A medida que la crisis de abuso se profundiza, Francisco pone su rostro como pedernal.


¿El fenómeno en expansión del abuso sexual por parte del clero ha frustrado el ambicioso proyecto del Papa de reformar radicalmente el espíritu y las estructuras de la Iglesia Católica?

Robert Mickens, Roma 
Ciudad del Vaticano22 de marzo de 2019

El Papa Francisco, entre los obispos, en la liturgia penitencial, el 23 de febrero, durante la cumbre sobre el abuso sexual. (Foto por Vincenzo Pinto / Pool / EPA / MaxPPP)

El Papa Francisco está ahora en su séptimo año como obispo de Roma y pastor principal de la Iglesia Universal. Su pontificado, que comenzó en marzo de 2013 con tanta promesa y esperanza, ahora parece haber recibido un golpe mortal por una crisis institucional que parece estar fuera de control.

Si bien todavía hay demasiados hombres en la jerarquía católica que continúan poniendo sus cabezas en la arena, ya no se puede negar que el fenómeno del abuso sexual clerical (y su encubrimiento) es de alcance global.

Los organizadores de la “cumbre” de abusos del mes pasado en el Vaticano hicieron de su objetivo principal convencer a todos los obispos del mundo de este hecho.

Pero seamos honestos, ¿es realmente posible que los prelados de África y Asia (e incluso Italia), donde la crisis de abuso continúe siendo minimizada o ignorada, puedan ser persuadidos en el transcurso de solo cuatro días de algo que llevó décadas ¿Perforar en las cabezas de sus cohermanos en lugares como Estados Unidos, Alemania, Australia e Irlanda?

En la vertiginosa y acelerada era de las redes sociales y la comunicación instantánea, aprendemos cada día que aún más sacerdotes y obispos, en todas partes del mundo y no excluidos, están siendo acusados ​​de abuso sexual, espiritual o psicológico contra un niño, un adolescente, una hermana religiosa, un seminarista u otra persona vulnerable.

Y vemos que en casi todos los casos, el instinto inmediato de la jerarquía es encubrir el abuso: el abuso del poder clerical.

Tal vez nunca, desde la Reforma en la 16 ª siglo ha sido la Iglesia Romana por lo sacudido hasta sus cimientos por una crisis de esta magnitud. De hecho, este momento actual tiene el potencial de ser incluso más devastador que los acontecimientos que dividieron al cristianismo occidental hace unos cinco siglos.

El picor siete años

Obviamente, no comenzó en este pontificado. Mucho antes de que Jorge Mario Bergoglio SJ fuera elegido para el papado, el Vaticano ya había sido obligado a lidiar con las revelaciones de abuso sexual en varias partes del mundo.

Pero Francisco, de manera similar a sus años como obispo en Argentina, no hizo del problema una de sus principales prioridades una vez que se convirtió en Papa, al menos no inicialmente.

En vez de eso, simplemente modificó los protocolos y procedimientos para tratar con los sacerdotes abusivos que ya habían establecido sus predecesores, especialmente Benedicto XVI.

Sin embargo, durante el año pasado, el Papa jesuita no tuvo más remedio que prestar toda su atención a este tema. Y, sin embargo, sus esfuerzos siguen estando marcados por la ambigüedad y la ambivalencia, así como por la incapacidad o falta de voluntad para responsabilizar a los obispos por encubrir el abuso.

La negativa del Papa la semana pasada a aceptar la renuncia del cardenal Philippe Barbarin, recientemente condenado por violar la ley obligatoria de Francia de denunciar abusadores sexuales a las autoridades civiles, ha desconcertado y ha molestado a muchos católicos.

Incluso algunos de los partidarios más entusiastas de Francis, y aquellos que han estado dispuestos a brindarle el beneficio de la duda hasta ahora, se preguntan si el Papa de 82 años, en esta última etapa del juego, comprende completamente Ramificaciones completas de la crisis.

En los matrimonios y otras relaciones románticas hay algo que se conoce como la picazón de siete años.

Es el hecho observado que las parejas en algún lugar durante o después de su séptimo año juntas comienzan a separarse o aburrirse de la relación. ¿Es posible que este sea también el caso en la historia de amor que tantos católicos (y otros) han tenido hasta ahora con el Papa Francisco?

Acabamos de empezar

Siete años pueden parecer largos, especialmente cuando ahora estamos condicionados por Twitter e Instagram para pasar de un bit de “noticias” a otro en rápida sucesión.

Acostumbrados a reaccionar ante los rápidos golpes de información, casi hemos perdido la capacidad de tener una visión a largo plazo de las situaciones, problemas y eventos que se desarrollan.

En lugar de siete años, las redes sociales han reducido nuestra capacidad de atención a poco más de siete minutos u horas. Los detalles claros de cosas que sucedieron hace varias semanas o meses se desvanecen rápidamente de nuestra memoria.

A menudo rara vez, si acaso, pasamos un tiempo considerable para reflexionar sobre su significado, por lo que estamos distraídos por el tema más reciente que se vuelve viral en la Twittersfera.

O, como en el caso de la crisis de abuso sexual del clero, los golpes rápidos a menudo pueden centrarse exclusivamente en un tema en particular y tentarnos a perder la perspectiva del panorama general. Esto parece estar sucediendo ahora mismo en relación con la Iglesia y el pontificado actual.

Aquellos que temen (o aplauden) que los esfuerzos del Papa Francisco por la reforma eclesial hayan sido descarrilados por esta nueva y preocupante fase de la crisis deben detenerse por un momento y recordar cómo era la atmósfera en la Iglesia justo antes de su elección.

Una evaluación honesta de todo lo que ha ocurrido desde que se convirtió en Papa solo puede concluir que Francisco ha producido cambios monumentales en el espíritu e incluso en las estructuras de la Iglesia Católica.

Abrió y alentó el debate y la discusión sobre muchos temas que sus predecesores habían sofocado o prohibido desde hacía mucho tiempo.

Los grupos que fueron excluidos y excluidos de cualquier participación significativa o completa en la vida de la Iglesia, desde homosexuales hasta católicos divorciados y casados, han comenzado a ser bienvenidos.

El Papa ha iniciado una serie de procesos dirigidos a transformar las mentalidades y estructuras del gobierno de la Iglesia.

El principal de ellos son los pequeños pasos que ha tomado para implementar un paradigma sinodal para la toma de decisiones en todos los niveles de la Iglesia, que busca incluir completamente a todos los bautizados y no solo a los hombres ordenados.

Aunque muchos obispos se resisten o todavía se resisten a responder de manera concreta, Francisco también ha sentado las bases destinadas a dar a las conferencias episcopales una gran autoridad doctrinal.

Y ha transformado el Sínodo de los Obispos en un instrumento de deliberación conciliar, comenzando un proceso que podría transformar este cuerpo, que los papas anteriores usaban para sellar sus políticas, en una institución con autoridad clave para la toma de decisiones.

‘He puesto mi rostro como pedernal’

No obstante, muchos católicos que están a favor de todos estos esfuerzos de reforma se han vuelto impacientes con el Papa Francisco.

Han sido especialmente críticos con él y su Consejo de Cardenales (C9), otra “reforma” de los instrumentos del papel del papado en la gobernanza universal, por no haber completado todavía una revisión de la Curia Romana.

Pero tales críticas pasan por alto el hecho de que Francisco ya ha hecho cambios importantes en la estructura de la burocracia central de la Iglesia en Roma.

Tampoco ven el valor real de la decisión del Papa de enviar el documento borrador de la reestructuración completa de la Curia, Predicatum evangelium , a las conferencias episcopales nacionales para una revisión y sugerencias adicionales.

Este no es un acto de vacilación, sino un intento real de forjar una reforma aún más radical con la ayuda de personas que no son miembros de la Curia y, por lo tanto, no tienen interés en proteger la estructura actual con sus privilegios.

Los católicos tradicionalistas más conservadores y autodenominados también han sido críticos con el Papa Francisco, principalmente por sus esfuerzos por descentralizar la autoridad eclesial, el diálogo con personas de otras confesiones y ninguna fe, trabajar mano a mano con movimientos sociales y La iglesia es un lugar de bienvenida en lugar de un severo juez de conducta moral.

Ninguno de estos grupos de católicos, ni la crisis de abuso sexual, han disuadido al Papa de llevar a cabo reformas radicales que buscan hacer que la Iglesia se refleje más en los pobres, persiguió a Jesús de Nazaret y su Evangelio en lugar de a la poderosa institución social en la que se ha convertido. La donación de Constantino y la caída del Imperio Romano.

Leemos en la tercera canción del Siervo de Dios que sufre:

“Señor Dios me ha dado la lengua de un discípulo

para que sepa cómo dar una palabra de consuelo al cansado.

Mañana a mañana me pone alerta.

Escuchar como un discípulo.

Señor Dios ha abierto mi oído.

y no me he resistido

No me he alejado …

Señor Dios viene en mi ayuda,

Por eso el insulto no me ha tocado,

Por eso he puesto mi cara como pedernal.

y saber que no seré avergonzado “.

(Isaías 50, 4-5.7)

El Papa Francisco ha hecho suyos estos versos. A pesar de los insultos que recibe, incluso por parte de hombres en la jerarquía católica, continúa discerniendo la Palabra de Dios y tratando de ofrecer consuelo a las personas cansadas confiadas a su cuidado.

El Papa ha puesto su rostro como un pedernal y está buscando firmemente hacer lo que él considera que es la voluntad de Dios para la Iglesia, incluso frente a una gran oposición y una crítica amarga.

La crisis de abuso ha dificultado esta tarea, pero no ha descarrilado el proyecto de reforma del Papa.

San Ignacio y el tercer grado de humildad.

Es revelador que, hasta el momento, Francis haya adoptado un enfoque de no intervención de las demandas civiles que se han presentado contra los obispos y cardenales católicos. No ha invocado inmunidad cuando eso es posible, ni ha tratado de intervenir antes de que finalice el proceso judicial.

Esto seguramente ha enfurecido a los eclesiásticos que sienten que el Sumo Pontífice tiene el deber de proteger a la institución eclesial y sus líderes.

En cambio, Francisco no ha hecho nada para impedir que las autoridades civiles hagan lo que las autoridades de la Iglesia no han podido hacer: llevar a los obispos a la rendición de cuentas ante la ley.

Seguramente es consciente de que hay un peligro en esto; a saber, que él, también, podría algún día enfrentar cargos en un tribunal civil por haber ocultado el abuso sexual de los funcionarios policiales. Sería un golpe humillante para la Iglesia, el papado y especialmente para el Papa Francisco.

Pero, según San Ignacio de Loyola, la forma más perfecta de lo que el fundador jesuita llamó los tres grados de humildad es desear pobreza, deshonra e incluso ser un tonto para Dios “para imitar y ser más realistas. como Cristo nuestro Señor “(cf. Ejercicios Espirituales , n.167).

Como observó el cardenal George Pell en una entrevista al comienzo de este pontificado, el papa Francisco es “un muy buen ejemplo del jesuita de estilo antiguo” que “practica lo que predica”.

Pell, quien ahora se encuentra en la cárcel en espera de apelación por una condena pedófila, concluyó: “Creo que podrá hacer una contribución profunda y beneficiosa a la vida de la Iglesia”.

Sin dudas y a pesar de tanta oposición, muchos de nosotros estamos de acuerdo.

https://international.la-croix.com/news/as-the-abuse-crisis-deepens-francis-sets-his-face-like-flint/9732

Grupo de mujeres católicas en Francia lanza petición.


El Comité de Faldas lanza una petición en línea pidiendo a la Iglesia que reconozca a hombres y mujeres como iguales en derechos y responsabilidades

Clémence Houdaille 
Francia27 de marzo de 2019

“Las mujeres se burlaron, sin derecho a hablar, sin derecho a decidir, sin ningún derecho sobre sus propios cuerpos, ¡ya hemos tenido suficiente!” Lee el texto de la petición en el sitio web change.org. (Foto de  CORINNE SIMON / CIRIC) 

Fundado en 2009 por Anne Soupa y Christine Pedotti para promover la igualdad entre hombres y mujeres en la Iglesia, el Comité de Faldas ( Comité de la Jupe ) anunció que “en vista de varios asuntos en la Iglesia Católica”, había lanzado una nueva petición reafirmando “su La oposición a la condición actualmente dada a las mujeres en su propia Iglesia “.

“Su exclusión de toda responsabilidad es una causa agravante del abuso sexual, ya que la estructura masculina y célibe del clero conduce a un mundo cerrado donde reina la impunidad”, dice el comunicado de prensa que acompaña la petición del 25 de marzo.

“Además, esta exclusión es la causa principal del clericalismo condenado por el Papa Francisco. Por lo tanto, la petición adjunta exige que la igualdad de responsabilidades y derechos entre hombres y mujeres finalmente sea reconocida en la Iglesia Católica”.

“Las cosas no pueden seguir como están. ¡Las cosas deben cambiar!”

“Las mujeres han sido despreciadas, sin ningún derecho a hablar, sin ningún derecho a decidir, sin ningún derecho sobre sus propios cuerpos y hemos tenido suficiente!” continúa la petición, que se publica en línea en change.org .

“En la Iglesia Católica, toda la responsabilidad y todo el poder permanece en manos de los hombres célibes, quienes solo están autorizados para decidir, gobernar y enseñar, y que dicen ser mediadores de la relación entre Dios y lo sagrado”, agrega la petición: La cual fue aprobada por 1.000 signatarios el 26 de marzo.

“Este es el tipo de situación que forma el origen del abuso hacia las mujeres, los niños y las personas frágiles”, argumenta el Comité de Faldas.

“Los derechos de los hombres y las mujeres son indivisibles. Como cuestión de derecho, no existe tal cosa como la complementariedad o la diferencia, solo existe la igualdad, una igualdad original.” Dios creó a la humanidad a su imagen, masculina y femenina, creó. ellos.”

El Comité de Faldas adoptó su nombre de los comentarios realizados en 2008 por el cardenal André Vingt-Trois, el ex arzobispo de París. Hablando en una entrevista de radio sobre la falta de mujeres en los roles de liderazgo de la Iglesia, dijo: “Lo más difícil es encontrar mujeres que estén bien entrenadas. No es suficiente usar una falda. Debes tener algo en la cabeza”.

Vargas Llosa, a López Obrador: «¿Por qué Mexico tiene todavía tantos millones de indios pobres, marginados y explotados?»


El Nobel hispano-peruano ha aprovechado su intervención durante el Congreso Internacional de la Lengua Española para responder duramente al presidente mexicano

Seguir

Bruno Pardo Porto

Bruno Pardo Porto@brunopardooEnviado especial a Córdoba (Argentina)Actualizado:27/03/2019 17:50h

Mario Vargas Llosa se ha convertido en uno de los protagonistas indiscutibles de la inauguración del VIII Congreso Internacional de la Lengua, ya que su discurso se ha convertido en una dura respuesta al presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, y su carta al Rey, en la que exigía el «perdón» por los «excesos» de la conquista de México. «Se equivocó de destinatarios. Debió de mandársela a él mismo y responderse, respondernos, a la pregunta de por qué México, que hace cinco siglos se incorporó al mundo occidental gracias a España, y que es independiente desde hace 200 años, tiene todavía tantos millones de indios marginados, pobres, ignorantes y explotados», subrayó el Nobel de Literatura.

«Ese problema -ha continuado- no está en el pasado de hace cuatrocientos años. Está vivo, aquí, hoy, y nos golpea. Ojalá que cuando termine el mandato de Andrés Manuel López Obrador los indios mexicanos tengan mejores condiciones de vida, que hayan obtenido más oportunidades, mayor educación, de tal manera que se haya levantado esa losa que los ha tenido discriminados y explotados a lo largo de tantos siglos». Y ha apuntado que las matanzas no solo se provocaron durante la época colonial, sino que en países como Chile o Argentina se cometieron, también, durante la República, y en la Amazonia en la época del caucho.

Tal y como ha recordado el escritor, esta no se trata de un problemática exclusiva de México, sino que se extiende a todo el continente americano: «Es una pregunta que se pueden hacer prácticamente todos los presidentes latinoamericanos, porque ninguno ha resuelto esa injusticia proverbial que es la situación de los indios en América».

A continuación, Vargas Llosa ha enumerado las ventajas que de la herencia española en el continente. «Una lengua no es solo en un instrumento de comunicación, una lengua también son ciertos valores, ciertos conocimientos, cierta cultura. Y con la lengua española llegaron a nuestras costas, montañas, desiertos y selvas muchas otras cosas: llegó Grecia, Aristóteles y Platón, llegó Roma con sus juristas, y llegó el Renacimiento. Llegaron unos valores que son lo mejor de esta cultura occidental», ha afirmado. Una cultura, ha insistido, fundamentada en la libertad, los derechos humanos, la conciencia moral.

«Esto es lo que la lengua española hizo de nosotros: ciudadanos de una cultura que introdujo las instituciones más avanzadas y progresistas de la historia: la democracia, la libertad, la cultura», ha recalcado. Al finalizar, Vargas Llosa ha anunciado que el próximo Congreso Internacional de la Lengua se celebrará en su tierra natal, Arequipa.

https://www.abc.es/cultura/abci-vargas-llosa-lopez-obrador-mexico-tiene-todavia-tantos-millones-indios-pobres-marginados-y-explotados-201903271703_noticia.html

La revuelta en el Vaticano muestra que la iglesia-institucional sigue fallandole a las mujeres.



Tina BeattieEl Papa Francisco no ha realizado las reformas de las que alguna vez habló, y ahora un editor de revistas ha tirado la toalla

Mié 27 mar 2019 06.00 GMT

Lucetta Scaraffia, fundadora de Donne Chiesa Mondo.
 Lucetta Scaraffia, fundadora de Donne Chiesa Mondo, dijo: “Estamos tirando la toalla porque nos sentimos rodeados por una atmósfera de desconfianza y deslegitimación progresiva”. Fotografía: Domenico Stinellis / AP

LAeditora de la revista de mujeres del Vaticano, Lucetta Scaraffia, ha anunciado que ella y su equipo editorial de mujeres deben suspender su publicación . En una carta al Papa Francisco, que también hizo pública, Scaraffia explica: “Estamos tirando la toalla porque nos sentimos rodeados por una atmósfera de desconfianza y deslegitimación progresiva”.

La revista Donne Chiesa Mondo (Women Church World) es publicada por el periódico oficial del Vaticano L’Osservatore Romano . Scaraffia culpa a la creciente interferencia y control del nuevo editor de Osservatore, Andrea Monda , y dice que un cambio en la dirección editorial le ha quitado la autonomía a su equipo.

Al describir el amplio alcance de la revista, que incluye colaboradores de diferentes religiones, así como perspectivas históricas, bíblicas y teológicas, escribió: “A menudo nos sentimos como mineros que descubrieron hilos de metales preciosos y los llevaron a la luz y al conocimiento de todos: una verdadera riqueza humana y universal, y en este sentido ‘católica’ ”.

El mes pasado, Scaraffia pidió “una revisión completa de la cultura católica y de la formación de los futuros sacerdotes”

Scaraffia ha mantenido su posición como una de las pocas mujeres con una voz importante en el Vaticano a través de un acto de equilibrio precario entre hablar sobre temas de preocupación y abstenerse de desafiar la enseñanza de la iglesia. Pero en los últimos años se ha vuelto cada vez más audaz. El mes pasado, escribió un artículo redactado enérgicamente sobre el abuso sexual de mujeres, incluidas hermanas religiosas, por parte del clero, en referencia a “abortos impuestos” y “niños no reconocidos por sacerdotes”. Ella pidió “una revisión completa de la cultura católica y de la formación de los futuros sacerdotes”. Poco después, el Papa Francisco admitió que los clérigos habían abusado sexualmente e incluso habían esclavizado a monjas.

La franqueza de Scaraffia ha alterado las plumas clericales, pero también ha sido criticada por los católicos liberales por su conservadurismo con respecto a la enseñanza de la iglesia en temas como la homosexualidad. Algunas feministas italianas se quejan de que ella no se involucra lo suficiente con las opiniones de las mujeres que no forman parte de su propio círculo.

Sin embargo, tiene razón cuando sugiere en su editorial que hay una actitud de división y gobierno en el Vaticano con respecto a las mujeres. Los hombres que ocupan puestos de autoridad designan mujeres obedientes en las que se puede confiar para socavar a las mujeres que buscan el cambio y que están dispuestas a hablar.Reproduce el video0:57 El Papa Francisco rechaza a los fieles que intentan besar su anillo – video

Monda, sin embargo, ha refutado las afirmaciones de Scaraffia, diciendo que está comprometido con la publicación continua de Donna Chiesa Mondo e insistiendo en que en ningún momento amenazó la libertad editorial de su revista ni intentó imponer clericalismo de ningún tipo.

Monda fue nombrada editora en jefe de L’Osservatore Romano por el Papa Francisco en diciembre pasado, en reemplazo de Giovanni Maria Vian, bajo cuya redacción Scaraffia había comenzado la sección de mujeres del periódico en 2012. Monda no es parte de La élite clerical libra una guerra contra las reformas de Francisco. Un contacto italiano me dice que Monda ha invitado a un grupo de 35 mujeres, incluidas algunas de las teólogas feministas más conocidas de Italia, a una reunión el próximo lunes. Ella señala que estas mujeres difícilmente pueden ser descritas como “obedientes”. Otro contacto en los medios italianos sugiere que Scaraffia se percibe como demasiado cercana al antiguo régimen, y que tiene que ir para que se lleve a cabo una verdadera reforma.

En el mundo arcano y enrevesado de la política sexual del Vaticano, es imposible saber qué creer en estas situaciones, y puede haber algo de verdad en todas estas cuentas. Pero en cualquier caso, Monda es parte de una institución en la que las mujeres son acosadas, silenciadas, controladas y excluidas por los clérigos masculinos. Francis ha llamado anteriormente a Scaraffia en el pasado para agradecerle el trabajo que realiza para las mujeres en la iglesia. Sin embargo, muchos de nosotros diríamos que ha hecho muy poco demasiado tarde.

Periodistas renuncian en protesta ante el ‘clima de desconfianza’ del Vaticano

 Lee mas

Francisco está bajo el asedio de los conservadores, que son nostálgicos por el poder clerical y el absolutismo doctrinal que floreció en los dos papas anteriores, pero no ha visto que la mejor manera de desmantelar el clericalismo, e introducir el tipo de iglesia alegre y arriesgada. él dice que quiere, es promoviendo a más mujeres a posiciones de liderazgo y abriendo una discusión sobre la ordenación de las mujeres.

Pero aún así, lamento la decisión de Scaraffia, y espero que ella continúe trabajando como parte de una red vocal y unida de mujeres católicas que se comprometen a hablar. Se ha ganado la confianza y el apoyo de muchas mujeres, y su buena voluntad de tomar una postura seguramente animará a otras a mantenerse firmes en esas situaciones en las que los hombres buscan ejercer regímenes clericales de dominación sobre las mujeres.

• Tina Beattie es profesora de estudios católicos en la Universidad de Roehampton, Londres.

https://www.theguardian.com/commentisfree/2019/mar/27/vatican-magazine-church-pope-francis-lucetta-scaraffia

Curso Virtual: La Noticia Radiofónica


https://radioslibres.net/wp-content/uploads/2019/03/portada-la-nota-radiofonica.jpg


Un nuevo curso en línea, libre, abierto y gratuito. Esta vez nos adentramos en el género periodístico para aprender a realizar noticias radiales.

El género periodístico abarca muchos formatos. En otros cursos de Radios Libres ya hablamos sobre algunos de ellos: Periodismo de Intermediación y Periodismo de Datos. También realizamos un curso sobre Entrevistas, muy útiles para el trabajo periodístico.

Pero hasta ahora no habíamos trabajado con el formato más sencillo y utilizado dentro del periodismo radiofónico: la NOTICIA.

En este nuevo curso aprenderemos paso a paso y con consejos muy concretos cómo realizar una noticia. Desde la selección de las fuentes hasta la locución, pasando por la redacción. Y también algunos consejos para reportar estas noticias desde la calle.

Si quieres mejorar los informativos de tu emisora no te pierdas este curso con la tutoría de José Ignacio López Vigil.

Fechas

Lunes 01 abril – Lanzamiento del curso e inscripciones hasta el 14 abril
Lunes 15 abril – Publicamos los contenidos. Avisamos por correo.
Miércoles 24 abril – Videoconferencia [Ver horarios]
Domingo 5 mayo – Último día para las tareas


INSCRÍBETE


Índice

CAPÍTULO 1 – ¿QUÉ ES UNA NOTICIA? [Leer / a partir del 15 abril]

CAPÍTULO 2 – OBTENER LA INFORMACIÓN [Leer / a partir del 15 abril]
2.1- Seleccionar la fuente
2.2- Verificar la información
2.3- Completar la información

CAPÍTULO 3 – DECIDIR EL TIPO DE NOTA [Leer / a partir del 15 abril]

CAPÍTULO 4 – ESTRUCTURA DE LA NOTA [Leer / a partir del 15 abril]
4.1 – Lograr una entrada atractiva
4.2 – Desarrollar el cuerpo de la nota
4.3 – Encontrar un cierre atractivo

CAPÍTULO 5 – ALGUNAS NORMAS DE REDACCIÓN [Leer / a partir del 15 abril]

CAPÍTULO 6 – LOCUTAR LA NOTICIA [Leer / a partir del 15 abril]
6.1 – Ubicar la nota en el noticiero


Tutor

alt_text

Autor de Pasión por la RadioManual Urgente para Radialistas Apasionadas y series tan conocidas como 500 Eng-añosUn tal Jesús y Otro Dios es Posible. Coordina Radialistas. Pregúntale tus dudas: ignacio@radialistas.net

José Ignacio López Vigil
Radialistas.net


Imagen de la portada: https://www.flickr.com/photos/comcinco/379394291/Leer completa

Dimite la directora del suplemento femenino del periódico del Vaticano por los intentos de silenciarlo


Lucetta Scaraffia y su equipo se denunciando el retorno a la cultura de “la mujer obediente” en la Iglesia y la imposibilidad de abrir un “diálogo libre y valiente”

 Roma 27 MAR 2019 – 07:42 COT

Lucetta Scaraffia, directora del suplemento femenino de 'L'Osservatore Romano'.
Lucetta Scaraffia, directora del suplemento femenino de ‘L’Osservatore Romano’.  DOMINICO STINELLIS AP

El Vaticano y el Papa se han convertido en una nueva pregunta sobre la apertura de la Iglesia en las mujeres y en la libertad de expresión. La directora del suplemento mensual femenino de  L’Osservatore Romano , Lucetta Scaraffia,  y todo su equipo de 11 mujeres ha dimitido de sus funciones. En su despedida, siete años después de lanzar el primer número, la redacción denuncia el intento de “silenciar una iniciativa útil”, la vuelta al clericalismo y la cultura de “mujeres obedientes”. La dimensión más precisa en el pontificado de Francisco, que se pierde simpatías a ambos lados del esquema ideológico y social.

La directora de  mujeres, Iglesia, Mundo  y su redacción han escrito una carta al Papa para explicar sus motivos. Algo que también detallarán en el número que saldrá el próximo 1 de abril, pero que ya ha sido adelantado. Denuncian que su línea editorial “no ha encontrado el apoyo de la nueva dirección de  L’Osservatore Romano ” [hubo un brusco cese del director anterior, Giovanni Maria Vian, el pasado diciembre] y que “se ha vuelto a la selección de mujeres de Arriba, a la elección de los colaboradores que aseguran la obediencia y el renombre a cualquier posibilidad de abrir un verdadero diálogo, libre y valiente “.

La redacción se explica en su carta al papá Francisco que tiran la toalla porque se sienten rodeadas de “un clima de desconfianza y deslegitimación progresiva, desde una mirada sin estima y crédito para continuar la colaboración”. “Con el cierre de  Donne Chiesa Mondo  se rompe, por primera vez, una experiencia nueva y excepcional para la Iglesia: un grupo de mujeres, que se ha organizado de forma autónoma, que se ha votado entre ellas la incorporación de nuevas colaboradoras, que han “Poder trabajar en el corazón del Vaticano y de la comunicación de la Santa Sede con inteligencia y corazón libres, gracias al consentimiento y apoyo de dos papas”.

MENOS PESO PARA ‘L’OSSERVATORE ROMANO’

Los cambios en el departamento de comunicación, en la reestructuración permanente desde la llegada del padre Francisco, están reduciendo el peso histórico de L’Osservatore Romano. Se trata de la publicación de la referencia en las cancillerías para conocer la opinión de la Santa Sede en estos asuntos. Pero el nuevo prefecto, Paolo Ruffini, su predecesor se redujo la información, se trata de otorgar un peso a la nueva web (noticias del Vaticano), un artefacto de comunicación institucional, en el fondo, compite con los medios que cubren el Vaticano. propias fuentes Ruffini destituyó primero al prestigioso director de L’Osservatore de los últimos 11 años, Giovanni Maria Vian. Ahora, entre otras cosas, su nuevo representante, Andrea Monda, ni siquiera podrá acompañar a papa en sus viajes.

Scaraffia explica en este periódico la parte de los motivos de su renuncia y la de un equipo heterogéneo donde no todas sus componentes eran católicas. “Si tenías dudas sobre nuetra línea editorial, tenías que habías tenido debates abiertos en lugar de poner en el en diario [en la publicación diaria de L’Osservatore romano] una línea completamente opuesta a la carga. Nos hemos sentido desautorizadas, nos deslegitimaban “, señala. La ex directora de la publicación prefiere no poner ejemplos. Pero hace 10 días se publicó en el periódico una reseña de Mondo Mondo, periodista a cerca del nuevo equipo de comunicación del Vaticano, que echaba por tierra el documental sobre los abusos a monjas. Un tema que había convertido en una bandera  Donne, Chiesa, Mondo. Las declaraciones del papa en la última cita sobre los abusos, donde dijo que “cualquier feminismo termina siendo un machismo con falda” tampoco ayudaron.

El complemento, creado durante la fructífera dirección del anterior periódico del Vaticano, Giovanni Maria Vian , fue una publicación en el ámbito de la cultura  masculina. Scaraffia impulsó la publicación de grandes temas, incluido el tema de silenciado abuso de las monjas por parte de sacerdotes. Este reportaje, que sacó a la luz una realidad incómoda para la Iglesia, cayó como una bomba en la Santa Sede. Justo cuando la Iglesia comenzó a afrontar el tema del abuso a menores, se encontró con un nuevo frente para el que no estaba preparada.

El propio director de la publicación, Andrea Monda, ha participado hoy en la edición del equipo y la etiqueta que se va a dejar de publicar. “En estos pocos meses, desde que ha sido nombrado director, está garantizado para Scaraffia y para el equipo editorial de las mujeres, la misma autonomía y la misma libertad que han publicado en la revista mensual desde que nacen, el abstenerse de interferir de cualquier manera en la manera Creación del suplemento mensual del periódico “. Monda ha negado cualquier tipo de injerencia en el tiempo que ha sido señalado como el suplemento femenino de  L’Osservatore Romano  “no se interrumpe” y va a continuar “sin ningún tipo de clericalismo”.

https://elpais.com/sociedad/2019/03/26/actualidad/1553599594_604218.html

Caso Scaraffia. Xabier Pikaza


X

7 h ·

La imagen puede contener: 1 persona, sentado e interior

Con este Vaticano habría dimitido hasta la Virgen María
Ante un clima de desconfianza y deslegitimación progresiva

Lucetta Scaraffia y su equipo han dimitido de la dirección de Donne Chiesa Mondo (Mujeres Iglesia Mundo), revista mensual de Osservatore Romano, dedicada precisamente a las Mujeres en la Iglesia y en el Mundo.

La noticia, con la carta de dimisión de L Scaraffia (/www.vidanuevadigital.com/tribuna/querido-papa-francisco) ha saltado ayer a la prensa de la Iglesia (cf. RD. http://www.religiondigital.org/vaticano/ 26.3.19, con www.vidanuevadigital.com/blogs/mujer-iglesia-mundo/ ) y muchos diarios de tirada nacional de España (ABC, Mundo, País, Correo, Vanguardia)…

Mi reacción ha sido de inmensa tristeza, digo inmensa, no por Lucetta S. y su equipo, ni tampoco por la Iglesia, que es mucho más y mejor, sino por este Vaticano… y la primera palabra que me ha salido es “con estos dimitía hasta la Virgen María…”, para darme cuenta, inmediatamente, que es cierto, pues ella también había dimitido, según el evangelio de Lucas 1,26‒38, que he venido comentando estos días en RD con ocasión de la Anunciación (25.3.19).

María de Nazaret tuvo una noticia, una tarea que decir y que hacer, y “dimitió” del puesto oficial de mujer sometida al marido y al padre y a los escribas y al sacerdote… y fue a consultar con su prima Isabel (Cf. Lc 39‒45) y cantaron las dos juntas, e iniciaron un camino de liberación de mujeres y hombres, sin contar con un tipo de padres‒sacerdotes, de vaticanos de Jerusalén y de sistemas religiosos establecidos, al servicio de la verdad y de la vida humana.


Pienso que así ha dimitido Lucetta y su equipo (en el que quiero contar a mi colega y amiga Nuria Calduch Benages, a quien ella cita en su carta de dimisión)… Ciertamente el nuevo director del Osservatore (Andrea Monda) dice que todo seguirá igual, pero eso no se lo cree ni él. Quizá buscará un equipo sumiso, y publicarán la revista y nada será igual.

Estoy convencido que L. Scaraffia y su equipo han tenido que dimitir porque actualmente, en el Vaticano, incluso con Papa Francisco, hay cosas que no se pueden pensar y decir… de manera que hay que salir de ese Vaticano para ser Iglesia, y pensar, y decir en libertad, como la Virgen María, que no consultó con padre‒marido‒rabino‒sacerdote, sino que fue a conversarlo con su prima y a cantar las dos juntas un tipo nuevo de verdad y libertad para hambrientos y oprimidos, para mujeres y hombres.

Por eso les deseo que sigan con su pensamiento y su revista, aunque tengan que poner otra cabecera, pues Donne Chiesa Mondo se la queda el Osservatore Romano (no Osservatore Vaticano, pues la Roma Cristiana es mucho más que Vaticano, lo mismo que el Papa, que es Obispo de Roma, no del Vaticano). ¿Cómo sería simplemente Mujer Cristiana?

Hay cien cosas que hacer en la Iglesia Católica, y la primera actualmente es salir del Vaticano, precisamente para ser iglesia y cristiana. El Papa Francisco ha sido de inmensa ayuda, pero tiene sus límites, no entiende el tema de la libertad radical y de la mujer, ni un feminismo que no “machismo con faldas” como él mismo dijo en palabra desafortunada. No se trata de dar espacio a las mujeres (ellas son espacio de Dios y de la vida), ni de darles palabra (ellas lo son, no tiene que dárselas nadie desde arriba), ni de pedirles mayor colaboración como “diaconisitas” (ellas no son colaboradoras de otros, son operadoras con otros…).

Lo quiera o no el Vaticano, lo que algunos han llamado “rebelión eclesial femenina” (que no es rebelión, sino esencia y presencia se extiende, unas veces de manera silenciosa, y otras con gestos como la dimisión de Scaraffia y su equipo. “Es posible que ya se esté dando la gran transformación y no nos demos cuenta. Hay un tipo de Iglesia que puede quedar vacía (seca), mientras están surgiendo ya formas de vida que responden mejor al Evangelio. El proceso resulta, a mi juicio, imparable”

((www.elmundo.es/elmundo/…/10/05/internacional/1349438936.html)

Quiero terminar esta reflexión recordando lo que dije en RD 26.02.201: Lucetta Scaraffia, una voz esencial en el Vaticano. Escribí entonces que Lucetta Scaraffia es quizá la voz más importante del Vaticano, con la del Papa Francisco… Su revista mensual Mujer, Iglesia, Mundo… es lo mejor del Osservatore Romano… con su forma de sentir, de decir, de estar… Decía entonces que ella era quizá la voz más importante del Vaticano…, pero veo ahora que ha dimitido del Vaticano oficial, para poder ser ella misma, ser cristiana en una Iglesia más ancha, más evangélica, más verdadera.

No sé si esta Vaticano podrá renovarse en línea de Evangelio… Quizá deba caer, para que nazca aquello que quería en el principio el mismo Ignacio de Antioquía, cuando saludaba a la Iglesia de Roma como primada (ejemplo) de Caridad y de Verdad (más o menos así) entre las iglesias. Quizá el mismo Papa Francisco tendrá que seguir pensando y cambiando para contribuir a la nueva iglesia, con Scaraffia y miles y millones de cristianos que dimiten del Vaticano como dimitió María de Nazaret de rabinos‒sacerdotes para ser lo que Dios quería que fuera.

Anejo. Titulares de ayer de RD:

“Su historia no se detiene, sino que continúa sin clericalismos de ningún tipo”, confirma el director del semanario vaticano

Scaraffia y otras colaboradoras abandonan el suplemento tras denunciar “el clima de desconfianza y de deslegitimación progresiva” por parte del nuevo equipo comunicativo del Papa

“Tiramos la toalla porque nos sentimos rodeados por un clima de desconfianza y deslegitimación progresiva, desde una mirada en la que no sentimos estima y crédito para continuar nuestra colaboración” .

No hay descripción de la foto disponible.

https://www.facebook.com/photo.php?fbid=1197974373713086&set=pcb.1197974710379719&type=3&theater

A %d blogueros les gusta esto: