Abusos en la Iglesia católica: ¿qué pasó en mayo del 68 y por qué el papa emérito Benedicto XVI lo culpa de los casos de pederastia?


RedacciónBBC News Mundo

Papa Benedicto XVI.
Image captionBenedicto XVI fue Papa entre 2005 y 2013.

Las cifras son abrumadoras y escalofriantes. Durante casi dos décadas han ido surgiendo denuncias a que revelan la magnitud de los escándalos de pederastia en la Iglesia católica.

De Chile a Australia, de Estados Unidos a Irlanda, numerosos informes revelan patrones de abuso sexual en contra de menores de edad por parte de miembros de la Iglesia.

Ha sido uno de los temas más difíciles de gestionar tanto para el papa Francisco como para su antecesor en el cargo, el papa emérito Benedicto XVI.

Ambos han pedido perdón a las víctimas en nombre de la Iglesia, aunque han sido criticados por no hacer lo suficiente para combatir este flagelo.

Esta semana, Benedicto XVI causó polémica al culpar de los abusos llevado a cabo por religiosos católicos a la revolución sexual de 1968.Saltar las recomendacionesQuizás también te interese

Fin de las recomendaciones.

En una carta-ensayo publicada en una revista alemana, Benedicto XVI recuerda cómo en aquella época gobiernos como los de Alemania y Austria comenzaron autorizaron el uso de material audiovisual explícito.

El papa Francisco organizó en febrero pasado una cumbre de la Iglesia católica sobre la protección a los menores.
Image captionEl papa Francisco organizó en febrero pasado una cumbre de la Iglesia católica sobre la protección a los menores.

Todo lo que previamente no estaba permitido mostrar en público, incluyendo el coito, ahora era mostrado con fines educativos”, señala al tiempo que indica que en aquella época las películas pornográficas y de contenido sexual se volvieron algo común.

El papa emérito afirma que durante los 20 años que transcurrieron entre las décadas de 1960 y 1980, los estándares previamente normativos con respecto a la sexualidad se derrumbaron por completo y surgió una nueva normalidad.

“Entre las libertades por las que buscaba luchar la revolución de 1968 se hallaba esta absoluta libertad sexual, una que ya no estaba sujeta a ninguna norma”, señala.

“Parte de la fisonomía de la Revolución del ´68 fue que la pedofilia también fue diagnosticada como algo permitido y apropiado“, agrega.

Tras conocerse el texto, han sido muchos los que le han recordado al papa emérito que hay abusos cometidos por religiosos que se remontan a los años 40 y 50 del siglo pasado o incluso más atrás.-

Pero, ¿qué pasó en 1968?

Un año convulso

Bajo el término “revolución de 1968” en realidad se suele hacer referencia a un conjunto de episodios sociales y políticos ocurridos alrededor del mundo.

En México fue el año de la “matanza de Tlatelolco” que buscó poner fin a un amplio movimiento social, liderado por grupos estudiantiles, que abogaba por la democratización del país.

Estudiantes detenidos en los hechos de la matanza de Tlatelolco.
Image captionEn la plaza Tlatelolco, las autoridades mexicanas pusieron fin a un amplio movimiento social.

En Checoslovaquia se produjo la Primavera de Praga, un movimiento prodemocracia que fue aplastado por los tanques soviéticos.

Mientras, en Estados Unidos, 1968 fue el año en el que fueron asesinados el líder del movimiento por los derechos civiles Martin Luther King Jr. y el senador Robert Kennedy.

También fue entonces cuando miles de jóvenes estadounidenses se lanzaron a las calles para protestar en contra de la decisión del presidente Lyndon Johnson de escalar la guerra en Vietnam.

Ese conflicto fue también la causa de numerosas protestas en países europeos como Alemania y Holanda y, más importante aún, fue la chispa que encendió los acontecimientos del “mayo francés” que, en general, es visto como el movimiento de referencia cuando se habla de la “revolución de 1968”.

“Prohibido prohibir”

La revuelta del Mayo Francés tuvo su epicentro en París pero, en realidad, comenzó en la periferia, en la Universidad de Nanterre.

Allí la represión de una manifestación contra la guerra de Vietnam derivó en una protesta que llevó a los estudiantes a ocupar esa casa de estudios y a presentar una serie de reivindicaciones que rápidamente se ampliaron tanto en su temática como en su alcance geográfico.

Protesta del mayo francés.
Image captionEl mayo francés se inició como una protesta estudiantil.

Así, lo que empezó como un conflicto local en cuestión de semanas se convirtió en una gran huelga nacional secundada por unos 10 millones de trabajadores y que llevó a la paralización de fábricas, centros de enseñanza y medios de transporte.

Temáticamente, las demandas iniciales de reformas en el sistema educativo dieron paso a una amplísima reivindicación de las libertades personales que quedó acuñada en el que quizá se convirtió en el lema más emblemático de aquella revuelta: “prohibido prohibir”.

Las jerarquías y las autoridades -casi intocables hasta entonces- fueron desacralizadas.

Al orden tradicional imperante se oponía la demanda de libertades plenas, incluyendo la libertad sexual, que ya venía avanzando con paso fuerte desde que se había comenzado la comercialización de la píldora anticonceptiva a inicios de la década.

“Haz el amor, no la guerra”, fue otro de los memorables eslóganes del movimiento.

Y aunque la revuelta de mayo de 1968 se extinguió al mes siguiente y políticamente fue derrotada, dejó un legado cuyos frutos se han incorporado con normalidad, al menos, en las sociedades occidentales.

“En el matrimonio, el hombre y la mujer tienen los mismos derechos. Existe el derecho a la contracepción… por lo tanto hay toda una serie de aspectos de la vida humana que ha permitido la deconstrucción de los valores tradicionales, que ha permitido la emancipación”, comentó el intelectual francés Luc Ferry en una entrevista publicada en BBC Mundo en 2008, con motivo de los 40 años del mayo francés.

El movimiento por la igualdad y la emancipación de la mujer obtuvo un gran impulso con el mayo francés.
Image captionEl movimiento por la igualdad y la emancipación de la mujer obtuvo un gran impulso con el mayo francés.

La liberación sexual sembró la semilla para el avance del feminismo y del movimiento LGBTI.

Homosexuales en la Iglesia

Estos cambios también tuvieron su impacto en la Iglesia católica que, al fin de cuentas, constituía hasta entonces una de las tantas instituciones cuya autoridad comenzó a ser cuestionada.

“El largamente preparado proceso de disolución aún en marcha del concepto de moralidad estuvo, como he intentado demostrar, marcado por el radicalismo sin precedentes de la década de 1960’s. Esta disolución de la autoridad de enseñanza moral de la Iglesia necesariamente tenía que tener un efecto en diversas áreas de la misma”, escribió en referencia a estos sucesos Benedicto XVI.

Una de esas secuelas fue la conformación de grupos homosexuales dentro de la Iglesia.

En varios seminarios fueron establecidas camarillas homosexuales que actuaban de una forma más o menos abierta y que cambiaron significativamente el clima en los seminarios”, apuntó en su ensayo en papa emérito.

Su intento de explicación y contextualización, sin embargo, también fue objeto de duras críticas.

Claire Maximova
Image captionClaire Maximova es una exmonja, de la orden de las Carmelitas, que ha denunciado haber sufrido abusos dentro de la Iglesia.

“Esta es una carta embarazosa. La idea de que los abusos eclesiásticos a niños fue el resultado de la década de 1960 (…) es una explicación vergonzosamente errónea para el abuso sistémico de niños y su encubrimiento”, señaló Brian Flanagan, profesor de teología en la Universidad Marymount (Virginia) en Twitter.

Julie Rubio, profesora de ética social en la Escuela Jesuita de Teología de la Universidad Santa Clara (California), también cuestionó el texto de Benedicto XVI.Omitir publicación de Twitter número de @JulieHRubio

Julie Hanlon Rubio@JulieHRubioEn respuesta a @JulieHRubio

The willingness to blame a permissive culture and progressive theology for a problem that is internal and structural is stunning.4221:46 – 10 abr. 2019Información y privacidad de Twitter Ads16 personas están hablando de esto

Final de la publicación de Twitter número de @JulieHRubio

“Es sorprendente la disposición a culpar a una cultura permisiva y a una teología progresista por un problema que es interno y estructural”, señaló en Twitter.

Otros críticos apuntaron en contra de la tesis del papa emérito el hecho de que muchos de los informes sobre abusos sexuales a menores por parte de miembros de la Iglesia incluyen denuncias que se extienden varias décadas antes de la revolución de 1968.

Línea

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Omitir publicación de Youtube número de BBC News MundoAdvertencia: El contenido de sitios externos y terceras partes puede contener publicidad

Final de la publicación de Youtube número de BBC News MundoOmitir publicación de Youtube número 2 de BBC News MundoAdvertencia: El contenido de sitios externos y terceras partes puede contener publicidad

Final de la publicación de Youtube número 2 de BBC News MundoOmitir publicación de Youtube número 3 de BBC News MundoAdvertencia: El contenido de sitios externos y terceras partes puede contener publicidad

Final de la publicación de Youtube número 3 de BBC News Mundo

https://www.bbc.com/mundo/noticias-internacional-47903486

Hemos caído en corrupción: arzobispo de Medellín sobre curas denunciados por pederastia


Ricardo Tobón acusó a periodistas y medios de comunicación de atacar a la Iglesia con informaciones incompletas para “quitarle” su “espacio y misión”.

Ricardo Tobón, arzobispo de Medellín. Foto: Conferencia Episcopal

Recomendar en Facebook0

Juan Pablo Barrientos29/11/2018 – ( hace 19 semanas )

Tras la publicación de las cartas en las que monseñor Ricardo Tobón Restrepo, autorizó y recomendó al sacerdote pederasta Roberto Cadavid ante la Diócesis de Brooklyn, el Arzobispo de la Arquidiócesis de Medellín, monseñor Ricardo Tobón, reaccionó con un discurso ante el clero de su ciudad el pasado 8 de noviembre.

(Le puede interesar: Arzobispo de Medellín abrió investigación al padre Yepes por presunto abuso de menores)

Lo hizo casi dos semanas después, cuando se fue lanza en ristre contra el periodista Juan Pablo Barrientos y los medios, a los que acusó de no tener “cabida” para lo “bueno que hacemos”, sino para “las fallas que cometemos”. 

Tobón explicó que las cartas en las que autoriza a Cadavid para ejercer su ministerio en Estados Unidos, “debió darlas” porque era “un sacerdote incardinado, a quien no lo han privado todavía de las facultades ministeriales. Yo tengo que obrar con la presunción de inocencia”.

Sin embargo, esto contradice lo que le manifestó a Juan Pablo Barrientos en medio de una entrevista en marzo de este año, en la que aseguró que “no sabía” que el padre Roberto Cadavid estuvo ejerciendo en Brooklyn.Según sus palabras, si hubiera sabido le habría avisado al obispo que el sacerdote había sido suspendido por denuncias de pederastia. Hizo todo lo contrario, recomendó y autorizó al sacerdote a pesar de no dejarlo ejercer el ministerio en su propia arquidiócesis, como bien lo reconoce en este audio de 17 minutos, que se publica en su totalidad al final, con su respectiva transcripción.

Ante todos los sacerdotes de Medellín, monseñor prosiguió su explicación sobre el encubrimiento: “Piensen que, junto a las acusaciones, llegaron muchas voces de apoyo e incluso protestas de la comunidad porque se estaba cometiendo una injusticia contra este sacerdote, a quien muchas personas querían bastante”. Es decir que el apoyo de los seguidores del sacerdote prevaleció sobre las denuncias de las numerosas víctimas contra el padre Cadavid. 

Esta es la denuncia de Hernán David Morales contra el padre Carlos Yepes.

“Debo decirles también que el Arzobispo de Medellín no es un encubridor. La acusación que se me hace en el manejo del caso de un sacerdote, tiene su explicación, simplemente, en que yo no podía matar el sacerdote el primer día que di con una denuncia, sino que yo tenía que hacer el debido proceso”, recalcó Tobón.

Ni las víctimas de los casos de pederastia denunciados por este medio, salieron bien librados por las palabras del Arzobispo, pues refutó que “no es fácil crear caminos para atender adecuadamente a las víctimas, que a veces no dicen la verdad, que a veces quieren aprovecharse de la circunstancia, que a veces piden ayuda y después dicen que se les hizo mal con la ayuda que se les dio”. La última frase subrayada da a entender que la Arquidiócesis de Medellín sí ha conciliado con víctimas de sacerdotes pederastas, contrario a lo que ha expresado el arzobispo en diferentes oportunidades,  que la Arquidiócesis nunca ha conciliado con ninguna víctima.  

Aquí las dos nuevas denuncias contra el padre Carlos Yepes.

Monseñor Tobón también aprovechó para denunciar un supuesto complot contra la Iglesia Católica, en el que acusó a los medios de comunicación de ser usados de manera calculada y pretensiosa: “La Iglesia, como una potencia orientadora y moral de la sociedad y de la cultura, especialmente en Occidente, estorba. Y por eso, con orden y con astucia, se han venido utilizando diversos medios para atacar a la Iglesia”.
Aquí las frases más polémica del discurso de monseñor Ricardo Tobón, el 8 de noviembre, a los sacerdotes de Medellín.

En estos dos primeros audios, monseñor Ricardo Tobón hace un mea culpa como Iglesia.


(…) Y a partir de criterios falsos, hemos manejado desordenadamente nuestro comportamiento. Puedo decir: yo soy un humano, yo tengo mis debilidades. Dios es siempre misericordioso, me perdona y me comprende. Mientras no sepa de un escándalo, no ha pasado nada. Si alguna vez se sabe, pues yo brego a manejar bien las cosas del modo más discreto.

Así es como hemos abusado de personas de la vida litúrgica, de la vida pastoral, del uso del dinero y de la comunidad. Desde diversos campos (inaudible), con humildad, hemos caído en la corrupción y en la justificación de nuestros actos. Ese es un primer horizonte que tenemos que considerar.

En este audio dice que todo lo que ha salido es un ataque contra la Iglesia, porque estorba.

La Iglesia, como una potencia orientadora y moral de la sociedad y de la cultura, especialmente en Occidente, estorba. Y por eso, con orden y con astucia, se han venido utilizando diversos medios para atacar a la Iglesia. Un calculado y pretensioso uso de los medios de comunicación social, donde no tiene cabida lo bueno que hacemos, sino las fallas que cometemos. Luego, la difusión de visiones falsas o ambiguas sobre el cristianismo a través de documentales que multiplican ciertos canales de televisión y otros medios.

Aquí afirma que las denuncias por pederastia son la excusa perfecta para sacar a la Iglesia de las discusiones de Familia a nivel de Estado.

La aprobación de leyes contra la vida, el matrimonio y la familia, que se busca sacar por los Parlamentos o las Cortes, para contradecir las convicciones y la estructura fundamental de la sociedad sostenida y mantenida por la Iglesia. No porque es de la Iglesia, sino porque la Iglesia interpreta la estructura natural humana. Pero el ataque perfecto, ha venido con las denuncias de pederastia. Así nos quitan imagen, autoridad, tiempo, fuerzas, recursos económicos y, sobre todo, personas. La gente que, desorientada, (inaudible).

Menciona todos los escándalos del mundo, hasta la acusación contra el Papa, pero no se menciona a él y las denuncias por encubrimiento. Dice que todo es una estrategia fríamente calculada para sacar a la Iglesia de su misión.


Miren cómo caminan las cosas, por ejemplo, en Estados Unidos, donde empezaron hace veinte años y parecía que todo iba pasando, y ahora ha habido una nueva ola con un recrudecimiento del manejo de las cosas y de los procedimientos que se están siguiendo. Miren la situación en Australia, en Alemania, en Irlanda y, últimamente, en Chile. Y es conocido que el ataque por encubrimiento ha llegado ya hasta acusar al Papa Francisco. Detrás se mueven propósitos contra personas, recursos e instituciones importantes de la Iglesia. Por eso se ataca la autoridad del obispo, el sigilo sacramental de la penitencia; se está poniendo en cuestión los seminarios, se pone en cuestión el celibato, se pone en cuestión la relación Iglesia-Estado. En fin, el proyecto es grande y el propósito es realmente quitar a la Iglesia su espacio y su misión. Todo dentro de un manejo mecánico, a veces arbitrario, (inaudible). Y todo esto, desconcierta, organiza y desarticula la comunidad eclesial. Como ven, esta realidad nos está afectando a todos.

Aquí se va lanza en ristre contra las víctimas, deslegitima la denuncia, cuando no ha podido comprobar que la investigación de La W faltó a la verdad, por el contrario, los jueces la han legitimado. Lo más grave es la última frase: admite que se le ha pagado a las víctimas, cuando en entrevista con La W dijo que la Arquidiócesis de Medellín nunca ha conciliado con una víctima. 

No es fácil crear caminos para atender adecuadamente a las víctimas, que a veces no dicen la verdad, que a veces quieren aprovecharse de la circunstancia, que a veces piden ayuda y después dicen que se les hizo mal con la ayuda que se les dio.

Aquí reconoce que son otros sacerdotes los que están denunciando. Dice además que hay unos sacerdotes que ya se han convertido. Es decir, que después de abusar de algún niño puede recuperarse e ir a otra parroquia, como en los casos publicados por La W.

Estamos bajo la mira y cada vez las cosas son más difíciles. En estas denuncias y en estas investigaciones aparecen unos sacerdotes con hechos muy lamentables; otros, que han tenido episodios no tan graves y tal vez del pasado, y ya hay una conversión y una vida auténticamente sacerdotal; y hay otros sacerdotes completamente inocentes. Vean ustedes cómo es de difícil manejar las cosas. Y todos tratados al menos desde informaciones incompletas, muchas fruto de rumores y tantas, esto no menos triste, dadas por otros sacerdotes. Esto es muy doloroso.

Se defiende de la denuncia que se le hace por encubrir al padre Roberto Cadavid a quien recomendó y autorizó para ir a trabajar como sacerdote en Brooklyn. Dice que no podía matar al sacerdote.

Debo decirles también que el Arzobispo de Medellín no es un encubridor. La acusación que se me hace en el manejo del caso de un sacerdote, tiene su explicación, simplemente, en que yo no podía matar el sacerdote el primer día que di con una denuncia, sino que yo tenía que hacer el debido proceso.

Reconoce que sí suspendió al sacerdote, pero no del ministerio, sino de la parroquia y del colegio, porque la gente salió a apoyarlo. Reconoce que hubo denuncias pero que no lo suspendió del ministerio.

Cuando llegaron las denuncias por este sacerdote, que una cadena de radio y otros medios han puesto como el encubierto por mí, se le suspendió en su cargo de párroco y de rector del colegio que dirigía. No de funciones ministeriales, porque había que clarificar las cosas. Piensen que, junto a las acusaciones, llegaron muchas voces de apoyo e incluso protestas de la comunidad porque se estaba cometiendo una injusticia contra este sacerdote, a quien muchas personas querían bastante.

Aquí reconoce que a pesar de que el sacerdote tiene denuncias por pederastia (que terminaron siendo ciertas y por eso su expulsión de la Iglesia) lo recomienda para trabajar en otro país. Lo más grave: no lo deja ejercer el ministerio en Medellín pero sí lo recomienda para que vaya a una diócesis extranjera.

A partir del momento –es decir, cuando se remueve del cargo de párroco y de rector-, no se le da ningún otro nombramiento en la Arquidiócesis y la remoción se hace, creo, a los dos meses de haber llegado las denuncias. Es a Brooklyn, donde tiene algunos parientes, y allí pide una presentación. Yo debo dar la presentación porque es un sacerdote incardinado, a quien no lo han privado todavía de las facultades ministeriales. Yo tengo que obrar con la presunción de inocencia.

Aquí reafirma que sí recomendó al sacerdote en Brooklyn, y que además, no envió el afidávit (certificado que diga expresamente que el cura que está recomendando no tiene investigaciones o denuncias por pederastia) que exigen en ese país, porque el padre Cadavid sí tenía denuncias. Es decir, engaña de frente a su homólogo estadounidense.

Sin embargo, doy la presentación que han publicado los medios, pero (inaudible); es decir, la aprobación moral que se pide en Estados Unidos para cumplir al entregar cualquier principio. Y no lo hago porque el sacerdote está en investigación. Lo ha declarado: cuando el material probatorio y la prueba es consistente, lo suspendo del Ministerio, después de muchos momentos de diálogo, de ver, de analizar, de consultar personas, aunque no se hacen las cosas de una manera acelerada y descuidada. Entonces, se le suspende y se envía el proceso a la Santa Sede. Después vienen las fechas de audiciones sacerdotales, un año antes de que el periodista haga las denuncias que ha hecho.

De nuevo: insiste en que el sacerdote fue removido de su cargo hace 6 años y que no tiene funciones ministeriales en Medellín. Entonces, ¿por qué lo recomendó para ir a Brooklyn? ¿Cómo que no hubo encubrimiento?

Cuando el periodista comienza a denunciar, el sacerdote hace seis años que no tiene ningún cargo en la Arquidiócesis (…) y (…) dimitido del estado clerical. No ha habido encubrimiento. Simplemente, se ha seguido el debido proceso con el que debo tratar a toda persona y con el que me he esforzado en tratar siempre a todos los sacerdotes.

Este es el discurso completo del Arzobispo de Medellín:

Esta es la transcripción completa del discurso del Arzobispo de Medellín, el 8 de noviembre
de 2018, a los sacerdotes de su arquidiócesis. Los audios resaltados son los seleccionados
para sacar al aire o destacar en la página web.

ARZOBISPO 1
(…) Y a partir de criterios falsos, hemos manejado desordenadamente nuestro
comportamiento. Puedo decir: yo soy un humano, yo tengo mis debilidades. Dios es
siempre misericordioso, me perdona y me comprende. Mientras no sepa de un
escándalo, no ha pasado nada. Si alguna vez se sabe, pues yo brego a manejar bien las
cosas del modo más discreto.
ARZOBISPO 2
Así es como hemos abusado de personas de la vida litúrgica, de la vida pastoral, del uso
del dinero y de la comunidad. Desde diversos campos (inaudible), con humildad, hemos
caído en la corrupción y en la justificación de nuestros actos. Ese es un primer horizonte
que tenemos que considerar.
De otra parte, no me puedo alargar en la exposición porque no hay tiempo, pero también yo
creo que nos hemos enterado que se ha construido una agenda contra la Iglesia. La Pontificia
Comisión Teológica Internacional publicó en febrero de 2014 un estudio titulado “Dios,
unidad entre los hombres”. En ese estudio, denunció que hoy, en ciertos ambientes, se percibe
a la Iglesia Católica como el obstáculo que hay que quitar para que se imponga en la sociedad
el llamado “pensamiento humo”. Ustedes ven y es una ideología que se está trabajando con
distintas ramas, en alguna ocasión (inaudible), y ese pensamiento único, esta visión del
mundo, la están propagando grandes y poderosos organismos internacionales.
ARZOBISPO 3
La Iglesia, como una potencia orientadora y moral de la sociedad y de la cultura,
especialmente en Occidente, estorba. Y por eso, con orden y con astucia, se han venido
utilizando diversos medios para atacar a la Iglesia. Un calculado y pretensioso uso de
los medios de comunicación social, donde no tiene cabida lo bueno que hacemos, sino
las fallas que cometemos. Luego, la difusión de visiones falsas o ambiguas sobre el
cristianismo a través de documentales que multiplican ciertos canales de televisión y
otros medios.
ARZOBISPO 4
La aprobación de leyes contra la vida, el matrimonio y la familia, que se busca sacar
por los Parlamentos o las Cortes, para contradecir las convicciones y la estructura
fundamental de la sociedad sostenida y mantenida por la Iglesia. No porque es de la
Iglesia, sino porque la Iglesia interpreta la estructura natural humana. Pero el ataque
perfecto, ha venido con las denuncias de pederastia. Así nos quitan imagen, autoridad,

tiempo, fuerzas, recursos económicos y, sobre todo, personas. La gente que,
desorientada, (inaudible).
En tercer lugar, esto viene avanzando con un cálculo agresivo que se va aplicando de un país
en otro. Yo quiero que todos ustedes, de alguna forma, habrán seguido esa situación y si
alguno no se ha dado cuenta, por favor, sintonicemos con la Iglesia para que veamos los que
vive y lo que sufre.
ARZOBISPO 5
Miren cómo caminan las cosas, por ejemplo, en Estados Unidos, donde empezaron hace
veinte años y parecía que todo iba pasando, y ahora ha habido una nueva ola con un
recrudecimiento del manejo de las cosas y de los procedimientos que se están siguiendo.
Miren la situación en Australia, en Alemania, en Irlanda y, últimamente, en Chile. Y es
conocido que el ataque por encubrimiento ha llegado ya hasta acusar al Papa Francisco.
Detrás se mueven propósitos contra personas, recursos e instituciones importantes de
la Iglesia. Por eso se ataca la autoridad del obispo, el sigilo sacramental de la penitencia;
se está poniendo en cuestión los seminarios, se pone en cuestión el celibato, se pone en
cuestión la relación Iglesia-Estado. En fin, el proyecto es grande y el propósito es
realmente quitar a la Iglesia su espacio y su misión. Todo dentro de un manejo
mecánico, a veces arbitrario, (inaudible). Y todo esto, desconcierta, organiza y
desarticula la comunidad eclesial. Como ven, esta realidad nos está afectando a todos.
El cuarto aspecto que hay que tener en cuenta para no ser simplistas, es el difícil manejo de
la situación al interior de la Iglesia. La Iglesia, de una parte, no puede dejar delitos impunes;
no puede detener a la verdad, aunque sea doloroso reconocerla y aunque afecte su imagen;
no puede la Iglesia sustraerse a eso. Tampoco la Iglesia puede matar los sacerdotes. No es
fácil, entonces, seguir procesos jurídicos, tanto en el campo canónico, como en el campo
civil. A veces, sin elementos probatorios. Yo no me detengo a explicarles detalles, pero no
se imaginan ustedes la cantidad de incrimines que se dan porque cada caso es cada caso,
porque la ley canónica es una, la ley del Estado es otra. Las circunstancias que confluyen a
estas problemáticas, el acoso exterior, lo hace más comprometedor.
ARZOBISPO 6
No es fácil crear caminos para atender adecuadamente a las víctimas, que a veces no
dicen la verdad, que a veces quieren aprovecharse de la circunstancia, que a veces piden
ayuda y después dicen que se les hizo mal con la ayuda que se les dio. No es fácil apuntalar
la comunidad eclesial que se desorienta, que puede vivir un escándalo; no es fácil hacerles
seguimiento a los sacerdotes en sus respectivas y difíciles situaciones. Cada uno en su propia
realidad. Esta complejidad para manejar las cosas, ha dado lugar, en la difusión de los medios
de comunicación social, a tres imaginarios: que la Iglesia encubre, que siempre se defiende
la Institución y que la Iglesia no quiere asumir en serio la responsabilidad de cambiar las
cosas.

Hay un quinto elemento, y es el manejo de los medios de comunicación y de la opinión
pública, donde a veces también llegan propósitos sociológicos y políticos. Muchos de ustedes
han vivido en carne propia esta difícil situación, pues, de una parte, han venido acompañarnos
comunidades; de otra, han sentido la presión de la sociedad y de los medios. Y no pocos del
Presbiterio han sido requeridos para recabar comprobaciones. Se dice que tienen en la mira,
en este momento, unos sesenta sacerdotes de la Arquidiócesis en investigación. Y no se
infiere solamente investigar los casos de pederastia, sino también otros aspectos morales
como homosexualidad, como hijos, como manejo de dinero.
ARZOBISPO 7
Estamos bajo la mira y cada vez las cosas son más difíciles. En estas denuncias y en
estas investigaciones aparecen unos sacerdotes con hechos muy lamentables; otros, que
han tenido episodios no tan graves y tal vez del pasado, y ya hay una conversión y una
vida auténticamente sacerdotal; y hay otros sacerdotes completamente inocentes. Vean
ustedes cómo es de difícil manejar las cosas. Y todos tratados al menos desde
informaciones incompletas, muchas fruto de rumores y tantas, esto no menos triste,
dadas por otros sacerdotes. Esto es muy doloroso.
Quiero asegurarles una vez más, que se han hecho esfuerzos muy grandes en la Arquidiócesis
para conducir las cosas con la mayor seriedad, justicia, prudencia, calma… A mí, en
conciencia, no me queda ningún remordimiento, en el sentido de que no he hecho las cosas
con seriedad, con justicia, con prudencia y con claridad. Se ha tenido siempre una asesoría
entre abogados –tanto del derecho civil, como de canonistas- y de comunicadores. Se ha
empleado un manejo en concordancia con lo que mejor conviene para toda la Iglesia en
Colombia y, por eso, se han hecho diversas reuniones a nivel de Conferencia Episcopal para
estudiar las cosas, porque algo grandioso (inaudible). Se han acogido y se ha dado
seguimiento a todas las denuncias. No ha quedado una denuncia en un acuerdo. Se ha
aclarado a las víctimas en lo que ha sido posible, porque este es un campo muy complejo
para manejar. Se ha tratado a los sacerdotes con el mayor respeto y justicia, siguiendo siempre
el debido proceso. Ahora estamos empeñados con la ayuda del clero italiano a poner en
marcha una serie de medidas y de recursos, un gran plan, para continuar haciendo las cosas
del mejor modo posible.
No me ha (inaudible) por falta de tiempo, simplemente quiero agradecer de corazón a los
obispos auxiliares, a los sacerdotes y a los profesionales laicos, que de diversas maneras y
con tanta generosidad, me han ayudado a responder a esta difícil situación.
ARZOBISPO 8
Debo decirles también que el Arzobispo de Medellín no es un encubridor. La acusación
que se me hace en el manejo del caso de un sacerdote, tiene su explicación, simplemente,
en que yo no podía matar el sacerdote el primer día que di con una denuncia, sino que
yo tenía que hacer el debido proceso. No voy a dar demasiados detalles, pero yo tengo
minuciosamente el itinerario de lo que se siguió. Sin embargo, en la fraternidad y en la unidad

que tenemos, me atrevo a darles algunos elementos para que ustedes tengan claridad del
procedimiento y sepan qué va a pasar.
ARZOBISPO 9
Cuando llegaron las denuncias por este sacerdote, que una cadena de radio y otros
medios han puesto como el encubierto por mí, se le suspendió en su cargo de párroco y
de rector del colegio que dirigía. No de funciones ministeriales, porque había que
clarificar las cosas. Piensen que, junto a las acusaciones, llegaron muchas voces de
apoyo e incluso protestas de la comunidad porque se estaba cometiendo una injusticia
contra este sacerdote, a quien muchas personas querían bastante.
ARZOBISPO 10
A partir del momento –es decir, cuando se remueve del cargo de párroco y de rector-,
no se le da ningún otro nombramiento en la Arquidiócesis y la remoción se hace, creo,
a los dos meses de haber llegado las denuncias. Es a Brooklyn, donde tiene algunos
parientes, y allí pide una presentación. Yo debo dar la presentación porque es un
sacerdote incardinado, a quien no lo han privado todavía de las facultades ministeriales.
Yo tengo que obrar con la presunción de inocencia.
ARZOBISPO 11
Sin embargo, doy la presentación que han publicado los medios, pero (inaudible); es
decir, la aprobación moral que se pide en Estados Unidos para cumplir al entregar
cualquier principio. Y no lo hago porque el sacerdote está en investigación. Lo ha
declarado: cuando el material probatorio y la prueba es consistente, lo suspendo del
Ministerio, después de muchos momentos de diálogo, de ver, de analizar, de consultar
personas, aunque no se hacen las cosas de una manera acelerada y descuidada.
Entonces, se le suspende y se envía el proceso a la Santa Sede. Después vienen las fechas
de audiciones sacerdotales, un año antes de que el periodista haga las denuncias que ha
hecho.
ARZOBISPO 12
Cuando el periodista comienza a denunciar, el sacerdote hace seis años que no tiene
ningún cargo en la Arquidiócesis (…) y (…) dimitido del estado clerical. No ha habido
encubrimiento. Simplemente, se ha seguido el debido proceso con el que debo tratar a
toda persona y con el que me he esforzado en tratar siempre a todos los sacerdotes.
Después de conciliar todo esto, la pregunta fundamental es: ¿qué (…) hicimos? ¿Qué quieren
ellos de nosotros, en este momento? Pienso que (…) llevarnos a la autenticidad del evangelio.
Si comencé diciendo me pongo la cabeza (…)
Fin.

http://www.wradio.com.co/noticias/actualidad/hemos-caido-en-corrupcion-arzobispo-de-medellin-sobre-curas-denunc

La culpa es del pasado: Benedicto XVI acusa a la década del 60′ por los abusos


 Jue, 11/04/2019 – 5:34pm  Enviado en: 

  0 comentariosPor Urgente24

En medio de los múltiples casos de abusos sexuales, tanto a monjas como a niños, en la Iglesia en el último tiempo y la homosexualidad de algunos miembros del clero, el emérito Papa, Benedicto XVI, publicó una carta en la cual culpa por los abusos a la falta de enseñanzas católicas de la década del 60′.

El ex Pontífice, Benedicto XVI junto al actual el Papa Francisco I

El ex Pontífice, Benedicto XVI junto al actual el Papa Francisco IContenido

El anterior Papa, Benedicto XVI, quien renunció a ser Jefe Supremo de la Iglesia en 2013, dejándole el lugar al actual sumo Pontífice, Francisco I, entregó una carta titulada “La Iglesia y los abusos sexuales” al diario alemán Blid quienes la divulgaron este jueves 11/04. 

En la misma, el alemán de casi 92 años, Joseph Aloisius Ratzinger, asumió como Papa en el año 2005 tras la muerte del polaco, Juan Pablo II ,explica durante 18 páginas su postura en cuanto a los casos de abuso sexual en la Iglesia donde culpa a la cultura y la calidad de enseñanza católica de la época: 1960

Recordemos que la década del 60′, en plena Guerra Fría, fue el auge del movimiento hippie, de los movimientos culturales y de las revueltas estudiantiles en todo el mundo, pero más especialmente en Occidente. Es por eso que Benedicto XVI culpa a la época y a las enseñanzas y costumbres de ese momento, aunque el actual Papa, Francesco I, ya se ha pronunciado con respecto a la ola de abusos clericales y acusa a los curas abusadores de ser la parte corrupta del clero. 

Justamente la primera parte del ensayo se centra en las características de la cultura occidental especialmente que llevó a la Revolución de Mayo del 68′.

“En los 20 años entre 1960 y 1980, los estándares vinculantes hasta entonces respecto a la sexualidad colapsaron completamente, y surgió una nueva normalidad que hasta ahora ha sido sujeto de varios laboriosos intentos de disrupción”, explica el ex Pontífice en su ensayo para luego decir que “la pedofilia se diagnosticó como permitida y apropiada”.

“Habla solo un poco sobre las víctimas”, explica Vito Mancuso, el autor que ha escrito libros sobre teología y filosofía, dejando en claro que la supuesta preocupación por este “tiempo difícil” que esta pasando la insitutoción “es casi una excusa para la única cosa en la que está realmente interesado: la restauración tradicionalista dentro de la iglesia“.

Si bien sabemos que Francisco no es un gran liberal en cuanto a la información que provee en cuanto a los abusos sexuales y menos con lo referido a los miembros homosexuales de la comunidad católica, la cumbre de debate que llevó adelante con respecto a los Obispos que abusaron niños, el recibimiento de representantes de la comunidadLGTBQ y la ley que obliga a los miembros del Vaticano a denunciar cualquier tipo de abuso, lo pone en un lugar distinto en cuanto a los Pontífices anteriores.

Pero con lo que muchos especulaban al momento de la renuncia de Benedicto XVI y su estadía en el Vaticano como una clase de segundo líder religioso no tuvo consecuencias hasta hoy, cuando el ex representante de la Iglesia Católica expresó sus pensamientos en cuanto a un tema muy controvertido hoy en día y que se oponen a las ideas de Francisco.

Así como el texto no declara directamente una contradicción con las acciones de Francisco, tampoco propone una solución ante la crisis actual en la cual se ve envuelta la Iglesia, aunque si dice que lo único que pueden hacer para superar estos momentos es “volver a Dios” 

Actualmente el emérito se encuentra viviendo en el convento de clausura Mater Ecclesiae, situado en el Largo del Monasterio de los Jardines de la Ciudad del Vaticano, vecino a la sede de Radio Vaticana.

https://www.urgente24.com/mundo/global/la-culpa-es-del-pasado-benedicto-xvi-acusa-la-decada-del-60-por-los-abusos

Vaticano sentencia a sacerdote John O’Reilly por abuso en Chile


El Vaticano prohibió al irlandés John O’Reilly el ejercicio del sacerdocio y vivir fuera de América Latina, en su sentencia por haber abusado de una menor en Chile

Vaticano

El sacerdote, que llegó a Chile en 1984, fue condenado en ese país por haber abusado de una niña de 8 años. (Foto: EFE)Redacción EC11.04.2019 / 01:14 pm

Ciudad del Vaticano. El Vaticano ha prohibido al cura irlandés John O’Reilly, de los Legionarios de Cristo, el ejercicio del sacerdocio durante diez años y le ha obligado a vivir fuera de América Latina, en su sentencia por haber abusado de una menor, un cargo por el que ya cumplió condena en Chile.

Los jueces del Tribunal Supremo Apostólico emitieron este jueves la sentencia en el proceso canónico contra O’Reilly, que desde diciembre pasado esperaba la decisión en Roma tras haber abandonado Chile después de cumplir una pena de cuatro años de libertad vigilada.

Cura irlandés condenado por abusos deja Chile tras condena de cuatro años

Iglesia católica japonesa investigará casos de abusos sexuales

El Papa retira de Nicaragua a obispo amenazado por criticar a Ortega

El sacerdote, que llegó a Chile en 1984, fue condenado en ese país por haber abusado de una niña de 8 años, alumna de un exclusivo colegio de Santiago, del que era asesor espiritual.

Las penas que le impone ahora la sentencia canónica son “la prohibición del ejercicio público del ministerio sacerdotal por diez años, la obligación perpetua de fijar residencia fuera de América Latina y la prohibición perpetua de contacto voluntario con menores de edad“.

Se sugiere, además, que reciba acompañamiento psicológico y espiritual, señala una nota de la Oficina de comunicación internacional de los Legionarios de Cristo.

Estos hechos nos provocan profundo dolor y volvemos a pedir perdón por el sufrimiento causado”, asegura la congregación y señala que están “firmemente comprometidos con el cuidado y la protección de cada uno de los niños y jóvenes que participan en nuestras actividades“.

También afirma que han implementado desde 2015 una “exigente” política de defensa de los niños y “protocolos de actuación inmediata en el caso de denuncias“.

El padre O’Reilly está viendo con su abogado la sentencia, que ha recibido hoy con fe y con confianza en las autoridades de la Iglesia“, asegura el comunicado.

El sacerdote fue condenado en noviembre de 2014 por la Justicia chilena y en 2017 se dictó un decreto de expulsión del país después de que cumpliera su pena, como así ocurrió.

Desde diciembre reside en la casa que tiene en Roma la orden de los Legionarios de Cristo, fundada en 1941 por Marcial Maciel, también condenado por abusos sexuales.

La sentencia canónica permite el derecho de apelación.

Fuente: EFE

https://elcomercio.pe/mundo/actualidad/john-reilly-iglesia-catolica-vaticano-sentencia-sacerdote-irlanda-abuso-chile-noticia-nndc-625712

La religión pierde influencia al desplomarse los ritos y la fe


Las bodas por la Iglesia caen por debajo del 20%. La mitad de los jóvenes no cree en Dios. España se aproxima a Francia en el aumento de la secularización

Otros740ConéctateEnviar por correoImprimir

Varias feligresas rezan un domingo reciente en la Capilla de la Virgen del Trabajo, en el distrito de San Blas, en Madrid.
Varias feligresas rezan un domingo reciente en la Capilla de la Virgen del Trabajo, en el distrito de San Blas, en Madrid. ALVARO GARCIA

ALFONSO L. CONGOSTRINA

JULIO NÚÑEZBarcelona 10 ABR 2019 – 01:55 COT

Francesc Romeu se ordenó sacerdote hace 34 años. Actualmente, es el párroco de Santa Maria del Taulat en el barrio barcelonés de Poblenou. “El domingo es la celebración de Ramos. Ya le he preguntado a la florista que vende las palmas y me dice que tendré un lleno absoluto. La plaza estará a rebosar. El Jueves Santo volveré a la realidad y oficiaré para unos pocos”, ironiza. La percepción del sacerdote coincide con los resultados del informe Laicidad en Cifras, 2018, de la Fundación Ferrer i Guàrdia, que constata que el 27% de los españoles son “ateos, agnósticos o no creyentes”. Un porcentaje “histórico”, según Sílvia Luque, directora de la fundación.

EVOLUCIÓN DE LOS NO CREYENTES

En porcentaje de la población

Fuente: Fundación Ferrer i Guàrdia a partir de INE y Barómetro del CIS. EL PAÍS

Los datos —extraídos, entre otros, del barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) y del Instituto Nacional de Estadística (INE)— no son halagüeños para el futuro de la Iglesia. Los jóvenes de 18 a 24 años son los menos creyentes entre todas las franjas de edad, una situación que ilustra el futuro como ninguna: la proporción de estos jóvenes que pasan de la religión (48,9%) es similar a la de aquellos que confiesan su fe en alguna creencia (el 48,5%). La situación es radicalmente distinta entre las personas mayores de 65 años: en esas franjas, los españoles aún creen en el Dios de su infancia (88,6%), que durante 40 años además fue un dios obligatorio, tanto como la asistencia a misa, bajo la dictadura de Franco. Pero entre los jóvenes, la realidad es otra: “En realidad”, sostiene Vicenç Molina, vicepresidente de la Fundación Ferrer i Guardia, los chicos “han cambiado las fórmulas metafísicas por manifestaciones tecnológicas, que también son dogmas”.

MÁS INFORMACIÓN

La sociedad ha cambiado mucho en las tres décadas que Romeu lleva dando misa. “La gente cada vez es más indiferente a la religión”, constata el sacerdote. Hoy, el porcentaje de creyentes en España es del 69,5%, aunque solo el 26,6% se declara practicante lo que, según Josep Mañé, técnico responsable del informe, representa un “nuevo mínimo”. Como atestiguan las cifras, desde 1980, cuando quienes no creían apenas eran un 8,5%, el número de quienes ahora dan la espalda a la religión no ha dejado de crecer, lo que se refleja también en los matrimonios.

SEGÚN LA EDAD

En porcentaje del total

Fuente: Fundación Ferrer i Guàrdia a partir de INE y Barómetro del CIS. EL PAÍS

El estudio de la fundación Ferrer i Guàrdia sostiene que en España, el pasado año, el 80,2% de las uniones matrimoniales fueron civiles frente al 19,8% de religiosas. Una evolución que ha dado la vuelta por completo a la situación de hace 27 años. En 1992, el 20,60% de los matrimonios fueron civiles frente al 79,4% de confesionales. En 2008, se llegó a un equilibrio y a partir de ahí las uniones civiles han sido las elegidas mayoritariamente por los españoles. Los catalanes y los vascos son los que más se casan por lo civil y los extremeños y ceutíes, los que menos.

Luque compara la situación de España con la de los países más cercanos. “La encuesta European Social Survey sostiene que el país con mayor porcentaje de ciudadanos que manifiestan creencias religiosas es Polonia (91%) debido al anticomunismo y al posterior papado de Juan Pablo II”, apunta. Después Lituania (88%), Italia (74%), Irlanda (74%), Portugal (73%), Austria (73%) y España (69%). “En Francia solo se confiesa creyente el 53% de la población y es debido a que la división del Estado y la religión es de principios del siglo XX”, asegura la directora de la Fundación Ferrer i Guardia. Luque sostiene que la tendencia en España es ir acercándose a Francia conforme “las generaciones estén menos influidas por el nacionalcatolicismo franquista”. En su opinión, los escándalos de pederastia en la Iglesia católica no han influido todavía en la estadística.

COMPROMISO CON LA RELIGIÓN

En porcentaje de la población

Fuente: Fundación Ferrer i Guàrdia a partir de INE y Barómetro del CIS. EL PAÍS

Para Enrique Gil Calvo, sociólogo y catedrático en la Universidad Complutense de Madrid, el descenso del número de creyentes en la población joven se debe a un proceso de secularización como resultado de la modernización, la escolarización y la emancipación femenina. “Los jóvenes de hoy son menos religiosos que los de ayer pero más religiosos que los de mañana. La religión es incompatible con la racionalidad científica. Por lo tanto, como las nuevas generaciones están cada vez más formadas, con estudios superiores, aumenta el nivel general de racionalismo científico, y en consecuencia disminuyen los residuos premodernos de superstición religiosa”, argumenta.

María Lara, historiadora y antropóloga, destaca que, a lo largo de la historia, el miedo y la incertidumbre han sido dos de los factores que más han contribuido a situar la religión en la cumbre de la escala de valores de los humanos. “Si tú, entre los 14 y los 24 años, estás estudiando y tienes los gastos pagados por tus padres, no tienes preocupaciones. Ante esta escasez de incertidumbre, hay menos necesidad de recurrir a la religión”, asegura.

MATRIMONIOS

En porcentaje del total

Fuente: Fundación Ferrer i Guàrdia a partir de INE y Barómetro del CIS. EL PAÍS

El párroco Romeu admite que “a los jóvenes les cuesta más ir cada domingo” a la iglesia. Aun así, cree que es una cuestión generacional: “Las ancianas que tenía cuando empecé como sacerdote han muerto y ahora tengo otras que se jubilan, los nietos ya se han hecho mayores, y ellas aparecen un día por la iglesia y se quedan”.

Fuente: http://www.elpais.es

ARCWP: Deconstruyendo y reconstruyendo un nuevo ministerio sacerdotal que invita a todos a celebrar los sacramentos por Bridget Mary Meehan ARCWP



En su nuevo libro The Universal Chris t, Richard Rohr escribe: 
“solo puedes reformar las cosas a largo plazo desbloqueando desde el interior, por sus propias fuentes autorizadas elegidas. Los forasteros tienen poca autoridad o habilidad para reformar algo. . . . Necesitamos reconstruir y no solo seguir deconstruyendo ”. 

Cita a Jesús y a Pablo como ejemplos de reformadores proféticos que confiaban en su propia experiencia de Dios versus el status quo del judaísmo. Replantearon la tradición para la inclusión de más personas.

Nuestro movimiento internacional de mujeres sacerdotes católicas romanas ha estado deconstruyendo un modelo patriarcal masculino de ministerio sacerdotal, excluyendo a aquellos que no siguen las reglas de la Iglesia hechas por el hombre. En cambio, el Movimiento reconstruye un nuevo modelo de ministerio inclusivo en el que todos son uno en Cristo, espiritualmente invitados a celebrar los sacramentos. 

En nuestras comunidades inclusivas, por ejemplo, se invita a toda la asamblea a orar las palabras de institución / consagración, en contraste con la Iglesia católica romana institucional, donde este es el papel del sacerdote solo. Del mismo modo, en nuestras ordenaciones de ARCWP, se invita a las personas, no solo al obispo y al clero, a que pongan las manos sobre los ordenados.

Estamos sacando a la Iglesia de un entendimiento clerical medieval de un sacerdote varón como persona Christi que posee poder exclusivo para “confeccionar” sacramentos debido a su ordenación. Afirmamos la Presencia de Cristo en todo el pueblo de Dios y en toda la creación. 

De acuerdo con teólogos contemporáneos como Bernard Cook en El 
futuro de la eucaristía , 

“un nuevo entendimiento de la resurrección ha llevado a las personas a aceptar 
la presencia constante y activa de Cristo en la comunidad creyente, cambiando su visión de” presencia real “y abriéndola para que acepte la totalidad. Cuerpo de Cristo como co-celebrante con el sacerdote. Estos nuevos entendimientos, ya evidentes en algunas congregaciones católicas, cambiarán la forma en que todos los católicos piensan y adoran en los años futuros “.

Por lo tanto, solo el sacerdote no tiene poderes mágicos para hacer que Cristo esté presente en la Eucaristía. Más bien, es todo el Cuerpo de Cristo, sacerdote y pueblo, quienes celebran y manifiestan la Presencia de Cristo en la Eucaristía. Las mujeres sacerdotes están modelando un nuevo modelo relacional, inclusivo y acogedor de ministerio sacerdotal en el que el sacerdote es miembro de una comunidad de iguales. Es un amigo espiritual, un activista contemplativo, una voz profética, un facilitador de celebraciones sacramentales inclusivas. Estamos reformulando la tradición para incluir a todos, especialmente a nuestras hermanas y hermanos que han sido excluidos y marginados en nuestros ritos y celebraciones sacramentales.

Juan Masiá, sj.: “No llamemos homicidio o suicidio a la aceptación digna del buen morir”


Eutanasia
Eutanasia Agencias

No debería llamarse suicidio asistido a la cooperación responsable a la aceptación justa de la muerte

No debería llamarse peyorativamente “eutanasia”, sino “buen morir dignamente (eu- thanasia)”, al asumir  responsablemente el final de esta vida y aceptar la muerte

08.04.2019 Juan Masiá

No debería llamarse suicidio asistido a la cooperación responsable a la aceptación justa de la muerte.

No debería  llamarse peyorativamente “eutanasia”, sino “buen morir dignamente (eu- thanasia)”, al asumir  responsablemente el fnal de esta vida y aceptar la muerte.

(Como tampoco llamaremos peyorativamente “aborto injusto” a los casos de  interrupción responsablemente justificada del embarazo. Los debates recientes  me incitan a volver sobre  el tema repetido en este blog).

El buen morir respetando la dignidad de la persona puede llevar a una solicitud justa de eu-thanasia. Tal eu-thanasia justa (cumplidas las condiciones de respeto a la dignidad y libertad de la persona) no se puede equiparar con el homicidio, como tampoco puede ni debe llamarse, sin más, suicidio al asumir responsable y libremente la propia muerte.

La opción responsable por una eu-thanasia justa no significa optar por la muerte y contra la vida, sino elegir cómo vivir cuando se muere No se debe llamar a esa opción “muerte digna”, sino respeto de la dignidad en el proceso de morir.

Convendría una legislación sobre buen morir, como título general, que incluya en determinados casos particulares las condiciones para que una solicitud de eu-thanasia justa y autónoma pueda llamarse “buen morir responsable de la persona digna hasta el final”.

Debate sobre la eutanasia

En los debates sobre regularización legislativa no debería plantearse el tema del recurso a paliativos como si fuera un dilema entre paliativos y eutanasia. Hay que garantizar, ante todo, el acceso equitativo al uso de paliativos, así como el de la sedación terminal debidamente consentida y protocolizada. Pero, eso supuesto, teniendo en cuenta las  situaciones de solicitud de eu-thanasia, habrá que garantizar las condiciones para que sea justa, es decir, “buen morir responsable de la persona digna”.

Contra este punto de vista se ha argumentado:

  1. a) desde algunas instancias religiosas, diciendo que no tenemos derecho a adueñarnos de la propia vida violando una ley divina;
  2. b) desde algunas posturas humanistas no religiosas, diciendo que la autonomía personal no justifica que renunciemos voluntariamente a la vida con una elección que implicaría la destrucción de esa misma autonomía. Pero pienso que ninguna de estas dos objeciones se justifica absolutamente.

 A veces se interpreta el rechazo de la eutanasia, como si fuera una señal de identidad religiosa -concretamente, cristiana-, y se hace coincidir su aceptación necesariamente con actitudes no religiosas o, incluso, antirreligiosas. Es decir, se presenta como si el rechazo o la aceptación fuesen cuestión de fe o increencia.

Esta confusión de lo ético y lo religioso hace un flaco favor, tanto a las posturas opuestas como a las favorables a la opción eutanásica.

Ángel y María José, antes de proceder al suicidio asistido
Ángel y María José, antes de proceder al suicidio asistido

Conviene no confundir tres comportamientos completamente distintos:

1) el homicidio por compasión o supresión injusta de la vida contra la voluntad de la persona (llamado impropiamente eutanasia involuntaria, obviamente rechazable tanto legal como éticamente);

2) la legalización  de la solicitud justa de eu-thanasia o cooperación responsable a la aceptación de la muerte;  

3) la opción por asumir el proceso natural del morir y proteger la dignidad y autonomía de la persona moribunda: a) rechazando recursos médicos desproporcionados u onerosos para ella, b) concentrándose en los medios paliativos necesarios, y c) acompañándolos de cuidado humano apropiado

El comportamiento “1” es rechazable, tanto humana como religiosamente.

Los comportamientos “2” y “3” son ambos razonables, tanto humana como religiosamente

Al tratar este tema, en las clases de ética, como cuestión de decisión humana razonable y responsable, presento al alumnado los ejemplos de cuatro clases de personas que hacen distintas opciones. Dos de ellas (una, no religiosa; otra, religiosa) optan por la eu-thanasia. Las otras dos (una, no religiosa: otra, religiosa) rechazan la opción por la eu-thanasia.

  1. A) Es posible que una persona no religiosa, razonable y responsablemente, pida ayuda para acelerar el final del proceso de morir en circunstancias penosas amenazadoras de su dignidad.
  2. B) Es posible también que una persona religiosa, convencida en conciencia de que no contradice su fe en la Fuente de la Vida, tome la decisión personal acerca del momento de despedirse de esta vida, asuma la muerte que se aproxima como acto de confianza en la Vida de la vida. (He acompañado pastoralmente estos casos).
  3. C) Es posible también que una persona no religiosa, convencida de que concuerda con su dignidad asumir la vulnerabilidad humana tal cual es, sin forzar la prolongación ni la aceleración del proceso de morir, opte por dejarse llevar al mar del morir en que desemboca el río de su deterioro biológico y por eso no hace la opción por la eutanasia. (He acompañado humanamente estos casos)
  4. D) Es posible también que una persona religiosa se sienta llamada o invitada (pero no las cuatrodueño de la vida) a confiar en el misterio último que da sentido a su vida, dejar la determinaciónn del cuándo y el cómo de su final en manos de quien se la dio, y  encomendar su espíritu confiadamente al Misterio para “morir hacia  la Vida de la vida”. (He acompañado pastoralmente estos casos).

 Cualquiera de estos cuatro comportamientos como opciones personales, autónomas y responsables serían compatibles con una legislación social-demócrata (como la que por dos veces consecutivas ha quedado aparcada al final de una legislatura), que respete y deje cabida para las cuatro opciones mencionadas (independientemente de que su motivación sea secular o religiosa).

La Iglesia, ante la eutanasia
La Iglesia, ante la eutanasia Agencias

https://www.religiondigital.org/convivencia_de_religiones/llamar-homicidio-suicidio-aceptacion-digna-masia-eutanasia-religion-opi

Anteriores Entradas antiguas

A %d blogueros les gusta esto: