“Por tierra, techo y trabajo, dignidad pa ‘los de abajo”


Publicado: 20 de enero de 2019 04:53 AM PST

FUENTE:
TEOLOGIA DEL PUEBLO.

“Por tierra, techo y trabajo, dignidad pa ‘los de abajo” canto colectivo creado por los cayetanos.

En caravana abandonamos un chile. No fue fácil, algunos compañeros duraron en la frontera en la madrugada. En Argentina tenemos el barrio intercultural de San Martín de los Andes, territorio ancestral mapuche: profunda experiencia de encuentro en el techo y el pueblo originario, en el territorio recuperado del ejército de la campaña del desierto. 

Bendito lugar donde nos acogieron los compañeros y nos convidaron en una reflexión desde un territorio que interpela. 

Un encuentro al estilo de los de abajo.

Hay acentos de toda la Argentina que invaden los cerros ancestrales. Desde la palabra del Lonco Ariel que convocó a desgarrar la herencia occidental hasta la palabra de cada compañera que se mezcló en los talleres del encuentro.

Cuatro espacios enmarcados en frases de Francisco para las grandes causas de Nuestra América: paz, tierra, techo y trabajo. 

Fue un día de trabajo y disfrute, de una diversidad de voces que delinear una agenda compartida: repensar integralmente las ciudades como núcleos inclusivos de los pobres, una reforma agraria para la tierra mar, el trabajo y el trabajo digno para todos los excluidos Las inventoras de su laburo. Todo esto con el telón de fondo de una visión integral de la paz, más cercano a la shalom hebrea de las viudas que a la pax romana del imperio. 

En esa línea las palabras son más fáciles de entender y se puede leer en el orden del día con los intereses de los pueblos originarios (con especial acento en el pueblo mapuche). 

Los Cayetanos asumen el desafío que el Papa los lanzamientos de los protagonistas de un mundo nuevo y al mismo tiempo, le devuelven a él el desafío de los compañeros de estas luchas. Ni más, ni menos: un papá compañero. 





PD: Parábola de una carcajada digna.

Los que saben también cómo re-crear la vida. Las últimas horas de los cayetanos fueron jugando juntos en un río de la comunidad. Juntos. 

Mientras jugábamos en una poza adornada al pie de un pequeño salto de agua, la dignidad de ver clara: las risas de los compas eran más fuertes que el rugido del agua. Era un honor digno de ser contemplado, porque tal vez cuando la dignidad se cumple el mar, el día, las carcajadas, los pobres, los ganadores, el rugido perpetuo, la caída … 

Gracias a esta escuela de la escuela peregrina de la vida Gracias por el servicio de navidad y de ir a un verdadero año nuevo.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: