[redECAP] La lenta lucha por la tierra y la justicia


por Juliane Assman

«Desde 2005 … no, desde 2002 estamos luchando en esta tierra», me dice Eugenio cuando le pregunto sobre la historia del proceso y de la lucha que ha llevado a este día. Estamos sentados a la sombra de la iglesia en El Garzal, viendo a la gente ir y venir para registrar sus tierras en la ANT (Agencia Nacional de Tierras). Eugenio tiene 15 hectáreas de tierra en Nueva Esperanza, la comunidad vecina de Garzal a la que ECAP también acompaña: «poquita», «little», dice. Ha cultivado plátano, mango, coco, yuca, arroz y más, pero principalmente para la auto-subsistencia, como me explicó. Debido a las amenazas, la extorsión y el pago de dinero a los grupos paramilitares, Eugenio tuvo que huir a la a el municipio de  Puerto Wilches durante tres años. Uno de sus compañeros de trabajo incluso ha sido desaparecido. Después de tres años de desplazamiento, Eugenio regresó a Nueva Esperanza y hoy ha recorrido tres kilómetros de camino a Garzal para registrar su parcela y obtener finalmente un título oficial.

Los detalles del proceso son confusos para los campesinos e incluso para las organizaciones que los acompañan, ya que estrictamente hablando hay tres procesos administrativos y al menos un proceso judicial que se lleva a cabo al mismo tiempo. El proceso de titulación consta de varios pasos y tomará más de un año a partir de ahora. Esta semana, la ANT ha llegado a definir los límites entre la tierra del estado y la propiedad privada que afecta principalmente a aquellos que tienen tierra que limita con el agua; ya sea el río, los lagos o el territorio que sólo se inunda durante las temporadas de lluvias. La mayoría de la comunidad es cuidadosamente optimista y aprecia el acompañamiento de todas las entidades y organizaciones presentes. Además de la ANT, ECAP y Peace Watch, que es otra  organización de acompañamiento internacional de suiza, han llegado. La Oficina de la Defensoría del Pueblo, que también está allí, es una institución estatal establecida para proteger los derechos humanos, especialmente aquellos que han sido violados como consecuencia del conflicto armado: los derechos de los niños y niñas y las mujeres, así como los derechos de lxs campesinxs, es decir, los derechos sobre la tierra, la Defensoría del Pueblo ha acompañado el caso de Garzal desde 2004. Y por último, pero no menos importante, la organización socia de ECAP, Justapaz, que ayudó a que todo el proceso siguiera avanzando luego de un largo período de inactividad, interviniendo el año pasado al presentar una reclamación contra la ANT. Justapaz también ayuda a Garzal y Nueva Esperanza en sus procesos comunitarios al discutir lo que la comunidad quiere y hacer planes juntos sobre cómo lograrlo.

No se da por sentado que una comunidad lucha durante tanto tiempo por su tierra: más de 17 años. En muchos casos, las personas eventualmente comienzan a irse, mudarse a las ciudades o ceder a la presión y vender sus tierras. Esto ha sucedido también en Nueva Esperanza y Garzal. A menudo, así es como los propietarios de una gran cantidad de tierras ganan aún más. «Es el gran dilema de este país, en donde los poderosos tienen la posibilidad de todo», explica el Pastor Salvador, uno de los líderes sociales de Garzal. «En concepto, todos somos iguales, pero debido a la situación de los recursos de hoy, existe una estratificación para que quien no tiene dinero esté aquí y quien tenga dinero tenga todo el acceso a las instituciones y la justicia».

La concentración de la tierra en manos de unos pocos es solo una parte de este problema. Para los campesinos esto significa vivir aislados y abandonados por el gobierno. Debido a la falta de infraestructura y apoyo estatal, no se paga por llevar los productos de la tierra a la siguiente ciudad porque el transporte cuesta más que el dinero que ganarían por sus productos y por todo el trabajo invertido. Por esa razón, especialmente en las montañas, muchos campesinos recurren a la siembra de coca. «La coca daña inmensamente el tejido social del país, pero sirve para sobrevivir. El estado es responsable de esta situación», dice el Pastor Salvador de manera bastante realista.

Katherin, otra campesina que proviene de Garzal, es una de las dos mujeres que forman parte del comité conjunto de Garzal y Nueva Esperanza. También aborda el problema de la falta de servicios al quejarse de lo difícil que es la comunicación sin la señal del teléfono celular. Hablando de sus sentimientos hacia la reunión con la ANT, ella dice: «El proceso está bastante retrasado, estoy un poco preocupada». Para el futuro desea tener sus títulos y vivir sin problemas. Ella quiere una tierra libre.

La tierra es el gran problema político en torno al cual se viven todas las violencias, ya sea el conflicto armado o los conflictos que involucran a las empresas multinacionales, la discusión sobre el fracking y los casos de acaparamiento de tierras. Es por esta razón exacta por la que un proceso lento y burocrático a primera vista puede parecer absolutamente poco espectacular, pero cuando llevas 17 años de resistencia, el Pastor Salvador se sienta sombríamente a firmar sus papeles de registro, levanta victoriosamente su puño y comienza a reírse, queda claro que solo paso a paso la tierra volverá a la gente.

———————————————-

MISIÓN de ECAP: ¿Qué pasaría si los Cristianos se dedicaran a la construcción no violenta de la paz con la misma disciplina y entrega con las cuales los ejercitos se dedican a la guerra? Equipos Cristianos de Acción por la Paz (ECAP) tiene por objetivo recabar toda la iglesia en alternativas no violentas a la guerra y poner los equipos entrenados en acciones de paz en regiones de conflicto letal.

OBSERVACIONES: Para hacer preguntas o expresar sus inquietudes, críticas y afirmaciones enviar mensajes apeacemakers@cpt.org.

Fuente: Christian Peacemaker Teams 

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: