Colombia, con historia de «falsos positivos», finaliza el diálogo con ELN.


Colombia

Publicado el 18 de enero de 2019

El gobierno de extrema derecha de Duque ha indicado que las confrontaciones militares y la fuerza, no el diálogo, es la única manera de poner fin al conflicto con la guerrilla de izquierda. 

El gobierno colombiano anunció el fin del proceso de paz y el diálogo con el Ejército de Liberación Nacional (ELN, por sus siglas en inglés) luego de acusar al grupo izquierdista de estar detrás del atentado en la Escuela de Policía General de Santander, que dejó 21 muertos y 68 heridos en Bogotá.

RELACIONADO: los 
colombianos piden al gobierno de Duque que mantenga el proceso de paz con el ELN

El presidente Ivan Duque dará el anuncio oficial después de una reunión con el Consejo de Seguridad.

En una conferencia de prensa el viernes, el ministro de Defensa, Guillermo Botero, declaró que el ataque con un vehículo lleno de explosivos fue presuntamente cometido por José Aldemar Rojas Rodríguez, de 56 años, conocido como «El Mocho» o «Kiko».

«Este es un experto en explosivos de la guerrilla que perdió su mano derecha y que desde 1994 se desempeñó como militante del ELN en Puerto Nuevo, en el departamento de Arauca, en la frontera con Venezuela», afirmó Botero.

Por su parte, el Procurador General de Colombia, Néstor Humberto Martínez, reiteró que «el autor material de este acto terrorista es miembro del Ejército de Liberación Nacional» y aseguró que las autoridades tienen «documentos que lo acreditan».

Asimismo, Martínez indicó que la Fiscalía cargará a los miembros del Comando Central del ELN por el ataque.

También explicó que otro hombre, llamado Ricardo Andrés Carvajal, fue capturado y que supuestamente reconoció ser coautor del ataque por teléfono.

Según las autoridades colombianas, el autor del ataque, José Aldemar Rojas es un miembro reconocido del ELN. Sin embargo, Rojas no tiene antecedentes penales y no había orden de arresto vigente contra él.

Anteriormente, los medios locales habían distribuido información falsa sobre supuestas declaraciones del líder del ELN, Pablo Beltrán, sobre el ataque a la escuela de policía, que luego fue rechazada por el grupo insurgente.

Mientras tanto, el ex negociador de paz del gobierno colombiano con el ELN, Juan Camilo Restrepo, dijo en una entrevista con BluRadio el viernes «No recuerdo que el nombre de José Aldemar Rojas circulara en la mesa de Quito mientras estuve allí», refiriéndose a conversaciones de paz que tuvieron lugar en Ecuador antes de trasladarlas a Cuba. .

La noticia de terminar el proceso de paz con el ELN llevó a muchos a llevar a las redes sociales y exigir que el presidente Ivan Duque no renuncie a los acuerdos para el cese de la violencia con el Ejército de Liberación Nacional (ELN) e insistir en mantener el diálogo. Mesa del grupo guerrillero de izquierda.

Además, los críticos señalan el hecho de que el estado colombiano y sus gobiernos sucesivos han sido denunciados por el uso repetido de falsos positivos y declaraciones falsas en favor de intereses puramente políticos.

El 16 de enero, la Corte Interamericana de Derechos Humanos condenó al Estado colombiano por violaciones al derecho a la vida, a la integridad personal ya la libertad personal. La acusación surgió de la muerte de seis jóvenes, bajo la modalidad de falsos positivos, en los departamentos colombianos de Arauca, Santander y Casanare.

RELACIONADO: 
ONU condena intento de asesinato de «falsos positivos» de Colombia

En el fallo de 84 páginas, el organismo internacional encontró «violaciones de garantías y protecciones judiciales por acciones contrarias a las garantías del juez natural, tiempo razonable y diligencia debida, principalmente causadas por fallas y obstáculos de las investigaciones en el marco del criminal militar». jurisdicción.»

«Aunque la Corte ha conocido otros casos de ejecuciones extrajudiciales en Colombia, es el primer fallo de un tribunal internacional en el que se reconoce un patrón de comisión de falsos positivos», dijo una declaración del abogado de los acusados ​​José Alvear Restrepo.

También a principios de este mes, la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH) condenó los intentos contra la vida de Alfamir Castillo, la madre de Darbey Mosquera Castillo, quien fue asesinada en 2008, como parte de los «falsos positivos» extrajudiciales. asesinatos que sacudieron a Colombia durante la administración del presidente Álvaro Uribe.

En el contexto, al menos 1.750 miembros del ejército de Colombia participaron en la creación de «falsos positivos», el nombre que se le da a la práctica de matar civiles y disfrazarlos de combatientes. Según la Oficina del Fiscal General de Colombia, este fenómeno cobró la vida de al menos 2.248 personas entre 1988 y 2014.

El gobierno colombiano ofreció un incentivo para estos asesinatos extrajudiciales al emitir una orden secreta, llamada «Directiva 29», que ofreció una recompensa económica a quienes mataron a guerrilleros o paramilitares.

https://www.telesurenglish.net/news/Colombia-With-History-of-False-Positives-Ends-Dialogue-with-ELN-over-Alleged-Link-to-Bomb-

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: