Abuso en la Iglesia católica: cuestión de poder, no de sexualidad


Con todos los casos que han salido a la luz pública no es “la iglesia” la que está herida, sino el sector jerárquico que encubre los delitos de la institución vaticanaPor: hugo machín fajardo | Febrero 17, 2019Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.

Abuso en la Iglesia católica: cuestión de poder, no de sexualidad

Foto: PxHere

El Vaticano convocó a sus principales integrantes para analizar la magnitud del descrédito que acarrea a la Iglesia católica el sistemático encubrimiento de pedófilos clericales. Por si fuera poco, se suman las denuncias de monjas convertidas por obispos y curas en “esclavas sexuales”, como ha reconocido Mario Bergoglio.

¿Qué tienen en común los abusos clericales sobre niños, cuyas denuncias se multiplican, con los abusos cometidos por obispos y curas contra monjas y que recién comienzan a ser masivamente difundidos?

El poder con mano de hierro, a veces con guante de terciopelo, ejercido mediante el verticalismo institucional, sumado a una historia milenaria de administrar las penas a los criminales.

Téngase en cuenta que en los siglos teocráticos de la “venganza divina”, delitos y pecados eran percibidos en igualdad de condiciones por los sacerdotes, quienes se autopresentaban como delegados divinos en una sociedad en que Dios era el rey de reyes.

“Durante mucho tiempo los pontífices son los únicos jurisconsultos. Como existían pocos actos en la vida sin relación con la región casi todo se sometía a la decisión de los sacerdotes y estos se consideraban los únicos jueces competentes en un número infinito de procesos”, enseña Fustel de Coulanges.

En la Edad Media, la Iglesia inauguró el encierro de los sacerdotes infractores para que hicieran penitencia. De ahí viene el nombre de penitenciaría, sitio donde, mediante el arrepentimiento, se reconciliasen con Dios. Fue un avance humanitario desde que la prisión podía sustituir el cortar la lengua a los blasfemos, mutilar dedos y orejas, azotes, cortar la carne con tenazas ardientes, etc.

¿Por qué protegen a los pedófilos? Hasta la Revolución francesa los clérigos intervienen en la justicia que hoy conocemos como ordinaria. Entendían en los procesos seguidos a las personas. Administraba las penas, incidían en los castigos. Todo bajo la concepción de sus propias creencias religiosas y su interpretación de lo que su Dios disponía para los reos que eran, primero, pecadores y luego delincuentes.

En esa intromisión, en la que persiste el derecho canónico con pretensión de seguir incidiendo en la vida republicana, tenemos ya una primera explicación de por qué en el presente tantos jerarcas de la iglesia han protegido a sus curas pedófilos. En que antes que delincuentes, los consideran pecadores y, por lo tanto, aplican el refrán colombiano de que “quien peca y se confiesa, empata”. Con esa supuesta sanción, dan por cerrado el caso. La víctima no importa en esa cosmovisión. Mejor dicho, se la convierte en elemento hostil, se le niega veracidad, se le destruye la autoestima y si se puede, se evita indemnizarla. Así fue durante siglos hasta que comenzó a correrse el velo de la impunidad.

Esa autosuficiencia clerical participa de un “mundo mágico” en el que un individuo tendría la capacidad de transformar harina y vino en el cuerpo y la sangre de alguien que, sí existió históricamente, fue hace dos mil años. Magia privativa durante casi dos mil años y que llega al siglo XXI: la primera quema de libros contemporánea la realizó en Pittsburgh la secta cristiana Harvest Assembly of God cuando en 2001 quemó ejemplares de Harry Potter por promover la magia.

Sobre el abuso mental que antecede al sexual es altamente esclarecedora la entrevista del canal de televisión alemán DW al médico chileno James Hamilton, uno de los tres adultos víctima de abuso sexual clerical a quien en reunión privada Mario Bergoglio le pidió perdón. Antes le había acusado de calumniar al obispo Juan Barros, encubridor de Fernando Karadima, el cura depredador más famoso de Chile por cantidad de víctimas y por haber generado la mayor indemnización que la curia chilena está obligada pagar a los abusados: 450 millones de pesos.

Sin violencia física. El poder eclesiástico depredador no es ejercido con la violencia física que habitualmente emplean los abusadores laicos, en su mayoría provenientes del ámbito familiar como lo documentan diversas investigaciones. La última, Pequeñas inocentes, donde se consigna que 614 niñas y adolescentes fueron asesinadas en los últimos seis años, en siete países latinoamericanos luego de ser abusadas sexualmente.

La sapiencia milenaria católica construyó un entramado de persuasión y abuso mental previos al abuso sexual que evita el homicidio de la víctima y, además, permite la violación continuada. Lo admitió el jueves 7 de febrero Bergoglio al reconocer que sacerdotes y obispos habían tratado a monjas como “esclavas sexuales” durante décadas. Y los testimonios de esas exreligiosas avalan que, primero, hubo un abuso psicológico, la llave que abrió luego a esos “hombres de Dios” el ingreso a sus lechos.

No se descarta que algún obispo alegue que esas monjas provocaron a los dignatarios eclesiásticos, como ha dicho en 2007 el obispo de Tenerife, España, Bernardo Álvarez: hay menores que “consienten, desean e incluso, provocan las violaciones”. En 2011, otro prelado católico reprodujo esos conceptos. El arzobispo Robert Cunningham, de la diócesis de Siracusa, Nueva York, afirmó en audiencia judicial sobre abusos sexual a menores que “el chico es culpable”, refiriéndose a las víctimas como “cómplices”.

Ese abuso psicólogo o inicial y necesario para consumar el abuso sexual comienza desde la pila bautismal, cuando los adultos responsables de un niño le imponen una creencia en flagrante violación de los derechos de la infancia. Lo dice a texto expreso la Convención de 1989 en su artículo 13°: “El niño tendrá derecho a la libertad de expresión; ese derecho incluirá la libertad de buscar, recibir y difundir informaciones e ideas de todo tipo”. La libertad de cultos, que fuera un avance contra la hegemonía teocrática del Antiguo Régimen, es un derecho de adulto. Es absurdo pretender que un niño conciba la religiosidad, salvo como adoctrinamiento.

Está tan asumido el abuso sobre niños, que hace unos meses se hizo público en redes sociales y medios de prensa el momento en que un cura abofeteó a un bebé porque lloraba durante la ceremonia bautismal.

Ese concepto abusivo sobre la infancia integra la creencia de que la vida clerical es superior la laica y lleva a los obispos a encubrir a los delincuentes, porque, como dicen, constituyen “nuestra familia”.

Ahora, ¿por qué actúan así en los cinco continentes?

¿Toda la iglesia herida? Porque como me explicó en los inicios de los noventa el ensayista uruguayo Alberto Methol Ferré, especialista en catolicismo y asesor del CELAM, “la Iglesia católica es la única empresa multinacional que habla el mismo idioma en Sao Paulo, Buenos Aires, o Santiago”. Al argumentarme que la Iglesia católica era la institución más preparada para implementar culturalmente el flamante Mercosur, Tucho Methol sostenía que “un obispo levanta el teléfono en San Paulo y habla el mismo idioma que el obispo que le llama desde Buenos Aires”, aunque uno se exprese en español y el otro le responda en portugués.

¿Cuál es la estrategia vaticana para quitar el pie del lazo?

Argüir que todos somos igualmente culpables. Que abuso sexual infantil existe en todos los ámbitos. Que se trata de un mínimo porcentaje de sacerdotes violadores.

Pero ante la resistencia de la sociedad civil a comprar esos supuestos argumentos, y cuando ya la escala de autoflagelación verbal —no concretada en efectivas medidas antiabuso— de Bergoglio, se agota, este apeló a dirigirse a la grey católica del mundo en su rol de Papa Francisco: “la iglesia está herida” dijo recientemente.

¿Es justo incluir en la misma bolsa a millones de católicos, personas honestas, absolutamente ajenas a las aberraciones que un día sí, y otro también, se conocen por obra y por omisión de los príncipes del Colegio Cardenalicio? ¿Es justo estigmatizar a los miles de curas y monjas que ejercen sus ministerios religiosos ajenos a esas perversiones? Parecería que no es ese el camino. No es “la iglesia” la que está herida, sino el sector jerárquico encubridor de delitos de la institución vaticana.

https://www.las2orillas.co/abuso-en-la-iglesia-catolica-cuestion-de-poder-no-de-sexualidad/

El Papa Francisco levanta la suspensión canónica sobre Ernesto Cardenal


EL SACERDOTE Y POETA NICARAGÜENSE HABRÍA SIDO NOTIFICADO POR EL NUNCIO

La Santa Sede aún no emite ninguna postura oficial con respecto a la informaciónIsrael González Espinoza, 17 de febrero de 2019 a las 20:35 

Ernesto CardenalAgenciasRELIGIÓN | AMÉRICA

Monseñor Báez: «»Fue emocionante arrodillarme ante Ernesto Cardenal, recién rehabilitado al ministerio sacerdotal, para que me diera su bendición. Lo hizo gozoso»

(Israel González Espinoza, Ciudad de Panamá).- El Papa Francisco habría levantado la suspensión a divinis que impuso el fallecido Papa Juan Pablo II contra el poeta y sacerdote trapense Ernesto Cardenal, ex ministro de cultura de la Nicaragua revolucionaria (1979-1988) y ferviente defensor de la teología de la liberación latinoamericana; según una publicación del diario español El País.

Cabe señalar que al cierre de esta edición, aún no había una declaración oficial por parte de la Sala Stampa de la Santa Sede sobre si efectivamente, el Papa había levantado la suspensión canónica al sacerdote trapense, quién desde el día 4 de febrero convalece internado en un centro hospitalario capitalino.

Según el reporte periodístico del rotativo español, el nuncio apostólico en Managua Waldemar Stanislaw Sommertag habría notificado el pasado 14 de febrero a Cardenal sobre el levantamiento de la pena canónica que pesaba desde hace más de tres décadas contra el autor de Cántico Cósmico y Oración por Marilyn Monroe debido a su participación en el primer gabinete del gobierno de la revolución sandinista.

Siendo un duro crítico de los papados conservadores de Karol Wojtyla (Juan Pablo II, 1978-2005) y Joseph Ratzinger (Benedicto XVI, 2005-1013); Cardenal continuó cumpliendo con la vida de celibato sacerdotal y pobreza aunque no podía administrar eclesiásticamente los sacramentos debido a la suspensión a divinis.

El periodista Pablo Ordaz, quién escribe el despacho periodístico, asegura que él fue el encargado de transmitir una carta de Ernesto Cardenal para el Papa Francisco. La misiva fue entregada a bordo del avión papal cuando el Pontífice acudía a un viaje pastoral a México.

El Papa rehabilita al sacerdote nicaragüense Ernesto Cardenal al que Juan Pablo II prohibió administrar los sacramentos en 1984 por apoyar la revolución sandinista http://ow.ly/Y5qY30nJhuD 688:30 – 17 feb. 2019Información y privacidad de Twitter AdsRoma se reconcilia con CardenalEl Papa rehabilita al sacerdote nicaragüense al que Juan Pablo II prohibió administrar los sacramentos en 1984 por apoyar la revolución sandinistaelpais.com55 personas están hablando de esto

Ordaz entregó al Papa, junto con la carta, un libro de poesía de Cardenal que incluía una entrevista dónde el poeta de barba blanca y boina negra emitía comentarios elogiosos hacia el Pontífice. «Me siento identificado con este nuevo Papa. Es mejor de cómo podríamos haberlo soñado».

Así mismo, Ordaz manifiesta que el día 2 de febrero,el nuncio visitó en su casa de Managua al poeta Cardenal. En esa reunión, conversaron media hora y al término de la misma -según la narración-, hizo que su asistente, la poetisa Luz Marina Acosta, redactara una carta de agradecimiento al Papa Francisco.

Sin embargo, la salud de Cardenal desmejoró desde el pasado 4 de febrero, tras ser ingresado en un hospital capitalino por problemas de insuficiencia renal. Ahí, internado, lo visitó el pasado jueves el obispo auxiliar de Managua Silvio José Báez, quién arrodillado le pidió una bendición al anciano poeta.

Según fuentes eclesiásticas, a Báez el entorno cercano al poeta le notificó que el Papa le habría levantado la suspensión canónica y por ello, en un signo de rehabilitación, se hincó para pedirle al poeta su bendición como sacerdote a lo cual el convaleciente autor de Hora 0 -según el obispo-, «accedió gustoso».

«Fue emocionante arrodillarme ante Ernesto Cardenal, recién rehabilitado al ministerio sacerdotal, para que me diera su bendición. Lo hizo gozoso. (…) Sus ojos se enrojecieron con alguna lágrima. Recé por él y le encomendé que le hablara al Señor para que nos auxiliara en los momentos difíciles que vivimos. Fue todo tan hermoso», dijo Monseñor Báez, en declaraciones exclusivas concedidas por él para Religión Digital tras salir de su encuentro con el padre Cardenal.

EL PAÍS América@elpais_america

«Ernesto Cardenal vivió siempre la esencia del sacerdocio primitivo. No fue él quien se fue. Lo echaron» http://ow.ly/siQA30nJmyd  ‘No es un hijo pródigo de la Iglesia’, la columna de @ariasjua1312:00 – 17 feb. 2019Información y privacidad de Twitter AdsColumna | No es un hijo pródigo de la Iglesia; por Juan AriasEl papa Francisco, al que le interesa más el Evangelio que el Derecho Canónico, recoge a Ernesto Cardenal en los brazos de la Iglesia que lo había rechazadoelpais.comVer los otros Tweets de EL PAÍS América

Perseguido político del régimen orteguista

Ernesto Cardenal (Granada, 1925) ha sido un fuerte crítico del segundo mandato de Daniel Ortega, electo en 2007 y en el poder desde entonces en Nicaragua, dónde acompañado de su mujer Rosario Murillo; han corrupto al partido sandinista y han llevado al país por el despeñadero de la dictadura tras las protestas anti-gubernamentales iniciadas en abril de 2018, que fueron aplastadas con represión por los aparatos de seguridad del Estado.

Las críticas de Cardenal contra el autoritarismo gubernamental le han valido más de una persecución desde el ámbito judicial. En febrero de 2017, mientras el país vivía una plena embullición cultural por la celebración del Festival Internacional de Poesía de Granada, el régimen resucitó un caso judicial dónde debería pagar unos 800 mil dólares debidos a «daños y perjuicios» a una propiedad en el archipiélago de Solentiname. La demandante había sido viceministra de Turismo al inicio del gobierno de Ortega en 2008.

«Me alegra que el mundo entero se esté enterando de que soy un perseguido político en Nicaragua. Perseguido por el Gobierno de Daniel Ortega y su mujer [Rosario Murillo], que son dueños de todo el país, hasta de la justicia, de la policía, y del Ejército. No te puedo decir más, porque esta es una dictadura», dijo enfáticamente Cardenal desde Granada, rodeado de varios poetas que lo acuerparon en aquella ocasión.

Religión Digital@ReligionDigit

Monseñor @silviojbaez visita al padre Ernesto Cardenal, convaleciente en un hospital de Managua. Informa @israeldej94 desde #Nicaragua https://www.periodistadigital.com/religion/america/2019/02/16/religion-iglesia-america-nicaragua-auxiliar-managua-monsenor-silvio-baez-visita-padre-ernesto-cardenal-convaleciente-hospital.shtml#.XGhZsUYJQto.twitter …2913:43 – 16 feb. 2019Información y privacidad de Twitter AdsMonseñor Silvio Báez visita al padre Ernesto Cardenal, convaleciente en un hospital de ManaguaEl veterano sacerdote y poeta está ingresado desde inicios de mes por insuficiencia renal. El obispo rehabilita al sacerdote, preparado para la muerte y sobre quién aún pesa la suspensión ‘a divinis’periodistadigital.com17 personas están hablando de esto

https://www.periodistadigital.com/religion/america/2019/02/17/religion-iglesia-america-nicaragua-vaticano-papa-francisco-levant

HE ESTADO PENSANDO…Emergencia nacional! Emergencia nacional! Emergencia nacional!


Foto por Bruce Getty«La felicidad depende más de la llama interna de la propia mente de una persona que en lo externo del mundo.” – George Washington
Desde que se conoció la noticia de la semana pasada, los expertos de televisión han sido charlando sin parar sobre la declaración del presidente. Puedo sentir mi ira comienza a elevarse cada vez que los escucho. 

Entonces, dejo que sus palabras se desvanecen en el fondo y me pongo a pensar en todas las otras cuestiones que en realidad son emergencias nacionales. Estas son situaciones de emergencia que, por una razón u otra, no te mencionan en el Estado de la Unión, y mucho menos en las noticias nocturnas. 

No es la violencia armada una emergencia nacional? No es la crisis de Alzheimer y nuestra escasez de cuidados de emergencia nacional? No es la forma en que tratamos a nuestros veteranos una desgracia nacional? No es la crisis sin hogar (especialmente en ciudades como la mía) una emergencia? ¿Qué pasa con el cambio climático? O nuestro sistema educativo? O los millones de estadounidenses que están viviendo de cheque a cheque de pago? 

La verdad es que hay muchas cuestiones importantes que no reciben suficiente atención en el escenario nacional. También hay un sinnúmero de ciudadanos que están haciendo un trabajo importante en la vanguardia de la humanidad todos los días. Que no se oye lo suficiente sobre ellos, tampoco. Mientras tanto, todo el mundo en los medios de comunicación está gritando alrededor de una emergencia nacional inminente y una persona específica. Basta ya. En serio. 

Cuando Apagué la televisión la otra noche, me redirecciona mis pensamientos hacia las personas e historias que en realidad encontrar inspiración. Sé que he dicho esto antes, pero realmente depende de cada uno de nosotros en estos días para redirigir nuestros pensamientos si queremos mantener una actitud positiva y no volverse loco. Si no permanece centrado en cómo queremos hacer una diferencia y avanzar, entonces la caja de resonancia nos tire hacia abajo en su abismo sombrío. 

Creo que es por eso por lo que muchos de nosotros estamos sintiendo una sensación de desesperanza y desesperación en estos días. Es por eso que estamos todos los que sufren de ansiedad, soledad y una sensación de miedo. Usted realmente tiene que trabajar duro para no quedar atrapados en todo el ruido. 

Por eso me encuentro tratando de enfocar conscientemente mi mente en lo bueno, lo esperanzador y el sentido en mi vida. Gracias a Dios, hay ejemplos a mi alrededor. (Hay ejemplos a su alrededor, también. Confía en mí.) 

Por un lado, sentí una conexión profunda esta semana cuando me reuní con amigos alrededor de mi mesa de la cocina. Jugamos juegos y comprometidos en conversaciones significativas. Fue tan divertido. 

Luego la noche siguiente, sentí una sensación de comodidad cuando llegué a sentarse y tener una conversación profunda con mi hermano, que se encontraba en la ciudad. Fue una gran bendición. 

También sentí la esperanza de esta semana cuando llegué a reunirse con los trabajadores estatales que se han comprometido a hacer desaparecer la enfermedad de Alzheimer. Juntos, estamos construyendo un equipo de trabajo que está decidido a ayudar a California a allanar el camino cuando se trata de la investigación y el cuidado de las familias que se enfrentan a esta enfermedad debilitante .. Fue inspirador estar en la habitación con este tipo de individuos inteligentes y motivados. 

Mis experiencias de esta semana sólo me recuerda que la esperanza es todo lo que nos rodea. La conexión se realiza justo en frente de nosotros, también. La esperanza y la conexión son lo que necesitamos para calmar la mente y el cuerpo. Ellos son lo que necesitamos si queremos reducir la ansiedad que se volvió a niveles de emergencia en las redes sociales y la televisión. 

Así pues, si usted se siente ansioso por esta emergencia nacional inminente, a continuación, sólo bajar el ruido. De Verdad. Conectar con alguien que se preocupa por ti. Hacer espacio en su semana de conversaciones significativas y conexiones. Caminar en la naturaleza. Jugar. (Sí, has leído bien. Vuelve a descubrir el juego.) 

Apague las noticias y en lugar de ver uno de los muchos documentales inspiradores que se publicaron este año. Aquí están algunas recomendaciones nominadas al Oscar a empezar: 

1) “RBG” : un documental inspirador acerca de la increíble vida y el trabajo de la Corte Suprema Ruth Bader Ginsburg. 

2) “libre a solas” : una película de National Geographic sobre el rock escalador profesional Alex Honnold. (Su historia va a quitar el aliento.) 

3) “End Game” : un documental corto que los perfiles de los profesionales médicos extraordinarios que trabajan con pacientes con enfermedades terminales. (Yo no lo llamaría exactamente esto una película divertida de ver, pero es sin duda el movimiento y profunda. “Fin de partida” le motivará para entablar una conversación significativa con sus seres queridos acerca de cómo desea morir. También será muy hacerle pensar acerca de cómo desea vivir en este momento.) 

Esta semana, abre los ojos y mira de la esperanza que está viva a su alrededor. Y, si usted está buscando una manera de conseguir una mayor participación, a continuación, empezar justo donde se encuentra. Examine sus propias experiencias de vida y considerar cómo se puede utilizar para ayudar a otros. 

Nunca pensé que sería el uno en mi casa diciendo “apagar la noticia”, pero en estos días, yo soy. El ruido es realmente en los niveles máximos, y si usted me pregunta, que es una emergencia nacional en sí mismo.Amor, 


Querido Dios,   por favor ayuda a mantener la concentración en todo lo bueno que ha creado en este mundo. Ayúdame a abrazar la esperanza y la conexión y en ellos para que mi vida, y este mundo, un mejor lugar. Amén.

Fuente: Good News Network

MENSAJES PARA NIÑOS/ÑAS: Tema: Ámense los unos a los otros – aún a sus enemigos (Epifanía 7C)


 SERMÓN DE LA SEMANA Título: La regla de oroTema: Ámense los unos a los otros – aún a sus enemigos (Epifanía 7C).Objetos: Un corazón grande hecho de cartulinaEscritura: Traten a los demás tal y como quieren que ellos los traten a ustedes. Lucas 6:31 (NVI)¿En qué piensan cuando ven un corazón? (Enseñe el corazón). La mayoría de nosotros probablemente diríamos que cuando vemos un corazón, pensamos en amor. ¿A quién amas? ¿Amas a tus padres? ¿Amas a tu hermano o hermana? ¿Qué de tu mejor amigo? ¿Amas a tu maestro/a? Es fácil amar a esas personas porque ellos nos aman también.¿Hay algunos chicos/as que se portan mal contigo a la hora del recreo? ¿Ha habido alguno que haya dicho algo de ti que no es cierto? ¿Amas a esos muchachos/as? ¿Es que realmente se espera que amemos a personas que se portan mal con nosotros, que nos tratan mal y dicen cosas feas de nosotros? Bueno, escuchemos lo que Jesús dijo que debiéramos hacer.Un día Jesús estaba enseñando en un monte. Llamamos su lección de ese día «El sermón del monte». En su sermón Jesús dijo algunas cosas que realmente sorprendieron a los que le estaban escuchando. “Ustedes han oído que deben amar al prójimo y odiar al enemigo», dijo Jesús, «pero yo les digo: Amen a sus enemigos, y si algunos se están portando mal con ustedes, oren por ellos».¿Por qué debemos amar a nuestros enemigos? Jesús les dijo que cuando amamos a nuestros enemigos, estamos comportándonos como hijos de Dios. Si sólo amamos a los que nos aman, ¿nos recompensará Dios por eso? Si sólo tratamos bien a nuestros amigos, ¿qué diferentes seremos de los demás? ¡Todos hacen eso!No es fácil el amar a nuestros enemigos, pero hay algunas buenas razones para hacerlo:  Demuestra el amor de Dios a los demás.  Es un buen ejemplo a seguir por otros.  Transforma a los enemigos en amigos.Padre amado, es fácil amar a aquellos que nos aman. Ayúdanos a amar nuestros enemigos para que ellos puedan saber que somos tus hijos. En el nombre de Jesús oramos. Amén.PÁGINAS PARA COLOREAR Y ACTIVIDADESACTIVIDADES GRUPALES INTGERACTIVASPÁGINA PARA COLOREARCRUCIGRAMACONECTE LOS PUNTOSPALABRAS SECRETASSOPA DE LETRASBOLETÍN PARA NIÑOSPÁGINAS PARA COLOREAR Y ACTIVIDADESImpresión amistosa: «La regla de oro»
Sermons 4 Kids | info@sermons4kids.com | http://www.sermons4kids.com

CORRIGIENDO LA FALSA NARRATIVA SOBRE VENEZUELA Y LA AYUDA HUMANITARIA


Por Chuck Kaufman, AFGJ15 de febrero de 2019 | ¡EDUCAR!

Arriba: Venezuela Protesta contra las sanciones en Canadá, 9 de agosto de 2018. Desde compartycanada.

Es importante corregir la desinformación de la «crisis humanitaria» de manera urgente y urgente. Muchas personas se dejan llevar por este argumento de que Maduro está bloqueando la ayuda humanitaria. Por favor, distribuya la hoja de datos a continuación y comparta este artículo. Anime a las personas a escribir cartas al editor y, de lo contrario, confrontar esta falsa narrativa.

La ayuda humanitaria más inmediata que podrían proporcionar los Estados Unidos y Canadá sería eliminar las sanciones. La Unión Europea y los Estados Unidos planean enviar $ 60 millones en ayuda, a pesar del hecho de que el gobierno venezolano está exigiendo el retorno de más de $ 23 mil millones de dólares a Venezuela, que está congelado en cuentas que se mantienen en los Estados Unidos, Canadá y Europa que Los consideran robados de su tesorería pública. Este dinero podría haberse gastado en la importación necesaria de alimentos y medicinas para el beneficio de toda la población.

¿Existe Realmente Una Crisis Humanitaria En Venezuela?

Uno de los puntos de discusión que se repite hasta la saciedad acerca de la situación en Venezuela es sobre 
el supuesto bloqueo de la ayuda humanitaria del Presidente Maduro. 
Sin embargo, para entender lo que realmente está sucediendo , primero se necesita algo de contexto.

El gobierno de los Estados Unidos, los medios corporativos y las ONG interesadas en el cambio de régimen afirman repetidamente que hay una crisis humanitaria en Venezuela. Esto no es nuevo; Esta narrativa ha sido empujada desde al menos 2016.

Sin embargo, la situación económica en Venezuela no alcanza el alcance de una crisis humanitaria: 

“Comparé las estadísticas de Venezuela con las de otros países y no existe una crisis humanitaria, por supuesto hay escasez, ansiedad y escasez, pero aquellos que han trabajado durante décadas para las Naciones Unidas y conocen la situación de los países de Asia, África y algunos de los Estados Unidos, saben que la situación en Venezuela no es una crisis humanitaria «, entonces un experto independiente de las Naciones Unidas sobre la promoción de un orden internacional democrático y equitativo , Alfred De Zayas , 20 de febrero de 2018.

– “El país no está en una crisis humanitaria, definitivamente no, tenemos que ser claros al respecto. «Hay escasez de ciertos bienes y tensiones políticas, pero Venezuela todavía tiene muchos elementos para ser un país vibrante y económicamente próspero, y está haciendo esfuerzos para diversificar su producción»,  Alicia Barcena,  Secretaria Ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe, 25 de octubre de 2016. 

– Según un informe de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación de 2019,  el porcentaje de personas subnutridas en Venezuela es del 11.7%. En comparación, la desnutrición promedio   es de 23.2% en África subsahariana, 31.4% en África oriental, 14.8% en Asia meridional, 14.5% en Asia central y 16.5% en el Caribe.

En 1999, la seguridad alimentaria era peor en Venezuela de lo que es ahora:


Fuente: FAO

¿Por qué no hubo un impulso para llevar ayuda a los venezolanos en la década de 1990, cuando las cosas eran claramente peores?

No se puede negar que los gráficos también muestran un aumento en la inseguridad alimentaria. Esto se debe a la crisis económica de Venezuela y al impacto de las sanciones estadounidenses. 

Esto es lo que dijo Idriss Jazairy, el Relator Especial de la ONU sobre el impacto negativo de las medidas coercitivas unilaterales,  sobre las sanciones a Venezuela:

“Las sanciones que pueden llevar a la hambruna y la escasez médica no son la respuesta a la crisis en Venezuela … Precipitar una crisis económica y humanitaria … no es una base para la solución pacífica de controversias … Me preocupa especialmente escuchar informes que apuntan a estas sanciones al cambiar el gobierno de Venezuela … [existe] un riesgo creciente de violencia y amenazas implícitas de violencia internacional … precipitar una crisis económica y humanitaria … no es una base para la solución pacífica de controversias «.  31 de enero de 2019. 

Y antes El experto de la ONU Alfred de Zayas : 

«La guerra económica contra Venezuela, llevada a cabo no solo por los Estados Unidos, sino también por el Grupo de Lima en clara violación del Capítulo 4, Artículo 19 de la Carta de la OEA, el bloqueo financiero y las sanciones han causado cientos de muertes directamente relacionadas. «A la escasez de alimentos y medicinas resultantes del bloqueo».  – 7 de febrero de 2019.  

Estos son algunos de los programas que el gobierno de Maduro ha implementado para garantizar la seguridad alimentaria y nutricional: 

CLAP  – Comités locales de suministro y producción 
Este programa involucra a las organizaciones de base – Comunidades organizadas que producen o reciben alimentos y luego los distribuyen de manera regular y directa a 6 millones de familias de cero a bajo costo. Para un sentido de escala, tenga en cuenta que Venezuela es un país de 30 millones de personas.

El presidente Maduro anunció recientemente que en el primer trimestre de 2019, las casillas CLAP se enviarían cada 15 días. 

El Plan de atención a la vulnerabilidad de los alimentos  satisface las necesidades de las poblaciones más vulnerables al proporcionarles alimentos específicos para garantizar su nutrición. 

– Más de 620 mil personas se han beneficiado de ello.

– Llega a 229 de los 335 municipios del país. 

Además, un economista vinculado a la oposición  pronosticó un crecimiento del 10%  para la economía venezolana en el cuarto trimestre de 2018, lo que sugiere que lo peor de la crisis económica se había superado. Por supuesto, el impacto de las últimas sanciones de la administración Trump aún no se ha determinado. 

¿Por qué es importante aclarar que no hay crisis humanitaria? 

Una crisis humanitaria puede ser usada como una excusa para intervenir militarmente. Esta ha sido la postura explícita de los EE. UU. Al menos desde 2015, cuando el jefe del Comando Sur de los EE. UU., El general John Kelly (más tarde Jefe de Estado Mayor de la Casa Blanca cuando el presidente Trump amenazó a Venezuela con fuerza militar), advirtió sobre la intervención de los EE. UU.crisis humanitaria … podríamos reaccionar a eso solo si nos pidieran hacerlo ”.

Esto es importante dado que Juan Guaido, líder del intento de golpe de Estado, expresó recientemente que estaba abierto a  autorizar una intervención de los EE. UU. 

Esta postura del Comando Sur de los Estados Unidos fue reiterada por el Almirante Kurt Tidd el 6 de abril de 2017:  » La creciente crisis humanitaria en Venezuela podría eventualmente forzar una respuesta regional «. 

¿Qué pasa con la «ayuda humanitaria» de los Estados Unidos? 

Estados Unidos ofrece $ 20 millones en ayuda: 60 toneladas de alimentos. Para comparar, en 2017 el programa CLAP distribuyó  42,000 toneladas de alimentos por mes. Solo ha crecido desde entonces. 

Como lo ha demostrado la imparcialidad y precisión en los informes El tema de la ayuda es un truco sofisticado de relaciones públicas: las 

imágenes utilizadas en muchos medios de comunicación tradicionales para argumentar que Venezuela ha bloqueado la ayuda son, de hecho, imágenes de un puente que aún no se ha abierto. 

La persona a cargo de la ayuda, Elliott Abrams, nombrada como Enviada Especial para Venezuela el 25 de enero de 2019,  tiene un historial de envío de armas en envíos de » ayuda humanitaria «.   Estas armas fueron entregadas a Contras en Nicaragua, un grupo de Los extremistas que buscaban derrocar violentamente al gobierno. 

En 1990, los Estados Unidos interfirieron abiertamente en las elecciones nicaragüenses extorsionando y amenazando «Los votantes nicaragüenses afirmaron que continuaría alimentando la guerra contra la guerra de una década y mantendría su embargo económico a Nicaragua «  si no eligieran al candidato preferido de los Estados Unidos. ¿Se está repitiendo la historia? 

El 5 de febrero de 2019, las autoridades venezolanas  descubrieron un envío de armas y equipo militar en un vuelo que se originó en Miami. 

La historia de los Estados Unidos de utilizar la ayuda humanitaria como pretexto para la intervención militar no se limita a Nicaragua. En 1965, el presidente Lyndon Johnson ordenó una invasión de la República Dominicana. «El propio Johnson había eliminado específicamente cualquier referencia de este tipo [de una amenaza comunista] de los borradores de su declaración [con respecto a la invasión] para alentar el énfasis en los aspectos humanitarios y de mantenimiento de la paz de la intervención.   La Organización de los Estados Americanos firmó la invasión,  solo para disculparse 50 años después.

Tanto el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) como las Naciones Unidas han denunciado la politización de la ayuda inherente al plan de los Estados Unidos: 

» La acción humanitaria debe ser independiente de los objetivos políticos, militares o de otro tipo … Lo importante es que la ayuda humanitaria sea despolitizado y que las necesidades de la gente deberían ser líderes en términos de cuándo y cómo se utiliza la ayuda humanitaria. «-  El portavoz de la ONU, Stephane Dujarric, 6 de febrero de 2019.

Lo que sea que planee para los funcionarios de los Estados Unidos»Tiene que ayudar al pueblo de Venezuela, tiene que estar protegido de esta conversación política … Obviamente, es una conversación muy difícil de tener con los Estados Unidos … No somos una agencia de implementación para ningún donante, específicamente no para implementar cosas que tienen Un tono político … No estamos tomando ningún lado. Independientemente de la situación política, nuestro enfoque siempre estará en lo que podemos hacer. ”- Dominik Stillhart, director de operaciones mundiales del CICR, 1 de febrero de 2019.  

¿Se niega Venezuela a prestar ayuda? No. 

-El gobierno de Maduro ha mantenido conversaciones con el CICR, las Naciones Unidas y la Organización Mundial de la Salud para recibir suministros médicos y financiar proyectos agrícolas: 

-El CICR y el Ministerio de Salud de Venezuela están discutiendo un plan para aumentar el apoyo a las áreas de alto riesgo en La frontera Venezuela-Colombia y para hacer frente a la malaria. 

-La ONU, a través de UNICEF y la FAO,  firmó acuerdos de cooperación con Venezuela  en educación y alimentación, agua y servicios de transporte el 15 de enero. El equipo de la ONU en Venezuela tuiteó que respondieron a una invitación del presidente Maduro. 

-La Organización Mundial de la Salud y la Organización Panamericana de la Salud “ continúan fortaleciendo la cooperación técnica” con las autoridades venezolanas y suministró 50 toneladas de suministros médicos en 2018.

Lo que Venezuela se niega es la ayuda politizada de los Estados Unidos, especialmente dado que las sanciones de los Estados Unidos 2017-2018 le cuestan a la economía venezolana más de $ 23 mil millones solo en 2018. Estas sanciones han afectado la capacidad de Venezuela de importar alimentos, medicamentos y suministros necesarios para la producción agrícola. 

Además, a través de sus nuevas sanciones anunciadas el 25 de enero de 2019, el gobierno de Trump está intentando tomar el control de casi $ 20 mil millones en activos venezolanos en los Estados Unidos.

Incluso el New York  Times reconoce que las sanciones están afectando a los ciudadanos de todos los días.   Si el gobierno de los EE. UU. Tuviera una preocupación sincera por el bienestar del pueblo venezolano, levantaría de inmediato el bloqueo económico y financiero. 

Nota: Es importante abordar esta desinformación de «crisis humanitaria» de manera urgente y urgente. Muchas personas de cabeza suave, me refiero a personas de corazón suave, se dejan llevar por este argumento de que Maduro está bloqueando la ayuda humanitaria. Por favor, distribuya ampliamente y anime a sus bases a escribir cartas al editor y confrontar esta narrativa falsa. ¡La ayuda humanitaria más inmediata que podrían proporcionar los Estados Unidos y Canadá sería eliminar las sanciones!

https://popularresistance.org/correcting-the-false-narrative-on-venezuela-humanitarian-aid/

Venezuela, una nación bajo asedio: Javier TolcachierRebelión



Dice un conocido adagio filosófico-político que la única verdad es la realidad. Sin embargo, la realidad admite distintos matices – incluso encontrados- de acuerdo a los ojos que miran, según evidencia la misma realidad. Ojos que perciben, filtran y opinan según valoraciones e intereses que viven detrás de los globos oculares. Puede además afirmarse como obvio que lo que esos ojos perciben, cualesquiera sean sus preferencias ideológicas, moldes de pensamiento, matrices de formación o herencias culturales es, en todos los casos, apenas un recorte parcial de la realidad. Aún así, hay una enorme distancia entre la diversidad de miradas sobre el mismo hecho y una lisa y llana mentira. Y esto último, la mentira, en sus también diversos formatos, es lo que habitualmente vemos y escuchamos sobre Venezuela a través de los medios hegemónicos de confusión.

Una tierra bajo asedio

Venezuela es un país cuyo pueblo y gobierno están bajo asedio. Prácticamente desde el mismo momento en que comenzó a desandar la vía bolivariana, asumiendo una indómita aspiración de emancipación del dominio económico y político de los círculos elitistas y de la visión dependiente de los intereses de Estados Unidos en el Caribe y América Latina.

La rebelión popular conducida por Hugo Chávez Frías le valió el inmediato rechazo de los sectores privilegiados, sectores que se habían repartido el botín económico y político a lo largo de cuarenta años mediante el Pacto del Punto Fijo, sellado luego de la caída del dictador Pérez Jiménez. Modalidad no muy distinta al bipartidismo –a imagen y usanza norteamericana- que en muchas naciones latinoamericanas supuso un remedo de democracia. Para que nada cambie y para que parezca que el pueblo decide.

Por eso, cuando empezaron a cambiar los vientos, cuando la organización popular comenzó a expresar la fuerza y la opinión de los postergados, los mecanismos de reacción se activaron de inmediato. Ante la innegable necesidad del control del Estado sobre el principal recurso económico del país, el petróleo, la imprescindible inversión de prioridades en la asignación de recursos poniendo en el centro al bienestar de las mayorías junto a la potente propuesta de democratización contenida en la Constitución aprobada en 1999, sonaron las alarmas del poder establecido y sus mentores políticos y culturales en los Estados Unidos. Desde entonces, la Revolución Bolivariana ha sufrido un ataque permanente.

Las tipologías de la guerra contra la Revolución Bolivariana

Al igual que sucede con la violencia, que adopta distintas modalidades, la guerra contra el movimiento popular chavista y sus consecutivas victorias electorales se ha desarrollado combinando distintos planos y tácticas. Es una estrategia multidimensional cuyo propósito es acabar con este importante intento social evolutivo.

La guerra política, una guerra sociocultural

En los 20 años transcurridos desde la asunción de Hugo Chávez a la presidencia en 1999, el país ha transitado 25 convocatorias electorales, incluyendo elecciones presidenciales, legislativas, constituyentes, regionales, municipales y una iniciativa de revocatoria de mandato. De éstas, el chavismo ha vencido en 23 oportunidades, siendo derrotado en la iniciativa de una nueva reforma constitucional en 2007 y obteniendo la oposición un amplio triunfo en las parlamentarias de 2015.

Los sectores opositores han intentado detener la marea de transformaciones, pretendiendo socavar y derrocar al gobierno mediante golpes de Estado, sabotaje productivo, comercial y financiero, acciones vandálicas de calle (“guarimbas”), boicot electoral, huelgas, revocatoria de mandato, bloqueo legislativo, escalando finalmente a intentos de magnicidio, atentados contra instalaciones civiles y militares y el desconocimiento de la institucionalidad.

El chavismo ha cimentado su fortaleza política en base a la organización, al fuerte arraigo popular con un progresivo aumento de la conciencia política en los sectores postergados y en la unidad cívico-militar. La oposición, fragmentada pero con fuerte apoyo empresarial, de medios privados, de la cúpula eclesiástica y del aparato conspirativo estadounidense, fue recomponiendo parcialmente su fuerza desde los sectores medios y acomodados de la sociedad. Estos últimos, mayormente de ascendencia europea, caracterizados por su admiración hacia el estilo de vida estadounidense y el individualismo como timón de la existencia. En la vereda de enfrente –o mejor dicho, en los barrios periféricos, en los cerros y los lugares donde la comodidad no abunda- emergieron con potencia las reivindicaciones de mestizos, negros y criollos, herederos de la miseria, la segregación y la servidumbre colonial, pero también de la gesta independentista.

La guerra de la oligarquía contra la Revolución Bolivariana es en última instancia una pugna por negar la dignidad e igualdad de derechos para todo ser humano y es el fruto del rasgo violento de perpetuar la imposición de la cultura occidental y blanca como modelo a seguir.

La guerra económica

Paralelamente a la ofensiva política, Venezuela fue objeto de ataque a su economía. Un elemento clave en la agresión ha sido la embestida contra su moneda nacional, el bolívar, que con su pérdida de valor ha arrastrado a los salarios. Como ariete principal se utilizaron portales web como “dolartoday”, operado desde Florida por opositores al gobierno venezolano, cuya referencia teórica es el profesor Steve Hanke, vinculado al ultraconservador Instituto Cato.

La disminución del producto interno bruto (PIB), también es resultado de la caída de los precios del petróleo (ahora en franca recuperación), todo lo cual produjo un achicamiento del mercado interno y el aumento de la desocupación, siendo ello, junto a los bajos ingresos, el principal motor de la emigración.

La expansión del mercado negro, prohibido por ley, produjo una espiral inflacionaria y volvió prácticamente estériles los esfuerzos gubernamentales por equiparar la virulenta agresión monetaria. Al mismo tiempo, las agencias calificadoras elevaron el “riesgo país” sin correspondencia seria con las variables económicas, encareciendo el crédito y produciendo el aumento de la deuda soberana, de por sí exigida por la situación.

A este cuadro se suma la fuga millonaria de divisas por parte de la banca y el sector privado (un “bachaqueo” [1] financiero a gran escala), el terrorismo de la cadena de comercialización con un abusivo aumento de precios, el acaparamiento de productos (la supuesta “carestía”, acentuada por el contrabando de extracción) y la excesiva dependencia del país de la importación de bienes para la producción y el consumo.

A este último factor apunta el bloqueo impuesto por las sanciones unilaterales de los EEUU, como el congelamiento de los activos de la petrolera venezolana en ese país, la prohibición de las compañías estadounidenses de realizar transacciones con la empresa y el asfixiante cerco financiero montado para inhibir la provisión de divisas y la compra de insumos – entre ellos medicinas de primera necesidad. Un reciente estudio (CELAG) calcula la pérdida de los venezolanos por el boicot financiero y comercial (2013-2017) entre 245.000 y 350.000 millones de dólares.

A pesar de esta guerra económica, el gobierno de la revolución bolivariana ha sostenido su compromiso social, manteniendo un 75% del presupuesto invertido en el bienestar poblacional. Numerosos son los logros de la Revolución Bolivariana en el campo de la extensión de los servicios sanitarios, la protección a la ancianidad, la gratuidad educativa, el incremento de la matrícula universitaria, la construcción masiva de vivienda social, la extensión de los servicios públicos, el acortamiento de la brecha digital, la superación del analfabetismo, la garantía de provisión alimentaria, la entrega de tierra al campesinado. Sin contar con una victoria intangible pero primordial, acrecentar la dignidad, la participación y la convicción emancipadora del pueblo.

Vincular la estrategia de demolición económica a los ciclos electorales y a los intentos de una oposición mandatada desde los Estados Unidos para liquidar la Revolución, es sencillo. La correlación es directa.

La guerra mediática y diplomática

Cualquier búsqueda de noticias sobre Venezuela en Internet a través de los algoritmos monopólicos de una conocida empresa estadounidense, dará como resultado una catarata de informaciones poco felices. Cualquier comentarista en cadenas televisivas de amplia audiencia, – posición que ostentan no en base a la calidad de sus contenidos sino por la apropiación concentrada de los servicios de radiodifusión-, emitirá su porción de veneno contra el gobierno de Nicolás Maduro, sin investigar, repitiendo tópicos y ocultando la raíz de la coyuntura venezolana y sus propias motivaciones políticas.

Cualquier opositor al gobierno encontrará inmediatamente eco a sus críticas y se presentarán como “prueba testimonial” dramáticos relatos de emigrados, que abundarán en detalles sobre supuestas represiones, manejos tiránicos y las más diversas calamidades. Todo este material que bombardea diariamente a ciudadanos ocupados en quehaceres cotidianos, con poco tiempo para analizar la información en profundidad y contexto, no cumple con las reglas básicas de un periodismo veraz. Es sesgada, no ofrece fuentes contrastadas en proporción equilibrada, ni suficientemente fehacientes. Contiene una clara intencionalidad, idéntica a la que adhiere el cártel de medios internacionales propiedad del capital: demonizar la persona del presidente Nicolás Maduro y desprestigiar a la Revolución Bolivariana, exacerbando sus dificultades y minimizando (u ocultando) sus logros.

En definitiva, los medios de confusión masiva sirven a la insoslayable intención de ponderar las evidentes bondades del sistema capitalista y los países con gobiernos afines, en los que pobreza, escasez, corrupción, delincuencia, manipulación electoral, discurso único, felizmente, son fenómenos superados…

Ya fuera de toda ironía, su objetivo es crear sin pudor alguno la atmósfera para forzar el cambio de gobierno en Venezuela o justificar – si así lo “exigieran” las circunstancias, un derrocamiento violento, dadas las características “perversas” del “régimen”.

Un papel similar cumplen las ofensivas diplomáticas, comandadas desde Washington a través de la OEA, cuyo Secretario General ocupó el vergonzoso papel de llevar adelante una descarnada ofensiva políticamente motivada contra el gobierno constitucional de Venezuela. Actitud violatoria de las normas del derecho internacional, pero consistente con la práctica histórica de ese organismo.

Al mismo tiempo, la ofensiva continental de gobiernos de derecha articulados en el llamado “grupo de Lima” (salvo México, desde la victoria electoral de Andrés Manuel López Obrador) ha sido ariete fundamental para sostener una imagen negativa de Venezuela y su gobierno, cimentada en declaraciones, apariciones en medios, suspensión en organismos de integración como el Mercosur, abandono de la UNASUR, etc.).

A esta cruzada non sancta se han plegado varios gobiernos de una Europa publicitada como civilizada, pero que gobernada por corrientes derechistas y neofascistas, comete a diarios violaciones a los derechos humanos, como dejar que personas se ahoguen en el mar o fomentar guerras a través de la venta de armas. A la arremetida se ha sumado el actual presidente de gobierno de la monarquía parlamentaria española, Pedro Sánchez, quien lejos de adoptar el principio de no intervención, continúa fielmente con el precepto de la corona –aún doscientos años después de la expulsión del imperio- de no aceptar la emancipación plena de América Latina y el Caribe.

Detrás y delante de todo ello está la soberbia de las administraciones estadounidenses, súbditos a su vez, del complejo financiero-industrial-militar que es en realidad el gobierno permanente, el partido único que comanda los destinos de aquel país y que pretende no perder su status de poder mundial dominante.

Sin embargo, a pesar del absurdo estigma de “amenaza a la seguridad nacional de los EEUU”, de la severidad de crecientes sanciones unilaterales, la guerra diplomática no ha conseguido en los estamentos multilaterales, pese a repetido intentos, su objetivo principal: lograr mayorías para condenar al gobierno de Venezuela, abriendo la puerta de ese modo a acciones agresivas avaladas por el consenso internacional.

La guerra psicológica

Venezuela está siendo sitiada, tal como eran asediadas las plazas difíciles de conquistar a lo largo de la historia. Una táctica indispensable de un cerco militar es la guerra psicológica, que apunta a debilitar la confianza en la propia capacidad de defensa para forzar la rendición de la plaza. Entre los objetivos centrales de la asfixia está la criminal intención de dividir a las fuerzas armadas y sumar su apoyo al golpismo, lo que conduciría a una guerra civil y muy probablemente a la partición territorial del país.

Esta guerra psicológica es llevada adelante con el rumor permanente de una “inminente intervención militar”, con el absurdo argumento de la “ayuda humanitaria”. Con el mismo propósito se ha instalado la imagen de un “gobierno paralelo”, reconocido por aliados, en realidad vasallos, de la estrategia de reconquista del suelo venezolano por los cruzados del capital y el imperialismo. En el mismo propósito confluyen traslado de soldados, videos de lanchas desembarcando en playas colombianas, visitas de altos mandos del Comando Sur a Colombia, montajes de carpas y cajas con pomposas etiquetas simulando contener elementos para paliar la “dramática crisis humanitaria”.

No parecen dadas las condiciones de una invasión abierta; un asalto final a la plaza cercada parece, como mínimo, prematuro. El Congreso estadounidense no ha aprobado ninguna intervención de su ejército, no hay consenso en Naciones Unidas, ni en la UE. En Latinoamérica, pese a la adhesión de varios gobiernos a la tentativa de golpe, nadie parece dispuesto a involucrarse en un conflicto armado de efectos terribles y perspectivas de “triunfo” dudosas.

Aún así, la situación es grave. La insensatez, irracionalidad y extremismo de varios de los gobiernos involucrados en la amenaza de guerra, son la variable peligrosa que no puede ser desestimada. Corresponde a los pueblos levantar una ola unánime por la paz y el levantamiento del asedio a Venezuela.

Las habituales motivaciones inmorales

Las motivaciones de esta arremetida en curso contra Venezuela, no son muy diferentes a las que habitualmente conducen a las atrocidades de invadir, colonizar y destruir a otros. Por lo mismo, no admiten justificación alguna.

La codicia de las corporaciones respecto a la posibilidad de capturar y administrar las enormes reservas naturales del país como petróleo, gas, oro, hierro o coltán y su valor estratégico geopolítico son motores centrales de la agresión. A esto se suma la intención de cerrarle el paso al avance de las relaciones comerciales y de inversión entre China, Rusia y América Latina, las que hacen disminuir la hegemonía económica de Estados Unidos y Europa sobre la región.

La Revolución Bolivariana ha dado además un fuerte impulso a procesos de integración solidaria y soberana, los que emergieron como dique de contención a la pretensión estadounidense de determinar la política de la región y su posicionamiento internacional.

Finalmente, se trata de establecer un castigo ejemplarizante y evitar la construcción de alternativas al decadente modelo excluyente del capitalismo, lo cual queda evidenciado en la persecución y proscripción política de liderazgos populares y la progresiva instalación de regímenes represivos de derecha en varios países de la región, funcionales al objetivo mencionado.

Presente y futuro

El imperialismo occidental cree (o quiere hacer creer) que al altivo gobierno de la Revolución le ha llegado la hora. Que es tiempo de que los venezolanos vuelvan al redil de la servidumbre, de la hipocresía moral, del fracaso social, de la política fraudulenta que encarnan los gobiernos detractores de la apuesta revolucionaria.

Buena parte de los gobiernos y los pueblos del mundo no estamos de acuerdo. No somos imparciales, ni ambivalentes. Pensamos más bien que lo que tiende a su fin es un sistema de apropiación violento, tanto en términos objetivos como subjetivos. La intencionalidad de un pueblo se expresa en su soberanía, la posibilidad de construir sociedades más justas se instala sólo a partir de la paz. La paz es condición de equidad y la equidad, condición ineludible de libertad.

Para que haya paz, equidad y libertad, lo que debe caer, más temprano que tarde, es la voracidad de poder imperialista, producto de la violenta y prehistórica ambición de dominar a otros y acumular riqueza en desmedro del bienestar colectivo.

(*) Javier Tolcachier es investigador del Centro de Estudios Humanistas de Córdoba y comunicador en agencia internacional de noticias Pressenza.


[1] Bachaqueo (de “bachaco”, hormiga culona) es la práctica de contrabandear y revender ilegalmente productos subsidiados. 

Rebelión ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

http://www.rebelion.org/noticia.php?id=252479

Es hora de desmantelar una teología medieval del sacerdocio del poder sobre los laicos a un modelo de sociedad contemporánea de servicio mutuo en una comunidad de mujeres como iguales que hacen los sacerdotes por Bridget Mary Meehan ARCWP


Mi respuesta: Es hora de desmantelar una teología medieval del sacerdocio que otorga un carácter especial a un sacerdote a través de la ordenación. Este tóxico clericalismo que coloca al sacerdote en un pedestal está destruyendo a la Iglesia hoy. «Sacerdocio el Vaticano argumenta, es diferente – ‘es de otro orden,’ ligada a ‘el misterio de Cristo’ (Congregación para la Doctrina de la Fe, ‘Las mujeres en el sacerdocio ministerial’, en Orígenes.)  Con el fin de Si cambiamos el modelo clerical de dominación patriarcal y el poder sobre los demás, debemos adaptar un modelo de asociación de empoderamiento mutuo en una comunidad de igualdad y ordenados. 


Las Sacerdotes Católicas Romanas Internacionales han estado haciendo esto desde 2002 en nuestras comunidades inclusivas. No funcionamos dentro de un modelo clerical de poder sobre nadie, sino que actuamos como líderes espirituales y facilitadores en una comunidad de iguales con las personas a quienes servimos. 

En nuestras comunidades inclusivas, todas las personas son igualmente amadas en el Santo. El sacerdote no tiene un estatus espiritual especial. Cada persona está llena del Espíritu con dones para compartir, para construir la comunidad de fe y para servir a nuestras hermanas y hermanos en el mundo. Por el bautismo, todos somos uno en Cristo y el rostro de Dios en nuestro mundo. No hay manera de curar a la iglesia sin cambiar su teología y las estructuras que practican el poder y la dominación de los demás, incluida la exclusión de las mujeres. ¡Todo lo demás es doble lenguaje, como el siguiente autor afirma! Bridget Mary Meehan ARCWP, https://arcwp.org

El Papa Francisco habla a los miembros de la Congregación para el Culto Divino y los Sacramentos durante su reunión plenaria en el Vaticano, 14 de febrero. (CNS / Vatican Media)https://www.ncronline.org/news/accountability/catholic-churchs-euphemization-power Los líderes de las conferencias nacionales de obispos católicos pronto se reunirán del 21 al 24 de febrero en Roma para enfrentar colectivamente el flagelo del abuso sexual clerical que Los fracasos en el liderazgo han permitido avenir durante varias décadas. Los resultados concretos de la acción son urgentemente necesarios y se esperan con impaciencia.

Sin embargo, cualquier política emergente, si no se basa en el reconocimiento de los líderes de la iglesia de cómo el poder sacramental (ordenación) puede contribuir a la fermentación del abuso, es poco probable que sea eficaz para eliminar la actividad sexual clerical y su encubrimiento. Esta tarea requiere que el Papa Francisco y sus colegas obispos elijan activamente llegar a la verdad y esbozarla. 

Pensé en Bourdieu en agosto de 2018 mientras leía los hallazgos del informe del gran jurado de Pensilvania sobre el abuso sexual en las diócesis católicas de Pensilvania. El informe documentó múltiples instancias de eufemización en acción. Y, de hecho, llamó a la eufemización por lo que es.Al resumir el análisis de los archivos de abuso sexual diocesanos realizado por el FBI, el gran jurado escribió: «Es como un libro de jugadas para ocultar la verdad: primero, asegúrese de usar eufemismos en lugar de palabras reales para describir las agresiones sexuales en los documentos de la diócesis. Nunca diga ‘violación’; diga ‘contacto inapropiado’ o ‘problemas de límites’. … Cuando un sacerdote tiene que ser removido, no diga por qué. Dígale a sus feligreses que está en «baja por enfermedad» o que está sufriendo de «agotamiento nervioso». O no digas nada en absoluto «.Los eufemismos, como señaló el gran jurado, ocultan la verdad. Pero, ¿cuál es la verdad que se oculta? Lo más obvio, una verdad que se oculta es que algunos sacerdotes católicos (y algunos obispos y cardenales) están teniendo relaciones sexuales con niños (y con adultos). Esta verdad no debe ser pasada por alto. Revela una violación flagrante de la personalidad y dignidad de un niño; una violación que, a pesar de su criminalidad e independientemente de cualquier evaluación psicológicamente benigna comunicada a los funcionarios de la iglesia, sería y debería ser vista como una violación de la Ley Natural, la tesis que fundamenta el razonamiento moral católico.Esta verdad también revela un comportamiento que es, por supuesto, una violación del voto de celibato obligado por la ordenación al sacerdocio. La eufemización por lo tanto sirve para ocultar la doble verdad o la «coexistencia de los opuestos» que, sostiene Bourdieu, es necesaria para sostener el poder de la iglesia.Esta es la verdad que aunque, como afirmó el Concilio Vaticano II, la iglesia comprende a todo el Pueblo de Dios, los laicos y los ordenados, en la práctica, la iglesia está estructurada por la desigualdad que está sancionada y consagrada por ordenación sacerdotal. El hecho de que los clérigos se involucren en el sexo y el hecho de que estos clérigos estén protegidos tanto material como simbólicamente (a través del lenguaje eufemístico) ilumina la doble verdad del celibato y la actividad sexual. También transmite la verdad de que el sacerdocio, como argumenta el Vaticano, es diferente: «es de otro orden», vinculado con «el misterio de Cristo» (Congregación para la Doctrina de la Fe, «Mujeres en el sacerdocio ministerial, «en Orígenes) – pero, no obstante, se concreta de manera particular por la iglesia. En efecto,Francisco denuncia repetidamente el clericalismo y expresa preocupación por «el poder sacramental [se] alinea demasiado estrechamente con el poder en general» ( Alegría del Evangelio ). Y enfatiza que la iglesia «no es una élite de sacerdotes, de personas consagradas, de obispos, sino de que  todos formamos el Pueblo de Dios «. En realidad, sin embargo, el poder en la iglesia está indisolublemente ligado a la ordenación, y que, por definición, consagra una cultura clerical, así como prácticas excluyentes hacia los no ordenados. El lenguaje, no importa cuán hábilmente empleado, no puede ocultar esta realidad.A menos que los funcionarios de la iglesia puedan llegar a reconocer el punto de vista del privilegio y el poder que ocupan, y cómo podría estar distorsionando su comprensión del sacerdocio, de la igualdad, del sexo y del abuso sexual, en el momento actual es difícil encontrar una salida al mundo. crisis que han creado. La eufemización ha permitido a la jerarquía enmascarar las verdades dobles (celibato / actividad sexual y servicio / poder sacerdotal) que han mantenido su estatus consagrado durante muchas generaciones de católicos.Pero la efectividad de esa estrategia puede estar menguando, como lo sugiere la confianza decreciente de los laicos en el liderazgo de la iglesia que se  encuentra en un estudio de Pew Research . La cumbre de febrero brinda la oportunidad de forjar una estrategia diferente.[Michele Dillon es profesora de sociología en la Universidad de New Hampshire. Su último libro es  El catolicismo postsecular: relevancia y renovación  (Oxford University Press). Las opiniones expresadas aquí son propias del autor y no reflejan las opiniones de la Universidad de New Hampshire. Síguela en Twitter en  @ MicheleDillon15 .]

EN ESTA SERIE

¿Cuánto tiempo, Señor, debemos esperar para reformar el sistema clerical?

15 DE FEBRERO DE 2019

Grandes expectativas: la cumbre de abusos del Vaticano tiene objetivos clave y realistas

13 DE FEBRERO DE 2019

No hay una solución clara al abuso sexual, pero la reunión de la próxima semana no será un fracaso

13 DE FEBRERO DE 2019

Todavía hay obispos que no entienden la crisis del abuso.

31 DE ENERO DE 2019

La cumbre del Vaticano ayudará a las naciones que se atrasan en las políticas de abuso, dice jesuita

17 DE ENERO DE 2019Publicado por Bridget Mary Meehan a las 10:11 PM

“La igualdad de la mujer en las iglesias va más allá de reclamar acceso a ministerios”


CONVERSACIONES EN EL FORO GOGOA CONVERSACIONES EN EL FORO GOGOA LIDIA RODRÍGUEZ PRESBÍTERA BAUTISTA Y DOCTORA EN TEOLOGÍA BÍBLICA

Lidia Rodríguez, doctora en Teología Bíblica por la Universidad de Deusto y profesora en la misma Universidad, está casada y es presbítera ordenada de la Unión Bautista en Santutxu (Bilbao). Habló en Pamplona en el Foro Gogoa sobre ‘El ministerio eclesial de las mujeres, el patriarcado y el poder en las iglesias’

UNA ENTREVISTA DE JAVIER PAGOLA FOTOGRAFÍA IBAN AGUINAGA – Domingo, 17 de Febrero de 2019 – Actualizado a las 06:02h

Lidia Rodríguez, doctora en Teología Bíblica, intervino en el Foro Gogoa en Pamplona.

Lidia Rodríguez, doctora en Teología Bíblica, intervino en el Foro Gogoa en Pamplona. (Foto: Iban Aguinaga)

PAMPLONA– La igualdad de derechos en las mujeres es un tema pendiente en algunas iglesias cristianas. ¿Cómo ve la situación actual?

-En lo que respecta a la igualdad de hombres y mujeres, todavía queda mucho camino por recorrer. Esto no nos impide reconocer que en los últimos años, y gracias al análisis feminista de la realidad eclesial, hemos realizado avances significativos en la toma de conciencia y la reflexión teológica.

¿Por qué razones las confesiones evangélicas y anglicana van por delante de las ortodoxas y católica en el acceso de la mujer a ministerios ordenados y en participación en órganos de decisión?

-Mucha gente cree que las mayores diferencias entre católicos y protestantes están en cuestiones dogmáticas, pero yo siento que la gran diferencia está en la eclesiología, en la manera de entender la iglesia, y en el diferente modo de considerar el papel de las personas vocacionadas y llamadas por la comunidad a ejercer los ministerios, que son servicios, en las iglesias. En el mundo protestante y anglicano hay una idea, muy importante y destacada, que es el sacerdocio universal de todas y todos los fieles, quienes debemos servirnos unos a otros. Ese es, de partida, un elemento muy importante de igualdad, aunque la sociedad patriarcal no ha permitido que eso fuera así en todo tiempo. Hubo mujeres, desde el principio en todas las iglesias, y en las iglesias reformadas desde el siglo XVI y XVII, que fueron reconocidas como maestras, ministras y lideresas, porque la comprensión de la autoridad y de los ministerios es “carismática” y no jerárquica.

¿Qué quiere decir eso de “carismática”?

-Quiere decir que la autoridad no viene dada como un legado histórico por la sucesión apostólica, por una imposición de manos con un sacramento, sino que la comunidad creyente reconoce en algunas personas ese don del Espíritu dado a la Iglesia. Es decir, frente al magisterio que preside a las iglesias católica y orientales ortodoxas, el mundo protestante ha puesto en primer plano el ministerio, el servicio. Hasta el punto de que el alzacuellos, que procede de los protestantes, es un símbolo de esclavitud, de servicio a la comunidad. El modelo de autoridad y de poder es distinto.

Pero, en la actualidad, ¿por qué las mujeres son ministras y acceden a cargos de responsabilidad y decisión en las iglesias protestantes?

-Porque tenemos una larga tradición de siglos con esa experiencia. Lo que ahora se llama el “empoderamiento” de la mujer es muy antiguo. En algunas pequeñas iglesias evangélicas viene del siglo XVI, del tiempo de la Reforma: ininterrumpidamente ha habido mujeres predicando, bautizando, ministrando. Paradójicamente en las grandes iglesias luteranas y evangélicas ese reconocimiento a las mujeres llegó mucho después.

En las iglesias protestantes, ¿es oro todo lo que reluce, o las mujeres ministras siguen todavía discriminadas?

-Hay estudios que indican que la brecha de género que sufren las mujeres que desarrollan ministerios en las Iglesias protestantes es equiparable al del resto de mujeres trabajadoras asalariadas. La Doctora Liz Graveling, perteneciente a la Iglesia de Inglaterra, realizó en 2015 un estudio sobre Género y Ministerio, y extrajo la siguiente conclusión sobre las diferencias salariales en su Iglesia: mientras que menos del 10% de los clérigos varones no recibe una retribución por su ministerio, el 25% de las mujeres se encuentra en esa situación. Las razones que producen esta brecha salarial son variadas, pero sobresale el dato de que, aunque las mujeres hayan desarrollado diferentes ministerios durante años, son ordenadas a mayor edad que sus colegas varones, en ocasiones incluso cerca de la jubilación. En otros casos, las mujeres son contratadas formalmente en las iglesias locales protestantes y evangélicas con una dedicación horaria menor que los hombres, aunque desempeñen el mismo trabajo. Hay otro estudio sobre discriminación a la hora de obtener reconocimiento social por su ministerio: En la Iglesia de Inglaterra, las mujeres conforman el 28% del clero asalariado, pero solo dirigen el 3% de las iglesias de mayor tamaño. A finales de 2015, de las 117 parroquias con una asistencia superior a 350 fieles cada domingo, solo cuatro eran pastoreadas por vicarias.

En la jerarquía contemporánea de la Iglesia católica ha habido, como usted dice una “apropiación integrista de la tradición”, sobre todo con documentos de Pablo VI y de Juan Pablo II para negar el acceso de las mujeres al sacerdocio. ¿Cómo ha sido eso?

-Con argumentos extraídos de la historia del cristianismo antiguo y de la tradición de la primera Iglesia, los cuales se combinan con razonamientos de orden teológico, en menor medida. Los argumentos de la Congregación para la Doctrina de la Fe en 1976, con Pablo VI, se remiten a la tradición indicando que “la Iglesia nunca admitió la ordenación sacerdotal válida de mujeres”, que la actitud de Jesucristo “excluyó a las mujeres del grupo de los apóstoles”, que la fidelidad la práctica de Jesús y de los apóstoles no autoriza a la iglesia a innovar, que en el sacramento del orden el sacerdote no actúa en nombre propio sino en representación de Cristo y solo un varón puede ofrecer la “semejanza natural” entre Jesucristo y su ministro;el argumento final es que la Iglesia constituye una sociedad diferente a otras, que se gobierna conforme a criterios de autoridad distintos, y que el sacerdocio no forma parte de los derechos de la persona ni puede convertirse en una forma de promoción social, ya que es una vocación específica de los varones. Una carta apostólica de Juan Pablo II en 1994 reitera esos argumentos, y concluye que “la Iglesia no tiene en modo alguno la facultad de conferir la ordenación sacerdotal a las mujeres y que este dictamen debe ser considerado como definitivo por todos los fieles de la Iglesia”.

Sin embargo el teólogo católico Hans Küng afirma que “no hay razón teológica seria que se oponga al presbiterado de la mujer”. Y el obispo de Magdeburgo (Alemania), Gerhard Feige, acaba de decir que “sigue siendo cuestión abierta, argumentar con la tradición contra mujeres sacerdotes ya no convence, y eso vendrá porque el Espíritu conduce a la iglesia a nuevas percepciones y decisiones”, aunque matiza que éste no es aún el tiempo de hablar de eso. De momento, el Papa Francisco está abierto a ordenaciones de mujeres para el diaconado.

-A partir de 2002, algunas mujeres católicas alemanas y estadounidenses optaron por la desobediencia canónica y fueron ordenadas. La respuesta de Benedicto XVI fue contundente publicando, en 2010, las normas sobre delitos más graves en la Iglesia Católica, donde se lee: “…cualquiera que pretenda conferir el orden sagrado a una mujer, así como la mujer que intente recibir el orden sagrado, incurre en la excomunión latae sententiae reservada a la Sede Apostólica”. Pero, hay otras formas diferentes de apropiarse de la tradición: el informe sobre el diaconado femenino está en manos del Papa Francisco desde diciembre de 2017.

Hay que reconocer que sigue pesando mucho en nuestra sociedad patriarcal el pensamiento de algunos escritores de la antigüedad clásica y del ámbito eclesiástico en siglos posteriores.

-El imaginario patriarcal de esos escritores ha pesado de manera determinante para la exclusión de las mujeres de puestos de decisión o ministerios ordenados. Se pueden citar verdaderas “perlas” que hablan de su debilidad, de su inferioridad “natural” o que se refieren a su “complementariedad” respecto a los varones. Jenofonte, discípulo de Sócrates, aseguró en el siglo IV a.C., que “Las mujeres son más débiles que los hombres y sienten un temor natural que las impulsa a custodiar con gran esmero las provisiones. Los hombres, en cambio, son valientes para poder realizar su tarea fuera de casa” Juan Crisóstomo, en el siglo IV, aseguraba que la mujer es incapaz de enseñar “porque enseñó a Adán una vez para siempre y le enseñó mal … ejerció su autoridad una vez y la ejerció mal … así pues, que se baje de la cátedra del profesor. Quienes no saben enseñar, que aprendan”. Y el canonista Guido de Baysio afirmó, a comienzos del siglo XIV, que “Las mujeres no están capacitadas para recibir las Órdenes… no son miembros perfectos de la Iglesia, sólo los hombres lo son… las mujeres no están hechas a imagen de Dios, sólo los hombres lo están”.

Es controvertida la figura del apóstol Pablo en la primera generación de comunidades cristianas, en el siglo I. ¿Fue Pablo un misógino, o no son suyas esas frases que aparecen en cartas que se le atribuyen: “mujeres estad sometidas a vuestros maridos”, “las mujeres, que estén calladas en las asambleas”?

-El Pablo histórico fue una adelantado de su tiempo en relación a las mujeres. Pero sucede que todo movimiento humano que nace, también el religioso, en un momento dado necesita organizarse. No puede estar permanentemente en efervescencia y, en ese proceso de organizarse y asentarse, lo que sucedió con el legado de Pablo, es que las mujeres llegaron a ser “peligrosamente” poderosas. Precisamente las primeras críticas que se hicieron, desde el exterior, a las comunidades cristianas lo fueron atacando a sus mujeres, porque se habían salido de madre y estaban fuera de control. Y en la segunda y tercera generación de cristianos, ¿qué paso? Pues que pensaron que si querían seguir extendiendo el evangelio iban a tener que bajar algo el tono. Y en esas tomas de decisión salieron perdiendo las mujeres, porque ellas fueron las que tuvieron que demostrar que las comunidades cristianas no eran un peligro para el imperio romano, que eran “mujeres de su casa”, que cumplían con sus obligaciones y no eran un disolvente social. Pero… decir ahora que Pablo era un misógino sería parecido a decir que Jesús era feminista. No podemos usar esos términos de hoy para aplicarlos al siglo primero. Sí podemos decir que Jesús y Pablo fueron hombres que se salían de las convenciones de su época y que dieron a las mujeres un protagonismo que ellas no tuvieron en la sociedad de su tiempo. Esas frases que aparecen en la Carta a los Efesios o en la Primera Carta a los Corintios no son de Pablo, sino de discípulos suyos de la segunda generación cristiana.

Hubo mujeres presbíteras en el naciente cristianismo?

-La existencia de mujeres presbíteras ordenadas -sea cual fuere el modo de hacerlo- está atestiguada en testimonios arqueológicos, al menos, hasta el siglo VI d. C. En Brutium y Salona de Dalmacia se han encontrado las tumbas de dos presbíteras, Leta y Flacia Vitela, que fueron erigidas por sus maridos. Otro caso es el de Bitalia, una mujer que aparece representada en un nicho de la catacumba de San Genaro de Nápoles. La inscripción funeraria reza: “Bitilia descansa en paz.”. Vestida de rojo, sostiene una Biblia y está ante lo que parece una mesa en actitud celebrante.

Se sabe que en las primeras generaciones cristianas, en los siglos primero y segundo, hubo parejas, formadas por varón y mujer, que compartían tareas misioneras. ¿Eso sucedía en una relación de igualdad?

-Hay pocos datos escritos, el más claro es el de Priscila, que es la esposa, y Áquila, que es su esposo, colaboradores de Pablo en Éfeso. Da la impresión, por el orden de reconocimiento que hay en las cartas del Nuevo Testamento, de que, en esa pareja, quien tenía gran capacidad de enseñanza era Priscila y ambos estaban igualmente comprometidos en la misión. Los datos hay que tomarlos con cuidado, pero es claro que hubo parejas misionando y se les reconocían los dones particulares a partir de lo que la comunidad discernía.

En tiempos de la reforma, en el siglo XVI, hay una mujer belga, que dirige una significativa carta a la reina Margarita de Navarra.

-Es Marie Dentière antigua monja agustina que escribió en 1539 la Muy útil epístola (L’Epistre très utile), una carta abierta dirigida a la reina Margarita de Navarra en la que rechaza con ironía el modelo de ama de casa, de buena esposa sumisa y abnegada, critica además el escaso papel que las mujeres estaban desempeñando en la Reforma y pregunta, de forma retórica, recogiendo el texto de la carta a los Gálatas: “¿Es que tenemos dos evangelios, uno para hombres y otro para mujeres?… Todos somos uno en Cristo. No hay hombre ni mujer, ni esclavo ni persona libre. Seria demasiado estúpido por parte nuestra esconder el talento que Dios nos ha dado”

¿Hay una constante sociológica en todos los movimientos y grupos reformadores o revolucionarios que, cuando se institucionalizan, se hacen más conservadores?

-Max Weber, filósofo alemán del siglo XIX en su Sociología de la religiónanalizó los niveles de discriminación y exclusión que sufren las mujeres en diferentes comunidades religiosas, no solo las cristianas. Afirmó que las mujeres han formado parte activa al inicio de los movimientos religiosos carismáticos, pero que han perdido paulatinamente el protagonismo al ritmo que se institucionalizaba dicho movimiento, y dijo que, solo en muy contadas ocasiones han pervivido los movimientos emancipatorios más allá de la primera fase de formación de una comunidad religiosa.

El culto a María, “la que dio a luz a Dios” según el concilio de Éfeso el año 431, fue temprano en las iglesias de Oriente. En el siglo XII, Bernardo de Claraval extendió el culto a la Virgen en Occidente y la propuso como modelo maternal. ¿Qué efectos tuvo eso para la consideración y el rol de las mujeres en las iglesias?

-Cuando Bernardo hace esa propuesta, viene a dar respuesta a una teología que antes, en el siglo XI había elaborado el benedictino Anselmo de Canterbury: la teología de un dios airado, un dios terrible que infunde miedo. Bernardo buscó a María como alguien que aplacara la ira de ese dios castigador, “Pantocrator” que rige el mundo, preguntándose: ¿A quién me acojo cuando necesito consuelo y protección? Pero Bernardo propone la devoción a una madre virgen, es decir, que no hay una mujer humana que pueda replicar ese modelo. Así prima el modelo tradicional de una mujer en su rol de madre, pero en realidad el modelo es inalcanzable, no es el de una madre biológica, sino el de una mujer célibe. Una monja virgen casada con Cristo, ese resulta el modelo de mujer ideal y, por eso, la sexualidad se percibe de una forma oscura;es la maternidad la que dignifica y da sentido a la sexualidad de la mujer.

Y ¿cómo y a dónde cree que se debe ir ahora para avanzar?

-La promoción de las mujeres en las iglesias cristianas va mucho más allá de la demanda de acceder a ministerios ordenados, por muy legítima que sea. Debe incluir el ejercicio y el reconocimiento de tantas formas de construir comunidad, a menudo informales, que siguen pasando desapercibidas;debe pone sobre la mesa la urgente necesidad de tejer redes de solidaridad/sororidad, capaces de atravesar las barreras confesionales para crear complicidades;debe incluir la creatividad necesaria para generar otra forma de ser iglesia, nuevos o recuperados modelos de autoridad que abandonen conscientemente el modelo de poder que durante siglos ha impuesto la masculinidad patriarcal en las iglesias, porque como dijo Jesús: “Quien quiera hacerse grande entre vosotros deberá ser vuestro servidor, y quien quiera ser el primero deberá ser esclavo de los demás” (Mateo, 25). Cuando las mujeres libramos las batallas por la libertad y los derechos de las mujeres en las iglesias cristianas, no solo avanzamos las mujeres: avanza el reinado de Dios y su justicia, y con ello, la humanidad toda.

las claves

“Gracias al análisis feminista de la realidad eclesial ha habido avances significativos en conciencia y reflexión teológica”

“En la jerarquía de la Iglesia Católica hay una apropiación integrista de la tradición”

“Jesús y Pablo salieron de las convenciones de su tiempo y dieron a las mujeres un protagonismo que ellas no tenían”

https://www.noticiasdenavarra.com/2019/02/17/sociedad/navarra/la-igualdad-de-la-mujer-en-las-iglesias-va-mas-alla-de-reclamar-acceso

«Se ha roto el silencio sobre los abusos a mujeres en la Iglesia»


Lucetta Scaraffia, directora del suplemento sobre mujeres en «L’Osservatore Romano», puso el dedo en la llaga sobre los sistemáticos abusos sexuales a monjas perpetrados por sacerdotes

Iglesia Católica

Los casos de abusos contra menores y religiosas por parte de miembros del clero también han golpeado a Latinoamérica. Hace un año, el Papa envió a Chile una delegación especial para abordar la crisis. (Foto: Reuters)Ismael Monzón17.02.2019 / 07:30 am

«Si se continúa cerrando los ojos sobre este escándalo –que se convierte en algo aun más grave teniendo en cuenta que el abuso contra las mujeres comporta en algunos casos la procreación y da origen a otro escándalo, el de los abortos impuestos y el de los hijos no reconocidos de sacerdotes–, la condición de opresión de las mujeres en la Iglesia no cambiará nunca».

El ataque contra la actitud de la Santa Sede no venía esta vez de ningún círculo ultraconservador, sino que era una denuncia desde el propio Vaticano. Lo escribió Lucetta Scaraffia (Turín, 1948), en el suplemento “Donna, Chiesa, Mondo” (Mujer, Iglesia, Mundo), que se publica mensualmente con «L’Osservatore Romano», el periódico oficial de la Santa Sede.

Iglesia expulsa a ex cardenal del sacerdocio tras acusaciones de abusos sexuales

Abuso sexual de monjas: «Antes de ser abusada sexualmente fui abusada espiritualmente»

Periodista e historiadora, Scaraffia es de las que piensan que solo el reconocimiento de los escándalos puede ayudar a la Iglesia a limpiar su imagen. En la misma publicación, que dirige, ya ha denunciado en el pasado la discriminación a las mujeres en la organización del clero o las condiciones laborales degradantes de monjas que trabajan siempre al servicio de hombres.

Pero el terremoto de las abusos a mujeres en la Iglesia ha estallado a pocos días de la importante cumbre que se debe celebrar en el Vaticano para debatir sobre pederastia. De ahí que el Papa reconociera oficialmente que lo denunciado por Scaraffia existe y que es necesario “hacer algo más”.

La historiadora, que se confiesa feminista, recalca que, al contrario de lo que ocurre con los menores, las monjas adultas tienen siempre que demostrar que no ha habido consentimiento. «Parece que no todos los curas son homosexuales», remarca.

Iglesia Católica

Scaraffia señala que, según el Evangelio, Jesús sí dio importancia a las mujeres. (Foto: AP)

—¿Se esperaban algo así en el Vaticano?

Antes que yo escribiera este artículo, muchos otros periódicos habían publicado casos con denuncias. No es una novedad, no es que haya hablado de algo nuevo, pero quizá no se esperaban un ataque desde dentro. Sin embargo, para nosotros, que damos voz a las mujeres, era un problema que teníamos que afrontar.

—Desde el Vaticano aseguran que en la reunión sobre los abusos a menores no se hablará del caso de las mujeres. ¿Le parece un error?

Llegan siempre tarde, pero ahora que este tema ha salido a la opinión pública tendrán que afrontarlo. Han decidido tener este encuentro de tres días, que es poco tiempo, y que hablarán de los menores, que es un problema distinto. Entiendo que no se aborde ahora, pero el Papa ha dicho que tiene intención de ocuparse y esto ya me parece una noticia positiva.

—¿Existe una idea precisa del número de denuncias o de abusos a mujeres?

Por desgracia no la hay, porque solo en algunas zonas como en África se ha hecho un cálculo en el pasado. Pero la Iglesia lo podría hacer porque ha recibido tantas denuncias y la Santa Sede ha gestionado también muchas. Podrían comenzar por ahí.

—Habrá más casos que denuncias…

Seguramente sean pocas en comparación con el fenómeno real, pero creo que ahora empezarán a hablar más mujeres. Creo que comenzará una oleada de denuncias.

—¿Cuál es la cultura en la Iglesia en relación con las mujeres?

Que no cuentan nada, que su palabra no servía para nada. Por eso, incluso si las mujeres denunciaban no había ningún seguimiento. De esta forma, se podía hacer cualquier cosa porque pensaban que las mujeres no tendrían nunca una reacción.

—¿Cree que la Iglesia es una organización cerrada y machista?

En los estándares de Occidente, sin duda. Y, sin embargo, el Evangelio es el libro más feminista que existe. Jesús revolucionó la cultura de su tiempo dando importancia a las mujeres y esto ha permanecido en la tradición cristiana, aunque surja en la sociedad y no en la Iglesia. Pero pienso que también la Iglesia cambiará.

—El Papa es una persona de 82 años, con un bagaje cultural y político distinto al que se vive actualmente. ¿Sabe entender a las mujeres?

El papa Francisco no es feminista. Pero es muy inteligente y tiene un gran sentido político, por lo que entiende que en este momento no se puede continuar como antes, que es necesario dar más voz a las mujeres.

—¿Se puede hablar del Me Too de la Iglesia?

De algún modo, sí. Pero mientras las mujeres sigan sin tener puestos directivos en la Iglesia, la condición de las mujeres seguirá siendo horrenda porque sus demandas no serán escuchadas y sus denuncias tampoco se tomarán en consideración.

—¿Ha notado algún cambio? ¿Qué reacción ha encontrado en el Vaticano a su lucha?

Nadie me ha venido a decir nada. Solo la respuesta del Papa, que ha dicho: «Lo sabemos, es verdad, haremos algo». Quiere decir que se ha roto este silencio y eso ya es un gran paso adelante.

—¿Cómo cree que es considerada en el Vaticano?

Como una ‘rara avis’. Creo que alguno me apreciará y otros no tanto, pero nunca me lo han venido a decir.

—Habrá monjas que sí se hayan puesto en contacto con usted… 
Sí, muchísimas. Son muchas las que me han dado las gracias y me han animado a seguir adelante. No me han dicho si han sufrido o no abusos, pero que estaban convencidas de que había actuado muy bien. Esto ha sido una gran satisfacción.

https://elcomercio.pe/mundo/actualidad/lucetta-scaraffia-roto-silencio-abusos-mujeres-iglesia-noticia-608476

Lucetta Scaraffia: «El Vaticano está lleno de monjas-criadas domésticas»


La entrevista final

    • Compartir en Facebook
    • Compartir en Twitter
    • Enviar por email
  • 16 FEB. 2019 02:15
E. M.

Historiadora, es fundadora y directora de «Donne Chiesa Mondo», el suplemento para mujeres que desde 2012 publica el Osservatore Romano, el ultracentenario periódico de la Santa Sede.En los últimos años la Iglesia católica se ha visto sacudida por los abusos sexuales a menores. Sin embargo apenas se habla de abusos sexuales de sacerdotes contra monjas. ¿Es que no existen?Claro que existen. De hecho la Unión Internacional de Superioras Generales hizo un llamamiento a denunciar el pasado 25 de noviembre, día contra la violencia contra las mujeres. Es el fin del silencio.¿Y por qué no ha estallado antes el escándalo de los abusos contra monjas?Porque las mujeres han callado, y han callado porque eran muy débiles. Ahora han empezado a hablar las mujeres occidentales, pero la mayor parte de mujeres víctimas de abusos se encuentran en Asia y África.En su reciente viaje a los Emiratos Árabes Unidos el Papa Francisco ha admitido por primera vez que algunos sacerdotes y obispos han abusado sexualmente de monjas. ¿Es un paso adelante?Sí, sin ninguna duda. Es la primera vez que la Iglesia admite públicamente que tienen lugar estos abusos, hasta ahora encubiertos por el silencio.¿Y por qué esos abusos contra monjas han permanecido ocultos durante tanto tiempo mientras que los de menores llevan tiempo denunciándose?Los abusos contra menores son un crimen en casi todas las legislaciones, y por tanto son castigados incluso si no hay denuncia por parte de la víctima. Pero los abusos contra mujeres exigen una denuncia, y con frecuencia se trata de la palabra de una mujer contra la de un hombre. Además muchas mujeres callan por vergüenza, por miedo, porque socialmente son más débiles que los hombres. Sobre todo en la Iglesia.¿Los abusos contra religiosas son en parte atribuibles al machismo imperante en la Iglesia?Por supuesto, las mujeres son víctimas de abusos cuando no existe respeto hacia ellas, cuando sólo son consideradas siervas sin dignidad. Cuando se sabe que son débiles y que no podrán defenderse. Pero ahora todo eso está acabando, y las palabras del Papa permitirán que las religiosas que denuncian sean creídas finalmente.¿Qué se puede hacer para resolver este grave problema?Reconocer a las mujeres respeto y dignidad, no permitir que sean siervas de ningún hombre. Escuchar sus denuncias, poner fin al silencio.¿Y espera que el Vaticano lo haga?Creo que ahora están obligados a hacerlo. El control que ejerce la opinión pública es muy fuerte y con frecuencia intervienen también laicos en apoyo a las monjas, como ha sucedido recientemente en Kerala.Su revista publicó hace unos meses un artículo sobre cómo el papel de las mujeres en la Iglesia se reduce fundamentalmente a servir como criadas domésticas…El Vaticano está lleno de monjas-criadas domésticas. Un ejemplo: un día me invitó a comer un obispo y en la mesa, en la que todos eran curas, fui la última en ser servida por monjas que trabajaban en la cocina. En el Vaticano también hay muchas mujeres que trabajan como empleadas y que son explotadas de manera increíble: por lo general son mujeres muy competentes, laicas consagradas, pero el trabajo que hacen se lo suelen adjudicar los curas. Ellas trabajan en la anulación de su personalidad y dicen que lo hacen por Dios y por la Iglesia, pero no es justo. Es inimaginable el modo en que los altos estamentos de la Iglesia ignoran a las mujeres, creo que ellos se sienten superiores a ellas, que no las ven.Suena terrorífico…Lo que más me impresiona de la Iglesia no es sólo que ignore a las mujeres, sino que se humille a las religiosas aún más que a las laicas. Yo soy laica, profesora universitaria y me pueden tratar mal, pero hasta cierto punto. Pero a las religiosas las tratan fatal. Y eso que hoy las religiosas son mucho más numerosas que los religiosos y mantienen en pie la Iglesia.¿Qué propone?Las mujeres deberían participar en todas las tomas de decisión de la vida de la Iglesia, en todas las organizaciones, en todas las reuniones. Y deberían hacerlo través de sus representantes, porque sus organizaciones son democráticas y son ellas las que eligen a sus representantes. En cambio, cuando los curas eligen a las mujeres para ponerlas en los dicasterios buscan mujeres obedientes, las seleccionan para poder controlarlas. Me gustaría que en el C-9 (el consejo de nueve cardenales que asesora al Papa) hubiera representantes de las asociaciones de religiosas. Y lo mismo en las congregaciones generales: debe haber mujeres que hagan oír su voz.Pero usted está en contra de la ordenación de mujeres como sacerdotes, ¿no?Estoy en contra de la clericalización de las mujeres, y si las mujeres se convierten en sacerdotes es un modo de clericalizarlas. El Papa Francisco dice continuamente que el peligro de la Iglesia es la clericalización, y estoy de acuerdo. Las mujeres debemos de luchar por tener una mayor representación pero sin ser clericales. Las que apoyan el sacerdocio femenino nos consideran unas «traidoras», lo sé. Pero la belleza de la presencia femenina es la de ser libres, distintas.¿Aboga por que haya mujeres en el colegio cardenalicio, el órgano que entre otras cosas se encarga de elegir a los Papas?Por supuesto.Pero para ser cardenal hay que ser cura, ¿no?No, las mujeres podrían formar parte del colegio cardenalicio sin ser sacerdotes, sin clericalizarse. Siempre hubo cardenales que no eran sacerdotes. El famoso Papa Borgia, que tenía hijos y amantes, durante años fue cardenal sin ser sacerdote. Fue ordenado presbítero sólo unos pocos años antes de convertirse en Papa.¿Podría entonces una mujer convertirse en Papa?No, el Papa tiene que ser sacerdote. Pero sí debería haber mujeres cardenales que pudieran votar en la elección del Papa.¿Son responsables en alguna medida las mujeres de su situación en la Iglesia?En las mujeres de la Iglesia ha imperado hasta ahora una actitud demasiado pasiva, de espera. El Papa Francisco abre caminos, pero es necesario que seamos nosotras, las mujeres, los que los caminemos.Francisco se convirtió en Papa hace siete años. ¿Qué ha cambiado respecto a las mujeres?Un ejemplo lo tiene en el caso de la Magdalena. El Papa ha fijado la paridad litúrgica de la fiesta de la Magdalena, lo que significa que Magdalena es una apóstola, imagínese qué cambio. Y otra cosa importantísima que ha hecho ha sido modificar el perdón en el pecado del aborto. Antes el aborto era un pecado por el cual había que recurrir a un obispo para obtener la absolución, mientras que ahora puede darla cualquier cura. Hasta ese momento un asesino podía solicitar el perdón de sus pecados ante cualquier cura, pero una mujer que había abortado no podía, imagínese qué injusto. Francisco eliminó eso.¿La Iglesia debería de cambiar su posición sobre el aborto?Yo creo que la Iglesia debería dejar de protestar cuando un país, como por ejemplo Argentina, quiere despenalizar el aborto. Estoy de acuerdo con que el aborto es un pecado, pero no con que sea también un delito. Además me parece injusto que sea la mujer la que paga, no el hombre: la mujer paga con su cuerpo, con su dolor físico y psíquico. Se trata de una injusticia hacia las mujeres.¿Se esperaba más de Francisco?El Papa Francisco ha hecho muchísimo, pero no puede cambiarle la cabeza a la gente. Y en el Vaticano no quieren ni ver a las mujeres. Yo misma tengo que soportar momentos de humillación total: si me encuentro con un cardenal o con funcionarios importantes de la Secretaría de Estado vaticana y les pregunto qué piensan de Donne, Chiesa, Mondo me contestan cosas tremendas tipo: «Lo lee mi secretaria, lo lee mi gobernanta». Ahora han entendido que es importante, aunque no lo admitirán nunca. Yo quiero mucho al Papa Francisco y le estoy muy agradecida, ha abierto caminos muy importantes. Pero no puede hacer por las mujeres más de lo que ha hecho. El Papa no puede cambiar él solo la situación de las mujeres. Y nosotras tenemos que dejar de pensar que de repente llegará un Papa bueno que de golpe llamará a las mujeres para que estén por todos lados. Porque no, no puede hacerlo.Dada la situación de las mujeres en la Iglesia, ¿nunca ha sentido la tentación de abandonarla?A veces sí, tengo momentos de mucha rabia. Pero amo a la Iglesia, trabajo por la Iglesia. Si no fuera por eso, no resistiría.¿Se considera feminista?Por supuesto, claro que sí, siempre fui feminista. Me considero feminista, y como tal reflexiono sobre el papel de las mujeres hoy.

https://www.elmundo.es/papel/lideres/2019/02/16/5c669abe21efa036328b4584.html

Anteriores Entradas antiguas

A %d blogueros les gusta esto: