“No usar las armas, la religión o del terrorismo para conquistar el mundo, sino el bien para construir la fraternidad”


“Dios está con el hombre que busca la paz. Y desde el cielo bendice cada paso que, en este camino, se realiza en la tierra”

José Manuel Vidal, 04 de febrero de 2019 a las 16:42  

El Papa, en el encuentro interreligioso de los EmiratosRELIGIÓN | MUNDO

(José M. Vidal).- Discurso programático del Papa Francisco sobre el diálogo interreligioso con el Islam, hablando desde los Emiratos “a todos los países de la Península”, bajo el signo del encuentro, en 1219, entre San Francisco y el sultán Malek y “como un creyente sediento de paz, como un hermano que busca la paz con los hermanos”, para ser, todos juntos, “instrumentos de paz”.

Cgidos de la mano, el imán de Al Azhar, el Príncipe heredero y el Papa llegan a la gran mezquita, para celebrar el encuentro interreligioso y el ‘Año de la Tolerancia’, en el Founder’s Memorial.

Ante el monumento de la constelación, que representa el retrato tridimensional del jeque fundador del país, formado por miles de figuras geométricas, que dan rostro tridimensional al padre fundador. Su objetivo: la paz y el diálogo interreligioso.

Se proyecta un video sobre los objetivos del Centro, especialmente el diálogo y la tolerancia.

Fruto de este encuentro se publicará una declaración conjunta por la paz y la fraternidad humana entre los pueblos de todos los líderes religiosso presentes en el Encuentro. Para construir puentes.

Después, el vicepresidente y primer ministro de Emiratos pronuncia un discurso.

“En nombre de Alteza, tengo el gran honor de dar la bienvenida a Su Santidad y a su Eminencia el Gran Imán de Al Azhar”.

“Celebramos la convivencia fraterna entre los diversos miembros de la comunidad. Un momento histórico de la importancia de cultivar el respeto entre los que seguimos una religión”

“Emiratos están profundamente agradecidos para servir de encuentro a este evento extraordinario”

A continuación, el discurso de Al Tayek, imán de Al Azhar, una figura reconocida en todo el universo musulmán.

“Saludo en nombre de Dios al querido hermano Papa Francisco y querido hermano Jeque Said, príncipe heredero…”

“Les deseo la paz a todos y a todos sus pueblos”

“Les animo a continuar en la vía de este encuentro de la fraternidad, que hemos empezado en los Emiratos, que es un ideal para todas las religiones y todos los pueblos”

“Queremos construir una cultura y una fraternidad en todo el mundo”

“Construir la fraternidad y la paz y detener los frentes de guerra en los que se derraman la sangre d enudestros hermanos”

“Hemos sufrido la división en bloques del mundo. Hemos sufrido el terror”

“Vivimos los estragos de una economía de guerra”

“Hemos alcanzado la paz, pero no del todo. Vivimos esa forma de terrorismo y esa forma de violencia afecta a todo el mundo”

“Los musulmanes hemos pagado un gran precio. Hemos sido negativizados en todo el mundo por el 11-S y el Islam, como una religión violenca y de la sangre”

“No es así, Eso es una propaganda extremista y de odio contra el Islam, que se ha sembrado en el mundo”

“Hablar del Islam es, para muchos, hablar de miedo y terror. Y eso no es así”

“Querido Papa: queremos reafirmar nuestra voluntad de construir este mundo fraterno”

“Estos dáis hemos tenido presentes a las personas que sufren en diferentes partes del mundo. Queremos ayudar a los hermanos que están sufriendo”.

“Asumimos nuestra responsabilidad como líderes religiosos”

“Lo má simportante de la religión es que todos nos sintamos hermanos de un mismo Padre”

“La religión no tiene nada que ver con el terror y con la violencia”

“Consolar a los que necesitan de nosotros y de la religión”

“En la vida de Jesús y en el Corán encontramos fuentes sobre la hermandad entre los hombres”

“Por encima de tradiciones, de culturas y de credos”

“Las religiones constribuyen a construir esta fraternidad. La Historia nos lo ha demostrado. Es posible la unidad entre el género humano”

“Firme determinación para hacer frente al ateísmo, que se difunde por muchas partes del mundo”

“Respetar los diferentes credos religiosos”

“La religión crea conciencia entre los ciudadanos, de la que carece el mundo actual”

“Sobre todo, la conciencia del bien, de la justicia y de la fraternidad”

“Por eso, algunos ejercen la violencia e instrumentalizan a las personas”

“De la visión equivocada de la religión surgen las guerras santas y en nombre de la religión y se instrumentaliza ésta”

“No usar las armas, la religión o del terrorismo para conquistar el mundo, sino el bien para construir la fraternidad”

“No necesitamos a los que aterrorizan a las personas, sino cosas positivas, para poder llegar a la fraternidad universal, que debe nacer desde la región árabe. Desde aquí queremos lanzar nuestro mensaje de fraternidad a todos los hombres”

“Éste es un encuentro histórico para promover la fraternidad entre el género humano”

“Hay cristianos que acogen y reciben y son hombres de paz”

“Los cristianos son una comunidad de misericordia”

“Quiero invitar a todos los cristianos a insertarse en esta sociedda, respetando las leyes y viviendo en cohesión social conpueblos y ttradiciones religiosas”

“Queremos defender, con Usted, Santidad, combatir la violencia, la discriminación y el terror”

“Deseo que se puede alcanzar el ideal de la fraternidad”

“A todos les deseo la paz”Ver imagen en Twitter

Ver imagen en Twitter

Antonio Spadaro@antoniospadaro

Mano nella mano #PopeFrancisInUAE
#HumanFraternityMeeting
#البابا_فرنسيس_في_الإمارات1319:54 – 4 feb. 201958 personas están hablando de estoInformación y privacidad de Twitter Ads

A continuación, el discurso del Papa Francisco, en el que diserta sobre una paz que se escenifica en el logo de la visita (paloma con rama de olivo), que recuerda la historia del diluvio universal y el arca de Noé. Según el Papa “en nombre de Dios, para salvaguardar la paz, necesitamos entrar juntos como una misma familia en un arca que pueda navegar por los mares tormentosos del mundo: el arca de la fraternidad”.

Una fraternidad que se fundamenta en el Dios creador, que “quiere que vivamos como hermanos y hermanas, habitando en la casa común de la creación que Él nos ha dado” y por lo tanto, en la que “todos tenemos la misma dignidad” y “nadie puede ser amo o esclavo de los demás”.

Porque la mirada paterna de Dios es la de la inclusión. “Por lo tanto, reconocer los mismos derechos a todo ser humano es glorificar el nombre de Dios en la tierra” y, por eso, “usar el nombre de Dios para justificar el odio y la violencia contra el hermano es una grave profanación. No hay violencia que encuentre justificación en la religión”.

Para el Papa, pues, el auténtico creyente, no debe caer en la tentación de “juzgar a los demás como enemigos y adversarios”, sino “superar la brecha entre amigos y enemigos”. De ahí que Francisco alabe la tolerancia religiosa y la libertad de culto en los Emiratos, “oponiéndose al extremismo y al odio”, asi como a la instrumentalización de la religión, al no admitir la violencia y el terrorismo.

La paz que se basa en la fraternidad, también se expresa en la diferencia y en la “pluralidad religiosa” y, por eso, el Papa se pregunta “cómo pueden las religiones ser canales de fraternidad en lugar de barreras de separación”.

En la respuesta a su pregunta retórica, el Papa recuerda que la familia humana “presupone la propia identidad” y “al mismo tiempo, pide la valentía de la alteridad” y el consiguiente reconocimiento del otro y del respeto a sus derechos fundamentales. Entre ellos, la libertad religiosa.

Esta libertad “no se limita solo a la libertad de culto, sino que ve en el otro a un verdadero hermano, un hijo de mi propia humanidad que Dios deja libre y que, por tanto, ninguna institución humana puede forzar, ni siquiera en su nombre”.

Y es que, para el Papa, “la valentía de la alteridad es el alma del diálogo” y se plasma también en la oración que “hecha con el corazón es regeneradora de fraternidad”. Con oración y fraternidad, podemos construir el futuro juntos. Porque “o construimos el futuro juntos o no no habrá futuro”.Ver imagen en Twitter

Ver imagen en Twitter

Salvatore Cernuzio@SalvoCernuzio

#Papa: “Va senza esitazione condannata ogni forma di violenza, perché è una grave profanazione del nome di Dio utilizzarlo per giustificare l’odio e la violenza contro il fratello” #popefrancisUAE #HumanFraternityMeeting410:26 – 4 feb. 2019Ver los otros Tweets de Salvatore CernuzioInformación y privacidad de Twitter Ads

Porque la tarea de las religiones es construir puentes, luchar por la reconciliación y por los “itinerarios concretos de paz”. Pero ésta (y su imagen de la paloma) necesita dos alas para volar: la educación y la justicia.

Una educación para “formar identidades abiertas”, para que disminuya el odio. Porque “la educación y la violencia son inversamente proporcionales”. Sólo así, los jóvenes aprenderán “a defender los derechos de los demás con el mismo vigor con el que defienden sus derechos”.

La otra ala de la paz es la justicia, de acuerdo a la máxima de oro: “Todo lo que queráis que haga la gente con vosotros, hacedlo vosotros con ella; pues esta es la Ley y los Profetas” (Mt 7,12). Una justicia universal, uno de cuyos enemigos es la codicia.
Por eso, el Papa subraya que “las religiones tienen también la tarea de recordar que la codicia del beneficio vuelve el corazón inerte y que las leyes del mercado actual, que exigen todo y de forma inmediata, no favorecen el encuentro, el diálogo, la familia, las dimensiones esenciales de la vida que necesitan de tiempo y paciencia. Que las religiones sean la voz de los últimos, que no son estadísticas sino hermanos, y estén del lado de los pobres”.

Y de la imagen del “arca de la paz”, el Papa pasa a la del “desierto que florece”, como se ve y se palpa en los Emiratos. “Aquí el desierto ha florecido, no solo por unos pocos días al año, sino para muchos años venideros. Este país, en el que la arena y los rascacielos se dan la mano, sigue siendo una importante encrucijada entre el Occidente y el Oriente, entre el Norte y el Sur del planeta, un lugar de desarrollo, donde los espacios, en otro tiempo inhóspitos, ofrecen puestos de trabajo para personas de diversas naciones”.

Un importante desarrollo que tiene sus enemigos, entre ellos la indiferencia, que “impide ver a la comunidad humana más allá de las ganancias y al hermano más allá del trabajo que realiza. La indiferencia no mira hacia el futuro; no le interesa el futuro de la creación, no le importa la dignidad del forastero y el futuro de los niños”.

Un país, pues, desarrollado y ejemplo de inclusión, que el Papa querría ver reproducido “en toda la amada y neurálgica región de Oriente Medio“, para la que pide “oportunidades concretas de encuentro”. Es decir, “una sociedad donde personas de diferentes religiones tengan el mismo derecho de ciudadanía y donde solo se le quite ese derecho a la violencia, en todas sus formas”.

Por eso, el Papa suplica la “desmilitarización del corazón”, porque “la carrera armamentística, la extensión de sus zonas de influencia, las políticas agresivas en detrimento de los demás nunca traerán estabilidad. La guerra no sabe crear nada más que miseria, las armas nada más que muerte”.

Video insertado

Zenit Español@zenitespanol

Discurso del Grand Imam of Al Azhar , durante el Encuentro Interreligioso del #PapaFrancisco #PopeFrancisInUAE #PopeInUAE1510:05 – 4 feb. 2019Ver los otros Tweets de Zenit EspañolInformación y privacidad de Twitter Ads

A los líderes de las religiones les corresponde, según el Papa, “desterrar todos los matices de aprobación de la palabra guerra. Devolvámosla a su miserable crudeza. Ante nuestros ojos están su nefastas consecuencias”.

Y para no quedarse en lo abstracto de la denuncia, el Papa cita a “Yemen, Siria, Irak y Libia” e invita a los líderes musulmanes a comprometerse “contra la lógica del poder armado, contra la mercantilización de las relaciones, los armamentos de las fronteras, el levantamiento de muros, el amordazamiento de los pobres; a todo esto nos oponemos con el dulce poder de la oración y con el empeño diario del diálogo”.

Y concluye, invitando a no rendirse ante “los diluvios de la violencia y la desertificación del altruismo”. Porque “Dios está con el hombre que busca la paz. Y desde el cielo bendice cada paso que, en este camino, se realiza en la tierra”

Texto integro del discurso del Papa en el encuentro interreligioso


Al Salamò Alaikum! La paz esté con vosotros.

Agradezco sinceramente a Su Alteza el Jeque Mohammed bin Zayed Al Nahyan y al Dr. Ahmad Al-Tayyib, Gran Imán de Al-Azhar, por sus palabras. Doy las gracias al Consejo de los Ancianos por el encuentro que acabamos de tener en la Mezquita Sheikh Zayed.

Saludo cordialmente a las autoridades civiles y religiosas y al cuerpo diplomático. Permítanme además un sincero agradecimiento por la cálida bienvenida que nos han dispensado a mí y a mi delegación.

También doy las gracias a todas las personas que contribuyeron a hacer posible este viaje y que han trabajado en este evento con dedicación, entusiasmo y profesionalismo: a los organizadores, al personal de Protocolo, al de Seguridad y a todos aquellos que “entre bambalinas” han colaborado de diversas maneras. Agradezco de forma especial al señor Mohamed Abdel Salam, exconsejero del Gran Imán.

Desde vuestra patria me dirijo a todos los países de la Península, a quienes deseo enviarles mi más cordial saludo, con amistad y aprecio.

Con gratitud al Señor, en el octavo centenario del encuentro entre san Francisco de Asís y el sultán al-Malik al-Kāmil, he aceptado la ocasión para venir aquí como un creyente sediento de paz, como un hermano que busca la paz con los hermanos. Querer la paz, promover la paz, ser instrumentos de paz: estamos aquí para esto.

El logo de este viaje representa una paloma con una rama de olivo. Es una imagen que recuerda la historia del diluvio universal, presente en diferentes tradiciones religiosas. De acuerdo con la narración bíblica, para preservar a la humanidad de la destrucción, Dios le pide a Noé que entre en el arca con su familia. También hoy, en nombre de Dios, para salvaguardar la paz, necesitamos entrar juntos como una misma familia en un arca que pueda navegar por los mares tormentosos del mundo: el arca de la fraternidad.

El punto de partida es reconocer que Dios está en el origen de la familia humana. Él, que es el Creador de todo y de todos, quiere que vivamos como hermanos y hermanas, habitando en la casa común de la creación que él nos ha dado. Aquí, en las raíces de nuestra humanidad común, se fundamenta la fraternidad como una «vocación contenida en el plan creador de Dios».1 Nos dice que todos tenemos la misma dignidad y que nadie puede ser amo o esclavo de los demás.

No se puede honrar al Creador sin preservar el carácter sagrado de toda persona y de cada vida humana: todos son igualmente valiosos a los ojos de Dios. Porque él no mira a la familia humana con una mirada de preferencia que excluye, sino con una mirada benevolente que incluye. Por lo tanto, reconocer los mismos derechos a todo ser humano es glorificar el nombre de Dios en la tierra. Por lo tanto, en el nombre de Dios Creador, hay que condenar sin vacilación toda forma de violencia, porque usar el nombre de Dios para justificar el odio y la violencia contra el hermano es una grave profanación. No hay violencia que encuentre justificación en la religión.Ver imagen en Twitter

Ver imagen en Twitter

Eva Fernández@evaenlaradio

📷

El #Papa junto al Gran Imán de Al-Azhar en la Mezquita del Jeque Zayed.
Un símbolo del #DiálogoInterreligioso que preside este viaje.
HolyPressOficce@COPE1939:30 – 4 feb. 201962 personas están hablando de estoInformación y privacidad de Twitter Ads

El enemigo de la fraternidad es el individualismo, que se traduce en la voluntad de afirmarse a sí mismo y al propio grupo por encima de los demás. Es una insidia que amenaza a todos los aspectos de la vida, incluso la prerrogativa más alta e innata del hombre, es decir, la apertura a la trascendencia y a la religiosidad. La verdadera religiosidad consiste en amar a Dios con todo nuestro corazón y al prójimo como a nosotros mismos. Por lo tanto, la conducta religiosa debe ser purificada continuamente de la tentación recurrente de juzgar a los demás como enemigos y adversarios. Todo credo está llamado a superar la brecha entre amigos y enemigos, para asumir la perspectiva del Cielo, que abraza a los hombres sin privilegios ni discriminaciones.

Por eso, quisiera expresar mi aprecio por el compromiso con que este país tolera y garantiza la libertad de culto, oponiéndose al extremismo y al odio. De esta manera, al mismo tiempo que se promueve la libertad fundamental de profesar la propia fe, que es una exigencia intrínseca para la realización del hombre, también se vigila para que la religión no sea instrumentalizada y corra el peligro, al admitir la violencia y el terrorismo, de negarse a sí misma.

La fraternidad ciertamente «expresa también la multiplicidad y diferencia que hay entre los hermanos, si bien unidos por el nacimiento y por la misma naturaleza y dignidad».2 Su expresión es la pluralidad religiosa. En este contexto, la actitud correcta no es la uniformidad forzada ni el sincretismo conciliatorio: lo que estamos llamados a hacer, como creyentes, es comprometernos con la misma dignidad de todos, en nombre del Misericordioso que nos creó y en cuyo nombre se debe buscar la recomposición de los contrastes y la fraternidad en la diversidad. Aquí me gustaría reafirmar la convicción de la Iglesia Católica: «No podemos invocar a Dios, Padre de todos, si nos negamos a conducirnos fraternalmente con algunos hombres, creados a imagen de Dios».3

Sin embargo, se nos presentan varias cuestiones: ¿Cómo protegernos mutuamente en la única familia humana? ¿Cómo alimentar una fraternidad no teórica que se traduzca en auténtica fraternidad? ¿Cómo hacer para que prevalezca la inclusión del otro sobre la exclusión en nombre de la propia pertenencia de cada uno? ¿Cómo pueden las religiones, en definitiva, ser canales de fraternidad en lugar de barreras de separación?

La familia humana y la valentía de la alteridad

Si creemos en la existencia de la familia humana, se deduce que esta, en sí misma, debe ser protegida. Como en todas las familias, esto ocurre principalmente a través de un diálogo cotidiano y efectivo. Presupone la propia identidad, de la que no se debe abdicar para complacer al otro. Pero, al mismo tiempo, pide la valentía de la alteridad,4 que implica el pleno reconocimiento del otro y de su libertad, y el consiguiente compromiso de empeñarme para que sus derechos fundamentales sean siempre respetados por todos y en todas partes. Porque sin libertad ya no somos hijos de la familia humana, sino esclavos. De entre las libertades me gustaría destacar la religiosa.

Esta no se limita solo a la libertad de culto, sino que ve en el otro a un verdadero hermano, un hijo de mi propia humanidad que Dios deja libre y que, por tanto, ninguna institución humana puede forzar, ni siquiera en su nombre.

Diálogo y oración

La valentía de la alteridad es el alma del diálogo, que se basa en la sinceridad de las intenciones. El diálogo está de hecho amenazado por la simulación, que aumenta la distancia y la sospecha: no se puede proclamar la fraternidad y después actuar en la dirección opuesta. Según un escritor moderno, «quien se miente a sí mismo y escucha sus propias mentiras, llega al punto en el que ya no puede distinguir la verdad, ni dentro de sí mismo ni a su alrededor, y así comienza a no tener ya estima ni de sí mismo ni de los demás».5Ver imagen en Twitter

Ver imagen en Twitter

Antonio Spadaro@antoniospadaro

La sede dell’incontro interreligioso #PopeFrancisInUAE
#HumanFraternityMeeting
#البابا_فرنسيس_في_الإمارات259:18 – 4 feb. 2019Ver los otros Tweets de Antonio SpadaroInformación y privacidad de Twitter Ads

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: