VENEZUELA, UNA GUERRA ECONOMICA.


Han pasado muchas cosas y hemos aprendido más desde la semana pasada cuando escribimos, Venezuela: ¿Qué Activistas necesita saber sobre el golpe de estado encabezado por Estados Unidos . En este artículo se actualiza activistas para que estén bien informados y podemos educar a otros en la cara de una narrativa medios bi-partidistas y corporativos apoyar el golpe.Este fin de semana, hubo protestas competir en Venezuela. En una protesta que celebra el 20 aniversario del Proceso Bolivariano, el día Hugo Chávez asumió el cargo, decenas de miles observaron como Presidente Maduro llamó a elecciones para la Asamblea Nacional . La Asamblea actual ha estado en desacato al tribunal desde julio de 2016 y sus decisiones fueron anuladas porque se han negado a eliminar miembros elegidos ilegalmente. El presidente de la legislatura difunto, Juan Guaido, el propio designado presidente del país en violación de la ley venezolana y está bajo investigación.Algunas escenas en las manifestaciones de Guaido eran surrealista. En la manifestación de Caracas , donde habló Guaido, la etapa contó con banderas masivas de EE.UU. e Israel y en la multitud, había títeres pro-Trump , uno con Trump como el Estatuto de la libertad con una cruz cristiana alrededor de su cuello. En otra manifestación, manifestantes de la oposición retiran la bandera venezolana reemplazándola con la bandera de Estados Unidos. 


Los detalles del plan a largo plazo para el petróleo y la dominación de América Latina de VenezuelaEn primer lugar, es importante entender por qué los EE.UU. está apoyando este golpe mal pensado y mal planificada. El golpe Trump es una nueva fase de los objetivos a largo plazo de la política exterior de Estados Unidos cuando se trata de Venezuela y América Latina.Vijay Prashad describe la realidad a largo plazo de los golpes de Estado de Estados Unidos y la dominación de América Latina en los Estados Unidos método de los 12 pasos a Llevar a cabo el cambio de régimen , escribiendo lo que está ocurriendo en Venezuela es “nada único en la historia de Estados Unidos.” Prashad describe el golpe de Estado en Chile, Nixon y Kissinger, que comenzaron en 1970 y terminaron en 1973. en Venezuela, la NED, USAID y la CIA han estado involucrados en operaciones de cambio de régimen y la oposición a la construcción de Hugo Chávez y Nicolás Maduro, desde el comienzo de este siglo. Los EE.UU. gastan decenas de millones de dólares al año para apoyar a los oligarcas de la oposición y los grandes intereses comerciales.La zona gris Proyecto documenta el esfuerzo de más de diez años por los operarios de cambio de régimen estadounidenses que crearon una serie de líderes de la oposición jóvenes incluyendo un presidente de ficción Juan Guaido. Guaido era un poco conocido político de derecha que quedó en segundo lugar en una elección legislativa en el segundo estado más pequeño en Venezuela. Él se metió en la escena nacional por el golpe. En nuestro último artículo , hemos descrito cómo los funcionarios de Canadá y Estados Unidos le animó a convertirse en un presidente autoproclamado.En nuestro próximo Eliminación de la niebla, entrevistamos a Dan Cohen del Proyecto de zona gris. Lo encontrará aquí .The Wall Street Journal, en “ nos empujan a Oust Maduro Marcas primer disparo de Venezuela en el Plan a Cambiar la forma de América Latina”, revela el motivo es colocar a América Latina bajo el control de Estados Unidos. Al comentar sobre este artículo, Yves Smith expresa cómo los EE.UU. parece no haber aprendido de las guerras fallidas en el Medio Oriente, que cuestan billones de Estados Unidos y crean el caos y el sufrimiento al tiempo que debilita la posición global los EE.UU.’.Eric Draitser en Counterpunch se centra en cómo este golpe se trata de derrotar a lo que se percibe como el socialismo en Venezuela. La derrota del chavismo es fundamental para los EE.UU. el control de la región. Venezuela no se puede permitir que rechazar la dominación estadounidense. John Bolton hizo el golpe muy personal de esta semana, amenazando Maduro a aceptar la oferta de amnistía del Guaido o f ind sí mismo en la prisión de Guantánamo .México y Uruguay anunciaron una conferencia internacional que tendrá lugar en Montevideo el 7 de febrero, pero la de EE.UU. está rechazando el diálogo . Los conspiradores del golpe de Estados Unidos y no quieren el diálogo, que quieren un cambio de régimen y nada menos.Dimitri Orlov señala el fin del boom fractura hidráulica en los EE.UU. como una razón por qué hay prisa para tratar de dominar a Venezuela. Él escribe “la bonanza de la fractura hidráulica está terminando. La mayor parte de los puntos clave que ya han sido aprovechadas; pozos nuevos se están agotando más rápido y una menor producción mientras que cuesta más.”Fracking ya está perdiendo mil millones y pronto estará perdiendo billones de dólares. Como resultado, una “escasez de aceite bastante grande viene, y que afectará a más específicamente los EE.UU., que se quema el 20% del petróleo del mundo.” Mientras que un país sensato sería utilizar esto como una razón para una rápida transición a una energía limpia economía, los EE.UU. pretende apuntalar sus compañías petroleras por el robo de petróleo de Venezuela.Los EE.UU. señalamos cómo abusiva podría convertirse por nombrar criminal de guerra Elliot Abrams al equipo de golpe. La intercepción detalles de trabajo a largo plazo de Abrams de aplastar violentamente la democracia. Su récord: En la década de 1980, 75,000 salvadoreños murieron en su mayoría de los escuadrones de la muerte del gobierno; en Guatemala, apoyó un gobierno que ha comprometido violaciónes generalizadas de los derechos humanos en una guerra que mató a 200.000 personas; en la guerra de los contras en Nicaragua, Abrams se declaró culpable de mentir al Congreso sobre el acuerdo Irán-Contra que dio lugar a decenas de miles de muertos. Después de que él fue perdonado por George HW Bush, Abrams volvió a la Casa Blanca de George W. Bush, donde entre otras cosas se ha dado luz verde al golpe fallido contra Hugo Chávez en 2002. 



La guerra económica como excusa para la intervención humanitaria
El Proyecto de zona gris informa sobre los documentos que exponen a los planes de guerra económica de Estados Unidos en Venezuela. Ben Norton escribe, los “documentos reconocen que Washington ha estado utilizando lo que describe claramente como” armas financieras para librar ‘guerra económica’ en la nación sudamericana, rica en petróleo.”Las sanciones comenzaron bajo Bush en 2004 , se intensificaron bajo Obama cuando Venezuela declaró una amenaza a la seguridad nacional en 2015 y escalado bajo Trump. Las sanciones impuestas por Trump han sangrado Venezuela de mil millones de dólares .WikiLeaks publicó un extracto de lo que titula el “ manual de golpe de Estado de Estados Unidos”, que describe cómo los EE.UU. utiliza “armas financieras” para librar Estos documentos describen cómo las sanciones y otras políticas económicas punitivas no son un mero preludio de la guerra “guerra económica.”; que son una forma de guerra. Como escribe Norton, los EE.UU. no está considerando la guerra, pero ha “estado librando una guerra ya, desde hace años.”Incluso en esta tremenda guerra económica, que se agravó con una caída en los precios del petróleo, el gobierno de Maduro se ha centrado en las personas que elevan. Telesur describe los avances logrados durante la administración de Maduro:Venezuela amplió su cobertura de atención médica gratuita a más del 60 por ciento de la población.A principios de este año, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo coloca a Venezuela entre los países con mayor índice de desarrollo humano, superando a la mayoría de los países de América Latina.Venezuela ha construido 3 millones de viviendas para la clase pobre y trabajadora, 1,6 millones bajo Maduro, para albergar a un máximo de diez millones de personas en una población de 30 millones.la administración de Maduro ha proporcionado más de 4.800.000 ordenadores, más de 100 millones de libros de texto de tecnología a los estudiantes de todo el país, y más de 20.000 escuelas han recibido nuevos equipos informáticos.Venezuela ocupa el sexto lugar en el mundo en términos de matrícula en la enseñanza primaria y ha aumentado su cobertura de la educación secundaria a un 73 por ciento de la población.También se han producido avances en los derechos civiles de los sectores históricamente oprimidos de la sociedad venezolana, como las mujeres, los afro-indígenas y la comunidad LGBTQ.Estas ganancias no hacer de Venezuela una economía socialista, de hecho, Noruega es más socialista que Venezuela . Venezuela sigue siendo un país capitalista con el 70% de la economía en las empresas privadas. Algunos de la izquierda critican Maduro por no llevar el país con mayor rapidez para instituir una economía socialista. ¿Por qué es atacado Venezuela y no Noruega? Glen Ford de Negro Informe de la Agenda argumenta otra razón por la que se dirigen es el racismo. Otra es que Venezuela ha rechazado la dominación estadounidense.La combinación de grandes caídas en los precios del petróleo, la guerra económica de Estados Unidos y del oligarca socavar la economía ha dado lugar a la contracción de la economía en un 50% en cinco años – peor que la depresión de Estados Unidos.Esta semana, John Bolton ofreció enviar ayuda humanitaria a petición del Guaido. Cuando Venezuela ha tratado de comprar bienes y productos farmacéuticos esenciales, que han sido bloqueados y se ofreció ayuda humanitaria en su lugar. Esto presenta un problema porque si Venezuela acepta la ayuda humanitaria, entonces sería una excusa para que la Organización de Estados Americanos (OEA) a intervenir. Y que permitiría a las instituciones estadounidenses como USAID en el país para llevar la ayuda.La ironía de los EE.UU. ofreciendo ayuda, mientras que la realización de una guerra económica es evidente. El relator de la ONU dijo que las sanciones están matando a la gente en Venezuela. Mark Weisbrot, del Centro de Estudios Económicos y Política escribe que los EE.UU. está tratando de tomar el control de Venezuela, incluso si sus acciones son ilegales y matar a miles de personas.Venezuela no necesita ayuda, si no fuera por las sanciones y bloqueo. Venezuela, que tiene las segundas mayores reservas de oro, está criando a cientos de miles de millones con la venta de 29 toneladas de reservas de oro de los EAU , así como la venta de oro a Rusia . 


El golpe de estado viciado está fallando debido a supuestos erróneosUn testigo ocular de Venezuela describe cómo el golpe se carece de popularidad. Una protesta llamada a principios de semana tuvo una muy pequeña participación. Jessica Dos Santos, que escribe sobre la vida cotidiana en Venezuela, describe a las personas que tratan de vivir una vida normal y mientras que las personas tienen las críticas de Maduro, que son más opuesto a la intervención de Estados Unidos. Ella escribe “cuando se trata de luchar contra la intervención extranjera, entonces no hay mucho que pensar: Nuestro país es y debe ser el primero. Y esto es debido a nuestro amor por ella, sino también porque tenemos conciencia histórica. No hay una sola nación que ha salido mejor después de una intervención de Estados Unidos o de la OTAN. Además de eso, la intervención presupone que no tenemos la capacidad de resolver nuestros propios problemas “.Luna de Alabama describió grandes fallas en el mal pensado golpe Trump. Esto incluye falsas percepciones sobre el terreno en Venezuela, donde subestimaron apoyo a Maduro y oposición al imperialismo de Estados Unidos entre las personas y los militares. Él describe la falta de apoyo al golpe en la constitución venezolana, con su interpretación errónea del artículo 233, que exige que el presidente sea incapaz de servir para que el presidente de la Asamblea Nacional para que lo sustituya. Además, se describe cómo Guaido no tiene ninguna base de apoyo y cómo el golpe fue trasladado de urgencia sin intervención del Pentágono, el Comando Sur, o el Departamento de Justicia, que eran propensos a oponerse a una medida de este tipo.Guaido ahora está siendo investigado en Venezuela. Sus activos han sido congelados y no se le permite abandonar el país. En la mayoría de los países, ya habría sido encarcelado. La gran mayoría de los militares se ha destacado por Maduro. CNN entrevistó falsos “veteranos” ni siquiera en Venezuela para pedir ayuda militar de Estados Unidos. Y ha habido informes falsos que los militares fue el reclutamiento de menores (jóvenes) a levantarse contra Maduro.Haga clic aquí para ver el vídeoApoyar al pueblo venezolano: fin a las sanciones y prevenir la guerraMaduro envió un mensaje de vídeo a la gente de los Estados Unidos que describen la cobertura de los medios de comunicación falsa e instando a la gente de los Estados Unidos para detener su gobierno de intervenir en Venezuela. Él dijo: “Si los EE.UU. tiene la intención de invadirnos, tendrán un Vietnam peor de lo que pueden imaginar. No dejemos que la violencia “, instando a los espectadores a‘no permitir un nuevo Vietnam en Venezuela’.Las personas en Estados Unidos tienen una gran cantidad de trabajo por hacer para convencer al gobierno de no intervenir en Venezuela, es decir, poner fin a las sanciones económicas, detener las amenazas militares. Max Blumenthal entrevistó a los miembros del Congreso y les preguntó acerca de si los EE.UU. estaba intromisión en Venezuela. La mayoría lo negó o estaban mal informados y los que comprendió lo que estaba pasando se negó a hablar. Algunos han manifestado en contra del golpe de Estado, en particular, Tulsi Gabbard , Ro Khanna , Barbara Lee , Bernie Sanders , y el Comité Progresista, aunque incluso algunos de ellos perpetúan falsedades acerca de la situación.Estar en solidaridad con el pueblo de Venezuela es la guerra y la intervención de oposición. Una encuesta reciente encontró 86% de los venezolanos se oponen a la guerra y el 81% se opone a las sanciones económicas.La amenaza de guerra contra Venezuela es real . Los EE.UU. ya tiene bases militares en Colombia. Había más pruebas esta semana. John Bolton muestra un bloc de notas que decía “5.000 soldados a Colombia” y de EE.UU. aviones militares de transporte están volando sobre y aterrizaje en Colombia.Los activistas deben exigir los Estados Unidos sigue el estado de derecho. El golpe de estado y sanciones violan el derecho internacional como esta carta de ONG ante las Naciones Unidasexplica. Idriss Jazairy, el Relator Especial de la ONU sobre el impacto negativo de las medidas coercitivas unilaterales, explica cómo las sanciones económicas de Estados Unidos violan el derecho internacional. Él escribió, “La coacción, ya sea militar o económico, nunca podrá ser utilizada para buscar un cambio de gobierno en un estado soberano. El uso de sanciones por parte de las potencias extranjeras para derrocar a un gobierno elegido se encuentra en violación de todas las normas del derecho internacional.”El Secretario General de las Naciones Unidas, Antonio Guterres reconoció Maduro como presidente y rechazó la afirmación de Guaido a la presidencia.La OEA, que está dominado por los Estados Unidos, se negó a reconocer Guaido y rechazó intervenir en Venezuela. Incluso el Grupo de Lima, compuesto por los gobiernos de derecha en América Latina que se oponen a Venezuela, ha rechazado la intervención militar .Este artículo y Venezuela: ¿Qué Activistas necesitan saber sobre el golpe de estado encabezado por Estados Unidos , proporcionan a las personas con la información que necesitan para combatir la falsa narrativa de los medios sobre Venezuela. La Alianza para la Justicia Global ha preparado un kit de herramientas activista en Venezuela .Esta semana Resistencia Popular se unió a un llamado a una marcha nacional el sábado 16 de marzo en Washington, DC en contra de los esfuerzos de la administración Trump para diseñar un golpe de estado en Venezuela y comenzar una nueva guerra devastadora allí. Si nos unimos y movilizamos, podemos detener esta guerra y poner fin a las sanciones de Estados Unidos en Venezuela.



PopularResistance.org

La Guerra de Recolonización de Donald Trump contra Venezuela


Por: Samuel Moncada

  • El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, está siguiendo una política de intervención en Venezuela. | Foto: Reuters

Publicado el 1 de febrero de 2019

por Samuel Moncada

Los retratos de Simón Bolívar y el fallecido presidente de Venezuela, Hugo Chávez, se ven durante una conferencia de prensa, Venezuela, 24 de enero de 2019.

El único objetivo de Trump: acabar con el chavismo

por Alex Anfruns

Ministro de Relaciones Exteriores de Ecuador Guillaume Long (L) con el Viceministro de América Latina para el Caribe de Venezuela, Alexander Yánez (R), 8 de febrero de 2018

Guillaume Long sobre el caos post-golpe en Venezuela

por teleSUR

Un águila calva estadounidense festejando en países latinoamericanos mientras araña a África.

La historia – y la hipocresía – de la intromisión estadounidense en Venezuela …

por Brett Wilkins

Recibe nuestro boletín de noticias directamente en tu bandeja de entradaYa me he suscrito | No mostrar este mensaje de nuevo

Es nuestro deber detener esta guerra de recolonización, escribe Samuel Moncada. Venezuela se mantiene firme y en paz; Nadie puede aislarnos y dividirnos.

La recolonización de Trump es la descripción correcta de lo que progresivamente se ha convertido en un plan para una invasión militar de Venezuela por parte de Estados Unidos: un evento nunca antes visto en nuestra historia.

Es esencial enfatizar que, a pesar de las maniobras llevadas a cabo en el extranjero para fabricar una realidad inexistente en Venezuela, hoy nuestro país está en paz y calma. El Gobierno constitucional del presidente Nicolás Maduro está, como siempre lo ha estado, en control total y efectivo del territorio nacional. Las instituciones del Estado venezolano funcionan normalmente, de acuerdo con nuestra Constitución.

Por lo tanto, es una manipulación peligrosa pensar que Venezuela podría representar una amenaza para la paz y la seguridad regional o internacional, un engaño que se intentó con información falsa en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas el sábado 26 de enero. Todos fuimos testigos de lo que ocurrió allí. y a los llamamientos de la gran mayoría de la comunidad internacional de nuestra región a favor del respeto de la soberanía y la autodeterminación de nuestro pueblo. La mayoría de la región apoya nuestra integridad territorial y una solución política sin interferencias extranjeras y sin una invasión militar.

Trump impone su dictador de marionetas

La fabricación de un caso para promover y justificar la recolonización de Venezuela a través de la imposición de un gobierno títere en nuestro país entró en su última fase con la autoproclamación de un legislador como presunto presidente de Venezuela. Esta acción, que no tiene ninguna base en nuestra Constitución Nacional, representa un ataque contra las instituciones democráticas de la República Bolivariana de Venezuela y una usurpación, no solo de los poderes constitucionales del Presidente Maduro, quien fue reelegido para el período 2019-2025. pero también de la voluntad del pueblo venezolano que, a través de un voto universal, directo y secreto, lo eligió libremente en una votación celebrada el 20 de mayo de 2018.

Debemos decirlo claramente: el 23 de enero de 2018, hubo un golpe de estado en Venezuela promovido, organizado y financiado por el gobierno de los Estados Unidos, con un pequeño grupo de países de nuestra región y Europa, como Wall Street. El diario informó el 26 de enero después de una investigación que incluyó información de funcionarios de alto nivel de la administración Trump, y como informaron la AP y el New York Times en septiembre de 2018.

Pence se comprometió a respaldar a Estados Unidos antes del movimiento de líder opositor venezolano

Exclusivo de AP: la coalición anti maduro creció a partir de conversaciones secretas

La administración de Trump discutió los planes de golpe con los oficiales rebeldes venezolanos

Esto implica un nuevo estilo de golpe de Estado impulsado por los Estados Unidos, implementado a través de la manipulación política y legal del artículo 233 de la Constitución Nacional. Aparentemente, están usando el “restablecimiento” del orden democrático en Venezuela como una excusa para imponer un gobierno dictatorial con una concentración de poder similar a los empleados por los regímenes tiránicos que nuestra región experimentó en el siglo XX.

Trump está convirtiendo a Venezuela en una colonia

El objetivo final de esta campaña criminal de agresión contra nuestra Patria es el establecimiento de una fachada que permitirá a los Estados Unidos gobernar directamente a través de sus empleados, como si fueran parte del personal de una compañía petrolera extranjera. Luego, los medios de comunicación tratan de presentar a estos hombres como si fueran representantes legítimos de la oposición política venezolana, cuando en realidad son los representantes de los Estados Unidos en Venezuela. La dictadura que imponen no existe en nuestra Constitución y es claramente un eufemismo por lo que todos sabemos que es un cambio de régimen, exactamente como se aplicó en Libia en 2011 con el Consejo Nacional de Transición.

En los días previos al golpe de estado, el vicepresidente de los Estados Unidos, Mike Pence; El secretario de Estado Mike Pompeo; El asesor de seguridad nacional John Bolton; y el senador Marco Rubio (R-FLO), entre otros funcionarios, amenazó al pueblo venezolano, a sus instituciones y a sus autoridades civiles y militares con el uso de la violencia. Además, hicieron convocatorias públicas para un levantamiento militar con la intención deliberada de romper la cadena de mando de las Fuerzas Armadas, mientras que reiteraron que “todas las opciones están sobre la mesa”, incluida la opción militar, que el propio presidente Donald Trump ha amenazado. en ocasiones anteriores, y para las cuales los países europeos ya han anunciado que se están preparando.

Trump y Europa saquean las riquezas del pueblo venezolano

Utilizando los mismos métodos de las potencias coloniales europeas en África en el siglo XIX o en Estados Unidos en las Américas en el siglo XX, Trump ha reintroducido los comportamientos criminales de saquear las riquezas de los pueblos conquistados, con desprecio por el derecho internacional.

Estas acciones son una demostración de que es el gobierno de los Estados Unidos el que representa la mayor amenaza para la paz y la estabilidad regional de América Latina y el Caribe. Como ahora es su costumbre, amenazan a otros Estados mediante la extorsión y la coacción para que estos reconozcan a un presidente títere, realizando así el mayor robo en la historia, característico de un régimen racista y supremacista que solo se guía por la codicia y el odio. Desafortunadamente, la Unión Europea, siguiendo lo peor de su tradición, se ha unido al saqueo y la aventura militar en Venezuela, como lo anunció el Ministro de Defensa de Portugal el 30 de enero de 2019.

Portugal admite enviar tropas a Venezuela. “Ainda não está em cima da mesa”

Mientras tanto, el primer acto del títere de los Estados Unidos fue pedirle a ese país que intervenga en Venezuela. ¿Cuándo se ha visto a un ciudadano pedir una acción militar que pudiera provocar tanto sufrimiento entre su propia gente mientras pide ser llamado presidente? ¿Cuándo se ha visto a un ciudadano aceptar el robo de los recursos de su propia gente mientras pide ser llamado presidente?

Esa misma persona no reconoce a nadie en el apartamento de Venezuela: ignora a la Corte Suprema, el Consejo Nacional Electoral (el mismo órgano a través del cual fue elegido como legislador de la Asamblea Nacional en 2015), el Procurador General, el Ombudsman Público y la Contraloría General. Hasta el momento, el legislador se ha proclamado jefe de dos ramas del estado: el Poder Ejecutivo y el Poder Legislativo, que ponen de manifiesto la naturaleza dictatorial del régimen que intentan imponer hoy en Venezuela. Los Estados Unidos justifican todas estas acciones en nombre de la libertad, pero el único interés es saquear las riquezas de nuestro pueblo.

En este momento, el plan para invadir Venezuela está llevando a cabo el mayor robo de nuestra gente en nuestra historia. Trump, con el apoyo de los países europeos, se está apropiando de refinerías, oficinas centrales diplomáticas y otros activos y cuentas bancarias en los Estados Unidos. El Reino Unido también está robando nuestras reservas de oro, lo que es consistente con la gran tradición de saqueo del Imperio Británico. Es un retorno a la explotación colonialista. La arrogancia de la élite británica, que está tan acostumbrada al saqueo, les hace creer que pueden robar la riqueza de todos los venezolanos con impunidad solo porque se han convertido en socios minoritarios de Trump en la colonia venezolana. ¿Qué país del mundo podría pensar que sus reservas monetarias tienen algún grado de seguridad en los bancos de un antiguo imperio basado en el robo y apoyado por un fanático racista?

Mientras duerme protegido por los marines en la Embajada de los Estados Unidos en Caracas, en Caracas, el empleado de los Estados Unidos en Venezuela pide un levantamiento de las Fuerzas Armadas y una rebelión civil, pide a los funcionarios públicos que ignoren el principio de autoridad, ratifica la diplomacia. Representantes nombrados por Trump ante organismos multilaterales y otros Estados, trata de sobornar las ofertas del servicio exterior venezolano en las redes sociales, pide la confiscación de los recursos financieros y los activos del Estado venezolano en el extranjero y acepta el saqueo de nuestro territorio sagrado .

Un ejemplo es el nombramiento del supuesto representante de Venezuela en la Casa Blanca, el Sr. Carlos Vecchio, quien fue nombrado por el Senador Marco Rubio en Twitter y luego ratificado por la Asamblea Nacional. Esta persona fue previamente un abogado con Exxon Mobil en nuestro país. Es decir, él es literalmente un empleado de una compañía petrolera estadounidense en Venezuela. No puede haber una señal más clara de un gobierno colonial que esto.

Del robo externo a la guerra por saqueo interno

 A la luz de todo lo anterior y las derrotas del gobierno de los Estados Unidos en el ámbito internacional, tanto en la Organización de los Estados Americanos (OEA) como en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, debemos advertir sobre el próximo paso: un ejército invasión. Utilizando una supuesta “crisis humanitaria” o usando la desacreditada “responsabilidad de proteger” como justificación, Trump quiere intervenir militarmente en nuestro territorio nacional sagrado. Debemos evitar que Venezuela se convierta en la excusa que Trump está buscando para salvar su piel como presidente. No podemos permitir que los especuladores de la guerra satisfagan sus ambiciones y codicia utilizando a nuestra gente como carne de cañón.

El derecho internacional es el único marco para abordar los problemas venezolanos desde el exterior.

 La solución para las circunstancias actuales de Venezuela requiere, sobre todo, el respeto de los principios fundamentales que están claramente establecidos en la Carta de las Naciones Unidas. Se trata del respeto por la soberanía y la autodeterminación de las personas, la no injerencia en los asuntos internos de los Estados, el respeto por sus instituciones democráticas y la abstención de amenazas o uso de la fuerza. No pedimos nada diferente a lo que todos los demás gobiernos exigen y esperan de la comunidad internacional. Así como no es Venezuela quien debe decidir los asuntos internos de otros estados, ningún otro país puede intentar determinar el futuro de nuestra patria, incluso quién es el presidente de nuestra nación. Por eso valoramos la posición digna y de principios adoptada por nuestros países hermanos del Caribe,

El Gobierno del presidente Nicolás Maduro , por su parte, ha expresado y demostrado su disposición al diálogo. Nuestras herramientas nuestra política, el respeto a la ley, la razón y la diplomacia. Somos conscientes de que hay intereses oscuros que desean llevarnos a la guerra, como pretende el presidente Trump, y que somos el objetivo de una posible invasión militar, que coincide con los llamamientos de los aparatos de propaganda de los Estados Unidos y Europa.

Entendemos estos riesgos, incluso más después de que el presidente Trump designó a un criminal de guerra, condenado en su propio país, llamado Elliot Abrams a cargo de manejar la situación venezolana. Nunca sacrificaremos nuestra soberanía a las presiones, la extorsión y las conspiraciones que los países que promueven este plan para la recolonización insisten en fabricar.

Hacemos un llamado respetuoso para defender las normas del derecho internacional, para reiterar la validez de los propósitos y principios consagrados en la Carta de las Naciones Unidas como garantes de la paz, la seguridad y la estabilidad internacionales. Es nuestro deber detener esta guerra de recolonización. Venezuela se mantiene firme y en paz; Nadie puede aislarnos y dividirnos. Estamos en el proceso de una segunda liberación de nuestra patria.

Samuel Moncada Acosta

Audaz relectura del cristianismo (38). Celibato, reflexión “sui generis”


03.02.19 | 11:33. Archivado en audaz relectura del cristianismo

El tema del celibato, tan recurrente estos días incluso en este medio tras las declaraciones del papa Francisco en el viaje a la JMJ de Panamá, bien merece nuestra atención, pero no por la repercusión directa que pueda tener el hecho de que los curas pudieran casarse pronto sino por la trascendencia que ese cambio de rumbo tendría para los hombres de nuestro tiempo.

Según hemos podido leer en los medios, el papa Francisco declaró a los periodistas que lo acompañaban en el avión: “Personalmente pienso que el celibato es un don para la iglesia…, yo no estoy de acuerdo con permitir el celibato opcional, no… Prefiero dar la vida antes de cambiar la ley del celibato”. E incluso llegó más lejos al confesarles que no querría presentarse ante Dios con las manos manchadas al ser el papa que hubiera derogado la obligatoriedad del celibato sacerdotal.

Desacuerdo

De los lectores de este blog es bien conocido que profeso una profunda admiración a este papa por muchas razones, a pesar de mi arraigada desafección a la “institución eclesial” en general. No es cuestión ahora ni de exponer las razones de esa sincera admiración ni de enzarzarse en las causas de tan amarga desafección, sino de subrayar la importancia de la reflexión que sigue al manifestar mi incómodo desacuerdo con el contenido objetivo de las manifestaciones referidas. No hablo ni de contrariedad ni de disgusto, sino solo de un desacuerdo limitado a lo objetivo del tema, no a lo subjetivo, es decir, limitado a la trascendencia del hecho en sí, no a lo que pueda sentir el papa como gobernador supremo de la Iglesia católica y como sacerdote obligado al celibato reglamentario. Entiendo incluso que el papa pueda sentir que, de abolir tal obligatoriedad, sus manos estarían manchadas a la hora de presentarse ante Dios para rendirle cuentas, que ojalá sea dentro de muchos años.

Llegados a este punto, pido a esos mismos lectores disculpas, dado su peculiar contenido, por la muy osada irreverencia que sigue y que viene muy a cuento, expuesta, claro está, con la mejor de las intenciones y en busca de una lección provechosa. Es una irreverencia que me viene impuesta por mi propia experiencia espiritual.

Reflexionando sobre la parábola del hijo pródigo, en la que se nos describe la infinita paciencia y el gran corazón de Dios, le reprocho al Padre de la parábola que se quedara esperando día tras día la vuelta de su hijo y no tuviera el coraje de salir en su busca, de entrar en la cuadra en que vivía y de rescatarlo de la pocilga en que comía, manchándose incluso sus ricas y lujosas vestimentas. Un padre auténtico se arrojaría a un río desbordado, entraría en una casa en llamas y, desde luego, se lanzaría a una pocilga para rescatar a su hijo, por no mencionar aquí, lo que también viene muy a cuento, aquello de dejarse crucificar para redimirlo de su cautiverio. Sí, sé que esto es una tontería, pero estoy convencido de que, de obrar como digo, el Dios de mi reflexión sería más Dios y más misericordioso que el de la parábola, por más que algunos repliquen que entonces no se destacaría en ella su infinita paciencia ni se respetaría la libre voluntad de que ha dotado a los seres humanos.

Mancharse por el “reino de Dios”

¿A dónde quiero llegar con todo esto? Ni más ni menos que a reprocharle también al papa Francisco que no tenga el coraje de presentarse ante Dios con las manos manchadas por haber abolido el celibato obligatorio de los sacerdotes de la Iglesia católica occidental, gesto o decisión que rescataría a muchos de sus hijos de su infierno particular y liberaría a todos los seres humanos (dimensión cultural) de la opresión de una norma francamente tiránica. De ser cierto que una disposición canónica como esa manchara las manos del Pontífice, seguro que millones de católicos y muchos otros hombres de buena voluntad se prestarían voluntarios a lavar unas manos que, además, besarían con lágrimas en los ojos de puro agradecimiento. A la hora de salir a las periferias y de oler a oveja no deberíamos olvidar que, en lo tocante a porquerías, el Dios de nuestra fe ha sido el que más se ha manchado por el solo hecho de revestirse de nuestra condición para salvarnos.

Además, la impresión de suciedad del papa no deja de ser muy subjetiva. Estoy convencido de que, de haber alguna mierda en ello, que no la hay, dicha mierda se transubstanciaría milagrosamente en un aleluya gozoso para los millones de personas agradecidas y, a la larga, también para el mismo papa.

Solo un ministerio

No es mi propósito extenderme aquí aduciendo cientos de razones de carácter social, pragmático y burocrático para poner de relieve los sustanciosos pros y difuminar los endebles contras de la abolición del celibato obligatorio, metiendo de por medio la pederastia, el amancebamiento y el puterío de un porcentaje no pequeño de clérigos desaprensivos que se aprovechan de su condición. Tampoco vendría al caso calibrar si el celibato opcional promovería o entorpecería las vocaciones sacerdotales en la situación actual de rigurosa penuria. A tenor del propósito general de este blog, debo fijarme solo en el peso que el celibato tiene en una Iglesia obligada por vocación a transmitir un mensaje de salvación, preguntándome si de verdad aporta algo de positivo a esa transmisión.

Fijemos de antemano que sagrado y santo es solo Dios y, por desbordamiento suyo, todo lo que de sus criaturas se refiere a él. De ahí que las personas y las cosas sean santas y sagradas solo en la medida en que sirven a la santidad divina y participan de ella. No hay una santidad especial para el clérigo y otra para el laico.

Ni el sacerdocio ni el celibato significan o causan de por sí ninguna santidad o sacralidad especial. El sacerdocio, por un lado, es solo un ministerio al servicio de lo sagrado y el celibato, por otro, lo único que aporta es una mayor disponibilidad para ejercer ese ministerio. Que un ser humano sea más o menos santo no depende en absoluto ni de que sea sacerdote ni de que sea célibe, sino de cómo sea su vida y de cómo ejerza su vocación particular. Hablo de un criterio incuestionable para calibrar tanto la santidad de un laico como la de un sacerdote célibe o la de un sacerdote casado de la Iglesia católica oriental.

Lo único que debería preocuparnos de los sacerdotes es que cumplan satisfactoriamente su cometido de pastores de la grey de Dios. Que el sacerdote sea célibe no es garantía de que el ejercicio de ese ministerio sea el mejor posible. La ventaja que ofrece el celibato, por más que no lo confiese así la Iglesia jerárquica y por mucho que trate de justificar su imposición con razones supuestamente místicas, es la total disponibilidad de un operario soltero, entregado por completo a la causa o a la empresa. Francamente, no encuentro absolutamente ninguna razón ni teológica, ni mística, ni evangélica, para que persista tan obstinadamente una ley que tantos destrozos causa entre los sacerdotes católicos occidentales y que tanto desorienta a todos con relación a las exigencias genuinas de la fe cristiana.

Celibato opcional y mujeres al altar

Espero que ninguno de mis lectores deduzca de lo dicho que propugno la abolición del celibato como algo nefasto para la Iglesia católica por los peligros que entraña la soltería, ni mucho menos. Lo único que propugno como conveniente para todos es que su obligatoriedad sea abolida. Me refiero, pues, a lo que conviene a la evangelización del pueblo de Dios, conveniencia que también hoy -lo subrayo de paso- está pidiendo a gritos que las mujeres desempeñen en el seno de la Iglesia católica las mismas tareas que los hombres. Si el celibato fuera opcional, que un hombre o una mujer prefieran ser célibes a la hora de ejercer un ministerio sacerdotal sí que contribuiría a realzar su entrega a la causa de la evangelización. En tal supuesto, hasta es muy posible que muchos creyentes prefirieran, a la hora de buscar una dirección espiritual, lo servicios de un sacerdote célibe, fuera hombre o mujer.

Por lo demás, lo dicho no es óbice para entender que la posible y deseable abolición de la obligatoriedad del celibato sacerdotal no tendría repercusión alguna en el seno de las órdenes religiosas, cuyos miembros sacerdotes -sería hermoso ver a muchas monjas celebrando la eucaristía- no están obligados a vivir en castidad por ninguna promesa de celibato sino por sus votos.

La Iglesia institucional se ha constituido en casta y hasta que no se convierta en “comunidad de servicio” tendrá que llevar sobre sus espaldas la pesada cruz de sus propias mezquindades y contradicciones, como la de carecer de sacerdotes cuando hay muchos hombres y mujeres dispuestos a ejercer dignamente ese ministerio. De por sí, la Iglesia es santa y todos sus miembros son sacerdotes. Todos los cristianos y todos los hombres somos granos de trigo y de uva de una eucaristía convertida en Cuerpo Místico de Cristo o Iglesia. Eso es lo realmente hermoso, estimulante, alegre y santo del cristianismo. Pensar que la Iglesia son los papas, los cardenales, los obispos y los curas nos lleva a aberraciones como la de la imposición de un celibato obligatorio a quien se sienta llamado a desempeñar una labor como la del ministerio sacerdotal.

En resumidas cuentas, abolir la obligatoriedad del celibato no mancharía ninguna conciencia ni mano alguna. Más bien al contrario, pues quitaría de las espaldas de muchos cristianos un pesado fardo que, en última instancia, a nada conduce o nada bueno aporta. Lo sagrado y lo santo, en el ámbito de lo humano, es solo el reflejo de una conducta honesta de servicio amoroso a los hermanos.

http://blogs.periodistadigital.com/esperanza-radical.php/2019/02/03/audaz-relectura-del-cristianismo-38-celi

El bloqueo, el arma cobarde de EEUU: Aprenda de qué se trata y cómo lo realizan por muchos años, tal como los ocurridos en Chile, Cuba y ahora con Venezuela.


por Pedro Santander

La prensa mundial dedica a diario extensos espacios (de preferencia titulares y columnas de opinión) para resaltar todas las dificultades por las que atraviesa el pueblo venezolano. Al hacerlo, siempre culpa de ello a la gestión del presidente, Nicolás Maduro. Periodistas, opinólogos, cantantes, actores, académicos y políticos opinan con fruición en los principales medios del mundo acerca de Venezuela. Pero esa obsesión mediática con el país caribeño siempre oculta una variable clave para cualquier análisis mínimamente riguroso: el bloqueo.

Al igual que ha ocurrido por décadas con Cuba, se juzga y critica el proceso político y la situación venezolana como si no existiera esa tremenda variable. No es novedad que un país cuyo Gobierno intenta hacer una política interior y exterior de manera independiente y que, además, plantea una crítica al sistema capitalista sea bloqueado brutalmente. Le ocurre a Cuba desde hace mas de 50 años. Le ocurrió al Gobierno de Salvador Allende quien, desde el inicio de su mandato, tuvo que lidiar con un bloqueo económico internacional que impulsó el congelamiento de las ventas del cobre en el exterior. De hecho, en su discurso de diciembre de 1972 ante las Naciones Unidas, Allende denunció “el bloqueo financiero y económico ejercido por los Estados Unidos”. Lo mismo hizo este año el presidente Maduro en las 73aAsamblea General de las Naciones Unidas.

La estrategia es la misma: bloquear política y económicamente a los países disidentes (o sea, soberanos) y ocultar mediáticamente el bloqueo, así como sus consecuencias, ante la opinión publica mundial. Le ha pasado a Cuba, le ocurrió a Chile y le sucede a Venezuela.

Sin embargo, en cada caso el bloqueo adquiere expresiones y modalidades particulares. Para el caso de Venezuela podemos distinguir cuatro: 1) bloqueo a través de decretos extraterritoriales, 2) bloqueo a través de intermediarios, 3) bloqueo mediante agencias de calificación de riesgo y, 4) bloqueo informativo impulsado por las corporaciones mediáticas.

La primera modalidad se formalizó el 9 de marzo de 2015, cuando Barack Obama firmó un decreto ejecutivo que declaró a Venezuela como una “amenaza inusual y extraordinaria”. Literalmente, este decreto dice: “Por medio de la presente, informo que he emitido una Orden Ejecutiva declarando una emergencia nacional con respecto a la amenaza inusual y extraordinaria para la seguridad nacional y la política exterior de Estados Unidos representada por la situación en Venezuela”. Esa orden ejecutiva se ha ido extendiendo en el tiempo y ampliando en sus efectos. En mayo de 2018, Donald Trump, en respuesta a la insolencia chavista de convocar (una vez más) a elecciones, decretó sanciones del Departamento del Tesoro para prohibir la compra, por parte de ciudadanos estadounidenses, de cualquier deuda del Gobierno de Venezuela, incluidas las cuentas por cobrar. Estas sanciones incluyen al Banco Central y a la estatal petrolera PDVSA. Al día de hoy, Venezuela no puede hacer uso del Dólar como moneda internacional, ni puede negociar ninguna transacción internacional a través de dicha divisa. Esto implica la imposibilidad de negociar la deuda externa, ya que la mayoría de los contratos de deuda pertenecen a jurisdicción estadounidense.

En esa línea, gran parte del sistema financiero internacional ha venido propiciando, en los últimos años, un esquema de bloqueo hacia las operaciones financieras de Venezuela. Se han sucedido cancelaciones unilaterales de contratos de corresponsalía bancaria del Citibank, Comerzbank, Deutsche Bank, etc. Desde julio de 2017, el agente de pago de los bonos emitidos por PDVSA, Delaware, informó que su banco corresponsal (PNC Bank) en Estados Unidos se negaba a recibir fondos provenientes de la estatal petrolera.

La segunda forma, el bloqueo mediante intermediarios, es una expresión propia de estos tiempos. El objetivo es evitar que cualquier intermediario que realiza transacciones con Venezuela las lleve a cabo, impidiendo toda interacción y relacionamiento de Venezuela con empresas de los Estados Unidos. Y no sólo de allí: el Novo Banco (Portugal) notificó en agosto de 2017 la imposibilidad de realizar operaciones en dólares con instituciones públicas venezolanas por bloqueo de intermediarios. Se impide, así, que los intermediarios de pago actúen, bloqueando cualquier acción de pago. Esta modalidad ha tenido consecuencias humanitarias en tanto se han visto afectadas, por ejemplo, las compras de medicamentos y de alimentos.

En 2017, 300 mil dosis de insulina pagadas por el Estado venezolano no llegaron al país porque el Citibank boicoteó la compra de este insumo. El banco estadounidense se negó a recibir los fondos que Venezuela estaba depositando para pagar la importación de este inmenso cargamento, necesario para los pacientes con diabetes. En consecuencia, la insulina quedó paralizada en un puerto internacional, a pesar de que existían los recursos para adquirir el medicamento. A eso se suma que el laboratorio colombiano BSN Medical impidió la llegada de un cargamento de Primaquina, medicina usada para tratar la malaria. Un total de 23 operaciones en el sistema financiero internacional fueron devueltas (entre ellas 39 millones de dólares para alimentos, insumos básicos y medicamentos). Finalmente, desde noviembre del año pasado, 1.650 millones de dólares de Venezuela destinados a la compra de alimentos y medicinas están secuestrados por parte de la empresa de servicios financieros Euroclear, en cumplimiento de las sanciones del Departamento del Tesoro de EE. UU.

El bloqueo de intermediarios no sólo apunta a las operaciones financieras. También afecta la movilidad de los venezolanos en los más diversos ámbitos. Desde 2014 se han ido de Venezuela Air Canada, Tiara Air, Alitalia, Gol, Lufthansa, Latam Airlines Aero México, United Airlines, Avianca, Delta Airlines, Aerolíneas Argentinas, etc. Es cada vez mas difícil llegar por aire a Venezuela.

También las agencias de viaje se unen al cerco. Por ejemplo: 15 boxeadores venezolanos no pudieron presentarse al evento clasificatorio para los Juegos Centroamericanos y del Caribe 2018 (CAC), debido a la imposibilidad de llegar a un acuerdo con las agencias, las cuales pusieron varias limitaciones, entre ellas, el precio del pasaje: éste pasó de 300 a 2.100 dólares por persona al enterarse la empresa que se trataba del traslado de la Federación Venezolana de Boxeo. Cuando, luego, un privado ofreció un vuelo chárter para trasladar al equipo, Colombia y Panamá no autorizaron el uso de sus espacios aéreos, por lo que México también decidió negarse a ceder su espacio para el vuelo. Antes había ocurrido una situación similar con la selección femenina de voleibol. Este año, Guatemala negó visados a la selección de rugby venezolana para participar en el Sudamericano 4 Naciones B y, también, a la selección nacional de lucha para el Campeonato Panamericano.

También se bloquea las expresiones culturales: a principios de año, el banco italiano Intensa Sanpaolo bloqueó los recursos para la participación del pabellón de Venezuela en la XVI Bienal de Arquitectura de Venecia. Como un “crimen cultural” lo calificó el Ministro Ernesto Villegas quien logró, tras arduas gestiones y denuncias, romper ese cerco.

Y no sólo vemos trabas para que manifestaciones culturales y deportivas venezolanas salgan al exterior y representen a sus país, puesto que el boicot también opera a la inversa: artistas y deportistas de otros países se niegan a ir a Venezuela y, con desparpajo, hablan acerca del Gobierno venezolano y del chavismo. Tal vez Miguel Bosé y Jaime Bayly son los ejemplos más esperpénticos en ese sentido. Este boicot cultural y deportivo es muy efectivo a la hora de incidir en la opinión pública mundial y una poderosa herramienta para la construcción de un sentido común negativo hacia Venezuela, debido a la popularidad de quienes como Miguel Bosé, Alejandro Sanz, Kevin Spacey, Gloria Stefan o Francisco Cervelli (receptor de los Pittsburg Pirates) diseminan propaganda negativa, en un contexto de bloqueo multidimensional.

La tercera modalidad se expresa a través de la arbitraria e injusta calificación de riesgo que hacen las agencias. El riesgo país (RP) otorgado por las agencias de calificación es improcedente si observamos el cumplimiento de Venezuela con el pago de la deuda externa. En los últimos 4 años la República ha honrado sus compromisos de pago por un total de 73.359 millones de dólares. No obstante, el RP ha seguido subiendo. Como denuncia el economista Alfredo Serrano, “van 32 meses en los últimos 14 años en los que el RP contra Venezuela ha subido, a pesar del incremento del precio del petróleo. En la actualidad, el RP, dado por JP Morgan (EMBI +), se encuentra en 4.820 puntos, es decir, 38 veces más de lo que le asignan a Chile, aun cuando este país tiene una ratio de deuda/PIB similar al venezolano. Todo esto encarece y prácticamente impide cualquier posibilidad de obtención de créditos”.

Estos tres bloqueos están teñidos de cinismo y paradojas: mientras que, por un lado, la prensa mundial denuncia ‘hambruna y crisis humanitaria’ en Venezuela, por otro, en acción coordinada, países e instituciones proestadounidenses bloquean el ingreso de medicamentos y alimentos al país. Mientras el Grupo de Lima, Estados Unidos y la Unión Europea muestran consternación por la emigración venezolana, las lineas aéreas de esos mismos países abandonan el territorio. Y, en tanto se cumplen los compromisos de pago, aumenta el riesgo país.

Es una absurda inversión de la realidad. Sin embargo, por muy absurda que sea se sostiene ideológicamente gracias a la cuarta modalidad de bloqueo: el mediático. Este bloqueo también es muy paradojal pues Venezuela es el país del que más hablan los medios de las corporaciones internacionales. Se trata, pues, de un ‘bloqueo ruidoso’, diferente, por ejemplo, al bloqueo silencioso que hay respecto de Guantánamo, de las masacres en Yemen y Palestina o de los constantes asesinatos de periodistas en México. Por el contrario, con Venezuela hay profusión informativa, continuidad de agenda escandalera y festín verborrágico .

Efectivamente, durante el 2017, sobre una muestra de 90 medios estadounidenses, se contabilizaron 3.880 noticias negativas sobre Venezuela, es decir, una media de 11 diarias, encabezadas por Bloomberg y el Miami Herald. En cuanto a las agencias, Reuters y AFP juntas reúnen el 91% de las noticias negativas. A su vez, el diario El País de España mencionó a Venezuela en ¡249! de las 365 ediciones del 2017, casi a diario y siempre negativamente. Y si eso parece una exageración, falta el adjetivo adecuado para calificar lo de la cadena alemana Deutsche Welle (DW): ésta publicó 630 noticias sobre el presidente Maduro…¡casi 2 diarias! Para el caso de la prensa latinoamericana son los medios de México, Colombia y Chile (es decir, los principales integrantes de la Alianza del Pacífico), los que más y con menor rigor periodístico informan: 4.200 noticias negativas aparecieron en México el 2017, 3.188 en Colombia y 3.133 en Chile.

¡Ninguna mencionó el bloqueo!

El cerco mediático opera generando inmenso ruido y, a la vez, invisibilizando tanto al bloqueo como al pueblo chavista. Ambos no existen en los medios de las corporaciones y, al no existir ambos, la opinión pública mundial, que mayoritariamente accede a información sobre Venezuela a través de la agenda informativa hegemónica, es proclive a formarse una visión sesgada de la realidad.

Esa es la fórmula del bloqueo actual, impulsado a modo de política exterior por los Estados Unidos contra los países periféricos que, como Venezuela, buscan construir con soberanía sus propios caminos. Podemos ver una continuidad con los casos de Cuba y Chile durante el siglo 20, pero también vemos rasgos característicos del siglo 21 y de esta etapa del imperialismo.

https://www.chileokulto.cl/el-bloqueo-el-arma-cobarde-de-eeuu-aprenda-de-que-se-trata-y-como-lo-realizan-por-muchos-anos-tal-como-los-ocurridos-en-chile-cub

Entre el principio esperanza y el principio resistencia: la utopía en la obra de Juan José Tamayo


El profesor Tamayo ha elegido el faro conceptual de la utopía porque es una voz que persevera en la crítica y la denuncia pero sin tratar de amargarnos la vidaEste libro concreto recoge el legado de todos los que se han organizado para ofrecer cambios reales y esperanza real a millones de personas prescindibles

Ana de Miguel Álvarezlosdiablosazules@infolibre.es@_infoLibrePublicada el 01/02/2019 a las 06:00Actualizada el 31/01/2019 a las 20:42

¿Ha muerto la utopía? ¿Triunfan las distopías?
Juan José Tamayo
Biblioteca Nueva
Madrid
2018

¿Ha muerto la utopía? ¿Triunfan las distopías?, de Juan José Tamayo.

Muchas veces he querido reseñar algún libro del profesor Juanjo Tamayo y al final siempre he retrocedido. Tal vez por pensar que la teología, aunque fuera la teología de la liberación  —una teología pluralista, una teología que mira hacia el sur y que sabe que todo norte tiene su sur— no formaba parte de mi área de investigación. Sin embargo, creo que la lectura de su última lección, una reflexión en torno a las utopías y las distopías, me abre una posibilidad de reflexionar sobre el conjunto de sus aportaciones. No sin antes aclarar que no es que este pensador de fondo haya pasado a otra dimensión, sino que después de muchos años de docencia universitaria ha sido nombrado profesor emérito.

Y este nombramiento se acompaña del ritual de una última clase, clase en que tus colegas y estudiantes te escuchan con más atención y cariño que de costumbre. Tal vez porque cada vez resuena más en nuestros oídos el run run de aquellos versos que aprendes en la infancia: “Despierte el alma dormida…”. O tal vez porque lo que está diciendo y escribiendo Tamayo interpela a nuestras inquietudes.

¿A qué inquietudes me refiero? En primer lugar habría que recordar que tras años de lucha por las 35 horas semanales no se sabe bien con qué tipo de entusiasmo —Zafra dixit— nos encontramos conectadas y trabajando a todas horas y, encima, sin llegar bien a todo. Todos tendemos a estar agotados por jornadas interminables, pero aún así leemos los periódicos y… parece que muchas de las noticias de los últimos años tienen que ser una pesadilla, no pueden ser verdad. Y tenemos ante nosotras un libro que se titula ¿Ha muerto la utopía? ¿Triunfan las distopías? (Biblioteca Nueva, 2018). Apenas lo abrimos nos dan ganas de responder afirmativamente. Sí, si esto era una lucha del bien contra el mal ya parece que apunta un ganador.

Pero la lectura de este libro nos va a ir situando en una respuesta muy distinta. Estas son algunas de las preguntas que cabe hacerse al hilo de su lectura: ¿Merece la pena luchar por un mundo mejor para todos? ¿Por dejar el mundo un poco mejor que lo encontramos? ¿Qué quiere decir eso y cuál es el camino? ¿Tiene sentido situar el concepto de utopía en el mismo centro de la filosofía política?

Estas preguntas siempre han tenido sentido, por ejemplo en aquel momento histórico en que se levantaron tantas voces en la teología a favor de cambios radicales en los países devastados por la desigualdad. El momento en que religión y revolución se dieron una cierta mano y se abrió una esperanza. Tenían sentido pero tal vez hoy no tanto. La teología de la liberación no está de moda o no está de moda en Europa. Las figuras carismáticas de aquella teología “dispuesta a echar su suerte por los pobres” y que fueron vilmente asesinados para que se callaran de una vez no tienen sus películas de éxito. Ni decenas de series como si las tienen los humanos, demasiado humanos narcotraficantes. Y sus conexiones con el poder en todas sus formas, sus asesinos.

Asesinos que hacen llegar muy bien al Estado y a las iglesias que el auténtico magisterio espiritual es el que enseña  que el único pecado real es el aborto. Que Dios puede comprender el sacrificio de aguantar la violación y el abuso por parte de tus familiares, de aguantar la violencia del esposo —ay, qué difíciles son los hombres, cuánto nos prueba Dios con ellos— pero el aborto, eso es pasaje al infierno. Y mira a las cárceles del Estado también.

La obra de Juanjo Tamayo no es de las que quedan afectadas por las modas intelectuales. Este libro concreto recoge el legado de todos los que han escrito, han clamado y se han organizado para ofrecer cambios reales y esperanza real a millones de personas prescindibles. De los que han optado por trabajar para hacer buena la demanda marxista de dejar de interpretar el mundo y luchar para transformarlo. Y para convencernos de que otra forma de sociedad es posible. La utopía como una de las mejores caminos para abordar las desigualdades y cuestionar el silencio que se quiere imponer sobre tantas y tantas maldades, dan ganas de decir.

Creo que el profesor Tamayo ha elegido el faro conceptual de la utopía porque es una voz que persevera en la crítica y la denuncia pero sin tratar de amargarnos la vida, porque el tono de la esperanza y de la perseverancia siempre tiene que destilar alegría. No tal vez esa  alegría optimista que dice “tranquilos, os he contado los desastres de mundo, pero con un poquito de buena voluntad esto lo arreglamos entre todas y todos”. No, no es esta alegría. Es otra. Tal vez la alegría y el optimismo de quien sabe que cuenta con un ejército para defender sus posiciones. Un ejército compuesto por tantas y tantas personas que se han plantado frente al poder. Y aquí es donde se hace fuerte el optimismo del profesor Tamayo. El libro puede entenderse como el rescate de muchas de las mejores mentes y acciones que nos han precedido. Y de sus ideas, claro. Dialogar con Pablo de Tarso, con Tomás Moro, Ernest Bloch, con Carlos París y Adela Cortina. Dialogar con un Desmond Tutu que sostiene: “Yo soy si tú también eres”.  Ojalá se enterasen todo tipo de abusones.

Recordar las ideas, actitudes y el trabajo de su padre. Leer y atender a  lo que han dicho y siguen diciendo aquéllos cuya mera existencia nos reconforta. Las personas que fueron coherentes, que sintieron que tenían que hacer algo, lo que fuera, cada uno lo que mejor se le dé. Y que si tal vez no se puede hablar de progreso lineal ni absoluto pero si se han ido superando muchos obstáculos. Este es el ejército que podemos decir capitanea en su obra Tamayo. Y por ello se siente optimista, porque es un ejército con las armas de la inteligencia y sobre todo que han optado por el bien. Para los más jóvenes: hay muchos héroes que por mucho que les hayan tentado no se han pasado al lado oscuro. Y se han dedicado a combatirlo. Tamayo se une a estos jedis, a la resistencia a un mundo que todo lo esconde bajo la alfombra del consumo, el placer y la libre elección y el consentimiento.
Hoy en día, como en cualquier tiempo pasado, hay que ser muy persistente para no darse a la propuesta moral epicúrea: alejarse de lo público y cultivar un jardín, un espacio propio abierto a pequeños placeres y grandes lecturas, grandes amistades. Tal vez se puedan conjugar lo público y el espacio propio invulnerable. La utopía que nos propone es una utopía no mitificada sino realista: la que es necesaria para dotar de sentido nuestro presente. La utopía es el horizonte regulador de la acción colectiva.

En el fondo casi todos luchamos por dejar el mundo mejor de lo que lo hemos encontrado, lo único intolerable es lo de quienes lo confunden con dejar su patrimonio mejor de lo que lo han encontrado. Y con esto termino, quien lea esta lección se dará cuenta de lo poco que abundan los reproches en los libros de Tamayo. Esta es parte de su luz. Para exponer tus argumentos no hace falta estar continuamente con el mantra de lo equivocados y lo mal que lo hacen los otros. En definitiva, si la esperanza es el motor, la persistencia es la gasolina. Igual ahora nos hace falta un buen mapa para el destino. El destino utopía.

https://www.infolibre.es/noticias/los_diablos_azules/2019/02/01/entre_principio_esperanza_principio_resistencia_utopia_obra_juan_jose_tamayo_91396_

La única feminista en el Vaticano: “En la Iglesia, las mujeres no existen, nadie las escucha”


02 FEBRERO 2019

En la Iglesia “las mujeres no existen, nadie las escucha”, pero la Iglesia no tiene futuro sin las mujeres, que son la otra mitad del cielo. La única feminista delVaticano,

Lucetta Scaraffia, 70 años, madre de Sofia y abuela flamante de Davide, 2 meses, está particularmente indignada por el ultimo escándalo que estalló dentro del maxi escándalo de los desmanes sexuales de los curas: el abuso sexual de las monjas, con denuncias que se han difundido en varios países del mundo.

-Usted sostiene que los abusos de las religiosas son la punta de diamante de la discriminación a las mujeres en la Iglesia.

-Mientras las mujeres sean abusadas por los curas, jamás serán respetadas. Aunque pongan algunas mujeres en los Consejos Pontificios, elegidas por su obediencia. La Iglesia no ha nombrado ni una comisión para demostrar que el problema existe. A las mujeres no las ven, no existen. Cada tanto hacen una mínima apertura. 
En el último año hubo muchas denuncias sobre los abusos de las monjas y han comenzado a hablar.Tienen derecho a que las respeten. La condición de la mujer en la Iglesia debe cambiar. No puede seguir cerrando los ojos ante esta tragedia. Además la violación de las monjas comporta la procreacion y este es el origen de los abortos impuestos y de los hijos no reconocidos por los curas. Si la Iglesia no modifica radicalmente esta situacion la opresión de las mujeres en la Iglesia no cambiará nunca. 

Mientras las mujeres sean abusadas por los curas, jamás serán respetadas.

Lucetta Scaraffia

-Hay un caso que fue famoso en su momento y sobre el cual descendió después un silencio blindado. En mayo 2001 los vaticanistas fuimos convocados por el portavoz de Juan Pablo II, Joaquín Navarro, que sin mencionar a Africa describió las graves denuncias presentadas por superioras de órdenes norteamericanas como sor Maura O’Donohue y sor Marie McDonald. 

-Si, fue terrible. Ellas recogieron las denuncias de superioras africanas que revelaron que en muchas diócesis los sacerdotes sometían a las monjas.

-A las superioras que protestaban algunos obispos les explicaron que las monjas “no padecen el sida” como justificación. La respuesta fue castigar a las superioras locales. Después hubo un silencio total.

-Esta tragedia se difundió también en Asia y otras regiones. Hasta en Roma, donde hace poco hubo nuevas denuncias de que prelados africanos siguen abusando de las monjas que están aquí para estudiar. Hay dos religiosas en la Universidad Urbaniana: están aterrorizadas y no quieren hablar por temor a las represalias. Finalmente todo ha sido cubierto, especialmente el tema de Africa. El silencio cayó sobre las denuncias y se sabe bien como el silencio de hecho contribuye a darle seguridad a los violadores, siempre más seguros de su impunidad. Lo escribí en el último suplemento de Mujer Iglesia Mundo que acaba de publicar L’Osservatore Romano. En la historia de la Iglesia hay siglos de cultura en los que la mujer es considerada una tentación peligrosa. Estas violencias, aunque denunciadas, son consideradas transgresiones consentidas, incluso las han llamado “historias románticas”, para enmascarar los abusos. Pero se han iniciado campañas, por ejemplo en Francia, para que las religiosas denuncien a sus agresores. 

/totalnews.com.ar/index.php/internacionales/53243-la-unica-feminista-en-el-vaticano-en-la-iglesia-las-mujeres-no-existen-nadie-las-escu

Tere y Andrés, al hermano Francisco: “No esperábamos de ti esas palabras sobre el celibato opcional”


CARTA ABIERTA AL PAPA DE DOS MIEMBROS DEL MOCEOP “DESDE EL RESPETO Y LA SORPRESA”

“Coincidimos contigo en que el celibato es un don, pero cuando es libre y no impuesto”Tere y Andrés, 03 de febrero de 2019 a las 09:49  

El celibato visto por CortésJosé Luis CortésRELIGIÓN | OPINIÓN

Pensamos que el celibato obligatorio lleva un componente de represión y produce víctimas sobre todo de sacerdotes, mujeres e hijos

(Tere y Andrés).- Hermano Francisco: Conocemos tus esfuerzos y tu honestidad en tu acción pastoral para hacer de la Casa Común un lugar habitable más humano y solidario. Te oímos muchas veces gritar al cielo por las injusticias, las desigualdades, la falta de acogida a los migrantes y la ausencia de paz. Te hieren los sufrimientos humanos, porque te dejas tocar el corazón.

Sabemos, por tus declaraciones, que te preocupa la Iglesia y sus pecados: el clericalismo, la hipocresía, la pederastia, el abuso de poder; que quieres una Iglesia de los pobres y para los pobres y que sueñas con una gran comunidad de hermanos en la fe que constituyan un nuevo cielo y una nueva tierra

No nos son ajenas las dificultades con las te encuentras en tu misión: una oposición feroz, las luchas internas vaticanas, reaccionarias y destructivas, las descalificaciones de tu mensaje, los enredos protocolarios. Alguna vez has llegado a decir que te sientes “entre lobos”.

Pero nos han llegado unas declaraciones sobre el celibato opcional, que has hecho hace unos días en el vuelo de vuelta a Roma desde Panamá, que nos han sorprendido y dolido. No son fake news a las que nos tienen acostumbrados los medios y redes sociales en esta época de la posverdad. Las hemos visto y oído directamente del video que te hicieron.

Dices que el celibato es un don para la Iglesia y que no estas de “acuerdo con permitir el celibato opcional, no.”, que es un pensamiento personal y no quieres ponerte frente a Dios con esta decisión.

Hermano: No esperábamos esto de ti. Son palabras que nos suenan a otros tiempos y otros pontificados; son muy tajantes y definitivas (blanco o negro) y echamos en falta un lenguaje de matices en el que hay infinidad de grises entre los que se pueden encontrar puntos de coincidencia, acercamiento, de diálogo. Esperábamos otra palabra más cálida y sentida como la que les diste a los jóvenes y que creemos que llevas en tu interior: “hay que hacer lo que se siente, sentir lo que se piensa, pensar lo que se hace”.

Tere y Andrés

https://www.periodistadigital.com/religion/opinion/2019/02/03/tere-y-andres-no-esperabamos-de-ti-esas-palabras-sobre-el-celibato-opcional-iglesia-religion-dios-jesus-pa

Siguiente Entradas recientes

A %d blogueros les gusta esto: