«La Iglesia sufre una pérdida de credibilidad galopante y muy merecida»


Juan José Tamayo estará mañana en Gijón. / J. A. LEYVA
Juan José Tamayo estará mañana en Gijón. / J. A. LEYVA

Juan José Tamayo | Teólogo

El teólogo palentino, muy crítico con la postura eclesial ante la crisis económica, da mañana una charla en el salón de actos de Proyecto Hombre

EVA FANJULGIJÓN.Viernes, 21 junio 2019, 02:56

¿Tiene salvación la Iglesia española? Esta es la cuestión a la que intentará dar respuesta el teólogo y escritor Juan José Tamayo Acosta (Amusco, Palencia, 1946) durante la conferencia que impartirá mañana, a las cinco de la tarde, en el salón de actos de Proyecto Hombre, sito en la avenida Juan Carlos I, 40. Tamayo, director de la Cátedra de Teología y Ciencias de las Religiones de la Universidad Carlos III, de Madrid, hablará además de su último libro, ‘Un proyecto de iglesia para el futuro de España’ (San Pablo, 2018). El acto está organizado por el Foro Gaspar García Laviana.

-Su ponencia aborda los retos de futuro de la Iglesia católica en una España cada vez más alejada de la religión. ¿Qué valoración hace de esta situación?

-Yo creo que todo esto es el resultado de la pérdida de credibilidad galopante y muy merecida de la Iglesia católica en España, sobre todo por parte de la institución eclesiástica, de la jerarquía y de los sectores más conservadores. Por varias razones, primero porque no han sido capaces de dar respuesta a los problemas reales de nuestra sociedad.

-¿A qué se refiere en concreto?

-Pues han mostrado una gran insensibilidad desde la época de la crisis, en la que no expresó sintonía ni solidaridad con las personas y los colectivos sociales que más la sufrieron. No denunciaron a los responsables de la misma, no denunciaron los rescates a los bancos a costa del empobrecimiento de la ciudadanía. Tampoco han sido sensibles con los asuntos sociales como la exclusión, la violencia de género, la dicriminación salarial de las mujeres, el empleo precario, los desahucios, el incremento de la desigualdad…

-Ante esa realidad social, ¿se está produciendo una polarización de la Iglesia española?

-Sí, hay sectores y colectivos dentro de la Iglesia católica que son mucho más sensibles a todos estos problemas como las comunidades de base, los movimientos de solidaridad, el movimiento de cristianos por el socialismo, el movimiento de teólogos y teólogas, entre otros. Yo creo que sí hay una actitud muy diferente acerca de cuáles son las prioridades en un caso y en otro.

-¿Por ejemplo?

-Una de las grandes contradicciones que yo percibo dentro de la Iglesia institucional es la sensibilidad que demuestra la organización Cáritas, incluso en los análisis sociológicos de la situaciones de injusticia que se viven en España y el trabajo en los espacios de marginación más acusados de la sociedad, mientras que la jerarquía católica de la asignación que recibe de la Agencia Tributaria unos porcentajes mínimos, no sé si seis o siete millones, para Cáritas. Entretanto se encarga de sufragar la deuda elevadísima que tiene TV 13, que es el órgano de expresión televisiva de la conferencia episcopal y que responde a una mentalidad integrista, desde el punto de vista político vinculada a la derecha o la extrema derecha.

«El capitalismo mata»

-Y en este contexto, ¿cómo encaja la figura del papa Francisco?

-El papa Francisco tiene seguidores en la jerarquía eclesiástica española que lo son más por obediencia que por convicción. No se parecía para nada dentro del episcopado español a esa actitud de denuncia profética radical que hace Francisco por ejemplo del capitalismo. El Papa ha dicho «el capitalismo mata», el modelo económico actual es injusto en su raíz. Y toda esa crítica contra el la globalización neoliberal no se percibe en el magisterio eclesiástico español. Hay una excepción que destaca sobremanera que es la del arzobispo de Tánger Santiago Agrelo, que es el que mejor refleja con su posicionamiento hacia los migrantes la actitud del Papa.

-¿Qué queda hoy día de la Teoría de la Liberación de los años setenta?

-En contra quienes piensan que la Teología de la Liberación ha muerto y no tiene futuro, a mí me parece que sigue viva y muy activa pero, claro, con la respuesta a los desafíos de nuestro tiempo que en buena medida suponen una continuidad con las principales aportaciones.

http://www.elcomercio.es/gijon/iglesia-sufre-perdida-20190621014031-ntvo.html

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: