Anticipando el plan radical de un Papa reformista para reducir la Curia Romana



La calma antes de la tormenta

Robert Mickens, Roma 
Ciudad del Vaticano9 de noviembre de 2018

Algunos lo esperan cautelosamente con esperanzas esperanzadas. Otros lo temen con temor y desesperación.

Es la próxima reforma y reestructuración de la Curia romana.

Como señaló recientemente Massimo Faggioli , podría ser uno de los cambios estructurales más significativos que el Papa Francisco realice en un esfuerzo determinado, impugnado por algunos miembros de la jerarquía, para lograr una Iglesia más descentralizada y sinodal.

El Papa jesuita ha pasado todo su pontificado trabajando en la reforma de la curia con la ayuda de un grupo internacional de asesores principales llamado el Consejo de Cardenales (C9).

Cuando anunció el establecimiento de este órgano sin precedentes apenas cuatro semanas después de ser elegido Obispo de Roma, dijo que su propósito era “asesorarlo en el gobierno de la Iglesia universal y estudiar un plan para revisar la constitución apostólica” que define a la Curia. Propósito y estructuras.

La mayoría de los observadores hicieron poco del mandato principal del C9 (asesorar al papa sobre el gobierno de la Iglesia en todo el mundo) y se enfocaron casi exclusivamente en su segunda y más específica tarea actual: reescribir la constitución apostólica. Previeron la finalización del proyecto dentro de aproximadamente un año.

En cambio, la reforma aún no se ha concluido a pesar del hecho de que Francis ha estado en el cargo apenas unos meses antes de los seis años.

Durante este largo período, aquellos que ansiosamente desean la reforma han expresado su frustración con el Papa de 81 años por no actuar más rápidamente.

Pero, en realidad, Francis ha estado implementando grandes cambios en las estructuras del Vaticano todo el tiempo. Al reducir y fusionar varias oficinas, por ejemplo, ya ha comenzado a cambiar el aspecto de la curia.

Debido a esto, una vez que se revela una reforma que lo abarca todo, puede que no parezca una sacudida. Pero con un papa que no ha tenido miedo de hacer cambios sorprendentes, puede que no sea una apuesta segura. Pronto nos enteraremos.

Es casi seguro que antes de que Francisco comience el séptimo año de su pontificado en marzo próximo, el primer “forastero” romano en ser elegido papa en más de cien años (el primero desde que Pío X no estudió o trabajó en Roma) habrá emitido un documento que probablemente modificará radicalmente la burocracia central de la Iglesia Católica.

Predicar evangelium

Un último borrador “final” de la nueva constitución apostólica sobre la curia ya estaba en estudio el verano pasado. Greg Burke, jefe de la oficina de prensa de la Santa Sede, a la prensa en junio que también se ha dado un título provisional – Praedicate Evangelium (Predica el Evangelio).

En los meses transcurridos desde entonces, los jefes de las distintas oficinas del Vaticano han tenido la oportunidad de revisar el borrador y hacer más recomendaciones y comentarios. El contenido del texto, sin embargo, se ha mantenido en secreto.

Una cosa que sabemos con certeza es que el Papa Francisco quiere descentralizar la autoridad de toma de decisiones en la Iglesia. Y eso significa que muchas oficinas del Vaticano, especialmente las congregaciones que tradicionalmente han actuado como cuidadores de las diócesis locales, las instituciones eclesiales y los individuos católicos de todo el mundo, probablemente perderán un poder real.

“Los dicasterios de la Curia romana están al servicio del Papa y de los obispos. Deben ayudar tanto a las iglesias particulares como a las conferencias de obispos. Son instrumentos de ayuda “, dijo el Papa en septiembre de 2013 en una importante entrevista con el jesuita italiano p. Antonio espadaro.

“En algunos casos, sin embargo, cuando no están funcionando bien, (estas oficinas) corren el riesgo de convertirse en instituciones de censura”, dijo Francis. Luego proclamó palabras que enviaban ondas de choque a través del Vaticano: “Las congregaciones romanas son mediadores; No son intermediarios ni gerentes “.

El Papa dio esa entrevista cuando estaba dando los toques finales a su documento más importante hasta la fecha: la exhortación apostólica Evangelii gaudium , su proyecto para la reforma y renovación de la Iglesia.

“No es aconsejable que el Papa ocupe el lugar de los obispos locales en el discernimiento de cada problema que surge en su territorio. En este sentido, soy consciente de la necesidad de promover una buena ‘descentralización’ ”, escribió.

“La centralización excesiva, en lugar de ser útil, complica la vida de la Iglesia y su alcance misionero”, dijo.

Las oficinas de la Curia romana han sido el vehículo a través del cual los papas han mantenido históricamente su control centralizado sobre la enseñanza, el culto y muchas otras esferas de la vida y práctica de la Iglesia en todo el mundo.

Estas oficinas a menudo han actuado como una extensión del papa como si fueran co-partícipes de su autoridad. Sus jefes (casi siempre cardenales) han asumido un peldaño especial en la escalera jerárquica de la Iglesia entre el resto de los obispos del mundo y el obispo de Roma.

Francis ya ha comenzado a corregir esto eliminando la autoridad de enseñanza y gobierno de varias oficinas del Vaticano (especialmente la Congregación para la Doctrina de la Fe) al colocar una moratoria virtual en su publicación de documentos normativos.

Solo ha habido un goteo de ellos en este pontificado en comparación con la marea de instrucciones, notificaciones y pautas del Vaticano con las que las oficinas de la Curia romana inundaron la Iglesia, especialmente bajo Juan Pablo II y Benedicto XVI.

Podemos esperar que la nueva constitución apostólica haga cambios jurídicos y estructurales a la curia para garantizar que exista solo para servir al papa y a los obispos locales y que no tenga autoridad para controlar o mediar entre ellos.

Encuentro con jefes de curia de oficinas.

Hay unas 40 oficinas que conforman la burocracia central de la Iglesia en Roma. Son oficialmente conocidos como “dicasterios”.

La constitución apostólica actual sobre la curia, Pastor Bonus , los define como “la Secretaría de Estado, congregaciones, tribunales, consejos y oficinas, a saber, la Cámara Apostólica, la Administración del Patrimonio de la Sede Apostólica y la Prefectura para los Asuntos Económicos de la Santa Sede “.

Dice que son “jurídicamente iguales entre sí”, aunque, en realidad, existe un orden jerárquico bien establecido.

La Secretaría de Estado, los tribunales y las congregaciones tradicionalmente han estado muy por encima del resto, debido a su historia mucho más larga y / o sus funciones más augustas.

No se informó en la lista oficial de audiencias papales, pero surgió a través de conversaciones privadas que el Papa Francisco sostuvo una reunión el mes pasado con los jefes de los dicasterios del Vaticano para discutir el Evangelio Predicador , el documento que reemplazará al Pastor Bonus .

Evidentemente, la reunión fue tensa. Varios de los jefes actuales de la Curia estaban disgustados con varios cambios estipulados en el nuevo borrador del texto. Uno de ellos fue el límite estricto de cinco años que la nueva constitución desea colocar en la parte superior de la curia y los sacerdotes que ocupan las oficinas.

Actualmente, los clérigos y los religiosos son contratados en un contrato inicial de cinco años. Pero, la mayoría de las veces, el término de nuestro servicio se extiende incluso de manera indefinida. Esto ha creado una situación en la que los sacerdotes y obispos han pasado décadas y la mayor parte de su sacerdocio sirviendo en una oficina romana.

Por ejemplo, el obispo Marcelo Sánchez Sorondo, un argentino de 76 años que llegó a Roma poco después de su ordenación en 1968, se encuentra actualmente en su cuarto período de cinco años como canciller de la Academia Pontificia de Ciencias Sociales.

Otro argentino, el cardenal Leonardo Sandri, está en su duodécimo año como prefecto de la Congregación para las Iglesias orientales. Un diplomático capacitado de la Santa Sede, el que pronto tendrá 75 años, ha pasado la mayor parte de su vida trabajando en el Vaticano.

Muchos otros jefes de congregaciones o consejos pontificales en el pasado han pasado fácilmente una docena o más de años al frente de sus oficinas. Y no se olvide de Benedicto XVI, quien pasó más de 23 años como jefe de la Congregación para la Doctrina de la Fe antes de convertirse en Papa.

Matando el clericalismo

Pero es la presencia a largo plazo de funcionarios de nivel medio en estos dicasterios del Vaticano lo que el Papa Francisco encuentra más preocupante. Muchos de ellos son simples empujadores de papel. Viven en apartamentos o residencias de sacerdotes sin ninguna conexión con el trabajo pastoral con laicos.

Algunos son capellanes en conventos de monjas o ayudan en seminarios. Muchos de ellos vienen a trabajar a Roma unos pocos años después de la ordenación con poca experiencia en servir en una parroquia.

Una vez que cumplen cinco años en una oficina de la curia, todos tienen la garantía de recibir el título honorífico de “monseñor”.

Uno de mis compañeros de clase del Colegio Norteamericano es un ejemplo clásico.

Ordenado en 1990, pasó solo un par de años en su diócesis antes de ser enviado a trabajar en una importante congregación romana. Cumplió sus cinco años de servicio y en 1999, a la edad de 35 años, fue nombrado capellán de honor de Su Santidad, un monseñor.

El título y el rango son importantes en Roma, especialmente en la Curia Romana, donde sacerdotes y personas participan por igual en la perpetuación del clericalismo.

Es la regla (aunque hay algunas excepciones) que cada jefe de una oficina importante del Vaticano sea un cardenal o arzobispo.

Es de suponer que esto se debe a que solo aquellos que están en las Órdenes Sagradas poseen autoridad docente oficial en la Iglesia y solo ellos pueden tener jurisdicción sobre los clérigos.

Pero en una Curia romana reformada que está más claramente al servicio del Papa y de los obispos, no se requeriría tal autoridad. Y sería útil que todos los demás títulos honoríficos fueran desterrados, especialmente el de monseñor.

El Papa Francisco decretó en 2014 que a ningún sacerdote diocesano menor de 65 años se le puede otorgar este título honorífico, pero la Curia romana se opuso y la disposición anterior no se cambió por los sacerdotes que trabajan en el Vaticano o son diplomáticos papales.

Quizás la nueva constitución cambie eso.

Trayendo apoyo extra

Pero hasta que las palabras finales de Evangelio Predicativo (o como se llame) estén escritas y la tinta esté seca, el Papa Francisco continúa jugando, más o menos, por las viejas reglas que han gobernado el juego de maniobras eclesiásticas en Roma.

Él continúa confiriendo títulos a sus ayudantes, armándolos con la influencia y el poder para cumplir sus órdenes.

En una señal de que se está preparando para una mayor resistencia a su reforma planificada de la Curia romana, el Papa ha agregado un nuevo componente al grupo de asesores del C9.

El 27 de octubre nombró a Mons. Marco Mellino, un experto en derecho canónico, como secretario adjunto de su consejo asesor.

El italiano del norte de 52 años completó recientemente 12 años de servicio en la Secretaría de Estado. Y será ordenado obispo el mes próximo por el hombre para el que trabajó: el cardenal Pietro Parolin, que también es un miembro clave del C9.

El Papa Francisco necesitará todo el apoyo que pueda obtener de los clérigos en Roma.

No es probable que su reforma de la curia sea muy popular, especialmente entre los sacerdotes y obispos que han pasado muchos años dentro de sus corredores.

No está claro cuán radicales serán los cambios. Pero la relativa, aunque incómoda calma que actualmente se cierne sobre el Vaticano, es seguramente solo el preludio de un documento que probablemente cause un diablo de tormenta.

Obispos católicos dan la bienvenida a la primera mujer presidenta de Etiopía


Bendición al ver que los etíopes reconocen el invaluable talento que las mujeres tienen para ofrecer al desarrollo integral de la nación, dicen

La Croix International staff 
Etiopia8 de noviembre de 2018

Sahle-Work Zewde. (Foto por J.Marchand) 

Obispos católicos en Etiopía han acogido con satisfacción la elección de la primera presidenta de la nación, Sahle-Work Zewde, y dijeron que estaban complacidos de que las mujeres ocupen el lugar que les corresponde en el país.

La Iglesia Católica en Etiopía es optimista de que la elección de Zewde inspirará a las mujeres y las niñas a alcanzar su máximo potencial como actores influyentes en la sociedad, informó Vatican News .

Zewde, de 68 años, había servido anteriormente como representante de Etiopía ante las Naciones Unidas, y como director general de las oficinas de la ONU en Nairobi se reunió con el Papa Francisco en 2015.

“La Iglesia Católica de Etiopía cree que el presidente Sahle-Work Zewde, quien tiene años de impresionante experiencia diplomática, fortalecerá aún más el papel principal que desempeña Etiopía en la región y mejorará aún más el poder blando del país a nivel internacional”, según Una declaración de la Secretaría Católica de Etiopía.

Es una bendición ver que los etíopes están reconociendo el invaluable talento que las mujeres tienen para ofrecer al desarrollo integral de la nación, dijo.

La Iglesia Católica en Etiopía ha trabajado durante años para lograr el empoderamiento de las mujeres, brindándoles educación y oportunidades a las jóvenes para que exploren su potencial.

En Etiopía, la oficina del presidente es principalmente ceremonial, con el primer ministro que tiene el poder político.

Zewde fue elegido recientemente por los miembros del Parlamento etíopes para suceder al presidente Mulatu Tehsome, quien renunció luego de una reorganización del gabinete.

El líder de facto de Etiopía, el primer ministro Abiy Ahmed, dio la bienvenida a la elección del nuevo jefe de estado diciendo: “En una sociedad patriarcal como la nuestra, el nombramiento de una jefa de estado no solo establece el estándar para el futuro, sino que también normaliza a las mujeres como decisión”. -Los creadores de la vida pública.

El nombramiento de Zewde como presidente la convierte en la única jefa de estado en África. La última jefa de estado africana fue el presidente de Mauricio, Ameenah Gurib-Fakim, quien renunció en marzo por un escándalo de gastos.

Ellen Johnson Sirleaf, que se desempeñó como la 24ª Presidenta de Liberia desde enero de 2006 hasta enero de 2018, fue la primera mujer jefa de estado elegida en África.

Etiopía, un país predominantemente agrícola que sufre de pobreza, sequía, represión política y reasentamiento gubernamental forzado, tiene una población de 105 millones de personas.

Los ortodoxos etíopes representan el 43.5 por ciento de la población, los musulmanes el 33.9 por ciento, los protestantes el 18.5 por ciento y los católicos el 0.7 por ciento. Tradicionales y otros componen el resto.

Arquidiócesis de Medellín investigará a sacerdote por presunto abuso a menores


Antioquia08 Nov 2018 – 06:24 Pm

Se busca establecer la veracidad de las denuncias contra el sacerdote Carlos Yepes.Por:Johanna Ramírez Gil@johannaramiCompartir

Sacerdote referencial

AFP

Hernán David Morales Álvarez, de 36 años, entregó la primera versión libre ante la Arquidiócesis de Medellín, por los presuntos abusos sexuales a los que habría sido sometido cuando era niño, por parte del sacerdote Carlos Yepes Vargas, en la parroquia de El Salvador. 

También serán escuchados dos hombres, quienes prefirieron mantener su identidad en el anonimato.

La abogada Sara González, una de las apoderadas de las víctimas, explicó que el proceso se adelanta de manera simultánea bajo el Derecho Canónico y Penal, en busca de lograr una sanción ejemplarizante para el religioso.

Lea además: Sacerdotes no deberían tener fuero frente a casos de abuso sexual infantil: ICBF 

“Se está en la investigación Canónica y el proceso con la Fiscalía y la parte Civil. Ya se están haciendo las investigaciones. Nosotros tenemos un fin y es que haya una sanción inmediata hacia el sacerdote y la Santa Sede conozca estos casos”, señaló la abogada.

Una de las víctimasque vive en Chile, habría sido abusada cuando teníaentre 14 y 15 años y ayudaba en una Iglesia de Barrio Triste. El otro joven tenía entre 12 y 13 años y era acólito en el barrio Aranjuez, señaló la jurista.

“Uno de los casos ocurrió en la Iglesia San Esteban Portomartir en el barrio Aranjuez y el otro joven en la Iglesia Sagrado Corazón de Jesúsen Barrio Triste. Todavía no se le ha imputado ningún delito a él, es una presunción de abuso sexual con menor de 14 años. Estamos en la investigación”, puntualizó.

Lea también: Papa Francisco ordena una investigación por abuso sexual en la Iglesia

En el decreto 272 AG/18 de la Arquidiócesis de Medellín, se decreta abrir una investigación por la denuncia del supuesto abuso sexual de menores y recoger, “en la medida de lo posible, toda la información necesaria para valorar la credibilidad de la denuncia”.

Se nombran dos obispos auxiliares para que adelanten las pesquisas. El documento es firmado por el Arzobispo de Medellín, monseñor Ricardo Tobón Restrepo.

Cuando se conoció el escándalo, el sacerdote Yepes Vargas mostró en un video la carta en la que el hombre que hoy lo acusa de haber sido abusado, se retracta de la denuncia, y asegura que lo hizo en medio de la rabia por haber sido despedido de la parroquia.

Decreto de la Arquidiócesis de Medellín.

1 / 2Fuente

Sistema Integrado de Información

https://www.rcnradio.com/colombia/antioquia/arquidiocesis-de-medellin-investigara-sacerdote-por-presunto-abuso-menores

Curas casados alemanes piden a sus obispos que busquen la abolición del celibato obligatorio


“El tiempo apremia. Sería un primer paso de un cambio hacia una Iglesia de verdad inculturada”

“Sexo y placer no se oponen al servicio sacerdotal, al contrario, son parte de una espiritualidad plena” Asociación Alemana de Curas Casados, 09 de noviembre de 2018 a las 08:42

El celibato, a debate Religión | Opinión

Hemos aprendido… que una vida sexual activa para todos es una necesidad existencial

(Asociación Alemana de Curas Casados).- Hace más de 40 años, la asociación alemana de curas católicos y sus mujeres (Vereinigung katholischer Priester und ihrer Frauen, VkPF) tiene como objetivo luchar contra la ley del celibato impuesta a los diáconos no casados, a los sacerdotes y a los obispos, con el deseo de abolirla.

Hacemos esto, porque hemos aprendido de nuestra propia experiencia y del diálogo con muchos afectados por esa ley, de toda orientación sexual, que una vida sexual activa para todos es una necesidad existencial.

Sexo y placer no se oponen al servicio sacerdotal, al contrario, son parte de una espiritualidad plena, servicial y creativa, porque contribuyen al desarrollo de la capacidad de amar.

Uno de los grandes maestros espirituales de nuestro tiempo dijo una vez: “Nadie puede ser santo, sin que tenga una conciencia plena de su propia sexualidad” (P. Johannes Kopp, uno de los fundadores del movimiento Zen en Alemania). Es decir, en lenguaje teológico: la gracia, y también la gracia del sacramento del orden, solamente puede ser efectiva, cuando el ser humano y el sacerdote acepta plenamente la sexualidad que Dios le ha dado.

El informe sobre el abuso pedófilo en la Iglesia católica alemana presentado por los obispos alemanes presenta una conclusión absolutamente clara: que el abuso sexual dentro de la Iglesia es consecuencia de una sexualidad inmadura y de estructuras jerárquicas-clericales de poder.

Solamente queremos dedicarnos aquí a la primera causa, puesto que las estructuras de poder tocan la cuestión de una reforma constitucional de la Iglesia católica. Esta cuestión es todavía mas fundamental, también en lo que respecta a temas dogmáticos y jurídicos.

El problema existente de una sexualidad inmadura entre seminaristas y sacerdotes deja claro que el celibato es el punto culminante de la hostilidad hacia la sexualidad de la Iglesia católica y de una moral sexual alejada de la realidad, y por eso extremadamente imprudente. Si la prudencia es la percepción indiferente y la evaluación objetiva de la realidad (José Pieper), entonces a la moral sexual de la Iglesia le hacen falta ambas cosas. En lugar de eso están operando mecanismos de represión y negación, cuyo resultado diabólico es el abuso sexual monstruoso de menores y personas vulnerables.

Hablando de percepción indiferente y evaluación objetiva pretendemos tomar en serio los resultados de las ciencias, de la psicología y de la sociología con respecto a la realidad de la sexualidad humana. ¿Cuándo ha tomado en serio la doctrina de la Iglesia una sola vez los fundamentos de la sexualidad humana, como por ejemplo se manifestaron en el informe Kinsey?

La insistencia casi fundamentalista del magisterio en las doctrinas tradicionales, que se mantiene lejos de las ciencias modernas, parece en la actualidad nada menos que grotesca. De esta manera se constituyen facilmente alianzas terribles como aquella entre el Papa Juan Pablo II y el fundador de los Legionarios de Cristo, Marcial Maciel, con el que el Papa celebró oficialmente su sexagésimo aniversario sacerdota,l a pesar del conocimiento que tenía la Curia romana de los abusos a niños y mujeres que Maciel había cometido. Esa conducta de la curia también es evidente en el caso del cardenal McCarrick. En este contexto la canonización del Papa Juan Pablo II parece la coronación de toda esa obra maléfica.

Nosotros mismos, sacerdotes casados y nuestras mujeres, somos víctimas de esa postura infame de la jerarquía católica y en especial de la curia romana, aún más intensificada en el pontificado de Juan Pablo II. Los miembros mas viejos de nuestra asociación todavía experimentaron discriminación e insultos, porque no querían mantener en secreto su amor y comenzaron oficialmente una vida de pareja y familia.

Difamando, nos llamaron los “caidos”, mientras la jerarquía católica daba cobertura a miles de casos de abuso sexual y de relaciones secretas, heterosexuales o homosexuales. Como “proscritos”, muchos de los nuestros fueron abandonados en una desesperanza existencial que causó daños morales, psicológicos y existenciales sin recuperación.

Muchos tuvieron que esperar años antes de recibir la dispensa del celibato, impidiéndose de esta manera su vuelta a cualquier servicio eclesial. Hace poco tiempo, el jefe del departamento de personal de una diócesis del Sur de Alemania dijo a un sacerdote que quería casarse: “¡Las panaderías buscan ayudantes!”.  A pesar de que el cura se había formado y trabajado 25 años dando clase, se le ha negado cualquier posibilidad de trabajar como profesor de religión. Ni siquiera le han apoyado para que pudiese enseñar en una escuela pública. ¡Qué manera de despreciar el ser humano! ¿Cómo cuadran los jerarcas católicos su comportamiento con Jesús y su evangelio?

La defensa soberbia de la ley del celibato y de una moral sexual rígida deriva en nada menos que una realidad clerical marcada por la hipocresía. Es nuestra firme opinión que la abolición inmediata de la ley del celibato o un paso concreto en esta dirección en las diócesis alemanes sería un primer paso hacia la aceptación de la realidad humana. El Papa Francisco ha pedido a los obispos usar más su propia autoridad como seguidores de los apóstoles.

Por eso, cada obispo en particular debe solicitar al Papa la abolición de la ley del celibato para su diócesis o, si fuera posible, toda la Conferencia Episcopal Alemana.

El tiempo apremia. Sería un primer paso de un cambio hacia una Iglesia de verdad inculturada en la cultura occidental de este milenio.

https://www.periodistadigital.com/religion/opinion/2018/11/09/religion-iglesia-mundo-alemania-curas-casados-alemanes-piden-obispos

Contraste – J.A. Pagola



Posted: 09 Nov 2018 01:18 AM PST

Os aseguro que esta pobre viuda ha echado más que nadie.

El contraste entre las dos escenas es total. En la primera, Jesús pone a la gente en guardia frente a los escribas del templo. Su religión es falsa: la utilizan para buscar su propia gloria y explotar a los más débiles. No hay que admirarlos ni seguir su ejemplo. En la segunda, Jesús observa  el gesto de una pobre viuda y llama a sus discípulos. De esta mujer pueden aprender algo que nunca les enseñarán los escribas: una fe total en Dios y una generosidad sin límites.

La crítica de Jesús a los escribas es dura. En vez de orientar al pueblo hacia Dios buscando su gloria, atraen la atención de la gente hacia sí mismos buscando su propio honor. Les gusta «pasearse con amplios ropajes» buscando saludos y reverencias de la gente. En la liturgia de las sinagogas y en los banquetes buscan«los asientos de honor» y «los primeros puestos».

Pero hay algo que, sin duda, le duele a Jesús más que este comportamiento fatuo y pueril de ser contemplados, saludados y reverenciados. Mientras aparentan una piedad profunda en sus «largos rezos» en público, se aprovechan de su prestigio religioso para vivir a costa de las viudas, los seres más débiles e indefensos de Israel según la tradición bíblica.

Precisamente, una de estas viudas va a poner en evidencia la religión corrupta de estos dirigentes religiosos. Su gesto ha pasado desapercibido a todos, pero no a Jesús. La pobre mujer solo ha echado en el arca de las ofrendas dos pequeñas monedas, pero Jesús llama enseguida a sus discípulos pues difícilmente encontrarán en el ambiente del templo un corazón más religioso y más solidario con los necesitados.

Esta viuda no anda buscando honores ni prestigio alguno; actúa de manera callada y humilde. No piensa en explotar a nadie; al contrario, da todo lo que tiene porque otros lo pueden necesitar. Según Jesús, ha dado más que nadie, pues no da lo que le sobra, sino «todo lo que tiene  para vivir».

No nos equivoquemos. Estas personas sencillas, pero de corazón grande y generoso, que saben amar sin reservas, son lo mejor que tenemos en la Iglesia.  Ellas son las que hacen el mundo más humano, las que creen de verdad en Dios, las que mantienen vivo el Espíritu de Jesús en medio de otras actitudes religiosas falsas e interesadas. De estas personas hemos de aprender a seguir a Jesús. Son las que más se le parecen.

Fuente: fecansada.com

Discurso del Papa y Declaración Común con Catholicos-Patriarca Mar Gewargis III


El Papa firma Declaración con el Catholicós-Patriarca de la Iglesia Asiria de Oriente © Vatican Media

El Papa Firma Declaración Con El Catholicós-Patriarca De La Iglesia Asiria De Oriente © Vatican Media

“Compartimos una razón particular para dar gracias a Dios”NOVIEMBRE 09, 2018 19:37REDACCIÓNECUMENISMO Y DIÁLOGO INTERRELIGIOSO

(ZENIT – 9 nov. 2018).- Esta mañana, Su Santidad Mar Gewargis III, Catholicos-Patriarca de la Iglesia Asiria de Oriente, ha visitado al Santo Padre Francisco. Después del encuentro privado el Papa Francisco y el Catholicos Patriarca Mar Gewargis III han rezado juntos en la capilla Redemptoris Mater del Palacio Apostólico. Al final, han firmado una Declaración Común.

El Catholicos Patriarca estaba acompañado por los miembros de la Comisión conjunta para el diálogo entre la Iglesia Católica y la Iglesia Asiria de Oriente.

A continuación publicamos el discurso que el Santo Padre ha dirigido al Catholicos-Patriarca en el curso del encuentro  y el texto de  la Declaración común.

***

Discurso del Santo Padre

Santidad,
queridos hermanos:

“Paz y caridad con fe de parte de  Dios Padre y del Señor Jesucristo” (Efesios 6:23). Con las palabras del apóstol Pablo, os saludo y, a través de vosotros, a los miembros del Santo Sínodo, a los obispos, al clero y a todos los fieles de la querida Iglesia Asiria de Oriente.

Han pasado dos años desde nuestro primer encuentro, pero mientras tanto, he tenido la alegría de encontrarme nuevamente con Su Santidad el pasado 7 de julio en Bari, con motivo de la Jornada de reflexión y oración por la paz en el Medio Oriente, también muy deseada por Usted. Compartimos, efectivamente,  el gran sufrimiento que se deriva de la trágica situación de muchos de nuestros hermanos y hermanas en el Medio Oriente, víctimas de la violencia y, a menudo, obligados a abandonar las tierras donde siempre han vivido. Recorren la via crucis siguiendo las huellas de Cristo y, aunque pertenecen a diferentes comunidades, establecen relaciones fraternas entre sí, convirtiéndose para nosotros en testigos de  unidad. Por el final de tanto sufrimiento rezaremos juntos esta tarde, invocando del Señor el don de la paz para el Medio Oriente, especialmente para Irak y Siria.

Un motivo particular para dar gracias a Dios que tenemos en común es la Comisión para el diálogo teológico entre la Iglesia Católica y la Iglesia Asiria de Oriente. Hace apenas un año tuve la alegría de dar la bienvenida a sus miembros con motivo de la firma de la Declaración Común sobre la “vida sacramental”. Esta comisión, fruto del diálogo, muestra que las diferencias prácticas y disciplinarias no siempre son un obstáculo para la unidad, y que algunas diferencias en las expresiones teológicas pueden considerarse complementarias en lugar de conflictivas. Rezo para que los trabajos que está llevando a cabo, y  que en estos días entren en una tercera fase de estudio sobre eclesiología, nos ayuden a recorrer otro trozo de camino más, hacia la meta tan esperada cuando podamos celebrar el Sacrificio del Señor en el mismo altar.

Este camino nos empuja hacia adelante, pero también exige mantener siempre viva nuestra memoria, para dejarnos inspirar por los testigos del pasado. Este año, tanto la Iglesia Asiria de Oriente como la Iglesia Caldea celebran el séptimo centenario de la muerte de Abdisho bar Berika, Metropolitano de Nisibis, uno de los escritores más famosos de la tradición sirio oriental. Sus obras, especialmente en el campo del Derecho Canónico, siguen siendo textos fundamentales de vuestra Iglesia. Me alegro de la participación de Su Santidad, así como de los distinguidos miembros de su delegación, en la conferencia internacional organizada en esta ocasión por el Pontificio Instituto Oriental. ¡Qué el estudio de este gran teólogo contribuya a dar a conocer mejor las riquezas de la tradición siria y a recibirlas como un don para toda la Iglesia!.

Su Santidad, queridísimo hermano, con afecto, deseo expresar mi gratitud por vuestra visita y por el don de orar juntos hoy, haciendo nuestra la oración del Señor: “Que todos sean uno […] para que el mundo crea” (Jn. 17, 21).

Declaración común del Papa Francisco y del  Catholicos Patriarca Mar Gewargis III

1. Alabando a la Santísima Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo, nosotros, el Papa Francisco y el Catholicos Patriarca Mar Gewargis III, elevamos nuestras mentes y corazones en acción de gracias al Todopoderoso por la creciente cercanía en la fe y el amor entre la Iglesia Asiria de Oriente y la iglesia católica. Nuestro encuentro de hoy como hermanos se hace eco de las palabras del bendito apóstol Pablo: “Paz a  los hermanos, y caridad con fe, de parte de Dios Padre y del Señor Jesucristo” (Efesios 6:23).

2. En las últimas décadas, nuestras Iglesias se han acercado más que nunca antes en el curso de los siglos. Desde su primer encuentro en Roma en 1984, nuestros predecesores de bendita memoria, el Papa San Juan Pablo II y el Catholicos Patriarca Mar Dinkha IV, se embarcaron en un itinerario de diálogo. Estamos muy agradecidos por los frutos de este diálogo de amor y verdad, que confirman que una diversidad de costumbres y disciplinas no es en absoluto un obstáculo para la unidad, y que ciertas diferencias en las expresiones teológicas a menudo son complementarias en lugar de conflictivas. Esperamos que nuestro diálogo teológico nos ayude a allanar el camino hacia el día tan esperado en el que podamos celebrar juntos el sacrificio del Señor en el mismo altar. Mientras tanto, tenemos la intención de avanzar en el reconocimiento mutuo y el testimonio compartido del Evangelio. Nuestro Bautismo común es el fundamento sólido de la comunión real que ya existe entre nosotros: “en un solo Espíritu hemos sido todos bautizados para no formar más que un cuerpo” (1 Corintios 12:13). Caminando juntos en confianza, buscamos la caridad que “une todo en perfecta armonía” (Col. 3:14).

3. En nuestro peregrinaje hacia la unidad visible, experimentamos un sufrimiento común, derivado de la dramática situación de nuestros hermanos y hermanas cristianos en el Medio Oriente, especialmente en Irak y Siria. El significado de la presencia y misión cristiana en el Medio Oriente se puso una vez más en evidencia durante la Jornada de Oración y Reflexión celebrada en Bari el 7 de julio de 2018, cuando los Jefes de Iglesias y comunidades cristianas de Medio Oriente se reunieron para orar y hablar unos con otros. La Buena Nueva de Jesús, crucificado y resucitado por amor, vino del Medio Oriente y conquistó  los corazones humanos a través de los siglos, no debido al poder mundano sino al poder desarmado de la Cruz. Sin embargo, durante décadas, el Medio Oriente ha sido un epicentro de violencia en el que poblaciones enteras soportan duras pruebas día tras día. Cientos de miles de hombres, mujeres y niños inocentes sufren inmensamente a causa de conflictos violentos que nada puede justificar. Las guerras y las persecuciones han aumentado el éxodo de los cristianos de las tierras donde han convivido con otras comunidades religiosas desde la época de los apóstoles. Sin distinción de rito o confesión, sufren por profesar el nombre de Cristo. En ellos, vemos el Cuerpo de Cristo que, hoy también, está afligido, golpeado y vilipendiado. Estamos profundamente unidos en nuestra oración de intercesión y en nuestro acercamiento caritativo a estos miembros sufrientes del cuerpo de Cristo.

4. En medio de tal sufrimiento, cuyo final inmediato imploramos, continuamos viendo hermanos y hermanas que recorren el camino de la cruz, siguiendo dócilmente los pasos de Cristo, en unión con el que nos reconcilió con su cruz “derribando el muro que los separaba, la enemistad”(cf. Ef 2, 14-16). Estamos agradecidos a estos hermanos y hermanas nuestros, que nos inspiran a seguir el camino de Jesús para vencer la enemistad. Les agradecemos el testimonio que dan al Reino de Dios por las relaciones fraternales que existen entre sus diversas comunidades. Así como la sangre de Cristo, derramada por amor, trajo la reconciliación y la unidad, e hizo florecer a la Iglesia, la sangre de estos mártires de nuestro tiempo, miembros de varias Iglesias pero unidas por su sufrimiento compartido, es la semilla de la unidad cristiana.

5. Ante esta situación, nos unimos a nuestros hermanos y hermanas perseguidos, para hacernos voz de los que no la tienen. Juntos haremos todo lo posible para aliviar su sufrimiento y ayudarlos a encontrar maneras de comenzar una nueva vida. Deseamos afirmar una vez más que no es posible imaginar el Medio Oriente sin los cristianos. Esta convicción se basa no solo en motivos religiosos, sino también en realidades sociales y culturales, ya que los cristianos, junto con otros creyentes, contribuyen en gran medida a la identidad específica de la región: un lugar de tolerancia, respeto mutuo y aceptación. El Medio Oriente sin cristianos ya no sería el Medio Oriente.

6. Convencidos de que los cristianos permanecerán en la región solo si se restablece la paz, elevamos nuestras sinceras oraciones a Cristo, el Príncipe de la Paz, pidiendo el regreso de ese “fruto de la justicia” esencial (cf. Is 32:17) . Una tregua mantenida por muros y demostraciones de poder no conducirá a la paz, ya que la paz auténtica solo puede lograrse y defenderse a través de la escucha y el diálogo mutuos. Por lo tanto, pedimos una vez más a la comunidad internacional que implemente una solución política que reconozca los derechos y deberes de todas las partes involucradas. Estamos convencidos de la necesidad de garantizar los derechos de cada persona. La primacía de la ley, incluido el respeto por la libertad religiosa y la igualdad ante la ley, basada en el principio de “ciudadanía”, independientemente del origen étnico o de la religión, es un principio fundamental para el establecimiento y la defensa de una coexistencia estable y productiva entre los pueblos y comunidades del Medio Oriente. Los cristianos no quieren ser considerados una “minoría protegida” o un grupo tolerado, sino ciudadanos de pleno título cuyos derechos están garantizados y defendidos, junto con los de todos los demás ciudadanos.

7. Finalmente, reafirmamos que cuanto más difícil es la situación, más necesario es el diálogo interreligioso basado en una actitud de apertura, verdad y amor. Este diálogo es también el mejor antídoto contra el extremismo, que es una amenaza para los seguidores de todas las religiones.

8. Reunidos aquí en Roma, oramos juntos a los apóstoles Pedro y Pablo para que a través de su intercesión, Dios otorgue sus abundantes bendiciones a los cristianos de Oriente Medio. Pedimos a la Santísima Trinidad, modelo de verdadera unidad en la diversidad, que fortalezcamos nuestros corazones para que podamos responder al llamado del Señor de que sus discípulos sean uno en Cristo (cf. Jn 17, 21). Que el Todopoderoso que ha comenzado esta buena obra en nosotros la complete en Cristo Jesús (cf. Fil 1: 6).

Desde el Vaticano, 9 de noviembre de 2018

https://es.zenit.org/articles/discurso-del-papa-y-declaracion-comun-con-catholicos-patriarca-mar-gewargis-iii/

Cuidado con la paciencia china


Manuel E. Yepe

Versión para impresión

Facebook1TwitterPinterestLinkedInWhatsAppCompartirOpinión09/11/2018

china_eeuu_monedas.jpg

Foto: rankia.mxA+A

Hace mucho rato que Estados Unidos viene presionando a China y que sus más influyentes políticos fustigan reiteradamente al gobierno de la gran potencia asiática, pero ésta, en cambio, se mantiene en calma, con serena moderación ante las provocaciones.

“Hemos notado que altos funcionarios estadounidenses han emitido declaraciones sobre China con una retórica que semeja la zanahoria sostenida por un garrote. Creemos que Estados Unidos está ansioso por llegar a un acuerdo con China lo más pronto posible. La parte china comprende las consideraciones políticas que están detrás de esa retórica y que estos funcionarios pretenden con estas conversaciones adelantadas con China, lograr ventajas políticas tácticas de carácter nacional que a su vez incrementen la presión sobre China, pero están claramente equivocados.

Así lo manifestó la revista digital china Global Times (GT) en un editorial del 18 de octubre, referido a una conversación telefónica que sostuvieron el presidente estadounidense Donald Trump y el presidente chino Xi Jinping a inicios de octubre, con relación al futuro de las relaciones entre sus dos países.

Ejemplo concreto de ello fue igualmente cómo el Secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, acusó en una entrevista radial a China de sustraer propiedad intelectual de Estados Unidos, en la que llamó a China a que comportarse como “una nación normal en materia de comercio”.

China pagó 28.600 millones de dólares por concepto de utilización de propiedad intelectual extranjera en 2017. El pago de la propiedad intelectual a Estados Unidos ha crecido desde entonces un 14% de un año en otro. ¿Puede haber algún robo de propiedad intelectual por una nación que realice tales pagos masivos?

En general, China ha mantenido un perfil bajo desde que EEUU lanzó la guerra comercial, lo que hace que algunos crean que una mayor presión obligaría a China a concesiones. China no quiere escalar los conflictos bilaterales, pero mantendrá sus principios a cualquier precio, por lo que más vale que EEUU no juzgue a partir de cálculos erróneos, dice el editorial.

Es absurdo que EEUU pretenda terminar como único ganador en la desescalada o terminación de la guerra comercial. El pueblo chino espera que la guerra comercial termine, pero está preparado mentalmente para tensiones prolongadas. Esperamos que Washington muestre su sinceridad, subraya Global Times.

Es evidente que el presidente estadounidense Donald Trump ha recurrido al unilateralismo para cambiar la posición estratégica de Estados Unidos en relación con otras grandes potencias cuando amenazó con sanciones a toda nación que continúe comprando petróleo iraní después del 4 de noviembre y anunció que Estados Unidos se retirará del Tratado de Fuerzas Nucleares de Alcance Intermedio (INF) de 1987, conmocionando a sus aliados europeos.

Trump llegó a su cargo con las consignas de poner a “América Primero” y “América volverá a su grandeza”, pero la mayoría de los países están encontrando que la meta de Trump, realícese o no, lo hará a su propio costo. Su unilateralismo impuesto por EEUU al sistema de comercio mundial ha obligado a las demás grandes potencias a ajustarse a las ineptas imposiciones de Washington.

La India es una de esas potencias frustradas. Existen muchas razones para suponer que a India le preocupa el rápido crecimiento chino y pudiera estar dispuesta a unir fuerzas con EEUU.

Todo indica que a Nueva Delhi le inquieta, más que el ascenso de China, el unilateralismo estadounidense. Es cierto que la India ha fortalecido sus lazos estratégicos con Estados Unidos y ha firmado acuerdos de defensa para expandir la cooperación en la región indopacífica, pero la India también está restableciendo sus vínculos con China desde que India conoció que no estaría exenta del aumento aranceles al acero y el aluminio dispuesto por Trump.

Las medidas unilaterales de la administración Trump para cambiar el sistema de comercio internacional han afectado a India causando la depreciación de la rupia india y Nueva Delhi también ha sufrido una pérdida en su autonomía política cuando Estados Unidos amenazó que sancionaría su comercio de armas con Rusia y le advirtió que debía reducir las importaciones de petróleo de Irán.

Japón enfrenta un dilema similar. Sus lazos tradicionales de seguridad con EEUU enfrentan desafíos, y Tokio está encontrando cada vez menos flexibilidad para ajustar las relaciones con EEUU desde que el primer ministro Shinzo Abe llegó al cargo en 2012.

Tanto India como Japón muestran gestos de cooperación y el deseo de acercarse a China, para protegerse de la incertidumbre en su relación con Estados Unidos.

El impredecible régimen de Trump ha cambiado la percepción de la amenaza de las grandes potencias. Para los países que son más dependientes de Estados Unidos, China es una fuente obvia de amenaza porque les preocupa que el ascenso del gigante de Asia cambie el statu quo. Y más aún, que India y Japón no sean los últimos, ni los únicos que opten por equilibrar a Estados Unidos.

Noviembre 8 de 2018.

Manuel E. Yepe

http://manuelyepe.wordpress.com/

Especial para el diario POR ESTO! de Mérida, México.

Anteriores Entradas antiguas

A %d blogueros les gusta esto: