo a las necesidades actuales indicando que: “nuestra realidad social es cada vez más dramática: pobreza, corrupción, desigualdad, narcotráfico, violencia contra la mujer, incrementan sus niveles cada día”.

Dirigiéndose a los presentes, cuestionó indicando: “Me pregunto de corazón: ¿está el CELAM respondiendo a las necesidades que surgen de la realidad de nuestras Iglesias? ¿Estamos repitiendo innecesaria y costosamente reuniones y encuentros año tras año como nos lo advertía el Papa Francisco en nuestro encuentro de septiembre?

Finalmente concluyó en que se necesita una verdadera conversión pastoral.

Recordando otras dificultades del año anterior por bajos recursos y altos presupuestos de algunos proyectos presentados, informó que: Dos ejecutivos renunciaron en ese momento y otro en el mes de marzo, aparte de quienes habían terminado su servicio por cumplimiento del tiempo. En este momento nos hacen falta dos ejecutivos para dos Departamentos y uno para CEBITEPAL. Además de la dificultad para encontrar Obispos dispuestos a ofrecer sacerdotes para este servicio, hemos decidido dejar en estos cargos a responsables temporales por el tiempo que resta del cuatrienio, para que los próximos directivos puedan iniciar con un equipo de vigencia completa.”

Dicho lo anterior en el resto del mensaje, el Presidente del CELAM abordó el énfasis del objetivo del Plan- Global para el último año de gestión que ahora inicia que es “el diálogo con el mundo”.

A continuación el mensaje del Cardenal Salazar.
Documentos:
A continuación el mensaje del Cardenal Salazar

http://www.celam.org/esta-el-celam-respondiendo-a-la-realidad-que-surge-de-nuestras-iglesias-mensaje-del-cardenal-ruben-salazar-presi

Video: Sor Salle Hodgdon: El Sínodo ha hecho que muchos cardenales, cambien de opinión.


Anteriores Entradas antiguas

A %d blogueros les gusta esto: