Lion Mama: La mujer que luchó contra los violadores de su hija.


Por Gavin FischerBBC News, Sudáfrica

Nokubonga Qampi

Nokubonga Qampi fue conocida como la “Mamá León” en Sudáfrica después de que ella matara a uno de los tres hombres violando a su hija e hiriendo a los demás. La acusaron de asesinato, pero después de una protesta pública, se detuvo la acusación y pudo concentrar sus esfuerzos en la recuperación de su hija.

Era la mitad de la noche cuando llegó la llamada telefónica, despertando a Nokubonga de su sueño.

La niña al otro lado de la línea estaba a solo 500 m de distancia, y dijo que la hija de Nokubonga, Siphokazi, estaba siendo violada por tres hombres que todos conocían bien.

La primera respuesta de Nokubonga fue llamar a la policía, pero no hubo respuesta. Ella sabía, de todos modos, que les llevaría tiempo llegar a su pueblo, en las verdes y marrones colinas de la provincia de Cabo Oriental de Sudáfrica.

Ella era la única persona que podía ayudar.

“Tenía miedo, pero luego me vi obligada a ir porque era mi hija”, dijo.

“Estaba pensando que cuando llegue allí, ella podría estar muerta … porque ella conocía a los perpetradores y porque ellos la conocían y sabían que los conocía, podrían pensar que tenían que matarla para que no pudiera denunciarlos. “

Siphokazi había estado visitando a amigos en un grupo de cuatro pequeñas casas en el mismo pueblo, pero se quedó sola, dormida, cuando sus amigos salieron a la 01:30. Entonces tres hombres que habían estado bebiendo en una de las otras casas la atacaron.

Nokubonga Qampi
Leyenda de laimagenNokubonga camina por su jardín

La choza escasamente amueblada de Nokubonga tiene dos habitaciones, una habitación donde ella había estado durmiendo y una cocina, donde tomó un cuchillo.

“Lo tomé por mí, por caminar la distancia entre aquí y el lugar donde ocurrió el incidente, porque no es seguro”, dice. “Estaba oscuro y tuve que usar la antorcha de mi teléfono para iluminar el camino”.

Oyó los gritos de su hija mientras se acercaba a la casa. Al entrar en el dormitorio, la luz de su teléfono le permitió distinguir la horrible visión de la violación de su hija.

“Tenía miedo … solo me paré junto a la puerta y pregunté qué estaban haciendo. Cuando vieron que era yo, vinieron corriendo hacia mí, fue cuando pensé que tenía que defenderme, fue una reacción automática”, dijo Nokubonga. dice.

Nokubonga se niega a entrar en detalles sobre lo que sucedió después.


Saber más

Nokubonga Qampi

Escuche a Nokubonga y Siphokazi hablando sobre Outlook, en el Servicio Mundial de la BBC

Descarga el podcast de Outlook


El juez en el caso judicial contra los atacantes dijo que el testimonio de Nokubonga mostraba que se había “vuelto muy emotiva” cuando vio a uno de los hombres violando a su hija, mientras que los otros dos estaban cerca con sus pantalones alrededor de los tobillos, esperando su turno de nuevo. .

El juez Mbulelo Jolwana continuó diciendo: “Entendí que ella quería decir que estaba superada por la ira”. Pero al relatar la historia ahora, todo lo que Nokubonga admitirá fue miedo, para ella y para su hija, y su rostro revela sólo tristeza y dolor.

Sin embargo, está claro que cuando los hombres que iban a la carga en Nokubonga se defendieron con su cuchillo, y que cuando los apuñaló intentaron huir, con uno incluso saltando por la ventana. Dos resultaron gravemente heridos, y el otro murió.

Nokubonga no se quedó para averiguar cuán gravemente heridos estaban. Ella llevó a su hija a la casa de un amigo cerca.

Cuando llegó la policía, Nokubonga fue arrestada y llevada a la estación de policía local, donde fue mantenida en una celda.

“Estaba pensando en mi hijo”, dice ella. “No obtuve información [sobre ella]. Fue una experiencia traumática”.

Al mismo tiempo, Siphokazi estaba en el hospital preocupándose por su madre, imaginándola en su celular y desconsolada ante la posibilidad de que la encarcelen durante años.

“Deseaba que si ella pasaba un tiempo en prisión, yo sería la que lo serviría en su nombre”, dice.

Siphokazi y Nokubonga
Image captionSiphokazi y Nokubonga en enero, 16 meses después del ataque

Todavía en shock, podía recordar poco o nada del ataque. Lo que ahora sabe que escuchó de su madre cuando llegó al hospital dos días después, después de haber sido liberada bajo fianza.

Desde ese momento en adelante han sido el apoyo emocional del otro.

“No recibí asesoramiento, pero mi madre ha podido ayudarme”, dice Siphokazi. “Me estoy recuperando”.

Los esfuerzos de Nokubonga se centran en garantizar que la vida continúe tal como era antes.

“Sigo siendo la madre y ella sigue siendo la hija”, dice. Ellos se ríen de la cercanía de su relación, bromeando porque Siphokazi no puede casarse, porque entonces Nokubonga no tendría a nadie a quien cuidar.

En los 18 meses transcurridos desde que ocurrió el ataque han recorrido un largo camino.

Buhle Tonise, el abogado que representó a Nokubonga, recuerda que ambos parecían haberse rendido cuando los conoció, una semana después del ataque.

“La madre estaba angustiada”, dice ella.

“Cuando te reúnes con personas que se encuentran en ese nivel de pobreza, entonces sabes que la mayoría de las veces sentirán que la madre va a ir a la cárcel porque no tiene a nadie a su lado. El sistema de justicia es para esas personas. que tienen dinero “.

Mientras Buhle hablaba con Nokubonga, Siphokazi la observaba en silencio, como si el ataque la hubiera privado del poder del habla.

Aunque Buhle dice que confiaba en que Nokubonga pudiera argumentar de manera convincente que actuó en defensa propia, temía que fuera una lucha para superar el pesimismo abrumador de su cliente. Lo que ninguno de los dos había previsto era la ayuda que recibirían de los medios de comunicación, que terminó creando la leyenda de la Mamá León.

Un niño descansa en una choza en Lady Frere, en el año 2000, antes de comenzar una ceremonia tradicional de virilidad xhosa.
Leyenda de la imagenUn niño descansa en una choza en el pueblo de Lady Frere, antes de comenzar una ceremonia tradicional de virilidad xhosa (2000)

Es raro en Sudáfrica que un caso de violación obtenga más que una cobertura de noticias básica. Esto puede deberse en gran parte a la gran cantidad de violaciones en el país, estimadas en alrededor de 110 por día, una situación que el presidente Cyril Ramaphosa calificó recientemente como una crisis nacional.

La provincia del Cabo Oriental, la más pobre del país, con un desempleo de más del 45%, tiene un nivel de violación per cápita de población más alto que cualquier otro. En Lady Frere, el pueblo donde viven Nokubonga y Siphokazi, hubo 74 violaciones registradas en el año 2017/2018, una cifra asombrosamente alta para un lugar con una población de menos de 5,000 habitantes.

Pero entre las numerosas y desgarradoras historias de violaciones en Sudáfrica, se destacó la historia de Nokubonga y Siphokazi. La prensa rápidamente se aferró a la historia de una madre que protegía a su hija. Incapaz de nombrar a Nokubonga, para proteger el anonimato de su hija, un periódico la llamó “Lion Mama”, colocando la historia junto a una foto de un león y sus cachorros. El nombre pegado.

“Para mí, al principio, no me gustaba porque no podía entender”, dice Nokubonga. “Pero al final supe que significaba que era un héroe, porque cuando miras a un león protegería a sus cachorros”.

El público respondió criticando la decisión de acusar a Nokubonga de asesinato y recaudando fondos para ayudarla a montar su defensa legal. Esto elevó su ánimo, pero el apoyo público no llegó hasta su primera aparición en un tribunal de un magistrado local, un mes después del ataque.

“Al ir a la corte, tenía miedo, me desperté y dije una oración”, dice ella.

Cuando llegó allí, descubrió que el lugar estaba lleno de simpatizantes.

“Había un montón de gente de toda Sudáfrica. Lo que dije a la gente es gracias, porque el hecho de que el tribunal estuviera lleno de vigas significaba que me apoyaron. Realmente me dieron esperanza”.

La llamaron rápidamente ante el magistrado.

“Me dijeron que los cargos habían sido retirados”, dice ella. “Me quedé ahí parado, pero estaba emocionado, estaba feliz. En ese momento supe que el sistema de justicia puede separar lo correcto de lo incorrecto, pudieron decir que no tenía intenciones de quitarle la vida a alguien”.

Buhle Tonise recuerda el impacto que la decisión del magistrado tuvo en Siphokazi también.

“Después de que se retiró el caso, ella llama a su hija. Por primera vez escuché a su hija reír. Creo que fue entonces cuando [Siphokazi] dijo que también quiere ver a los chicos ir a la cárcel”.

Tuvieron que esperar más de un año para que eso sucediera, pero en diciembre de 2018 los dos atacantes restantes, Xolisa Siyeka, de 30 años, y Mncedisi Vuba, de 25 años, miembros del mismo clan que Nokubonga y Siphokazi, fueron sentenciados A 30 años en prisión.

“Me alegré por eso”, dice Siphokazi, ahora de 27 años. “Me sentí un poco segura, pero una parte de mí sentía que merecía una cadena perpetua”.

Esto es lo más cerca que Siphokazi puede mostrar su enojo hacia sus atacantes.

Siphokazi

Una vez que se terminó el caso, decidió renunciar a su anonimato para alentar a otros sobrevivientes de violaciones.

“Le diría a una persona que, incluso después de un ataque de este tipo, incluso hay vida más allá de eso, todavía puedes volver a la sociedad. Aún puedes vivir tu vida”, dice.

Nokubonga también muestra una sorprendente falta de enojo por alguien comparado con los medios de comunicación con una leona.

De hecho, tiene la esperanza de que los violadores de su hija puedan lograr algo positivo en el futuro. “Espero que cuando terminen su sentencia regresen como personas reformadas o cambiadas”, dice ella, “para contar una historia al respecto y ser un ejemplo vivo”.

Usted también podría estar interesado en:

Pili Hussein fotografiado con un trozo de tanzanita

Pili Hussein quería hacer su fortuna buscando una piedra preciosa que se dice que es mil veces más rara que los diamantes, pero como a las mujeres no se les permitía bajar las minas, se disfrazó de hombre y engañó a sus colegas masculinos durante casi una década.

Leer: Actué como hombre para conseguir trabajo, hasta que fui acusado de violación.

https://www.bbc.com/news/stories-47726967

“NINGUN SECRETO SE HAYA ENCUBIERTO” SIGUEN LOS ABUSOS DE LA PEDERASTIA.


https://elpais.com/sociedad/2019/02/18/actualidad/1550503933_869630.html

https://elpais.com/sociedad/2019/02/18/actualidad/1550506202_965066.html

https://elpais.com/sociedad/2019/02/18/actualidad/1550508160_415703.html

A 15 años de cárcel condenan a sacerdote por cometer actos sexuales con menores en Manizales


Por: Noticiascaracol.com

Al padre James Antonio Benjumea lo acusan de abusar a cuatro jóvenes que le colaboraban en las misas, en la vereda Cuchilla del Salado.

De acuerdo con la investigación, estos actos sexuales habrían tenido lugar entre 2011 y 2014, etapa en que el sacerdote trabajó allí.

“Era muy a menudo que lo hacía, como que los amenazaba porque los niños no decían nada, solamente eran contentos porque les daba plata”, asegura el familiar de un niño abusado.

Clara Irene Giraldo, directora de fiscalías en Caldas, confirmó la condena de 15 años de prisión contra el sacerdote “por delito de actos sexuales con menor de 14 años”.

El abogado de James Antonio Benjumea dijo que apelara la decisión

https://noticias.caracoltv.com/colombia/15-anos-de-carcel-condenan-sacerdote-por-cometer-actos-sexuales-con-menores-en-man

EE-UU. MONJAS DE NUEVA YORK VIOLARON DOCENAS DE NOVICIAS. DENUNCIAN 35 VICTIMAS.


https://reddenoticias.online/monjas-de-nueva-york-violaron-a-docenas-de-novicias-en/

“Hay religiosas explotadas sexualmente por hombres a los que tienen que llamar padre”


“En 2008, el superior masculino de la casa en la que vivía en Roma entró en mi habitación, me desnudó y me penetró”, denuncia esta exmonja y teóloga que lucha contra las agresiones sexuales en la Iglesia

Wagner ha lanzado junto a la exreligiosa Rocío Figueroa la iniciativa Voices of Faith, que pretende visibilizar las agresiones a las mujeres por parte de la jerarquía eclesiástica

El Papa acaba de admitir que existen estos abusos a mujeres, aunque de momento no ha develado cómo va a luchar contra ellos, lamenta WagnerJesús Bastante 

32 comentarios10/02/2019 – 21:04h

Doris Wagner, teóloga alemana que ha denunciado abusos
Doris Wagner, exmonja alemana que ha denunciado abusos

más INFO

Doris Wagner, teóloga alemana, tiene 34 años, y durante ocho años perteneció a la vida religiosa. En ese tiempo, fue violada por un cura en 2008, hechos que denunció ante sus superiores, que no hicieron nada. Más tarde, fue acosada por su confesor, el alemán Hermann Geissler, quien esta misma semana ha dimitido de su cargo en la Congregación para la Doctrina de la Fe, aunque ha desmentido tajantemente las acusaciones en su contra.

Wagner, junto a Rocío Figueroa, han lanzado la iniciativa Voices of Faith, que busca romper el manto de silencio respecto a los abusos y violaciones de sacerdotes y obispos a religiosas en todo el mundo, una lacra reconocida por el Papa Francisco a la vuelta de su reciente viaje a Emiratos Árabes Unidos. 

¿Qué le han parecido las palabras del Papa reconociendo la existencia de abusos a religiosas por parte del clero?

Me parece que el reconocimiento debería haber llegado mucho antes. Sin embargo, es un alivio que haya ocurrido, y espero que, a partir de ahora, muchas más religiosas que hayan sufrido abuso sexual se den cuenta de que no están solas, y se atrevan a hablar. También desearía que, después de admitir esta realidad, el Papa Francisco tome las medidas apropiadas, porque hasta ahora no ha anunciado de qué manera va a lidiar la Iglesia con este escándalo.

¿Cuál es la dimensión real de este escándalo?

Me faltan las palabras para expresar el horror que siento al hablar del abuso sexual de las monjas. Son mujeres, muchas de ellas jóvenes, idealistas, que hacen voto de castidad porque quieren dedicar sus vidas a Cristo y a su Iglesia, pero que se ven atrapadas en una realidad en la que son explotadas sexualmente por hombres a los que tienen que llamar “padre”. Ha habido casos de sacerdotes que embarazaron a las religiosas y luego las obligaron a abortar. Incluso Maura O’Donohue nos informó de un caso de una monja que murió durante el aborto, y que el mismo sacerdote que había abusado de ella obligó a que el niño abortado presidiera su misa de Réquiem. Esto es horrible.

¿Cuántas religiosas han podido sufrir abusos en el mundo?

Existe un estudio realizado sobre el tema, que sugiere que el 40% de las religiosas del mundo han sufrido abuso sexual, un 10% antes de unirse a la vida religiosa y el 30% después. Es una cifra enorme, y espero que se investigue sobre ella.

 ¿Cuál fue su experiencia?

Entré en la vida religiosa en 2003, a los 19 años. Desde el principio me maltrataron espiritualmente: no se me permitió elegir a mi confesor ni a mi director espiritual. No podía hablar libremente con otros miembros de la comunidad, leer libros… En 2008, el superior masculino de la casa en la que vivía en ese momento (Roma) entró en mi habitación y me desnudó. Aunque le dije que no tenía permiso para hacer esto me tocó y, finalmente, me penetró. Esta experiencia me destrozó. Tardé dos años en contarlo a mis superiores, pero ellos decidieron no actuar. Finalmente, en 2011, pude dejar la comunidad y denunciar el caso ante el Vaticano.

Su confesor, Hermann Geissler, también abusó de usted y acaba de renunciar a su cargo en Doctrina de la Fe. ¿Qué sintió al saber la noticia? ¿Es suficiente?

Me sorprendió cuando supe que había renunciado. Primero, porque no esperaba que sucediera, ya que pasó hace años. En segundo lugar, la declaración del Vaticano fue realmente asombrosa, porque no aclaraba por qué había renunciado, qué acusaciones negaba y contra quién, y a quién amenazaba con emprender acciones legales. Me pregunto: ¿Hay denuncias de otras víctimas? ¿Se ha vuelto a abrir mi caso? Y si es así, ¿por qué no me han informado?

¿Qué le exigen las religiosas a la Iglesia para erradicar esta lacra?

El abuso tiene dos causas principales: poder e impunidad, que hay que atajar en todos los niveles de la Iglesia. Las mujeres deben ser reconocidas como iguales a los hombres, tener acceso a los órganos de poder y toma de decisión en la Iglesia. La idealización de la servidumbre femenina tiene que terminar.

Mientras las monjas se vean obligadas a vivir de acuerdo con un ideal de abnegación y sumisión, y vivan en completa dependencia espiritual y financiera, serán vulnerables. Toda persona que aproveche su poder eclesial para abusar de otros debe ser perseguida y sancionada, sin importar qué estatus, nombre o función tenga en la Iglesia.

El movimiento #metoo… ¿también ha llegado a la Iglesia?

Aún no estoy segura. Ojalá que sí lo hiciera.

https://www.eldiario.es/sociedad/Doris-Wagner-sacerdotes-embarazaron-religiosas_0_865814371.html

700 casos de abusos sacuden a la Iglesia Bautista de EEUU


Abusos en la IglesiaPDRELIGIÓN | AMÉRICA

Un nuevo escándalo sacude a una organización clerical después de que cientos de líderes espirituales y personal administrativo de la Iglesia Bautista del Sur en Texas y otros estados de los EEUU han sido acusados por abuso sexual en los últimos 20 años, según una investigación periodística.

Al menos 380 líderes de la Iglesia Bautista del Sur, entre pastores, ministros, maestros dominicales, diáconos y voluntarios, enfrentaron algún tipo de acusación por conducta sexual inapropiada que dejaron en las últimas dos décadas más de 700 víctimas, algunas de ellas de apenas 3 años de edad.

Condenados por abuso sexual

Así lo revela una investigación conjunta de los periódicos Houston Chronicle y San Antonio Express-News, los dos principales diarios de Texas, que en más de seis meses de pesquisas hallaron que unos 220 de los acusados fueron condenados por abuso sexual o negociaron acuerdos para reducir sus penas.

Algunos de ellos confesaron sus actos o renunciaron a sus cargos dentro de la congregación que, con 15 millones de miembros, es la más grande entre las protestantes de EEUU. La gran mayoría de los acusados, según la investigación periodística, perteneció a iglesias de Texas y a la fecha existen más de 100 que a pesar de figurar en el registro central de delincuentes sexuales, se mantienen en algún ministerio de la congregación.

Las pesadillas de las víctimas

Muchas de las víctimas enfrentaron el rechazo de sus Iglesias y feligreses y fueron abandonadas a su suerte, mientras que a otras se les pidió perdonar a sus atacantes o que abortaran, como ocurrió a mujeres que habían quedado embarazadas, de acuerdo a los diarios. A su vez, varios de los acusados permanecen aún bajo custodia a la espera de que concluyan sus condenas en cárceles estatales y federales, ubicadas desde California hasta Florida.

La investigación también advierte que al menos 35 pastores y personal administrativo señalados por conductas inadecuadas fueron aceptados luego en iglesias, sin que los líderes de sus congregaciones alertaran a las autoridades. Varios expresidentes y líderes de la Convención Bautista del Sur (SBC, por sus siglas en inglés) fueron criticados por las presuntas víctimas, debido a que ocultaron u obstaculizaron las acusaciones presentadas.

La gran mayoría de las víctimas eran adolescentes que fueron ultrajadas en más de una ocasión, según la investigación, que revela que algunas víctimas tenían tres años de edad y fueron abusadas en las oficinas de los pastores durante las clases dominicales.

La investigación afirma que los pocos adultos que fueron objeto de abuso sexual, entre hombres y mujeres, habían ido a buscar ayuda pastoral. La revelación periodística se da en medio del escándalo que rodea a la iglesia católica estadounidense por la revelación, el año pasado, de casos de abuso sexual a menores de edad, que implican a unos 1.200 curas.

El actual presidente de SBC, J.D. Greear, calificó los abusos descritos en el informe de “pura maldad”. “Estoy devastado por las revelaciones. Las voces en ese artículo deben ser escuchadas como una advertencia de Dios, que reclama arrepentimiento por parte de la Iglesia”, dijo Greer en una declaración difundida en su cuenta de Twitter, y se comprometió a hacer todo lo posible para prevenir situaciones semejantes.

(RD/Agencias)

https://www.periodistadigital.com/religion/america/2019/02/11/religion-iglesia-america-confesiones-700-casos-abusos-sacuden-iglesia-bautista-eeuu-so

Debate público: ENTRE VICTIMAS DE ABUSOS A MENORES…


February 10, 2019

https://www.asociaciondeteologas.org/single-post/2019/02/10/Debate-público?utm_campaign=65a99477-7df8-4aa9-9942-3

Anteriores Entradas antiguas Siguiente Entradas recientes

A %d blogueros les gusta esto: