FRANCIA: Se incendia la catedral Notre Dame en París: se derrumbaron el techo y la aguja de la torre principal


El jefe de brigada de los bomberos, Jean-Claude Gallet, sostuvo que la estructura principal de la catedral “se ha salvado y conservado”15 de abril de 2019

Un fuerte incendio consume en la noche del lunes a la catedral de Notre Dame de París, uno de los monumentos más emblemáticos de la capital francesa, que cada año es visitado por unas 13 millones de personas. El siniestro se produjo en la estructura que sostiene el techo del templo, donde se estaban realizando trabajos de restauración.

Los bomberos aseguraron que la estructura de la catedral está a salvo (REUTERS/Philippe Wojazer)
Los bomberos aseguraron que la estructura de la catedral está a salvo (REUTERS/Philippe Wojazer)

El fuego provocó el derrumbe de la aguja de la torre principal y de la estructura completa del techo, ante la impotencia de los bomberos, que no logran llegar al epicentro del incendio. 

Cayó la noche en París y los bomberos continúan enfrentando las llamas (Fotos de AFP y REUTERS)
Cayó la noche en París y los bomberos continúan enfrentando las llamas (Fotos de AFP y REUTERS)

Al caer la noche, los bomberos luchaban contra el fuego y había temores de un posible colapso de la emblemática catedral. Incluso el ministerio del Interior había reconocido que“no es seguro” que se pueda salvar la catedral. “No estamos seguros de poder frenar la propagación en la torre norte. Si esta se derrumba los dejo imaginar la magnitud de los daños”, indicó el secretario de Estado del Interior Laurent Nuñez. Play

No obstante, luego de arduas tareas, el general Jean Claude Gallet, jefe de los bomberos de París, aseguró que la estructura de la catedral está a salvo: “Podemos considerar que la estructura de Notre Dame está a salvo y preservada en su totalidad”. “El fuego ha perdido intensidad”, remarcó.

Arduo operativo de los bomberos para frenar las llamas (Fotos de AP y REUTERS)
Arduo operativo de los bomberos para frenar las llamas (Fotos de AP y REUTERS)

Había 2000 personas -entre trabajadores y turistas- dentro de la catedral cuando se desató el incendio. Pero por el momento, no se reportaron muertos ni heridos. Play

Así fue la caída de la aguja

Philippe Villeneuve, arquitecto a cargo de los trabajos, afirmó a los medios: “Es una catástrofe. Lloro. No puedo imaginar semejante desastre”. El arquitecto aclaró que a la hora que se desató el incendio -alrededor de las 18:50 locales- ya no había trabajadores en el lugar.

Decenas de personas observan el incendio (REUTERS/Charles Platiau)
Decenas de personas observan el incendio (REUTERS/Charles Platiau)
Dos bomberos caminan hacia el lugar del siniestro (Photo by GEOFFROY VAN DER HASSELT / AFP)
Dos bomberos caminan hacia el lugar del siniestro (Photo by GEOFFROY VAN DER HASSELT / AFP)
Otro bombero, en la entrada de la catedral (REUTERS/Philippe Wojazer)
Otro bombero, en la entrada de la catedral (REUTERS/Philippe Wojazer)

El historiador especialista en arquitectura Alexandre Gady aseguró a France 24 que muchos incendios de edificios históricos ocurren durante los trabajos de restauración.

Un incendio estalló el lunes en la Catedral de Notre Dame en París, causando el derrumbe de la aguja, y despidiendo columnas de humo y cenizas sobre los turistas alrededor.
Un incendio estalló el lunes en la Catedral de Notre Dame en París, causando el derrumbe de la aguja, y despidiendo columnas de humo y cenizas sobre los turistas alrededor.
Los bomberos siguen teniendo dificultades para llegar al foco (Foto: LUDOVIC MARIN / AFP)
Los bomberos siguen teniendo dificultades para llegar al foco (Foto: LUDOVIC MARIN / AFP)

La policía acordonó la zona y desalojó a los numerosos turistas que se encontraban dentro de la catedral.

Los primeros reportes indican que el fuego se desató en la parte superior de la catedral (Foto: by FRANCOIS GUILLOT / AFP)
Los primeros reportes indican que el fuego se desató en la parte superior de la catedral (Foto: by FRANCOIS GUILLOT / AFP)

Un gran número de bomberos continúa tratando de controlar las llamas.

Un vocero de la iglesia dijo que arde todo el interior de madera del lugar.
Un vocero de la iglesia dijo que arde todo el interior de madera del lugar.

La alcaldesa de París, Anne Hidalgo, lamentó el “terrible incendio”. “Un terrible incendio está sucediendo en Notre Dame de París. Los @PompiersParis (bomberos) están intentando controlar las llamas”, tuiteó, mientras el fuego devoraba el techado del monumento gótico, en pleno corazón de París en la isla de la Cité. Play

Las llamas salían del techo del icónico edificio construido en el siglo XII. No se informó de inmediato si alguien resultó lastimado.
Las llamas salían del techo del icónico edificio construido en el siglo XII. No se informó de inmediato si alguien resultó lastimado.

Por su parte, el presidente Emmanuel Macron suspendió un importante discurso que tenía previsto para este lunes.

La catedral se encontraba en medio de obras de remodelación y mantenimiento
La catedral se encontraba en medio de obras de remodelación y mantenimiento

Uno de los primeros líderes internacionales en manifestarse al respecto fue el mandatario norteamericano, Donald Trump, a través de su cuenta de Twitter: “Es horrible ver el masivo incendio en la catedral Notre Dame en París”.

Donald J. Trump@realDonaldTrump

So horrible to watch the massive fire at Notre Dame Cathedral in Paris. Perhaps flying water tankers could be used to put it out. Must act quickly!107K12:39 PM – Apr 15, 2019Twitter Ads info and privacy68K people are talking about this

En su mensaje, el jefe de Estado sugirió utilizar aviones hidrantes para combatir las llamas. Por la misma red social, la Dirección General de Seguridad Civil y Gestión de Crisis de Francia explicó por qué no se puede hacer uso de ese tipo de nave, “técnicamente inadecuada para extinguir este tipo de fuego”. “La caída de aire en este tipo de edificio podría, de hecho, llevar al colapso de toda la estructura”, indicaron las autoridades.

También la canciller alemana Angela Merkel se refirió al incendio: “Estas horribles imágenes de Notre Dame en llamas duelen. Notre Dame es un símbolo de Francia y de nuestra cultura europea. Nuestros pensamientos están con los amigos franceses”, tuiteó el portavoz de la canciller, Steffen Seibert.

Otra que se expresó fue la primera ministra británica, Theresa May, quien aseguró que todos los pensamientos “están con el pueblo francés”.

Había 2000 personas adentro cuando se desató el incendio. (Foto: AP Photo/Thibault Camus)
Había 2000 personas adentro cuando se desató el incendio. (Foto: AP Photo/Thibault Camus)

Dedicada a la Virgen María, la Catedral de Notre Dame (en español, “Nuestra Señora”) es una de las catedrales góticas más antiguas del mundo. Fue construida entre 1163 y 1245 en la Île de la Cité, en el medio de la capital francesa y rodeada por las aguas del río Senna, y ha sido reformada en varias ocasiones, siendo la más importante la de mediados del siglo XIX.

Un amplio operativo de bomberos intenta contener las llamas (AFP)
Un amplio operativo de bomberos intenta contener las llamas (AFP)

En Notre Dame han tenido lugar varios acontecimientos importantes de la historia francesa: desde la coronación de Napoleón Bonaparte, hasta la beatificación de Juana de Arco y la coronación de Enrique VI de Inglaterra.

Un gran número de bomberos intenta contener las llamas
Un gran número de bomberos intenta contener las llamas

Notre Dame tiene dos torres de 69 metros en su fachada a las que se accede por 387 empinados escalones a pie, ya que no dispone de ascensor. En la parte superior de las torres se encuentra el campanario, que junto con la vista panorámica y las famosas gárgolas atraen a millones de turistas al año.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Así fue el derrumbe de la aguja de la torre principal

Los tesoros de Notre Dame: obras y reliquias de la gran catedral

Los videos más impactantes del incendio en Notre Dame

La verdadera historia de Quasimodo, el “Jorobado de Notre Dame”

Cabezas guillotinadas, un demonio oculto, cameos y otros secretos de Notre Dame de París

Las fotos del voraz incendio en Notre Dame, la emblemática catedral parisina

https://www.infobae.com/america/mundo/2019/04/15/se-incendia-la-catedral-notre-dame-en-paris/?fbclid=IwAR2PMEpMjCgfWLNevpYuiydVjHf4mJA9

José Arregi: “Defiendo la libertad de morir porque creo en la Pascua”


A los obispos: “Dejad morir en paz para vivir a quienes lo necesitan”

Debate sobre la eutanasia en España
Debate sobre la eutanasia en España

“Obligar a alguien, por acción u omisión, a vivir sufriendo lo insufrible, pudiendo evitarlo, eso sí es inmoral”

“Me fío más del consenso mayoritario que de la convicción absoluta de quienes se creen depositarios exclusivos de la verdad”

“Cuidar la vida es el criterio, pero sin reducir la vida a esta vida física visible ni absolutizarla. Cuidar la vida, pero sin imponer a nadie la vida a toda costa”

En el umbral de la Semana Santa en memoria de Jesús, el profeta crucificado, que afrontó la muerte sin miedo porque creía en la Vida, dedico estas líneas a la memoria de María José Carrasco, a su vida crucificada por la Esclerosis Múltiple y por los prejuicios sociales, y no en último término por la múltiple esclerosis eclesiástica. Y a su marido y compañero Ángel Hernández, su ángel fiel, a la sencilla humanidad con que la cuidó durante su largo Vía Crucis de 30 años, a su grandeza de ánimo, al arriesgado gesto de amor con el que ayudó a María José en su paso final a la Vida, a su anhelada pascua. Y hago mía su causa común: la eutanasia en favor de la vida.

“La eutanasia es inmoral”, escribía hace unos días uno de los teólogos más reconocidos del estado español, distinguido en sus buenos tiempos por su gran apertura. ¿Es inmoral que alguien decida poner término a su vida biológica, de todos modos tan efímera, cuando para él ya no posee las condiciones de calidad que la hacen sacramento de la Vida que no nace ni puede morir? ¿Es inmoral que una mano amiga ayude delicadamente a dar ese paso a la Resurrección? ¿Es inmoral esa forma de pascua?. “No –nos diría, supongo, el teólogo–, lo inmoral sería aprobar una ley que acabara siendo un coladero, que abriese la puerta a muertes no consentidas, que permitiera desembarazarse de una vida por oscuros intereses inhumanos”.

De acuerdo, amigo, pero eso no sería eutanasia, sino cruel asesinato. Nada tendría que ver con lo que reclamaba María José y reclama Ángel y una gran mayoría social junto con ellos: la ley del “buen morir”, la libertad de morir inseparable de la libertad de vivir. La opinión de la mayoría social no es garantía de moralidad, por supuesto, pero me fío más del consenso mayoritario, siempre provisional, que de la convicción absoluta de quienes se creen depositarios exclusivos de la verdad y del bien solo encomendados a ellos por designio divino.

Los obispos dicen no a la eutanasia
Los obispos dicen no a la eutanasia Agencias

Hablemos, pues, con propiedad. Se llama eutanasia a una intervención –practicada por un médico con el certificado de otro– que induce directamente la muerte serena de una persona afectada por una enfermedad terminal o un sufrimiento físico o psíquico insoportable, cuando el paciente así lo ha pedido libre y reiteradamente. Punto. Está muy cerca del suicidio asistido –no te asuste la palabra– y es legal, con diversos matices, en Holanda, Bélgica, Luxemburgo, Suiza, Finlandia, Canadá, Colombia y siete estados de los EEUU. Cuidar la vida es el criterio, pero sin reducir la vida a esta vida física visible ni absolutizarla. Cuidar la vida, pero sin imponer a nadie la vida a toda costa. La vida es mucho más.

Cuidar la vida, pero sin separar la vida humana de la de todos los vivientes. Abrir la puerta suavemente, llegado el momento, a la hermana muerte, y saber discernir cuándo es el momento es una forma de cuidar la vida. Aprobar una ley de eutanasia o de suicidio asistido tiene sus riesgos de abuso, sin duda. Pero peor abuso me parece negar la responsabilidad o la libertad de vivir y de morir. Obligar a alguien, por acción u omisión, a vivir sufriendo lo insufrible, pudiendo evitarlo, eso sí es inmoral.

“La muerte provocada nunca es la solución a los conflictos, ni en el aborto ni la eutanasia”, ha declarado el portavoz de la Conferencia Episcopal Española, sin antes haber escuchado atentamente. No, hermanos obispos, nadie propone la eutanasia como “la” solución a los conflictos, sino como una solución digna y humana para quien, por muchos motivos, no puede encontrar otra mejor. Nadie propone la eutanasia como una ley obligatoria para nadie, sino solo como una ley que permite morir en paz a quien lo pida porque no puede vivir en paz. Para vivir en paz hemos nacido. ¿Y no anunciáis los obispos que con la muerte no se acaba la vida, sino que se transforma?

Sed, pues, consecuentes y dejad morir en paz para vivir a quienes lo necesitan y desean. Por la compasión de las entrañas y por la fe en la Vida. No sigáis predicando, por favor, que la vida pertenece únicamente a “Dios”, como si fuera un Ser Supremo y Soberano que rige el mundo desde fuera, que decide cuándo, cómo y dónde hemos de nacer, cuándo, dónde y cómo debemos sufrir y morir. No convirtáis a Dios en norma exterior inmutable, enemiga de la libertad y del deber de decidir, revelada a unos pocos investidos del poder de imponerla a otros. Vuestro discurso sobre “Dios” como legislador despótico no solamente provoca el avance imparable del “ateísmo”, lo que no ni bueno ni malo, sino que impide a mucha gente reconocer y cuidar en todo el Aliento vivificador que sostiene el universo sin fin.

Defiendo la libertad de morir porque creo en la Pascua. Creo en la inagotable creatividad que anima el Universo, desde el agujero negro a 55 millones de años luz que acabamos de ver por primera vez hasta la flor del laurel. Y creo en el ritmo palpitante de la vida que nace y muere y renace transformándose sin cesar en infinitas formas. Creo en DIOS.

Defiendo la libertad de morir porque creo en Jesús, que tuvo tanta fe en la Vida que se jugó la suya por aliviar el dolor del prójimo, por pura y libre bondad frente a toda ley, autoridad y doctrina. Se jugó la vida y la perdió, pero quien pierde su vida la gana, como la semilla de trigo que ya espiga en nuestros campos. Por eso, no por ningún sepulcro vacío, lo confieso viviente junto con todos los muertos, primero con los crucificados.

Resurrección de Cristo
Resurrección de Cristo

https://www.religiondigital.org/el_blog_de_jose_arregi/Eutanasia-Muerte-Vida-

DESDE WWW.WOMENPRIESTS.ORG FELICES PASCUAS.


V
Querida Comunidad: Una vez más, nos acercamos al tiempo de Pascua y la parte que las mujeres jugaron en este momento dramático de la vida de Jesús será probablemente pasada por alto. Reflexionando sobre la Pascua en su libro  Un año de la mujer bíblica, la bloguera estadounidense Rachel Held Evans, defensora vocal de las mujeres en el ministerio, dice:“Que Cristo marcó el comienzo de esta nueva era de vida y liberación en presencia de las mujeres, y que las envió como los primeros testigos de la historia del evangelio completo, es quizás la afirmación más audaz y abierta de su igualdad en su reino que Jesús jamás entregado. Y sin embargo, demasiados servicios de Pascua comienzan con un hombre parado ante una congregación de cristianos y gritando: “¡Ha resucitado!” a una respuesta en coro de ‘¡ha resucitado de hecho!’ Si respetáramos los detalles simbólicos del texto, esa distinción siempre pertenecerá a una mujer ”. 

El hecho de que Jesús estuviera dispuesto a romper con la tradición y confiarle a las mujeres las noticias más trascendentales de la historia nos llama a escuchar nuevamente sus palabras, redefinir nuestras expectativas y nos damos cuenta de que nada es imposible en el reino de Jesús vivo.

Le deseamos una feliz Pascua desde el equipo de
 
Wijngaards Institute for Catholic Research.

PS. Todavía estamos completando la actualización de www.womenpriests.org y, como tal, es una tarea tan difícil que algunas páginas pueden aparecer como desaparecidas. Por favor, sea paciente o, como alternativa, se puede acceder al sitio espejo. www.womecanbepriests.org

REMITIDO AL E.MAIL

Extracto de DLP Asesinato Lideres Sociales 15 – 04 – 2019.pdf, Página 1


MATAR A LIDERESAS Y LÍDERES SOCIALES ES UN CRIMEN CONTRA LA PAZ Declaración del movimiento Defendamos la Paz La noche del pasado viernes 12 de abril fue asesinado el líder indígena Emberá, Aquileo Mecheche, quien dirigió la Minga en el Chocó. Como él, en 2019 ya van asesinadas casi 50 personas que lideraban pueblos indígenas, comunidades campesinas y afrodescendientes, es decir, prácticamente una cada dos días. Desde noviembre de 2016, cuando se firmó el Acuerdo de Paz, más de 500 personas han tenido el mismo fatídico destino. Esta situación ha llevado a los miembros del Consejo de Seguridad de la ONU a reiterar la semana anterior su “gran preocupación por el patrón persistente de asesinatos de líderes y lideresas comunitarios, defensores y defensoras de los derechos humanos y excombatientes de las FARC-EP”. El llamado urgente que hace el Consejo de Seguridad de la ONU obedece a que estos crímenes socavan la implementación territorial del Acuerdo de Paz. Acabar con los liderazgos sociales de las zonas rurales y de las comunidades más vulnerables del país es, en realidad, un crimen contra la paz. Pero, además, constituye una forma de profundizar la crisis humanitaria en regiones tradicionalmente abandonadas por el Estado colombiano en las que estas personas desempeñan un rol crucial en la cohesión, conservación y desarrollo del tejido social. A ello se agrega la noticia de la aparición de ‘ejércitos anti restitución’ cuyo objetivo es exterminar a campesinos que reclamen tierra, como lo ha puesto en evidencia el ataque a una comisión de la Unidad de Restitución de Tierras, el pasado 11 de abril. Los integrantes del movimiento Defendamos la Paz queremos manifestar a la opinión pública que: – Insistimos en recordarle al presidente Iván Duque que la implementación integral del Acuerdo de Paz es el marco adecuado para los planes de acción en seguridad y garantía de los derechos colectivos y a la vida en democracia. Éste contempla mecanismos específicos para proteger tanto a las personas reincorporadas a la vida civil como a quienes ejercen liderazgos sociales, la defensa de los derechos humanos y la paz. El Gobierno Nacional está en mora de llevar a la práctica el mandato de la Comisión Nacional de Garantías de Seguridad y el conjunto de sus funciones incluida la formulación de políticas y del plan de acción para el desmantelamiento de grupos criminales que atentan contra la construcción de paz. – Consideramos que el Presidente debe formular una política pública que, con carácter urgente, integral y eficaz, así como con recursos suficientes, atienda la situación que padecen las comunidades rurales, y que ofrezca condiciones reales para el ejercicio de la participación y la construcción de la paz. Para ello se cuenta con instrumentos legales (decreto 660 de 2018, resolución 845 de 2018 y directiva 002 de la Procuraduría). Esta política puede encontrar un firme apoyo en las organizaciones comunitarias en los territorios que están dispuestas a trabajar con su conocimiento y capacidad en afianzar la protección de la vida y de la acción social. – Llamamos al Gobierno Nacional a adoptar una verdadera política de paz completa e integral que permita reconstruir los caminos del diálogo con el ELN que se acompañe del cese al fuego y del respeto al DIH, y desarrollar mecanismos de sometimiento a la justicia de los grupos armados organizados, así como desactivar las bandas criminales y los grupos paramilitares. – A la Fiscalía le solicitamos que avance en la judicialización de los máximos responsables de esta criminalidad, que explique, de una vez por todas, en qué consiste el fenómeno de las llamadas ‘Águilas Negras’, que persiga a los ‘ejércitos anti restitución’ y que rinda cuentas sobre resultados verificables del trabajo de la Comisión Especial Investigativa, creada en el Acuerdo de Paz. – Respaldamos la convocatoria del Refugio Humanitario por la Vida, que tendrá lugar en Bogotá del 28 de abril al 3 de mayo, y que reunirá a 3.000 líderes y lideresas sociales para construir estrategias de prevención y protección en este campo. – Como movimiento de paz uno de nuestros objetivos es contribuir a la creación de una política pública y de una sólida institucionalidad territorial que esté en capacidad de poner punto final a los crímenes sistemáticos contra las personas que ejercen el liderazgo comunitario y la defensa de los derechos humanos, lo que implica además la generación de un ambiente político de rechazo a toda forma de estigmatización y de promoción del respeto a las expresiones sociales como la Minga indígena, las movilizaciones campesinas en diversas zonas y las acciones de las comunidades afrodescendientes en la región del Pacífico. Bogotá D. C., 15 abril de 2019 

Excepto desde DLP Asesinato Lideres Sociales 15 – 04 – 2019.pdf.

DLP Asesinato Lideres Sociales 15 – 04 – 2019.pdf,Página 1

Remitido al e-mail

COLOMBIA: Antonia Santos, la historia y la leyenda


15 DE ABRIL DE 2019

La vida de Antonia Santos Plata estuvo marcada por las luchas que precedieron y concretaron la independencia de nuestro país. Su nombre se identifica en los manuales de historia entre los de las mujeres que en aquella época perdieron su vida por la libertad. Aunque no son muchos los datos que se conocen sobre la vida de este personaje histórico, alrededor de su muerte se creó un mito que aún perdura.Nació en abril de 1782 en  Pinchote —en lo que en el virreinato de la Nueva Granada se conocía como la Provincia del Socorro— poco más de dos meses después de que fueran fusilados en Santafé los comuneros insurrectos José Antonio Galán, Isidro Molina, Lorenzo Alcantuz y Manuel Ortiz.

En aquel entonces, El Socorro era, para los estándares de la época, una ciudad poblada y centro de producción manufacturera. Hija de Pedro Santos Meneses y Petronila Plata Rodríguez, creció en El Hatillo —una hacienda que compró su padre poco después de que Antonia naciera— en lo que hoy es el municipio de Coromoro, Santander.

A pesar de pasar su infancia y juventud en el campo, Antonia recibió una educación básica en casa, donde la religión jugaba un papel primordial. Nunca se casó. Su padre murió en 1810 y su madre en 1816.

La provincia del Socorro de la época de Antonia Santos era tumultuosa y expresaba deseos de libertad. El precedente más conocido fue el de la rebelión de los comuneros, antes del nacimiento de la heroína. En 1810, la provincia del Socorro declaró su independencia, días antes del famoso 20 de julio en Santafé. Así, tomó el nombre de Estado Libre e Independiente del Socorro, convirtiéndose en precursora de los acontecimientos que luego sacudirían al virreinato.

Después de la Reconquista del ‘Pacificador’ Morillo, y desde el comienzo del llamado Régimen del Terror en 1816, Antonia Santos financió una de las primeras guerrillas de la Provincia del Socorro, organizada junto con su hermano Fernando —uno de los líderes de esta guerrilla— y otros insurrectos.

La ‘guerrilla de Coromoro’ tuvo inicialmente cuarenta miembros pero el grupo de insurrectos fue aumentando en tamaño. En 1819, estos sublevados apoyaron al Ejército Libertador, llegando muchos de sus integrantes a unirse a él. Después de muerta Antonia Santos, la guerrilla de Coromoro impidió que las tropas realistas de José María Barreiro recibieran refuerzos, lo cual contribuyó al triunfo del ejército liderado por Bolívar.

A comienzos de julio de 1819 el Capitán Pedro Agustín Vargas llegó a El Hatillo y con su tropa realista, detuvo a Antonia Santos, su hermano Santiago, su sobrina Helena Santos Rosillo y dos esclavos. Antonia Santos fue conducida a El Socorro y fusilada en la plaza principal junto a Pascual Becerra e Isidro Bravo el 28 de julio de 1819, diez días antes de la batalla del puente de Boyacá. Tenía 37 años.

Alrededor de estos hechos y de su prematura muerte se tejió una historia que elevó a Antonia Santos a la altura de un mito. “Durante el siglo XIX se la convierte en una imagen romántica” explica el historiador Armando Martínez. Es ahí cuando se comienza a fabricar ese mito que este historiador santandereano llama “patriótico con pinceles románticos” y que tomó proporciones definitivas en la celebración del centenario del levantamiento de los comuneros y el de la independencia. “Eso es normal en la fabricación de naciones. Hay que fabricar mitos para despertar el sentimiento patriótico”, resume Martínez.

Así, la leyenda dice que en el momento de ser conducida al cadalso, Antonia Santos le regaló el anillo que llevaba puesto al comandante del pelotón de fusilamiento para que los soldados le apuntaran al corazón. También se dice que tuvo cuidado de amarrar su falda a los tobillos para que no se le levantara luego de sucumbir al impacto de las balas.

En el Museo de la Independencia-Casa del Florero, en Bogotá, hay un oleo del pintor Luis Ángel Rengifo que ilustra el momento previo al fusilamiento, en el que Antonia estira el brazo izquierdo hacia abajo para entregarle su anillo al jefe del pelotón mientras que con la mano derecha se señala el pecho. La mujer es el centro de la composición y se muestra altiva ante la inminencia de su suerte. Esta escena es una recreación artística de ca. 1950.

A pesar de que existen otras obras pictóricas sobre Antonia Santos —como la acuarela del antioqueño Roberto Páramo Tirado de ca. 1910— y una famosa estatua en El Socorro, se desconoce su apariencia física verdadera. En el año del primer centenario de la independencia, llegó a describírsela como un parangón de la belleza y la virtud, y de igual manera, los artistas plásticos la han retratado de una manera idealizada. Un ejemplo es el de un famoso oleo realizado por el maestro socorrano Oscar Rodríguez Naranjo —quien también es autor de la susodicha estatua—.

En el cuadro, Rodríguez Naranjo la presenta como una mujer recatada, de rostro armonioso pero firme y de mirada penetrante. “La modelo fue su hija” dice Armando Martínez. “Rodríguez Naranjo tuvo unas hijas muy lindas”.Red Medios Digital

https://www.eje21.com.co/2019/04

Francisco: “Reclamar tierra, techo y trabajo no es comunista, es la doctrina social de la Iglesia”


Vibrante discurso del Papa a los participantes del Encuentro Mundial de Movimientos Populares

“¡Ninguna familia sin vivienda! ¡Ningún campesino sin tierra! ¡Ningún trabajador sin derechos!”

Redacción, 28 de octubre de 2014 a las 15:55

Ustedes no trabajan con ideas, trabajan con realidades como las que mencioné y muchas otras que me han contado… tienen los pies en el barro y las manos en la carne. ¡Tienen olor a barrio, a pueblo, a lucha!

Los movimientos antidesahucio, en el Vaticano

/>

Los movimientos antidesahucio, en el Vaticano

Primera jornada del encuentro de movimientos populares

/>

Primera jornada del encuentro de movimientos populares

El Papa Francisco pidió hoy tierra para los campesinos, casas para las familias y derechos para los trabajadores durante el Encuentro Mundial de los Movimientos Populares, en el que participa el presidente de Bolivia, Evo Morales.

“Este encuentro nuestro responde a un anhelo muy concreto, algo que cualquier padre, cualquier madre quiere para sus hijos; un anhelo que debería estar al alcance de todos, pero hoy vemos con tristeza cada vez más lejos de la mayoría: tierra, techo y trabajo”, afirmó el pontífice.

Es extraño pero si hablo de esto para algunos resulta que el papa es comunista“, añadió. “No se entiende que el amor a los pobres está al centro del Evangelio. Tierra, techo y trabajo, eso por lo que ustedes luchan, son derechos sagrados. Reclamar esto no es nada raro, es la doctrina social de la Iglesia“.

El Encuentro Mundial de Movimientos Populares “no responde a una ideología”, destacó el papa argentino. “Ustedes no trabajan con ideas, trabajan con realidades (…) tienen los pies en el barro y las manos en la carne. ¡Tienen olor a barrio, a pueblo, a lucha! Queremos que se escuche su voz que, en general, se escucha poco”.

“Jesús les diría hipócritas” a los que abordan “el escándalo de la pobreza promoviendo estrategias de contención que únicamente tranquilicen y conviertan a los pobres en seres domesticados e inofensivos”, señaló el líder de la Iglesia católica.

“Ustedes sienten que los pobres ya no esperan y quieren ser protagonistas, se organizan, estudian, trabajan, reclaman y sobre todo practican esa solidaridad tan especial que existe entre los que sufren, entre los pobres y que nuestra civilización parece haber olvidado”.

“Digamos juntos desde el corazón: ¡Ninguna familia sin vivienda! ¡Ningún campesino sin tierra! ¡Ningún trabajador sin derechos! ¡Ninguna persona sin la dignidad que da el trabajo!”, exhortó Jorge Bergoglio.

El Papa regaló además a los presentes rosarios fabricados por artesanos, cartoneros y trabajadores de la economía popular de América Latina.

Éste fue el discurso íntegro del Papa:

Buenos días de nuevo, estoy contento de estar entre ustedes, además les digo una confidencia, es la primera vez que bajo acá, nunca había venido. Como les decía, tengo mucha alegría y les doy una calurosa bienvenida.

Gracias por haber aceptado esta invitación para debatir tantos graves problemas sociales que aquejan al mundo hoy, ustedes que sufren en carne propia la desigualdad y la exclusión. Gracias al Cardenal Turkson por su acogida. Gracias, Eminencia por su trabajo y sus palabras.

Este encuentro de Movimientos Populares es un signo, es un gran signo: vinieron a poner en presencia de Dios, de la Iglesia, de los pueblos, una realidad muchas veces silenciada. ¡Los pobres no sólo padecen la injusticia sino que también luchan contra ella!

No se contentan con promesas ilusorias, excusas o coartadas. Tampoco están esperando de brazos cruzados la ayuda de ONGs, planes asistenciales o soluciones que nunca llegan o, si llegan, llegan de tal manera que van en una dirección o de anestesiar o de domesticar. Esto es medio peligroso. Ustedes sienten que los pobres ya no esperan y quieren ser protagonistas, se organizan, estudian, trabajan, reclaman y, sobre todo, practican esa solidaridad tan especial que existe entre los que sufren, entre los pobres, y que nuestra civilización parece haber olvidado, o al menos tiene muchas ganas de olvidar.

Solidaridad es una palabra que no cae bien siempre, yo diría que algunas veces la hemos transformado en una mala palabra, no se puede decir; pero es una palabra mucho más que algunos actos de generosidad esporádicos. Es pensar y actuar en términos de comunidad, de prioridad de vida de todos sobre la apropiación de los bienes por parte de algunos. También es luchar contra las causas estructurales de la pobreza, la desigualdad, la falta de trabajo, la tierra y la vivienda, la negación de los derechos sociales y laborales. Es enfrentar los destructores efectos del Imperio del dinero: los desplazamientos forzados, las emigraciones dolorosas, la trata de personas, la droga, la guerra, la violencia y todas esas realidades que muchos de ustedes sufren y que todos estamos llamados a transformar. La solidaridad, entendida, en su sentido más hondo, es un modo de hacer historia y eso es lo que hacen los movimientos populares.

Este encuentro nuestro no responde a una ideología. Ustedes no trabajan con ideas, trabajan con realidades como las que mencioné y muchas otras que me han contado… tienen los pies en el barro y las manos en la carne. ¡Tienen olor a barrio, a pueblo, a lucha! Queremos que se escuche su voz que, en general, se escucha poco. Tal vez porque molesta, tal vez porque su grito incomoda, tal vez porque se tiene miedo al cambio que ustedes reclaman, pero sin su presencia, sin ir realmente a las periferias, las buenas propuestas y proyectos que a menudo escuchamos en las conferencias internacionales se quedan en el reino de la idea, es mi proyecto.

No se puede abordar el escándalo de la pobreza promoviendo estrategias de contención que únicamente tranquilicen y conviertan a los pobres en seres domesticados e inofensivos. Qué triste ver cuando detrás de supuestas obras altruistas, se reduce al otro a la pasividad, se lo niega o peor, se esconden negocios y ambiciones personales: Jesús les diría hipócritas. Qué lindo es en cambio cuando vemos en movimiento a Pueblos, sobre todo, a sus miembros más pobres y a los jóvenes. Entonces sí se siente el viento de promesa que aviva la ilusión de un mundo mejor. Que ese viento se transforme en vendaval de esperanza. Ese es mi deseo.

Este encuentro nuestro responde a un anhelo muy concreto, algo que cualquier padre, cualquier madre quiere para sus hijos; un anhelo que debería estar al alcance de todos, pero hoy vemos con tristeza cada vez más lejos de la mayoría: tierra, techo y trabajo. Es extraño pero si hablo de esto para algunos resulta que el Papa es comunista.

No se entiende que el amor a los pobres está al centro del Evangelio. Tierra, techo y trabajo, eso por lo que ustedes luchan, son derechos sagrados. Reclamar esto no es nada raro, es la doctrina social de la Iglesia. Voy a detenerme un poco en cada uno de éstos porque ustedes los han elegido como consigna para este encuentro.

Tierra. Al inicio de la creación, Dios creó al hombre, custodio de su obra, encargándole de que la cultivara y la protegiera. Veo que aquí hay decenas de campesinos y campesinas, y quiero felicitarlos por custodiar la tierra, por cultivarla y por hacerlo en comunidad. Me preocupa la erradicación de tantos hermanos campesinos que sufren el desarraigo, y no por guerras o desastres naturales. El acaparamiento de tierras, la desforestación, la apropiación del agua, los agrotóxicos inadecuados, son algunos de los males que arrancan al hombre de su tierra natal. Esta dolorosa separación, que no es sólo física, sino existencial y espiritual, porque hay una relación con la tierra que está poniendo a la comunidad rural y su peculiar modo de vida en notoria decadencia y hasta en riesgo de extinción.

La otra dimensión del proceso ya global es el hambre. Cuando la especulación financiera condiciona el precio de los alimentos tratándolos como a cualquier mercancía, millones de personas sufren y mueren de hambre. Por otra parte se desechan toneladas de alimentos. Esto constituye un verdadero escándalo. El hambre es criminal, la alimentación es un derecho inalienable. Sé que algunos de ustedes reclaman una reforma agraria para solucionar alguno de estos problemas, y déjenme decirles que en ciertos países, y acá cito el Compendio de la Doctrina Social de la IGLESIA, “la reforma agraria es además de una necesidad política, una obligación moral” (CDSI, 300).

No lo digo solo yo, está en el Compendio de la Doctrina Social de la Iglesia. Por favor, sigan con la lucha por la dignidad de la familia rural, por el agua, por la vida y para que todos puedan beneficiarse de los frutos de la tierra.

Segundo, Techo. Lo dije y lo repito: una casa para cada familia. Nunca hay que olvidarse que Jesús nació en un establo porque en el hospedaje no había lugar, que su familia tuvo que abandonar su hogar y escapar a Egipto, perseguida por Herodes. Hoy hay tantas familias sin vivienda, o bien porque nunca la han tenido o bien porque la han perdido por diferentes motivos. Familia y vivienda van de la mano. Pero, además, un techo, para que sea hogar, tiene una dimensión comunitaria: y es el barrio… y es precisamente en el barrio donde se empieza a construir esa gran familia de la humanidad, desde lo más inmediato, desde la convivencia con los vecinos. Hoy vivimos en inmensas ciudades que se muestran modernas, orgullosas y hasta vanidosas. Ciudades que ofrecen innumerables placeres y bienestar para una minoría feliz… pero se le niega el techo a miles de vecinos y hermanos nuestros, incluso niños, y se los llama, elegantemente, “personas en situación de calle”. Es curioso como en el mundo de las injusticias, abundan los eufemismos. No se dicen las palabras con la contundencia y la realidad se busca en el eufemismo. Una persona, una persona segregada, una persona apartada, una persona que está sufriendo la miseria, el hambre, es una persona en situación de calle: palabra elegante ¿no? Ustedes busquen siempre, por ahí me equivoco en alguno, pero en general, detrás de un eufemismo hay un delito.

Vivimos en ciudades que construyen torres, centros comerciales, hacen negocios inmobiliarios… pero abandonan a una parte de sí en las márgenes, las periferias. ¡Cuánto duele escuchar que a los asentamientos pobres se los margina o, peor, se los quiere erradicar! Son crueles las imágenes de los desalojos forzosos, de las topadoras derribando casillas, imágenes tan parecidas a las de la guerra. Y esto se ve hoy.

Ustedes saben que en las barriadas populares donde muchos de ustedes viven subsisten valores ya olvidados en los centros enriquecidos. Los asentamientos están bendecidos con una rica cultura popular: allí el espacio público no es un mero lugar de tránsito sino una extensión del propio hogar, un lugar donde generar vínculos con los vecinos. Qué hermosas son las ciudades que superan la desconfianza enfermiza e integran a los diferentes y que hacen de esa integración un nuevo factor de desarrollo. Qué lindas son las ciudades que, aun en su diseño arquitectónico, están llenas de espacios que conectan, relacionan, favorecen el reconocimiento del otro. Por eso, ni erradicación ni marginación: Hay que seguir en la línea de la integración urbana. Esta palabra debe desplazar totalmente a la palabra erradicación, desde ya, pero también esos proyectos que pretender barnizar los barrios pobres, aprolijar las periferias y maquillar las heridas sociales en vez de curarlas promoviendo una integración auténtica y respetuosa. Es una especie de arquitectura de maquillaje ¿no? Y va por ese lado. Sigamos trabajando para que todas las familias tengan una vivienda y para que todos los barrios tengan una infraestructura adecuada (cloacas, luz, gas, asfalto, y sigo: escuelas, hospitales o salas de primeros auxilios, club deportivo y todas las cosas que crean vínculos y que unen, acceso a la salud -lo dije- y a la educación y a la seguridad en la tenencia.

Tercero, Trabajo. No existe peor pobreza material – me urge subrayarlo-, no existe peor pobreza material, que la que no permite ganarse el pan y priva de la dignidad del trabajo. El desempleo juvenil, la informalidad y la falta de derechos laborales no son inevitables, son resultado de una previa opción social, de un sistema económico que pone los beneficios por encima del hombre, si el beneficio es económico, sobre la humanidad o sobre el hombre, son efectos de una cultura del descarte que considera al ser humano en sí mismo como un bien de consumo, que se puede usar y luego tirar.

Hoy, al fenómeno de la explotación y de la opresión se le suma una nueva dimensión, un matiz gráfico y duro de la injusticia social; los que no se pueden integrar, los excluidos son desechos, “sobrantes”. Esta es la cultura del descarte y sobre esto quisiera ampliar algo que no tengo escrito pero se me ocurre recordarlo ahora. Esto sucede cuando al centro de un sistema económico está el dios dinero y no el hombre, la persona humana. Sí, al centro de todo sistema social o económico tiene que estar la persona, imagen de Dios, creada para que fuera el denominador del universo. Cuando la persona es desplazada y viene el dios dinero sucede esta trastocación de valores.

https://www.periodistadigital.com

José María Castillo: “Ya estamos hartos de engaños religiosos”


“La religión cristiana ha entrado en una crisis incontenible y creciente”

Crisis en la Iglesia católica
Crisis en la Iglesia católica

“No nos angustiemos si la religión se debilita y se hunde. No nos preocupemos por la escasez de vocaciones, la falta de sacerdotes, el vacío de los templos y el abandono de sacramentos”

“El cristianismo no es una religión… El centro de nuestra fe es el Evangelio”

11.04.2019 José María Castillo

Estamos viviendo un hecho patente: los países tradicionalmente más cristianos, a medida que se van desarrollando y son cada día países más industrializados y más ricos, son también cada día países menos religiosos. Por eso se puede (y se suele) decir que la religión cristiana ha entrado en crisis. Una crisis incontenible y creciente. ¿Qué podemos pensar y hacer en esta situación?  

Lo digo claro y sin rodeos: lo que tenemos que hacer los cristianos es vivir de acuerdo con el Evangelio de Jesús. Teniendo en cuenta que, si hacemos eso, nos va a ocurrir lo que le ocurrió a Jesús. A saber: nuestra relación con Dios no se realizará mediante el templo, los sacerdotes y sus ceremonias, sino viviendo (en la medida de lo posible) como vivió Jesús: con su misma espiritualidad y llevando una vida que contagia honradez, bondad y generosidad. Para estar con los que sufren, los que menos pintan en la vida (mujeres, niños, extranjeros…), los publicanos y los pecadores. Haciendo todo eso, con demasiada frecuencia, como lo hizo Jesús: precisamente cuando y como lo prohibía la religión. De ahí, el conflicto y los constantes enfrentamientos, que terminaron por llevar a Jesús al juicio, a la condena y a la muerte cruel de un subversivo. Que eso fue la cruz.

De ahí, la pregunta capital que nos hacemos hoy: ¿es el cristianismo una religión? Como religión se ha vivido durante siglos. Pero, ¿fue así en su origen?

Mucha gente no se imagina que la palabra “religión” (thrêskeia), que designa el servicio sagrado, es decir, la religión y su ejercicio (L. Schmidt: ThWNT III, 155-159), aparece solo cuatro veces en el Nuevo Testamento. Y referida a los creyentes en Jesús, únicamente dos veces, en la carta de Santiago (1,26-27), que se aplica a la “religión de los cristianos”. Para decirnos que “religión pura y sin tacha a los ojos de Dios Padre, es ésta: visitar (para dar consuelo y alivio) a huérfanos y viudas en sus apuros y no dejarse contaminar por el mundo” (cf. Max Zerwick).  

Y es que, como bien explican quienes han analizado a fondo este asunto, el uso poco frecuente de la palabra “religión”, en el Nuevo Testamento, está en consonancia con el uso, también poco frecuente, de otros conceptos, relacionados con el culto sagrado, tales como therapeia (“servicio cultual”), latreia (“culto religioso”), épimeleia (“solicitud” religiosa), leitourgía (“servicio o culto divino”), ierourgía (“servicio sacerdotal”) (cf. L. Schmidt, o. c., 158). Esta escasez o ausencia de vocabulario “religioso-sagrado” no puede ser casual o por descuido, en un tema tan central para cualquier religión.

MAURO MORELLI@dmauromorelli

José María Castillo: “El Evangelio no es lo que dicen los curas” https://www.religiondigital.org/_7d7bb5c0  via @ReligionDigit55:04 – 10 abr. 2019Información y privacidad de Twitter AdsJosé María Castillo: “El Evangelio no es lo que dicen los curas””No es suficiente ‘creer en Jesucristo'” “No basta con estar bautizado y con ir a misa los domingos y fiestas de guardar”religiondigital.orgVer los otros Tweets de MAURO MORELLI

En el cristianismo naciente se evitó el vocabulario que caracteriza a los “hombres de la religión” porque, como bien se ha dicho, “la causa y la consecuencia de este hecho (la ausencia de vocabulario sagrado o religioso) son idénticas: el cristianismo, fundamentalmente, no exige un comportamiento cultual especial” (W. Radl, Dic. Exget. N.T., vol. I, 1898). Por eso, cuando Pablo se dirige al romano Agripa, pero incluyendo al judío Festo, le dice: “He vivido con arreglo a la tendencia más rigurosa de nuestra religión” (Hech 26, 5). Pablo obviamente se refería a la religión judía en la que había sido “fariseo”, como asegura el mismo Pablo (l. c.).

No nos angustiemos si la religión se debilita y se hunde. No nos preocupemos por la escasez de vocaciones, la falta de sacerdotes, el vacío de los templos y el abandono de sacramentos como la penitencia o el matrimonio. No pasa nada. Porque, si nos enteramos, de veras, de lo que es el cristianismo, empezaremos a tomar en serio – y con todas sus consecuencias – que el centro de nuestra fe y el camino de los cristianos, para buscar a Dios, es el Evangelio, el proyecto de vida que, con su forma de vivir, nos enseñó y nos marcó Jesús.

Lo que ocurre, según creo, es que esto nos asusta. Porque la religión nos ofrece muchas seguridades: tranquiliza conciencias (que tienen motivos para sentirse inquietas), da prestigio, refuerza intereses políticos, tiene sus ventajas económicas, legitima el sistema dominante, fomenta el turismo y hasta sirve para lucirse en festejos lustrosos. Y es verdad que la religión ha hecho santos. Sí, los ha hecho. Pero no olvidemos que los santos de verdad vivieron de acuerdo con el Evangelio. Como tampoco debemos olvidar que “la experiencia religiosa de todos nosotros ya no es de fiar, porque (como te descuides) nos remite a la falsa religión” (Thomas Ruster). Y, la verdad, ya estamos hartos de engaños religiosos

https://www.religiondigital.org/teologia_sin_censura/religion-iglesia-opinion-teologia-castillo-hartos-enganos-religiosos-cristianismo-evangeli

Anteriores Entradas antiguas Siguiente Entradas recientes

A %d blogueros les gusta esto: