El católico más veterano de Gran Bretaña se enfrenta a preguntas sobre el manejo de las reclamaciones de abuso sexual infantil en la iglesia


Cardenal vicent nichols
Cardenal Vincent Nichols CRÉDITO: MAX ROSSI / REUTERS

11 DE NOVIEMBRE DE 2018 • 7:00 AMSeguir 

Emás alto clérigo católico de Gran Bretaña, se enfrenta a la vergüenza esta semana cuando aparece antes de una investigación para responder a las reclamaciones que ignoró las acusaciones de abuso de menores contra sus sacerdotes, entre ellos el hijo de JRR Tolkien.

El cardenal Vincent Nichols, el arzobispo de Westminster, debe presentar pruebas en persona de la Investigación independiente sobre el abuso sexual infantil, que investiga cómo varias instituciones clave en Gran Bretaña manejaron los reclamos de abuso sexual .

La audiencia examinará la antigua Arquidiócesis de Birmingham, donde se desempeñó como Arzobispo de 2000 a 2009.

Se analizará el manejo de las denuncias contra el padre John Tolkien, hijo de JRR Tolkien, autor de  El Señor de los anillos  y  El Hobbit , quien fue interrogado por la policía en 2002 por una denuncia de abuso, pero nunca fue acusado. 

El Cardenal Nichols se enfrenta a las afirmaciones de que los altos funcionarios de la iglesia permitieron que el padre Tolkien, quien murió en 2003, siguiera trabajando hasta que el cardenal Nichols asumió el cargo en la Arquidiócesis, a pesar de que los altos funcionarios prometieron a una presunta víctima años antes que se vería obligado a retirarse.

El padre Tolkien había sido acusado por un hombre de Birmingham, Christopher Carrie, de haber abusado sexualmente de él dos veces en noviembre de 1956, cuando tenía 11 años.

Cuando, como adulto, descubrió en 1993 que el padre Tolkien trabajaba como párroco en Oxfordshire, el Sr. Carrie denunció los supuestos abusos al entonces arzobispo de Birmingham, Maurice Couve de Murville, quien prometió que los oficiales superiores investigarán.

El arzobispo Murville le dijo al señor Carrie que el padre Tolkien pronto se retiraría como sacerdote. 

Sin embargo, el Sr. Carrie descubrió al año siguiente que, a pesar de esta promesa, el Padre Tolkien todavía oficiaba activamente en los servicios religiosos y continuó haciéndolo hasta mediados de los años noventa.

Esto lo llevó a informar sus reclamos a la policía de West Midlands en septiembre de 1994. En febrero de 2002, luego de una segunda investigación policial, el Servicio de Prosecución de la Corona dictaminó que si bien había “pruebas suficientes para una perspectiva realista de una condena”, no estaba en el interés público de presentar cargos contra el padre Tolkien por su mal estado de salud.

El Sr. Carrie demandó a la Arquidiócesis de Birmingham por una compensación por el trauma que había sufrido en las manos. El caso fue finalmente resuelto, y se le pagó una suma no revelada.

Se espera que el Cardenal Nichols, quien presentará pruebas el martes, sea interrogado sobre cuánto sabía acerca de las reclamaciones contra el padre Tolkien y otros clérigos y sobre lo que hizo acerca de la aparente falta de acción del clero superior dentro de la Arquidiócesis.

Hablando sobre el padre Tolkien en octubre de 2003, el cardenal Nichols dijo: “En retrospectiva, debería haber sido detenido antes”.

La audiencia también investigará los casos del padre Samuel Penney y el padre James Robinson, quienes fueron condenados y encarcelados.

Penney, de 75 años, fue encarcelado durante siete años y medio en 1993 luego de que admitiera haber agredido indecentemente a siete niños, mientras que Robinson fue encarcelado durante 21 años en 2010 por el abuso sexual de seis niños que comenzó en los años cincuenta.

Bernard Longley, el actual arzobispo de Birmingham, dará testimonio el viernes.

Christopher Jacobs, de Howe & Co. , quien junto con Slater y Gordon, representa a algunos de los denunciantes, dijo en una audiencia preliminar en septiembre que la Arquidiócesis fue seleccionada debido a “la naturaleza dispar de la Iglesia Católica y su falta de estructura, línea” gestión o capacidad de supervisar la protección infantil dentro de sus filas ”.

La investigación examinará “el fracaso de quienes se encuentran en la parte superior de la iglesia para poder o estar dispuestos a ejercer cualquier forma de control o incluso remitir las denuncias que se les hacen directamente al órgano pertinente”, agregó.

https://www.telegraph.co.uk/news/2018/11/11/britains-senior-catholic-faces-questions-churchs-handling-child/

Bolsonaro, una amenaza para el Amazonas


Ulises Noyola Rodríguez

ALAI AMLATINA, 13/11/2018.- La región del Amazonas está amenazada por las actividades de las empresas del agro-negocio tras el triunfo electoral de Jair Bolsonaro. El futuro presidente designó a Tereza Cristina, líder del Frente Parlamentario de la Agropecuaria, como ministra de Agricultura. Este grupo parlamentario, respaldado por las empresas del agro-negocio, ha impulsado varias iniciativas en el Congreso. Entre ellas destacamos el uso de agrotóxicos; el cultivo de transgénicos; y la explotación de los recursos naturales de las zonas protegidas en el Amazonas. Al tener el territorio brasileño la mayor parte del Amazonas, Bolsonaro amenazará la preservación de la biodiversidad y las comunidades indígenas.

La región tiene una enorme importancia por diversas razones: posee una gran diversidad de recursos naturales (agua, minerales, petróleo, madera, entre otros); mitiga los efectos del cambio climático a través de la absorción de emisiones de carbono; y representa un espacio vital para las comunidades indígenas. Por estas razones, la selva amazónica es un espacio geográfico que necesita ser preservado para la supervivencia de la raza humana. En caso de llevar adelante la explotación de las riquezas naturales del Amazonas, el gobierno de Bolsonaro enfrentará una fuerte oposición.

Actualmente el gobierno brasileño protege la región amazónica por medio de la designación de parques nacionales, bosques protegidos, corredores ecológicos, entre otros espacios. En este régimen, las áreas protegidas reciben financiamiento del gobierno para la construcción de obras públicas y la prestación de servicios enfocados a la preservación de las comunidades y los ecosistemas. Sin embargo, la ganadería y el cultivo de soja en grandes extensiones de tierra han contribuido a su deforestación. El gobierno de Bolsonaro tendrá que echar mano de cambios en la ley para explotar las riquezas naturales localizadas en áreas protegidas, pues en la Constitución está estipulado que las áreas protegidas sólo pueden ser alteradas mediante la aprobación de una ley.

Pese haber obtenido una amplia ventaja sobre Haddad, Bolsonaro consiguió solamente 52 de los 520 escaños del Congreso; con lo cual, tendrá que negociar con los demás partidos para poder explotar los recursos del Amazonas. Los congresistas del Partido Social Liberal piensan apoyarse en los partidos de diversos grupos políticos (católico, armamentístico y agro-negocio). Así estas iniciativas serán apoyadas por los sectores más conservadores de la sociedad brasileña, que sin duda alguna tratarán de crear un clima de miedo para conseguir el aval de la sociedad hacia las reformas. Si los partidos de izquierda no hacen un trabajo de base con la población, el conservadurismo tomará fuerza entre la sociedad, fortaleciendo la xenofobia, la discriminación y la intolerancia.  

La polarización social afectará a las comunidades indígenas del Amazonas que sufren constantemente la discriminación de la clase media. Por el abandono del Estado brasileño, las comunidades indígenas padecen analfabetismo, desnutrición e inseguridad, entre otros problemas. Para resolver estos males, el gobierno brasileño tendría que potenciar el gasto social por medio de la provisión de servicios básicos, además de garantizar la protección de la tierra. Sin protección de sus tierras ancestrales, los indígenas no logran sobrevivir ya que su forma de vida está íntimamente ligada a la naturaleza.  

Por otra parte, las actividades del agro-negocio, al destruir los ecosistemas del Amazonas, seguirán incrementando las emisiones de carbono. En cuanto a la emisión de carbono, Brasil se ha mantenido en el séptimo lugar a escala global pues el gobierno ha venido incumpliendo sus compromisos en el Acuerdo Climático de París. En el acuerdo, el gobierno se comprometió a disminuir la deforestación y aumentar el número de áreas protegidas. Bajo el gobierno de Bolsonaro, el cambio climático se agravará mediante actividades que atenten contra el medio ambiente como el monocultivo de soja, la minería a cielo abierto y la instalación de grandes presas eléctricas en el Amazonas.

Estas actividades provocarán la destrucción de parte del Amazonas y el aumento de la temperatura del planeta. Entre las repercusiones de este fenómeno, encontramos la desertificación, la extinción de especies, la alteración del ciclo del agua y desastres naturales, entre otros. Al depender de la naturaleza, la raza humana se encuentra amenazada por el cambio climático, de suerte que la preservación del Amazonas es clave para poder revertir el calentamiento global. De hecho, el futuro presidente Jair Bolsonaro mencionó recientemente que evaluará si Brasil abandonará el Acuerdo Climático de París, pero no ha asegurado la preservación del Amazonas.

Además, la respuesta de los organismos internacionales ante la política de Bolsonaro no sería tan fuerte como es esperado. Para combatir el cambio climático, los mandatarios de varios países han suscrito el Acuerdo Climático de París en donde se comprometieron a reducir la emisión de dióxido de carbono. Pero el acuerdo es letra muerta, pues no obliga a los gobiernos a aplicar estrictas regulaciones ni impone sanciones en caso de incumplimiento. En este contexto, el gobierno de Bolsonaro dejaría la puerta abierta a las empresas trasnacionales para explotar las riquezas naturales del Amazonas.

No menos importante es que la supervivencia de las comunidades indígenas está en riesgo, ya que representan apenas un 0.4% de la población total. Bolsonaro declaró, en su campaña electoral, que no les iba a dar un centímetro cuadrado más de tierra. Cabe recordar que las comunidades indígenas han sido continuamente exterminadas a lo largo de la historia de Brasil. Desde los tiempos de la colonia, las comunidades fueron sometidas bajo la prolongada esclavitud de Portugal y hasta nuestros días son perseguidas por oponerse a las actividades extractivistas. La resistencia de las comunidades aumentará ahora con el gobierno de Bolsonaro, que no dudará en intensificar la militarización de la región amazónica.

Ya el Amazonas ha sido objeto de una fuerte presencia de las Fuerzas Armadas de Brasil por problemas de narcotráfico, trata de personas y violencia producto de la pobreza extrema. Actualmente, el Comando Militar de la Amazonía realiza de manera regular ejercicios militares (Curaretinga, Curare y Relâmpago, entre otros) en la frontera norte de Brasil con el fin de hacer frente al crimen organizado, de acuerdo con el gobierno brasileño. Las Fuerzas Armadas, al entrenarse continuamente en la selva amazónica, conocen a fondo el territorio, las comunidades indígenas y las condiciones climáticas. Con ello, el ejército ha logrado poner a raya la resistencia de las comunidades indígenas y despojarlas de sus territorios. Con Bolsonaro, las operaciones militares se incrementarán para despojar a las comunidades de sus territorios.

El triunfo de Jair Bolsonaro constituye un retroceso para América Latina. El de Bolsonaro será un gobierno que apoyará la destrucción de la naturaleza, el despojo de tierras de las comunidades indígenas y la criminalización de la protesta social. Será necesario que la población brasileña se movilice para frenar las reformas que el Partido Social Liberal se propone llevar adelante. De lo contrario los brasileños verán cómo son privatizadas las riquezas naturales del Amazonas.

– Ulises Noyola Rodríguez es Colaborador del Centro de Investigación sobre la Globalización.

URL de este artículo: https://www.alainet.org/es/articulo/196492

¿Perspectivas del movimiento por la Universidad Pública?


Alejo Vargas Velásquez

Versión para impresión

Facebook0TwitterPinterestLinkedInWhatsAppCompartirOpinión12/11/2018A+A

Una proporción importante de la sociedad colombiana quiere una Universidad Pública autónoma, financiada y de calidad y a la cual tengan acceso real las mayorías del país. En mi opinión, eso explica la acogida favorable que ha tenido, en sectores de la sociedad, el movimiento que se ha venido desarrollando en todas las instituciones de educación superior y del cual han sido protagonistas fundamentales los Rectores, los profesores y los estudiantes. El problema tiene un aspecto fundamental, pero no único, en la situación financiera de las Universidades, pero también en la valoración social que hay de las mismas en sectores de la opinión Nacional. Las Universidades Públicas deben tener un rol central en la formación de nuevas generaciones de colombianos, en la investigación y en el papel que juegan frente a los grandes problemas nacionales.

Por ello resolver el aspecto de la financiación de las Universidades, es un aspecto estratégico y que no tiene solución sencilla, pero no es el único aspecto, sino además como la Universidades Públicas adquieren la centralidad que debería tener en la sociedad colombiana y ese es un tema de mayor calado. En relación con la situación financiera, es evidente que el acuerdo del Presidente Duque con los Rectores no es la solución, pero si es un paso importante en la dirección correcta; por ello, reconociendo la importancia del mismo, se debería seguir en la perspectiva de que se instale una Mesa Amplia, donde este el Gobierno -especialmente los ministerios de educación y Hacienda-, unas delegaciones de los Rectores del SUE, de las organizaciones de profesores y de estudiantes, para que en un tiempo prudencial -no inferior a seis meses- se propongan soluciones a los temas de fondo como son el déficit acumulado, la propuesta de modificación de la Ley 30 de educación superior y demás aspectos; esto debe estar acompañado de una normalización de las actividades académicas y claro se pueden y deben seguir manteniendo las movilizaciones, debates y demás actividades pedagógicas y de educación informal de las universidades. Creo que los lúcidos dirigentes del movimiento, tanto profesoral como estudiantil y de los Rectores, que los hay y en cantidad, deben entender que no hay soluciones simples ni de corto plazo, que el recurso a las vías violentas es totalmente negativo y que cada vez genera más rechazo, pero que si existe una oportunidad histórica para que se avance sustancialmente en la dirección que se quiere.

Un movimiento como el que se generó tiene su fortaleza justamente en la acción unificada de profesores, estudiantes y directivos y en la utilización creativa de diversas modalidades de plantear los temas con el Gobierno, el Congreso y la Sociedad -no debe ser la vieja modalidad del pliego de peticiones- y de comunicación con la sociedad, de tal manera que los colombianos cada vez vean y valoren la centralidad e importancia de su Universidad pública y no como algunos medios y sectores pretenden presentarla despectiva y despreciativamente. La Universidad Pública debe cada vez más jugar un papel central y propositivo frente a los grandes problemas nacionales y cumplir el rol de ser el espacio del pensamiento critico por excelencia, también significa que pueden aportar soluciones en el hoy y el ahora, que requiere el país. Así puede ir ocupando el lugar trascendental que amerita en una sociedad democrática.

– Alejo Vargas Velásquez es Profesor de la Universidad Nacional

https://www.alainet.org/es/articulo/196452

COLOMBIA: La movilización universitaria es justa, legal y legitima


Manuel Humberto Restrepo Domínguez

Facebook0TwitterPinterestLinkedInWhatsAppCompartirOpinión12/11/2018

policias_represion_colombia.jpg

A+A

Toda lucha por la defensa del derecho a la educación, siempre y en todo lugar será justa, legal y legítima y como tal, está protegida por el derecho internacional y consuetudinario, por lo que exige ser respetada (por autoridades, civiles y militares) y sus demandas atendidas de manera inmediata. Pretender negarla, invalidarla, violentarla, pone al estado al borde de la infracción e incluso del delito. Por tratarse de un derecho humano los gobernantes están obligados por mandato constitucional a dar especial prioridad, respecto a otros asuntos.

La educación pública hace parte del contenido del derecho humano conquistado, que debe ser resuelto por el estado, financiado por la nación (a través del estado) y reconocido por la sociedad entera, sin menosprecio, desprecio, limitaciones, ni retrasos en rodearla de condiciones y garantías. Su defensa hace parte de una lucha por la justicia, que en la misma carta magna, de Juan Sin Tierra de 1215, (sin ser un tratado de derechos) anuncio que “No venderemos, denegaremos ni retrasaremos a nadie su derecho ni la justicia”. La instauración del estado moderno le dio sentido a la educación pública como herramienta central para derrotar a la ignorancia, que basada en el dogma legitimó la oscuridad del pensamiento y los más atroces crímenes, los gobernantes hicieron quemar libros y bibliotecas, llevaron al cadalso a sus adversarios, flagelaron, encarcelaron y torturaron. Eso ya ocurrió y fue superado en todos los lugares del mundo y no se puede permitir que se repita nunca más, ante eso la gente tiene legitimidad para rebelarse, para hacerle saber al mundo que en este país a la guerra se le pone muchas veces más presupuesto que la cultura, el arte, el deporte y la educación, que importan más los resultados en muertes y sufrimientos, (que glorifica semanalmente el presidente en sus renovados consejos comunitarios) y; que los sistemas de poder enquistados en ese mismo poder se roban el presupuesto de la salud, la alimentación y la educación y reciben a cambio impunidad. Impedir la realización del derecho a la educación por esa vía de negar el presupuesto que permite la existencia de las universidades públicas, ipso facto, constituye una vulneración y en un estado de derecho sus responsables políticos, tendrían que ser interpelados, juzgados y condenados. Defender lo que es común, no es un delito, es una causa justa, una necesidad vital, para quien tenga meridiana claridad de que la educación fortalece la paz, la convivencia, el dialogo y el bienestar personal y social y la ignorancia produce muerte, odios, sufrimientos y zozobra.

La protesta ocurre en un contexto de sociedad que avanza hacia la consolidación de la paz y sus luchas sociales son civiles, desarmadas, pacíficas y los que protestan no son combatientes, si no adversarios civiles, protegidos por todos los sistemas del derecho y de los derechos humanos y cualquier alteración o intromisión estatal para apaciguarla debe estar precedida de un anuncio judicial. De esta manera cuando asamblea es maltratada por esquiroles, que pretenden crear confusión o desbaratarla o cuando la movilización es infiltrada, obstaculizada o interferida, estamos frente a graves infracciones condenadas en todo tiempo y lugar bien sea por delitos de espionaje, perfidia o suplantación con fines criminales. El estado, sus funcionarios y simpatizantes contrarios a la movilización, en ningún caso, pueden acudir al derecho de la guerra ni usar métodos y medios de guerra para conjurar el levantamiento. Los jóvenes que están en rebeldía usan la protesta como medio, aceptado por el derecho internacional y consuetudinario, valido para defender derechos negados, o violados. Limitar la violencia es la esencia de la civilización y fomentarla desde adentro del mismo Estado, en su pretensión de desnaturalizar, ridiculizar y vencer al movimiento que defiende su derecho pone a los gobernantes por fuera de la ley y los acerca a la barbarie.

El Estado, a través de sus fuerzas policiales, ha mostrado su debilidad por efecto de la pedagogía no hecha sobre el fin del conflicto que permita el tránsito de la actitud de guerra a una actitud civil preparada para la paz que elimine las formas de lucha contra un enemigo figurado, creado a semejanza del que opina, se opone, cuestiona o protesta contra el gobierno. El mandato a seguir por la sociedad y el estado, es simple: entender que los derechos humanos están por encima de los intereses del partido de gobierno o las mayorías en el congreso y que son un límite al poder, a sus desafueros y excesos. En el caso de la movilización, por la defensa de la universidad pública, los estudiantes, profesores y trabajadores, están en calidad de víctimas, a las que se les está negando la realización de un derecho, a consecuencia de la desfinanciación de la universidad, no por falta de recursos como anuncia con vehemencia el gobierno, si no por una distribución inequitativa de los recursos de la nación orientados al gasto social, que cubre los derechos y por la falta de voluntad política para atender este conflicto al privilegiar el envió de recursos a la guerra y a la deuda, favorecer la empresa privada y el despilfarro del estado convertido en corrupción. Pretender estigmatizar la lucha universitaria conducida magistralmente por los jóvenes universitarios, con modos y prácticas renovadas de actuación, es una grave infracción por parte del gobierno, porque lo que ocurre es una protesta legal, legitima y justa y al contrario negarla tenderá a hacer confluir una cada vez mayor movilización en defensa de todos los demás derechos violados, y se redireccione hacia una oposición frontal al gobierno. Quien está en el límite entre la ley justa del derecho que protege los derechos y la ilegalidad de vulnerarlos es el estado, el poder político, que con su proceder de mantener la desfinanciación y perseguir la protesta está violando el derecho humano ya ganado, protegido por la ley internacional y la consuetudinaria.

P.D. Esta semana (14 al 20 de octubre) será la votación de consulta a estudiantes, profesores/as, trabajadores/as, egresados/as) y acudo a su voto libre, sin atajos ni ataduras, para ser el Rector de la UPTC, defenderla pública, laica, diversa y plural, humanista y con democracia directa y participativa.

https://www.alainet.org/es/articulo/196468


Religiosos franceses se unen para combatir el abuso sexual.


Se organizan grupos de trabajo y jornadas de estudio dedicadas para ayudar a informar decisiones; Abrir nuevas vías de investigación y acción.

Bruno Bouvet, Lourdes 
Francia13 de noviembre de 2018

La Asamblea General de 2018 de CORREF del 10 al 13 de noviembre en Lourdes. (Foto: Santuario de Lourdes / Frédéric Lacaze / CIRIC)

Siguiendo directamente las medidas esbozadas por los obispos franceses en la conclusión de su asamblea plenaria de otoño en Lourdes, representantes de hombres y mujeres religiosas han confirmado su participación en la lucha contra el abuso sexual.

Unos 120 líderes de comunidades religiosas francesas, tanto apostólicas como monásticas, se reunieron el 11 de junio para una reunión en París bajo el lema de “Abuso sexual y pedofilia”, organizada por la Conferencia de Religiosos y Religiosas en Francia (CORREF).

Los participantes acordaron que la reunión fue muy importante y oportuna, especialmente porque incluía cuentas personales de tres víctimas de abuso sexual.

Esto tomó el mismo formato que el adoptado para la reunión celebrada el 3 de noviembre en Lourdes por la Conferencia de Obispos franceses.

Es un claro mensaje de que la comunidad religiosa de Francia está comprometida con el proceso iniciado diez días antes por los obispos para crear una comisión independiente que investiga casos de abuso sexual en la Iglesia a partir de los años cincuenta.

La asamblea general de CORREF comenzó el 10 de noviembre en Lourdes y el 12 de noviembre los miembros votaron para confirmar su participación en la comisión y su investigación.

El día anterior, Pascal Roland, presidente de la Comisión de Obispos para la Vida Consagrada, y el padre eudista Pierre-Yves Pecqueux, secretario general adjunto de la conferencia de obispos, presentaron el proceso que debían adoptar los obispos y describieron los principios fundamentales de la comisión.

La hermana Véronique Margron, presidenta de CORREF describió la atmósfera:

“El ambiente era muy grave, especialmente porque hubo víctimas de abuso entre nosotros. Se discutieron temas importantes, incluidas preguntas planteadas por líderes de congregaciones internacionales que querían saber qué se puede hacer para romper el código de silencio en ciertas áreas de África, Asia e India “.

Se adoptó una segunda resolución, también por voto secreto, para ratificar el enfoque de CORREF y abrir nuevas vías de investigación y acción.

Entre los principales temas planteados se encuentran: el futuro de los miembros del clero que cometieron abusos y cumplieron sus condenas o estaban en espera de juicio; entrenamiento inicial y continuo para prevenir el abuso sexual; discusiones sobre los protocolos para proteger a los menores y sobre los desplazamientos y viajes de los miembros del instituto.

A pesar de la demostración de la determinación del clero, todavía hay muchas preguntas que abordar.

¿Cómo van las comunidades a abrir sus archivos? ¿Qué se buscará exactamente en ellos y qué metodología se utilizará? ¿Qué se hará en ausencia de testimonio escrito? ¿Cómo se calculará la indemnización de las víctimas? ¿Cómo se reflejará esto en una búsqueda de la verdad?

Para examinar estas preguntas desde todos los lados, se han organizado grupos de trabajo y días de estudio dedicados. Esto ayudará a informar las decisiones que se tomarán en una asamblea general intermedia de CORREF en 2019.

Los miembros pueden contar con la confianza colectiva y la voluntad de sus compañeros. Ambas resoluciones fueron votadas por el 99 por ciento de los participantes.

Ignorar el Vaticano: los obispos pueden seguir adelante para detener el abuso y encubrir


13 de noviembre de 2018por David ClohessyResponsabilidadOpinión

20181112T1923-0396-CNS-ABUSE-BISHOPS-PROTESTERS (1000×644) .jpg

Suzanne Emerson, de Silver Spring, Maryland, sostiene un letrero durante una conferencia de prensa celebrada el 12 de noviembre en la Red de Sobrevivientes de los Abusados ​​por Sacerdotes (SNAP, por sus siglas en inglés) cuando los obispos de EE. UU. Se reúnen en Baltimore.  (CNS / Catholic Review / Kevin J. Parks)

Suzanne Emerson, de Silver Spring, Maryland, sostiene un letrero durante una conferencia de prensa celebrada el 12 de noviembre en la Red de Sobrevivientes de los Abusados ​​por Sacerdotes (SNAP, por sus siglas en inglés) cuando los obispos de EE. UU. Se reúnen en Baltimore. (CNS / Catholic Review / Kevin J. Parks)

La especulación puede ser divertida. Pero no es útil, al menos no a corto plazo. Y pocos cuestionarían que la iglesia de los EE. UU. No pueda permitirse el lujo de “tener una visión a largo plazo” cuando se trata de la seguridad de los niños en estos momentos.

Así que dejemos de adivinar por qué los funcionarios del Vaticano rechazaron las medidas casi sin sentido que los obispos de Estados Unidos habían planeado discutir esta semana en Baltimore.

En cambio, seamos prácticos y preguntemos: ¿qué deberían hacer los obispos de EE. UU. Ahora para proteger a los niños, exponer a los malhechores y curar a los heridos?

La respuesta es en realidad bastante sencilla. Los obispos deben usar sus ya amplios poderes para ayudar a detener más abusos y encubrimientos. 

Comencemos con dos pasos que ya se están realizando en muchas diócesis de los Estados Unidos de manera esporádica, pero que deben ampliarse, pasos que no requieren la aprobación del Vaticano o nuevas políticas de la iglesia de los Estados Unidos:

  • Cada obispo debe publicar de forma permanente y prominente todos los nombres de clérigos probados, admitidos y creíblemente acusados ​​en las próximas dos semanas (ya sea vivo o muerto, orden diocesana o religiosa, ordenado u ordenado, incardinado o no, con facultades o no, adultos o niños agredidos ). Alrededor de 50 prelados han publicado dichas listas desde 2002. Ninguno de ellos ha rescindido o lamentado este paso de seguridad de sentido común. Nadie en Roma ha tratado de detener el lanzamiento de estas listas.
  • Cada obispo debe revisar los registros de abuso de su propia diócesis, en caso de que un caso anterior haya sido pasado por alto o necesite una reevaluación. Nuevamente, ningún obispo necesita un burócrata del Vaticano para aprobar este proceso.

Luego hay pasos sólidos, prácticos pero sin precedentes que podrían tomarse. Aquí hay tres:

  • Todos los obispos deben denunciar públicamente al menos a los peores facilitadores: aquellos que ignoraron o escondieron los informes de abuso, los que sabían o sospechaban de abuso pero guardaron silencio o actuaron de manera engañosa. El obispo Richard Malone de Buffalo, Nueva York, viene a la mente, pero hay muchos otros. 
  • Cada obispo debe despedir a los habilitadores, o al menos exponerlos públicamente, a su propia diócesis. Resumenes de declaraciones, cuentas de noticias, testimonios en las cortes, más el conocimiento personal de cada obispo, apuntan a cientos de personas en todo el país. Creo firmemente que hay al menos uno todavía en la nómina en cada diócesis. Deben ser expulsados ​​y expulsados. O, como mínimo, deben ser degradados, disciplinados y denunciados.
  • Todo obispo debe cabildear por, no contra, la eliminación de los estatutos de limitaciones y la creación de ventanas civiles. Pocos argumentarían que los niños están más seguros cuando los depredadores y facilitadores pueden evadir la responsabilidad legal mediante la explotación de tecnicismos. Pocos argumentarían que las víctimas se curan mejor cuando se les niega la oportunidad de prevenir los delitos sexuales con niños al iluminar, en un tribunal de justicia, a los malhechores. 

Vamos a nombrar nombres. Aquí hay algunos obispos de EE. UU. Que han dado pasos positivos positivos recientemente.

El obispo Stephen Biegler de Cheyenne, Wyoming, ha vuelto a abrir públicamente una investigación sobre uno de sus antecesores, el obispo Joseph Hart, quien enfrenta a unos 10 acusadores en su ciudad natal de Kansas City, Missouri.

La semana pasada, el obispo Shawn McKnight de Jefferson City, Missouri, insistió en que las órdenes religiosas divulgaran los nombres de sus sacerdotes acusados. Si se niegan, McKnight dice que no permitirá que sus clérigos trabajen en su diócesis.

¡Te necesitamos!Apoyar el periodismo católico independiente. Conviértete en un miembrode NCR Forward por $ 5 al mes.

También la semana pasada, los oficiales de la iglesia en Washington, DC, pusieron un pastor, el Padre Franciscano. Moises Villalta, está de permiso por no “seguir los protocolos apropiados relacionados con la presentación de reclamos”. Es uno de los pocos empleados de la iglesia que experimentan consecuencias por la posible violación de la Carta de Dallas . (Cientos de empleados de la iglesia actual y anterior deberían haber sido suspendidos hace mucho tiempo o, lo que es peor, por tales violaciones).

Y esta semana, el Cardenal de Chicago Blase Cupich está presionando para avanzar la reunión de la conferencia de los obispos de EE. UU. En junio próximo, hasta marzo, para permitir una acción más rápida. Si bien esas reuniones han sido en gran medida ineficaces en el pasado en relación con el abuso, cada uno de los colegas de Cupich debería saltar sobre esta sugerencia. 

(Lamentablemente, al menos un obispo de los EE. UU. Está utilizando de manera falsa la demora del Vaticano para posponer una medida de prevención simple y comprobada realizada por 50 de sus colegas. El obispo Peter Jugis de Charlotte, Carolina del Norte, dice que ahora demorará su decisión de revelar a los sacerdotes acusados ‘nombres, aunque nadie en Roma ha detenido o tratado de detener o incluso denunciar a un solo prelado que haya dado este paso de sentido común.)

No soy abogado canónico. Pero he estado involucrado en este tema durante tres décadas. Puedo decir con confianza que nada de esto requiere la aprobación del Vaticano ni ningún tipo de política nacional de ningún tipo. 

Estoy totalmente de acuerdo con quienes dicen que los obispos de Estados Unidos deben seguir el ejemplo de los obispos chilenos y ofrecer sus renuncias, en masa, al Papa. Pero aunque muchos católicos, y los ciudadanos estadounidenses en general, se sentirían bien con tal gesto, tampoco supondría una diferencia tangible.

No permitamos que los obispos de EE. UU. Se salgan del gancho por lo que ha hecho el Vaticano. La demora de Roma, de hecho, podría ser una bendición disfrazada si obliga a los prelados de los Estados Unidos a mirar hacia adentro y hacer lo que pueden, y deberían haber hecho hace mucho tiempo, a terminar y disuadir a más delitos y encubrimientos.

[David Clohessy es un director voluntario de St. Louis de la Red de Sobrevivientes de los Abusados ​​por Sacerdotes (SNAP) y ex director nacional de SNAP.]

“Los cristianos arrasaron mil años de filosofía ateniense”


“Los cristianos arrasaron mil años de filosofía ateniense”
LV | Foto: Xavier Cervera

 Comparte en Facebook  Comparte en Twitter  44VÍCTOR-M. AMELA29/10/2018 01:50 | Actualizado a 29/10/2018 03:29

Penumbra

La historia que Nixey desentierra demuestra que el fanatismo es una fuerza muy poderosa. Puede arrasar un mundo de mil años y sobre su ruina fundar otros dos mil años. La edad de la penumbra. Cómo el cristianismo destruyó el mundo clásico (Taurus) exhuma episodios que no me explicaron en clase, hechos sepultados por restos de templos derruidos y cascotes de estatuas mutiladas. Leer este ensayo amenísimo de vívidos episodios y conversar con su autora me hace pensar en un dilema: ser tolerante te deja siempre a los pies de los caballos del intolerante, del convencido de poseer toda la verdad… y en que hay bienes que no tienen remedio ni males que duren tres mil años.

Por qué Europa es cristiana?

Porque los cristianos destruyeron la cultura pagana.

¿Destruyeron?

Demolieron templos paganos, derribaron estatuas de dioses, mutilaron relieves, arrancaron frescos y mosaicos, quemaron bibliotecas, talaron arboledas sagradas, rasparon pergaminos con textos grecolatinos… para escribir oraciones.

¿Cuándo hicieron todo eso?

Desde que el emperador Constantino, en el año 312 d.C., se cristianizó.

¿Se convirtió porque crecían los cristianos en su imperio?

Apenas el 10% de la población era cristiana. Se convirtió por superstición… o empirismo.

¿Cómo fue eso?

Antes de la batalla de Ponte Milvio tuvo la visión de un crismón –monograma de Cristo–, mandó pintarlo en los escudos de sus soldados… ¡y ganó esa batalla!

Alguna otra ventaja tendría el cristianismo sobre el paganismo…

Si trabajabas como soldado o funcionario y eras cristiano… te daban fiesta los domingos.

Sí, no es poca ventaja…

Y el cristianismo era simple, no exigía sacrificios de animales a dioses, rituales… Bastaba con tener fe.

¿En qué?

En Dios. Garantizaba el Paraíso eterno.

Pero el Olimpo grecolatino era más ­entretenido…

Era demencial, erróneo y pecaminoso… para los cristianos. ¡Y procedieron a destruirlo!

¿Tanto les molestaba?

El Dios cristiano exigía exclusividad. Y tolerar a otros dioses equivalía a permitir el mal.

Eso se llama… intolerancia.

Ser intolerante era ser virtuoso. Forzar a otro a salvarse era bueno. Y era bueno destruir todos los ídolos.

Eso suena muy judaico…

Sí, quizá les inspiró el Avodah Zarah, tratado judío sobre cómo profanar una estatua y neutralizar a su demonio.

¿Demonio?

Toda estatua o imagen tenía poder real, contenía un demonio activo. ¡Lo creían todos!

¿Y cómo lo desactivaban los cristianos?

Picaban rostros y manos de frisos, comoen el templo de Isis en Filé (Egipto) o en el Partenón. Picaban los ojos de los bustos de deidades, esculpían cruces en sus fren-tes. Mutilaban estatuas de diosas y diosesy las derribaban, y las pulverizaban.

¿Como los yihadistas hacen hoy?

Los yihadistas destruyeron en el año 2015 en Palmira (Siria) una estatua de Atenea… que estaba reconstruida: ¡la habían destruido ya los cristianos en el año 385 d.C.!

Pobre Atenea…

Y pobre Serapis: su templo en Alejandría, el más hermoso del mundo clásico, con diecinueve salas de biblioteca… fue demolido por el obispo Teófilo y sus fieles cristianos en el año 392 d.C. Y miles de libros ardieron…

¿Qué contenían aquellos libros?

Saberes de todos los filósofos que ya eran clásicos. Los sabios que nos han llegado, desde Aristóteles, Platón, Arquímedes o Demócrito hasta Séneca o Cicerón, ¡son sólo el 1% de la literatura y la filosofía grecolatinas!

¿Qué temían los cristianos de ellos?

La sabiduría era necedad. ¿Para qué saber si eso no salva el alma? ¡Con creer basta! Conocer entorpece tu salvación. Eso pensaban.

Los padres de la Iglesia eran cultos…

Trocaron la filosofía por la teología. Filósofos helenos como Celso o Porfirio les preguntaban: “¿Por qué vuestro Dios ha esperado tantos siglos en enviar a Jesucristo para salvarnos?”. Y los teólogos cristianos respondían en bucle: Dios sabrá.

¿Qué pasó con la vieja filosofía griega?

A principios del siglo IV, los cristianos habían asesinado a Hipatia en Alejandría, Damascio había huido…

¿Damascio?

Hijo de mercaderes de Damasco, filósofo neoplatónico en Alejandría, huyó a Atenas, reflotó la Academia de Platón… hasta que un día no pudo más: fue el último filósofo.

¿Por qué no pudo más?

El emperador Justiniano ordenó ejecutar al que adorase estatuas o hiciese sacrificios. Y prohibió enseñar filosofía. Era el 529 d.C.

Qué barbaridad, eso no pasaría hoy…

Acosados, Damascio y los suyos se largaron de Atenas tres años después. ¡Fin de mil años de filosofía ateniense, desde Sócrates!

¿Adónde fue Damascio?

A Persia, creyendo que su rey era filósofo. Y era otro bruto. De vuelta, perdemos su pista.

Quizá los cristianos devolvían el mal trato de Nerón y de otros paganos…

La persecución romana contra cristianos fue episódica, apenas trece años en tres siglos. Muchos cristianos sí buscaban complacidos el martirio: garantizaba el Paraíso.

Después de Damascio, ¿qué mundo se impuso?

Antes: todo era válido por igual y todo era discutible por igual. Después: sólo un dogma será válido y el resto será indiscutible error.

Un fanatismo ya superado, digo yo.

Hemos rescatado a los filósofos grecolatinos desde el Renacimiento, sí. Aunque, a veces, para verlos sólo como precursores de Cristo.

https://www.lavanguardia.com/lacontra/20181029/452609144394/los-cristianos-arrasaron-mil-anos-de-filosofia-ateniense.html?fbclid=IwAR0eDcZ

La protesta que recibió a Duque en Francia


Política12 Nov 2018 – 4:03 PMRicardo Abdahlla / París

Un grupo de colombianos fueron sacados del evento al que asistió el presidente Iván Duque en la sede de la Unesco, en París. En redes sociales circulan video y fotos de las protestas y la reacción de los agentes de seguridad.

El momento en que oficiales de seguridad de la Unesco sacan a uno de los protestantes. Archivo Particular

Cerca de cien gendarmes antidisturbios fueron desplegados para dispersar a un grupo de colombianos reunidos frente a la sede de la UNESCO, en Francia, con motivo de la conferencia del presidente Iván Duque. Según los asistentes, alrededor de doscientos, a pesar de que se presentaron con anticipación y habían recibido por internet la confirmación de su asistencia, el personal de seguridad del organismo internacional les cerró la puerta de manera violenta para impedir su ingreso.

Duque destaca logros del Acuerdo de Paz y la Alianza del Pacífico

“Son instrucciones de la delegación colombiana” argumentaron los encargados de la logística del evento, quienes además sostuvieron que una persona del consulado se presentaría para dar mayores explicaciones.  Mientras tanto, al interior de la sala en la que el Presidente Duque se preparaba para hablar, varias personas fueron violentamente expulsadas por miembros de la seguridad de la UNESCO, acompañados de agentes de la policía francesa. Según un testigo, que se encontraba en el interior del evento, el personal del consulado habría señalado a las personas que debían ser expulsadas.

El Presidente Duque iniciaba una conferencia en inglés y la tensión crecía al exterior. El grupo de colombianos desplegó una lista con los nombres de los líderes sociales asesinados y exhibieron camisetas amarillas con un lema sobre la misma causa. “El presidente no quiere escuchar preguntas incómodas” afirmó uno de los protestantes, quien consideró que el mandatario fue evasivo al contestar a las preguntas de los estudiantes que asistieron al auditorio en la Escuela de Ciencias Políticas de Paris.

Embedded video

Una de las personas que logró ingresar dijo “sólo cuatro o cinco de los asistentes ingresaron por la entrada pública antes de que la cerraran. El resto entraron por otra puerta y creo que eran invitados de los organizadores, es decir de la Presidencia y la embajada. Es muy triste que estemos exportando el irrespeto a la democracia y el callar por la fuerza a la gente. Y es triste que Francia y la Unesco se presten para esto”.

Colombianos y Colombianas libres protestamos en frente de la @UNESCO_es exigiendo respeto por los compañeros q sacaron por la fuerza de la conferencia de Duque aun sin empezar, funcionarios del consulado con lista en mano abusaron de su poder. @NoticiasUnohttps://www.pscp.tv/w/brnRiTFlV0t5WEd4b0xlUUF8MXlvSk1qYnFyemt4UcpgwCuphosOeykqpFcuSbgjU6hboWom3XdMbOmpTKAF …

158 personas están hablando de estoInformación y privacidad de Twitter Ads

La protesta contra el mandatario fue registrada por algunos asistentes. Se puede ver un video en el que agentes de seguridad sacan a la fuerza a una persona que se niega a contribuir y pide ayuda gritando. También fue gravada una discusión entre una estudiante de doctorado en Derecho Constitucional y el presidente Duque. La colombiana le reclama por la ley de financiamiento y el incremento del IVA, además de hacer mención de las recientes protestas estudiantiles por cuenta del presupuesto para educación.

Embedded video

https://www.elespectador.com/noticias/politica/la-protesta-que-recibio-duque-en-francia-articulo-823247

A %d blogueros les gusta esto: