LAS MUJERES HEMOS SIDO ASALTADAS EN LA BUENA FE. Olga Lucia Álvarez ARCWP*


Leyendo el artículo de las teólogas Ruth Schönenberger, religiosa benedictina y el de Mary T. Malone de Irlanda, han venido a mi memoria algunos detalles muy semejantes vividos en mi niñez.

Recuerdo, que, al entrar al templo, nosotros forasteros, recién llegados al pueblo, vimos que las bancas estaban todas marcadas con diferentes nombres de las familias que habían donado la banca, y ahí no nos podíamos ubicar, porque los dueños nos sacaban. ¿Acaso no había aquí, desde ese entonces, una discriminación al forastero al recién llegado al pueblo? Predominaba el orgullo y el individualismo, pero si te acusabas ante el Sr. Cura, de ello, quedabas perdonado…

Y ahí no termina la historia, era bien marcada la discriminación, pues además de este detalle, los hombres eran ubicados a la izquierda y las mujeres a la derecha.

En la Semana Santa, la Iglesia se colmaba de fieles, bajaban los campesinos del campo, el gentío era inmenso, en las procesiones sucedía lo mismo, yo iba pegada de la mano de papá, tenía 5 años, y el hombre que iba organizando la procesión pretendió arrancarme del lado de padre y colocarme en el lado de las mujeres. Cuál no sería la cara de angustia y susto que puse, que el hombre en medio de la multitud optó por dejarme con papá, respiro profundo porque el susto de verme perdida en la multitud fue mucho…

No me explico, cómo mi fe, no se quebró, y no tuve rechazo, ni puse resistencia a ir a esas celebraciones. Pues, tenía una mamá y un papá que, con mucho cariño, fueron ellos los que cultivaron mi fe y me enseñaron los valores del cristianismo.

En otro momento contaba como jugaba con mis hermanos, haciendo altares y procesiones y nos turnábamos, y nunca escuchamos que mamá o papá nos dijeran: “las mujeres no pueden hacer eso, porque son mujeres”.

No había hombres catequistas, eran todas mujeres. Qué extraño les tocaba a ellas, enseñar las normas que nos discriminaban…o sea nos preparaban para ceder obedientes, juiciosas y sumisas.

En la sacristía lugar de misterios y secretos, las mujeres no podíamos entrar mientras el Sr Cura estuviera en ese lugar. Ahí entraba él y los niños que fueran aceptados como acólitos.

Qué horror, la preparación a la Primera Comunión, y a la Confesión, miedo y pánico, descubrir aquella lista de pecados nunca cometidos, pero que te abrían los ojos, al mundo desconocido…

Los días de Retiros Espirituales, otra tortura, inexplicable, no era para conocer el amor de Dios propiamente, sino para hacernos sentir culpables por ser mujer, hija de Eva, y con pelos y señales, nos enseñaban a cargar con la “culpa” de nuestra madre Eva, sin reconocerle ni una bondad siquiera.

Así han pasado los años, creyéndonos las malas y culpables que el mal entro al mundo por una mujer. Era esto una carga muy infame y pesada…que, a pesar de todo, a dicha historia algo le faltaba, pues no se atrevieron a contárnosla completa.

Seguimos contando, lo que nos ha ocurrido, para que muchas otras se sumen y nos compartan lo que han vivido, sin miedos, sin tapujos, sin resentimientos y rencores, pues ya estamos mayores, como para que nos vean y traten como si estuviéramos “en estado de inocencia y de gracia”.

Es hora de rescatar y asumir nuestro legado, el papel de mujeres en la Iglesia, Jesús nos delegó ese mandato a nosotras las mujeres a través de María de Magdala:

“Y he aquí que Jesús les salió al encuentro, diciendo: ¡Salve! Y ellas, acercándose, abrazaron sus pies y le adoraron. Entonces Jesús les dijo: No temáis. Id, avisad a mis hermanos que vayan a Galilea, y allí me verán”. Mateo 28:9-10

*Presbitera católica

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: