Encuestas demoledoras


Carlos J. García

CARLOS J. GARCÍA03/03/19

El CIS (Centro de Investigaciones Sociológicas), además de las encuestas sobre intención de voto, aporta datos sobre como son los hábitos y costumbres de la sociedad española. 

La práctica religiosa es uno de ellos. En la última encuesta publicada informa sobre las prácticas y creencias religiosas de la sociedad española. 

Es el mismo CIS que aporta datos sobre las tendencias políticas y que son muy discutidos, supongo que interesadamente, por cada grupo político, justificándose en que sobre asuntos electorales, los entrevistados, no son sinceros y las conclusiones provocan importantes distorsiones. 

Pero tal duda no ocurre con las encuestas sobre otros asuntos, como es el caso de las creencias y prácticas religiosas. 

España ha sido tradicionalmente católica (parece que lo sigue siendo) por convencimiento o por tradición, y los datos del CIS abren ventanas de reflexión para “reflexionar”. Sobre todo a quienes ostentan la autoridad en las Iglesias locales, los Obispos. 

A ver qué comentan porque, analizados los datos, sí ellos fuesen los dirigentes de cualquier asociación, con ánimo de lucro o no, estarían cesados. 

Vamos a los datos: el CIS dice que dos de cada tres  españoles nos declaramos católicos y hay un 28% que se declara agnóstico o ateo. He de reconocer que me sorprende, para bien, el dato del 67% de católicos; creí que seríamos menos, por lo que aún me enfada más el comportamiento de los jerarcas. Miran para otro lado. 

La misma encuesta dice que el 62% de los creyentes no va a misa, dato que era el 39% en el año 2000. Ahí queda eso. Sigan reflexionando. ¿Por qué hay tantos creyentes que no participan? ¿Ya entienden lo de la X del IRPF? No intenten apuntarse tanto alguno porque no les corresponde. 

Han fracasado pastoralmente. Aunque seguro que encontrarán disculpas, pero ya no convencen a nadie. Ni cambiando logos o utilizando las redes sociales arreglan algo, porque hace falta más. Cambien su lenguaje y dejen de transmitir distancia, que es la sensación que tiene ese 62% de creyentes que pasa de esa Iglesia que vive empeñada en que cuantas más misas haya, mejor. Bajen de su trono de inopia y actúen.

https://www.diariodeferrol.com/opinion/carlos-j-garcia/encuestas-demoledoras/20190302200946250102.html

“La legión invisible”: los hijos de curas y el nuevo escándalo que asedia a la Iglesia


Los abusos sexuales

Se estima que son cerca de 50.000 en 175 países. Se trata de otro problema que se suma al caso de los sacerdotes pedófilos. 

Protestas. Una manifestación contra los curas pederastas durante la reciente cumbre vaticana sobre el tema (EFE).L

Julio Algañaraz

JULIO ALGAÑARAZ

“Hay chicos por todos lados”. Los hijos de los curas son el escándalo que viene en esta Iglesia Católica conmocionada por el comportamiento sexual de parte de sus 400 mil sacerdotes y 5.100 obispos en los crímenes de pederastía, más el ocultamiento por parte de las jerarquías, la abundancia de homosexuales ordenados y los cerca de 50 mil descendientes de curas repartidos en 175 países, que viven sus propios dramas y justifican el mote de “La legión invisible”.

En gran parte, la situación que ha determinado una de las más graves crisis en la historia del catolicismo es estructural, el resultado de una concepción momificada, fuera de época. La Iglesia debería cambiar de sexo, romper sus numerosos tabúes. No es fácil, responden. Cierto, en realidad parece imposible que algún día lo logre.

En primer lugar, si sigue manteniendo a las mujeres afuera del poder de gestión y decisión. Discriminadas. Los altares siguen vacíos de féminas, como el ministerio ordenado, que tienen prohibido. Son más de la mitad de los 1.300 millones de bautizados, pero los varones no largan porque la irrupción de las mujeres en condiciones mínimas de igualdad y respeto significaría el final del monopolio y del status quo que tanto daño está haciendo.

Bienvenido (con unas gotas de escepticismo) todo lo que sirva a sacudir el árbol de esta decadencia, como fue la reunión cumbre de los líderes de los obispos y jefes de órdenes religiosas con el Papa entre el 21 y el 24 de febrero. Y con el buscado resultado de la frase que destapó el escándalo que viene, pronunciada por el portavoz del pontífice, Alessandro Gisotti, quien confirmó la existencia de un documento reservado con las normas para afrontar el caso de “los hijos de ordenados”.

Reclamos. Miles de personas manifiestan en el Vaticano contra los abusos sexuales en la Iglesia (Reuters).

Reclamos. Miles de personas manifiestan en el Vaticano contra los abusos sexuales en la Iglesia (Reuters).

Vincent Doyle, un psicoterapeuta irlandés de 34 años, es un gran protagonista positivo para que el tema pase plenamente al primer plano. Fundó y dirige el sitio web Coping Internacional, reconocido por la Iglesia, que ofrece sostén a los hijos de curas.

Cuenta Doyle que hace ocho años encontró viejas poesías escritas por su padrino, que murió cuando tenía doce años. Leyendo las poesías sintió tanta conmoción que sospechó la verdad. Le dijo a su madre: “Era mi padre, ¿cierto?”. Ella, madre de otras tres hijas, respondió sólo con una lágrima. El padrino era padre dos veces: Vincent era su hijo y era, además, un sacerdote de la iglesia. Se llamaba Francis Doyle y murió en 1996. Vincent abrazó a su madre, le dijo que la quería bien y le transmitió su respeto y compasión por haber mantenido este sufrimiento secreto por 28 años.

Víctimas de abusos sexuales le pidieron al Papa "transparencia" sobre su responsabilidad en el caso Grassi

Mirá también

Víctimas de abusos sexuales le pidieron al Papa “transparencia” sobre su responsabilidad en el caso Grassi

El fundador de Coping se agregó el apellido de su verdadero padre, con quien había mantenido una buena relación. Doyle padre era un buen cura, que ayudaba a la gente. Decidió crear un plataforma informática para entrar en contacto y ofrecer un escenario de encuentro común a los hijos de curas en el mundo. Actualmente Coping tiene 50.000 miembros. Que se reconocen como hijos de sacerdotes. Vincent entró en contacto con la iglesia en Irlanda, que lo recibió con los abrazos abiertos. Era uno de los países más católicos del mundo hasta que comenzaron a estallar in crescendo los escándalos de pederastía del clero. Hoy los irlandeses votaron a favor del divorcio y el aborto, tienen un presidente declaradamente gay, han perdido en parte la confianza en su Iglesia. Otros se han alejado para siempre. La Iglesia irlandesa ha cambiado mucho.

Vincent Doyle ha hablado con el Papa Francisco que lo alentó a continuar. En 2017, el diario The Boston Globe de EE.UU., que hizo estallar el primer gran escándalo en 2002 de los abusos sexuales del clero y la extraordinaria cobertura a 72 curas pederastas por parte del arzobispo de Boston, cardenal Bernard Law, publicó una nueva investigación, esta vez sobre los hijos de los curas.

Doyle informa que la publicación hizo dar un nuevo salto adelante al sitio Coping. Por ejemplo, se recibieron más de 9 mil contactos desde Italia, lo que da una idea de la cantidad de vástagos de sacerdotes que alberga el país desde cuyo territorio se difundió el catolicismo en el mundo.

Rechazo. Otra escena de una protesta en el Vaticano por los casos de curas pedófilos (Reuters).

Rechazo. Otra escena de una protesta en el Vaticano por los casos de curas pedófilos (Reuters).

Tras la revelación del portavoz vaticano que existía un documento secreto con las líneas guía de la Congregación del Clero para los casos de hijos de curas, el titular del dicasterio, cardenal Beniamino Stella, explicó que allí se trata un tema muy delicado: qué hacer en los casos en que un sacerdote rompa el voto del celibato y de su relación sexual nazcan niños. El cardenal aclaró que se trataba de un documento técnico, no secreto, de uso interno. La línea proviene del proprio Papa que, cuando era arzobispo de Buenos Aires, en el libro-diálogo con el rabino Abraham Skorka “El cielo y la tierra”, estableció que “la atención prioritaria por parte del sacerdote debe ser hacia la prole”.

El cardenal Stella dijo al sitio online Vatican Insider, del diario La Stampa, que “una situación de este género es irreversible”, exige que el sacerdote abandone el estado clerical, “incluso cuando crea que sigue siendo idóneo para el ministerio.” El “ministro” del Papa calculó que el 80% de los pedidos de dispensa del sacerdocio en el mundo “comporta la presencia de prole”, aunque parte de los casos se refieren a embarazos que tuvieron lugar después que esos curas “colgaron la sotana”. El Papa sostiene a rajatabla la prioridad de atender al hijo del cura. “Y no se refiere al necesario sostén económico. Lo que debe acompañar el crecimiento de un hijo es el afecto de los padres, una adecuada educación, todo lo que comporta un efectivo y responsable ejercicio de la paternidad; sobre todo, en los primeros años de vida”.

Por ello, agrega Stella, “se busca hacer lo posible para que la dispensa de las obligaciones del estado clerical sea obtenida en el más breve tiempo.” Pero existen obispos y superiores religiosos que creen que no todos los curas-progenitores deben irse de la Iglesia. Y ésta es una cuestión muy delicada, incluso por su ambigüedad. Algunos obispos y hasta cardenales sostienen -sobre todo si cesó la relación con la madre del niño- que, después de asegurar económicamente la prole y tras transferir de destino al sacerdote, los clérigos pueden continuar ejerciendo el ministerio. Se está generando una corriente que va camino a transformarse en otro choque dentro de la disputa interna contra el Papa argentino. Esa corriente sostiene que la Iglesia no puede obligar a un sacerdote a abandonar su ministerio. El Pontífice, en cambio, afirma que el derecho natural que lo obliga como progenitor está por encima del derecho canónico y que es inevitable que el clérigo-padre deba abandonar con permiso (la dispensa) el ejercicio del sacerdocio.

Arrestaron al ex número tres del Vaticano tras su condena por pedofilia

Mirá también

Arrestaron al ex número tres del Vaticano tras su condena por pedofilia

Una incógnita mayor es que sucederá si se generaliza el destape de la situación de los miles de hijos de curas que forman “La Legión invisible”. Esos vástagos son las víctimas y la gran mayoría de ellos no han sido reconocidos. Durante siglos, los hijos de sacerdotes eran considerados “siempre infames”. En el mundo actual, son víctimas de la invisibilidad, de falta de un reconocimiento al que tienen derecho y del amor de un progenitor que se esconde en nombre “del bien de la Iglesia”.

https://www.clarin.com/mundo/legion-invisible-hijos-curas-nuevo-escandalo-asedia-iglesia_0_SOwhV7SAy.html

El Papa mantiene a la mujer en un papel secundario dentro de la Iglesia


En la cumbre antipederastia celebrada el pasado fin de semana, el Papa Francisco, además de afirmar que “todo feminismo acaba siendo un machismo con faldas”, dijo que “la mujer es la imagen de la Iglesia es esposa, madre”Por José Antonio Gómez – 02/03/2019 0Compartir en FacebookCompartir en Twitter

La Iglesia Católica no lo puede evitar, es una institución absolutamente patriarcal que deja a la mujer en un papel secundario, tanto en el ámbito interno —no hay más que comprobar las funciones que realizan las religiosas, siempre en función de servicio a sus jerarcas superiores— como en el papel que le da en la sociedad. Las declaraciones del Papa Francisco en las que afirmó que «la mujer es la imagen de la Iglesia es esposa, madre» no es más que la confirmación de que, a pesar del carácter más progresista que el Papa argentino ha querido dar a la institución, la posición respecto a la revolución de la mujer sigue siendo la misma: su papel está en el servicio al hombre.

A lo largo de la historia de la Iglesia vemos cómo el sexo femenino ha sido tratado con displicencia e imposición de prohibiciones. Durante muchos siglos la mujer era considerada por la Iglesia como «ritualmente impura» y por ello, por ser una criatura impura, no se le podían encomendar las realidades sagradas de Dios. En los primeros siglos del cristianismo y a causa de que aún se mantenían algunos aspectos de la tradición rabínica se separaba a la mujer de la religión durante los días de la menstruación o durante la cuarentena post-parto ya que esos periodos eran considerados impuros. Los primeros grandes teólogos o los Padres Latinos (Tertuliano, San Jerónimo o San Agustín) introdujeron en la moral cristiana el estigma de la corrupción natural de la mujer y de la sexualidad como transmisora del pecado. En los siglos V y VI se prohibió a las mujeres que fueran ordenadas diáconos porque la menstruación las hacía impuras de cara a Dios. En el siglo VII se prohibió a las mujeres menstruantes recibir cualquier sacramento y la entrada en los templos, al igual que durante los 40 días posteriores al parto. En el siglo IX en obispo Teodolfo de Orleans prohibió a las mujeres entrar en los templos porque «las mujeres deben recordad su enfermedad y la inferioridad de su sexo; por tanto, deben tener miedo a tocar cualquier cosa sagrada que está en el ministerio de la Iglesia».

En la Edad Media las prohibiciones siguieron haciendo mucho hincapié en la impureza de la mujer que, finalmente, entró en el Corpus Iuris Canonici, el Código Canónico que estuvo vigente hasta el siglo XX (1916). A la mujer no se la permitía distribuir la comunión, enseñar en la iglesia ni bautizar, tocar los vasos sagrados o las vestimentas rituales. También se les prohibía recibir la comunión mientras estaban menstruando o llevar puesto un velo que apartara a la forma sagrada de su natural impureza.

En la reforma del Código Canónico de 1917 las mujeres eran la última opción como ministras del bautismo, no podía ser servidoras en el altar, debían cubrirse la cabeza para entrar en cualquier templo, se las prohibía predicar en la iglesia y no podían leer las Sagradas Escrituras. Se recalcaba, igualmente, que una mujer no podía ser ordenada sacerdote. Todas estas prohibiciones y limitaciones respecto al género masculino seguían determinadas por el hecho de que la mujer fuera un ser impuro. Incluso se prohibía cantar a las mujeres.

Este Código Canónico estuvo vigente hasta el año 1983 y, paradójicamente, fue reformado durante el papado de uno de los pontífices más reaccionarios de los últimos siglos, el Papa polaco Karol Wojtyla. En este nuevo Código Canónico levantó algunos de los cánones que dejaban a la mujer como un mero objeto al servicio del hombre. Se las permite leer las Sagradas Escrituras durante la liturgia, servir en el altar, liderar grupos litúrgicos, distribuir la comunión o ser ministras del bautismo. Sin embargo, se mantiene la prohibición de la ordenación sacerdotal para las mujeres y reserva en exclusiva el lectorado y el ministerio acólito a los hombres.

https://diario16.com/el-papa-mantiene-a-la-mujer-en-un-papel-secundario-dentro-de-la-iglesia/

El sacerdote asesino – Por Luciana Sabina


El sacerdote asesino - Por Luciana Sabina
Por Luciana Sabina – Historiadora

Hace unos días se conoció la noticia del motivo principal por el cual los sacerdotes dejan sus hábitos. El cardenal Beniamino Stella, prefecto de la Congregación del Clero del Vaticano afirmó: “Un cálculo aproximado de las solicitudes de dispensa muestra que alrededor del 80% de ellas implican la presencia de prole, aunque a menudo concebida tras el abandono del mismo ministerio”. La problemática es tal que en Irlanda una fundación llamada Coping International, se encarga de la defensa de los derechos de los hijos de sacerdotes católicos de todo el mundo.  

Desde la Iglesia los nuevos aires impuestos por el Papa Francisco incluyen avanzar en el asunto. Se está trabajando para acelerar la desvinculación de estos clérigos lo antes posible, una vez que hayan pedido la dispensa, para que puedan hacerse cargo inmediatamente  de su o sus descendientes.  

La decisión valiente y responsable de estos clérigos, nos remite inmediatamente a un caso histórico donde la resolución al conflicto de intereses fue otra.        

En agosto de 1888 un sacerdote ocupó las planas de la prensa por asesinar a su esposa e hija. El homicida era un español de 44 años llamado Pedro Castro Rodríguez, que llegado a Buenos Aires, en la década de 1870, dejó los hábitos para contraer matrimonio con Rufina Padín y Chiclano.  

En 1877, tras cuatro años de matrimonio, la pobreza acercó a Castro nuevamente a la Iglesia Católica. Sus ruegos y lágrimas convencieron al Arzobispo quien “con una ligereza injustificable”, señalan los periódicos de entonces, lo aceptó nuevamente en las filas eclesiásticas.  

Pero no abandonó a Rufina. Fue trasladado a Azul donde siguieron haciendo vida marital, al punto de que el 24 de julio de 1878 llegó al mundo Petrona María Castro. Hija de ambos que llevaría el apellido de su padre. La situación se volvió difícil de disimular, por lo que Castro las envió a la Capital. Cada tanto viajaba a visitarlas y les enviaba dinero mensualmente.      

En 1880 Castro fue ascendido por el Arzobispo y se convirtió en el cura párroco de Olavarría. Ocho años más tarde su esposa e hija llegaron al pueblo. Esa misma noche, 5 de junio de 1888, las envenenó pero los alaridos de Rufina pusieron su plan en jaque. Terminó el crimen a martillazos.  

Ante semejante espectáculo, la pequeña Petrona comenzó a gritar. Su padre la obligó a ingerir el resto del veneno. La sostuvo fuerte, abrazándola contra su pecho hasta que murió. Al día siguiente, para sepultarlas falsificó documentos y consiguió un ataúd grande diciendo que se trataba de una mujer muy obesa. “Espantoso debía ser ver a aquel monstruo arreglando a sus víctimas en el cajón! -leemos en El Mosquito, que cubrió la noticia en sus páginas- El miserable tuvo que sentarse sobre la tapa para hacer fuerza y poder hacer penetrar los tornillos! Una vela alumbraba la horrorosa escena!!!”

Sus crímenes no quedaron impunes debido a que el Sacristán lo delató a las autoridades, pues había visto llegar a ambas mujeres. Castro terminó sus días  en la cárcel de Sierra Chica. 

https://losandes.com.ar/article/view?slug=el-sacerdote-asesino-por-luciana-sabina

El dolor más oculto de la Iglesia: Monjas acusan a sacerdotes de abuso sexual


LIBRO PUBLICADO EN 2016 RECOPILA CASOS PRESENTADOS EN ITALIA

2 Marzo, 2019Amairaní Pizarro DelgadoInternacionales

Foto: Misiones cuatro.
  • Religiosa brinda ayuda psicológica a otras monjas víctimas de abuso

Redacción- “El dolor más oculto” de la Iglesia porque “nunca se ha discutido”, así cataloga la religiosa Italiana, Anna Deodato, los casos de monjas abusadas en ese país, a quienes, ella misma les brinda ayuda psicológica.

En el 2016, Deodato recopiló casos de religiosas víctimas de abusos en su libro ‘Vorrei risorgere delle mie ferite’ (Quisiera resurgir de mis heridas).

“El apoyo psicológico siempre está ahí, es necesario y a menudo se extiende por muchos años. Es la forma de ayudar a la persona a encontrar un camino que ayude a reanudar una buena relación con el cuerpo que nunca olvida el dolor experimentado”, dijo Deodato en una entrevista con Europa Press.

Según la religiosa, estos abusos a mujeres consagradas es “el dolor más oculto porque nunca se ha discutido de ello”. Asimismo, considera que a veces “se utiliza a las mujeres consagradas para el servicio de los sacerdotes y de los obispos. La mujer siempre ha sido considerada como una ayuda necesaria y válida, pero su participación activa en la vida de la Iglesia no se ha promovido de manera concreta y, en algunos países, sigue siendo marcadamente sumisa y explotada.

Para Deodato las relaciones de poder han permitido que se den este tipo de abusos, pues responde a la lógica en la que hay una persona más fuerte que ejerce control sobre otra más frágil.

“Si el abuso viene infligido por parte de un sacerdote a un miembro de su comunidad religiosa o de la institución, la víctima siente angustia de ser ridiculizada, de ser juzgada culpable de algo.

Este sentimiento es tan fuerte que puede convertirse en un miedo mortal que entierra no solo los recuerdos, sino también su propia dignidad, bloqueando la voluntad y la fuerza para volver a levantarse”, dijo.

CON INFORMACIÓN DE EUROPA PRESS

https://amprensa.com/2019/03/el-dolor-mas-oculto-de-la-iglesia-monjas-acusan-a-sacerdotes-de-abuso-sexual/

Una propuesta para la iglesia católica: que las mujeres se conviertan en sacerdotes


Una mujer sostiene un cartel en una protesta en Londres.

Una mujer sostiene un cartel en una protesta en Londres. PUG50

La semana pasada, el Vaticano celebró una reunión sin precedentes sobre el abuso sexual del clero dentro de la Iglesia Católica Romana. El Papa ofreció una conversación dura, pero pocos pasos concretos sobre cómo la Iglesia, como institución, planea abordar el problema.

La novelista Alice McDermott tiene algunas recomendaciones. Aunque McDermott ha evitado ser etiquetado como “escritor católico”, el catolicismo siempre ha desempeñado un papel en su trabajo. A veces, la religión ha actuado como telón de fondo mientras explora las vidas de sus personajes católicos irlandeses. Otras veces, la influencia católica es más directa, como en su libro más reciente, “La Novena Hora”, que cuenta la historia de una orden de monjas.

Las continuas revelaciones de abuso sexual, sin embargo, ahora han empujado a McDermott a hablar. Ella ayudó a fundar un grupo llamado Las 5 tesis , que aboga por el cambio en la Iglesia. Y en un reciente artículo de opinión del New York Times , McDermott argumentó que permitir que las mujeres ingresen al sacerdocio sería un paso importante para prevenir futuros abusos. McDermott se unió a Diane para explicar por qué.

https://dianerehm.org/shows/2019-03-01/a-proposal-for-the-catholic-church-let-women-become-priests

Los metodistas votan en contra de permitir el matrimonio homosexual y clero LGBT


Los metodistas votan en contra de permitir el matrimonio homosexual y clero LGBT

EN SU CONFERENCIA GENERAL EN ST. LOUIS, MISSOURI

La Iglesia Metodista Unida hizo historia esta semana cuando votó en contra de un plan que habría facilitado el camino para el «matrimonio» gay y el clero.

2/03/19 4:42 PM

(LifeSiteNews) La Iglesia Metodista Unida hizo historia esta semana cuando votó en contra de un plan que habría facilitado el camino para el «matrimonio» gay y el clero

En su Conferencia General en St. Louis, Missouri, los delegados metodistas de todo el mundo derrotaron el «Plan de Una Iglesia», que había sido favorecido por la mayoría de los obispos y teólogos liberales metodistas.

Al votar para defender la definición de matrimonio como la unión de un hombre y una mujer, la Iglesia Metodista, que cuenta con más de 12 millones de miembros, se ha distinguido como la comunidad eclesial protestante de primera línea que no toma el camino de la normalización de la homosexualidad.  

Eligiendo en cambio el «Plan Tradicional», los delegados también señalaron su apoyo para sancionar a los clérigos que desobedecen las prohibiciones del clero LGBT del «matrimonio» del mismo sexo.

Mientras que la mitad de los miembros de los metodistas son estadounidenses, la mayoría del resto vive en África, donde la denominación disfruta de un crecimiento impresionante, agregando alrededor de 100,000 miembros por año. Fueron los delegados africanos quienes brindaron un apoyo abrumador al Plan Tradicional.

Homosexuales y otros delegados progresistas, muchos de los cuales se destacaron por sus bufandas de arco iris, expresaron su decepción con el «Plan Tradicional». Unos cien defensores del «Plan Abierto» organizaron una protesta improvisada en el vestíbulo de la sala después de que la medida fue derrotada.

Los observadores en ambos lados del voto contencioso notaron el inmenso significado de la medida.

«Se hizo historia, porque la Iglesia Metodista Unida, la única de las principales iglesias que no normalizaron la homosexualidad, votó para defender los estándares bíblicos de la moral sexual, las enseñanzas históricas de la Iglesia Metodista Unida son consistentes con 2,000 años de historia de la Iglesia. Definiendo el matrimonio exclusivamente como la unión de un hombre y una mujer», declaró Albert Mohler, presidente del Seminario Teológico Bautista del Sur y una de las voces más influyentes en el evangelio.

«En St. Louis, Missouri, una importante denominación protestante de línea principal en los Estados Unidos dijo «No a la revolución sexual», dijo Mohler, y agregó: «Nunca antes había ocurrido, será mejor que prestemos mucha atención».

«Todas las fuerzas del metodismo institucional de los Estados Unidos de América se desplegaron detrás del Plan de la Iglesia Única», observó Mark Tooley, presidente del Instituto de Religión y Democracia. «Pero los delegados evangélicos y extranjeros de los Estados Unidos juntos fueron una mayoría insuperable. A medida que la iglesia de EE.UU. declina y continúa perdiendo delegados en favor de África, el cambio de la enseñanza matrimonial de la iglesia es cada vez más improbable». 

«Muchas denominaciones principales en los Estados Unidos han ejercido mucha presión sobre las iglesias en el extranjero para que renuncien a la comprensión de la Biblia y la moralidad de hace 2,000 años por la nueva herejía sexual», señaló John Stonestreet, de Breakpoint. «Al hacerlo, han sido culpables de cómplices con activistas gubernamentales progresistas de una especie de colonialismo ideológico».

El movimiento para bloquear la normalización de la homosexualidad es visto como el clímax de un enfrentamiento tenso entre las fuerzas liberales y conservadoras dentro de la Iglesia Metodista Unida (UMC).

Muchos están prediciendo que una ruptura será el resultado de la votación, con el divorcio que se avecina entre facciones ortodoxas y de izquierda.

«Desde los inicios de la UMC, hubo una división teológica entre los liberales que controlaban las instituciones de la denominación y los conservadores que llenaban la mayoría de los púlpitos», observó Jacob Lupfer, informando para el Servicio de Noticias de Religión. «Este desajuste se mostró en desacuerdos sobre el testimonio social de la UMC en temas que incluyen la guerra en Vietnam, la ética e intervención militar en general, el aborto, el ecologismo, el feminismo y, finalmente, las cuestiones relacionadas con la homosexualidad».

Sin embargo, los metodistas unidos han avanzado juntos, incluso cuando la tendencia unificadora colapsó y los presbiterianos, luteranos y anglicanos se dividieron y clasificaron en diferentes denominaciones según su teología.

«El nuevo grupo metodista que afirma LGBT será pequeño pero poderoso, y de la noche a la mañana se convertirá en la denominación más progresista de los Estados Unidos», predice Lupfer, quien prevé un realineamiento de las denominaciones protestantes.

Lupfer cree que los probables metodistas pro-LGBT «forjarán nuevas coaliciones y buscarán su versión de la santidad social sin obstáculos por parte de los conservadores estadounidenses o de los metodistas unidos africanos cuyas creencias ha aborrecido durante tanto tiempo», dando como resultado «posibilidades interesantes de fusión con Luteranos, episcopales u otros».

Si bien la división esperada puede ver la línea divisoria trazada entre las iglesias ricas de los metodistas americanos y las más pobres de África, los africanos son firmes en su apoyo a la moral bíblica tradicional, a pesar de la amenaza de una pérdida de apoyo financiero.

«Los africanos no son niños que necesitan la ilustración occidental en lo que respecta a la ética sexual de la iglesia», declaró el Dr. Jerry Kulah, Decano de Teología de la Universidad Metodista Unida de Liberia, durante una presentación en la convención de la UMC. «No necesitamos escuchar a un obispo estadounidense progresista que nos hable sobre nuestra necesidad de  ̏crece˝’».

«La gran mayoría de los metodistas unidos africanos nunca intercambiarán a Jesús y la verdad de la Biblia por dinero», afirmó Kulah, quien también observó que, a diferencia de la UMC en los Estados Unidos, «la Iglesia en África está creciendo a pasos agigantados porque estamos comprometidos con el cristianismo bíblico»

Anteriores Entradas antiguas

A %d blogueros les gusta esto: